miércoles, 30 de junio de 2010

ENTREVISTA A PETER BAGGE EN "THE COMICS JOURNAL" Y 3 (DE 3)




ENTREVISTA A PETER BAGGE EN "THE COMICS JOURNAL" Nº 159
Junio de 1993 - Y 3 (DE 3).

Por Carole Sobocinski. Traducido por Frog2000.


PARTE 1, PARTE 2.

GRACIAS A TODOS LOS QUE LO HAN ANUNCIADO: LA CARCEL DE PAPEL, SIGUE AL CONEJO BLANCO, SPIDERMAN, ENTRECOMICS.


-------------------------------------------------------------------------------



SOBOCINSKI: Bien, ¿cómo te sientes al tener un espacio para poder expresar tu rabia ante una gran audiencia?

BAGGE: Bueno, es algo fabuloso. Y me estremezco al pensar el tipo de persona que sería si no tuviese dicha salida.

SOBOCINSKI: Probablamente estarías haciendo pintadas en un parque.

BAGGE: Correcto. Sería un mamón. Amenazando a los chavales. Pero no sé. Me alegro de disponer de mi propia forma de expresión. Me gusta pensar que estaría haciendo lo mismo de una forma u otra. No puedo entender cómo alguien puede llegar a decir: “Oh, estoy muy frustrado, tú puedes expresarte y yo no.” Bien, puedes hacerlo. Cualquiera puede. Incluso si tan solo haces algún pequeño minicomic que no vaya a llegar a mucha gente. ¿Qué más da el número de personas que lo lean? Por supuesto, si realmente crees en lo que haces y vives de ello, querrás que lo lea tanta gente como sea posible. Pero cualquiera puede darse la oportunidad de tener una salida creativa, ¿sabes? ¿Quién tiene ocupado su tiempo las 24 horas?

SOBOCINSKI: [Se ríe.] Yo misma.

BAGGE: Bueno, no sé. ¿Sientes como si pudieras expresarte..., editar el Journal te llena creativamente?

SOBOCINSKI: Oh, claro. Por supuesto.

BAGGE: Ahí está. Quiero decir, estoy hablando de personas que sienten como si tuviesen trabajos que no les ofrecen nada, que tan sólo son una forma de pagar el alquiler. Pero sí, me doy cuenta de que soy un tipo afortunado al ser capaz de criticar y despotricar y aullar a la luna y de que me paguen por ello.



SOBOCINSKI: ¿De dónde vienen tus historias?

BAGGE: Bueno, de bastantes sitios que pueden ser de todo tipo. Cuando empecé con Hate, fue durante la época en la que iba a ser padre. A mitad de camino empecé a hacer dinero de forma decente además de que me encontraba bien con mis treinta años, y empecé a distanciarme de una forma natural del estado de ánimo que tenía cuando pagaba un alquiler bajo, abandoné la vida bohemia. También comencé a ser capaz de juzgar de una forma objetiva todos esos años que había pasado en New York y Hoboken. Ya era capaz de resumirlos. Y muchas otras cosas empezaron a ocurrirnos tanto a mí como a mis amigos, los cuáles se convirtieron en una gran fuente de ideas, una tonelada de ideas que se me vinieron encima de repente. No me sorprendería en absoluto, aunque no tuviese unos planes definidos, que en cinco o 10 años a partir de ahora mismo, estuviese haciendo un comic-book que estuviese más o menos basado en lo que estoy haciendo actualmente o experimentando en este momento, en la vida que estoy viviendo. Mira, ahora no puedo pensar directamente en cómo podría construir una historia o un tebeo interesante con todo ello. Pero mirando otra vez hacia atrás, hace cinco o diez años nunca vi que me estuviese pasando algo con lo que hacer un cómic interesante.



SOBOCINSKI: El tiempo y la perspectiva son buenos editores.

BAGGE: Claro, es difícil ser objetivo en el mismo momento en el que te están pasando esas cosas. Además podría ser algo embarazoso, porque aunque soy capaz de reirme con algunas de las cosas que hace Buddy Bradley, si aún tuviese 24 años e hiciese un tebeo sobre una persona con la misma edad... ¿cómo podría reírme de algo que admiro?

SOBOCINSKI: Durante todos estos años has estado trabajando como historietista, ¿cuál es el mejor consejo que te ha dado alguien, y quién fue la persona que te lo dió?

BAGGE: Fue de John Holmstrom, que me dijo: “El mejor tipo de humor es el que se encuentra a nivel visceral. Personalmente no puedo soportar el humor que no provoca una reacción visceral en el lector. No vas a salvar el mundo con un cómic. Métetelo en la cabeza. No intentes iluminar a la gente de una forma deliberada. Nunca escojas la actitud de ´la persona que lea mi tira va a ser muy lista´. Eso siempre te joderá.” Y aunque sé que él sabía que no me lo iba a tomar totalmente en serio, por lo menos me dió su opinión personal. Esa era su actitud respecto a los cómics. Pero en aquella época, para mí tenía mucho sentido, y cuanto más lo pensaba y más lo comprendía (al menos para lo que pretendía yo), sé que estaba en lo cierto.
También, aparte de eso, no podría repetirte ningún consejo particular de los que me han dado, pero puedo decir que trabajar con Robert Crumb fue genial. Cuando me pidió que me hiciese cargo de Weirdo, algunas de las personas que conocía y que ya habían conocido a Crumb personalmente (yo aún no me relacionaba con él en ese momento), casi todas las que le conocían me dijeron: “Mira, Crumb es un gran artista, pero tengo que advertírtelo, puede dejarte colgado. Es un tío muy raro e impredecible. Nunca se queda enganchado con algo durante demasiado tiempo, así que no debería sorprenderte en absoluto que te deje tirado. No esperes nada de ese tío porque está chiflado.” Y lo más interesante es que nada de todo lo que me dijeron era verdad. Desde lejos, fue la persona más digna de confianza con la que he trabajado. Puede que estuviese haciendo un esfuerzo especial por mí. Por lo que sé, se sentía culpable de haber cogido a un chico joven e inocente y haberle puesto en ese extraño puesto, y se sintió obligado a hacer lo imposible por cubrirme las espaldas cada vez que tenía algún problema.



SOBOCINSKI: Es que me parece poco probable. Crumb es un hombre agradable, muy razonable y también le respeto un montón.

BAGGE: Claro, para mí fue un modelo a seguir de formas innumerables. Realmente me impresionó mucho, y sé que a mucha gente va a chocarle, pero lo hizo como persona, me impresionó cómo vive su propia vida. Nunca pierde de vista aquello que le importa y cuánta cantidad de mierda está dispuesto a soportar. Así pues, en cuanto a tu pregunta de si alguna vez me ha dado alguien algún consejo, no puedo mencionar ninguno de los pocos consejos que me dio Crumb, pero todos los que me han dado los asocio con él.

SOBOCINSKI: ¿Entonces lo consideras como una especie de modelo a seguir?

BAGGE: Bueno, es el único al que he respetado en todo, tanto en lo que hace como en su vida privada. Por supuesto, durante los últimos cinco años, también he podido ver la cara oculta de Crumb. Parece como si cada vez que lo viese pensara: “Ya tengo calado a este tío.” Y supongo que básicamente es así. Pero siempre hace o dice algo que me descoloca. No es necesariamente algo de lo que hace, sino esa actitud verdaderamente sombría, muy negativa y amarga que tiene ante la vida, la cuál debe ser en parte por algo genético, porque toda su familia sufre por igual. Tiene ese gran ego que grita: “¡El mundo me debe tanto!”

SOBOCINSKI: Quizá es que piense en cosas que la mayoría de la gente no presta atención y que le afectan.

BAGGE: Claro, pero eso también es algo infantil, él querría tenerlo todo. O quizá es que sea honesto con el hecho de: “Hey, soy realista, sé qué esperar, pero eso no me va a parar de querer tenerlo todo. Y de decir que lo quiero.” Pero sólo es la forma en que... casi es como si se aferrara a esas actitudes negativas. Es como si generara miseria. Y probablemente es algo que se siente obligado a hacer, porque es toda esa miseria y alienación lo que le convierte en un gran artista.



SOBOCINSKI: Examinado algunos antiguos números de Comical Funnies y también algunas de las revistas punk en las que participaste, me intrigó el hecho de que tus ilustraciones estaban sufriendo una evolución notable. Es algo más que un simple refinamiento en tu técnica, es un cambio definitivo. ¿Hiciste un esfuerzo consciente para cambiar tu estilo?

BAGGE: Bueno, supongo que como cualquier artista que está decidido a mejorar, mirar mi antiguo trabajo me hace temblar. Realmente me es difícil examinar mi antiguo material, especialmente esos números de Comical Funnies, porque tan sólo se trata de mi primera obra publicada.
Durante todo el tiempo que mi trabajo ha estado disponible, creo que mi estilo de dibujo ha sido el mismo. Todavía dispongo de toda esa exageración y las bocas grandes y los codos y las rodillas curvadas. Nunca supe abocetar correctamente, especialmente en los primeros tiempos. Tuve que luchar de verdad con la pluma y el pincel. Nunca me dediqué a perfeccionar mi oficio durante mis años de juventud, en el Instituto, ni siquiera en la escuela de arte. Nunca me senté y traté de dominar el entintado...



SOBOCINSKI: ¿Dirías que lo que haces, lo haces por instinto?

BAGGE: Oh, no. En el momento en que decidí convertirme en historietista, que fue alrededor de 1978-1980, estaba cogiendo por primera vez todas esas herramientas y, por lo menos para mí, se nota mucho. Para empezar, no tenía buen pulso, así que básicamente no sabía lo que estaba haciendo. Diría que simplemente soy mejor de lo que era entonces. [Risas.] Notaba todo lo que me estaba esforzando y no conseguía nada. Lo que tenía en la cabeza y lo que surgía de mi brazo y mis dedos, a través del lápiz al papel, se encontraba mucho más lejos de lo que quería conseguir que lo que hago actualmente. Lo que quiero decir es que ahora, lo que acaba en el papel está mucho más cerca de lo que tengo en mente. Además, mi dibujo es mucho más expresivo y me gusta pensar que estoy mejorando en algunas de las expresiones más relajadas, en las más sutiles. Es algo que aún tengo que seguir entrenando. No es tanto en los momentos en que alguien grita y aulla, como en los que alguien tiene levantada una sola ceja, o en los que quiero que se note la perturbación ante alguien que se vuelve loco, justo antes de estallar. O la diferencia en el dibujo de la frente y las cejas de una persona cuando se siente avergonzada o cuando, en cambio, está enferma. Las pequeñas sutilezas. Creo que sigo entrenándolo todo el tiempo. Pero todavía me encuentro alejado de donde me gustaría estar, si me comparo con algunos de los artistas que me vienen a la mente, siempre me sorprende lo bien que trabajan las pequeñas expresiones. Los dos en los que pienso inmediatamente son Chester Brown y Jaime Hernández. Empaquetan mucha información en todos esos momentos de calma. Me da mucha envidia y hace que afloren mis instintos competitivos.


TIRA DE J.D. KING


SOBOCINSKI: Parece que tu trabajo del principio estaba fuertemente influenciado por J. D. King. Los dos mostráis una notable similitud con el estilo del otro desde muy temprano. No la veo en tu trabajo actual, pero sí que la puedo ver en esos primeros trabajos. Incluso Holmstrom contiene elementos parecidos. ¿Alguna vez os habéis reunido para hacer alguna sesión de dibujo?

BAGGE: No, no muy a menudo. De hecho, cogía el Comical Funnies número 2, y observaba un dibujo de J.D. King. Como editor de la revista, ya aceptada ese dibujo antes de haberlo conocido. Simplemente teníamos las mismas influencias. Quiero decir, tan pronto como nos conocimos, nos hicimos buenos amigos, y eso no me sorprende en absoluto porque era razonable en dos chavales que dibujaban tan parecido y que tenían intereses muy similares y las mismas influencias y manías, etc. Creo que Holstrom me ha influido mucho, sobre todo con su actitud y su enfoque respecto a los cómics. Pero aún así, nuestros estilos podrían haber sido bastante similares, no porque nos copiásemos el trabajo unos a otros, sino porque las similitudes entre nuestros estilos fueron más o menos lo que nos unió, por eso es por lo que nos convertimos en colegas y también empezamos a hacer la revista. No nos estábamos copiando. Aunque estaba muy influido por los dibujos de J.D. King, y su obra estaba mucho más depurada que la mía. Por lo tanto, fue un buen ejemplo de por qué también debía depurar mi propia obra; lo que hacía él no tenía nada que ver con esos nerviosos y rayados abocetados que hacía yo. No sabía muy bien lo que estaba haciendo, tan sólo emborronaba el papel.


TIRA DE KAZ.


SOBOCINSKI: ¿Te ayudó compartiendo contigo algunos consejos o principalmente aprendiste estudiando su...?

BAGGE: Claro, básicamente todo lo que tenía que hacer era observarlo y preguntarle cómo hacer algo. Al igual que con Kaz. Kaz era un verdadero crítico riguroso. Muchas veces podía llegar al apartamento donde vivíamos en Hoboken e ir repartiendo algunos consejos. Le gustaba mucho [Risas.] Lo que fue bueno para mí. Apreciaba mucho sus críticas sin reglas ni restricciones. Y siempre estaba haciendo hincapié en que me deshiciera de todo ese maníaco emborronamiento que realmente no me servía para nada, y que hiciese que cada trazo tuviese importancia. Alguien en el que aún pienso como referencia cuando intento economizar mi trazo o cuando quiero dibujar austeras zonas en blanco y negro es Jaime Hernandez. Lo he copiado mucho. [Risas.] Tanto es así que tengo sus cosas cerca de mí para usarlas como referencia, tan a menudo que podría acusarme de haberle robado en numerosas ocasiones. Pero nadie se ha dado cuenta excepto él, en cada una de las ocasiones en que lo he hecho, por supuesto. La última vez que vi a Jaime bromeamos acerca de cómo el diseño de la portada del número ocho de Hate se inspiraba en el número 19 de Love and Rockets, en el cuál Maggie y Hopey corrían delante de una fila de policías, así que robé todo el diseño de página, aunque los personajes eran distintos. Y en el siguiente número, la contraportada de Hate 9 está fusilada de una tira llamada "Hey Hopey," en la que ella está sentada en la bañera diciendo: "Hey is for horses, ass bite," y ya no sabía qué hacer, había dibujado completamente la segunda de cubiertas en blanco y negro y la obra de Jaime estaba ahí plasmada. Ese comienzo siempre me hace sonreír, me encanta el comienzo de esa tira en particular. Pensé que sería divertido poner: "Hey Stinky," y empecé a dibujar sin ninguna idea de hacia dónde quería ir. Y esperaba que me acusara de plagio, pero también, con suerte, pensé que podía llegar a considerarlo como un homenaje. [Risas.]





SOBOCINSKI: ¿Y fue así?

BAGGE: Bueno, no me dió una paliza.

SOBOCINSKI: Sabes, nuestro genial departamento de producción va a buscar ambas escenas para reproducirlas junto con la entrevista.

BAGGE: Me parece bien, ahora que el daño ya está hecho.

SOBOCINSKI: Vamos a hablar del robo desde un ángulo diferente. Tienes un paquete de personajes que operan en un entorno determinado que has creado. Aún así, algunas de las historias que escribes, se inspiran en personas o situaciones de la vida real. ¿Cuándo decides incluir algo que proviene, esencialmente, de la vida real, y cuándo incluyes algo que viene de tu propia experiencia o de la de tus conocidos?

BAGGE: No lo tengo pensado en términos de porcentaje. Mi respuesta típica para esta pregunta es contestar que una tercera parte de la historia está basado en mi propia vida, otra tercera parte se basa en sucesos que le han ocurrido a otra gente, y un último tercio está totalmente inventado. Desde que empecé, mis cómics se han basado directamente en cosas que me han pasado o que he sentido, y que podría adaptar para un personaje determinado. Dos personajes en los que estuve trabajando casi exclusivamente desde un principio fueron Junior y Studs Kirby, y casi al momento, sabía que representaban dos caras de mí mismo. Eran alter-egos. Junior era ese personaje patético y debilucho al que podía acusar y victimizar de por vida. Me apresuro en señalar a la gente que realmente no me gustaba el personaje y que, sencillamente, encarnaba todo lo que no me gusta de mí mismo.
Studs Kirby es mi parte desagradable. No tiene ese tipo de control que nos mantiene civilizados al resto de nosotros. Y también me pareció natural convertirlo en un tertuliano de TV o un locutor de radio, ya que al mismo tiempo, nunca había sido un gran fan de esos tipos. Siempre me he imaginado a esas personas que hacen ese tipo de trabajo, ya sabes, como alguien que simplemente no pueden fundamentar sus opiniones, simplemente no se pueden callar.



SOBOCINSKI: Y eso fue durante los primeros años de los debates en la radio tal como los conocemos ahora.

BAGGE: Claro, pero tal como lo recuerdo siempre hubo al menos una emisora de radio con debates durante todo el tiempo que viví en New York. Y las cosas que debatían me sobrepasaban, pero me daba cuenta de que las opiniones más bulliciosas y locas tendían a ser muy conservadoras. Y yo tenía unos instintos tan progresistas cuando iba al instituto y cuando empecé la universidad, que no podía soportar escuchar todos esos programas.

SOBOCINSKI: ¿Entonces ahora las cosas son diferentes?, ¿ya no serás más ese tío progresista?

BAGGE: Me he vuelto más equilibrado y realista, pero no me considero un ultraderechista.

SOBOCINSKI: ¿Te inclinas hacia alguna filosofía política en particular?

BAGGE: Sí, tiendo a inclinarme hacia el libertarianismo bastante fuertemente.



SOBOCINSKI: Interesante. Háblame de ello.

BAGGE: Sí, bueno, hay un montón de posturas que el partido Libertariano ha tomado que a nadie más parece importarle y que creo que son muy importantes. Son el único partido que está abiertamente en contra de la guerra contra las drogas y que quieren legalizarlas y, de hecho, quieren legalizar todas las cosas que están clasificadas como "delitos sin víctimas", como las drogas, la prostitución, y cosas así. Están totalmente en contra de enviar nuestras Fuerzas Armadas al extranjero. Nuestras Fuerzas Armadas únicamente deben existir para proteger nuestras costas y nunca deberían ser enviadas al extranjero. A la larga, sólo empeoramos la situación de la gente que estamos tratando de ayudar porque no están aprendiendo cómo poner en orden sus propias problemas o resolver sus propios problemas, es tan espantoso como parece. Incluso en un situación como la de Somalia, y sé que sonará muy insensible, pero aunque puede que nos haga sentir bien alimentar a gente hambrienta, tan sólo será una solución a corto plazo a un problema que hemos ayudado a crear, no sólo por entrometernos durante la Guerra Fría, sino por la introducción de todo tipo de tecnología e ideas occidentales que tienden a crear más caos del que están diseñadas para paliar.



SOBOCINSKI: O sea, que ese punto de vista permite apelar al sentido de la responsabilidad de la comunidad mundial o sólo se trata de un enfoque más aislacionista o...

BAGGE: Los libertarianos tienen una ideología a la que nunca me he adherido completamente y muchos de ellos tampoco lo han hecho: los que ocupan un puesto político se dan cuenta de que simplemente no puedes deshacerte de las escuelas públicas u otras cosas parecidas. Pero creo que con la forma en que se ha gobernado este país durante los últimos 30 o 40 años, e incluso la forma en que se ha gobernado en los municipios, pienso que una fuerte dosis de filosofía libertariana es exactamente lo que necesitamos. El gobierno se ha metido en un montón de áreas en las que realmente no debería haberse metido. Básicamente su verdadera y explícita filosofía debería ser preocuparse por la violencia y el engaño. Violencia en el sentido de protegernos contra otros gobiernos que quieran invadirnos. Por ejemplo tu vecino no puede entrar en tu casa y golpearte en la cabeza. Y respecto al engaño, el gobierno debería intervenir si alguien te ha estafado, o si violan un contrato o cualquier otra cosa por el estilo. Eso es todo por lo que debe preocuparse. Todo lo demás debe estar al cuidado de la empresa privada. Pero actualmente han ido más allá, siempre han ido mucho más allá [Risas.] Así que el gobierno se está metiendo en áreas para las que no están capacitados, pero el pueblo ha decidido que esas cosas deben ser atendidas por los gobiernos, y ahora mucha gente parece creer que la salud debería estar manejada por el gobierno. Y realmente no tengo ningún argumento respecto al tema, pero si lo vamos a hacer así, tenemos que asegurarnos de que estamos haciendo un buen trabajo. El gobierno tiene que demostrar que pueden hacer un trabajo mejor que la empresa privada, porque si no, ¿para qué demonios estamos haciéndolo? El gobierno está jodidamente loco. No tiene ninguna credibilidad. No me importaría dar al gobierno un solo centavo si pienso que se va a gastar correctamente ese dinero. Pero su mayor gasto actual es para pagar su endeudamiento. Estamos liquidando la deuda de la gente que compró bonos del tesoro para que el gobierno pudiese seguir funcionando, y una tremenda cantidad de esas personas somos tanto particulares como bancos o empresas en el extranjero, lo que significa que todos esos dólares que salen de los impuestos que estamos pagando, todo esos intereses que estamos pagando, van directos al gobierno. Es como si directamente estuviéramos espalando el dinero fuera del país, y no consiguiéramos nada a cambio. [Risas.]
Es una locura. Por lo tanto, yo estoy con los libertarianos cuando dicen, “No gastes ni un solo centavo en nada, incluyendo el cuidado de la salud, hasta que seas capaz de aumentar los ingresos del estado o si no hasta que estén equilibradas las cuentas públicas.” “Ni siquiera empieces a hablar de pagar por más cosas, ya que tenemos al gobierno haciéndose cargo de más cosas cada vez, hasta que paguemos tan sólo por lo que ya tratamos de que nos sirvan, cosa que no están haciendo. Y mientras tanto, seguimos perdiendo una cantidad fenomenal de dinero pagando su endeudamiento. Lo que es dinero para hacer nada, una locura. Tan sólo es un trillón de dólares al año. [Risas]...
Probablemente quitarás todo esto, es bastante aburrido.



SOBOCINSKI: No. No lo creo, porque necesariamente tu sistema de creencias influye en tu trabajo. Es interesante que los lectores vean qué te parecen otros campos distintos a los comics.

BAGGE: Sí, bueno, otra cosa que me interesa mucho es que el partido libertariano es el único partido que hace uso -y esto no es en absoluto hablar por hablar- del derecho de las personas a tener libertad de expresión. Que puedas decir lo que quieras y que nadie tenga derecho a vigilarlo o censurarte nada.
Cuando se trata ese tema, creo que no tienes derecho a ponerte de cara a la gente, pero también pienso que una tienda pornográfica tiene derecho a existir, y nadie debería ser capaz de poder cerrarla, pero no deberían mostrar fotografías explícitas de personas practicando el sexo y ponerlas en el escaparate frontal para que toda la gente que quiera o no quiera verlas, pueda verlas. Quiero decir que es una cuestión de buen gusto y decoro que todo el mundo debería estar obligado a cumplir, simplemente es sentido común. Así que supongo que esto también cuenta como censura por lo que ya estoy hablando por hablar. Con algo como la pornografía infantil tengo un problema simplemente con la misma revista, si tiene fotografías de niños practicando sexo, o de adultos practicando sexo con niños, implica que existe una coerción.
Sabes que esos niños no lo hacen de forma voluntaria. Muchas veces, la gente puede quejarse de que están contra las revistas pornográficas diciendo: “Bueno, ya sabes, a muchas de esas mujeres las drogan o violan, y las arrojan a hacer esas cosas o a posar en fotos chupando el pene de unos hombres,” y cosas así pueden ser o no ciertas, pero sabes que no siempre son verdad, y la propia fotografía no es una prueba en sí misma, no cuenta como prueba, aunque a algunas personas les guste mostrarla como tal, por ejemplo: “¡Yo nunca haría esto!, ¡por lo tanto a ellas las han forzado!” Pero con los niños, la pornografía es obviamente una prueba, no puedes negar que con la misma existencia de la fotografía ya existe una prueba de que alguien está cometiendo un delito en alguna parte, así que puedes perseguir a esa gente que es culpable de rapto, coerción y asalto y todo lo demás. Pero incluso así, el hecho de que exista esa revista, si alguien la posee, incluso así, creo que no sirve como prueba de que deban arrojar al poseedor a la cárcel. El que busque, compre y se masturbe con la revista demuestra que ya tiene un problema, y lo va a seguir teniendo, disponga o no de la revista, ¿sabes a lo que me refiero? Así que detener a alguien y montar un gran escándalo porque posea pornografía infantil... Casi todo el mundo se vuelve loco, es como, “¡Oh, Dios mío, está fuera de los límites, es claramente un criminal!” ¡No, no lo es! [Risas.] No creo que deba ser arrestado por hacer esas cosas. ¿Sabes lo que quiero decir? Así que sí: vota a los Libertarianos. [Risas].




SOBOCINSKI: ¿Votaste al partido Libertariano en las elecciones?

BAGGE: Hubiese votado por Clinton si hubiese sentido que necesitaba mi voto. Por ejemplo, hace cuatro años voté por Dukakis porque sabía que tenía buenas posibilidades de ganar en el estado de Washington. Así que sabía que si votaba por él, lo ayudaría a ganar las elecciones. Pero no tenía ninguna duda de que Clinton iba ganar en el estado de Washington. Claramente, aquí todo el mundo le iba a votar. Así que básicamente, habría sido un voto contra Bush. Clinton es directamente una mejora respecto a Bush. Realmente me emocionaron sus dos primeras semanas de mandato, como cuando iba a firmar para abolir la ley mordaza, e iba a permitir al menos el debate sobre la píldora abortiva RU486. Son un montón de cosas, teniendo en cuenta que soy un pro-muerte. [Risas.]

SOBOCINSKI: ¿Así que estás diciéndome que votaste por Clinton?

BAGGE: No, voté al partido Libertariano.

SOBOCINSKI: Pareces ser muy franco respecto al tema de la calidad de vida. ¿Dirías que apoyas al Dr. Jack Kevorkian?

BAGGE: Oh, absolutamente. Mejora la calidad de vida de todos. Puedo simpatizar con las personas que están en contra del aborto. Es un problema dificultoso y emocional, ya que estamos hablando de, al menos, un ser humano en potencia, y no se considera su opinión. Pero no hay manera de tener en cuenta la vida de un feto sin tener en cuenta la vida de la mujer. Por lo menos nos puede dar su opinión y su vida es tan valiosa como la del bebé y ya está por ahí caminando y hablando, formando parte de la comunidad. Lo que afecta a su vida nos afecta todos nosotros. Nunca he tenido ninguna duda en cuanto a cómo me siento al respecto ni en cuanto a lo que siento sobre el control de natalidad. Pero con la eutanasia, tenemos a una persona que está diciendo claramente: “No quiero vivir de esta manera.” Literalmente es torturar. Y los que se oponen de forma tan vehemente... Bueno, no sé, no quiero empezar a destrozarlos. Supongo que simplemente cambio de tema. [Risas.] Sí, estoy totalmente a favor. Hay demasiados seres humanos en este planeta, creo que somos una plaga, un cáncer. Nos estamos quedando sin espacio.



SOBOCINSKI: Hay algunos espacios grandes en Wyoming, Pete.

BAGGE: El planeta necesita esos grandes espacios vacíos. Miro a los seres humanos del planeta como si fuesen las bacterias del cuerpo humano, el cuerpo humano necesita
bacterias, o las bacterias pueden funcionar dentro del cuerpo mientras éste se encuentre en equilibrio. Pero durante los últimos 100 años más o menos, la población humana ha crecido casi completamente fuera de control. Podríamos controlarlo. No tenemos que empezar con las guerras y las plagas, no tenemos que depender de una naturaleza cruel para reducir nuestro número a la mitad, lo cuál va a ser inevitable en alguna parte del camino... esperemos que sea después de mi muerte. [Risas.]



SOBOCINSKI: Ok, ahora que los lectores entienden que tienes un punto de vista político definido, que definitivamente eres consciente de las preocupaciones sociales, y que has estado reflexionando sobre cómo se podrían resolver algunos de los problemas...

BAGGE: ¿...por qué son tan estúpidos mis cómics? [Risas.]

SOBOCINSKI: No, no, no, no. Lo que quiero preguntarte es el por qué la gente te ha asociado con el papel de portavoz de la generación de los veintialgo, o más exactamente, como el cronista de dicha generación; los estudiantes universitarios son el grupo que con más fuerza se identifica contigo y tu obra. Sabiendo que ese es tu público principal, ¿con qué énfasis intentas incluir tu propio punto de vista político en las historias que escribes?

BAGGE: Eso es algo muy duro de contestar. Honestamente te diría que no lo he intentando hacer de una forma consciente, no tengo una agenda, y nunca he tratado de convencer de forma deliberada a mis lectores de que piensen políticamente como yo. Hay un montón de cosas de las que hemos estado hablando, que creo que la forma en la que bromeo sobre ellas, o el tono en el que los personajes discuten de un determinado tema, realmente se dirigen a algunos pocos de entre todos los lectores, o al menos a los que tienen ideas afines a mí, que piensan como lo hago yo o que yo pienso como lo hacen ellos. [Risas.] Es difícil decir cómo aquello que pienso o siento sobre un tema concreto podría servirle como guía al lector. Tengo un problema con lo de ser el portavoz de esta generación.



SOBOCINSKI: ¿Qué problema tienes al respecto, más allá del hecho de que no seas parte de esa generación?

BAGGE: Bueno, tú misma has dicho que esa generación parece estar relacionada con mi trabajo. Y todo tiene que ver con la edad que tienen Buddy Bradley y sus amigos, y ese es el estilo de vida que a ellos les importa. Y supongo que la forma en que se relacionan entre sí, las situaciones que viven, el trabajo que tienen, sus intereses, sus actividades creativas... Ciertamente todo eso son cosas con las que no todos los que están al final de su adolescencia, los 20 años, se relacionan. Pero por lo menos la gente que se molesta en pillar Hate, que es un considerable porcentaje de la población, sí se refleja en la revista. Cada generación tiene ese factor rebelde del 5%, marginal. Precisamente por eso sintonizan con el estilo de vida que plasmo. Todas estas otras cosas, lo que pienso acerca de otros temas, como por ejemplo el aborto, tal vez las personas que, de nuevo, se identifican con Buddy Bradley y están viviendo un estilo de vida parecido, creo que hay muchas posibilidades de que estén de acuerdo conmigo en muchas cosas. Pero incluso así, hay un montón de gente de esa misma edad que no lo estará. Aunque sí cuenta para ese pequeño porcentaje de la población del que estaba hablando, esos marginados que se sienten atraídos por algo como Hate –y que ante todo, la única forma de que conozcan Hate es entrando en una tienda como Fallout o the Beguiling o Quimby's en Chicago, donde sólo un bicho raro entraría por su propio pié sin largarse corriendo atemorizado.

SOBOCINSKI: [Risas.] Yo he estado comprando en alguno de esos sitios.

BAGGE: Claro, no hay nada de lo que avergonzarse si eres ese tipo de paria. Incluso es algo de lo que enorgullecerse, si eres uno de ellos. Pero la mayoría de la gente no se arriesgaría a entrar en esos sitios.

SOBOCINSKI: Ok, pero tu trabajo trata sobre esa gente más allá del ámbito de los cómics. Trabajas mucho con elementos de la escena musical, muchos de tus números...

BAGGE: Claro, pero no es sobre la escena musical, no es sobre la gente que compra o vende Whitney Houston. Es sobre la gente que empaqueta, vende y compra Jesus Lizard y Lubricated Goat. [Risas.]

SOBOCINSKI: Esa es la vanguardia, Pete. Eres ese viejo que está por ahí haciendo esta cosa vanguardista para esos jóvenes. La gente dice que eres como su gurú.



BAGGE: Claro, pero de nuevo, tan sólo lo soy para ese pequeño segmento de mercado. Por ejemplo, ahora que lo mencionas, hay una verdadera mezcla entre la gente que compra cómic alternativo y la que compra discos de rock alternativo editados por pequeños sellos y también libros de pequeñas editoriales como RE/search y Amok y Farrow House y Loompanics, y sitios así. Nunca irían a ver una película de Spielberg. [Risas.] Leen Film Threat. Es como si el medio fuera lo importante. No sé como llamarlo, cultura anti-corporativa. Esta gente no está dispuesta a comprar nada que forme parte de una corporación, porque sienten que el material ha sido suavizado y convertido en algo inofensivo.

SOBOCINSKI: ¿Entonces cuál es tu compromiso con esta comunidad?

BAGGE: No es una intervención deliberada. Es una participación natural. Por ejemplo, aunque hay este tremendo cruce entre el cómic alternativo y la música alternativa, no hay prácticamente ninguno entre el cómic alternativo y el mainstream. Por eso mis cómics se venden mucho mejor en un lugar como Fallout, que principalmente es una tienda de discos, que en cualquier tienda de cómics especializada. Porque la mayoría de las personas que entran en las tiendas de cómics compran material de Marvel o DC, que reflejan muy bien la cultura dominante. Las cosas que puedes leer en los cómics mainstream todavía refuerzan los valores dominantes. El estadounidense medio se siente cómodo con esto -incluso con la violencia gratuita, obviamente la mayoría de la America mainstream no tiene problemas con la violencia gratuita, como se puede ver en las películas más taquilleras y en los shows populares de TV donde los protagonistas están física y sexualmente idealizados y donde la mentalidad del bueno y el malo se extiende hasta las mujeres, que son tratadas o como santas o como zorras, lo que es una de las características fundamentales de la demagogia y muestra una gran falta de imaginación.



SOBOCINSKI: ¿Y tienes algún problema con eso? [Muchas risas.]

BAGGE: Bueno, eso es una generalización bastante despectiva que puede ser un poco
injusta, pero expresa todo lo que pienso sobre el tema. Ok, esto es lo que pienso: rara vez tengo críticas, y si las tengo son increíblemente negativas en lugares como el Comics Buyer's Guide o cualquier otra publicación que se ocupe del cómic mainstream. Considerando que en las revistas musicales -y de nuevo no estamos hablando del Billboard, sino de Your Flesh y Chemical Imbalance, y otras del estilo, básicamente revistas musicales- es donde he tenido todo el respaldo, todas las reseñas, Dios los bendiga, les estoy muy agradecido.

SOBOCINSKI: Bueno, eres un hombre del pueblo. Lo has dicho antes. Así que quizá te lo estén reconociendo.

BAGGE: Bueno, un hombre de ese pueblo. [Risas.]

SOBOCINSKI: ¿Cuáles son tus gustos musicales, te gusta la música de esas revistas?

BAGGE: Desafortunadamente, no me gusta mucho esa música. Algunos sí, pero desearía que me gustasen más grupos tan sólo porque muchas de esas personas leen mis cómics, hacen esa música y la sacan en los sellos discográficos de los que hablábamos antes. Me refiero a que alguna me gusta, pero... Como el grunge rock –con el que estoy perdiendo el tiempo, porque en gran parte suena como una versión más fuerte, más ruidosa o más desmadejada de lo que yo escuchaba cuando... Simplemente no es tan bueno. Prefiero...

SOBOCINSKI: Claro, lo sé, Sly and the Family Stone.

BAGGE: O Slade. Ya sabes, muchos de esos grupos suenan como si estuviesen influidos por Iggy and the Stooges, que nunca me tiraron mucho. Me llamaban la atención de forma muy limitada. Lo mismo me pasa con The Velvet Underground, o con The New York Dolls. Esos grupos de los que hablábamos están tan fuertemente influenciados por esos otros grupos que suenan exactamente igual. Entonces, ¿qué gracia tienen? [Risas.] La música me parece algo gratuita. Estoy en el servicio de prensa de muchos de estos sellos independientes y me llega un disco, lo abro y empiezo a rezar: “Por favor, no dejes que lo primero que se oiga sea una muralla de guitarras distorsionadas, y por favor, no dejes que todo acabe con una guitarra, un bajo y una batería, raaaa, raa, raa, con letras indescifrables y pretenciosas, ególatras- a ver si han salido de eso. Y así acaba siendo siempre: raa, raa, raa... Bueno, no siempre, pero muy a menudo. Así que: ¡parad de hacerlo, gente! [Risas.] Libráos del pedal de distorsión. No le déis más vuelta al asunto, es algo ridículo. Pero es algo tan fácil de hacer... y te consigue chicas de inmediato.

SOBOCINSKI: Oh, por supuesto, sólo un gemido de guitarra en mi dirección, y ya estoy ahí para ti...



BAGGE: Como ya tienes esa recompensa inmediata, ¿a quién le importa una mierda si haces historia musical? Llegas volando ahí, al escenario, y te comportas como un idiota y ondeas la polla ante la multitud, y luego, cuando acaba el show, la gente te compra una cerveza y las chicas te hacen una mamada. ¿Cómo vas a convencer a ese tipo de que haga otra cosa? [Risas.] Con muchos jóvenes aspirantes a autores de cómic, y de hecho hay cada vez más jóvenes autoras de cómic con las que me carteo, siendo el trabajo de todas muy prometedor, invierto mucho tiempo y energía tratando de alentarlas y que se centren en sus cómics, pero cada vez más a menudo también están en una banda de rock y con el grupo reciben una gratificación inmediata. Es evidente que actualmente no hace falta que seas un gran músico, ¿sabes? Incluso si apenas sabes tocar el bajo o la batería, puede coger y hacer el idiota por ti mismo. Y aquí estoy yo perdiendo el tiempo mientras digo: “¡No, no hagas eso, quédate en el sotano de tu casa, y aboceta, aboceta, aboceta, ¡perfecciona tu arte!” Todo para no conseguir ningun tipo de remuneración cuando te conviertas en una autora de cómic alternativo [Risas.]



SOBOCINSKI: Pero piensa todo lo que se divierten.

BAGGE: Claro, de acuerdo. Pero entonces, si no están yendo a ninguna parte y de repente deciden: “Oh, quiero seguir con el oficio de autora de cómic”, van a echar de menos los cinco años que han perdido. Eso es lo que siento, y nunca me metí en el rock 'n' roll... Bueno, estuve en un grupo de rock 'n' roll cuando tenía 14 o 15 años, pero éramos tan incompetentes que nos negábamos totalmente a tocar delante de la gente. Tan incompetentes que no sabíamos ni como tocar "Louie, Louie". Así que componíamos todas las canciones nosotros mismos.

SOBOCINSKI: Simplemente eras un adelantado a tu tiempo, debido a tu incompetencia. [Risas.]

BAGGE: Estás en lo cierto y además escríbiamos la canciones entre todos. Primero, el grupo sólo lo formábamos otro tío y yo. Teníamos una grabadora de dos pistas. En una pista metíamos la guitarra y la batería y en la otra el bajo y la voz. Lo hacíamos todo entre los dos. Tratamos de convertir en realidad una ópera-rock que iba a durar como una hora. Se llamaba "La época del Pleistoceno," y trataba sobre el regreso a la Edad de Hielo. [Risas.] La mayoría de las canciones iban sobre desastres –como ser comido por ratas, etc. Supongo que estábamos influidos por Alice Cooper o algo así. Mi mejor amigo, ese tipo llamado John Yarusso, era con el que había estado haciendo música desde un principio, y tenía un verdadero sentido del humor morboso. Estaba muy obsesionado con la muerte.



SOBOCINSKI: ¿Fue una de las influencias principales en tu punto de vista a favor de la muerte?

BAGGE: [Risas] Sí, claro. No, mis canciones eran parodias aunque fuesen muy retorcidas. La ópera rock es hilarante. Pasado un tiempo, ya no pudimos hacer letras más inteligentes y las canciones fueron perdiendo forma. Así que empezamos a gritar “¡me congelo!”, tratando de llevar a buen término el tema de que estaba volviendo la Edad de Hielo. Finalmente, los otros músicos del grupo empezaron a evolucionar, mientras que yo no lo hice. Por eso se separó la banda y se volvieron a juntar sin contar conmigo. Fue un alivio porque pude ver que se estaban volviendo ambiciosos y que querían tocar enfrente del público, y esa idea me aterrorizaba. No puedo entender ese impulso de subirte a un escenario y empezar a gritar y chillar.

SOBOCINSKI: Y sin embargo, estás a punto de embarcarte en la gira de HateBall. ¿Qué sientes cuando haces esas giras y la gente va a verte y gritan y te vitorean con entusiamo?

BAGGE: Dudo que haya nadie que grite y chille. De eso se trata. No tengo que hacer nada, tan sólo quedarme quieto.



SOBOCINSKI: Claro, ¿pero no te dan guerra tus fans?, ¿no has tenido ninguna experiencia extraña?

BAGGE: Sí, algunas veces, pero no de forma negativa. Como cuando quieren que les dibuje. Quieren que firme su carne. Si es una mujer estoy de acuerdo, pero si es un chico siempre me niego. [Risas.] Algunas veces puedo estar con alguien, incluso puede ser otro dibujante, que se queda horrorizado y consternado por el comportamiento e incluso la apariencia de alguno de mis fans. Supongo que tienen menos tolerancia para la gente rara. Dan Clowes y yo estuvimos firmando juntos el pasado año en Minneapolis, y no quiero ser cruel, pero simplemente nos sorprendió lo que era básicamente una extraña multitud, un grupo de gente extraña. Era la colección de bichos raros más divertida que yo haya visto nunca, ¿sabes? Un tío con los pantalones hasta aquí, cinturones hechos con cuerdas, personas que montan su propia apariencia. Muy bizarro. Algunas parejas verdaderamente raras. Una pareja con crestas moradas. Muy extraños.



SOBOCINSKI: Bueno, eso me lleva mi siguiente pregunta. Hablando de cómo desarrollas los personajes a lo largo de la historia, hay gente que dice que al principio parecías mostrar más empatía o simpatía hacia ellos. Eras capaz de ridiculizar su estilo o hábitos de vida, pero seguías manteniendo la humanidad esencial de los personajes. En fechas más recientes, algunos críticos han dicho que tus guiones tienden a caricaturizar en vez de retratar a tus personajes, que ya no tienes el mismo respeto por las peculiraridades que los hace humanos.

BAGGE: ¿De verdad?

SOBOCINSKI: Sí. ¿Qué piensas sobre ello?

BAGGE: Pienso todo lo contrario.

SOBOCINSKI: ¿Y eso por qué?

BAGGE: Bueno, con Junior ese desagrado personal siempre ha existido, pero fue creciendo hasta el punto de que la única vez que lo usé, las únicas veces que me sentí impulsado a usarlo, fue para ridiculizarlo, sólo para hacer que apareciese como un completo idiota.

SOBOCINSKI: Pero antes, ¿no crees que tenías un poco más la sensación de que, sí, es un completo idiota, pero podías llegar a entenderlo...

BAGGE: ...como que al final es alguien adorable.

SOBOCINSKI: No me refiero a adorable en el sentido Hallmark, sino que el lector podía llegar a entender sus motivaciones, los rasgos diferenciadores del personaje, por qué se comportaba como un idiota, por qué reaccionaba como lo hacía.

BAGGE: Bueno, quizá la gente captaba mi falta de interés o mi desprecio hacia esos personajes.

SOBOCINSKI: Y respecto a la evolución, te concentraste más en...

BAGGE: Claro, en los Bradleys, y especialmente en Buddy Bradley, tan sólo se convirtió en una mina de ideas de oro. Básicamente empezó con ciertos rasgos autobiográficos, y los Bradleys, comparados con todas los otros personajes con los que he trabajado, eran los únicos que más claramente estaban asentados en la realidad. Y el mundo en el que se mueven, siendo el de esa típica familia de las afueras, tenía mucho de mi pasado, de experiencia personal. [Risas] Y siempre me dió grandes oportunidades de retorcerlo.



SOBOCINSKI: ¿Desprecias el estilo de vida de las afueras?

BAGGE: Claro, prefiero de lejos el estilo de vida en la ciudad. Vivir en las afueras no está hecho para mí. Me divierte pensar que cuando mis amigos de New York, que son hiper-urbanos, vinieron a Seattle y vieron como vivía, dijeron algo como “Pete, esto es Suburbia.” [Risas.]

SOBOCINSKI: ¿Has notado alguna diferencia en la reacción del público ante tu trabajo?, ¿cualquier cambio en sus tendencias o en otras cosas de naturaleza parecida?

BAGGE: Supongo que lo que más he notado recientemente es que ahora que he estado produciendo una serie regular de cómics durante todo este tiempo, y he tenido gente que ha seguido lo que hago durante mucho tiempo, muchos han desarrollado expectativas en cuanto a lo que va a suceder en el siguiente número de Hate, y si no ocurre lo que se imaginaban se sienten decepcionados. Así que últimamente, en cada nuevo número de Hate, las primeras cartas siempre son de ataque. La gente pierde los estribos con algunas cosas.



SOBOCINSKI: ¿Qué tipos de situaciones provocan dichas reacciones?

BAGGE: A veces lloriquean y gimen diciendo: “Me gustaría que no te hubieras deshecho de Valerie. Tráela de vuelta.” O “Lisa me vuelve loco”, cosas así. O simplemente cada cambio perceptible que notan en el carácter o la personalidad de Buddy, como: “Parece más mezquino” o “parece que se está volviendo demasiado blando”, insisten mucho en todas esas cosas. Además, y creo que esto es inevitable, pero como el número de lectores va aumentando y estoy atrayendo la atención de más lectores ocasionales, parece que he llamado la atención de la Policía del Pensamiento.
Tengo reacciones viscerales por parte de la autoproclamadas feministas que observan todas estas cosas y siempre suponen que sé exactamente lo que piensan ellas.
En cada carta airada que me llega pone algo como “Por lo que respecta a Hate número 10”, se lanzan, “Por lo que respecta a Hate número 10, tú hijo de puta, espero que termines en la cárcel y te violen”. Pero nunca dicen qué es lo que les molestó, y por qué les ha cabreado. Y es realmente insultante porque suena como si pensaran que yo sé exactamente cómo molestarlos y que lo he hecho intencionadamente, que me he sentado diciendo: “¡Ja, ja, ja, a esta Jane Doe de Lexington, Kentucky, le joderá realmente leer esto!” Quiero decir, podría adivinarlo. Pero me resisto a hacerlo. Puedo dejar grabado aquí, en la grabadora, lo que creo que les ha molestado, sobre todo en el Hate número 10, que es donde Lisa se viste con el saco de patatas. ¿Qué fue lo que les ha cabreado tanto? Incluso algunas mujeres, cuando saqué ese número, algunas amigas mías me dijeron: “Bueno, ya sabes, también me ha fastidiado a mí.” Pero aunque lo hayan pasado fatal, no entran en detalles, o parece que vayan a pasar un mal rato describiendo qué fue lo que exáctamente las molestó de esa historia en concreto. Incluso algunas me dijeron: “¿Esto es realmente lo que sientes hacia las mujeres, ya que, al menos hasta cierto punto, Buddy Bradley es tu alter-ego? ¿Es esto lo que piensas de todas las mujeres?”



SOBOCINSKI: ¿Y qué les respondes a las mujeres que te dicen eso?

BAGGE: Bueno, la gente que se molestó en conseguir éste número específico también comentaba: “El problema es que también sé que existen mujeres como Lisa. Si no lo supiera, pensaría que eres una persona horrible.” Así que supongo que les molesta saber que existen mujeres como Lisa. Y que hay muchísimas. [Risas.] Así que supongo que tendría que fingir que no existen. Por supuesto, hay una gran cantidad de personas que insisten en que nunca han conocido a alguien como Lisa. Por lo tanto, no sé, es un personaje verdaderamente polémico. Es mi primera polémica: Lisa. Y también es mi personaje favorito.



SOBOCINSKI: ¿Y por qué?

BAGGE: Me encanta trabajar con este personaje. Es grande. Un gustazo. Hay tantas cosas que puedo hacer. Me llevó mucho tiempo reconocer que era un estereotipo, pero siempre he tenido un montón de amigas que al menos me han servido como modelos para Lisa. Pero nunca pude imaginar una buena forma de construir un personaje a partír de ellas, reunirlas a todas en uno, un personaje que funcionase. Y ahora ya lo tengo.
[Risas] Pero de nuevo, cada vez que recibo cartas críticas, siempre me da por pensar,
no importa cuán disparatadas sean las críticas o quejas. Siempre me detengo y pienso, “¿Está esa persona tocando un tema delicado que me es completamente ajeno? ¿Realmente soy tan insensible? ¿De alguna forma, soy un ignorante y esta persona está tratando de abrirme los ojos?” Me disgusta recibir cartas de ese tipo, y las doy muchas vueltas. Pero cuando todo está dicho y hecho, siempre llego a la misma conclusión.

SOBOCINSKI: ¿Y cuál es?

BAGGE: ¡Que ellos están jodidos y yo soy el mejor! [Risas.] ¡Fin!

martes, 29 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (9/12): THE NUNS 7"


Conseguir ser los primeros en algo (en este caso Nuns fueron uno de los primeros grupos de la escena punk de California y llegarían a telonear a Sex Pistols en su gira norteamericana) no tiene por qué ser favorable. Las tres canciones del single (también uno de los primeros publicados y con algunas tomas en deficiente directo) no se encuentra entre lo más representativo de una banda que rápidamente escoraría hacia la New Wave, pero por impacto histórico deben incluirse necesariamente en cualquier recopilación rigurosa.

THE NUNS 7"
(415 Records, 1979)

1-Decadent Jew
2-Savage
3-Suicide Child

AQUI.

INFO.

lunes, 28 de junio de 2010

EL VIBORA CHECKLIST, NUMEROS 251-260



EL VIBORA 251 (2000)

PORTADA, por Paco Roca
2-SUMARIO
3-LA BOMBA, por Stan y Vince
10-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
12-KÖNRAD Y PAUL, por König
13-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
18-DESALMADO, por Perro y Migoya
26-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
28-EL OJO PUBLICO
29-NOT QUITE DEAD, por Shelton y Pic
34-TRADICCION NAVIDEÑA, por Alvarez Rabo
36-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
37-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
43-THIRDWAVE, por M. A. Martín
48-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
50-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
53-LA FIESTA, por Daniel Clowes
58-EL LAZO, por Norberto
59-FANZINES, por Félix Sabaté
59-EL IMBECIL, MAL KARMA, por Robert Crumb
69-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
71-VISCERIN, por Jorge Angel Romero
79-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
80-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
83-EL GRAN DIA DE JUAN, por Rebollo
89-SENSUAL SANTA, por Daniel Clowes
90-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton
91-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro



EL VIBORA 252 (2001)

PORTADA, por Javi Rodriguez
2-SUMARIO
3-THIRDWAVE, por M. A. Martín
8-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
10-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
11-KÖNRAD Y PAUL, por König
14-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
15-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
19-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
20-CONSEJOS DE PADRE, por Alvarez Rabo
21-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
22-ABUELOS INC., por Rebollo
26-EL OJO PUBLICO
26-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
33-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
34-MR. NATURAL, por Robert Crumb
35-LOS REPORTAJES DE PETER BAGGE, por Peter Bagge
43-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
44-PIXELTOPIA, por Javier Candeira
47-DESALMADO, por Perro y Migoya
55-NOT QUITE DEAD, por Shelton y Pic
56-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
58-FANZINES, por Félix Sabaté
58-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
67-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet



EL VIBORA 253 (2001)

PORTADA, por Kevin Taylor
2-SUMARIO
3-LOS REPORTAJES DE PETER BAGGE, por Peter Bagge
10-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
11-CONTACTOS, por Bernardo Muñoz
19-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
20-KÖNRAD Y PAUL, por König
21-SABADO NOCHE, por Alvarez Rabo
22-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
25-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
26-EL OJO PUBLICO
26-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
33-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
34-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
36-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
37-THIRDWAVE, por M. A. Martín
42-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
43-NOT QUITE DEAD, por Shelton y Pic
44-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
48-EL OJO PUBLICO
48-DESALMADO, por Perro y Migoya
56-GRANDES PERSONAS HUMANAS: PERRO Y MIGOYA, por Félix Sabaté
58-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
66-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton
67-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo



EL VIBORA 254 (2001)

PORTADA, por Boccére
2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
4-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
6-EL OJO PUBLICO
6-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
10-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
15-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
19-TONTO, por Robert Crumb
29-SURCOS Y GEMIDOS, por Leticia Berrocal
30-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
32-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
34-LA PRIMERA VEZ, por Dylan Horrocks
38-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
39-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
43-LOS REPORTAJES DE PETER BAGGE, por Peter Bagge
52-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
54-THIRDWAVE, por M. A. Martín
59-PIXELTOPIA, por Javier Candeira
60-KÖNRAD Y PAUL, por König
68-FANZINES, por Félix Sabaté
71-NOT QUITE DEAD, por Shelton y Pic
72-FUEGO EN EL CUERPO, por Alvarez Rabo
74-DESALMADO, por Perro y Migoya
82-GRANDES PERSONAS HUMANAS: BILL PLYMPTON, por Manuel Valencia
84-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton
86-A.K.A. BRUNO, por Quim Bou
90-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
91-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro



EL VIBORA 255 (2001)

PORTADA, por Rubén
2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
5-THIRDWAVE, por M. A. Martín
10-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton
11-KÖNRAD Y PAUL, por König
14-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
15-FUEGO EN EL CUERPO II, por Alvarez Rabo
16-EL OJO PUBLICO
17-ESCALERA DE VECINOS, por Alfredo Pons
24-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
25-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
26-EL OJO PUBLICO
26-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
33-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
34-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
36-LOS REPORTAJES DE PETER BAGGE, por Peter Bagge
43-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
49-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
50-FANZINES, por Félix Sabaté
51-DESALMADO, por Perro y Migoya
58-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
66-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet



EL VIBORA 256 (2001)

PORTADA, por Paco Roca
2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
5-THIRDWAVE, por M. A. Martín
10-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
11-EL COCHINO MUNDO DE ENOMOTO, por Enomoto
17-EL OJO PUBLICO
18-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
23-KÖNRAD Y PAUL, por König
26-FANZINES, por Félix Sabaté
26-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
33-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
34-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
38-GENIOS GENUINOS: SANTIAGO SEGURA, por Manuel Valencia
40-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
42-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
43-BILLY IDIOT, por Alvarez Rabo
44-FANZINES, por Félix Sabaté
44-DESALMADO, por Perro y Migoya
57-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
59-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
66-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
67-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton



EL VIBORA 257-258 (2001)

PORTADA, por Mónica
2-SUMARIO
3-CRISTOBAL NAZARETO, por Alex Fito
11-LA BOMBA, por Delépine, Stan, Vince y Pezzalitan
19-CONTACTOS, por Bernardo Muñoz
27-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
28-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
30-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
34-KÖNRAD Y PAUL, por König
37-AL SERVICIO DEL DEBER, por Mack White
42-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
50-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
52-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
54-THIRDWAVE, por M. A. Martín
59-KÖNRAD Y PAUL, por König
60-CERO A LA IZQUIERDA, CERO A LA DERECHA, por Alvarez Rabo
62-EL COCHINO MUNDO DE ENOMOTO, por Enomoto
68-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
68-EL VECINO, por Tomaz Lavric
83-ANITA, por Bobillo, Sosa, Bobillo y Pereyra
96-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo
98-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia



EL VIBORA 259 (2001)

PORTADA, por Marco Sarmento
2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
5-PEATONES, por Feliciano y Alejo
11-EL DIARIO DE KAROL, por Ryp y Art Brooks
19-KÖNRAD Y PAUL, por König
20-LA TIENDA DE RUIDOS, por Benet Román
21-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
22-ROSARIO Y LOS INAGOTABLES, por Laperla & Kosinski
26-ONANISMO POLITICO, por Alvarez Rabo
27-¿LO COGES?, por Peter Bagge
30-CHISTES GUARROS, por Vuillemin
32-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
34-EL OJO PUBLICO
34-ANITA, por Bobillo, Sosa, Bobillo y Pereyra
42-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
43-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
45-ATRACO, por Tomaz Lavric
59-THIRDWAVE, por M. A. Martín
64-CRISTOBAL NAZARETO, por Alex Fito
66-LAS HISTORIAS INFAMES DE BILL PLYMPTON, por Bill Plympton
67-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo



EL VIBORA 260 (2001)

PORTADA, por Mónica
2-SUMARIO
3-AQUI LLEGA ¡LOVEY!, por Peter Bagge
10-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
11-KÖNRAD Y PAUL, por König
12-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
14-EL VENGADOR, por Tomaz Lavric
26-KOMEKOMIX, por Félix Sabaté
26-ANITA, por Bobillo, Sosa, Bobillo y Pereyra
37-SURCOS Y GEMIDOS, por Sonia Berrocal
38-THIRDWAVE, por M. A. Martín
43-EL DIARIO DE KAROL, por Ryp y Art Brooks
53-SOY UNA CHICA, por Miguel B. Núñez
54-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
56-PUEBLO, SUEGRA Y UNICORNIO, por Alvarez Rabo
58-FANZINES, por Sergi Puertas
58-COMPROBANDO LA REALIDAD, por Javi y Mauro
66-DRUGOS EL ACUMULADOR, por Mauro Entrialgo


Gracias al C.R.G.

domingo, 27 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (8/12): KAOS - PRODUCT OF A SICK MIND


Tres lamentos contra la alineación de una banda que contó en sus filas con un ex-Controllers. La producción es la típica de principios de los ochenta (deslabazada, rugosa). Una de esas joyas ultra-raras que alegra encontrar en las cubetas de segunda mano.

KAOS - PRODUCT OF A SICK MIND
(What Records?, 1980)

1-Alcoholiday
2-Top Scret
3-Iron Dream

AQUI.


12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (7/12): RANDOMS - ABCD


Como tantos otros grupos, Randoms legaron otro himno más ("Let´s get rid of New York") a todas esas recopilaciones que se encargarían de rescatar la labor de innumerables "one-hit-wonders" que no llegaban a funcionar más allá de unos meses. Atentos a los componentes de la banda: K.K. Barret (Screamers), Pat Garrett (Black Randy And The Metrosquad) y John Doe (X).

RANDOMS - ABCD 7"
(Dangerhouse, 1977)

1-ABCD
2-Let´s get rid of New York

AQUI.

viernes, 25 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (6/12): ALLEYCATS - NOTHING MEANS NOTHING ANYMORE


De nerviosas junturas, el estilo que profesaron Alleycats en este single y su secuela "Too Much Junk", mostraba a una banda de marcada profesionalidad compositiva e inspiradísima pegada, donde lo que más abundaba era una enorme pasión por el rock´n´roll más clásico.

ALLEYCATS - NOTHING MEANS NOTHING ANYMORE 7"
(Dangerhouse, 1978)

1-Nothing means nothing anymore
2-Give me a little pain

AQUI.


INFO.

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (5/12): BLACK RANDY AND HIS ELITE METRO SQUAD - IDI AMIN


Alejados de la mayoría de estilos que infectaron garitos como el Madame Wong's, el impepinable Black Randy y sus secuaces, además de sacar adelante Dangerhouse (uno de los sellos discográficos cruciales de L.A.), eruptaron varias composiciones que se acercaban mucho a lo que James White intentaría hacer con sus Contortions. La versión de James Brown aún produce cosquilleos.

BLACK RANDY AND HIS ELITE METRO SQUAD - IDI AMIN 7"
(Dangerhouse, 1978)

1-Idi Amin
2-I'm Black & Proud Part 3
3-I'm Black & Proud Part 14
4-Wanna Be A Nark

AQUI.

INFO.

jueves, 24 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (4/12): MINUTEMEN - PARANOID TIME


Uno de los grupos más dispares de la cosecha de los primeros ochenta. Con toques musicales insólitos (¡funk!), la publicación de este artefacto (y sucesivos) en la prolífica disquera SST ejercería una enorme influencia a lo largo de toda la década de Ronald Reagan, y su eco seguiría reverberando en grupos como Boredoms o cualquiera de los proyectos de Mike Patton.

MINUTEMEN - PARANOID TIME EP
(SST, 1980)

1-Validation
2-The Maze
3-Definitions
4-Sickles And Hammers
5-Fascist
6-Joe McCarthy's Ghost
7-Paranoid Chant

AQUI.


INTERVIEW FROM FLIPSIDE Nº 46.

miércoles, 23 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (3/12): THE CONTROLLERS - (THE ORIGINAL) NEUTRON BOMB


La precariedad a la hora de grabar los primeros productos punk fundamentó no pocas leyendas. Entre ellas la de Controllers. Primerizos de la escena angelina, disfrutaron de una efímera vida que sin embargo legó canciones torcidas repletas de humor irónico que sólo entendió el propio grupo.

THE CONTROLLERS - Neutron Bomb 7''
(What? records, 1978)

1-(The Original) Neutron Bomb
2-Killer Queers

AQUI.

INTERVIEW.

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (2/12): ADOLESCENTS - AMOEBA


Junto con Bad Religion y otro montón de grupos formados por chavales aburridos (que no agobiados), Adolescents se dedicaron a endulzar a base de coros "teen" sus veloces canciones. "Skate-punk" fue una forma como otra cualquiera de referirse al estilo que machacaron en sus inicios.

ADOLESCENTS - AMOEBA (one-side 7")
(Posh Boy, 1980)

1-Amoeba

AQUI.


INFO.

martes, 22 de junio de 2010

12 SINGLES DE CALIFORNIA PUNK, PARTE 2 (1/12): THE PLUGZ - MOVE EP

Los México-NorteAmericanos Plugz no sólo deberían quedar inscritos en la historia del punk como el primer combo de Tito Larriva, sino por gritar a los cuatro vientos las dificultades de su gheto de adopción en L.A. a través de iracundas y efectivas reformulaciones del primer hardcore.

THE PLUGZ - MOVE EP
(Slash Records, 1978)

1-Move
2-Mindless Contentment
3-Let Go

AQUI.