martes, 17 de julio de 2012

FORUM Y YO: CURIOSIDADES (6 de 25)


¡Yo os maldigo, señores de Planeta DeAgostini que decidísteis en 1991 sacar la serie limitada de Marshal Law! Y lo hago porque después de comprar y leer los seis números de la colección, algo (¿quizá el cacareado “sentido de la maravilla”?) murió en mi interior y los super-héroes con los que me había criado durante los últimos siete años se trocaron en un batiburrillo de historias banales y poses de cuchufleta que ya no me pude tomar (tan) en serio. Esto, mezclado con fruslerías como haber dejado atrás la pubertad, mi interés por las chicas que empezaba a convertirse en anhelo, el hallazgo de la música punk-rock, y el hecho de haber leído una cantidad de cómics de Marvel y DC que en aquel momento (divina ingenuidad) estimaba como una barbaridad sin precedentes (unos trescientos tebeos) dieron a mi cerebro el empujón que necesitaba y empecé a preocuparme no sólo por el destino de mis héroes favoritos, sino por historietas que me estimularan con mucho más de lo que podía hacerlo el hermético Universo Super-Heróico en el que llevaba cautivo tanto tiempo. Al mirarme metafóricamente en el espejo ya no sólo era un coleccionista, sino que mi imagen simbólica se me antojaba la de un aficionado con criterio.

Pero a mí, esta especie de “espabilamiento” me tocó hacerlo con Marshal Law, y desde entonces siempre he estado buscando la enésima vuelta de tuerca que me haga repetir lo que sentí leyendo los increíbles diálogos del cínico Pat Mills puestos en escena a través del anguloso estilo de Kevin O´Neill, a mi parecer muy superior en su diseño de página, personajes y trucos narrativos a lo que más tarde perfilaría (quizá demasiado) en La Liga de los Hombres Extraordinarios. ¡Por esa razón os sigo maldiciendo, señores de Planeta! ¡Porque truncásteis mis esperanzas de poder ver en castellano el resto de especiales y miniseries que completaban las andanzas de mi personaje favorito (tan sólo os atrevísteis con el cruce con Hellraiser y con el prestigio que aquí renombrásteis “Crimen y Castigo”)! ¡Por lo que no me quedó más remedio que, con enorme esfuerzo y gran dilapidación de presupuesto, adquirir el resto de productos en el extranjero!

6 comentarios:

Critical + dijo...

Cuanto bien hicieron los autores británicos de aquella época por el tebeo. Ya que andan publicando tomos de Judge Dredd y Strontium Dog en español, espero que algún día caiga algo de Mills (este Marshal Law, Flesh, Harlem Heroes...) que me da pereza leer en inglés. Soñar es gratis, ¿no?

frog2000 dijo...

Y Némesis y más Slaine. A mí también me da pereza el inglés, pero un día me saqué un torrent en demonoid con todo Nemesis + ABCWarriors.... y estuve disfrutando semanas como un enano...!!

ranx dijo...

¿Puedes pasar ese enlace al torrent?

frog2000 dijo...

http://www.demonoid.me/files/details/2590705/005035373660/ Si no te funciona, mándame un privado y te lo hago llegar por algún otro sitio (dropbox),

Experimento 626 dijo...

Hace unos meses consegui las dos minis en ebay. Un jodido jarro de ambrosía.

ranx dijo...

Gracias, frog