domingo, 31 de enero de 2010

Harry Crews - Naked In Garden Hills



Harry Crews - Naked In Garden Hills
(Big Cat, 1990)

1-About The Author
2-Man Hates A Man
3-Distopia
4-You're It
5-Gospel Singer
6-Knockout Artist
7-(She's In A) Bad Mood
8-The Way Out
9-Bring Me Down
10-Car
11-S.O.S
12-Orphans

AQUI

WIKI INFO.


sábado, 23 de enero de 2010

URICH Nº 15

JACKKNIFE - KILL O ZAP 7"



Jackknife - Kill-O-Zap 7"
(Munster Records, 1992)

1-Kill-O-Zap
2-Concept Of Zero
3-Wish You Were Here

BONUS:
Won't Pump Gas from "A Fantasy Band single", (Shrimper, 1994)

AQUI

martes, 19 de enero de 2010

JACKKNIFE - REAL FOLK BLUES (FOR THE BROKE GENERATION)



Jackknife - Real Folk Blues (For The Broke Generation) 10"
(Sympathy For The Record Industry, 1994)

1-Downtown, Southside
2-Out In The Street
3-Little Girl
4-Missin' You Blues
5-You Ain't No Fun
6-Dime Bag Whore
7-Don't Come Around
8-Don't Like Your Rules
9-Two Trains
10-Untitled

AQUI.

--- Texto de la contraportada del disco, traducido.


--- Entrevista.

URICH Nº 12

lunes, 18 de enero de 2010

EL MOCO TECNO



Todavía no sé si será un vinilo recopilatorio como "La Cagarruta Sónica" o "La Legaña Sinfónica" (se agradecería más info), pero Alehop! Discos vuelve a la carga con EL MOCO TECNO. Y el listado de artistas gusta y divierte: Leestones, Rob K, LCDD, Atom Rhumba, Kid&Khan y Guiller Momonje.


ACTUALIZACION: es un disco virtual. Visto en el blog de Olaf.

MUSHITCIANS - SMASHING HEADS OFF INTO THE EMPEDRATED FLOOR OF MALASAÑA COUNTY 7"



MUSHITCIANS - SMASHING HEADS OFF INTO THE EMPEDRATED FLOOR OF MALASAÑA COUNTY 7"
(Beat Generation/ Munster Records, 2003)

1-KNIFE TO DEATH
2-DEATH WORKS OVERTIME IN MADRID
3-HE SUCKED HER STAMP COLLECTION DOWN THE GRAVE SO I KICKED HIM IN THE FACE TWICE
4-INTERVALO 30H = 10 SEG X 30 KWT
5-RECORED ESPIONAGE
6-IN VERITAS LIBERTAS
7-CIBACHROME 156X589

AQUI.

--- Su myspace.

--- Entrevista en el blog de Rafa García Moreno.

--- Entrevista en Superpunk.

--- Entrevista en Simple Social Graces.

URICH Nº 11

domingo, 17 de enero de 2010

ANGRY ANGLES - APPARENT TRANSPARENT 7"



Angry Angles - Apparent-Transparent 7"
(Plastic Idol Records, 2006)

1-Apparent-Transparent
2-You Fell In
3-The 15th

AQUI.

JAY REATARD - TRAPPED HERE 7"



JAY REATARD - TRAPPED HERE 7"
(Matador, 2008)

1-Trapped Here
2-Hiding Hole
3-DOA

AQUI.

REATARDS 7" (SEX LOVIE DOLL RECORDS)



Reatards - Untitled 7"
(Solid Sex Lovie Doll Records, 2002)

1-track 1
2-track 2 (You Stupid Asshole (Angry Samoans)
3-track A
4-track B

AQUI.

sábado, 16 de enero de 2010

URICH Nº 10

THE POOP ALLEY TAPES



The Poop Alley Tapes: A Compilation Of 31 Los Angeles Bands
(Win Records, 1995)

1-1 The Rentals - California
1-2 Benett - Love On The Rocks
1-3 Recess - Study No. 1 For Symphony No. 1
1-4 Josh Haden - Ten Nights
1-5 Jackknife - Teenage Blues
1-6 That Dog - Ridiculous
1-7 Too Much Girl - Fascinating Girls
1-8 Radies Man - Honkie Tonky Woman
1-9 The Strawberry Jams - Kinda Sorta Maybe
1-10 Rump - Alan's Got An Ax To Grind
1-11 Crib - Sty
1-12 Fleabag - Fading Fast
1-13 The Haves - Nevadaesque
1-14 The Neptunas - Hot Custom Long Board
1-15 Bobby & The Magic Pacer - Drinking Dogs
1-16 Waldo And The Dog Faced Boy - Turkey's Lament
1-17 Speculum Fight - Hello There Chicho
1-18 Rod Poole - Excerpt From The Composition "Dark Light Approaching Reason"

CD 1

2-19 Polar Goldie Cats - Reverb Wa Doko
2-20 Geraldine Fibbers - He Stopped Loving Her Today
2-21 Beck - Girl Of My Dreams
2-22 June Blake - Adam In June
2-23 Lowercase - My Shame Your Shame
2-24 Kryptonite Nixon - Whiffle Ball
2-25 Charles Brown Superstar - Solid Gold
2-26 Shady Ladies Of The Mother Lode - Moistened
2-27 Danny Frankel - Rainbow Wig On Haight St.
2-28 Brown Cow - Out?
2-29 Natassya Filippovna - Ungodly Purple Watt
2-30 Vector 3Niner - The Deeply Complexity Of Quotididian Chaos (Let's Vector)
2-31 Slug - Silver Man

CD 2

WIKI INFO.

miércoles, 13 de enero de 2010

THE REATARDS - TEENAGE HATE



The Reatards - Teenage Hate LP
(Goner Records, 1998)

1-I'm So Gone
2-Stacye
3-I Love Living
4-When I Get Mad
5-C'mon Over
6-Out Of My Head Into My Bed
7-You Fucked Up My Dreams
8-It Ain't Me
9-Down In Flames (Dead Boys)
10-Gotta Rock'n'Roll
11-Memphis Blues
12-Quite All Right
13-Fashion Victim
14-Old News Baby
15-Not Good Enough For You
16-Ollie Vee
17-Not Your Man
18-I Can Live Without You

AQUI.

R.I.P. Jay Reatard.

JAY REATARD HA MUERTO.



AYER. EMPEZAMOS MAL EL AÑO.

Info sobre el músico en la Wiki (con bastantes enlaces).

PODER FREAK



En la mediateca de RTVE se puede escuchar la entrevista que ofreció Jaime Gonzalo en "La Carnicería Sonora" (Radio-3) a propósito de su flamante nuevo libro "Poder Freak. Una Crónica de la Contracultura (vol. 1)". Aderezado con música de Eddie Cochran, Blue Öyster Cult... para no perdérselo.

JACKKNIFE AS LIVE AS IT GETS!



JACKKNIFE - AS LIVE AS IT GETS!
Live Tuesday, March, 1993, KSPC 88.7 PM

1-COME ON!
2-SHAKIN PUPPY SHAKE
3-OUT IN THE STREET
4-I WAS SIXTEEN
5-ALL NITE LONG
6-HOUNDDOGGIN´
7-MIDGET STOMP
8-BLACK SHEEP/ SUPER SANDRA TALKS
9-PAWN SHOP STORY
10-HE DON´T LOVE
11-BACKSIDE

Thanks to Mr. MCKINLEY RICHARDS.

AQUI.

URICH Nº 8

martes, 12 de enero de 2010

URICH Nº 6/7



URICH NUMERO 6/7
(Noviembre-Diciembre, 1986, Madrid)

AQUI.


--- NUMERO 1
--- NUMERO 2
--- NUMERO 3
--- NUMERO 4
--- NUMERO 5

TODOS LOS SPIDERMANES DEL MAÑANA



Se acabó el Spider-Man de Sam Raimi y Toby Maguire. Al igual que en los cómics de Marvel, toca hacer nueva versión del origen, que si no el espectador puede perderse en la "complicada" y "abundante" red de personajes de las tres películas rodadas por el director de "Posesión Infernal". Menos mal que ya sabemos cómo van a ser los futuros spidermanes gracias, cómo no, al Focoro.

lunes, 11 de enero de 2010

ENTREVISTA A LOS HERMANOS HERNANDEZ (5º PARTE).

ENTREVISTA A LOS HERMANOS HERNANDEZ.
(5º parte. Traducida del Comics Journal 126 (1988/89) por Frog2000). 1º PARTE, 2º PARTE, 3º PARTE, 4º PARTE.

Fiore: Como comentabas antes, al principio tenías un gran repertorio de personajes. ¿Has tratado desde entonces de ampliarlo de una forma deliberada?

Jaime: Umm. Han ido evolucionando según los iba improvisando. Lo que ocurrió es que si necesitaba a un nuevo personaje, me lo inventaba. A veces utilizo personajes que había creado hace tiempo y entonces llega el momento de utilizarlos en la historia. Personajes como Tex, el nuevo colega de Hopey, me vinieron solos a la mente. Quería que Hopey se juntase con un completo extraño, que se encontrase perdida por ahí, y entonces me inventé a ese personaje.

Fiore: En las primeras historias, cuando trabajaba como mecánica, Maggie tiene una forma de ser muy particular, algo que ha sido capaz de demostrar en cualquiera de las relaciones que ha llegado a tener. ¿Dirías que eso es un rasgo de su carácter que ha desaparecido?

Jaime: Claro. Es como si ella no fuese feliz siendo lo que era, con esa forma de ser.
Fiore: ¿Era un recurso que te permitía avanzar más allá de la historia de “Mechanics”?

Jaime: Descubrí cosas mejores que hacer con Maggie.

Groth: Parece extraño que renunciara a algo en lo que era tan buena para irse a trabajar a una hamburguesería, que es lo que terminó ocurriendo.

Jaime: Bueno, Maggie es lo bastante insegura como para renunciar a todo eso para poder deshacerse de los malos recuerdos. En realidad, en esa época ella estaba intentando olvidarse de todo. Estaba más enloquecida que otra cosa. Se avergonzaba de lo tonta que había sido. Por eso es por lo que trata de olvidarse de todo, no sólo de Race. En “Death of Speedy” ella decía: “no quiero volver a ver a Rand Race nunca más, tampoco quiero estar enamorada de ti [a Speedy] nunca más”. En realidad está fatal, se ha hartado de sí misma y no puede olvidarse de ellos.

Fiore: La última vez que trajiste de regreso a Penny Century parecía como si su fantástica vida estuvise haciéndose más loca.

Jaime: Penny es como un Race en femenino, pero utilizarla es muy divertido porque me gusta mucho dibujarla. [Se ríe.] Siempre me gustó más que Race, porque era menos íntegra, más enloquecida. Supongo que me encanta retorcer a la gente perfecta. Penny es una cosita imperfecta y me gusta hacer el amor con ella.
Groth: Este podría ser un buen momento para hablar sobre algo que te critican bastante en cuanto a que tus personajes femeninos son muy reales y tridimensionales y tus personajes masculinos son bastante planos.

Jaime: Estoy trabajando en ello. [Se ríe.] Había muchas cosas que tenía que decir sobre las mujeres antes de ponerme a hacerlo con los hombres. Por eso transcurrió tanto tiempo hasta que los hombres empezaron a aparecer en la serie.

Groth: ¿Crees que eres mucho mejor describiendo a los personajes femeninos? Porque obviamente Rand es un cliché.

Jaime: No, también me lo paso bien con ellos. Como ya he dicho, en los primeros quince números no aparecían hombres. Ellas son las que me arrastraban, y a ellos ni los tocaba. Me lo estaba pasando muy bien. Y mientras siga pasándomelo bien, haré personajes masculinos porque hay mucho de mí que no he podido incluir en mis personajes femeninos.

Fiore: Hay uno o dos personajes masculinos que parecen muy reales, por ejemplo Doyle.

Jaime: Doyle y Ray.

Fiore: Para mí, Ray no lo es tanto. El otro que me parece que tiene más trasfondo es Litos.

Jaime: Lleva por ahí desde el primer número, al igual que Speedy, pero no pude darle una personalidad hasta el arco de “La Muerte de Speedy”. Se parece mucho a mi mejor amigo, un chico que está verdaderamente frustrado y que quiere alejarse de todo. Pero no sabe cómo hacerlo, a dónde dirigirse o con quién.

Groth: ¿Vas a hacer más historias que se centren en personajes masculinos?

Jaime: Sí, claro. De hecho, en este número [el 28] tengo un par de historias de Ray junto a Doyle. Y me estoy divirtiendo mucho, porque estoy haciendo cosas que no podría haber hecho con las chicas.
Groth: ¿Tiene sentido el hecho de que te guste más dibujar chicas?

Jaime: [Riendo]. Me encanta dibujarlas. De todas ellas, la que más me gusta dibujar es a Maggie. En cuanto hice que engordara fue perfecto. Fui un cien por cien más feliz. Estaba destinada a ser gorda.

Fiore: ¿Crees que antes había algo en el personaje que no encajaba?

Jaime: No, no lo había pensado hasta que empecé a hacerla más gorda. Entonces me dije: lo logré, así está mucho mejor, es mucho más realista. Simplemente adquirió una personalidad mayor que la que tenía antes. Pero en los primeros números no era capaz de verlo.

Groth: Y ahora has estado arrastrando a Maggie a través de la mierda durante unos diez números…

Jaime: Por eso le di un final feliz al número 27. En un principio la historia trataba de que iba a dejar a Ray para irse a buscar a Hopey, pero pensé “no, no”. Me obligué a que volviese con Ray y así las cosas se quedaron algo relajadas durante un número o dos.
Fiore: Cuando vuelva Hopey, ¿cambiará la relación que tiene con Maggie?

Jaime: Bueno, no será igual. Ocurre muy parecido a como sería en la vida real, porque aunque intentase hacer que fuese igual, para mí no lo sería.

Fiore: ¿Ha cambiado Hopey de alguna forma por culpa del viaje que ha hecho mientras atravesaba el país?

Jaime: Se ha dulcificado un poco. Quiero decir, aún no he tratado con las consecuencias, aunque las tengo en mente.

Fiore: ¿En qué sentido crees que se ha suavizado?

Jaime: En el sentido de que pasa de todo. Se parece un poco a que ambas, tanto Maggie como Hopey, se han convertido en antiguas punks, pero todavía no lo saben. Todavía se piensan que molan, pero dejaron de hacerlo hace un par de años.

Fiore: ¿Así que vas a empezar a poner más énfasis en la gente que no son punks?

Jaime: Sí. El rollo punk se va a quedar más en un segundo plano, porque en los siguientes números quiero concentrarme más en mi educación mejicana.

Fiore: Para mí nunca me resultó algo tan próximo, pero cuando estuve viviendo en Hollywood tenía la impresión de que había aspectos muy feos en la vida de los punks que no he podido ver en tus historias de “Locas”, y me pregunto si existía alguna diferencia entre Hollywood y Oxnard…

Jaime: Claro, es algo fundamental. Hay muchas cosas que no conozco sobre los punks de Hollywood que viven en hoteles abandonados. Así es como vivían ellos todo el tiempo. Bien, yo regresaba a casa cada noche. O si me quedaba a dormir en algún sitio, volvía a casa al día siguiente. La vida de ellos no la conozco demasiado, así que no profundicé tanto. En la historia donde Hopey se queda a vivir en la calle ocurre porque está sufriendo una etapa miserable, porque hubo una vez en la que tenía a toda esa gente que la estaba apoyando: si no eran sus padres, eran sus amigos. Ella se pensaba que podía arreglárselas sola, pero en ese momento se da cuenta de lo que la está pasando realmente.

Fiore: Cuando estuviste envuelto en la escena punk-rock, ¿hasta dónde llegaste con la idea de “No hay futuro”, con el nihilismo?, supongo que se podría llamar así.

Jaime: Para mí era bastante divertido. Salía y me emborrachaba y escuchaba a las bandas y bailaba y me reunía con toda esa gente alocada. Todo era diversión. Y había futuro, porque de hecho, yo estaba haciendo algunas cosas.
Fiore: Entiendo que el punk de Inglaterra fue una reacción de la gente joven por culpa de la vida que tenían, porque no había trabajo para ellos y nunca iban a tener ninguno excepto el del tipo más humilde, y toda la perspectiva de futuro que tenían era la de toda una vida en el paro…

Jaime: Aquí en L.A. muchos sólo eran aburridos chicos ricos. Era más una cuestión de salir del aburrimiento que de la pobreza. Simplemente querían tener algo que hacer.

Gilbert: Porque los chicos pobres escuchaban música disco. A todas horas.

Jaime: Ahora escuchan rap.
Fiore: De alguna forma, tengo la impresión de que Love & Rockets va sobre qué haces después de haber sido punk; Gilbert se ha remontado a sus raíces y Jaime está explorando ese colectivo-que-no-quiere-serlo que surgió del punk.

Jaime: Tan solo hablo sobre lo que conozco.

Gilbert: Está representando lo que ocurrió después del punk, porque muchas personas engrosaron directamente el mainstream y obviamente Maggie y Hopey no lo han hecho, y por eso son una especie de perdedoras.

Jaime: Claro, ellas ya no están al día. Todo lo que piensan que son, ya no lo son.

Fiore: ¿Va a haber algún tipo de colisión entre lo que es su vida actual y la realidad?

Jaime: No lo sé. Sigo dándole vueltas. Porque quiero mostrar la visión que otra gente tiene de ellas, la así llamada gente “que está en la onda”, que las observa y dice, “oh, punkies, qué antiguo”. Todavía no sé que haré. Por eso mi trabajo discurre más lento que el de Gilbert. Tan solo estoy aprendiendo. Sé lo que estoy haciendo, estoy dibujando cómics, y no todo el mundo puede dibujarlos. Pero que me aspen si sé lo que le va a pasar a Hopey, porque ya he visto a gente como ella, pero nunca he visto lo que pasa después en la vida de ninguno de ellos.

Fiore: Al principio hablabas sobre que querías “soltarte, enloquecer, llegar a una meta”. ¿Has hecho ya algo parecido?

Jaime: No, desde el segundo número, donde sí que fui improvisando sin importarme nada más hasta casi el final, cuando tuve que terminarlo cuanto antes.

Groth: Te refieres a las historia de cuarenta páginas de “Mechanics”.

Jaime: “100 Rooms” también la hice de una forma parecida, pero sin tanta improvisación como en aquellos primeros números, en donde el guión no tenía tanta importancia. Dibujé la historia viñeta a viñeta.

Groth: ¿Lo atribuyes al vigor juvenil?

Jaime: Por una parte ese podría ser uno de los motivos, y por otra creo que simplemente no sabía lo que estaba haciendo.

Groth: ¿Crees que podrías regresar a esa forma de trabajar?

Jaime: Estoy adentrándome en esa forma de pensar, intentando relajarme un poco más. “Izzy en Mexico” la hice de forma un poco más suelta, más loca, como si fuese una comedia “screwball”.
Fiore: Gilbert está haciendo algo parecido.

Jaime: Gilbert tiene un estilo muy suelto. Hemos alcanzado un estilo que no está mal y que nos gusta que sea equilibrado. No es algo tan grave y serio como para que no nos divirtamos. [Al principio] nos lo pasábamos bien haciendo la serie, pero no nos proporcionaba tanta diversión. Me lo pasé bastante bien con aquella historia de Maggie y Vicki, la de “Polar Bears”. Estoy tratando de relajarme y no parecer tan serio y hermético. “Izzy in Mexico” se va a parecer bastante a “How to kill a…” En esa historia aparecían algunos elementos extraños. Pero lo sobrenatural es algo natural en el contexto mejicano, con sus supersticiones, su religión, fantasmas y todo lo demás. Estoy planeando hacer algunas cosas chocantes con todos esos elementos.

Groth: En los primeros diez o quince números de Love & Rockets, cuando aparecían Maggie y Hopey y el resto de personajes se respiraba cierta sensación de frivolidad, sus acciones y comportamiento tenían muy pocas consecuencias, así que podían ir dando bandazos por la vida. Y me parece que estaba tratado desde una especie de óptica juvenil. Ahora, durante casi la última docena de números has enfocado la serie desde una perspectiva más oscura, y sus actos sí que tienen consecuencias. Se puede ver muy bien en “La Muerte de Speedy”. ¿Crees que esto ocurre porque has madurado y quieres afrontar ciertas consecuencias?

Jaime: En realidad los que han crecido son los personajes y tienen que encarar ese tipo de situaciones.
Groth: ¿Pero es una estrategia deliberada por tu parte?

Jaime: No, es una forma de hacerlos evolucionar. Y eso es porque, de nuevo, quería hacer las cosas de forma más relajada. Aunque sea demasiado tarde para algunos de los personajes, podré aplicarlo a los más nuevos.

Groth: Quiero volver sobre uno de los temas que me interesan, que es el de que te divierta dibujar a las chicas. ¿Existe algún conflicto entre los valores narrativos y tus propias preferencias a la hora de dibujar lo que quieres? Dicho de otra forma, ¿tienes que esforzarte a la hora de dibujar hombres, tienes que forzarte a dibujar historias que traten sobre hombres en vez de sobre chicas?

Jaime: No, eso ya lo superé en el Instituto. En el Instituto tan sólo dibujaba mujeres. No quería dibujar nada más. Supongo que por eso es por lo que al principio terminé con tantos personajes femeninos entre manos, porque había creado muchísimos. Muy raramente dibujaba hombres. Race fue el único macho que dibujé durante años. De cualquier forma, el único macho normal.

Groth: ¿Y actualmente crees que ya no es así?

Jaime: No, pero te aseguro que me encanta hacer esas viñetas con Maggie o con Danita… o con Terry. Dibujar a Terry también me parece muy divertido. Supongo que es porque es la única que sigue siendo delgadita.

Groth: Bueno, Hopey también es delgadita.

Jaime: Correcto. Pero Hopey no muestra su cuerpo como lo hace Terry.
Fiore: En los casi primeros dieciséis números, la relación sexual entre Maggie y Hopey se muestra de forma ambigua, o como mínimo no la muestras de una forma demasiado explícita. Siempre me ha parecido que tenían más una relación de amistad que de otra cosa. Entonces llegó un momento, supongo, en el que decidiste ser más explícito. ¿Es algo que tuvieses que reflexionar mucho?

Jaime: Lo hice cuando me di cuenta de que para la gente era algo muy misterioso. “¿Lo son o no lo son?”, “No, no lo son”, “Bueno, quizá sí lo sean”, “Vamos, dínoslo”. No pretendía hacer que fuese un gran misterio. Creo que es algo que tiene que tratarse con naturalidad.

Fiore: Creo que en cierta forma ésa es la diferencia entre ser serio y quitarle peso a las cosas. Si no lo vas a tratar de forma seria, entonces bien podrías enfocarlo desde un ángulo misterioso por siempre jamás.

Jaime: Desvelé su verdadera relación porque quería ser honesto. Quería enseñar que para ellas es algo natural, así que para el lector también debería ser algo natural.

Fiore: Creo que si de una forma u otra hubieses sido más explícito antes de enseñar cómo son las cosas finalmente, habría
 resultado menos interesante, porque no podríamos haber visto toda esa ambigüedad previa. Pero incluso cuando has mostrado las cosas de forma más explícita éstas han seguido siendo bastante ambiguas.
Jaime: Es lo que intentaba hacer.

Groth: Ese el tipo de estrategia que sueles usar a lo largo de toda la serie. Las cosas se desentrañan lentamente, gradualmente, van insinuándose. Entonces cuando volvemos diez números atrás nos damos cuenta de que aquello a lo que te referías en el último número ya se había mencionado con anterioridad. ¿Recuerdas aquella reseña que escribí antes de que publicásemos Love & Rockets número 1, en donde hablaba sobre el tema de la bisexualidad? En la primera historia ya parecía que 
la sexualidad abierta de los personajes estaba bastante presente. 

Jaime: Yo ni lo comenté, pero me imaginaba que la gente se daría cuenta.

Groth: Tengo curiosidad por saber cuál es tu punto de vista sobre la sexualidad. Obviamente, los personajes son bastante abiertos en ese sentido. ¿Cómo llegaste a tener dicha perspectiva? Obviamente no tienes un punto de vista conservador sobre el tema…

Jaime: Quizá sí que lo sea en mi vida personal. Tengo la mente abierta, donde todo es posible. Me imagino, bueno, que ellas son amantes. Hay muchas mujeres que son amantes en este mundo. Así que no me parecía algo tan chocante. Esa es otra de las cosas que provienen de mi pasado punk, la de que todo es posible.

Fiore: Cuando antes charlábamos sobre la ambivalencia me refería a que existe una diferencia entre la amistad y el amor, e incluso siendo amantes su relación tiene más rasgos de amistad que de otra cosa.
Groth: Lo que creo es que en esa afortunada combinación entre ambos, entre el amor y la amistad, existe una especie de ambiguo límite entre ambas. Has mencionado que puedes ser más conservador en tu vida personal que lo que lo son tus personajes…

Jaime: Bueno, lo que quiero decir es que mi vida personal no tiene nada que ver con lo que enseño en la serie, más allá del asunto del sexo. Trato con “permisividad” a cualquiera. Mi vida es personal. No está reflejada en la serie.

Groth: ¿Sientes la necesidad de incluir tus propios valores en el contenido de las historias? Dicho de otra forma, ¿emites juicios morales a través de tus personajes?

Jaime: Por supuesto. Creo que tenemos cierta responsabilidad sobre algunos temas. Por ejemplo, como tengo a un personaje que es adicto a las drogas, a otro que no lo es y a otro que lucha contra ellas tendré que ser honesto. La mitad de mis personajes han usado o siguen usando las drogas. Hopey y Maggie tomaron drogas cuando eran más jóvenes, como lo haría cualquier drogadicto. No sé lo que les pueden hacer las drogas porque yo nunca las he tomado. Ellas las usaron y las drogas me parecen algo negativo, ¿de acuerdo? Así que no intento enseñarle a nadie que tomar drogas es algo que está bien. Intento mostrar los dos puntos de vista.

Fiore: Obviamente Izzy ha tomado un montón de peyote.

Jaime: Oh, claro.
Groth: ¿Piensas que en Love & Rockets el sexo se retrata de una forma frívola?

Jaime: Bueno, en la vida real el sexo lo inunda todo. Es algo de lo que la gente (o por lo menos la gente que yo conozco) habla de forma libre y abierta. Y eso es otra cosa que aprendí que le gusta a las chicas cuando nos convertimos en amigos, cuando realmente empecé a hablar con ellas y descubrí que eran seres humanos de verdad. Muchas chicas punk con las que estuve podían hablar de cualquier cosa. Sexo, de cualquier cosa. Y me gustaba que fuesen tan abiertas. Así que nunca he tenido nada que esconderme a la hora de hablar de ese tema.

Groth: ¿Piensas que tu trabajo muestra un punto de vista permisivo en cuanto al sexo?

Jaime: Seguro. Intento retratar el sexo tal y como es. La gente habla sobre ello. La gente lo practica. La gente tiene sus propias pequeñas maneras de practicarlo o de no practicarlo. Trato de incluirlo todo. Y lo muestro de muchas formas porque sé que sobre esto no existen límites. La gente traspasa cualquier límite. Nada me sorprende más que cuando escucho una nueva historia en las noticias sobre un tío o una tía que han hecho algo determinado. De ahí mi caracterización de Hopey como bisexual o lesbiana o lo que quiera que sea ella.

Groth: ¿Qué intentas decir…?

Fiore: Podrías llegar a ganar mucho dinero apostando a que Hopey ha estado en la cama con un hombre en Love & Rockets, porque mucha gente no se acordaría de esa viñeta de la primera historia de “Mechanics”. ¿Has pensado que pudo haber sido un descuido o un error?

Jaime: No, no. No había dibujado dicha viñeta con la intención de demostrar que ellos dos habían practicado sexo. Era la que estaba con Zero, el batería de la banda.

Groth: Era algo ambigua, ¿no crees?

Jaime: No habrá forma de que me creas, pero cuando la estaba dibujando me imaginé a Zero con morados en la cara, con contusiones. Le habían dado una paliza y se marchó corriendo hasta la casa, preguntando si podía pasar la noche allí porque había unos tíos ahí fuera que querían matarlo. En la viñeta no aparece lo que tú comentas, no era esa la intención.

Groth: ¿Entonces habrá situaciones similares en las que tú conocerás algo que no conoce nadie más (hasta el momento en que puedan leerse en esta entrevista)?

Jaime: Sí, podría pasar más veces. Todo depende de la historia que quiera contar.

Groth: Pero no te obsesiona atar todos esos cabos sueltos.
Jaime: Es algo que puedo dejar de lado hasta que me apetezca retomarlo. Esa es mi forma de trabajar. Dejo bastantes cosas en el aire, así que puedo retomarlas o dejarlas tal y como están.

Groth: Me parece increíble que puedas guardarte todo eso en la cabeza. La serie está increíblemente bien estructurada. Me refiero a que lo que se cuenta en un número podría ser retomado diez números después. Probablemente será objeto de numerosas tesis doctorales.

Jaime: Hay veces que vuelvo hacia atrás y miro los números antiguos y tropiezo con cosas que se me habían olvidado. “Hey, ya me acuerdo de esto. Bien, voy a hacer algo con ello”. Y tienes la sensación de que es un cambio temporal. Hace que te encuentres más cómodo en cuanto a lo que conoces sobre los personajes.

Groth: Antes nos decías que no podrías imaginarte a Hopey como alguien adulto. Supongo que uno de los cambios que tendrás que afrontar en algún momento será cuando empieces a articular a tus personajes como personas adultas.

Fiore: ¿Cuánto han crecido desde el primer número?

Jaime: Tan sólo tres años. Eso me está jodiendo un poco, porque cuando hago "flashbacks", los personajes nunca se encuentran en la escala de tiempo correcta. Está siendo un engorro. En realidad, técnicamente los nuevos números tienen lugar durante 1984.

Groth: Cuando tus personajes encaren el hecho de ser adultos me parece que tú también vas a cambiar un poco, porque esa es la época en la que muchos afrontamos bastantes decisiones a las que no teníamos que enfrentarnos cuando teníamos, ya sabes, menos de 21 años.

Jaime: Pero ya sé donde me encuentro ahora y sé cuál es mi forma de ver la vida. No me veo cambiando más. Voy a ser tal y como soy ahora durante mucho tiempo. O puede que cambie, no lo sé. Pero ahora todo lo que sé es que soy tal como me ves. Ya he llegado hasta aquí.

Groth: ¿Tienes la intención de retratar la vida y la muerte de tus personajes?

Jaime: Me encantaría poder verlo.

Groth: Así que es algo que has considerado para el futuro.

Jaime: Claro. Pero no es uno cercano. Todavía quiero continuar con Maggie.
LA MECANICA DE “MECHANICS”

Groth: Me he acordado de algo que te quería preguntar, me gustaría seguir explorando tu casi insondable forma de trabajar. Dime si tengo razón y por favor, extiéndete todo lo que quieras sobre ello. Cuando te traes las páginas tienes las tres primeras completamente terminadas, las dos últimas a medio acabar, una miscelánea de viñetas entre las páginas del comienzo y casi hasta el final medio terminadas; algunas viñetas entintadas, otras que no lo están del todo. ¿Puedes explicar por qué trabajas de esa forma?

Jaime: Así mantengo el interés en lo que hago. Siempre lo hemos hecho de esa forma.

Groth: ¿Y puedes explicarnos el proceso?

Jaime: Bueno, ahora hago las cosas de forma mucho más estricta. En realidad no trabajo a partir de un guión completo de toda la historia, pero sí que tengo algunas escenas muy estudiadas. Puede que dibuje una escena suelta concreta en un momento determinado. Es la forma de conocer nuestro universo, de conocer a nuestros personajes. Me ocurre igual cuando voy a hacer una historia: “bueno, sé que puedo saltar de aquí hasta allí, porque me interesa muy poco hacer esta página que está por la mitad”. Algunas veces trabajo de esa forma porque ya me he aburrido de una página. “Ahora no me apetece dibujar esta y si me obligo a hacerlo, me llevará demasiado tiempo y no quiero perderlo, así que por qué no voy a hacer eso de más allá”. En otras ocasiones quiero hacer una viñeta de Maggie porque está vestida de una forma determinada y me apetece dibujarla.

Groth: Y entonces, si recuerdo bien, puede que haya viñetas en las que ni tú mismo sepas lo que va a pasar en ellas. Y esto puede ocurrirte a mitad de una historia que se encuentra a medio terminar.

Jaime: Supongo que el mejor ejemplo de lo que dices son las cuarenta páginas de “Mechanics”. Tenías que haberlas visto en su etapa intermedia. Eran un desastre. Tuve miedo de que odiases la historia, que pensaras “¿Qué mierda es esta?”. Pensé que la había cagado.
Groth: Recuerdo dos casos que demuestran muy bien tu talento a la hora de construir las historias de una forma estructurada. Uno es la primerísima historia de “Mechanics” que os autoeditásteis (la que luego publicamos nosotros) y en la que insertaste páginas sin romper el ritmo de la historia.

Jaime: Fueron dos páginas nada más.

Groth: Y luego, por supuesto, tenemos “100 Rooms”, donde añadiste seis páginas de viñetas intercaladas para la reedición de la historia en el segundo recopilatorio.

Jaime: No era tan difícil.

Fiore: Cuando dejas viñetas en blanco se crea una especie de ritmo musical, y aunque sabes cuándo se supone que debes imprimir más ritmo aquí o allá sigues sin saber qué tipo de ritmo vas a utilizar.

Jaime: Tienes razón
. Sé que para contar cierta parte de la historia necesitaré una página, pero no sé qué es lo que voy a contar en ella. Así que la dejo en blanco. Y ahora sigo haciéndolo de igual forma. Y Gilbert también lo hace de esa forma. Son como compases. Sé que hay muchos compases que voy a necesitar para algunas cosas, pero no sé cuáles son.

Groth: Así que normalmente sabes qué es lo que va a pasar en una página incluso teniendo unas cuántas viñetas en blanco.

Jaime: Y si no, la relleno con basura. [Se ríe.] Pero creo que el trabajar de esa forma no degrada la historia. De hecho, incluso hace que este trabajo sea más divertido.

Fiore: ¿Trabajáis Gilbert y tú de esta forma cuando él hace una viñeta en una de tus historias o tú la haces en una de las de él?

Jaime: Efectivamente. El me dice: "pon algo por aquí, porque esta escena ya casi está terminada." Y en vez de dibujar un edificio a lo lejos y poner el texto de “A la mañana siguiente…”, cogemos y vamos rellenando los espacios en blanco de esa forma.

Groth: Una de las cosas que se te dan muy bien son las escenas de charla banal. Puede que incluso en una historia como “Hey, Hopey”, que está completamente rellena de pequeñas conversaciones banales, te salga muy bien. Pero cuando terminas de leerla te das cuenta de que tiene un significado. Al final, de una forma extraña, el lector se verá recompensado.

Jaime: Cuando hago toda esa charla banal intento finalizar con alguna cosa que le resulte útil al lector. No con algo moralista o con mensaje, sino con algo en plan “lo que hagas a los demás te lo harán a ti”. Si los personajes empiezan hablando sobre algo y se salen por la tangente, quizá vuelvan otra vez sobre el tema inicial.
Groth: ¿Qué es lo que te hizo pensar que podías incluir ese tipo de cosas en la narración?

Jaime: Lo empecé a pensar cuando a la gente empezó a gustarle que lo hiciese.

Groth: No, no, no. Tuviste que hacerlo antes de que le gustase a la gente.

Jaime: Bueno, como decía antes, cuando empezamos con el cómic hacía las cosas sin saber si le iban a gustar a alguien. No sabía si a ti te gustaría el primer número. Pensábamos que lo mandarías a la mierda. En cuanto lo terminamos nos dijiste: “Me encanta”. Y yo me quedé en plan: “Oh, bien, se debe a la forma en que está hecho”. Intenté contar una buena historia, pero todavía no sabía si mi narrativa era lo suficientemente buena hasta que empecé a recibir cartas… y la oferta de publicarnos. Gilbert me contó una vez que a veces se preguntaba: “¿Por qué escribe Jaime de esa forma?, ¿le gustará a la gente lo que hace? ¿le dejarán hacer las cosas tal y como él quiere? Por eso, al principio hicimos “BEM” y “Radio Zero”, porque él se pensaba que la gente no estaba lista para “Heartbreak Soup”. “Heartbreak Soup” estaba planeado desde el primer número, o incluso desde antes. Y él pensaba que nadie iba a comprárselo, o que nadie le dejaría terminar la historia [risas], hasta que empezaron a llegar críticas positivas y se dio cuenta de que a la gente “le gusta nuestras cosas”. Me gustaban tanto “BEM” como “Radio Zero”, pero te aseguro que “Heartbreak Soup” es lo que Gilbert quería hacer desde un principio.

Groth: ¿Qué es lo que te dio la idea de narrar la historia de "Mechanics" como si fuese una carta?

Jaime: Quería que Maggie estuviese leyéndola en la historia, porque yo tenía un vocabulario muy limitado y no podía hacer la historia a base de bocadillos de texto. Al principio escribía historias de una sola página, y en cada una relataba un día completo sin poner la fecha. Luego recogí esas páginas y las puse todas juntas. Me dije: “esta viene antes de esta, espera, necesito una página entre esta y esa otra”. Todo lo que necesitaba era un escenario (Maggie arreglando un cohete espacial en la jungla). Me di cuenta de que debería pasar un espacio de tiempo bastante más largo entre una escena y otra. Entonces fue cuando añadí dos páginas más. Durante un tiempo no me salía dibujar la primera página. Entonces vi que ya había hecho toda la historia y sentí que era responsable de que la misma adquiriese algún sentido. Cuando la acabé, pensé: “Oh, Dios, espero que le guste [a Gary]”.

Fiore: En los últimos números, donde Hopey y su grupo se van de gira, ¿tuviste algún problema cuando tuviste que imaginarte el tipo de carta que escribiría Hopey?

Jaime: Bueno, Gilbert me ayudó a hacerlo. “¿Por qué no haces que las cartas de Hopey no tengan demasiado sentido, ya que es alguien que no sabe escribir bien del todo?”. Todas sus palabras son un revoltijo, pero ella espera que se la entienda. Y funcionó. Lo que hice fue desechar una historia que ya había utilizado como recurso en “Mechanics”, porque esta vez iba a utilizarla en las cartas que envía Hopey. Al principio la historia contaba lo que estaban haciendo tanto ella como el grupo y hablaba sobre cómo se habían separado porque se odiaban entre ellos, e iba narrando el día a día. Solo era una historia de cuatro páginas, pero no funcionaba bien y era demasiado lenta. La deseché y empecé la historia en el momento en el que el grupo ya se había separado y Hopey y Tex se quedaban tirados en la calle. Quería llegar a esa escena cuanto antes, así que eliminé toda la parte de la carta.
Groth: ¿Cuánto material sueles desechar?

Jaime: A veces unas cuántas páginas. Bueno, nunca acabo un guión de la forma en que lo había empezado. Y algunas veces vuelvo al principio después de llevar a cabo ocho cambios diferentes.

Groth: ¿Revisas mucho cada historia individual?

Jaime: Muchas historias terminan convirtiéndose en algo diferente. Debería decir que el 99 por ciento del material termina siendo algo diferente. Ya sabes que suelo saltar aquí y allá y que dibujo parte de una página y luego hago otra (es algo que impide que me aburra). Me gusta quedarme tan sorprendido como el lector. La historia no estará acabada hasta que entinte la última viñeta.

Groth: ¿Te afecta o se pueden ver influencias del trabajo de Gilbert en el tuyo?

Jaime: Oh, por supuesto.

Groth: ¿De qué tipo?

Jaime: Pienso que él es mucho mejor que yo.

Groth: ¿Pero de qué forma crees que es mejor?

Jaime: Es más imaginativo y creo que es mejor escritor. Siempre lo ha sido.

Groth: Crees que es mejor porque piensas que él profundiza más en sus personajes.

Jaime: No, es mejor gracias a las ideas que tiene, es mejor a la hora de escribir las historias. Creo que mi material es un poco bobo si se compara con el suyo. Me siento afortunado cuando tengo una idea que me sorprende. En raras ocasiones me quedo deslumbrado con mi material (hasta que está acabado y se publica), luego pienso “Wow, ¿yo he hecho eso?”. Es algo que siempre me parece gracioso. Pero otras veces pienso, "¿Por qué habré hecho eso? Es muy aburrido. Nadie querrá leerlo, nadie querrá ver esto. Por qué no me quedaré quieto sin hacer nada.” A veces me resulta bastante duro saber que la he fastidiado.

Fiore: ¿Qué efecto te provoca toda la adulación que ha generado la serie?

Jaime: Me ayuda mucho.

Fiore: ¿No hace que te sientas más inseguro?

Jaime: Sigo manteniendo la inocencia. La mantengo porque aunque la serie guste o no guste, yo sigo pensando: “bueno, seguiré con la serie, seguiré con ella y, chico, va a ser algo bárbaro. Voy a demostrarlo”. Cada vez que hago la serie tengo esa sensación en plan: “tengo algo que quiero enseñar”, incluso a compañeros o a tíos que creo que son mejores que yo, voy a demostrárselo porque ellos no están haciendo lo mismo que yo. Es como volver a aquella vieja mentalidad punk de “voy a hacer esto tanto si quieres como si no”.
Groth: Recuerdo cuando nos llegaba todo el correo de odio acerca de que Maggie estaba ganando bastante peso y me acuerdo de tu reacción. Fue bastante virulenta. Decías que ella iba a engordar y que aunque produjese una reacción aún más violenta, se iba a quedar así...

Jaime: Claro.

Groth: …quizá lo que hizo que recibieras durante tanto tiempo esas cartas fue que, por lo menos, las prestabas atención.

Jaime: Me siguen llegando. Son de aquellos que dejaron el cómic por esa razón (y en realidad no creo que necesite a ese tipo de lectores.)
Fiore: ¿Tienes lectores que piensan en los personajes como si fuesen algo de su propiedad?

Jaime: De vez en cuando recibo cartas de gente que me comenta que alguno de los protagonistas se ha salido de personaje. Me dicen; “debería estar haciendo esto, y no hay más que hablar”. “Oh, está mal, me parece que Hopey está fuera de personaje”. A muchas mujeres les parece que Hopey estuvo fuera de personaje cuando llevó las ligas en la última viñeta de aquella historia con Penny. [Se ríe.] Les parecía que no tenía que ver mucho con el personaje. Y yo me dije “Tiene mucho que ver, seguro”. Cuando alguien me comenta algo parecido, Gilbert me dice: “eso tan solo demuestra que Hopey tiene más sentido del humor que alguno de sus lectores”. Esa es la línea que ella es capaz de cruzar. Lo hace como si fuese una broma. Me gustó mucho dibujar esa historia.

Groth: ¿Qué te parecen las críticas de Crumb hacia tu trabajo (que le parece demasiado bonito)?

Jaime: No estoy de acuerdo, pero puedo ver por qué lo dice.

Fiore: Creo que sobre todo se basan en los diez primeros números.

Jaime: Bueno, seguro que ahora tampoco le gustará lo que hago. No lo sé. Crumb es Crumb.

Groth: ¿Te molesta?

Jaime: Bueno, durante un tiempo me llegó a molestar bastante, y más viniendo de alguien a quien admiro mucho. Por eso me resulta duro cuando pasa algo así. Te incomoda mucho y piensas “Dios, ¿cómo puede decir eso?, a mí me gusta lo que hace él”. [Se ríe.] Más tarde sentí que, bueno, así es él. Tiene una visión sobre las mujeres diferente a la mía. [Se ríe.] Así lo veo. Yo pienso lo que pienso sobre las mujeres y él piensa lo que piensa. Es como cuando dijo que las mujeres realmente no eran de la forma en que las presento yo. Bueno, conozco algunas que sí que lo son.
Groth: ¿Haces distinciones entre tu material y la “soap opera”? Algunas veces te han acusado de hacer “soap opera” y otras te han elogiado por el mismo motivo.

Jaime: Depende de a qué llames “soap opera”. Si entendemos “soap opera” como una historia sobre la vida real sin una finalización concreta, entonces, sí, es una “soap opera”. Pero si lo que quieren dar a entender es que mis guiones son estúpidos y que aparece gente que no te podrías creer y otras cosas parecidas, entonces no lo es.

Groth: Creo que aplican ese término como si tratases las emociones de la misma forma en que la pornografía trata al sexo, como algo repetitivo.

Jaime: Claro. Entonces “soap opera” me parece un mal término, por eso no acepto que critiquen mi trabajo de esa forma. A no ser que con “soap opera” quieran decir que narro una historia con personajes realistas.

Groth: ¿Qué esperas lograr con tu trabajo (ya sé que es una pregunta terrible y que es bastante habitual)?

Jaime: Espero que esta obra siga igual de fresca dentro de veinte o cincuenta años. Espero que a la larga no se quede antigua. Incluso aunque hable de cosas contemporáneas como el punk, el rock & roll y todo eso. Espero que la gente pueda leerla como una gran historia en vez de como algo que está 
lleno de guiños tramposos. Porque desde el principio creo que no hay trucos en ella. Aunque ahora estemos publicitando el cómic usando a Maggie y Hopey porque ambas son las que mejor venden la serie. Pero nunca ha sido una serie que esté diseñada para alcanzar un gran éxito a partir de una simple idea, a diferencia de muchas otras que han expirado después de diez números y la gente sigue preguntándose cuál ha sido el motivo.

(Continuará)