viernes, 30 de septiembre de 2011

ENTREVISTA CON STAN SAKAI EN THE COMICS JOURNAL, 2 (DE 2)

Entrevista con Stan Sakai aparecida en The Comics Journal número 192 (1996). Parte 2 (de 2). Traducida por Frog2000. Primera parte. Página oficial de Stan Sakai

---------------------------------------

Thompson: De acuerdo. Desde entonces has seguido trabajando a tu aire en algunas de esas 992 páginas restantes de Nilson Groundthumper...

Sakai: Claro, habré dibujado unas cien. Es una historia épica que tengo completamente planeada: el gran final transcurrirá en un castillo que será asaltado por los goblins... todo muy al estilo de Tolkien, a gran escala... Hermy será el último en morir. Al final consigue escapar con el hijo de Nilson, pero... bueno, ya lo tengo todo planeado.

Thompson: Me extraña mucho, porque parecía que Nilson Groundthumper más o menos se estaba convirtiendo en una tira humorística. No sé si tenías forma de saber hacia dónde se estaba dirigiendo la historia. ¿También tenías planificado con antelación el guión que has estado siguiendo en Usagi?

Sakai: En realidad no. Hay ciertas historias clave que tengo que hacer, como la de “Grasscutter”, que la tengo planeada desde hace un par de años. Se iba a editar en el número cincuenta del título en blanco y negro publicado por Fantagraphics, pero cuando me marché a Mirage, decidí que empezaría con ella en el número 24 de la serie que me sacaron ellos... aunque finalmente se va a poder leer en el número 13 de la colección de Dark Horse.

Básicamente es una historia en ocho partes que comienza con la creación de las islas japonesas, para lo cuál me he basado en su mitología, y también vamos a poder ver a qué manos va a parar la espada “Grasscutter” a lo largo de la historia. En realidad, la espada existió de verdad, fue uno de los tres estandartes reales (también había una joya y un espejo). Los dos primeros números son un simple prólogo antes de que llegar a la época de Usagi. En el segundo número veremos la Gran Guerra Civil, las Guerras Genpei de Japón y la pérdida de la espada. Luego Usagi se hará con ella, y a partir de ese punto seguiré relatando sus aventuras. Mezclaré historia, folklore y mis propias reflexiones sobre la Historia en mayúsculas.
Thompson: Es tu primera historia épica desde “Dragon Bellows Conspiracy”...

Sakai: También he hecho una historia en tres o cuatro partes que titulé “Daisho”, en la que robaban la espada de Usagi.

Thompson: Obviamente, te has inspirado mucho en las películas clásicas de samuráis. ¿Te gustaría hablar sobre el tema?

Sakai: Claro. Crecí viendo películas de samuráis. En el cine que estaba al final de la calle en la que vivía las proyectaban todos los sábados. Pagabas un cuarto de dólar por la entrada y podías quedarte allí durante todo el día. Así que crecí viendo todas las películas de Toshiro Mifune, solía verlas todas las semanas. He intentado localizar en VHS una de ellas desde que la vi hace, oh, hace ahora veinte años. No sé si al final la terminarán editando en ese formato o no. Recuerdo que la vi cuando era niño, se llamaba “Satomi Hakkenden”. Estaba basada en una saga clásica de libros del S. XII compuesta por 49 volúmenes, y en la película se podía ver de todo: enormes batallas, un montón de magia, brujas, monstruos y serpientes gigantes, incluso perros diabólicos. También aparecía una princesa travestida, ¡tenía de todo! Me encantaba. A finales de los ochenta hicieron un remake, pero la que estoy buscando es la versión de 1957. ¡No soy capaz de encontrarla! Me gustaría hacer una historia inspirada en esa película. Pero si alguna vez encuentro el vídeo, no estoy muy seguro de si debería verla de nuevo o sería mejor que planificase mi historia basándome en los recuerdos que tengo de ella.Thompson: A veces resulta muy decepcionante revisar algo que te influyese de verdad cuando eras niño...

Sakai: Lo sé. En aquel entonces los efectos especiales eran muy crudos. Incluso para un niño de cinco años. Pude darme cuenta perfectamente de que la serpiente estaba siendo manejada con cables que tenía atados.

Thompson: ¿Cuál es tu película de samuráis favorita?

Sakai: Oh, me encanta “Los Siete Samuráis” [
Shichinin no samurai, 1954]. Es probable que sea la mejor película que se haya hecho nunca. La historia... su narrativa cinematográfica es extraordinaria, los personajes son maravillosos. Mifune está magnífico en esa película. Han hecho un par de remakes. Una del Oeste (“Los Siete Magníficos”) e incluso una de ciencia ficción (“Los 7 magníficos del espacio”). Creo que ninguna de las dos es tan buena como la original. Kurosawa es un genio.

Thompson: Tienes los derechos de un personaje popular y eres un artista muy productivo. ¿Has pensado alguna vez (especialmente cuando la serie estuvo parada buscando editoral) en la auto-edición?

Sakai: Oh, bueno...
Thompson: Porque parece como si fueses el candidato ideal, en especial en esta época en la que la auto-publicación parece ser la mejor opción que tienen los
 artistas.

Sakai: Tengo un montón de amigos que se están auto-editando y he escuchado muchas historias acerca de los dolores de cabeza que les provoca. De hecho, hubo un tiempo en el que Sergio [Aragonés] me animó un montón para que empezara a publicarme yo mismo la serie –y no sólo me animó para que me auto-editase, sino también para que yo mismo distribuyese el cómic-. “¡No puedo hacer eso!”, “¡claro que sí!” Así que empecé a planificar una lista de correo, básicamente para enviar a los integrantes un número de Usagi todos los meses. “¡No quiero hacerlo!” ¿10.000 copias por correo? ¡Ni de broma! Entonces Sergio me dijo: “Bueno, ¿y qué hay de hacer esto otro?” Empezó a decirme un montón de cosas y, definitivamente, la auto-edición parecía ser una de las mejores, pero aunque me estaba animando para que me convirtiese en mi propio editor, él mismo seguía sin hacerlo.

Thompson: Ciertamente... da que pensar.

Sakai: Creo que quería ver primero cómo funcionaba antes de lanzarse él mismo a la piscina.

Thompson: Quería que el canario entrase en la mina antes que él.

Sakai: Exacto. [Risas.]

Thompson: Corre el pequeño rumor de que has empezado a hacer otra serie para Image...
Sakai: Bueno, cuando terminé con Mirage saltó el rumor de que me había marchado a Image. De hecho, Martin Wanger me llamó y me dijo: “¿Te vas con Image?”, y le contesté, “No, me voy de Mirage”. “Ah, de acuerdo”. Pero Image fue uno de esos editores a los que estuve tanteando más tarde. Todos los creadores originales de Image con los que había estado hablando querían que me quedase en su sello, sin embargo no se reunieron hasta dos meses después, y yo necesitaba una respuesta inmediata. Y Dark Horse me la dio. En aquella época Groo The Wanderer se estaba publicando en Image, y también estaban examinando Bone, así que pensé que sería perfecto, que era el lugar perfecto donde estar... pero como no me dieron una respuesta inmediata, no... ahora creo que estoy bastante contento de que no me la diesen. [Risas.]

Thompson: De acuerdo. La verdad es que con Groo no les ha ido tan bien. Si tu serie no hubiese sido tan salvajemente exitosa, me parece que Image tampoco hubiese sido un buen sitio, todo por culpa de su forma de hacer las cosas.

Sakai: Claro, yo pienso igual. Pero definitivamente, Image fue uno de los editores en los que pensé desde el principio.

Thomposon: Hablemos sobre Sergio. ¿Cuánto hace que os conocéis?

Sakai: Desde hace 19 años. Nos presentó un amigo mutuo y desde entonces nos hemos convertido en grandes amigos. He rotulado un montón de sus proyectos, incluyendo Groo y Magnor. De hecho, me convertí en rotulista gracias a Sergio. Había estado dando clases de caligrafía durante una época, y Sergio se enteró y me dijo: “Acabo de empezar una serie, ¿te gustaría ser su rotulista?” Nunca antes había rotulado un cómic de forma profesional, pero le contesté que quería hacerlo, sólo para tener la oportunidad de trabajar con Sergio.

Thompson: Y entonces pensaste: “un bárbaro humorístico, ¿cuántos números más van a salir?"

Sakai: Claro. Pero afortunadamente, en aquella época se editaba una revista que se llamaba Comic Scene en la que hablaban sobre todas las etapas de producción de un comic book, y el tema en el que se centraba el número de ese mes era la rotulación. Enseñaban muy bien cómo había que hacerlo: incluyeron una guía de rotulación, te decían el tamaño de rotulador que tenías que elegir, y todo lo demás, así que solo tuve que seguir esos pasos tal y como aparecían impresos ¡y fue así como me convertí en rotulista! En el primer número de Groo, o puede que en los dos primeros, se puede ver bien como la rotulación va cambiando cada pocas páginas. Eso es porque estuve probando varios rotuladores nuevos y no fue hasta el tercer o cuarto número cuando encontré uno que me gustaba para el trabajo. Pero antes de empezar a rotular para Sergio, él ya me estaba recomendando a otras personas, y así fue como empecé a rotular otras series de cómic. Puede que Sergio dijese: “Oh, ¡Stan me parece un gran rotulista!”, pero todavía no había visto si era capaz de rotular o no.
Thompson: ¿En qué cómics has estado trabajando?

Sakai: Oh, déjame ver. Mr. Abernathy, Simpkins...

Thompson: No creo que haya oído nunca hablar de ellos...

Sakai: Esos títulos sólo se han podido ver en Canadá. También he rotulado algunas tiras para el Times Syndicate de L.A., en una época en la que estaban intentando desarrollar algunas series nuevas para ver si las podían vender. No recuerdo ninguno de los títulos porque fue hace mucho tiempo.

Thompson: Por supuesto, también has rotulado la tira de Spider-Man durante una época.

Sakai: Oh, por supuesto. Y lo sigo haciendo. Este año he recibido el premio Eisner al mejor rotulista, aunque llevaba mucho tiempo sin considerarme uno. Pensaba en mí como artista, o como un dibujante que quería aprender a rotular. Una vez se celebró un encuentro de rotulistas en una de las convenciones de San Diego. Todd Klein estaba allí. Y Richard Starking y otros diez más, incluyéndome a mí. Fue fascinante. Nunca había estado con tantos rotulistas juntos con anterioridad. Estuvimos hablando sobre los diferentes estilos e influencias y también estuvimos estudiando la forma de trabajar de otros rotulistas, además de charlar con otros dibujantes sobre sus influencias. Para mí fue toda una revelación que los rotulistas se viesen como tal. Porque en realidad es un oficio, y últimamente he estado fijándome y comparando los estilos de unas cuántas series y he estado aprendiendo un montón de cosas.

Empecé a rotular Groo desde su segunda aparición. Cuando conocí Groo por primera vez estábamos en 1978. Me uní a una organización llamada C.A.P.S., The Comic Art Professionals Society. En 1978, todos los miembros hicimos un portafolio de C.A.P.S. y Sergio dibujó una historieta de Groo cuatro años antes de su primera aparición oficial. Así que eso significa que Sergio llevaba elaborando el personaje desde hacía mucho tiempo. Sencillamente dibujó y entintó esa historia para que yo pudiese rotularla.
Thompson: Oh, ¿hizo algo así?

Sakai: Claro. En la edición en tapa dura del cuarto tomo de Usagi Yojimbo, titulado “Return to Adachigahara Plain”, aparece
 una historia de ocho páginas coloreada con acuarelas. Aún tengo los lápices por algún lado. Como era un tomo especial en tapa dura, se agotó por completo, así que esa historia no la ha podido ver mucha gente. De alguna forma ajusté un poco los lápices, porque Usagi ha ido evolucionando a lo largo de estos años, así que le pregunté a Sergio si le gustaría entintarla. Apareció en el décimo número de Usagi. Creo que él y yo tenemos un estilo bastante similar de entintado, pero después de que me entintase los lápices, me quedé muy sorprendido. “Guau, ¡su entintado es completamente diferente al mío!” Su entintado es mucho más esmerado.

Thompson: Si, pero ciertamente tu entintado también ha ido cambiando a lo largo de los años. Ahora es más suelto y vívido.

Sakai: Mis lápices también son más sueltos. Creo que ha sido gracias a que he estado trabajando con Sergio, porque sus lápices son increíblemente laxos.

Thompson: Casi sin bocetos.

Sakai: Claro. Aunque también he podido ver algunos de los lápices que hizo Sergio para “Sergio Destroys Marvel and Sergio Destroys DC” que estaban realmente elaborados, y por supuesto, eran preciosos. Sencillamente sus lápices son muy vistosos.

Thompson: Es cierto. Además, también ha colaborado con otros entintadores...

Sakai: Algunos eran compatibles con su estilo y otros no. John Byrne saturaba sus lápices demasiado. Otros, como George Pérez, eran capaces de embellecer sus lápices, algo que francamente me sorprendió un montón.

Hace cinco años, Sergio y yo habíamos planeado hacer una mini-serie juntos. Él había creado a un personaje que se llamaba Catnippon, del que ha dibujado un par de historias. Una llegó a aparecer en uno de los números de Usagi que publicó Fantagraphics (en el número 11). Cuando nos vimos en Detroit el año pasado, por fin nos sentamos juntos para hacer el argumento de esa historia en seis partes en la que se iban a cruzar Catnippon y Usagi. Nos pusimos a escribir la historia juntos, porque nos parecía todo un cambio, dos creadores trabajando en la misma serie. Para empezar, teníamos que encontrar el tiempo suficiente para hacerla, y luego teníamos que pensar quién haría qué, quién haría los lápices, quién entintaría, si nos íbamos a alternar en cada número o en cada página, si yo dibujaría sus personajes y él los míos, ¿o yo debería dibujar los míos...? Ya sabes, ese tipo de cosas.
Thompson: ¿Quién dirías que ha influenciado más tu estilo de dibujo? Recuerdo una entrevista en la que mencionabas a Milo Manara.

Sakai: Claro, pero me refería al estilo que tenía cuando empezó. Creo que últimamente es un poco más disperso.

Thompson: ¿Disperso?

Sakai: Disperso, o no tan detallado. Debe ser porque ahora trabaja más con el color.

Thompson: Eso le ocurre a un montón de artistas europeos, simplifican su estilo en cuanto empiezan a publicar en color. Así que muchos empiezan a trabajar de forma más simple según se van haciendo mayores.

Sakai: Y por supuesto, otra de mis grandes influencias es Sergio, porque llevo trabajando con él desde hace mucho tiempo. Pero mi primera verdadera influencia es Steve Ditko.

Thompson: ¿Qué extraña influencia ejerce Steve Ditko sobre todos los dibujantes de Hawaii? Obviamente no sólo fue una gran influencia para ti, sino también para Gary Kato y Dennis Fujitake.

Sakai: No sé, sencillamente era alguien diferente a todo lo demás. El dibujo de Kirby era poderoso, pero había algo en Ditko y su estilo que... su forma de dibujar a Spider-Man y el Doctor Extraño era diferente. Batton Lash también estaba muy influido por Ditko.

Thompson: Y Eric Stanton... aunque no estoy seguro de quién influenció a quién. ¿Quién hacía la tira de Spider-Man en aquella época?

Sakai: Stan Lee todavía la guionizaba, el entintador era Joe Sinnott (al menos en la dominical que yo rotulaba), pero el dibujante prefería no salir acreditado, así que no puedo mencionar su nombre. [Risas.]Thompson: ¡Eso es muy raro!

Sakai: Claro, también me lo parece a mí.

Thompson: ¿Es alguien conocido?

Sakai: Claro. Lleva décadas en el negocio y aunque me parece que sus lápices para Spider-Man estaban muy bien, no quiere que la gente sepa quién los ha hecho. Llevo trabajando con Stan desde hace doce años. En aquella primera época Stan necesitaba un nuevo rotulista para la tira de Spider-Man y ¡Scott Shaw!, que estaba trabajando para Marvel Productions haciendo los Muppet Babies, le habló de mí y Stan me llamó. Acudí allí, rotulé una tira de Spider-Man ese mismo día y sigo rotulando la tira desde entonces. Stan es estupendo, me cae muy bien. Lo más raro es que es tal y como se suele auto-promocionar... muy enérgico y amistoso. Me gustaba mucho ir los viernes a Marvel Productions. Cada vez que llegaba con las tiras que había estado rotulando, Stan dejaba de hacer lo que fuese que estuviese haciendo para verlas. Si estaba reunido ponía alguna excusa y se reunía conmigo durante unos minutos. Recuerdo un viernes en el que tuvo que salir más temprano y su secretaria se disculpó por él. Así que cogí un post-it y dibujé un pequeño dibujo en el que básicamente le decía: “Siento no haberte visto, aquí tienes tus tiras.” Y la siguiente vez que fui a Marvel me fijé en que había enmarcado la nota y la había colgado de la pared de su despacho. Es un tío magnífico. Escribió la introducción del quinto tomo de Usagi Yojimbo. Ha escrito un montón de introducciones, y muchas de ellas tan sólo son promocionales, pero la que hizo para mí era muy sincera y agradable. Le di las gracias. Le envié una nota en la que le comentaba que a mi hijo, Matthew, le habían empezado a gustar los superhéroes y que siempre veía la Marvel Action Hour en televisión. Y al día siguiente Stan me envió una mochila de Spider-Man repleta de juguetes, postales y otras cosas parecidas, y todo estaba firmado por Stan. Matthew siempre se lleva la mochila cuando acude a los Salones.

Thompson: ¿Sigues leyendo cómics de Marvel?

Sakai: Nop.

Thompson: ¿Cuánto tiempo hace que dejaste de leerlos?

Sakai: El último que he leído (o ni siquiera lo he leído, pero sí que lo he comprado) ha sido Generation X, tan sólo porque me gustaba el dibujo. No sé si me gusta o me disgusta, no lo he pensado desde entonces, pero llevo comprando el título desde el primer número porque el dibujo me parecía diferente. En gran parte solo eran cabezas parlantes, pero eran buenas cabezas parlantes.
Thompson: ¿Quién es el dibujante?

Sakai: Chris Bachalo.

Thompson: ¿Sueles leer cómics de superhéroes?

Sakai: No sé si realmente se podría calificar como tal, pero me gusta Sandman Mistery Theater. Guy Davis es fantástico y su dibujo me parece magnífico. Me gusta mucho su trabajo. Antes solía hacer una serie titulada Baker Street.

Thompson: ¿Qué cómics lees para recargar tus baterías creativas?

Sakai: No leo muchos cómics con esa intención. Veamos, hmmm, el único que he estado buscando con la intención de leerlo es Sandman Mistery Theater. Me gusta Astro City, porque tiene un enfoque diferente sobre los superhéroes. Leave It To Chance es la mejor nueva serie que he leído en lo que va de año. Me encantaría que Bruce Timm tuviese tiempo para hacer más comic books. Umm... aparte de estos, no lo tengo demasiado claro.

Thomspon: ¿Pero has leído muchos cómics de superhéroes en tu vida?

Sakai: Claro, durante la vieja época de Ditko, pero en los últimos diez años no demasiados. Un amigo me regaló un montón de cómics de los X-Men, e intenté leerlos, pero no fui capaz. No podía engancharme a la trama.

Thompson: Claro, también a mí me parece bastante incomprensible. Recuerdo que has mencionado que tampoco leías muchos cómics japoneses, lo cuál me sorprendió bastante.

Sakai: En realidad no conozco mucho manga o anime. Hay algunas cosas que me gustan. Me gustaban los primeros Dragon Ball y Dr. Slump, pero eso es todo. A veces picoteo algunas cosas, pero no hay ningún título que busque con verdadero ahínco.
Thompson: ¿Y qué hay del cómic europeo? ¿Tienes algún favorito?

Sakai: La primera vez que me fijé en un dibujante europeo fue en 1971, cuando conseguí algunos álbumes de Astérix. Las historias, el dibujo y el coloreado me parecieron maravillosos. Estaba bastante por encima de lo que los editores americanos estaban publicando en ese momento. En muchos sentidos, Usagi se parece mucho a Astérix, porque las dos series se desarrollan en épocas de la Historia muy específicas. Astérix transcurre durante la expansión del Imperio Romano y Usagi durante los primeros días del Sogunato de Tokugawa.

De todas formas, años después apareció la revista Heavy Metal y me quedé flipando con el Arzak de Moebius. Los conceptos y el estilo de dibujo eran radicalmente diferentes a todo lo que se había visto hasta entonces. En tan sólo un puñado de páginas se narraba una historia muy dramática y humorística que transcurría en un entorno alienígena del que querías saber mucho más. Puede que sea el mejor dibujante que existe en la actualidad. Cruzaba todos los estilos con gran facilidad, desde el dibujo a lo “bigfoot” hasta el western, y desde la fantasía y la ciencia ficción hasta esas aventuras espirituales que muchas veces también he pensado hacer, y era igual de competente en todos los estilos. Increíble. Otros artistas europeos que me gustan son Loisel, que ha dibujado las series Roxanna y Peter Pan, y Michetz, que hizo una serie que tenía lugar en el Japón feudal titulada Kogaratsu, pero de esa sólo tengo un par de tomos. Es bastante difícil encontrarlos por aquí. También me gusta Edvin Biukovic, que junto a Darko Macan crearon dos historias magníficas de Grendel para la editorial Dark Horse. Su estilo es muy cinemático, pero estoy seguro de que Darko todavía es capaz de hacerlo mucho mejor.

Aquí es difícil encontrar títulos europeos, aunque afortunadamente, gracias a revistas como Heavy Metal y editoriales como NBM y Fantagraphics hemos podido conocer a un montón de autores como Alfonso Azpiri, Fabrice Lamy o Franco Saudelli.
Thompson: Me parece recordar que en los primeros tiempos de Usagi hiciste algunos diseños y guiones inspirados en el manga, pero parece como si los hubieses dejado de lado. Aparecían viñetas con la hierba meciéndose y otras cosas por el estilo.

Sakai: La verdad, no creo que estuviesen inspiradas en el manga, sino en las películas. Su forma de narrar me inspira más que los cómics. Una vez Bill Stout y yo estuvimos charlando sobre cómo se suelen presentar los personajes en las películas, y yo le comenté que cuando ves por primera vez a un monstruo en Frankenstein, la antigua película interpretada por Karloff, está saliendo por la puerta y solo se puede ver su espalda, luego empieza a girarse lentamente, y es entonces cuando puedes verlo por completo. Y esa forma de narrar te cuenta mucho sobre el personaje. James Cameron es otro director que presenta muy bien a sus protagonistas. El otro día estuve viendo Terminator 2. Cuando ves por primera vez al personaje de Linda Hamilton, Sarah Connors, también aparece de espaldas. Está haciendo abdominales a un lado de la cama, usando una de sus patas como aparato abdominal, y luego se levanta y se vuelve lentamente, y tiene el pelo pegado por toda la cara. Me parece magnífico, porque te das cuenta de que es una persona fuerte, muy diferente al personaje que interpretaba en la primera película.

Thompson: ¿Hay otros directores que te hayan inspirado?

Sakai: Por supuesto: Kurosawa. Y algunos otros. Cuando estoy dibujando me gusta tener la televisión encendida, y muchas veces están programando alguna película de acción y aventura, cosas al estilo de lo que hace Schwarzenegger, pero no tengo por qué estar viendo la pantalla para saber lo que está pasando. Cuando algo explota u ocurre algo parecido me pongo a mirar la pantalla. Me hace mucha compañía mientras estoy trabajando. Otros creadores tienen la radio encendida. Creo que Jack Kirby tenía la radio sintonizada en una cadena española. No entendía ni una palabra de castellano, pero le gustaba tener esa distracción al lado y le hacía compañía.
Thompson: Obviamente has investigado mucho para hacer la serie.

Sakai: Oh, la verdad es que he investigado todo lo que he podido. En mi casa tengo una librería de referencia bastante grande, y como decía antes, intento hacer que las cosas sean lo más reales posibles, pero dentro de lo razonable. Con algunas cosas poco significativas, como las sandalias, me he tomado ciertas licencias artísticas, pero con las cosas importantes (el código de los samuráis, el Bushido, el diseño arquitectónico de las casas y la cultura en general), intento ser todo lo preciso que puedo.

De hecho, una de mis historias favoritas de Usagi fue la de la cometa (en el número 20), cuyo guión me costó hacer cerca de dos años, porque tuve que investigar un montón. La idea empezó a germinar cuando me compré un libro sobre cometas japonesas. Trataba sobre un festival de cometas, así que me dije: “Oh, sería magnífico ambientar una de las historias de Usagi en un festival de cometas”. Investigué un poco más y descubrí cómo se hacían las cometas en aquella Época, así que me imaginé una historia desde tres puntos de vista diferentes: desde el del constructor de cometas, desde el de un tahúr que está en el pueblo durante el festival y desde el punto de vista de Usagi. Integré los tres elementos en la historia y me quedé muy contento con el resultado.

Además, muchos de los personajes suelen estar basados en figuras históricas. Como ya he comentado, Miyamoto Musashi es el molde para 
Usagi. Tomoe Ame, la gata guerrera, está basada en Tomoe Gozen, que fue una guerrera famosa por su belleza y por su habilidad con la lanza. Es un personaje muy interesante. No nos han quedado muchos registros sobre ella. Vivió en la época de las Guerras Gempei, y su marido fue un famoso general que al final se hizo el seppuku, negándose a que ella muriese a su lado porque si lo hacía al lado de una mujer, perdería su rostro. Así que al final ella decidió convertirse en monja. Lord Hijiki, alrededor del que han girado muchas de las historias de la serie, se basa en Date Masamune, que vivió alrededor del Siglo XVII y fue uno de los señores más poderosos del Japón feudal. También quiso convertirse en Shogun, pero nunca pudo hacerlo. Un dato bastante interesante es que envió emisarios japoneses a Roma para que se reuniesen con el Papa, pero fue una misión que terminó fracasando. Aún así, fue uno de los más poderosos e influyentes señores del Japón feudal.

Hay algunos otros personajes inspirados en las películas japonesas. Zato-Ino, el cerdo espadachín invidente, se basa en el espadachín invidente Zatoichi. Su estilo de lucha es bastante inusual, pero el personaje llegó a aparecer en una serie de TV, además de hacerlo en 27 películas. Por supuesto, “Lone Goat and Kid” se inspira en “Lone Wolf and Cub”. Gen, el generoso cazador, está tomado del Yojimbo de Toshiro Mifune...Thompson: De acuerdo, así que de Yojimbo... todo suele recordar ligeramente lo que él dejó esbozado.

Sakai: Si, me ha influido mucho su forma de hacer las cosas, su famosa sombra a las cinco en punto, o su estilo para manipular artísticamente cosas y personas.

Thompson: Aparte de la autenticidad en la decoración y los trajes que se puede ver en tu trabajo, también se pueden observar los parámetros morales de las Sociedad Clásica japonesa, pero, ¿no crees que los has reinterpretado y actualizado un poco para el público americano?

Sakai: Me parece que algunas cosas sí que las he reinterpretado para el público americano. Por algo soy la tercera generación de Japoneses-Americanos. No estoy tan cerca de la fuente original como para retratar las cosas de una forma tan precisa como lo haría alguien de primera generación, porque la mayoría de mis investigaciones las he hecho utilizando libros y películas, así que ciertos elementos tengo que reinterpretarlos. Además hay algunas otras alusiones en las no entro mucho en detalles, como el tema de los “eta”, que en aquella época eran comparables a los actuales intocables de La India, la verdadera clase más baja de la jerarquía social. Solían tratar con cosas que tenían que ver con la muerte, así que de vez en cuando me gusta hacer algún comentario al respecto, cómo cuando he indicado que los “eta” fueron, como clase, desmantelados en el S. XIX, pero básicamente lo que más he cambiado es el nombre, de “eta” he pasado a denominarlos “burakunin”, aunque en realidad siga siendo la misma clase social. Trataban con la muerte, y muchos de ellos regentaban tiendas de calzado, porque los zapatos estaban hechos de cuero.

Thompson: Es bastante probable que la idea de una Sociedad repartida en clases sociales les suene bastante apolillada a los lectores americanos habituales. ¿Cuál crees que es la actitud de Usagi sobre el tema?

Sakai: Bueno, ya sabes, es un tipo bastante amistoso. Suele tratar por igual a todas las clases sociales, algo que un samurái de la época no habría hecho nunca. Creo que hasta cierto punto es un reflejo de mi personalidad.

Thompson: Parece como si casi todos los grandes personajes de los autores terminasen convirtiéndose en un sosias de ellos mismos.

Sakai: Ese soy yo: un conejo maníaco que acarrea consigo una espada de un lado a otro. Una de las cosas que me gustaría comentar es que creo que los fans de la serie son muy buena gente. Me llegan un montón de cartas con preguntas verdaderamente inteligentes, y cuando cometo algún disparate en alguna de mis apreciaciones históricas o culturales, también suelen decírmelo. Se toman en serio estas cosas. Incluso existe una página online sobre Usagi bastante comprensible realizada por un tío de Long Beach que se llama Todd Bustillo. Él fue quien la creó y la suele actualizar para los fans. En realidad yo no tengo acceso a internet, así que son los fans los que básicamente la van alimentando. En ella se pueden encontrar cosas como el perfil de los personajes, la sinopsis de las historias, e incluso una galería de dibujos a color, y también una historia lista para imprimir sobre todos los temas incluidos en la serie de Usagi, y muchas otras cosas. Incluso suelen hacer concursos. Es una web bastante pulcra.
Thompson: ¿Tienes algún fan japonés que te haya escrito desde Japón?

Sakai: En realidad no. No de una forma constante. De vez en cuando me llegan un par de cartas, pero Usagi aún no está traducido al japonés. En realidad nunca he visto que un cómic americano produzca mucho impacto en el mercado japonés. Aparte de esto, una vez apareció un artículo sobre la serie en una prominente revista japonesa, pero tampoco tuvo mucha repercusión.

Thompson: El mercado japonés es bastante... (no quiero hacer malos juegos de palabras) estrecho. ¡Por lo que eres más conocido en Alemania que en Japón!

Sakai: Uh-uh. [Risas.] ¡Y en Croacia!

Thompson: Dark Horse ha empezado a editar allí Usagi Yojimbo como serie limitada, para ver cómo funciona.

Sakai: Claro. Sale nueve veces al año, pero más o menos tiene una cadencia mensual. Hemos empezado con la serie de Space Usagi y luego seguiremos con la de Usagi Yojimbo. Primero se van a editar los quince números de Space Usagi, pero a cambio, sólo nos perderemos un mes de Usagi.

Thompson: Sueles trabajar a toda velocidad.

Sakai: Claro. Desde que empecé a trabajar con Sergio, el abocetado se ha convertido en algo prácticamente inexistente. Recuerdo cuando hice la historia de Usagi para el primer número de Critters. Estaba muy orgulloso porque había podido acabar una historia de ocho páginas en un solo mes. Ahora soy capaz de hacer una historia de 24 páginas en la misma cantidad de tiempo.

Thompson: No me extraña que no tengas tiempo de ver películas o leer cómics.

Sakai: Bueno, ahora también tengo hijos. Les encanta ir a las convenciones de cómics. Hannah tiene seis años y está haciendo mini-cómics. Consiguió 35 dólares en la última San Diego Con. Es toda una emprendedora.

Thompson: Los hijos de los artistas suelen moverse un montón. Una de las cosas que has comentado antes es que habías vendido dos millones y medio de muñecos de Usagi... y el cómic está vendiendo, ¿cuánto? ¿entre 10.000 y 12.000 ejemplares? Por lo que me pregunto... ¿por qué cada uno de los chicos que se ha comprado el muñeco no se ha comprado también el cómic? ¿O incluso aunque solo sea uno de cada mil chavales? ¿Cómo se podrían volver a hacer cómics que tuviesen ventas masivas?

Sakai: Es muy difícil. A los críos no les gusta leer. Gastan la mayor parte de su tiempo jugando a vídeo-juegos. Es difícil hacer que los chicos lean lo que sea. Las ventas de libros también han descendido de una forma dramática. Creo que solo un cinco por ciento de los ciudadanos norteamericanos se compran el noventa por ciento de libros vendidos. Eso a menos que el libro trate sobre el juicio a [O.J.] Simpson. Evanier estuvo comparando Estados Unidos con Japón, donde la tasa de alfabetización es del 99%, e incluso los adultos, los hombres de negocios, leen cómics por la calle, pero en este país más o menos es un medio enfocado hacia los chavales.
Thompson: Un medio enfocado a chicos que los propios chicos ni siquiera utilizan.

Sakai: Claro. Incluso los que compran cómics no se los leen. De repente, se ha experimentado una disminución de las ventas tanto de libros como de revistas, y los expertos han podido rastrear el problema hasta el momento en el que salió a la venta el Pac-Man. Los chicos se pasan todo el tiempo jugando a vídeo-juegos, o viendo la TV.

Thompson: Además, si lo miras en proporción, los cómics cuestan mucho más que las otras formas de entretenimiento de las que estás hablando.

Sakai: Y muchos adultos ni siquiera se dan cuenta de que los cómics siguen estando a la venta. Hace un tiempo hice un par de entrevistas para el L.A. Times y en cuanto salieron publicadas, empezó a haber mucho más movimiento en las ventas de los cómics de Usagi en el área de L.A. Me empezaron a llegar cartas donde me decían: “Guau, no sabía que todavía se hacían cómics.” Si pudiésemos salir en un anuncio de TV o algo así sería...

Thompson: Y entonces, ¿qué crees que se podría hacer?

Sakai: No lo sé.

Thompson: Nadie tiene ni idea.

Sakai: Incluso a pesar del éxito que han tenido las películas de Batman, las ventas de sus cómics han ido cayendo como las de cualquier otra serie.

Thompson: Claro. Batman debe vender cerca de las 70.000 copias. Si los cómics muriesen completa y absolutamente, ¿qué harías para poder ganarte la vida?

Sakai: ¡No tengo ni idea!
Thomposon: Esa podría ser una de las razones por la que los historietistas siguen en el medio: no tienen ni idea de qué pueden hacer aparte de cómics.

Sakai: Claro, yo también lo pienso.

Thompson: Eso es lo que comentan Peter Bagge y Dan Clowes. No tienen ninguna otra habilidad.

Sakai: Probablemente yo me encuentro en la misma situación.

Thompson: Bueno, también has hecho arte comercial alguna vez. ¿Volverías a hacerlo?

Sakai: No creo. La mayor parte de mi tiempo lo gasto haciendo Usagi Yojimbo, pero de vez en cuando suelo cogerme algún otro trabajo en el mundo de la ilustración, donde me pagan un poco más. Hace diez años hice algún trabajo para Mattel, para sus juegos del Captain Power y otras cosas parecidas, y ganaba como 300 dólares a la hora. En el comic book, se paga un poco menos.

Thompson: Tienes suerte si puedes pillar 300 dólares a la semana.

Sakai: Los cómics me dan más autonomía. Tengo el estudio en mi casa, lo he montado en una habitación separada, así que el tiempo que tardo en viajar hasta mi trabajo es casi inexistente. [Risas.]

Thompson: Y también dispones del completo control sobre todo, especialmente ahora que has vuelto al blanco y negro. Así que, a su manera puede que este sea un trabajo de ensueño.

Sakai: Si sólo pudiera ganar un poco más de dinero...

Thompson: ¿Qué más te gustaría comentar?

Sakai: Bueno, además de la serie regular de Dark Horse, también he hecho un par de cosas para otros editores, como esa historia de seis páginas para Crusade Comics protagonizada por personajes reales...

Thompson: La conozco. Era extraña... un poco inquietante.

Sakai: Bueno, tuve que volver a revisar lo que había hecho, porque ni yo mismo me lo creía. También he estado haciendo cosas como portadas y pin ups para otros editores. En breve se va a editar un juego de rol. Oh, y Antarctic Press va a publicar un sketchbook de Usagi. Básicamente es como un libro de pin ups. Tiene un montón de cosas, como las páginas finales de los tomos en tapa dura de Usagi, dibujos artísticos para calendarios y dibujos que eran muy difíciles de ver, sketches hechos en convenciones y algunas “comissions”.
Además, en el catálogo de Diamond, el Previews, está apareciendo ahora mismo una historia serializada de Usagi que va a durar todo un año. Saldrá un episodio de dos páginas cada mes, lo que ha supuesto todo un cambio. La historia va a su propio ritmo, así que cada entrega de dos páginas tiene que resultarle al lector lo suficientemente interesante por sí misma y finalizar con un continuará. El argumento tiene que estar resumido muy a menudo en beneficio de los nuevos lectores que se vayan incorporando, pero no tan a menudo, o de forma demasiado obvia, como para que se convierta en redundante una vez que la historia se recopile completa en un solo volumen. Francamente, he tenido dificultades para pensar en el tempo adecuado para la historia, pero entonces me leí Musashi, de Eiji Yoshikawa, y uno de los capítulos titulado “Green Persimmons” me llamó mucho la atención, así que escribí una historia sobre un extraño árbol “caqui” de porcelana verde que va a parar a manos de Usagi, y parece como si todo el mundo estuviese buscando ese objeto.

Me gusta seguir trabajando para Dark Horse. Pero también me ha gustado mucho trabajar con el resto de editores anteriores.

Thompson: Has trabajado con muchos grandes editores que nunca han intervenido en la obra del artista.

Sakai: Es muy agradable.

Thompson: Por otra parte, alguna vez has comentado que habías trabajado para todos los grandes editores de los ochenta que se habían terminado despeñando, y que te las has arreglado para que ninguno de ellos te pudiese joder.

Sakai: Claro. Eclipse, Comico, me pagaron todos. De hecho, ni siquiera sabía que en aquella época First estuviese atravesando dificultades económicas. Me pagaron una semana después de haberles enviado mis dibujos (una historia llamada “Munden´s Bar”), y una semana más tarde le comenté a alguien: “Sí, trabajar para First me parece magnífico”, y me contestó, “¿Qué?, ¡Si me deben dos mil dólares!”

Thompson: ¿A qué le atribuyes tu maravillosa suerte?

Sakai: No sé. Es como si el mundo estuviese hecho para dos tipos de personas. Hay Laurels y hay Hardys. Laurel se pasea por el mundo sin enterarse de nada, pero sin que tampoco le pase nada malo, mientras que a Hardy, no importa todo lo que se esfuerce, nada le sale bien. Yo soy una especie de Laurel: no tengo ni idea de lo que estoy haciendo, pero parece como si siempre me ocurriesen las cosas de la mejor forma posible.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

BLUES EXPLOSION - CRUNCHY EP [PROMO]


BLUES EXPLOSION - CRUNCHY EP [PROMO]
(Mute, 2005)

01-Crunchy - Original Version
02-Mars Arizona - DFA Remix
03-Crunchy - Solex Remix
04-Hot Gossip - !!! Remix
05-Crunchy - !!! Remix

AQUI.

martes, 27 de septiembre de 2011

DUM DUM BOYS - SOUL BONDAGE DELUXE


DUM DUM BOYS - SOUL BONDAGE DELUXE

1-Bubblegum
2-Never Give Up
3-Electronic Pop Music
4-X-pressway to Paradise
5-Nude Women on the Moon
6-(Welcome to) the Loser Club
7-I Can't Give You Anything (But This Song)
8-Vicious Circle
9-South of Nowhere
10-Make It Funky
11-Spatio Dynamic Theme

AQUI.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Nervobeats - Carjackin´ 7"


Nervobeats - Carjackin' 7" (In The Red, 1992)

1-Flesh On Flesh
2-Stuck With You
3-Weedhead
4-Friday At the Hideout

AQUI.

domingo, 25 de septiembre de 2011

DUM DUM BOYS - PORNOVISTA


DUM DUM BOYS - PORNOVISTA
original soundtrack
(OUT, 1995)

1-pornovista
2-soundtrash
3-down
4-cool jazz
5-walking in my head
6-monotony
7-sweet rain

AQUI.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Bob Log III / Zen Guerrilla – Split 7"


Bob Log III / Zen Guerrilla – Split 7"
(Fanboy Records, 2000)

A-Bob Log III – Wigglin´Room
B-Zen Guerrilla – Pocketful Of String

AQUI.

jueves, 22 de septiembre de 2011

ATENCION: este es el anuncio más largo del mundo (o uno de ellos).


ATENCION: este es el anuncio más largo del mundo (o uno de ellos).

Cuando llegaba a Madrid desde aquel pueblo remoto donde me crié durante mis primeros 22 años, me dirigía inmediatamente con los fajos recién cobrados, ganados en la fábrica a base de sudor, hasta el centro de Madrid, donde había un montón de tiendas en las que se acumulaban los cómics que, en algunos casos (los menos) había visto impresos en los anuncios de otras series de la misma editorial, y en otros casos (la mayoría) eran ediciones que desconocía hasta el mismísimo momento en el que posaba mis ojos sobre ellos. También había fanzines (mi añorado Urich), figuras de todo tipo, pósters y faltaban las pipas y los caramelos. Era todo un festival para mis ojos y volvía cargado de material al norte. Eso significa que me dejaba un dineral en esas tiendas tan céntricas.

Siempre pensé en la suerte que tenían los vendedores de dichas tiendas con la situación en la que se encontraban. En Gran Vía y Callao había mucha competencia, pero también era el lugar donde se dirigía media muchachada de la ciudad para tomar unas copas, pasear por el Templo de Debod y la Plaza Real y, sí, comprar tebeos y otras cosas relaccionadas. Se hacían buenas cajas, estaba claro, porque los estrechos espacios que vendían papel rebosaban de fans que, con los ojos desorbitados, parecían cerdos en el matadero del consumo.

Pero también me asombraba mucho la suerte que tenían esas mismas tiendas de vender aunque fuese una mísera peseta, debido a lo bordes que eran sus dependientes. Ojo, no es que yo estuviese pidiendo tratos especiales de ningún tipo, pero bajo mi punto de vista la desgana no debería ser la mejor amiga del lucro. Si el dependiente o el camarero de cualquier tienda me trata de forma poco atenta, o incluso de mala leche, no vuelvo a comprarle o pisar su establecimiento y punto.

En mi caso, como los desplantes eran una vez al año, no me hacían ningún daño, y volvía a recorrer unas cuántas de aquellas tiendas que había jurado no volver a pisar en mi puta vida. Esto cambió cuando me trasladé a la capital. Después de otro año soportando a los mismos pelafustanes, probé suerte con una de las especializadas que no se encontraban en el centro. Miré la dirección en la net y vi que me pillaba de cine para llegar los sábados desde mi casa o entre semana desde el trabajo. A su manera, Goya es tan céntrico como Callao. Así, en cuanto conocí Astro City, lugar donde me hacían un descuento directo de material (sin esperar a acumular un mínimo de cien euros), me convertí en un adepto. Tenían mogollón de material atrasado, la tienda era pequeña, pero estaba repleta de novedades, y además... el dueño y su clientela se reunían en una fecha que era clave para algunos de nosotros. Todos los jueves los bares de al lado de Astro City se embolsaban unos doblones de más en cerveza y tapeo. Y algún disgusto entre escándalos y risas.

Sin sofoco ninguno puedo relatar que al principio, lo que me hacía volver una y otra vez al mismo sitio era el descuento, y además los tios majos que me atendían no se parecían en nada a la miasma que me había encontrado antes, clones del Calabozo del Androide de los Simpsons, o émulos del Jay de Hate.

Pasaron algunos meses hasta que conocí mejor a Felipe y Luis, de los que me hice amigo. Siempre estaban en la tienda (o en Astro City 2) ya que el dueño apenas aparecía por allí. El roce (y las borracheras) hacen cariño.

Cuando la tienda cerró y resurgió como Enigma Comics, yo seguía allí. Había estado currando bajo el mandato del anterior capataz durante los estertores finales de Astro City, en condiciones de esclavo (como la inmensa mayoría de los españolitos de a pié), pero ahora tan sólo era otro cliente más.

Enigma Comics empezó con mucha ilusión. Pero la clientela llegaba a cuentagotas. ¿Habrían huído los antiguos compradores a otras tiendas (el local estuvo cerrado cinco meses entre un negocio y otro)? ¿Estarían en el paro? ¿La gente no se acercaba a la tienda porque estaba cerca de esos que nos están jodiendo la vida (los seres humanos que viven en Barrio Salamanca y aledaños)? ¿Qué pasaba aquí? El declive era más evidente cada mes, y cada vez que llegaban las novedades acudían menos clientes y las estanterías acogían mayor cantidad de títulos que no se vendían. Después de dos años de capear heróicamente el temporal, como muchos negocios que han caído (y que caerán), era la hora de cerrar las puertas.

Y ahora, para aquellos que no les importa comprar las cosas rebajadas, es la oportunidad de hacerlo.

Porque sé que existe mucha gente a la que le gusta pagar más dinero porque así se creen que el tebeo es mejor, pero NO ENTIENDO cómo te puedes gastar la pasta que vale el Predicador Nuevo Testamento a tocateja en esas tiendas del centro que tan mal te tratan y no comprarlo en ENIGMA COMICS, con un precio de 21 euros. No lo entiendo. No entiendo cómo aún pueden estar llenas dos cajas con grapas, una llena de los fascículos que Panini edita a 1,95 euros o dos y medio, y que están a un euro cada uno de ellos (además de los Wonder Woman ó JSA esos que no te pillaste porque te costaban mil de las antiguas pesetas, repito, esos, están a un euro) y otra caja con tebeos a precio de regalo, un euro y medio; con grapazas tan interesantes como los números triples de Hulk ó los Vengadores. ¿La serie limitada de dos números de “Reinado Oscuro” de los Cuatro Fantásticos, guionizada con gusto por Jonathan Hickman? La tienes a tres pavos.

TAMPOCO ENTIENDO cómo estando mogollón de material atrasado al 20 por ciento directo (docenas de tomos de Norma, Panini, La Cúpula y Planeta, Manga de todos los colores, etc), siga descansando en las estanterías hechas a medida el sueño de los justos. De todas formas, sabes que ese título en el que llevabas pensando tanto tiempo y que no te dejaba dormir, te lo comprarás más tarde o más temprano, y seguramente al precio que marca la editorial, o incluso más caro. Las cosas del coleccionista son así. ¿Qué mejor que hacerlo ahora con el 20% de DESCUENTO?

¿Y dónde está la tienda que va a haceros pasar la CRISIS leyendo cómics, riéndoos de las intenciones que tienen los ladrones de los bancos de incentivar el consumo? Está aquí: Enigma Comics C/ Espartinas nº 8, 28001. Madrid. Y todavía tienen tlf. para hacer todas las reservas que se te antojen: 91.435.61.21.

¡Allí nos vemos!!!


miércoles, 21 de septiembre de 2011

DUM DUM BOYS - KISS ME DEADLY


DUM DUM BOYS - KISS ME DEADLY
(F.F.Fascination, 2003)

1-Action !!!
2-Born Again
3-Dance Motherfucker Dance
4-Disappointed
5-Miracle
6-I Made a Princess Out of You (you made a loser out of me)
7-Oh Yeah ?!
8-Soul Bondage part 1
9-Sweet Smell of Success
10-Tie Me Up
11-(Can U Dig?) The New Sound
12-Soul Bondage part 2

AQUI.

martes, 20 de septiembre de 2011

EL DODGEM LOGIC DE ALAN MOORE Y SUS COLEGAS


En el exquisito blog de Espiral llevan un tiempo subiendo info jugosa sobre Dodgem Logic: Sobre el proyecto, número 1, número 2, número 3, número 4, número 5, número 6, número 7, número 8, Alan Moore habla sobre Harvey Pekar.


Y si queréis probar por vosotros mismos de qué va el genial magazine, razón aquí.

Web oficial de la revista.

el disco de FABULOSO COMBO ESPECTRO


Por fin está grabado, plastificado y casi, casi a la venta (el 22 de Octubre, en vinilo) el primer disco de Fabuloso Combo Espectro. A lo largo de los próximos días, el grupo irá insertando el resto del LP aquí (además, en la misma dirección se pueden escuchar algunos de sus singles anteriores). En el FABULOSO primer tema que han colgado del disco, "Reingeniería aplicada a los procesos del mal", el grupo se supera a sí mismo con un tema escandalosamente feroz, de guitarras retorcidas, ritmo zumbante, coros imposibles de tararear y letras disparo.

WAR DRUMS

sábado, 17 de septiembre de 2011

Bob Log III – Live!!! Aloha From Japan


Bob Log III – Live!!! Aloha From Japan
(Bloat Records, 2000)

1-Look At That
2-Cold Motor
3-Daddy Log's Legs Drive In Candy Hoppin Car Babes
4-All The Rockets Go Bang
5-You Wanna What
6-Booby Trap
7-Clap Your Tits
8-I Want Your Shit On My Leg
9-String Around A Stick

Recorded Live in Japan, France & USA.

AQUI.

TAMBIEN EN LA DOO RAG SAGA

BOB LOG AT MELBOURNE


Bob Log III - Easey Street Sessions Live Show
February 18, 2009. City Slang Program, PBS FM, Melbourne, Australia

FUENTE: LIVE BOOTLEG CONCERT BLOG

01-Bang Your Thing At The Ball
02-Manipulate Your Figments
03-Bump Pow! Bump Bump Bump Pow!
04-Shinkansen Teh!!
05-Mr. Sis Boom Bah
06-Off the Hook
07-Wigglin' Room
08-Bucktooth Potato
09-My Shit is Perfect
10-Goddamn Sounds Good/Slide Guitar Ride
11-Outro

AQUI.

TAMBIEN EN LA DOO RAG SAGA

viernes, 16 de septiembre de 2011

ENTREVISTA CON STAN SAKAI EN THE COMICS JOURNAL, 1 (DE 2)

Entrevista con Stan Sakai aparecida en The Comics Journal número 192 (1996). Parte 1 (de 2). Traducida por Frog2000. Página oficial de Stan Sakai.

------------------------------------------

Existió una época en la que creadores como Carl Barks, Jack Cole y John Stanley fueron capaces de producir cómics que entretenían por igual a niños y adultos. Hoy en día, con los cómics hundiéndose en un mar de pésimas series llenas de chicas malas, grotescos títulos de superhéroes “extremos”, y tristonas series underground de cuarta fila, este tipo de creadores son una especie protegida. De entre los pocos que nos quedan tenemos a Sergio Aragonés, Jeff Smith, Don Rosa, a los creadores de la frecuentemente inspirada serie Batman Adventures, y a Stan Sakai.

Durante una década, Sakai se ha dedicado a guionizar y dibujar de forma continuada las aventuras de Usagi Yojimbo, un valeroso conejo samurái que vive en el Japón del Siglo XVII. El equilibrio entre acción, suspense y sentido del humor, e incluso la emocionante sensación que consigue provocar Sakai con su serie, sugiere una colisión entre Walt Disney y Akira Kurosawa. Sakai dibuja con un estilo enérgicamente “cartoonesco”, inspirado tanto en el mundo de los cómics como en el de las películas (con más de un elemento del arte japonés impreso más clásico). En Usagi se combinan la sencillez y amabilidad más tradicionales con unas hechuras ingeniosamente modernas. A pesar de no haber sido nunca un super-ventas, Usagi ha disfrutado de una cadencia consistente a lo largo de los años, y sus conexiones con la “familia” de las Tortugas Ninja Mutantes ha hecho que esté presente tanto en tiendas de juguetes como en la serie de dibujos animados de las Tortugas, convirtiendo al título en uno de los más visibles de todos los creados durante los ochenta y noventa.
Stan Sakai nació en Kyoto, Japón. Su familia se mudó a Hawai poco después, donde estuvo viviendo durante los primeros 24 años de su vida. Mientras asistía al colegio, conoció a dos creadores de cómic que le inspiraron un montón, Dennis Fujitake y Gary Kato, quienes también le animaron a potenciar sus aspiraciones artísticas. Como resultado, los primeros trabajos de Sakai se pueden encontrar en muchos de los fanzines de finales de los sesenta.

En 1977, Sakai y su esposa Sharon se mudaron a la zona de Los Angeles, y allí es donde residen desde entonces. Sakai empezó a desarrollar una de sus primeras series, “Nilson Groundthumper”, en 1980, pero su primera aparición profesional en un cómic no fue como guionista o como dibujante: en 1982, su amigo Sergio Aragonés le preguntó si podría rotular un nuevo cómic que había creado, Groo The Wanderer. A pesar de haber practicado como rotulista, Sakai se dio cuenta de que no sabía nada sobre el rotulado de los cómics y tuvo que aprender apresuradamente todo desde el principio. Pero esta molestia estuvo bien pagada, ya que el trabajo en Groo le dio la oportunidad de colaborar en algunos otras obras (para Eclipse Comics y Mattel, además de algunas tiras de cómic, incluyendo algunas veces la tira de periódico de Spider-Man). Pero aún así, la conexión con Aragonés es la que ha demostrado ser la más duradera de todas: durante los quince años transcurridos desde el número uno de Groo, Sakai ha sido el rotulista de cerca de 120 números de la serie (tanto en el volumen publicado por Pacific Comics como el que pertenecía a la línea Epic de Marvel, o más recientemente, en su edición en Image Comics), además de trabajar en otros proyectos de Aragonés, como Magnor. Incluso aunque Sakai ha ido dejando a un lado su trabajo como rotulista en favor de su evolución como artista de cómic, ha seguido manteniéndose dentro del oficio: en 1996 ganó el premio Eisner como “Mejor Rotulista”. (Además, su trabajo en Groo fue el motivo por el que Sakai conoció al colorista Tom Luth, que es quien ha coloreado casi toda su obra, y a Mark Evanier, con el que de vez en cuando ha colaborado en algunos proyectos de series para TV.)
La carrera de Sakai como creador completo tomó impulso en 1985, cuando estrenó 
“Nilson Groundthumper” en el primer número de la publicación de corta tirada de Steve Gallacci, Albedo. Pero la primera historia de Usagi apareció en el segundo número. Un año después, el editor de Fantagraphics Books, Kim Thompson, telefoneó a Sakai para que aportase una historia a una nueva antología de “funny-animals” titulada Critters. Sakai estuvo dibujando varias historias de Usagi y "Nilson Groundthumper" para Critters, y en 1987, después del exitoso Usagi Yojimbo Summer Special, en donde se mezclaba nuevo material de Usagi con el que había aparecido en Albedo, Usagi Yojimbo empezó a publicarse en su propia cabecera. Fantagraphics editó 38 números en blanco y negro (además de tres anuales a color), consiguiendo que fuese la colección más longeva de la editorial realizada por un solo autor. 

Gracias a las apariciones invitadas, a los crossovers y algún que otro juguete, Usagi se convirtió en parte del fenómeno de las Tortugas Ninja Mutantes, y en 1991 Sakai fichó con la editorial de las Tortugas, Mirage Comics, donde Usagi renació como cómic a color. Mirage cerró sus puertas en 1994 después de haber editado 16 números a color de Usagi y dos mini-series de Space Usagi. Recientemente, Usagi ha encontrado su cuarta casa en la editorial Dark Horse, donde Sakai también ha realizado la tercera mini-serie de Usagi y cinco números de una nueva serie de continuará del personaje.

Esta entrevista fue conducida y editada por Kim Thompson en Noviembre de 1996. Stan Sakai supervisó y editó algunos elementos de la misma.

-----------------------------------------------------------------------

Kim Thompson: Eres uno de los pocos creadores de cómic que lleva trabajando casi exclusivamente en la misma serie durante aproximadamente diez años. ¿Sientes como si te hubieses quedado atrapado en el mundo de Usagi?

Stan Sakai: Bueno, he hecho alguna otra cosa además de Usagi. Hace poco he enviado aquella historia que hice para Crusade, “Shi Kaidan”, que trataba sobre gente real. En realidad me sorprendió que me pidieran hacerla, pero de alguna forma me gustó alejarme un poco de los “funny animals”.

Thompson: Pero aún así, tu trabajo más aplastantemente masivo ha sido en Usagi. Así que supongo que estarás feliz de poder seguir trabajando en la serie durante los próximos años.

Sakai: Uh… claro. Aún me quedan un montón de historias que contar. Así que, claro, claro que estoy muy contento. [Riéndose]. ¡Vaya una entrevista más aburrida!

Thompson: [Risas.] Será mejor dejar de hablar del tema ahora mismo. Mejor hablemos sobre los dibujos coloreados en oposición a los que se quedan en blanco y negro. Durante los primeros seis o siete años Usagi Yojimbo era una serie en blanco y negro. Te pasaste al color durante la etapa en Mirage, y ahora en Dark Horse, has vuelto al blanco y negro. ¿Cómo se han ido produciendo todos estos cambios?

Sakai: Bueno, en realidad yo prefiero el blanco y negro. Siempre he dicho que el blanco y negro es más fiel al dibujo original que cualquier otro. De esa forma se puede ver lo que ha intentado conseguir el dibujante. También he comentado muy a menudo que muchos de los coloristas que trabajan en las empresas americanas de comic books no saben aplicar el color. Suelen ocultar un buen dibujo a lápiz o intentan esconder un mal dibujo, y cuando observas todas esas cosas que se pueden hacer ahora con un ordenador te das cuenta de que lo que estoy diciendo es una verdad como un templo. En su mayor parte, el coloreado por ordenador es terrible. Por supuesto que algunas cosas tienen una pinta estupenda, pero en su mayor parte suelo despreciar el coloreado que se aplica en los cómics actuales. En muchos casos parece como si el coloreado fuese más importante que la línea de dibujo. Pero creo que Tom Luth ha hecho un gran trabajo en Usagi. Lo considero el mejor colorista de toda la industria, incluso aunque en gran parte de su trabajo haya utilizado programas informáticos, pero también suele colorear un montón de material a mano. Es estupendo. Cualquiera que sea capaz de colorear un número de Groo, estará en mi podium personal.
Thompson: Si tanto te gusta el blanco y negro, ¿qué es lo que te impulsó a empezar a editar la serie en color?

Sakai: Bueno, cuando me marché a Mirage, lo hice porque había una posibilidad de editar la serie en color, era mucho más probable que la editaran de esa forma que en blanco y negro. Así que me llevé a Usagi justo en la época en la que todas las series de Mirage iban a aparecer en color (bueno, en realidad la línea al completo se componía de un par de títulos). Usagi fue la primera serie regular a color de Mirage, y justo después las Tortugas Ninja también empezaron a editarse en color. De vez en cuando todo se ideaba de forma que las separaciones de color se pudiesen hacer con los ordenadores de la propia oficina. Ese sistema de trabajo tenía unas cuántos ventajas, pero también algunos inconvenientes, porque la técnica de coloreado no estaba perfeccionada del todo. Hubo un par de números de Usagi, el 11, 12 o 13, en los que la reproducción de la línea se veía un poco borrosa. Aparentemente, Tom sabía cuál era el problema, así que lo llamé y charlamos sobre el tema, y al final conseguimos resolverlo.
Thompson: ¿Qué ocurrió al echar el cierre Mirage?

Sakai: Bueno, creo que Mirage cerró por culpa de tres factores. El primero fue el declive de la venta de merchandising de las Tortugas Ninja. En aquel entonces la línea de juguetes llevaba cerca de diez años en el mercado, algo increíble en una línea de licencias para críos. Por culpa de eso, el estudio Mirage se redujo bastante. El segundo factor fue el estado en el que se encontraba en aquella época la industria del comic book, que convirtió la edición de cómics a color en algo inviable. Y el tercero fue que la editorial sufrió graves pérdidas durante el deshielo de la primavera de 1994. Lo que ocurrió es que básicamente un montón de sus ordenadores se quedaron hechos polvo porque no se dieron cuenta de que en el tejado había una grieta. Por ese motivo, las instalaciones donde estaban los ordenadores se inundaron por completo, y se perdieron un montón de títulos que tenían en el disco duro. Por ejemplo, se perdió la mini-serie completa de Construct, que ya estaba finalizada y coloreada. Creo que ahora Caliber va a publicarla en blanco y negro.

De todas formas, los de Mirage eran buena gente, porque me avisaron con seis meses de antelación antes de echar el cierre de verdad, así que tuve bastante tiempo para buscar una nueva editorial donde meter a Usagi. Y Dark Horse me respondió de inmediato y me dijeron que estaban dispuestos a ocuparse de Usagi tan pronto como el último número de Mirage se lanzase al mercado, así que me marché con Dark Horse. Puede que enviase cerca de una docena de cartas y conseguí como, oh, unas ocho respuestas de editores que me decían que les haría muy felices publicar Usagi. Me sentí muy halagado. Incluso la editorial DC, a la que tan sólo había escrito por diversión, me llamó para decirme que les encantaría publicar Usagi, pero que aún no tenían listo un hueco. Stan Lee me animó para que hablase con Marvel, pero en aquella época (y bueno, incluso ahora mismo) supuse que la editorial no estaría demasiado interesada, así que no seguí ahondando por ese camino. Pero me gustó mucho que Stan pensase en mí.

Thompson: Así que el tema del color contra el blanco y negro no fue sólo una cosa que se le ocurrió a Dark Horse. ¿Os pusísteis de acuerdo para que la serie se editase en blanco y negro?

Sakai: Claro. De hecho, en cuanto la serie empezó a aparecer en color en la editorial Mirage, algunos lectores empezaron a enviarme cartas comentándome que no iban a seguir comprándola por culpa del color. De hecho, en las cartas que me mandaron expresando sus preferencias, casi todos indicaban de forma unánime que recuperásemos el blanco y negro.
Thompson: ¿Te sorprendió mucho?

Sakai: No demasiado. En los viejos tiempos con Fantagraphics también nos mandaban cartas en las que nos indicaban que les encantaba el dibujo en blanco y negro. Porque de esa forma se pueden ver mejor los detalles, las diferentes texturas, y en los números a color, incluso aunque siga pensando (como he dicho antes) que Tom es un colorista magnífico, algunos de los matices del dibujo se quedan tapados. Así que el cambio al blanco y negro fue tanto un movimiento estético como uno económico.

Thompson: Recuerdo que en los ochenta todo el mundo asumía que el color ayudaba a las ventas de los cómics, y que el blanco y negro las perjudicaba. No sé si será cierto, pero desde entonces, parece como si esa idea tan poco juiciosa haya desaparecido.

Sakai: Por supuesto. Cuando cambiamos del blanco y negro al color las ventas casi ni se resintieron, y tampoco cuando regresamos al blanco y negro. Creo que en la etapa de Mirage incluso se produjo un descenso en las ventas, pero yo lo atribuyo al declive en general que sufrió la industria en aquella época, ya que bajaron las ventas de casi cualquier cosa en cualquier ámbito.

Thompson: Cuando te enteraste que Usagi se iba a publicar en blanco y negro, ¿intentaste dibujar la serie de una forma diferente? Parece como si el dibujo tuviese menos textura, y como si también hubieses utilizado mucho menos el color negro...

Sakai: Claro, utilicé mucho menos el negro. Pensaba que el color sería capaz de rellenarlo mejor, así que dibujé muchos más espacios en blanco. Le pasé las indicaciones de color a Tom y en lugar de sugerirle que hiciese todo con texturas, le dije que quería un amanecer por aquí, un atardecer por allá, que quería este tipo de afecto por acullá.

Thompson: Corrígeme si me equivoco, pero me parece que en los especiales a color de Usagi te interesaba más juguetear con el color, y sin embargo, al revisar la etapa de Usagi en Mirage, el color es mucho menos relevante.
Sakai: Claro, los especiales a color de Fantagraphics eran una novedad que teníamos planeada con mucha antelación. Diseñé esas aventuras de forma que el color mejorase la historia. Pero cuando la serie pasó a ser publicada por Mirage, sencillamente estaba contando las historias que quería contar en lugar de contar historias que me hubiese gustado contar a color.

Thompson: ¿Cómo crees que se van a publicar las historias de Mirage cuando por fin se reimpriman en formato tomo? ¿en color o en blanco y negro?

Sakai: No lo sé, realmente no lo sé. Será cuestión de tomar una decisión entre el editor y yo. Puede que sea un gasto extra y que nos dé algunos problemas, aunque creo que haré mis propias guías de color...

Thompson: Eso te puede dar una ventaja enorme...

Sakai: Sip, así es. Por otra parte, si se terminan reimprimiendo en blanco y negro, entonces revisaré el material y añadiré más cosas.

Thompson: Me acuerdo que en los primeros ochenta Jaime Hernandez empezó a revisar algunas de las historias de Mechanics y tuvo que añadirles más textura y líneas de negro para que pudiesen aparecer en los tomos recopilatorios en blanco y negro.

Sakai: Claro, son cosas que tienes que hacer. Por extenderme un poco más sobre Mirage, quiero comentar que en realidad me lo pasé muy bien formando parte de esa editorial. Lo único que les puedo criticar es que yo era el único “freelancer” que no se encontraba físicamente en sus oficinas, porque todos los demás participantes vivían cerca de la editorial. Así que todo lo que escuchaba me venía por segundas o terceras personas. Por ejemplo, fue Tom Stazer el que me dijo que Mirage iba a cerrar todas sus publicaciones. Yo le contesté: “No, eso no puede ser cierto, ¡porque si no me lo habrían comunicado!” Y por supuesto… tenía toda la razón. En cuanto a mi primera editora, o editora de publicaciones, o como sea que llamasen a la chica que estaba allí, no tenía ni idea de que se estaba marchando justo el momento en el que me estaban comunicando el cierre de la editorial. Así que un día llamé para saludarla y comentar que me gustaba mucho trabajar con ella, pero ya se había marchado hacía una semana. Ese fue el único inconveniente que tuve trabajando con ellos. Pero aparte de esa anécdota, creo que fue una buena experiencia. Me gustó especialmente el momento en el que volé al Este del país y me dejaron correr y saltar alocadamente por la sala donde tenían expuesto todo el merchandising de las Tortugas Ninja.
Thompson: Cuando lo revisas desde la perspectiva actual, ¿tienes algún remordimiento por haber enlazado tantísimo a Usagi con las Tortugas Ninja? Ha formado parte de su línea de juguetes, has hecho un montón de crossovers con ellas...

Sakai: Bueno, creo que no fueron tantos.

Thompson: No muchos, pero...

Sakai: Mi personaje apareció en un par de episodios de su serie de TV, y también se pusieron a la venta un par de juguetes (de Usagi Yojimbo y Space Usagi), y puede que hiciésemos dos o tres cómics en los que se cruzaban los personajes, pero eso fue todo.

Fueron ellos los que vieron al personaje en la serie de TV y decidieron meterlo en su cómic, por lo que no tengo remordimientos de ningún tipo. Lo peor es que si te fijas en la figura que se puso a la venta, no se parece al Usagi creado por mí. Sabía que si seguíamos adelante, Usagi terminaría formando parte de su línea de juguetes, así que dejé que lo hiciesen. Pero el primer prototipo lo rechazaron de inmediato. Era un poco más extremo, como si lo hubiese dibujado Rob Liefeld: la cabeza de Usagi en el cuerpo de He-Man. Así que lo rechazaron.

Todo este asunto del merchandising empezó en la San Diego Con. Usagi era el primer personaje propiedad de su autor que se mezclaba con la licencia de las Tortugas Ninja. En realidad, el primero iba a ser Cerebus, pero tuvieron ciertos problemas al intentar colaborar con Dave Sim.

Thompson: [Risas.] Resulta difícil de imaginar.

Sakai: Básicamente, Peter [Laird] y yo estábamos sentados charlando, y de repente se vuelve hacia mí y me dice: “¿Te gustaría tener tu propio juguete?”, y yo le contesté: “¡Claro!”, ya sabes, imaginaba que me iba a dar un juguete en ese momento... pero me dijo: “De acuerdo, haremos un juguete de Usagi,” y me quedé absolutamente sorprendido. Así que estuvimos preparándolo todo durante un par de meses, y medio año después las figuras ya estaban a la venta en las estanterías. Durante el primer año vendieron como dos millones y medio de Usagis por todo el país. Se vendió muy bien.
Thompson: ¿Cómo empezaron a desarrollarse las cosas cuando Usagi hizo aparición en la serie de dibujos animados? Supongo que te harían un montón de ofertas, un montón de propuestas...

Sakai: Claro, y a veces nos pasaron cosas aún más extrañas. Creo que Fantagraphics recibió una llamada de la empresa de Oliver Stone... fue algo de lo más raro. De vez en cuando nos llamaban y hacían algún otro producto, un juego de ordenador, e incluso llegaron a licenciar pijamas de Usagi... Durante mi segundo año en Mirage me comentaron que había alguna posibilidad de desarrollar Space Usagi como licencia, porque gracias al éxito de las Tortugas Ninja tenían contactos alrededor de todo el mundo. Su intención era desarrollar un conjunto bastante variado: una serie de TV, sindicar el producto y empezar a licenciarlo a partir de ese punto... era la primera propiedad que lanzaba Mirage desde la creación de las Tortugas Ninja, así que su implicación era enorme. Turner Home Entertainment se subió al carro y se convirtió en el agente para licenciar al personaje. Era el primer personaje propiedad de su autor con el que se comprometía Turner, y empezaron a añadir cada vez más cosas y a hacer llamadas para licenciar el producto, mientras nos iban informando sobre todos los pasos que estaban dando. Ideamos un montón de cosas y escribimos la biblia de la serie, nos inventamos nuevos personajes e incluso hicimos un episodio piloto animado de tres minutos y medio. Por su parte, Michael Dooney realizó unos diseños para juguetes increíbles. Existía cierto interés en producir una película y nos dieron la financiación para realizar 26 episodios de una serie de dibujos animados para TV. Además, nos ofrecieron un espacio en TV, pero el trato se terminó rompiendo (siempre se termina rompiendo), porque todo dependía de que consiguiésemos lanzar la línea de juguetes. Aparentemente, esa es la parte de león de las licencias de merchandising, y en aquella época las compañías de juguetes estaban seguras de que los superhéroes eran lo único que iban a poder vender durante los siguientes años, porque nos encontrábamos en plena explosión super-heróica. Image Studios acababa de empezar y había superhéroes por todos lados. La editorial Playmates tenía a los WildC.A.T.S., Galoob el Ultraverse, Toy Biz a Marvel y Kenner a DC.
El primer clavo en el ataúd fue que alegaron que Usagi no era un superhéroe y el segundo que mató un montón de los tratos que habíamos hecho a finales de los ochenta tiene nombre y apellidos: Bucky O´Hare. No sé si te resultará familiar, puede que recuerdes que era un conejo en el espacio creado por los Continuity Studios de Neal Adams específicamente para conseguir varias licencias. Desafortunadamente, cuando Neal Adams lanzó a Bucky O´Hare nos soltó una bomba de tal mega-tonelaje en el casco que todavía estamos sufriendo los efectos. Cuando las compañías de juguetes vieron a otro “conejo en el espacio”, se pensaron que Usagi iba a ser una simple copia de Bucky O´Hare y se deshicieron de nosotros. Pero a pesar de todo, por lo menos tengo un gran video-clip de tres minutos que puedo enseñar en las convenciones de cómics. Como he dicho antes, siempre estamos recibiendo alguna llamada. El año pasado nos llamaron para diseñar a Space Usagi para la cadena ABC. Mark Evanier estuvo de acuerdo en ayudarme a planearlo. Pero Disney compró parte de la ABC e hizo muchísima publicidad anunciando que iban a mantener el enfoque de no intervención en la cadena. A pesar de todo, el pasado verano le dijeron a ABC que sólo iban a poder desarrollar las propiedades de Disney, así que de nuevo todos los tratos que habíamos hecho para Space Usagi se quedaron en nada. De todas formas, justo la semana pasada nos han vuelto a llamar (risas), así que esto sigue una y otra vez...

Durante esos tres años, el concepto de Space Usagi ha evolucionado un montón. Jamás en mi vida había hecho tantos tratos con un abogado (tuve que unirme a la Cámara de Comercio de Century City para que mi propiedad registrada también fuese legal en Turquía y Brasil...) Así de enorme era el proyecto que teníamos entre manos. Pero bueno, de todas formas no...
Thompson: Por lo general, todo el mundo es capaz de contar algunas historias horripilantes sobre Hollywood. Allí siempre te llama alguien y te dice: “Nos encanta Usagi, pero ¿podríamos hacer que fuese una rata de alcantarilla que vive en el Brooklyn de la actualidad?”

Sakai: Una de las cosas que atrajeron la atención de ABC fue que Usagi era un conejo. Disney les dijo que mantuviesen las manos apartadas de ratones y patos. Por eso les parecía perfecto que el personaje fuese un conejo. A los estudios de TV les encantaba, no tenían ningún reparo. Ante todo querían conseguir las licencias para las compañías de juguetes, eso es lo que más los excitaba. Pero todo acabó de mala manera por culpa de Bucky. De todas formas, todo esto ocurrió hace siete años, y puede que ahora estén dispuestos a echar otro vistazo a Space Usagi.

Thompson: A principios de los ochenta había un montón de gente molesta por culpa de la violencia de los dibujos animados del sábado por la mañana. Si lo consideras bien, me imagino los problemas que podrían haber afectado a la serie de
Usagi, ya que en su propio estilo también es un cómic bastante violento.

Sakai: Bueno, puedes hacer las cosas de dos formas. La primera es sindicándote, de esa forma puedes evitarte muchos problemas...

Thompson: Literalmente, puedes evitar los problemas que te puede acarrear que aparezca un asesinato en la serie.

Sakai: Claro. Quiero decir, mira a Batman... está en Warner Bros. La serie de Batman es magnífica, pero también es muy violenta. Incluso mucho más que otros programas. Gracias al éxito de algunos programas sindicados, las cadenas de TV son más indulgentes y permiten la violencia en sus series. Además, en Space Usagi creamos a todos esos robots y otras cosas que básicamente podíamos hacer explotar, desmontar y hacer de todo con ellas.... así que claro que había violencia, pero ninguna persona era asesinada o mutilada, sólo eran robots. Lo mismo ocurre con las Tortugas Ninjas: a los robots del Foot Clan los puedes rajar e incluso cortar en pedacitos porque tan sólo son robots, y las cadenas de televisión lo dejan pasar. Pero claro, durante un tiempo sus normas y procedimientos nos obligaron a revisarlo todo. Popeye no puede pegar un puñetazo o golpear a nadie, y si un villano recibe una paliza siempre va a ser por su culpa. Puede que caiga en una trampa que en un principio estaba destinada al héroe, o que sea capturado por culpa de su propia inutilidad.
Thompson: Sí, terminará cayendo en su propia trampa. Volviendo al cómic, ¿cuán delgada crees que es la línea de la violencia sobre la que camina la serie y hasta qué punto piensas que Usagi es una serie para niños?

Sakai: Utilizo el nivel de violencia con el que me encuentro más cómodo, y parece que funciona bastante bien. En cuanto a si pueden leerla los chavales, recibí un premio de la Parent´s Choice, que recomendó que la serie era para niños de siete años en adelante. En el género de los samuráis puede aparecer cierta cantidad de violencia, porque es un rasgo inherente de su temática. Yo no me excedo demasiado ni hago cosas que me parezcan de mal gusto, pero básicamente yo soy quien debe juzgar la violencia que puede aparecer en mis cómics. Mi esposa Sharon solía hacerme algunos comentarios, pero ya no va a tener tiempo de leer Usagi nunca más. [Risas.]

Thompson: Muy bien. Antes me has comentado que ibas a revelar el origen secreto de Usagi jamás-contado-hasta-ahora.
Sakai: Claro. Como ya sabrás,
Usagi está basado en Miyamoto Musashi, un samurái que existió en Japón durante el cambio del S. XVII. Pero Usagi también era uno de los personajes secundarios del épico Nilson Groundthumper. Nilson y Hermy eran personajes que había creado antes que a Usagi. Tenía pensada una gran historia para ellos que iba a suponer cerca de las mil páginas. Era una historia al estilo de las de Tolkien, básicamente se pasaban toda la historia intentando ahondar en el pasado de Nilson: al principio éste se encontraba con Hermy y luego se reunían con Usagi y tenían varias aventuras. Luego sobrevendrían las muertes de Nilson y Usagi, hasta que la historia finalizaba con la muerte de Hermy. En la historia, los “funny animals” interaccionaban unos con otros, pero también había una raza de goblins que habían evolucionado hasta convertirse en humanos y que estaban indagando para saber por qué les había ocurrido. Por eso, la primera historia de Nilson, que hizo aparición en el primer número de Albedo, era el principio de una larga trama que giraba alrededor de Nilson Groundthumper. Estaba compuesta de ocho páginas, y se suponía que después habría otras 992. Pero cuando hice la historia de Usagi en el segundo número de Albedo, preferí seguir trabajando con Usagi en vez de con los otros porque... ¿qué puedo decir? Ahora tiene que haber cerca de 2000 páginas de Usagi.

Thompson: Me recuerda un poco a cuando Popeye sustituyó el Thimble Theatre.

Sakai: Claro, exacto. Excepto que Usagi y Nilson no han llegado a conocerse nunca.

(Continuará)