viernes, 22 de febrero de 2008

HAUNTED GEORGE



Pile O´ Meat de Haunted George es el disco garage punk del año pasado.
Este disco es tan sixties en su primitiva elaboración como cualquier otro de los que se plasmaron con dicha intención, pero posee una reverberante densidad que hace pensar en algo más elaborado que el prototípico soniquete que suele escucharse en grupos afines. Es como una patada al legado del pasado para que circule en la dirección correcta. Los ritmos (escucha la atorrante Buried Alive) se quiebran de forma sicodélica en su mayor parte. Las melodías son voceadas al borde de la ronquera.
En la cara Sui-Side (la A) se expulsan nueve tonadas sin desperdicio, fieras, no dejan ni un minuto de respiro al oyente. Parece que George le ha cogido gusto a la velocidad sin renunciar al ambiente opresivo de su anterior “Panther Howl”. Este es el one-man-band accesible, dentro de los límites que pueda cubrir semejante definición.
En el lado B (lado Homi-Side) encontramos la faceta más experimental que el ex-Necessary Evils puede conjurar. El mal rollo satura las seis composiciones del lado homicida y que algunos llamarán rock por etiquetarlo de alguna forma. Pero Haunted George parece un músico capaz de prescindir de cliclés. El resultado atina a esculpir rancias tonadas modernas: Broken Hearted Gipsy (versión de Johnny Horton) es un baladón country & western ladrado, Torture el lamento de un cenobita, Pit the Death es una típica suite para que zombies sudistas agiten el esqueleto, Swamp Witch revitaliza a los Cramps con pulso y ruido de forma impresionante. Moaning behind the Door es crespuscular, apocalíptica, y Moody River (versión de Gary D. Bruce) cierra el disco con tierno macarrismo. Música sangrienta y apasionada, en fin. Canciones para tiempos finiseculares.
Para mayor alegría, el disco incluye también el CD por la cara (edición limitada a 2000 copias).
Complementando tan enorme disco han salido un par de singles: Haunted George y The Hex Dispensers (Hook or Crook Records, 2007), donde se versionan el uno a los otros con resultado proteínico y otro single compartido donde el tenebroso músico del desierto enturbia una joya llamada “Ron Campbell”, versión de los esquivos Lamps, mientras los ídem hacen lo propio acompañados por otro ex Necessary Evils, el insigne Jimmy Hole, triturando “Gonna Lynch U”. Para finalizar, recomiendo que echéis un vistazo al myspace de Haunted George y buceéis por alguno de sus magníficos blogs. Y si no tenéis bastante echad un vistazo en youtube a los asombrosos vídeos en directo que el propio músico sube con morosidad (y en los que una vez más, aparece Jimmy Hole al bajo, consiguiendo dar por culo al karma hippie).

By Frog2000