viernes, 30 de julio de 2010

ANGRY SAMOANS VETADOS


Uno de los grupos más importantes del punk californiano no aparece en el, por otra parte, excelso libro "Tenemos la bomba de neutrones" (Munster Books, 2010), el recorrido histórico por los orígenes de dicho movimiento.

Entre muchas otras razones, Metal Mike lo atribuye a la guerra abierta que mantuvo su grupo con Rodney Bingenheimer, el influyente DJ de la emisora KROQ de L.A. (aquí, la hiriente letra del "Get off the air" de los Samoanos.)


Puedes leer una entrevista en la que Mike pone los puntos sobre las íes sobre dicha confrontación en Terminal Boredom.

ANGRY SAMOANS SPECIAL, EN FROG2000:

-PARTE 1
-PARTE 2
-PARTE 3

jueves, 29 de julio de 2010

LOBEZNO A LOS 30: ENTREVISTA CON CHRIS CLAREMONT Y JOHN BYRNE. PARTE 2 (DE 3)



LOBEZNO A LOS 30.

(Entrevista realizada por Peter Sanderson a Chris Claremont y John Byrne. En BACKISSUE número 4, 2004. Traducción: Frog2000.)

Parte 2 (de 3). PRIMERA PARTE AQUI.

------------------------------------------------------------------

LOBEZNO Y LAS PELICULAS

Sanderson: ¿De quién fue la idea de hacer esa escena al estilo de Harry el Sucio [X-Men 133], en la que Lobezno está hablando sobre sus garras y al tipo del Club Fuego Infernal le entran temblores y escalofríos?

Byrne: Creo que fue idea de Chris.

Sanderson: Chris, ¿algunos conceptos sacados de películas han podido influir en la personalidad de Lobezno? Alguna vez has mencionado a [el compositor Ennio] Morricone y tenemos esa escena que parodia a Harry el Sucio en la trama del Club Fuego Infernal [X-Men 133]. Así que se podría pensar que existe una conexión con Clint Eastwood.



Claremont: La conexión con Clint Eastwood. También me encontré a gusto realizando un cruce entre el Wyatt Earp interpretado por Henry Fonda en “My darling Clementine” [Pasión de los fuertes, 1946] y el Ethan Edwards interpretado por John Wayne en The Searchers [Centauros del desierto, 1956], si buscamos una analogía con el Western clásico. [Las dos películas están dirigidas por John Ford].

Sanderson: Para satisfacer el interés de aquellos que no han visto dichas películas, puede que exista una diferencia entre el vigilantismo casi fuera de control [Edwards en “The Searchers”, mientras busca de forma obsesiva una venganza sangrienta] y el representante de la ley que ayuda a construir la civilización.

Claremont: No sé si veo al personaje de Earp interpretado por Fonda como un fundador de la civilización.

Sanderson: Bueno, Earp está buscando venganza, pero se asegura de que haya paz mientras la gente del pueblo funda su comunidad. Aunque al final de las dos películas, ambos [Edwards y Earp] se marchan; no tienen cabida en ese pueblo que ya está seguro.

Claremont: Creo que esa es la cuestión: está facilitando la creación de la civilización, pero durante todo el tiempo tienes la sensación de que es un forastero. Es el tipo de elemento quintaesencial en ambas películas de [John] Ford y también en las de Howard Hawks: que el héroe sea un forastero. El héroe forma un equipo, lleva el conflicto hasta su resolución, y luego abandona el grupo porque la verdadera naturaleza de su heroismo le impide echar raíces. Recibirá una recompensa en un sentido clásico gracias a su sacrificio.




Sanderson: La naturaleza de su heroísmo sería el uso de la violencia.

Claremont: La naturaleza del heroísmo es que tienes que estar dispuesto a enfrentarte al mal bajo sus propios términos. Eso es lo que está haciendo Eastwood en sus últimas películas. No puedes alejarte de algunas de las cosas que haces sin contaminarte por las mismas. Y es lo que ocurre con muchos X-Men, –bajo mi punto de vista, Charles Xavier sería uno, Logan sería otro- indudablemente algunos de ellos tienen que acarrear con un montón de equipaje kármico, Jean sería la tercera. Si alguna vez vuelvo a poner mis manos sobre Jean, hay muchas cosas que me gustaría hacer con ella en términos de construcción de personaje, llevándola a profundizar en todo lo que le ha ocurrido en su vida.

Sanderson: John, ¿tu versión de Lobezno estaba influida por Clint Eastwood?

Byrne: No, la mía no. Sé que Frank [Miller] se basó mucho en Eastwood. Mi Lobezno es un actor del que no me acuerdo de su nombre, que estuvo en pantalla durante cinco minutos en una película sobre hockey de Paul Newman llamada “Slap Shot” [El Castañazo, 1977], y en la que interpreta al capitán y portero del equipo contrario. Paul Newman y él tienen un gran intercambio de palabras clasificado X [blasfeman], y ese es Lobezno. De hecho, mi ex y yo, Andy y yo, vimos esa película varios años después de casarnos, y tan pronto como el tipo apareció en pantalla, ella dijo: “Oh, ese es Lobezno” [risas].



Sanderson: ¿Era bajito?

Byrne: No parecía que fuese terriblemente pequeño, pero se parecía mucho. Tenía los ojos enloquecidos. Y eso es lo que Lobezno necesita tener.

Sanderson: Ya hemos hablado sobre Clint Eastwood, ¿hay algún rasgo de los personajes de Toshiro Mifune en Lobezno?

Claremont: Diría que hay una especie de mezcla entre Sanjuro y Yojimbo, en el lado de las cosas de [el director Akira] Kurosawa. [Realmente, Mifune interpreta a ambos personajes en las dos películas].

Sanderson: Por supuesto, también existe una conexión con Eastwood. [Yojimbo fue la película que inspiró "A Fistful of Dollars" (Por un puñado de dólares, 1964), en la que Eastwood interpreta a un personaje basado en el de Mifune].



Claremont: Lo sé. Pero también hay alguna ración de Zatoichi. Y también, si estiramos el hilo, de Lone Wolf and Cub. Es una amalgama de influencias. No creo que haya ningún vínculo directo entre Kurosawa, el cine de samurais y Logan. Tan sólo es una gestalt gigantesca.



EL TRIANGULO AMOROSO

Sanderson: Chris, ¿cómo describirías la relación de Lobezno con Jean [Grey, alias Marvel Girl y Fénix], sugerida un poco durante los años junto a Byrne y que desarrollaste más tarde?

Claremont: Creo que incluso la revelamos y comentamos, porque él guardaba la fotografía de ella y Scott, y la rasgó por la mitad.

Sanderson: Creo que durante los años con Byrne, se convirtió más en un subtexto que explicaba la rivalidad entre Lobezno y Scott.

Claremont: Lo que le pasa con Jean es pura química, entran en la misma habitación y saltan chispas, sin tener ni idea de por qué pasa eso. Es como si se mirasen y dijeran “Oh, ¡¡Dios mío!?”. Es pura química. El mira a Jean, Jean le mira a él, las hormonas saltan, la parte racional del cerebro salta por la borda.

Sanderson: ¿Significa que Jean y Scott nunca van a acabar juntos?

Claremont: ¿En qué te basas, en los guiones actuales? [Recientemente, Scott y Jean se han separado, y Scott mantiene una relación con la Reina Blanca].

Sanderson: No, me baso en el comportamiento que tenían cuando tú los estabas escribiendo.

Claremont: Creo que estuvo bien sacar a la palestra toda esa polémica. También pienso que estuvo bien incluir algo de rivalidad. Y creí que sería divertido añadir algo de suspense romántico a la serie.



Sanderson: ¿Lo intentaste hacer junto a Byrne o es algo que te gustaría hacer ahora mismo?

Claremont: Creo que fue algo que envolvió todo el asunto de Fénix Oscura. Así que un montón de posibles consecuencias románticas que estábamos intentando añadir murieron junto a Jean. Fin de la historia, sigamos hacia delante. Y lo hicimos. Ahí fue cuando Mariko salió a la superficie, porque Jean ya no estaba en escena, en absoluto. Entonces volvió otra vez y las cosas se volvieron a complicar. Actualmente, lo más fascinante es que Scott y Emma [Frost, la Reina Blanca] han empezado una verdadera relación, así que si Jean resucitase, espero que se añadiese un nuevo ciclo a la mezcla.

Sanderson: ¿Qué piensas de la rivalidad de Lobezno con Cíclope, algo que parece estar muy bien pillado en las películas?

Byrne: Bueno. Es algo que nunca me volvió loco. El concepto de que puede enamorarse de forma instantánea de Jean funciona muy bien, porque yo me enamoré instantánemente de Jean cuando leí el X-Men número 1. Te enamoras de Jean, eso es lo que te suele ocurrir.



Sanderson: Me parece que cuando estuviste en la serie, la rivalidad entre Lobezno y Cíclope trataba más sobre las jerarquías, y que Chris no enfatizó su rivalidad por Jean hasta que empezó a hacer nuevo material para Classic X-Men.

Byrne: Claro. Se apasionó con Jean y pensó que Cíclope era alguien que no podía sentir afecto. Conmigo, todo trataba más sobre el entrenamiento de Lobezno y de cómo aprendía a actuar con las cosas. Y Cíclope era una clase de persona mucho más mojigata. Por supuesto, deberíamos recordar que cuando apareció X-Men número 1, Cíclope era la estrella rompedora instantánea, porque era el tío más cool. Supongo que eso dice mucho de dónde venimos.



Sanderson: John, cuando le pregunté a Chris que, si a pesar de la atracción que Lobezno siente por Jean, ella y Scott están hechos el uno para el otro, Chris me dijo que si él estuviese aún escribiendo el personaje de Jean, jugaría con todo eso. Sospecho que tú opinas diferente.

Byrne: Sí [risas]. Jean y Scott deberían acabar juntos; como un regalo. Pero hey, Peter Parker todavía debería estar en el Instituto.



LOBEZNO Y DIENTES DE SABLE

Sanderson: John, ¿qué hay sobre Dientes de Sable?, ¿fue creado realmente para ser el padre de Lobezno?

Byrne: No fue creado para eso, porque primero apareció en Iron Fist [número 14]. Pero cuando hice aquella historia, había hecho un diseño del aspecto que yo creía que tendría Lobezno sin máscara y se lo envié a Chris. Pero Dave ya había hecho otro, algo que yo no sabía. Así que terminé usando ese diseño para Dientes de Sable.
Y ese detalle plantó cositas en mi cabeza, y entonces empecé a pensar en ese argumento, en ese arco típicamente desechado por Chris con la historia en la que aparecen los Centinelas [X-Men 98 a 100], en el que la máquina le dice [a Lobezno] que es un mutante y el Centinela dice que no, o viceversa. Y empecé a pensar sobre ello, y sugerí que Dientes de Sable era su padre y que él era el mutante y que la mutación se había reproducido. Así que realmente, Lobezno era el primero de una nueva especie y que por eso el Centinela estaba tan confuso. Luego estuvimos tratando con eso de que Lobezno tiene cincuenta años y Dientes de Sable tiene cien.



Sanderson: Así que esas son el tipo de cosas que estaban empezando a desarrollarse mientras estabas en el título.

Byrne: Claro. Porque utilicé toda mi energía durante todo el tiempo que estuve en la serie, los tres años o lo que sea que estuve, para ir apilando cosas de Lobezno una sobre otra, porque me había entusiasmado con mi chico.

Sanderson: ¿Crees que se debería haber revelado que Dientes de Sable era el padre de Lobezno, o es una de esas cosas que sólo deben insinuarse?

Byrne: Para mí era la trama subyacente. Todo lo que proponía se quedaba como una trama secundaria que nunca revelamos. Me encanta hacer eso cuando guionizo. Me gustar saber cada detalle de un personaje, aunque nunca se revele, porque me permite lanzar todas esas líneas argumentales encubiertas y todas esas pequeñas referencias, la forma de hablar de la gente. Puedes referirte a algo que te ocurrió a los seis años que no significa nada para ningún otro, y no necesitas hacer una historia sobre cómo te ocurrió. Para mí, el tema de Dientes de Sable es una especie de vistazo a algo que yo conozco. Nunca estuve completamente seguro si Lobezno descubriría que Dientes de Sable era su padre. Creo que quizás, Dientes de Sable lo sepa, pero tal vez Lobezno no lo sepa nunca.




Sanderson: Chris, ¿cuál era la intención original al crear a Dientes de Sable?, ¿teníais en mente tú y John que fuese el padre de Lobezno?

Claremont: Sí.

Sanderson: ¿Subraya la teoría de que lo que le pasa a Lobezno es algo genético, porque a su padre le pasa lo mismo?

Claremont: Bueno, no. Depende de cómo lo mires. Lobezno es el más humano, el más evolucionado, el siguiente escalón. Pero Dientes de Sable no lo ve de esa forma. Para él Lobezno es tiempo perdido en una relación sexual. Bajo su punto de vista, Lobezno está discapacitado por culpa de sus escrúpulos morales, por la moralidad que lo define. Lobezno es un pobre idiota. Nadie importante.
Dientes de Sable es exáctamente lo que implica su nombre: es una enorme e imparable máquina de deseo insaciable y destrucción. Parafraseando a Richard Dreyfuss, él camina, come, hace bebés, y lo demás no le interesa. La diferencia es que tiene la capacidad de pensar racionalmente; el pensamiento racional está consagrado a satisfacer sus apetitos, que son enormes e insaciables. Y sin embargo, extraordinariamente variados.

Sanderson: ¿Me equivoco si digo que tanto Lobezno como Diente de Sable tienen una predisposición genética hacia la violencia incontrolada, pero ya que Lobezno es alguien más evolucionado, ha aprendido mejor a hacerla frente?

Claremont: Lobezno dispone del anhelo y la capacidad de decir que no. Dientes de Sable tiene la misma capacidad, pero no lo hace.
Puedes argumentar que “¿Tiene alma Lobezno?, ¿tiene alma Dientes de Sable?” El argumento que podríamos lanzar al aire es que la diferencia entre uno y otro es que Lobezno tiene un toque divino, esa chispa que le permite abrazar el concepto de moralidad, mientras que Dientes de Sable no lo tiene. Podría llegar a comprender algo que se asemejase a la moralidad más allá del capricho, pero no significará nada para él. Realmente es un sociópata.



CLAREMONT Y MILLER

Sanderson: Hablemos sobre la miniserie de Lobezno junto a Frank [Miller]. Ese fue tu intento de dar el siguiente paso en la evolución del personaje de Lobezno, donde redefinirías a Lobezno de verdad.

Claremont: Claro. Para mí, si alguna vez iba a tener una historia de origen o una historia que definiese a Lobezno de todos los modos posibles, esta era dicha historia.

Sanderson: ¿Empezaste el proyecto sabiendo que eso es lo que querías hacer, o era algo que evolucionó una vez que empezaste a hablarlo con Frank?, ¿en qué medida contribuyó Frank al guión?

Claremont: Oh, es algo en lo que colaboramos completamente. Lo dije antes, al principio. Toda la génesis de la historia –esta es una de esas raras ocasiones en la que ésta se desarrolla a base de hablar sobre el personaje en vez de seguir un argumento. Basicamente llegamos a un entendimiento, un acercamiento, una sinergia entre ambos, una sincronicidad, una visión compartida de lo que es Lobezno, lo que le hace funcionar, lo que queremos que haga, dónde queríamos tenerlo al final de la historia. Y a partír de ahí elegimos la secuenciación de escenas para poder llevarlo hasta allí. Pero es el personaje el que define la trama.



Sanderson: Si tuvieses que resumir esa historia de Lobezno, ¿cómo lo harías?

Claremont: De hombre a bestia y de bestia a hombre.

Sanderson: ¿Cómo lo contrastarías con el arco de la serie de Kitty [Pryde] y Lobezno? Me parece que la serie junto a Miller trata sobre cómo aprender a superar a la bestia, mientras que en Kitty y Lobezno tenemos a éste en unas circunstancias en las que puede sacar de nuevo a la bestia.

Claremont: “Kitty y Lobezno” trata de cómo éste enseña todo lo que ha aprendido, es la historia del maestro. Es una historia en la que transmite lo que ha aprendido.

Sanderson: Estoy pensando en el número final, en el que a Lobezno le entra una furia asesina para poder vencer a Ogun.

Claremont: Esa es la mecánica de la historia. Teníamos que hacer algo grande y a página completa. Para mí, lo más importante está en el número cuatro, a lo largo de toda esa escena de entrenamiento, en la que ella aprende lo que él es. Ella tiene que abrazar lo que él es para poder convertirse en lo que es ella.




LOGAN, LA FIGURA PATERNAL

Sanderson: John, Chris lo elaboró mucho más después de que dejases el título, pero se puede ver cómo empieza todo en la saga del Club Fuego Infernal [número 131], y que ya hay química entre Lobezno y Kitty. A lo largo de las décadas, se ha embarcado a Lobezno en un rol como de figura paternal. ¿Crees que había alguna química particular entre Kitty y Lobezno en aquel entonces?

Byrne: No, no realmente.

Sanderson: Chris, a lo largo de los años, Lobezno ha actuado, sorprendentemente, como la figura paterna de varias chicas: tenemos a Kitty, a Júbilo, y a su hija adoptada, cuyo nombre, dependiendo del número que hayas leído, es tanto Akiko como Amiko. ¿Por qué piensas que cuando el personaje ejerce de mentor de dichas chicas funciona bien?



Claremont: Realmente, el único papel de mentor oficial que ha tenido es con Kitty. Su papel de mentor con Kitty es parte de un tapiz más amplio y panorámico que se reveló en “True Friends” [historia en la que Kitty viaja hacia atrás en el tiempo y en la que se encuentra con Logan en el Londres de 1930]. Aunque se supone que durante los ochenta o principios de los noventa todo esto se puede observar desde un contexto más amplio. Toda la relación entre Kitty y Logan es mucho más complicada y tiene un alcance más largo del que hemos sospechado hasta ahora.

Sanderson: ¿Por qué la relación entre Kitty y Lobezno es diferente de la que tiene con Júbilo o incluso con su hija adoptada?

Claremont: Con Akiko tenía una relación parecida a la que tiene un chico en la escuela, cuando escribe cartas a su tío lejano. Se supone que se concebía como una relación rara. Porque es el tío que vive al otro lado del mar. Como si fuera más un producto de la imaginación que algo palpable. Júbilo era, en mi intento original, y de nuevo; la otra cara de la moneda. Kitty era alguien a la que Logan acogió bajo su ala.

Sanderson: ¿Y por qué?



Claremont: Porque sabe cosas sobre ella que ella misma no sabe. Incluso entonces estaba jugando con la idea de que hay un vínculo muy anterior entre ambos que se remonta a antes de que ella naciera. Si aceptas como parte del canon la línea de tiempo construída en “True Friends”, Logan ya conocía a Kitty desde 1930. Entonces te tienes que preguntar si fue accidental que los X-Men fueran a Deerfield [en el número 128]. ¿De quién fue la idea de ir allí para encontrarla? ¿Fue cosa de Charley, usando a Cerebro, o alguien le susurró al oído a Lobezno? Si ella se metió en el equipo, ¿cómo sucedió?, ¿a dónde conduce todo esto?
Y luego, si incluyes ese factor en todo el mito de “Días del Futuro Pasado”, todo tipo de implicaciones interesantes pueden empezar a saltar. De nuevo, ese soy yo construyendo un gran entramado con un personaje específico.
La idea detrás de Júbilo era darle la vuelta a la tortilla. Lo importante no es que Lobezno acoja a Júbilo, sino que ella le pone bajo su protección, porque sin ella, él estaría muerto y lo sabe. Realmente él es muy despiadado con ella. Se relaciona con ella para poder sobrevivir. Y la actitud de ella hacia él siempre ha sido, bajo mi punto de vista, “Sin mí no tiene esperanza”. Y lo gracioso es que cada vez que se han relacionado, siempre han acabado en una situación que a ella le da la razón. La idea era que ella le salvase el culo muchas más veces de las que él se lo salva a ella. Pero, de nuevo, los personajes salieron en diferentes direcciones, fueron distribuidos entre varios guionistas y varias series, y las cosas que yo estaba intentando hacer se desvanecieron en la niebla.

Sanderson: ¿Estás de acuerdo con mi opinión de que Lobezno parece funcionar mejor cuando hace equipo con esas chicas tan diferentes? No es una relación sexual, pero parece que funciona bien en equipo, hay química.

Claremont: Bueno, para mí sí que funciona, porque no tenemos a todos esos chicos jóvenes para estar vagueando por ahí. Y Batman y Flecha Verde también reclutaron a un chico jóven como sidekick en su lado de la calle.



MADRIPUR

Sanderson: Chris, ¿Cómo se te ocurrió la idea de llevar a Lobezno a Madripur? Obviamente, ahí incluiste muchos homenajes a películas y cómics clásicos.

Claremont: Teníamos una serie de Lobezno; ¿cómo diferenciarla del resto de series? Pensé, ¿qué es lo que lo haría más divertido? Quería hacer rock´ n´roll clásico. Sin super-héroes, aparentemente sin mutantes. Sólo historias de aventuras patea-culos al estilo de Indiana Jones en ese salvaje y rebelde escenario donde vale todo.

Sanderson: Y con muchas influencias específicas. Puedo ver la de [Milton] Caniff.

Claremont: Claro.

Sanderson: "Tyger" Tigre tiene un estilo a lo Dragon Lady.

Claremont: Se lo comenté a Buscema desde el principio. Básicamente, quería obtener la atmósfera del clásico de 1930, Terry y los Piratas de Milton Caniff, junto con el presupuesto de las películas de la época dorada del cine.

Sanderson: La barra y el smoking blanco de Logan evocan Casablanca...

Claremont: Claro.

Sanderson: [Peter] O´Donnell...

Claremont: Modesty Blaise. [O´Donnell, el co-propietario del bar que Logan regenta en Madripur, se llama así por Peter O´Donnell, el creador de Modesty Blaise.]

Sanderson: Incluso hay un recuerdo para Secret Agent Corrigan. [A uno de los amigos de Lobezno en Madripur se le llamó Archie Corrigan en homenaje a la tira de prensa "Secret Agent Corrigan" y por Archie Goodwin, guionista de la misma durante sus últimos años.]



Claremont: Claro. Es un pastiche de las tiras dominicales, porque la idea era que se suponía que ésta no iba a ser una serie enormemente cerebral. Se suponía que iba a ser muy divertida.

Sanderson: Pero eso también me sugiere algo más sobre el concepto que tienes de Lobezno, de que estaba construido como un héroe de Caniff o como Bogart.

Claremont: Claro, tienes razón. Realmente, es un “héroe a lo Hawks”, pero lo que dices es casi lo mismo.

Sanderson: ¿Cómo definirías a un “héroe a lo Hawks”? Bogart también trabajó para Hawks [Howard Hawks, director de cine]. Lo de “Héroe a lo Hawks” normalmente evoca la imagen de un profesional absoluto.

Claremont: Un profesional absoluto, un solitario autosuficiente, alguien que es el mejor en lo que hace y que por otra parte respeta a las señoritas, porque las chicas que se encuentra son el tipo de chicas que le pueden ganar en su propio juego.



Sanderson: Exacto. Los hombres de Hawks tienden a sentirse atraídos por mujeres muy independientes. No sé si son unos solitarios absolutos. Podrían ser solitarios parte del tiempo, pero a menudo, los héroes de Hawks son parte de la comunidad con la que se alían.

Claremont: Son comunidades, pero muy especializadas, comunidades únicas. “Only Angels Have Wings” [Sólo los ángeles tienen alas, Howard Hawks, 1939], el ganadero de “Red River” [Río Rojo, Howard Hawks, 1948], hablamos de tipos que viven en una realidad compartida, que tienen una visión compartida.

Sanderson: Pienso en Rio Bravo. Tengo la impresión de que John Wayne no gastaría todo su tiempo junto a otra gente, pero debido a su situación particular, tiene que seguir junto a ese pequeño grupo de viejos amigos y nuevos aliados.

Claremont: Estoy de acuerdo. Para poder resolver un problema específico.

Sanderson: Lo cuál tiene un claro paralelismo con Lobezno como un solitario y también como parte de un equipo.

Claremont: [Asintiendo]. Mm-hmm. Nunca lo he visto como una dualidad. De vez en cuando tiene que irse de viaje, a vivir su propia vida y hacer sus cosas. Y lo que quería hacer con Madripur era crear un entorno donde pudiese tener templos en la jungla y ciencia-ficción y espionaje y a La Mano y Dios sabe qué más, en una parte del mundo en la que no tendría que interactuar con nadie conocido. Y que fuese muy divertido. Super-héroes sin disfraces.



Sanderson: ¿Qué influencia crees que ha tenido Lobezno en los cómics, después de su creación?

Claremont: Sólo Dios lo sabe. Si alguna vez he tenido totalmente definido el ritmo en los X-Men y esto ha corrompido los cómic modernos tal y como yo creo, añadiendo a Lobezno en esa mezcla, es otra cruz con la que tendré que cargar.

Sanderson: Ah, bien. Es algo parecido a las acusaciones contra George Lucas por haber arruinado el cine.

Claremont: Ahí lo tienes.

Sanderson: Es una buena compañía junto con la que estar.

Claremont: Claro.

Sanderson: John, [después de marcharte de la colección], no has vuelto a trabajar con Lobezno durante muchos, muchos años hasta que hiciste la serie mensual junto a Archie [Goodwin]. ¿Cuál fue el motivo?

Byrne: Me encantó. Sólo lo hice para poder trabajar con Archie. Dije que nunca volvería a acercarme a esos personajes otra vez, y entonces me dijeron: “Archie va a escribir seis números de Lobezno, ¿te gustaría dibujarlos?”. Y yo dije: “Wow, ¡claro! ¿Trabajar con Archie Goodwin?, Ya lo creo.”



Sanderson: Y para aquellos que acaban de llegar y que no saben quién era Archie Goodwin, ¿por qué era tan encantador trabajar con él?

Byrne: Porque probablemente Archie fue el mejor guionista que haya existido nunca. Cuando vivía, era una respuesta automática. Alguien podía decir “¿Quién es el mejor guionista de cómics?”, y decías: “Archie Goodwin”. Recuerdo coger su primer argumento y ver que todo estaba ahí. No había desperdicio ninguno, no estaba inflado. Algunos de los guionistas con los que he trabajado escribían argumentos que tan sólo eran como masturbarse en la página: Este soy yo haciendo lo que hace un “guionista”. Archie no era así: Me dio todo lo que necesitaba y me ofreció un espacio para poder hacer todo lo que fuese artísticamente capaz de hacer, y me encantó. Y recuerdo que unos seis meses después, cuando salió nuestro primer número (ambos habíamos dejado la serie para entonces), cobramos nuestro cheque [se ríe], y dijimos: “¿Por qué nos fuimos de la serie?, ¿por qué hicimos sólo seis números?”.



Sanderson: Eso nos lleva a la época en la que había grandes royalties.

Byrne: ¡Sí!

Sanderson: ¿Sentiste que Lobezno había cambiado un poco, cuando volviste después de todos esos años?

Byrne: Claro. Fundamentalmente era otro personaje. Teníamos esa especie de lugar parecido a Hong Kong.

Sanderson: Madripur.

Byrne: Todo era muy diferente.

Sanderson: ¿Te gustaba algún cambio de los que le habían hecho?

Byrne: Bueno, me divertí porque lo hice junto a Archie. Y por supuesto, hasta ese día no supe si Archie estaba modificando a Lobezno o si lo estaba escribiendo de la forma habitual, durante cada número. Así que fue interesante.

Sanderson: Chris suele decir que Lobezno es alguien solitario, se encuentra más cómodo cuando está en la Naturaleza, no cuando está con otras personas.

Byrne: Claro, así es como yo siempre solía pensar en el personaje.



Sanderson: Aunque Chris también dice que el tema básico de los X-Men es una búsqueda de la familia, así que tenemos a esa especie de solitario, que supongo que podría ser la oveja negra de la familia.

Byrne: [Asintiendo] Mm-mmh. Cuando vi con mi ex [Andrea] la película de Greystoke y aparece la escena en la que Tarzán coge el carruaje enfrente de la casa mientras llueve, y fustiga a los caballos y grita, “¡Familia!”, Andy me dijo: “Esa es una escena de Lobezno, ¿no te parece?”. Y le dije: “Claro, muchísimo.”



WOLVERINE, EL BERSERKER

Sanderson: Chris, ¿en qué dirección quería llevar John a Lobezno?

Claremont: Era mucho más empático con el lado berserker de las cosas. Sugirió hacer algo con Lobezno en su último número [143], el número con el demonio: él podría estar totalmente calmado durante unos segundos y, si lo mirabas de reojo, las garras aparecían y te quedabas tirado en el suelo cortado en cinco pedazos. La idea es que es alguien imprevisible, tan rápido, tan veloz, tan mortal que ese impulso puede traer trágicas consecuencias. Así que todo el mundo que se encuentra a su alrededor tiene que comportarse lo mejor posible y estar alerta porque nunca se sabe cuando te puedes encontrar con un Lobezno Oscuro.



Sanderson: La rabia berserker no aparecía explícitamente en las historias de Len. Obviamente, Len lo retrató con un temperamento acalorado, pero no fue hasta que tú escribiste la serie que se propuso el recurso de la rabia berserker y lo difícil que era controlar a Lobezno.

Claremont: Queríamos darle alguna dificultad. Con Scott tenemos el hecho de que no pueda controlar sus rayos ópticos. Todos los grandes héroes tienen handicaps. Y parece que es lógico aplicar algo que ya hemos visto en otras series, por ejemplo, en la saga del origen de Hulk.



Sanderson: En los comentarios del DVD [en uno de los DVD´s de la serie de dibujos animados], comentas que tuviste que ir más allá de la idea de berserker imprevisible que le gustaba a John, porque sentías que cincuenta y algo números después podía llegar a cansar, y que a la gente podría asombrarles que Lobezno aún no hubiese matado a nadie.

Claremont: Claro. Es parecido a la evolución de personaje que condujo al cambio en Magneto, y probablemente te encontrarías con las diferentes opiniones de otros creadores, tanto guionistas como escritores, sobre lo válidas que pueden llegar a ser esas decisiones. A mucha gente no le gustó y fue porque pensaban que lo que hice con Magneto, castró de alguna forma lo que veían como un gran villano. De igual modo, mucha gente se divierte más escribiendo al Lobezno berserker que intentando darle algún tipo de sentido.
La otra cara de la moneda es que Frank [Miller] no estaba interesado en dibujar al Lobezno furioso, porque le parecía que tan sólo era otro super-héroe psicópata.
Bajo su punto de vista sería hacer algo como: “vete aquí y allá y haz esto y lo otro”. Sin embargo, cuando se nos ocurrió el esqueleto argumental [para la serie de Lobezno de Claremont y Miller], con un mapa de personajes que explicaba quién es él, por qué es así y porque intenta hacer lo que hace, Frank se encontró con un personaje con el que podía empatizar. Alguien al que podía aceptar si lo miraba bajo términos heróicos y Homéricos. Y así, según avanzaba la serie, comenzó lo interesante. Pudimos jugar con las facetas del personaje.



Sanderson: John, Chris ha sugerido que a Lobezno le entra la rabia asesina porque es algo que se encuentra en su componente genético, y que también lo tiene Dientes de Sable.

Byrne: Siempre pensé que tan sólo se volvía loco. Recuerda, empezamos con un maníaco homicida, e introdujimos la furia asesina para poder engatusar a Jim Shooter, porque no le gustaba el hecho de que Lobezno fuera un maníaco y matase gente. Así que fue algo que se puso como para decir, bueno, de forma ocasional le entra esa furia asesina, no le pasa en cualquier momento. Ya he dicho muchas veces en muchas entrevistas que la escena perfecta, la secuencia definitiva de Lobezno, es aquella en la que está sentado en el comedor, desayunando un tazón de cereales, y Kitty entra y dice: “¡Hola!” con el tono de voz equivocado, y Cíclope llega y ahí está Lobezno comiendo sus cereales del desayuno mientras Kitty está destripada en el suelo. Esa es la escena definitiva de Lobezno.

Sanderson: ¿No es parecida a la que hiciste en tu último número [143], en el que Lobezno casi corta la cabeza de Rondador Nocturno?

Lobezno: No lo recuerdo, podría ser.



Sanderson: Me recuerda a lo que has dicho.

Byrne: Claro. A menudo (suelo comentarlo), la escena es mía si se sostiene visualmente por sí misma. [Risas]

Sanderson: ¿Cuáles son tus mayores desavenencias con Chris por culpa del personaje?

Byrne: Ya sabes, no recuerdo que estuviésemos muchas veces en desacuerdo sobre Lobezno, si exceptuamos que él quería deshacerse del personaje.



Sanderson: Así que cuando Chris comentó que bajo su punto de vista la furia berserker estaba caduca, probablemente fuese después de que dejases la colección.

Byrne: Probablemente eso pasó después, porque todo lo de convertirse en ninja y en un samurai empezó a llegar cuando yo emitía mi último suspiro, por decirlo de alguna forma. Muchas de las cosas que Chris hizo en la serie, fue después de que los X-Men viajasen a Japón [X-Men 118-119], cuando nos encontramos que Lobezno podía hablar en japonés y otras cosas parecidas.

Sanderson: ¿Fue idea de Chris?

Byrne: Claro, fue idea de Chris.

Sanderson: Si actualmente guionizases a Lobezno, ¿volverías a hacer que tuviese ese temperamento imprevisible?

Byrne: ¡Por supuesto! Probablemente no podría hacerlo hoy en día, porque como ya sabes, intento someterme a las reglas. Y si los personajes se han alejado demasiado de la idea que tenía sobre ellos o de cómo deberían ser, tiendo a evitar el tener que hacerlos. Así que como Lobezno y el resto de X-Men realmente están bastante alejados de esos personajes que yo conocía, probablemente ni los cogería, aunque tuviese la opción de hacerlo.

(Continuará)

martes, 27 de julio de 2010

REVISTAS DE COMIC



Hay muchas maneras de conseguir en la red las revistas que marcaron nuestra adolescencia. Una de las más juiciosas es acudir al increíble blog REVISTAS DE COMIC. Ahí lo tienen, o lo tendrán, TODO.

EL VIBORA CHECKLIST, NUMEROS 291-300



EL VIBORA 291 (2004)

PORTADA, por Mezzo

2-NOT QUITE DEAD, por Shelton y Pic
3-EXPLICACIONES SOBRE LA SITUACION DEL VIBORA
4-SUMARIO/ KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
6-EL MILAGRO DE LA VIDA, por Mezzo y Pirus
11-CAZA CONEJOS 6000, por Johnny Ryan
14-BARDIN EL SUPERREALISTA, por Max
15-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
16-EL OJO PUBLICO
17-EL VIEJO DE CENTER STREET, por Mark Murphy
24-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
26-COITO DE UN BORRACHO, por Piñata
27-ROCKY, por Martín Kellerman
28-SOLUCION DE EMERGENCIA, por Ralf König
31-PEATONES, por Feliciano y Alejo
37-PLANETA ENFERMO, por Manuel Valencia
38-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
40-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
41-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
42-EVROPA, por Tomaz Lavric
53-EL COMEBALAS,por Laperla y Kosinski
58-ROCK ´N´ ROLL ROMANCE, por Joe Sacco
61-BITCH, por M. A. Martín
66-SALUDAR AL REY NO ES BUENO, por Santi Orue
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 292 (2004)

PORTADA, por Peter Bagge

2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
11-DE MADRE A HIJA, por Piñata
12-W.C., por Hitos
14-EL OJO PUBLICO
14-EVROPA, por Tomaz Lavric
23-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
24-EL LADRON DE REFRESCOS, por Evan Dorkin
27-BUDDY BRADLEY CONSIGUE..., por Peter Bagge
40-MACHOS PRIMITIVOS, por Ralf König
42-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
43-ARABES MALOS, por Santi Orue
44-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
46-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
47-EL COMEBALAS,por Laperla y Kosinski
52-LAS ENFERMEDADES VENEREAS, por Johnny Ryan
57-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
58-ROCKY, por Martín Kellerman
59-BITCH, por M. A. Martín
64-BARDIN EL SUPERREALISTA, por Max
66-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 293-294 (2004)

PORTADA, por Mauro Entrialgo

2-SUMARIO
3-LA PRIMERA VEZ, por Mezzo y Pirus
10-SALIENDO DEL ARMARIO EN..., por Ralf König
12-CLAUS & SIMON, por Acuña y Arcas
19-RICHIE BUSH, por Kuper
23-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
26-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
28-CESAR, por Laperla y Kosinski
32-EVROPA, por Tomaz Lavric
40-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
43-PEATONES, por Feliciano y Alejo
49-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
50-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
52-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
54-BITCH, por M. A. Martín
59-CONFIDENCIAS, por Piñata
60-EL OJO PUBLICO
61-BARDIN EL SUPERREALISTA, por Max
65-IRAK: OLIMPIADAS 2, por Santi Orue
66-POBRES PERO CONTENTOS, por Tronchet
73-LOADY McGEE, por Johnny Ryan
83-TRACCION A SANGRE, por Atilio e Iván
91-ROCKY, por Martín Kellerman
93-UNA FIESTA PARA OLVIDAR, por Peter Bagge
99-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 295 (2004)

PORTADA, por Robert Williams

2-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
3-SUMARIO
4-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
5-JELLY BEANS, por M.A. Martín
10-EVROPA, por Tomaz Lavric
18-EL OJO PUBLI O
19-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
20-EL REPARTIDOR DE PERIODICOS, por Mark Murphy
26-W.C. WARRIOR, por Hitos
28-GALERIA DE ANTEPASADOS, por Ralf König
31-THE PERFECT MATCH, por Iván Brun
37-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
38-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
40-TE QUIERO ANA, por Elreydespaña
42-ROCKY, por Martín Kellerman
43-ASESINATOS SIN PLUS DE..., por Santi Orue
44-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
46-¡TU ERE UN MOHTRUO!, por Juanfran
55-SECTA DORAYMON, por Laperla y Kosinski
59-PEATONES, por Feliciano y Alejo
65-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
66-INSTINTO PATERNAL, por Piñata
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 296 (2004)

PORTADA, por Robert Williams

2-SUMARIO
3-TRACCION A SANGRE, por Atilio e Iván
10-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
11-NUEVAS TECNOLOGIAS, por Piñata
12-CRONICAS DEL ALUMINIO, por Tobalina
15-ROCKY, por Martín Kellerman
16-CREO QUE ESTOY ENAMORADO, por Elreydespaña
17-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
25-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
26-PARECIDOS IRRAZONABLES, por Santi Orue
27-PACIENCIA Y NOSTALGIA, por Feliciano y Alejo
35-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
36-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
39-TRABAJO, por Jaime Martín
43-SUSAN, por Laperla y Kosinski
49-LOADY McGEE, por Johnny Ryan
56-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
58-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
59-JELLY BEANS, por M.A. Martín
64-DIFAMACION, por Ralf König
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 297 (2004)

PORTADA, por Robert Williams

2-LA MEJOR CARRERA, por Santi Orue
3-ESTADO DE LA REVISTA
4-SUMARIO/ KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
6-JELLY BEANS, por M.A. Martín
11-NO FUMO, CABRON, por Elreydespaña
12-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
14-¡TU ERE UN MOHTRUO!, por Juanfran
22-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
23-SECTA DORAYMON, por Laperla y Kosinski
27-ROCKY, por Martín Kellerman
28-CRONICAS DEL ALUMINIO, por Tobalina
31-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
32-LA CHICA DE LA VENTANA CON BRAGAS, por Feliciano y Alejo
38-W.C. WARRIOR, por Hitos
40-CHAPS, por Ralf König
41-LOADY McGEE, por Johnny Ryan
51-EL REPARTIDOR DE PERIODICOS, por Mark Murphy
58-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
59-JUSTICIA, por Jaime Martín
64-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
66-VUELO 666, por Piñata
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar



EL VIBORA 298 (2004)

PORTADA, por M. A. Martín

2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
5-JELLY BEANS, por M.A. Martín
10-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
11-EL PARTO DEL MES, por Piñata
12-W.C. WARRIOR, por Hitos
14-¡TU ERE UN MOHTRUO!, por Juanfran
21-EL OJO PUBLICO
22-¡ADICTOS AL CHORIZO!, por Javier N.B.
26-CRONICAS DEL ALUMINIO, por Tobalina
29-CARLITOS, por Feliciano y Alejo
36-IGNORANCIA PELIGROSA, por Santi Orue
37-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
38-COSAS DE GATOS, por Ralf König
41-ROCKY, por Martín Kellerman
42-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
43-SANCHO DE SANCHEZ, por Carlo
44-DORAYMON, por Laperla y Kosinski
48-SOY UN MIERDAS, por Elreydespaña
50-LOADY McGEE, por Johnny Ryan
59-STONED, por Mezzo y Pirus
64-KIOSKO, EL CUARTO PODER, por Dediego y Carlo
67-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar




EL VIBORA 299-300 (2004)

PORTADA, Nazario

2-SUMARIO
3-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
5-RESUMEN, por Max
6-LLEGA NAVIDAD, por Ralf König
8-ROCKY, por Martín Kellerman
9-NEURO WORLD, por M. A. Martín
17-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
18-LA PEOR AMENAZA, por Santi Orue
20-EL VIBORA, por Sequeiros
22-EL HOMBRE QUE MEA LEFA, por Elreydespaña
24-W.C. WARRIOR, por Hitos
26-EL OJO PUBLICO
27-LOADY McGEE, por Johnny Ryan
32-CRONICAS DEL ALUMINIO, por Tobalina
35-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
36-SALA DE ESPERA, por Piñata
38-LA ULTIMA, por Laperla y Kosinski
43-REGALAR ALEGRIA, por Ralf König
44-PEQUEÑA BESTIA PARDA, por Alex Fito
46-PLANETA ENFERMO, por Manolo Valencia
48-EL FIN DE LOS DIAS, por Man
50-EL DEMONIO ROJO, por Mauro Entrialgo
52-EL OLVIDO, por Alvarez Rabo
56-ERASE UNA VEZ..., por Ralf König
58-ECHALE LA CULPA AL YANKI, por Jaime Martín
59-UNA VIDA INEXPLICABLE, por Carlo
62-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
63-MULTICINES, por Javier N.B.
68-HEMOS CREADO PARA..., Dediego
73-¡TU ERE UN MOHTRUO!, por Juanfran
82-KOMEKOMIX, por Sergi Puertas
83-ROCKY, por Martín Kellerman
84-LOW INTENSITY ENTERTAINMENT, por Iván Brun
88-FOSA COMUN, por A. Vázquez y S. Egido
89-LO PEOR QUE HICE..., por Feliciano y Alejo
98-ROCKY, por Martín Kellerman
99-MECANISMO BLANCO, por Paco Alcázar


GRACIAS AL C.R.G.

lunes, 26 de julio de 2010

ALAN VEGA WITH A.R.E. WEAPONS - SEE THA´ LIGHT


Alan Vega with A.R.E. Weapons - See Tha' Light 45 RPM, Single Sided 
(Blast First Petite, 2009)

A1-See Tha' Light
A2-War

AQUI.

viernes, 23 de julio de 2010

LOBEZNO A LOS 30: ENTREVISTA CON CHRIS CLAREMONT Y JOHN BYRNE. PARTE 1 (DE 3)



LOBEZNO A LOS 30.

(Entrevista realizada por Peter Sanderson a Chris Claremont y John Byrne. En BACKISSUE número 4, 2004. Traducción: Frog2000.)

Parte 1 (de 3).

--------------------------------------------------------------------

Ningún equipo formado por un guionista y un dibujante ha llegado a igualar la brillantez creativa de Stan Lee y Jack Kirby, con la posible excepción del equipo que formaron Stan Lee y Steve Ditko. Pero la asociación entre Chris Claremont y John Byrne es la que más se ha acercado. Desde Uncanny X-Men número 108 hasta el número 143, revolucionaron las series formadas por un equipo de super-héroes, creando historias que aún siguen resonando un cuarto de siglo después; y también desarrollaron de una forma memorable las personalidades de los personajes tanto antiguos como nuevos.
Byrne y Claremont no crearon a Lobezno, pero fue durante su asociación cuando el personaje adquirió su verdadera personalidad. Construyendo a partir de las considerables contribuciones de su co-creador Len Wein y del dibujante Dave Cockrum, Claremont y Byrne revelaron a partir de un enérgico personaje secundario algo cómico, no sólo a un Lobezno convertido en un personaje estrella, sino a un nuevo tipo de super-héroe: más violento, más inestable psicológicamente, y provisto de una nobleza genuina.
Byrne y Claremont tuvieron, y tienen, visiones creativas muy diferentes, y por eso era inevitable que su asociación se deshiciese, siguiendo cada uno con su propio recorrido exitoso y extraordinario. De hecho, los lectores se sentirán sorprendidos al observar en esta entrevista “entre profesionales” las diferentes ideas que sobre Lobezno tienen Claremont y Byrne.
En la actualidad, Byrne y Claremont se han reunido de nuevo para un proyecto, JLA números 94 a 99. Pero en este caso, Claremont simplemente escribe los diálogos sobre el argumento de Byrne; no es la cercana colaboración que tuvieron en X-Men, en la que existía un braistorming conjunto a la hora de realizar las historias. Esa forma de asociación creativa no va a volver a existir, ambos hombres han cambiado y han tirado hacia adelante.
Pero durante ese corto período de tiempo en el que trabajaron juntos en X-Men, algo menos de tres años, sus diferentes visiones creativas eclosionaron en un conjunto artístico coherente. Lobezno, tal como lo conocemos hoy en día, es uno de los resultados de esa breve e innovadora colaboración entre dos de los más importantes creadores de cómics de su generación.
Idealmente, una entrevista “entre profesionales” debería haberse realizado con todos los participantes en el mismo sitio y al mismo tiempo. En este caso, sin embargo, terminé realizando las entrevistas con Chris y John por separado a través del teléfono. He editado las transcripciones, así que la respuesta a una pregunta de uno de ellos continúa con la del otro. Será el próximo bombazo.

-Peter Sanderson.



Peter Sanderson: Vámonos hacia atrás del todo, al comienzo. Volviendo a los setenta, ¿en qué difiere tu concepción de Lobezno de la de Len [Wein]?

Chris Claremont: Bueno, Len pensaba que tenía unos 19 años [ver los números de “Greatest Stories Never Told” para ver la historia completa.] La idea original de Len era que las garras estuviesen en los guantes.

Sanderson: ¿Es algo que te contó cuando te hiciste cargo de la serie, o te diste cuenta más tarde?

Claremont: Bueno, realmente nos dimos cuenta más tarde. Dave [Cockrum] y yo hablamos sobre ello. Dave dijo que Len opinaba que las garras se encontraban en los guantes y tanto Dave como yo no estábamos de acuerdo, ¿por qué?, porque si estaban en los guantes, entonces cualquiera podría llevarlos.

Sanderson: Eso pone en relieve la pregunta de qué es lo que le hizo ser un mutante a Lobezno en las historias originales, ya que ni se contemplaba el factor curativo.

Claremont: Bueno, el factor curativo siempre fue parte de él. Dave y yo pensábamos que podía ser mucho más divertido si las garras también fuesen parte de él.

Sanderson: No sé si el factor curativo siempre fue parte de él, a menos que fuese algo que ya hubiesen hablado Dave y Len, pero en realidad no estaba indicado en sus historias. No creo que se mencionase en las historias de Len [las primeras apariciones de Lobezno fueron en Hulk y en Giant Size X-Men 1].



Claremont: A propósito de su lucha contra Hulk, ¿que otra cosa haría que fuese un mutante?

Sanderson: Claro.

Claremont: Necesitábamos algo que lo hiciese mutante, algo que lo hiciese único. Obviamente, las garras eran algo artificial, y si las garras eran parte de los guantes, ¿qué es lo que le hacía ser mutante? La respuesta a esa ecuación fue el factor de curación. Pero si tenía un factor de curación, ¿qué pasaba con las garras? Bueno, déjanos hacerlas parte de él. El factor de curación le permite sobrevivir al hecho de llevar garras. Dave y yo pensamos, esto es cool, hagámoslo.

Sanderson: ¿Tuviste diferencias con Dave respecto a cómo debía ser Lobezno? Algunas personas piensan que Dave trataba a Lobezno como si fuera un personaje cómico, alguien que sería el blanco de las bromas.

Claremont: Dave estaba más interesado en otros personajes. Ciertamente, durante su primera estancia en la serie de X-Men [en la que Cockrum estuvo dibujando], durante su primera estancia, estábamos muy ocupados estableciendo la personalidad de todos. Le interesaba más Rondador Nocturno, me parece, y Fénix y Tormenta. John [Byrne] era el dibujante al que le interesaba más el personaje de Lobezno. Floreció bajo el pincel de John.



Sanderson: ¿Y por qué pasó eso? ¿John quería usarlo más que al resto o es que lo dibujaba de forma diferente?

Claremont: Lo más interesante es que en realidad fue Dave quien le dió su aspecto, la forma de su peinado.

Sanderson: Dave le dió el aspecto que tenía sin máscara y su peinado, y supongo que también fue quien le dió su vestimenta al estilo vaquero.

Claremont: Más o menos. Porque era consistente con la idea de que venía del Oeste de Canadá, de que había salido de los montes de Alberta, así que debía parecer un vaquero. A John simplemente le encantó. El personaje favorito de Dave era Rondador Nocturno. Lobezno se convirtió en el de John. Te agarras a algún personaje determinado.



Sanderson: John, ¿por qué cogiste a Lobezno como personaje favorito cuando empezaste en La Patrulla-X?

John Byrne: Porque es canadiense. [Byrne nació en Inglaterra, pasó mucho tiempo de su vida en Canadá, y ahora vive en EE.UU.]. Chris y Dave [Cockrum] siempre habían dicho abiertamente que no sabían qué hacer con él. Claramente, el personaje favorito de Dave era Rondador Nocturno. Cuando empecé, Chris aún ideaba los argumentos junto a Dave, y realmente yo tan sólo estaba como dibujante robótico, durante dos o tres números, hasta que finalmente protesté y dije, perdóname [risas], no soy Dave de ninguna manera. Y en ese momento Chris me dijo: “Vamos a dejar fuera a Lobezno, porque no sabemos qué hacer con él.”

Sanderson: ¡De verdad!



Byrne: Sip. Y planté mi pequeño pie y dije que de ninguna manera quitaría al único personaje canadiense. Y así es como me lo apropié. Cuando voy a una serie de grupo me hago con un personaje y lo focalizo, analizando así el resto de la serie. Me lo quedé para mí y supongo que ahora puedo entonar un gran mea culpa, ¿cierto? [risas]

Sanderson: ¿Crees que es cierto eso de que mientras estuvo Dave en la serie, Lobezno era un personaje más orientado hacia la comedia?

Byrne: Lo era. Pienso que hacía la función de alivio cómico. Lo golpearon hasta sacarlo de la atmósfera. En realidad, eso ocurrió en mi primer número, pero era una de las ideas sobrantes de Dave.

Sanderson: La cara descubierta de Lobezno es mucho más reconocible que la de muchos otros super-héroes.

Byrne: Claro, esa idea fue de Dave.

Sanderson: ¿Era difícil dibujarlo de una manera reconocible?

Byrne: Era difícil conseguir un peinado que funcionase. Durante toda mi etapa nunca me quedé satisfecho de cómo dibujaba su pelo cuando está sin la máscara. Era algo que hacía referencia a cómo quedaba la parte de su lado frontal en contraposición con las dos columnas de sus lados. Por supuesto, hice trampa; no quedaba tan salvaje como ahora. Probablemente sea mucho más fácil dibujarlo hoy en día, dejándolo con un aspecto tan desaliñado.



Sanderson: ¿Se podría decir que según cogías más interés en el personaje de Lobezno, el de Chris también despertó?

Byrne: Hasta cierto punto. Chris le contó a Jim [el editor al cargo, Jim Shooter]que estaba algo preocupado, que había perdido el control de los personajes en alguna parte del camino porque cada vez más y más cosas eran mías. Especialmente en la época en la que Roger [Stern] estaba editando la serie, cuando él y yo fuimos acusados de conspiración.

Sanderson: Desde que adoptaste a Lobezno, ¿en qué momento te vino la idea de hacer que fuese ese tipo duro de aspecto militar?

Byrne: Eso es lo que me parecía que era. Cuando apareció la primera vez en Hulk y cuando fue alistado por Xavier en el Giant-Size [X-Men] 1, era un agente militar. Probablemente era un Montada. Muchas de las cosas que hacen la CIA y el Servicio Secreto y algunas otras más que se hacen en los Estados Unidos, en Canadá las llevan a cabo la Policia Montada.



Sanderson: Lobezno vestido con el uniforme de la Policia Montada es algo que no hemos visto y que inmediatamente me gustaría ver.

Byrne: Podría ser algo espantoso, ¿no crees? Probablemente sea alguien demasiado bajito y probablemente también le asustarían los caballos. [Risas] Tan sólo me pareció una progresión natural de lo que habíamos visto del personaje, de su pasado como militar encubierto.

Sanderson: ¿Quién es el que ideó el nombre de “Logan”?

Byrne: Chris. O por lo menos me lo arrebató. Podría haber sido Dave, no sé. Chris no lo sabía, pero yo había señalado que Mount Logan era la montaña más alta de Canadá. No es un nombre que suene muy canadiense. Pienso en un cowboy cuando oigo que alguien se llama Logan. Es una especie de cowboy.

Sanderson: Chris, ¿de dónde viene el nombre de “Logan”?

Claremont: De Mount Logan, una montaña de Canadá.

Sanderson: ¿Fue idea tuya o de John?

Claremont: Pienso que fue de John. No lo sé, podría haber sido mía. O de Dave. Tendría que volver atrás y echar un vistazo. Pero la idea era que el personaje más bajo llevase el nombre de la montaña más alta.



Sanderson: Y eso nos lleva a otra pregunta. ¿Por qué es tan importante que Lobezno sea tan bajo?

Claremont: ¿Por qué tienen que medir todos los personajes metro ochenta?

Sanderson: Bueno, podrías decírselo a los que han hecho las películas de los X-Men.

Claremont: Bueno, Hugh Jackman mide metro ocheta y es un verdadero cachas. Para mí, la imagen que solía tener de Lobezno cuando escribía la serie años atrás era la de Bob Hoskins. Alguien no muy alto, pero increíble, dinámicamente amenazador en el mismo momento en que se pone furioso. La cuestión con Logan es que la gente siempre tiende a subestimarlo debido a su tamaño, en vez de mirar su conducta. Entonces éste estalla activamente y nadie queda en pie. Con Coloso te lo esperas pero no con Lobezno, no lo harías.



Sanderson: John, ¿por qué es tan importante que Lobezno sea tan pequeño? ¿Por qué Hugh Jackman es demasiado alto para interpretarlo?

Byrne: No es algo tan importante. Tan sólo es así.



Sanderson: ¿Añade algo al personaje?

Byrne: Probablemente tenga mucho que ver con quién es y con su mentalidad. Estoy seguro de que podríamos haber hecho lo mismo con un tipo que midiese uno noventa si lo hubiésemos escrito correctamente. Pero ciertamente, ser así le recubre con una dimensión extra. No hay demasiados super-héroes que anden por ahí midiendo metro y medio o lo que se suponga que mide.
No es absolutamente vital que mida metro y medio. Pero creo que si esa es la forma como se le ha estado representando, debería seguir teniendo esa imagen. Es una de mis pequeñas preocupaciones cuando realizan una adaptación. Es como ese personaje que representa a una amazona pelirroja de dos metros, no debería estar interpretada por Whoopi Goldberg. No es lo mismo que adaptar una novela. Sabemos cómo son estos personajes. Creo que el casting de los X-Men estuvo muy mal elegido, a excepción de Halle Berry, que parecía exáctamente la Tormenta que yo dibujaba, con la única excepción de su peinado.

Sanderson: No sé. No me importó Patrick Stewart.

Byrne: No es el Profesor-X que tenía en mi cabeza. Obtuvo el trabajo porque es un tipo calvo. Y si hubiésemos hecho esta película hace veinte años, habríamos tenido a Telly Savalas, y si la hubiésemos hecho hace cuarenta, habríamos tenido a Yul brynner. Así funciona Hollywood.

Sanderson: Aparte de la altura, ¿qué opinas del Lobezno de las películas?

Claremont: Creo que está bien. Hugh Jackman hizo una interpretación espectacular. Era todo lo que me esperaba. Esperaba más minutos de pantalla y luchas coreografiadas, y me esperaba que el beso con Jean se hubiese convertido en algo más importante, pero creo que realmente pateaba culos. No tengo ningún problema con que Hugh Jackman interprete a Lobezno. Creo que si alguna vez hacen una película de Lobezno, él es el tipo que debería hacerla.



LA EDAD DE WOLVERINE

Sanderson: Chris, ¿cuándo decidiste hacer que Lobezno tuviese más de 19 años?

Claremont: Así es como Dave lo dibujó: parecía más viejo. Cuanto más lo escribía, más mayor se hacía. No sabíamos nada de que tuviese 19 años. Eso es algo que Len mencionó muchos años después.

Sanderson: Según transcurrió el tiempo decidiste que, de hecho, Lobezno era mayor de lo que parecía.

Claremont: Si tiene un factor de curación, ¿por qué no?

Sanderson: ¿Y cuándo se te ocurrió lo de que probablemente Lobezno tenga más de cien años?

Claremont: Eso se decidió después. Pero es algo con lo que jugábamos según se iba desarrollando el personaje. A través de la participación de John en la serie y de la mini-serie junto a Frank [Lobezno de Claremont y Miller]. Es como todo, cuanto más conoces el personaje, mayor es tu capacidad de responder a las preguntas de quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cómo. Y también te preocupas más por diferenciarlo de otros personajes que lo rodean. Una respuesta conduce a otra pregunta que conduce a una nueva respuesta y así construyes gradualmente la estructura del personaje.



Sanderson: John, ¿de dónde vino la idea de que Lobezno tenía unos cien años de edad?

Byrne: Simplemente se me ocurrió que encajaba bien con el personaje, la noción de que llevaba por ahí mucho tiempo. Tenemos un tipo que parece que ha estado haciendo un montón de cosas durante mucho tiempo. El concepto del factor de curación no estaba entonces tan claramente definido. Sabíamos que, obviamente, había sobrevivido a ser arrojado a la estratosfera y cosas parecidas. Pero me puse a pensar que parecía bastante maltratado y apaleado para alguien que tiene un factor curativo. Tal vez ha estado por ahí fuera durante mucho tiempo. O igual su factor curativo ha tenido mucho trabajo que hacer. Y esa es mi mayor objeción sobre la desafortunada elección de Hugh Jackman, pienso que es demasiado guapo para el papel, no parece como si hubiera hecho un montón de cosas las suficientes veces.



Sanderson: Me pregunto si Lobezno debería haber tenido las sienes blancas en “Days of Future Past” [X-Men 141 y 142], porque no fue tan lejos en el futuro, para alguien por el que los años pasan de forma tan lenta.

Byrne: No se fue a un futuro tan lejano. La razón principal para representarlo así fue para distinguirle de su versión actual. Fue una de las pequeñas cosas que me lancé a realizar, para que pudiésemos tener un click visual instantáneo: este es el de ahora, este es el de entonces.



EL CIERVO Y LOS HUDSONS

Sanderson: Quiero preguntarte acerca de algunos de los episodios significativos de Lobezno durante tu colaboración con John. Por ejemplo, está esa escena en la que Lobezno acecha a un venado, no para matarlo sino sólo para poder tocarlo, y Tormenta se queda sorprendida. [X-Men 109] ¿Cómo se os ocurrió?

Claremont: Queríamos hacer algo que juguetease con la idea preconcebida. Queríamos usarlo para enseñar a los lectores que ellos no son los únicos que tienen un concepto erróneo sobre el personaje, que tiene varias capas, que no sólo es una máquina asesina unidimensional. Por otra parte, ¿cómo podría ni siquiera haber empezado el romance completamente imposible entre Mariko y él, e incluso haber progresado? Si no hubiésemos sentado la base de todo eso en esos números, Frank y yo no tendríamos nada sobre lo que trabajar en la miniserie.

Sanderson: ¿Y qué hay sobre la secuencia en la que Lobezno acecha a un ciervo en el número de Arma Alpha [109], persiguiéndolo tan sólo para poder tocarlo?

Byrne: Eso fue cosa de Chris, porque fue tan al principio que yo aún no hacía ninguna contribución al guión.



Sanderson: Me sorprende, porque es el número en el que se muestra por primera vez a James Hudson.

Byrne: Claro. Lo de James Hudson en ese número es todo mío, porque es alguien que se me ocurrió cuando aún era fan. Todo lo que tenga que ver directamente con él, como desvanecerse al pararse, sincronizándose con la rotación del planeta, ese tipo de cosas son todas mías. Pero en ese momento estaba como intentando encontrar mi estilo y tratando de averigüar la forma [risas] de influenciar, de trabajar con Chris [risas].



Sanderson: Pero obviamente, cuando Hudson regresó junto a Alpha Flight [X-Men 120 y 121], ya era tu creación.

Byrne: En su mayor parte. Con Alpha Flight ya pude aportar un punto de vista profesional.

Sanderson: En las dos partes con El Wendigo [X-Men 139-140] es donde podemos ver por primera vez a Heather Hudson, y James Hudson no sólo se muestra como el enemigo de Lobezno; me parece que ahí es donde empezaste a imaginar el tipo de relación que tenía Lobezno con ellos dos.

Byrne: Claro. De nuevo, esa es la historia entre líneas. Tenía elaborado con mucho detalle cómo habían tropezado con él durante un viejo por el monte, y él salía con una expresión totalmente salvaje de entre los árboles, y observábamos cómo lo domesticaban y sacaban su parte amable, devolviéndole su humanidad y todo lo demás.

Sanderson: Eso es interesante, porque no llegaste a contar toda la historia de fondo en los cómics, pero [el guionista] Bill Mantlo sí lo hizo, narrando bastante más de lo que tú habías contado.

Byrne: Oh, oh.

Sanderson: ¿Te habló sobre ello, o guionizó sin preguntar cómo se encontraban?

Byrne: No recuerdo hablarlo directamente con él, pero me gusta pensar que en Alpha Flight había puesto sutilmente muchos de los detalles, así que si ponías atención los pillarías. Nunca lo expresé con muchas palabras, lo cuál es la forma ideal de hacerlo, en mi opinión.



LA PRIMERA MUERTE

Sanderson: Y luego tenemos la escena en la Tierra Salvaje donde Lobezno mata a un guardia fuera de viñeta [X-Men 116, la primera vez que Lobezno mata a alguien en un cómic]. ¿Cuál es la idea racional detrás, Chris, y de quién fue, tuya o de John, o de ambos?

Claremont: Sí, fue mía, de John o de ambos. De nuevo, la idea es que el personaje no es como los otros. Cuando llega la necesidad se convierte en un asesino gélido. Rondador Nocturno no lo es. Tormenta tampoco: ella ya mató y está arrepentida desde entonces. Lobezno, si es necesario, puede salir y matar a alguien. Fin de la historia. No se lo pensaría dos veces. Esto fue una manzana de la discordia para Jim [Shooter, editor de Marvel]. El pensaba, los X-Men no matan, y quería obligarnos a dejar claro que los guardias del Club Fuego Infernal y los tipos de la Tierra Salvaje seguían vivos en algún sitio. Que los había machacado pero que no los había matado. Mientras que John y yo sentíamos que era muy importante dejar claro que era esa capacidad de ser letal lo que hacía a Lobezno diferente del resto de los X-Men.



Sanderson: Me parece que en la época, fue un gran cambio para el cómic de Super-héroes. Que Lobezno fuese un asesino moldeó la caracterización de muchos super-héroes que llegaron después. ¿Erais conscientes de que tendría ese tipo de influencia?

Claremont: No, porque no éramos conscientes de que los X-Men fuesen a ser influyentes. Tan sólo estábamos contando buenas historias.

Sanderson: John, ¿cómo se os ocurrió la famosa escena de Lobezno en la Tierra Salvaje?

Byrne: Eso es algo que se nos ocurrió juntos a Chris y a mí. Nos dijimos que este era un tipo totalmente despiadado. Si tiene que ir del punto A al punto B, y hay alguien en su camino al que considere un enemigo, tan sólo va a resolverlo de la forma más rápida que conoce. Después de todo, este chico es un militar canadiense: no ha sido entrenado para hacer las cosas de una forma sutil, sino para resolver los problemas rápida y limpiamente. Así que simplemente acude y ¡estás muerto!

Sanderson: ¿Cuando lo hicísteis, os dísteis cuenta de que iba a ser un punto de inflexión en el cómic de super-héroes?

Byrne: No, no mucho. Para mí, y creo que también para Chris, tan sólo encajaba con el personaje. Antes de que Shooter empezara a meterse con todo, tan sólo era como se comportaba el personaje. Pasó lo mismo cuando entró furtivamente en el Club Fuego Infernal y fue matando gente de forma indiscriminada [Uncanny X-Men 133]. Porque eso es lo que hace.



Sanderson: Pero sospecho que uno de los factores de esto es que pensábais en Lobezno como parte de un equipo y no como alguien que podía llegar a tener su propio título.

Byrne: Claro, bueno, así era. La noción completa que tengo de Lobezno en mi cabeza era que la única razón por la que estaba en los X-Men, era porque así podía auto-controlarse. Xavier se lo había traído más o menos para tener un ojo puesto en él.

Sanderson: ¿Te sorprendió el hecho de que Lobezno se convirtiese en un personaje tan popular y consiguiese su propia serie, y que matase mucho más rápido de lo que a cualquiera le daría tiempo a parpadear?

Byrne: [risas] No me sorprendió que alcanzase tanta popularidad porque realmente es alguien cool. Desearía que no hubiese tenido su propio título. Creo que es alguien parecido a muchos otros personajes de Marvel –siempre me acuerdo de La Visión, que es otro personaje realmente cool, pero lo es porque está en un grupo de gente que no son igual que él. Y con Lobezno ocurre lo mismo: está con un grupo de gente que no son como él, y por lo tanto es alguien muy cool. Pero si lo sacas de ese entorno, y no tienes con quién compararlo o contrapesarlo, a nadie con quien confrontar personalidades, entonces tan sólo te queda un homicida maníaco que va asesinando gente por ahí. Es un poco difícil dejar que eche raíces, a pesar de que a los fans, gente que piensa que Superman es un enorme boy scout idiota, les encante Lobezno.



Sanderson: Después de la miniserie de Lobezno de Chris y Frank [Miller], Lobezno nunca ha vuelto a ser tratado como un maníaco homicida. Está bajo control, pero aún mata gente de forma indiscriminada.

Byrne: Claro, bien, la influencia de Shooter empezó a hacerse efectiva en ese punto. Shooter era alguien que insistía para que cualquiera de los que hubiese matado Lobezno siguiese vivo, posiblemente con partes biónicas.

Sanderson: Y que Xavier pagase sus facturas médicas.

Byrne: Sip.

Sanderson: ¿Por qué Shooter era tan inflexible con todo esto? ¿Pensaba que los super-héroes nunca tendrían que matar?

Byrne: [imitando la voz de Shooter] “Los héroes no deberían matar”. Y dije, bueno, Lobezno no es un verdadero super-héroe, ¿no es así? De todos modos, no lo es en el sentido tradicional. Eso es todo. No tengo ningún problema con un personaje que mata como Lobezno, porque no debería representar a todo un género, aunque sí lo esté haciendo.



MARIKO.

Sanderson: ¿Y qué hay sobre Mariko?

Byrne: Mariko es algo mío. Acababa de leer Shogun, que Chris aún no había leído. Sólo quería robar de una forma absoluta aquel personaje, apropiármelo sin vergüenza alguna. Y como probablemente ya sabrás, la creé para que muriese.

Claremont: Estuvimos dando vueltas a la idea de que haríamos una boda, lo comentamos. Y aparecería Dientes de Sable, mataría a Mariko en el altar y escaparía. Eso es lo que ibamos a hacer.

Sanderson: Entonces, cuando te referieres a “nosotros”, ¿significa que esto pasó cuando aún estaba Byrne?

Claremont: Claro, siempre trabajábamos en común.

Sanderson: Chris dice que ambos habíais planeado que la matase Dientes de Sable.

Byrne: No, obviamente se ha olvidado. Dientes de Sable la atacaría, pero no iba a morir en sus manos. Básicamente llegaría al hospital con el cerebro clínicamente muerto y Lobezno no se creería que ya no estuviese. Entonces Jean interconectaba sus mentes y él se da cuenta de que ya no hay nadie allí y desconecta el enchufe que la mantiene con vida.

Sanderson: Wow.

Byrne: Esa era la escena que queríamos hacer.

Sanderson: Por extraño que parezca, la forma en la que muere Mariko finalmente era muy parecida: un enemigo la envenena y Lobezno la mata para evitarla el sufrimiento [Wolverine 57] ¿Cómo se os ocurrió poner sacar este personaje [X-Men 118]?



Claremont: Es igual que antes: queríamos jugar con el cliché. Todo el mundo tenía su visión de Lobezno. ¿Qué tipo de novia tendría? Puedes barajar una lista de posibilidades, y con Mariko básicamente quisimos que todo lo preconcebido fallase para poder decir: “Ja, ja. Esta es la chica de la que elige enamorarse: la absoluta, imposiblemente inalcanzable visión de la pureza.”

Sanderson: Porque eso es lo que no es él y que se esfuerza por alcanzar.

Claremont: Correcto. Absolutamente. Está condenado desde el principio.

Sanderson: ¿Recuerdas si primero decidísteis llevar a Lobezno a Japón y que se interesase por la cultura japonesa y conociese a su novia o por el contrario, que ya conociese esa cultura antes de llevarlo a él y a los X-Men a Japón?

Claremont: Creo que todo fue una cuestión de sinergia continuada. Estuvimos hablando mucho sobre todos los personajes, sobre lo que queríamos hacer con ellos. Mi interés por la cultura japonesa viene de más atrás, en parte por toda la investigación que tuve que hacer cuando estuve haciendo Iron Fist [Puño de Hierro] y para los artículos e historias que escribí para Deadly Hands of Kunf Fu. John también estaba empapado de cine japonés, cultura japonesa, samurai. Y para mí siempre fue la conexión más lógica, especialmente debido a la fascinación que tienen los japoneses con la cultura occidental.
Coges lo más norteamericano de los X-men, lo más desatado y caótico, y lo mezclas con la sociedad moderna más estructurada y ritualista de la Tierra. Y entonces, de nuevo, le das ese premio inalcanzable: una dulce e inocente princesa. Y esencialmente, eso es La Bella y la Bestia.

Sanderson: ¿Cuál es el elemento básico en la relación entre Lobezno y Mariko?, ¿qué es lo que les atrae?

Byrne: Es el típico ying-yang, lo áspero y lo suave. Ella no es exáctamente lo que a él le gustaría que fuera [risas]. Y sé que ella se ha endurecido un poco después de que yo dejase la serie. Pero se supone que ella es la flor delicada, la muñeca de porcelana de la que simplemente él se enamora totalmente porque es todo lo que él no es.

Sanderson: Sí, eso es lo que comentaba Chris, y también que existe un elemento cercano a la Bella y la Bestia.

Byrne: Claro, hasta cierto punto.

(Continuará)




Más Lobezno en Frog2000. Los mejores cómics del personaje: Parte 1 y parte 2.