martes, 31 de enero de 2012

COUNTRY TEASERS / AMNESIAC GODZ SPLIT SINGLE


Country Teasers / Amnesiac Godz – Guided Missile Split Single
(Guided Missile, 1999)

A1 Amnesiac Godz – Mournful Oatmeal
A2 Amnesiac Godz – Ghost In The Practice Space On Grammy Eve
AA1 Country Teasers – Hairy Wine
AA2 Country Teasers – Reynard The Fox

AQUI.

lunes, 30 de enero de 2012

La política y moralidad de las clasificaciones y la auto-censura, por Alan Moore.


La política y moralidad de las clasificaciones y la auto-censura, por Alan Moore.
(Comics Journal #117, Septiembre de 1987)

Traducido por Frog2000

El siguiente artículo, aparecido previamente como editorial invitada en la edición del 13 de Febrero del Comics Buyer´s Guide, formó parte del clamor general que levantaron muchos de los creadores de comic-book respecto a las directrices sobre la censura tomadas por parte de DC y su sistema de clasificaciones. Aunque algunos de estos creadores también se indignaron por no haber sido consultados para poder formular ellos mismos dichas directrices, otros estimaron que el tema era mucho más profundo que todo eso, porque pudieron observar que el motivo de que DC hubiese dado dicho paso fue toda una capitulación frente la presión ejercida por la derecha religiosa, produciendo durante todo el proceso una represión de la creatividad, la libertad de expresión y de la responsabilidad.

En el siguiente editorial, Alan Moore, guionista de La Cosa del Pantano y Watchmen, se cuestiona las maniobras morales y políticas detrás del reciente posicionamiento que ha tomado la Industria a favor de la censura.

-------------------------------------------------------------------------------------


Al observar, a pesar de la distancia geográfica, lo más cercanamente posible que he podido cómo ha ido evolucionando el debate sobre las clasificaciones, he observado cómo los distintos creadores de cómic, contándome presumiblemente a mí mismo entre ellos, hemos sido insultados por casualidad como parte de lo que sólo puede ser percibido como una maniobra impulsada por la política más cruenta posible.

Se nos ha mencionado como gente inmadura, irresponsable y carente de integridad. Hemos sido acusados de producir un material que es negativo e insalubre, y probablemente dañino para el bienestar mental de los niños. También hemos sido acusados de crear material que “a cualquier persona cabal le haría retroceder con gesto de disgusto,” y además de eso, de hacerlo con la única y básica intención de explotar este campo a cambio de dinero fácil.

Como decía, no tengo ningún deseo de evangelizar a nadie, ni tampoco ningún anhelo de manipular de alguna forma la opinión del lector medio de comic book, opinión supuestamente maleable y que está conformada por masilla blanda. Los lectores de este texto son, supongo, capaces de formar y mantener sus propias opiniones. Eso no es mi problema y si sus opiniones coinciden con la mías tampoco es algo que me vaya a interesar aunque sea durante un segundo. Aún así he sentido que, frente a dichos abusos decepcionantemente personales, quizá debería explicar mi posición y por qué debo restringir severamente la futura aparición de mi trabajo en el mercado convencional de los comics books. De que, por decirlo de alguna forma, tenía el deber de exteriorizar dicha despedida.


No dudo ni por un momento de que otros pueden haber hablado de todo esto de una forma mucho mejor. Una reciente y magnífica carta de Steven Grant expone lo mismo tan clara y lúcidamente como cualquier pronunciamiento que yo mismo pueda emitir, y verdaderamente, hace que mis declaraciones suenen redundantes. Después de habernos lanzado de la forma que lo han hecho todo este debate sobre las calificaciones, no me parece un tema simple ni algo de poca importancia. En realidad exige una reflexión más cuidadosa y no unos eslóganes que suenen repetitivos, y con eso en mente, intentaré delinear la forma en que yo veo todo este asunto, en todos sus variados aspectos y sin recurrir en ningún momento a la simplificación.

La forma más fundamental en la que dicho asunto me afecta es como padre. Tengo dos hijas y mis responsabilidades personales hacia ellas las siento de forma muy intensa, pero rara vez me he sentido impelido a mencionarlo en público, ya sea alrededor de una mesa, en una columna editorial o en una revista sobre comic-book. [A ellas] quiero darlas el mayor número de oportunidades morales y psicológicas para que puedan sobrevivir en un mundo que está en contínuo cambio y en el que cada vez hay un incremento mayor de la precariedad.

El único producto de gran utilidad que veo que pueda servirles de verdad es el conocimiento, incluyendo el conocimiento relacionado con las realidades de la vida a las que se verán inevitablemente arrojadas al inicio de su pubertad. Por esa razón les permito leer todo aquello que ellas deseen leer. Si hay algo en concreto que se encuentra más allá de su capacidad, suelen perder rápidamente el interés por ello y lo desechan. En el caso de que lleguen hasta algo que pueda confundirlas o molestarlas (por cierto, algo que es mucho más probable que ocurra con el contenido de un periódico que con el de un comic book), entonces, sencillamente, lo mejor que puedo hacer es explicarlas el origen de su angustia o desconcierto de forma tan honesta y precisa como me sea posible. Mi hija de ocho años disfruta de aquellas partes de Watchmen que no son muy aburridas de leer y disfruta de “El Regreso del Señor de la Noche” por completo, un tomo que se ha leído algo así como una docena de veces. La pasada noche estuvo hojeando el trabajo, sin duda ninguna totalmente negativo, insalubre y aún no clasificado, que hizo Will Eisner en “Contrato con Dios”. En particular, si os interesa, disfrutó mucho con la historia titulada “The Super”. No creo que solo sea orgullo paterno lo que me lleva a describir a mis dos hijas como chicas creativas, brillantes, y sobre todo, felices.


Claro, conocen lo que es la violencia y también conocen lo que es el sexo. Cuando mi hija mayor tenía cinco años, una vez volvió del colegio y me pidió dinero para empezar una colección. Cuando le pregunté para qué colección quería el dinero, me contestó que era para una con la que uno de los hermanos mayores de sus amigas del colegio se había vuelto loco y había asesinado a su madre con un cuchillo de cocina antes de darse la vuelta y dirigirse hacia su hermana menor, que afortunadamente había podido escapar aunque con heridas graves. Esa era la colección que se le había antojado.

En ese mismo momento decidí que, si no me era posible evitar exponer a mis hijas a la brutalidad que tendrán que afrontar a lo largo de toda su vida, entonces, por lo menos, las daría tanta información como necesitasen y de la que yo dispusiese, para poder hacer frente a todas las cosas. ¿Realmente les hacemos algún favor a los niños al mantenerlos ignorantes sobre aquellos rasgos del mundo de los adultos que nos avergüenzan, o que son demasiado embarazosos como para contárselos, y que de todas formas están programados para heredar?

Si a la editorial E.C. se le hubiese permitido mostrar a mayor número de chavales algunas historias más del estilo de la titulada “The Monkey”, en Shock SuspenStories número 12, en lugar de haber sido expulsados del negocio por personas a las que no les preocupaba gran cosa lo negativo que fuesen las historias, quizá treinta años después Nancy Reagan hubiese tenido que patrocinar menos cómics en contra de las drogas.


Obviamente, todo esto es una opinión personal que sólo aplico en mi propia casa, dentro de los límites conformados por mi propia familia. Reconozco que el resto de personas tienen otra forma de hacer las cosas y puede que encuentren que mi postura es demasiado extremista. Pero esa es su prerrogativa. Tienen todo el derecho a educar a sus hijos como ellos quieren y, si se toman la molestia de pasar un rato en contacto con lo que sus hijos leen y llegan a experimentarlo de la misma forma en la que lo hago yo, podrían hablar con sus hijos de cualquier elemento que les parezca dudoso o incluso verse obligados a eliminarlo por completo, según sus propias convicciones. Esos son los derechos y obligaciones que tienen como padres, y acaban ahí, los míos incluidos.

Si por ejemplo, descubro a una de mis hijas leyendo algo que yo pueda encontrar sexual o políticamente ofensivo, por ejemplo, una novela romántica o uno de esos horribles textos sobre sexo y bondage ambientados en plantaciones de esclavos y que se enmascaran como ficción histórica, entonces o lo hablo con ellas, o lo mantengo alejado de su vista, y eso es todo.

Escribir a los editores de Barbara Cartland y solicitarles la inclusión de una pegatina en la portada de sus libros con la intención de avisar de que los materiales que contienen son descripciones de las relacciones humanas ofensivas y peligrosamente irreales sería algo tan absurdo como arrogante. Ir más allá de eso supondria una invasión del derecho que tienen todos aquellos padres que sienten que las heroínas de Barbara Cartland representan buenos modelos de comportamiento para sus hijos, y además, atropellar su derecho a que sus hijos disfruten de dichas lecturas es algo que les molestaría mucho, y con razón.

Esta pregunta sobre la responsabilidad personal es algo que se revela como algo central en todo este tema. Si algunos padres no quieren que sus hijos lean cierto tipo de publicaciones, o que vean cierto tipo de películas, entonces deberían prohibírselo, haciendo frente a todo el estrés familiar posterior que dicha actitud podría provocar. Esperar que los creadores de cómics o las empresas realicen la labor de policía de la moral es todo un acto de cobardía por parte de los cabezas de familia.

Para todos aquellos que están involucrados en la venta al por menor de los comic-books o en su distribución, su posicionamiento resulta aún más sencillo. Si algún distribuidor o minorista de los que se encuentran ahí fuera se siente moralmente comprometido por el hecho de tener que vender algo que yo haya escrito, entonces él o ella son totalmente libres de dejar de venderlo o de distribuirlo, según sea el caso. Si están más preocupados por el dinero que puedan llegar a perder al desplegar dichos principios, en lugar de por los rasgos éticos involucrados, entonces, para empezar, puedo sugerir que igual tienen un conjunto de pensamientos éticos bastante miserables. Lo mismo ocurre con los propios lectores de comic-books.

Verdaderamente, no es mi intención forzar a nadie a que mi material entre por ninguna garganta reacia y aconsejo a cualquiera que se sienta ofendido por mi material que simplemente deje de leerlo. Si eso los fuerza a tener que escoger entre el valor que tiene su punto de vista moral como seres humanos y el valor de aquellos títulos de comic-book que conforman su colección, aún así, valiosos, no puedo decir que me preocupe gran cosa. Cualquiera que encuentre dicha opción por mi parte aunque sea un poco espinosa, tiene demasiado poco respeto por sí mismo y por su código moral como para esperar cualquier cosa razonable por mi parte. Si esta actitud le parece a alguien arrogante, tal y como parecía dar a entender un reciente correo enviado al CBG, entonces que me acusen de lo que sea. Si esto no les gusta a determinadas personas acreditadas, yo lo veré como si los susodichos, aún teniendo la inteligencia suficiente, les falte sentido común y además veré que únicamente muestran respeto hacia sus propias responsabilidades.

Más allá de las consideraciones parentales y personales incluidas en este debate, los aspectos políticos quizá sean los que me resultan más problemáticos. Cuando los críticos emplazan a los artistas y a las editoriales a que se muestren frente al mundo en general y frente a su patria en particular como el lugar más agradable y feliz en el que poder disfrutar de la mejor experiencia existente, o demandan que en los retratos “inmaduros” de figuras autoritarias deberían ser representados como personajes menos corruptos o más decentes, y que en caso contrario deberían prohibirse, entonces a mí me parece que realmente estamos siendo sometidos a ataques de cariz político disfrazados bajo la forma de debate moral o cuasi-religioso, anteponiendo la optimista frase “la moral de la mayoría” y la más bien embarazosa mordedura de serpiente de los evangelistas que tanto parece afectar a su público.


Mientras que no tengo nada más que un gran respeto por la presunta filosofía de Jesucristo, no puedo ofrecer otra cosa que desprecio por toda esa gente que recurre ya sea a su nombre o a cualquier otra pretensión de moralidad, mientras que, por ejemplo, atacan a Ed Asner por decir cómo se siente por lo que se está haciendo en Centro América. Eso fue todo un verdadero ataque político, de la misma forma que la insistencia en la infalibilidad de los líderes y la bondad esencial del mundo retratado en los comic books también me parece otro ataque político. En mi opinión, deberían tener las agallas suficientes como para llamar a las cosas por su nombre y ser respondidos bajo los mismos términos.

Esto podría explicar por qué, dispuestos a comparecer para hablar claro sobre la decencia moral o las virtudes cristianas, tu propia nación se permite llegar hasta una situación en la que los grupos de presión “morales” y “cristianos” de ciertos estados pueden forzar a quitar “El Mago de Oz” y “El Diario de Ana Frank” de las estanterías de las bibliotecas y luego demandan eliminar aquellos libros de texto que incluyan dibujos de dinosaurios.

También podría explicar por qué tu nación (y tampoco es que la mía sea mucho mejor) permita flagrantes idioteces como la literal caza de brujas destinada a descubrir la supuesta conspiración satánica de la industria discográfica y que no fue recibida de otra forma que con el bochorno que tan ricamente se merecían. Eso puede explicar por qué mis colegas y yo somos presa fácil de cualquiera que pronuncie la palabra "moralidad" con la cara rígida y que sea capaz de teclear con éxito en una máquina de escribir. Quizá también explique por qué todos vosotros seréis salvados en breve de la negativa e inmadura obra llamada Watchmen, o peor incluso, de tener que decidir entre la virtud y el guardarse las propias espaldas ahorrando dinero mientras se permanece en un cómodo lugar de descanso para vagos.

Verás, por mi parte pienso que los grupos de presión moral que creen que todos nosotros deberíamos auto-censurarnos son peligrosos, y además, al menos por lo que a mí respecta, verdaderamente diabólicos. Sólo hay un grupo que sería capaz de prohibir “El Diario de Ana Frank”, y no me importa cómo se haga llamar actualmente.


Si personas como Jerry Falwell y Lyndon LaRouche quieren hablar sobre campos de concentración para homosexuales mientras de forma simultánea gestionan sus diferentes campañas desde una plataforma de moralidad, entonces estarán en su derecho, y me temo que seguiré siendo lo suficientemente “progre”, confundido y anticuado como para no tener ningún deseo de censurar su discurso, a pesar de que personalmente me produzca un intenso asco y me repela mucho. Si los vendedores y distribuidores creen que deberíamos apaciguar a la gente de la que he hablado con el fin de evitar su ira, y si cualquier editor de comic book cree que debería apaciguar a dichos vendedores y distribuidores prestando atención a sus sugerencias, porque tienen derecho por decreto divino, yo no tengo ningún deseo de interferir en ello.

Sin embargo, si alguien espera en serio que yo trague con ello, me temo que se va a quedar decepcionado. Nunca aceptaré que uno pueda oponerse a un mal social encogiéndose con sentimiento de culpa y con la esperanza de no ser detectado por nadie. Creo que un sistema de calificaciones, o incluso cualquier tipo de censura, es análogo a dispararse con un arma en el pie con la fervorosa esperanza de que esto hará que la gente que se siente muy mal contigo no te dispare en la cabeza. Me parece poco práctico y estúpido, algo realmente degradante para el medio, para su público y para la gente que trabaja en él.

He estado trabajando desde hace mucho tiempo y muy duramente en este medio, en esta industria, y se merece algo mejor. Si alguna persona o editor trata de capitular y rendirse frente a estos quemadores de libros, tienen la libertad de hacerlo, pero no tendrán mi apoyo.

Ya que me resulta imposible formar parte de dicho tipo de comportamiento, con la finalización de aquellos trabajos para los que ya había sido contratado, sé que no produciré ningún trabajo más en el futuro para cualquier editor que imponga un sistema de clasificación a sus creadores y lectores.

Francamente, incluso no sé si podría ser capaz de guionizar la clase de cómics que sin duda tendría que hacer con la introducción de dichas medidas. Me parecería muy hipócrita alimentar a jóvenes lectores con historias de coraje y heroísmo mientras estoy trabajando para una industria aparentemente incapaz de comportarse de esa misma forma. O quizá, en consecuencia, los cómics ajusten su noción de lo que es la valentía:

“¿Superman? Te llamo por ese ultimátum que nos ha dado Luthor. ¡Dice que va destruir toda América! ¿Qué vamos a hacer?”

“No te preocupes, Lois. Borbardearemos New Jersey y esperaremos que eso le satisfaga.”


Para terminar, siento si estoy sonando de forma demasiado encarnizada, enojada, acusadora o arrogante. Dado el estado mental en el que me encuentro mientras estoy escribiendo esto, es cierto que me puedo sentir de todas esas formas, pero me duele mucho decir adios a una industria “mainstream” en la que me lo he pasado tan bien, y además con estas frases que dejarán un sabor de boca tan desagradable.

A lo largo de todos estos años he disfrutado de la maravillosa libertad creativa que me ha ofrecido vuestra industria Americana, del apoyo de bienvenida ofertado por editores y directores y por unos agradecidos, madurísimos e inteligentes lectores. Siento mucho si mi pronunciamiento actual significa que tendré que despedirme de gran parte de ellos, pero bajo mi punto de vista es algo que me parece necesario hacer. Parecer una estridente o sobreactuada “prima donna” también es algo con lo que tendré que vivir. Comprometer mi integridad para apaciguar a una pandilla de matones políticos es algo a lo que no puedo dar soporte de ninguna forma.

Tal y como algunos corresponsales del CBG han apuntado amablemente, esto solo me deja tomar un claro curso de acción: tengo puesto en mis pies un robusto y elegante calzado y ya sé dónde está la puerta.

Al final, estas deberían ser las únicas "obligaciones" de las que realmente cualquiera de nosotros debería depender.


-----------------------------------------------------------------------------

Nota: Las imágenes que ilustran este artículo son las seis páginas (colocadas en orden de lectura) de la heroína creada por Alan Moore y Melinda Gebbie "The Cobweb". En un principio iban a ser publicadas en el antológico "Tomorrow Stories" #8, pero DC se echó atrás debido a que la historia retrataba el periplo vital del científico y ocultista John Whiteside Parsons, uno de los amigos personales de L. Ron Hubbard.

Al final, el relato de seis páginas "Brighter Than You Think" (homenaje a Darker Than You Think, novela de Jack Williamson), sería editado con los cambios superficiales pertinentes (por ejemplo, Cobweb se convierte en "La Toile", la palabra con la que en francés se dice "Web" en la antología de Top Shelf "Ask The Big Questions" #9.

domingo, 29 de enero de 2012

THE HARD FEELINGS - REBELS AGAINST THE FUTURE


The Hard Feelings - Rebels Against The Future
(Dropkick Records, 2003)

1-The American Way Of Dying
2-Coalmine
3-Rebels Against The Future
4-Not Just Anybody
5-Turn Her Down
6-Beerland Breakdown
7-A New Low
8-You Said A Bad Word
9-Held Back
10-Directly From My Heart

AQUI.

sábado, 28 de enero de 2012

SPIKE PENETRATOR WITH THE HARD FEELINGS - THANKS A LOT (2X7")


Spike Penetrator with The Hard Feelings – Thanks A Lot (2x7")
(Dropkick, 2002)

A-Cheap-ass Landlord
B-Lied To Me
C-I've Lived Too Long D-Thanks A Lot, Shithead!
AQUI.

viernes, 27 de enero de 2012

jueves, 26 de enero de 2012

THE HARD FEELINGS - YOU WON´T LIKE IT...


The Hard Feelings – You Won´t Like It...
(Dropkick, 2001)

A1-The Boss Is Me
A2-You´re Not Gonna Like It
A3-Half In The Morning
A4-Hollywood Lives Laid Bare
A5-Mule Train Stomp
B1-The Boys
B2-Anytime
B3-Out Of My Way
B4-Swagger
B5-Societal Dropout Blues

AQUI.

miércoles, 25 de enero de 2012

RUTA 66 NUMERO DOS



Ruta 66, NUMERO DOS (Diciembre, 1985)
Bajar aquí.


Nota: para poder bajar el archivo se tiene que tener instalado Google Chrome.

En este número tenemos otra incorporación de lujo, Jesús Ordovás, y se pone en marcha una sección que se convertirá en habitual, el Correo, con respuestas de todo pelaje: a veces ácidas, otras infames, provocando divertidas polémicas que apenas tendrán dos meses de duración.

¿Mi artículo favorito? Por supuesto, ese es el de Black Flag. Pero el que Kike Turmix legó para la posteridad sobre "The Long Ryders" también podría ser otro de los que más me agradó leer cuando conseguí este segundo número de la imprescindible revista en la mítica Club de Amigos del Disco de Madrid...

martes, 24 de enero de 2012

Mechanics, por Alan Moore


Mechanics, por Alan Moore. (Publicado por Fantagraphics en el primer número de Mechanics, 1985).

Lo peor de ser un maduro y exigente entusiasta del cómic que se encuentra ferozmente comprometido con la idea de que evolucionen los estándares estéticos del medio, es que tienes que ocultar todas tus copias de Herbie y de Atomic Mouse cuando tus amigos se encuentran rondando cerca. Todo aquello que podría ser utilizado para precipitar un cambio radical en el campo de la narrativa gráfica aún sigue siendo ese anhelo desordenado y nostálgico por la forma en la que Lee Elias dibujó Black Cat o por el preciso tacto y olor que tenía el “Giant-Sized Li´l Archie Special”, y por ese motivo, la difícil reconciliación entre encontrarse sediento por lo que es magnífico y hambriento por lo que resulta estúpido es algo que saca el aspecto hipócrita hasta en el mejor de cualquiera de nosotros. A todos nos gusta el progreso, pero no queremos ver cómo los bulldozers del avance cultural arrollan los restos aplastados y ensangrentados de Betty, Verónica y Fighting American.

Es por ese motivo que "Mechanics", junto con el resto de la obra que los Hernandez Bros están perpetrando en las páginas de Love And Rockets, surge como sangriento desahogo. Aquí disponemos del suficiente estilo, contenido, y persistente ingenio narrativo como para satisfacer a la mayoría de ojos desorbitados y bocas progresivamente babeantes, pero de alguna forma, todo esto se logra sin sacrificar ninguna de las vitalistas chorradas que le dan al medio gran parte de su atractivo.

En “Mechanics”, parece como si de alguna forma Jaime Hernandez hubiese sintetizado un completo y satisfactorio mundo de tebeo que se encuentra a un paso de todas las cosas que, por alguna razón, le gustan de las historietas.

En sus páginas, tenemos la sensación de que ese mundo habitado por Maggie y sus amigas existe en los márgenes del universo constituido por las series regulares. Sabemos bien que si tomamos el autobús local desde el barrio de Hoppers 13, podremos llegar al Instituto Riverdale y refugiarnos en un distrito residencial más tranquilo. Sabemos bien que en algún lugar lejano existe la ciudad llamada Metropolis en la que las super-personas se golpean unas a otras, aunque el sonido del conflicto rara vez llegue hasta el nivel de la calle. Todos los íconos familiares que salpican el paisaje de los cómics están filtrados a través de una única y lúcida visión personal, abasteciendo con una base rica y evocadora a unos personajes diseñados tan meticulosamente que son interpretados de forma claramente humana, y la mezcla resultante es tan perfecta como consistente.

Inexplicablemente encantador, a pesar de su dureza vanguardista, “Mechanics” es un título para el futuro que retiene un agudo conocimiento de aquello que era tan valioso en los tebeos del pasado. Si hay una serie más estimulante o irresistible en el mercado actual, todavía no he oído hablar de ella.

domingo, 22 de enero de 2012

Violent And Obscene - A Tribute To GG Allin


Violent And Obscene - A Tribute To GG Allin
(Italian Beach Babes, 2009)

A1-Fair-Ohs – Automatic
A-Male Bonding – You Hate Me & I Hate You
B1-Pens – I Don't Give A Shit
B2-Graffiti Island – Drink, Fight & Fuck

AQUI.

viernes, 20 de enero de 2012

SOPA DE GRAN PENA, por Alan Moore


Originalmente aparecido en el recopilatorio que editó Fantagraphics en 1987 con el nombre de "Heartbreak Soup" (traducido acertadamente por La Cúpula como "Sopa de Gran Pena".)

Traducido por Frog2000.

----------------------------------------------------------------------------------

Tal y como tan a menudo hemos sido informados últimamente en los medios, los Nuevos Cómics ya se encuentran aquí. A lo largo del último par de años han ido surgiendo unos cuántos títulos genuinamente interesantes en el normalmente mundano y moribundo campo de los cómics “mainstrem”, provocando dichos rumores de renacimiento.

Los comic books parecen estar balanceándose al borde del precipicio de la aceptación por parte de un mercado masivo y efectuando además un gran salto hacia delante en cuanto a términos de calidad.

Y sin embargo, si dejamos a un lado el “hype” y la adrenalina y nos fijamos bien en este material del que estamos hablando, ¿qué podemos encontrarnos realmente? Nos encontramos con unos cuántos títulos de super-héroes o de fantasía en los que la calidad artística del guión o del dibujo se ha refinado hasta llegar a un nivel que se encuentra muy por encima del humilde estándar admitido hasta ahora por dichos géneros en particular. No me gustaría menoscabar en absoluto la confección de una obra como Dark Knight, o que Dios me bendiga, como Watchmen. Por el contrario, esto es un intento de poner dichos cómics en perspectiva. Son cómics de super-héroes muy buenos. Lo novedoso que resulta acercar unos términos tan aparentemente contradictorios probablemente haya sido el responsable de atraer la atención de un montón de medios críticos muy populares de cuáles, los cómics están disfrutando últimamente, junto con el consiguiente flujo de nuevos lectores. Dicha novedad, sin embargo, parece ser un fenómeno demasiado voluble como para dejar descansar en él las aspiraciones de todo el medio. No deberíamos esperar que la vasta audiencia potencial que pueden tener los cómics y que presuntamente se encuentra haciendo cola ahí fuera para entrar, soporte indefinidamente la misma procesión de capas y máscaras que durante los últimos cuarenta años ha sido aceptada por el casi-adicto (y por lo tanto más tolerante) fan hardcore del comic book.

Cualesquiera que fuesen sus rasgos contemporáneos, podríamos optar por actualizar el vestuario básico del super-héroe y al final del día seguiríamos teniendo un cómic de super-héroes, con todas las limitaciones que implica dicho término. Si los cómics tienen una esperanza de quedar establecidos dentro del monzón de medios durante los ochenta y los próximos noventa, tendrán que esforzarse para llegar mucho más allá de dichos límites. Tendrán que replantearse las cosas e intentar descubrir nuevos territorios, con una amplitud de visión más adecuada a lo que demanda nuestra época actual.

En mi opinión, cuando todo el polvo y el furor por la sensación del momento queden asentados, uno de los nombres que me parece más probable que se mantenga como genuina fuerza innovadora dentro de dicho campo será el de Gilbert Hernandez, guionista y dibujante de este mismo tomo y parte integrante de la impresionante empresa familiar que es “Love and Rockets”, junto con sus igualmente talentosos hermanos Jaime y, aunque con aportes menos frecuentes, Mario. Cuando hace unos pocos años, la susodicha antología en blanco y negro estalló como una bengala, su impacto fue tan profundo como inmediato.

Evitando deliberadamente ese tipo de material ya probado, con capacidad para ser rentable y popular que representan los cómics para adolescentes sobre grupos de superhéroes, “Love and Rockets” nunca ha sido uno de los títulos con mayores ventas de la industria. Sin embargo, se ha mantenido consistentemente entre las mejores lecturas que puede ofrecer el medio. El material incluido en sus páginas es, sin excepción, inteligente, elegante y cargado de un crudo impacto visceral que otros medios de comunicación sólo nos ofrecen muy de vez en cuando. Por encima de todo, “Love and Rockets” recompensa la atención del lector más serio y maduro, ya que supone todo un reto, y nunca lo ha supuesto tanto como en las historias recopiladas en este mismo volúmen.

En “Sopa de Gran Pena” (Heartbreak Soup), Gilbert Hernández elabora un comic book que, a todos los efectos, depende de un conjunto de personajes protagonistas totalmente diferenciados de los que habitualmente se ofrecen en el mundo del “mainstream” americano, incluso aún más que los de su hermano Jaime, que, hasta cierto punto, en sus historias de Locas se deleita reelaborando los íconos y símbolos de la cultura “trash” del comic book. Gilbert recurre a fuentes que para el fan del cómic tradicional pueden resultar tan extrañas como oscuras. En su uso del sólido color negro y en la furia cinética de sus personajes se puede ver la influencia de la obra dibujada por los dibujantes de manga. En otras ocasiones, la audacia de sus composiciones evoca el estilo de la actual cosecha de “bande dessinée” europea, gracias al uso que da de los espacios abiertos. Y de alguna forma, todas estas sensibilidades diferenciadas son forzadas a mezclarse con los acontecimientos cotidianos de una comunidad mexicana pequeña y empobrecida. El resultado final es un tebeo que, sin duda, es el más emocionalmente poderoso y quizás también el más hábilmente guionizado de los que se pueden encontrar disponibles en la actualidad.

“Heartbreak Soup” se centra sin pestañear en la vida de unas personas que nos resultan dolorosamente comunes e incluso mundanas, y todo ello en un mercado dominado por los cómics de mutantes, los hombres-máquina y los mercenarios que hacen uso de las artes marciales. Se nos presenta una historia donde la vida y los hechos, incluso los de los personajes secundarios más nimios, se convierten en algo tan fascinante que la idea de que hubiese algún protagonista heróico en el tebeo alrededor del cuál girasen todos los acontecimientos rápidamente se convierte en algo totalmente absurdo, echando abajo de un plumazo el principal dogma de los cómics más contemporáneos. Incluso más aún, este cómic rechaza rotundamente todas las reglas dramáticas que nuestra industria ha ido observando religiosamente y que ha estado utilizando para ahogarse a sí misma a lo largo de las últimas décadas.

En “Heartbreak Soup” lo dramático nunca se presenta de forma artificial o exagerada. Tampoco se nos provee de amenazas poco creíbles o contradicciones en las propias vidas de los personajes. La historia no se retuerce a sí misma para poder encajar al final de cada número en espurias demandas de clímax o continuarás, reflejando fielmente en su lugar los meandros de la vida, sin tratar de mejorarla con el uso del melodrama. Cualquier significado o conclusión moral crece a partir de la propia obra de forma natural en vez de convertirse en alguna homilía profunda y obvia encajada en el último momento de la escena de lucha final.

Después de dejar tan imprudentemente de lado las muletas narrativas que los guionistas de cómic han ido utilizando durante los últimos años con la intención de intentar dar una ilusión de vitalidad a sus debilitadas creaciones, uno podría esperar que la obra resultante se colapsara en una ciénaga fangosa de naturalismo tedioso y trivial, como si fuese las diapositivas de las vacaciones de cualquiera de nosotros. Pero no lo hace. De hecho, el nivel absoluto de interés y fascinación que despiertan su creaciones es el que le permite a Gilbert lograr su truco más bonito.

Verás, mientras que la mayor parte de los artesanos de los tebeos parece que tengan tan poco respeto por el funcionamiento y los mecanismos de la vida humana normal, que se sienten impulsados a mejorarla con poderes psiónicos, lo que hace Gilbert Hernandez es casi una celebración de la vida ordinaria, así como una aguda y compasiva investigación de las ricas hebras que se entrelazan entre el amor, el odio, la fortaleza y la debilidad que componen esta existencia supuestamente aburrida y banal. En lugar de gastar su tiempo detallando las hazañas de otro nuevo héroe de terribles poderes, virtudes asombrosas, vistoso uniforme y predecibles problemas de personalidad que entre todo junto suma algo incluso menor que el ser humano real más miserable y despreciable, Gilbert Hernandez hace exáctamente todo lo contrario. En vez de dejar implícito que el único heroísmo humano real proviene de la supuesta trascendencia que destilaría un estado de gracia sobrenatural, Hernandez utiliza una visión genuinamente poética para mostrarnos todas las sombreadas y ricas pasiones que pueden surgir detrás de la endeble fachada de vida normal. En lugar de subrayar nuestra propia cobardía humana comparándola con los brillantes logros de algún superviviente de poderes atómicos del planeta Zob, escapamos de todo eso con la sensación de que hemos visto nuestro propio mundo a través de los ojos de otra persona, de que hemos vislumbrado una visión del mundo mucho más conmovedora y significativa que la que nos proporcionaría cualquiera que fuese la cantidad que se nos ofrezca de pirotecnia y posturas paranormales.

En las páginas de “Heartbreak Soup” Gilbert Hernandez nos muestra una pequeña cantidad de por qué los humanos merecemos la pena. Mientras que algunas veces, y predeciblemente, puedan surgir las malas noticias, en otras ocasiones existen momentos de optimismo que aunque podamos subestimar, son tan reveladores como capaces de conmovernos.

Aquí nos encontramos con la ingenuidad e inocencia de Heraclio durante su niñez, en la historia que narra durante su ansiedad adulta. Aquí tenemos algo que tiene un significado mucho mayor que las artificiales complejidades de los argumentos intercambiables que siguen dominando la mayor parte del mercado. Como las mejores bandas punk o como en cualquier novela de Márquez, “Heartbreak Soup” nos dice algo real.

Dicha habilidad para tocar como de pasada y de forma infalible el dolor y la compasión de la existencia humana es lo que separa el trabajo de Gilbert de las obras de revival sobre super-héroe nombradas al comienzo de esta introducción. Precisamente dicha cualidad, esa profunda integridad, es a lo que deberían aspirar los Nuevos Cómics si quieren tener algún valor duradero una vez desaparezcan los aspectos más caprichosos de su actual supremacía. Este nuevo territorio, el terreno inviolado al que me refería anteriormente, se encuentra vacío y reposa esperando a aquellos lo suficientemente valientes como para explorarlo y desarrollarlo. Si queremos que haya algún tipo de esperanza para los cómics en un futuro, deberíamos esperar que las suficientes personas tomen este extraordinario título como ejemplo, y que su autor continúe con su fogosa incursión en las oscuras interioridades del terreno del comic book. Si sus exploraciones subsiguientes no descubren nunca más algo tan fructífero como lo que se incluye en este tomo, tendríamos ya motivos suficientes como para estar agradecidos. Hasta entonces, para fortalecer la visión del Paraíso de los Cómics que nos parece tan próxima, no tendremos nada mejor que hacer que calentarnos con esta poderosa y embriagadora corriente de aire que supone “Sopa de Gran Pena” (Heartbreak Soup.)

Alan Moore

Northampton, Abril de 1987


jueves, 19 de enero de 2012

BLUES EXPLOSION - AFRO 7"


Blues Explosion – Afro 7"
(Matador, 1994)

A-Afro
B-Relax-Her

AQUI.

miércoles, 18 de enero de 2012

RUTA 66 NUMERO UNO


Ruta 66, NUMERO UNO (Noviembre, 1985)
Bajar aquí.

Otro miércoles, otro Ruta 66. Esta vez el número uno. Yo terminé consiguiéndolo por unos quince euros en una tienda de Barcelona (fíjate si soy fan(ático) de la revista).

U2, si la memoria no me falla, no volverían a aparecer en portada (y muy poquitas veces en el interior, algo que me congratula bastante). Aún así, el mamarracho de Bono se encontraría muy bien arropado por Jesus and Mary Chain, Mink Deville o el artículo que rescataba a las olvidadas Runaways. En flagrante contubernio, los colaboradores del anterior número seguirían creando la leyenda de un magazine del que se harían eco en el extranjero (¡incluso en los States!) como epítome de calidad y buen hacer.

--------------------------------------------------------------------------------
Nota: para disfrutar del archivo has de tener instalado un programa que interprete CBZ. Recomiendo CDisplay


Nota 2: es necesario utilizar Google Chrome para poder bajar el archivo.

martes, 17 de enero de 2012

NUEVO DE UNSANE EN BREVE!


Pues lo dicho, se llamará Wreck y editará en Marzo Alternative Tentacles. Más info aquí.

R.L. BURNSIDE - A ASS POCKET OF WHISKEY


R.L. Burnside – A Ass Pocket Of Whiskey
(Matador, 1996)

1-Goin' Down South
2-Boogie Chillen
3-Poor Boy
4-2 Brothers
5-Snake Drive
6-Shake 'Em On Down
7-The Criminal Inside Me
8-Walkin' Blues
9-Tojo Told Hitler
10-Have You Ever Been Lonely?

AQUI.

domingo, 15 de enero de 2012


Dead Ghosts – Bad Vibes 7"
(Yakisakana Records, 2009)

A-Bad Vibes
B-May Day

AQUI.

sábado, 14 de enero de 2012

UNSANE - THIS PLAN 7"


Unsane – This Plan Australian Tour Single
(D.C Records, 2001)

A-This Plan
B-Ha, Ha, Ha (Live)

AQUI.

Usurpado de Shiny Grey Monotone.

viernes, 13 de enero de 2012

REEDICIONES NECESARIAS (12): ZOT de SCOTT McCLOUD, PRIMERA ETAPA


Es curioso, pero la primera vez que leí un manga fue con Zot. Miento, más bien fue la primera vez que leí a un autor que había asimilado los vastos recursos de dibujo de los que dispone el cómic japonés y los había inyectado en su propia creación. Porque la verdad, en Zot la historia es lo de menos. Tiene los giros suficientes como para que en ningún momento perdamos interés en la trama, y nada más. A través del heróico Zot, un avatar rubio despreocupado (casi un cabeza loca), viviremos coloristas aventuras de laxa ciencia ficción, con héroes inmaculados y antagonistas lo suficientemente sorprendentes como para pensar que estamos ante un cómic diferente.

En realidad, en los primeros números de Zot lo disímil es el dibujo y la forma de enfocar la narración. Esto se pone de manifiesto en el sorprendente diseño de página elegido, de estilo art-decó en su mayor parte (cuando aparece el villano Dekko, trasunto del Fantasma de la Opera, se come la cámara); pero también en los trucos utilizados para captar la atención del ojo y no soltarla mientras el protagonista siempre parece estar volando unas viñetas por delante del lector, arrastrándolo de una página hacia la siguiente en un suspiro; o en el patente talento manejado a la hora de acelerar o ralentizar la acción.

Con los años, Scott McCloud se convertiría en una eminencia de la teoría de la historieta y publicaría algunas obras imprescindibles que explican todo esto de forma mucho menos burda que mi vana intentona. Pero dichos libros ideológicos sobre narrativa (repletos de teoría y de práctica) tienen una base, y dicha base es el primer Zot.

Planeta DeAgostini publicó la primera colección en diez números a color, tal y como fueron editados originalmente por Eclipse, pero los fans tuvimos que impacientarnos durante mucho, mucho tiempo hasta que Astiberri publicó la segunda parte de la colección en dos enormes volúmenes (esta vez en un revelador blanco y negro, también como en la edición original, que realzaba el dibujo del autor). En esta segunda etapa, el avispado progenitor de Zot cambió completamente de registro, y aún basándose en lo construido en la frenética decena de aventuras anterior, consiguió que la serie fuese una de las mejores de los noventa cambiando acción por emoción, con personajes que llegaban a tocar el corazoncito.

Mi inmensa alegria ante la perspectiva de disponer de la colección embutida en tomos pronto se trocó decepción al enterarme de que Scott McCloud medio renegaba de su primera etapa, prefiriendo que nunca se volviese a reeditar. Eclipse llegó a sacar un tocho con los primeros números que se puede encontrar por unos ciento y pico dólares en el mercado de segunda mano. Un robo, vaya.

Esos diez primeros ejemplares abundan en un gran surtido de hallazgos que consiguen confeccionar un pastiche planeado de forma eficaz, narrando una historia tan intrascendente como divertida. Por eso, no se entiende [no entiendo] muy bien aquello de que McCloud no esté tan “orgulloso” de esos primeros números. Porque ¿no debería cualquier artista enorgullecerse de todo lo que ha hecho, independientemente de la época en la que se le ocurrió, aunque no cumpla sus expectativas actuales?, y sobre todo, ¿no debería dar[nos] McCloud la oportunidad de poder atesorar su querida colección al completo?

-----------------------------------------------------------------------------

INDICE EN TEBEOSFERA.

jueves, 12 de enero de 2012

RUTA 66 NUMERO CERO


RUTA 66, NUMERO CERO (Octubre, 1985)

Bajar AQUI.

¡Llegó el día! ¡Por fin empezamos este viaje por la Ruta 66 que durará la friolera de nueve años y pico (exactamente desde Octubre de 1985, fecha de portada del número cero, hasta Noviembre de 1994, mes registrado en el centésimo ejemplar)!

Así que escojamos nuestro medio de locomoción favorito, abrochémonos los cinturones o ciñámonos el casco, y preparémonos a tragar muchas, muchas millas, porque lo que nos espera es de órdago.

Para empezar, casi no hemos arrancado y ya estamos rebasando un caudaloso artículo sobre Psicodelia redactado por uno de los responsables del Ruta, Jaime Gonzalo. En cuanto lo dejamos atrás nos damos de bruces con el otro responsable supremo de la revista, Ignacio Juliá, que nos desvela jugosos datos sobre un mindundi que acababa de impactar en el "mainstream". Hablamos del casi desconocido Bruce Springteen de 1985.

Pero para ignorado de verdad el sinpar Phoetus (Foetus), analizado sin piedad por Rafa Cervera, otro más de los redactores que se unieron a la causa de estos (como siempre rezó en la portada del magazine), TIEMPOS DE ROCK&ROLL.

Seguimos quemando millas con más cosas interesantes y más colaboradores sorprendentes en un proyecto que los años han desvelado tan longevo como mutante: una revista capaz de reinventarse a sí misma cada cierto tiempo sin perder el espíritu de "autenticidad" (adjetivo denostado pero cierto), asumiendo que la evolución es el secreto mejor guardado detrás de todo aquel compendio que se dedique a dejar fotografiada la Cultura con mayúscula.

El tristemente fallecido Kike Turmix aporta su granito de arena loando a los espléndidos The Scientists, David S. Mordoh reinventa a Prefab Sprout, Ladis Montes departe sobre Ciudad Jardín y Diego A. Manrique (¿de qué me suena?, pensará más de uno) se ocupa apasionado de John Fogerty. En la sección de discos se destaca "Low Life" de New Order como disco del mes, pero también tenemos primeros espadas como "Fables of the Reconstruction" de R.E.M. o "L´Exit Truca A La Porta", de Melodrama.

Ignacio Juliá cierra filas retratando en flashback un grupo tan olvidado como supervitaminado: los Magazine de Howard Devoto. Lo más lastimoso de un primer número tan bueno es que se echa a faltar la increíble y enferma sección de ¡suscríbete! que, por supuesto, aún tardaría en llegar unos meses.

Aquí estaremos esperándola todos para desternillarnos como posesos...

... pero mejor nos detenemos en esa gasolinera de ahí enfrente para repostar hasta que en una semanita de nada nos llegue el próximo número... ¡el uno!


-----------------------------------------------------------------------------

Nota: para disfrutar del archivo has de tener instalado un programa que interprete CBZ. Recomiendo CDisplay y para poder descargarlo, el Chrome.

lunes, 9 de enero de 2012

INTRODUCCION A "GRENDEL: DEVIL BY THE DEED", POR ALAN MOORE.


INTRODUCCION A "GRENDEL: DEVIL BY THE DEED", POR ALAN MOORE.

Para la primera recopilación en formato Novela Gráfica de Grendel: Devil by the Deed

(Traducido por Frog2000)


Para cualquier creador de cómic que se toma su trabajo en serio, una gran parte de su reflexión cotidiana necesariamente debe estar dedicada a los aspectos prácticos de su oficio, consideraciones que ocupan el lóbulo del cerebro que la gente normal usa para pensar en sexo, dinero, comida y seguridad en la vida. En casi cualquier momento del día, el artesano dedicado irá modificando en su mente las nuevas ideas sobre narrativa, reflexionando sobre la percepción del tiempo que transcurre en las múltiples viñetas fijas de contínua ambientación, jugueteando mentalmente con un imaginario cubo de Rubik de hechos ya establecidos anteriormente, teorías a medio formar e impulsos a medio cocer en una búsqueda sin fin de una nueva combinación, un nuevo patrón, una nueva forma de contar una historia.

Para cualquiera que, aunque sea de reojo, haya seguido las aventuras de Kevin Matchstick y compañía a través de las páginas de Mage, le parecerá evidente que Matt Wagner ha pensado las cosas de forma amplia y esforzada antes de poner una sola frase o una palabra en el papel, consiguiendo como resultado un estilo narrativo que es a la vez fresco, limpio y salvajemente innovador. De hecho, la performance de Wagner en Mage es tan deslumbrante y elegante que creo que puede haber eclipsado accidentalmente a su otra creación, igual de querida por él, una tan audaz como cuidadosamente concebida.

Grendel, refugiado discretamente en las páginas traseras de dicho comic-book, proporciona un contrapunto perfecto a la historia principal, si hablamos en términos de estilo. Mientras Mage nos cuenta toda la historia a través de viñetas y bocadillos, evitando los textos de apoyo y creando en consecuencia un sensación de narración naturalista, Grendel escoge el enfoque opuesto y presenta la narración en formato verbal a través de textos, adoptando una propuesta más novelística.

Como resultado, Grendel explora territorios que casi no habían sido tocados dentro del campo del cómic generalista, dentro el arte del cómic: esa vaporosa frontera que se encuentra entre lo que la mayor parte de la gente reconocería como un comic-book y la tradicional historia ilustrada. Dicho terreno creativo es vaporoso debido a la ausencia de una demarcación distintiva que delimite ambas áreas. ¿Qué es lo que separa una historia ilustrada de un cómic realizado por completo con textos de apoyo? ¿El número de viñetas? Si es así, ¿cuántas constituirían un cómic, y cuántas conformarían una iluminada obra de texto?

Las raras incursiones que he visto dentro de este tipo de material me han fascinado gracias a la gama de efectos que fueron capaces de lograr, muy diferente de lo que nos podemos encontrar en un cómic normal o en una narración tradicional ilustrada con imágenes. En particular, recuerdo una obra que apareció en una revista mensual de ciencia ficción, "Galaxy", escrita por Harlan Ellison e ilustrada por el fallecido Jack Gaughn, de dibujo tristemente desaliñado. Creo que se llamaba “The Region Between”, y a base de incluir pequeños pasajes de texto junto a imágenes grandes y llamativas, lograban efectos narrativos que yo nunca había visto antes, y que tampoco se han intentado lograr desde entonces.

Hasta Grendel.

En Grendel, Matt Wagner maneja el diseño de comic-book de tal forma que más o menos es de última generación. Las páginas se convierten en unidades visuales únicas, las viñetas se rompen para poder contener varias imágenes, al igual que ocurriría con el cristal quebrado de una ventana o como ocurre con los motivos Art Deco de una máquina de pinball. De alguna forma, dicho enfoque icónico de la ilustración combina esa familiar sensación de distancia que acarrea la prosa narrativa, y también crea una cualidad mítica, como si estuviésemos leyendo una fábula egipcia contada a través de luminosos conjuntos de hieroglifos. Como soporte de este enfrentamiento mítico y titánico entre Grendel y Argent, el lobo, funciona perfectamente. Si pudiésemos escuchar los diálogos de los personajes, como haríamos en un cómic normal, de alguna forma estos quedarían disminuidos, reducidos a personajes de historieta común, interesantes a pesar de todo, pero no serían estos personajes con toda la potencia, el glamour y la atemporalidad de los protagonistas de las mejores fábulas y cuentos de hadas.

Que Grendel es un cuento de hadas no debería desmentirse, a pesar de su telón de fondo de fríos y modernos horizontes de rascacielos y apartamentos meticulosamente elegantes. Con una sutil y misteriosa historia que cuenta el combate entre dos maravillosas criaturas de estatura gigantesca, nos evoca poderosas resonancias de sagas ancestrales que son su homónimo, el Grendel de Beowulf. El excelente colorido enjoyado no hace nada por disminuir el efecto, transformando incluso los rascacielos y apartamentos mencionados anteriormente en telones de fondo brillantes y encantadores, tan ricos como aquellos con los que fueron provistas las leyendas populares.

En un mundo del cómic en el que los textos narrativos generalmente están considerados como relleno y en el que las historietas tienen bocadillos, Grendel es un experimento valiente e incluso temerario, rematado admirablemente bajo sus propios términos y que merece todo nuestro apoyo y admiración. Quizá de esta forma, en un tomo recopilatorio en el que se dejan a un lado todas las bienvenidas distracciones de ogros y "grackleflints", pueda finalmente ser recibido con el respeto que se merece, y ser considerado como uno de los cómics pioneros que realmente es.

Alan Moore

Northampton, Inglaterra

Agosto, 1986


--------------------------------------------------------------------------------

*** BONUS: GRENDEL, LA ENTREVISTA: parte 1, parte 2, parte 3, parte 4.

*** BONUS 2: Orígenes de Grendel

domingo, 8 de enero de 2012

DARKSIDE - JUKEBOX AT MUNSTERS 7"


Darkside – Jukebox At Munsters 7"
(Munster Records, 1992)

A-When Fate Deals It's Mortal Blow
B-Frankie Teardrop (Meets The Spaceman)

AQUI.

sábado, 7 de enero de 2012

Unsane – The Peel Sessions CD-EP


Unsane – The Peel Sessions CD-EP
(Strange Fruit, 1993. Peel Sessions 1, 21 May 1991. Peel Sessions 2, 26 November 1992)

1-Organ Donor / Street Sweeper / Jungle Music / Exterminator
2-Bath
3-Broke
4-Body Bomb
5-HLL
6-Black Book (Vol II)

*** BONUS 1 (Peel Sessions 3, 7 June 1994)

-Trench / S.O.S / Blew / Radio 1 / Speak English

*** BONUS 2 (from Carbon 14 Magazine nº 8)

-4-Tak

AQUI.

*** MORE UNSANE 1: UNSANE & HINT - ERASE YER HEAD 7", AQUI.
*** MORE UNSANE 2: COMPLETE SCATTERED, SMOTHERED AND COVERED LIVE, AQUI.

viernes, 6 de enero de 2012

WHITE NIGGERS - DON´T WANNA BE BACK 7"


White Niggers – Don´t Wanna Be Back 7"
(Yakisakana Records, 2009)

A-Don´t Wanna Be Back
B-Straight From Hell

AQUI.

jueves, 5 de enero de 2012

ALAN MOORE INACABADO Y NUNCA PUBLICADO


ALAN MOORE INACABADO Y NUNCA PUBLICADO

Por Michael Norwitz, autor de Glycon.

Con modificaciones hechas sobre la marcha por Michael Norwitz, Pádraig Ó Méalóid y muchos otros.

Pido disculpas al mago barbudo, pero al igual que el resto de guionistas de cómic que existen sobre la faz de la tierra, también dispone una lista igual de extensa o incluso mayor de material inacabado. Los fans de Moore son tan obsesivos como para realizar un seguimiento de todos esos trabajos (aunque algunas se han generado por la desintegración de la línea ABC y por culpa de las prácticas comerciales de Rob Liefeld).

[Los comentarios han sido atribuidos a sus respectivos autores, excepto cuando son anónimos, en cuyo caso se les nombra como Anónimo.]

Traducido por Frog2000


4D War
Estado: Comic Book no finalizado

En un principio, la serie del Doctor Who de la Marvel UK dibujada por David Lloyd iba a ser mucho más larga.

Originalmente apareció en: Dr. Who Monthly número 51. "4D War" (Abril de 1981; Marvel UK. Reimpresa en The Daredevils número 6, 1983)

Aquí están las únicas cuatro páginas que llegaron a realizarse.


1963 Annual
Estado: Anual no publicado

Posible existencia del guión escrito por Moore. Nunca aparecerá, en gran parte debido a la mala relación que existe entre los creadores.

Anónimo comenta: Creo que esto podría ser otro guión que se encuentra parcialmente acabado, Moore podría haber llegado hasta la mitad del camino.

En realidad, aquí tenemos la respuesta online:

Rick Veitch: 1963 fue la reacción de Alan a todo lo que enloquecieron y lo terribles que se volvieron los cómic de superhéroes durante los años 90. Me dijo que, de alguna forma, se sentía responsable por haberlo iniciado todo con Watchmen y que quería revertir por completo dicha tendencia y volver a aquel "estado de gracia" que disfrutaron los superhéroes durante la Edad de Plata. La idea subyacente en la serie quedaría demostrada en el anual de 80 páginas, donde los dulces y sencillos personajes de 1963 combatirían con los impulsivos y violentos superhéroes de Image (el mismo concepto básico fue más tarde presentado en Kingdom Come). 1963 fracasó porque el anual nunca se llegó a terminar. Alan comenzó a escribirlo y acabó las primeras 24 páginas, pero Jim Lee nunca empezó a dibujarlo. Steve Bissette también se retiró, mientras que yo me encontraba dibujando la sexta parte de la mini-serie y como ya tenía programado acabar dicho número, toda la responsabilidad cayó sobre mi regazo y me fue imposible reiniciar el anual en una fecha tan tardía. Durante los años siguientes he tratado de organizar una serie de acciones para poder publicarlo, algunas de las cuales fueron construidas en torno a nuevos enfoques, con intención de terminar con el proyecto. Pero hasta ahora no he sido capaz de poner juntas todas las piezas.

A Grammar
Estado: Novela no publicada

Segunda novela en prosa anunciada. Probablemente abandonada.

Cuando entrevisté a Alan Moore en 2008, le pregunté por ella:

POM: Iba a editarse otra novela, ¿no es cierto? ¿No era su nombre “A Grammar”?

AM: Esa se quedó en el camino porque la empecé después de acabar La Voz del Fuego. La única razón de que yo escribiese La Voz del Fuego para Gollancz fue porque me gustaba Faith Brooker. Era una editora magnífica, alguien verdaderamente amable, cuidada de toda la gente que trabajaba para ella y la trataron de forma abominable, así que cuando Gollancz me preguntó si yo quería seguir escribiendo “A Grammar”, le dije: “Bueno, en realidad todo esto sólo lo hacía por Faith, y como ella ya no va a trabajar para ti, pues no...” y a decir verdad, en realidad tampoco había llegado muy lejos con la idea. Lo estuve haciendo porque Faith quería otro libro rápidamente, y creo que le habría ayudado a mejorar su situación. Y por eso, en cuanto Faith se quedó al margen de la fotografía, ya no me quedaron muchas ganas de seguir con esa inversión.


ABC A-Z
Estado: Serie de Comic Book no finalizada

El material adicional no estaba escrito por Alan Moore, pero probablemente sí que lo estaba por Steve Moore y Peter Hogan. Es probable que los guiones hayan sido escritos, aunque es muy poco probable que, después de todo este tiempo, vean alguna vez la luz del día.

Entrevisté a Peter Hogan en 2010 y le pregunté sobre si existía alguna probabilidad de que se finalizase la serie:

POM: Ya que estás aquí te quiero preguntar algo, ¿sabes lo que ocurrió con la serie de ABC A-Z, de la que sólo se editaron cuatro de los seis números que se suponía que iban a salir?

PH: La primera vez que supe que algo había ido mal fue después de que cometiesen un error en la impresión del número de Terra Obscura, en el que se dejaron fuera todo el texto de una página. Por lo tanto, les dije que esperaba que lo corrigiesen para la edición en tomo y me dijeron que nunca saldría ninguno, y no sólo eso, sino que ni siquiera se iba a completar la serie. La razón que me dieron fue las bajas ventas.

Lo único que no se editó fue una historia de Smax, y sin duda estaba entre lo peor de todo lo que yo había hecho. En realidad, lo que más me molesta es que no se llegase a ver lo que hizo Steve Moore con Promethea, algo que probablemente valga mucho la pena.

Cuando al principio se planeó la serie, me pareció un título bastante extraño de publicar, a menos que se fuese a realizar un relanzamiento de la línea ABC después de que el periplo de Alan Moore acabase, en cuyo caso habría tenido mucho sentido. Así que supuse que ese era el motivo, pero a medida que pasaba el tiempo y nadie decía nada, se hizo más evidente que era habíamos llegado al final. Alan nunca había tenido problemas con que todo continuase después de que se marcharse, aunque creo que Wildstorm aceptaba que no tendría mucho sentido hacer más cosas de Promethea sin él, así que... no sé. Tal vez las cosas cambien en algún momento.


Ace of Shades
Estado: Comic Book no publicado

Este era el título de trabajo original de lo que al final terminaría convirtiéndose en V for Vendetta.

Angel Passage
Estado: Comic Book no publicado

Se supone que Melinda Gebbie iba a hacer la adaptación en comic book del CD de spoken-word “Angel Passage”, similar a las dos adaptaciones que Eddie Campbell había hecho de “The Birth Caul” y de “Snakes and Ladders”, pero hasta donde sé, ni siquiera se empezó. Y en realidad puede que no se haga nunca.

The Badlander
Estado: Serie de Comic Book no publicada

Destinado para aparecer en la revista 2000 AD, no se llegó a publicar por razones desconocidas. Iba a dibujarlo Mike Collins e incluso se finalizaron cinco páginas de guión de las que parte de la primera página fue reproducida en “The Extraordinary Works of Alan Moore”. Aunque no llegase a aparecer, no existe ninguna razón por la que no se edite nunca, ya que el material es propiedad de 2000 AD.


The Ballad of Halo Jones
Estado: Serie de Comic Book no finalizada

En esta serie el barco ya ha zarpado.

Entrevisté a Moore a principios de 2011 y me contó cómo podría haber sido el final de “The Ballad of Halo Jones”:

POM: Te cuento. Hace poco me he vuelto a leer los tres volúmenes de “The Ballad of Halo Jones”, y de todas las cosas que no has terminado, lo que más lamento es no poder ver qué habría ocurrirido en los otros seis tomos de Halo Jones. ¿Tienes alguna idea de cómo seguiría la serie?

AM: Bueno, sabía que Halo Jones viviría aventuras fabulosas. Su próxima aventura probablemente habría sido cuando ella se convierte en una pirata espacial junto a Sally Quasar, que era alguien que mencioné antes, y básicamente, hubiésemos continuado pasando por todas las etapas de su vida, viendo cómo iba envejeciendo, porque me gustaba la idea, para la época, de tener una serie en 2000 AD en la que el personaje del título fuese una mujer de setenta u ochenta años de edad.

La serie habría terminado cuando Halo Jones llega a un planeta que se encuentra justo en el borde absoluto del Universo y en el que, más allá de allí, mucho más allá, hay una especie de show de luces espectacular, un lugar en el que no existe ni el espacio ni el tiempo. Y todo habría acabado con Halo Jones (y con el resto de la gente que habita ese planetoide, porque como en realidad el tiempo no transcurre, potencialmente podrías quedarte allí para siempre), y lo que habría ocurrido es que Halo Jones, después de pasar algún tiempo con el resto de los inmortales, se habría tambaleado hasta la pista de aterrizaje, se habría metido en su nave espacial y habría volado hacia el espectáculo de luces psicodélicas, para acabar marchándose. Y ese habría sido el final. Por lo tanto me has evitado un montón de escritura al preguntarme esto, y también un montón de preocupaciones innecesarias.

Batman /Juez Dredd
Estado: Comic Book no publicado

Fue desechado debido a la falta de cooperación por parte de IPC. Lo iba a dibujar Brian Bolland. Se llegaron a guionizar 8 páginas.


Big Numbers
Estado: Serie de Comic Book no finalizada

Se guionizó hasta el quinto número.

Entrevisté a Moore en 2008 y le pregunté sobre Big Numbers:

POM: ¿Nunca se va a terminar Big Numbers?

AM: No. Lo intenté, lo intenté y lo intenté. El primer cómic se colapsó, entonces tratamos de conseguir a un dibujante de reemplazo y este huyó gritando en la noche, y luego estuve trabajando con un tipo que me sugirió que lo convirtiese en una serie de televisión de doce episodios de una hora de duración, tal vez algo parecido a “Our Friends in the North”, pero con más matemáticas fractales. Algunas personas estuvieron trabajando en un guión, haciendo un “teleplay” o como se llame, pero realmente nunca se llegó a hacer gran cosa, por lo que realmente tuvo tres oportunidades y por eso lo deseché. Realmente no creo que fuese capaz de reunir la energía necesaria para terminar Big Numbers, aunque en cierta forma, muchas de las cosas que pensé para esa serie son completamente aplicables a Jerusalén. No tendrán el mismo sentido ni los mismos personajes, y tampoco será la misma historia, pero algunos elementos tendrán el mismo espíritu. Por lo tanto, creo que al final los “grandes números” sólo le conciernen a Edwin Drood, y probablemente, todo el mundo debería tener un “gran número”, al menos por una vez.

Big Numbers fue una serie de doce números, de la que tan sólo llegaron a publicarse dos. En enero de 2009 compré una fotocopia de Big Numbers 3, que estaba acabado por completo. En Enero de 2011 posteé estos comentarios de Bill Sienkiewicz, donde se profundiza en el tema.


Bizarro
Estado: Serie de Comic Book no publicada.

De acuerdo con Alan Moore en Amazing Heroes número 58:

A Kevin O'Neill y a mí nos encantaría hacer una mini-serie de Bizarro, en la que examinaríamos todo su mundo. Me refiero a que es un sitio cuadrado. ¿Cómo funciona la física en un lugar así? ¿Qué hay de las personas que viven en las esquinas? Si miras las viñetas de Mundo Bizarro, hay continentes que se doblan por las esquinas, así que presumo que debe haber gente viviendo en esos ángulos rectos. Quiero ver a Kevin dibujándolo. Estoy seguro de que estará a la altura.

Y tendremos la Zona Sólida en contraposición a la Zona Fantasma, que será un gigantesco bloque de hormigón. De vez en cuando Bizarro subirá allí y golpeará sobre él preguntando: "¿estáis bien, delincuentes de la Zona Sólida?" Y ellos contestarán: "estamos bien, Bizarro". Y tendremos la Ciudad Embotellada de Kandor Bizarra, que aproximadamente será seis veces más grande que el planeta real, y que tuvo que ponerse sobre alguna gran plataforma que es tan alta que llega hasta el espacio. Y creo que también tendremos un Bizarro de Tierra-2 que existe exactamente en el mismo continuo que el Bizarro de Tierra-1, y también estará esa otra Tierra Cuadrada descansando en equilibrio en la esquina de la Tierra Bizarro, así que los habitantes de ambos mundos podrán saludarse unos a otros a través de la brecha.

De acuerdo con lo que Kevin O'Neill comentó en The Comics Journal:

Alan [Moore] y yo ibamos a hacer una serie de Bizarro hace muchos años para DC. Esa es una de las cosas que casi llegamos a hacer juntos. Estuvimos conversando sobre los Bizarros, y cuando ya estaba todo listo para Julius Schwartz, llegó John Byrne y revampirizó Superman. Así que lo nuestro se fue por la ventana.

Historia de Bizarro con guión de Tom Peyer y dibujos de Kevin O´Neill, aquí.


The Bojeffries Saga
Estado: Recopilación sin publicar

Será una recopilación de todas las historias de la serie “Bojeffries” hasta la fecha, así como una nueva historia llamada “After They Were Famous”. Será publicada por Top Shelf en un futuro cercano.

Brought to Light
Estado: Proyecto Musical sin editar

Hasta donde sé, será una versión extendida del CD “Brought to Light” que publicará Gary Lloyd, originalmente estaba prevista para 2009, así que aún podemos encontrarla en las cartas.

California Girls
Estado: Historieta no publicada

De acuerdo con Trina Robbins, Moore la comentó que quería escribir una historia para su serie “California Girls”.

También dijo que en ese momento estaba borracho y en un estado de ánimo muy bueno, diciéndoles a casi todos los que pasaban por allí que quería trabajar con ellos. Dudo que él recordase nada de todo eso al día siguiente.

Captain Britain
Estado: Serie de Comic Book no publicada

Moore había planeado hacer una historia de terror en tres partes durante su estancia en “Captain Britain” con Old Sarah Mumford, pero en cambio, Alan Davis la redirigió hacia la ciencia-ficción. Probablemente sólo existe en formato de breve resumen en una carta escrita al dibujante, aunque no quiero ni especular sobre la probabilidad de que exista todo un guión por ahí, ya que eso haría que mi cabeza explotase.

Captain Britain
Estado: Serie de Comic Book no publicada

Con una trama centrada en Arcade, y con apariciones de Moira McTaggart, Jamie Madrox y hasta Havok y Polaris, suena interesante.

Captain Empire / Captain Albion
Estado: Serie de Comic Book no publicada

Se habría publicado después de Captain Airstrip-One. Principalmente por la insistencia de Steve Whitaker, que se encontraba encantado con el personaje. Probablemente sólo hubiese existido como breve capricho de Moore.

Car Ads of the Future
Estado: Proyecto Muscial no publicado

Andrew Phillip Smith comenta: ¿Qué pasó con “Car Ads of the Future”, una colección de canciones en colaboración con Tim Perkins? Recuerdo que Alan no cantaría en ella. Tim Perkins tiene una canción en su web, “Where Does a Car Go When It Dies?”, que podría pertenecer a dicho proyecto.

El cantante, Andrea Svajcsik, que hizo la performance con fuego en "Angel Passage", abandonó el proyecto. En la entrevista a Eddie Campbell incluída en “A Disease of Language” Moore mencionaba que Perkins había probado algunos otros cantantes, pero parece que el proyecto ha sido abandonado de forma permanente.

CD-ROM Game
Estado: Juego de Ordenador no publicado

kevindh comenta: Hubo una especie de juego de CD-ROM con el que [Moore] estaba ayudando a un amigo (¿tal vez fuese Dave Gibbons?) y que se supone que iba a ser diseñado en los años 90, pero nunca se terminó.


Cerebus #301
Estado: Comic Book no publicado

Creo que existe un guión completo (en el que Cerebus es convocado hasta la época actual durante una sesión de espiritismo), y que estaba destinado a ser un proyecto de Moore / Bisette / Veitch, pero es poco probable que aparezca actualmente debido al cabreo existente entre los creadores.

gavlees añade: la versión que tiene Bisette de la historia es que él hizo una entrevista para The Comics Journal en la que se mencionaban algunos asuntos sobre dinero y negocios en los que estaba involucrado Moore. Aparentemente, se envió a Moore un documento con el guión para que fuese aprobado, pero éste no dijo ni una palabra. Después de la publicación (?) [del guión] Moore llamó a Bisette y le dijo, "Bien, Steve, hemos terminado."

Bob añade: Como se consideró hacerlo tan seriamente (no estoy seguro de que se llegase tan lejos como para redactar todo el guión) ¿no estaría hecho en realida por Moore / Bissette / Totleben?

cunning_magee añade: Por lo que recuerdo, la historia del Cerebus Zombie fue programada para aparecer en una antología del título publicada por Sim que trataba acerca de la infancia del Aardvark y de los años anteriores (y de la que sólo llegó a salir un único número). Inicialmente estaba previsto que fuese una serie regular en la que colaborarían Sim y otros guionistas y dibujantes, y en la que aparecerían historias cortas producidas por completo por otros creadores. "Después del 300" iba a ser el título de la contribución de Moore, y creo que sólo iba a ser una historia corta, no un número largo. Si realmente existe un guión completo, me resulta difícil creer que Totleben no pudiese hacer todo el dibujo por sí mismo, o sencillamente entregárselo a otro dibujante. Infiernos, Sim podría haber hecho los honores. Moore y él aún son amigos, ¿verdad?

Anónimo añade: De la Nota del Presidente en Cerebus 79:

"Tuve la oportunidad de conocer a Alan Moore, Steve Bissette y John Totleben... Respondo a la sugerencia de R.A. Jones, que me animaba a realizar una revisión de Cerebus Jam para disponer de un mayor control creativo sobre las historias de CJ. Le pregunté al trío fantástico si estarían interesados en hacer su propia historia de Cerebus... Steve me dijo que Alan sigue estando un poco receloso al respecto... la idea inicial de la historia era "después de los trescientos números", donde se conjura a Cerebus de entre los muertos y...

“Oh, vamos Alan, tienes que hacerlo."

Challengers of the Unknown
Estado: Serie de comic book no publicada/ Capricho

Puede que se llegase tan lejos como para enviar una propuesta formal a DC, pero creo que tan sólo era un capricho.

Comet Rangers
Estado: Novela Gráfica no publicada

Novela Gráfica de Ciencia Ficción dibujada por Jim Lee. Posiblemente exista el guión, aunque es poco probable que vea nunca la luz del día debido a los actuales compromisos de Lee.

Anónimo dice: Creo recordar que Moore dijo en una entrevista que comenzó con la primera o segunda página, pero que no tenía tiempo para seguir escribiendo la Novela por el momento. Dudo que la haya terminado.

Convention Tension
Estado: Historia corta no publicada

Una historia corta situada en una convención de cómics.

cunning_magee comenta: Algunos años atrás, Kim Thompson mencionó en el fórum online de The Comic Journal que Moore había presentado un esquema extenso de la historia "Convention Tension", para la primera entrega de una serie de antologías que nunca fueron producidas por Fantagraphics. Thompson dijo que A) era muy divertido y (B) probablemente todavía esté escondida en alguna parte de sus archivos. Me encantaría leerlo.


Cthulhu Calendar
Estado: No publicado

kevindh comenta: Había un calendario de Cthulhu que Alan Moore hizo junto con John Couthart. Se llegó a anunciar pero nunca fue publicado.

Michael Norwitz dice: Yo creo que sí que llegó a salir, pero como parte de un libro. [¿Posiblemente en “HP Lovecraft's The Haunter of the Dark and Other Grostesque Visions" de John Coulthart?]

Demon
Estado: Serie de cómic no publicada /Capricho

Puede que se llegase tan lejos como para enviar una propuesta formal a DC, pero creo que tan sólo era un capricho.

Disco Cabala
Estado: Proyecto Musical no publicado

Este era un proyecto musical con Tim Perkins, creo. Moore lo mencionó en una entrevista de 1998 en The Idler:

"Pero respecto a la Cábala, estamos trabajando con disciplinas numerosas y muy diferentes entre sí y la información que estamos recibiendo la canalizamos a través de este proyecto que estamos haciendo en este momento, la Cábala Disco, tratando de traducir para la pista de baile los diferentes estados con los que se describe a la Cábala. Porque siempre ha existido un elemento de danza en mi misticismo. Así que pensamos “¿por qué no hacerlo?". Imponer un estado de conciencia a través de la música está en la propia naturaleza de la música. Si este Arbol de la Vida es una jerarquía de los diferentes estados de la conciencia, ¿no sería posible simular y estimular los estados de la conciencia en el oyente mediante la producción de la clase correcta de música? ¿Es algo posible? No lo sabemos, pero estamos trabajando en ello."

Dodgem Logic, toma dos
Estado: Cómic no publicado

De acuerdo con Kevin O'Neill en The Comics Journal:

...y volviendo al principio, Mike Gold iba a sacar un título (debería haberlo mencionado antes) para First Comics (Mike Gold fue el primero en escribir sobre 2000 AD). Se nos acercó y nos comentó que iba a hacer la cubierta del libro, que haría dos series diferentes, como las viejas "Tales of Suspense" o algo parecido.

Mike McMahon iba a dibujar la segunda historia, dos de ellas estarían guionizadas por Alan y se llamaría Dodgem Logic. Sin embargo, Mike Gold dijo (tengo una carta de él como fan en la que nos dice que sí al proyecto, pero que como editor con responsabilidades financieras lamentablemente tenía que decir que no). Por lo que nunca se llegó a hacer nada, y nunca se reactivó, eso es lo que ocurrió. [sip] Tenía una historia en la que... (eras condenado al infierno cuando te tenían que quitar las amígdalas, así que era algo así de arbitrario). Yo sólo quería hacer una historia ambientada en el infierno. Había algunas otras cosas adicionales muy características, pero no hubiera sido una historia contemporánea; era como lo que Alan estaba haciendo en Supreme, en el que tenía todas esas versiones de los personajes en 1960 y otras cosas por el estilo, pero la historia estaría localizada mucho antes. Era algo interesante, pero realmente no había mercado.

Dodgem Logic, toma tres
Estado: Cómic no publicado

Donde se habría incluido la historia llamada “Convention Tension” y una biografía de Aubrey Beardsley. Recuerdo haber leído algo acerca de una tercera historia, pero no soy capaz de localizar los detalles. Moore ha rechazado siempre publicar esa sátira de las convenciones de cómic porque la ve como algo obsoleto, y las otras historias probablemente (y por desgracia) habrán quedado abandonadas.



Fashion Beast
Estado: Novela Gráfica no publicada

De acuerdo con Bleeding Cool: El próximo año [2011] Avatar Press, editores de la web Bleeding Cool, publicarán una novela gráfica de 250 páginas basada en la obra de teatro escrita originalmente por Alan Moore y [Malcolm] McLaren. Adaptada al cómic por Antony Johnston, será dibujada por Facundo Percio. Se ha estado trabajando en este proyecto durante años, despues de que William Christensen de Avatar se reuniese primeramente con Malcolm McLaren en 2003, con las bendiciones tanto de McLaren como de Moore.”

Cuando entrevisté a Moore en 2009 le pregunté sobre esta obra:

POM: De vez en cuando se oyen rumores de que Avatar va a hacer algo con tu guión para "Fashion Beast".

AM: Bueno, eso es un proyecto con el que se ha estado trabajando durante mucho tiempo. Sé que Malcolm McLaren y la gente de Avatar están en contacto, y yo les dije que en lo que respecta a mí, me parecía bien, que estaba bien que quisieran hacerlo. Quiero decir, Anthony Johnston siempre ha hecho un gran trabajo con todas esas adaptaciones, por lo que sí, estoy seguro de que si cualquier persona pudiese convertirlo en un cómic, entonces él debería ser esa persona. Por lo tanto... quiero decir, sin duda será la única forma de que vea la luz del día. Así que sí que saldrá en algún momento, pero en cuanto a cuándo se hará y dónde se hará, no lo sé.

Fashion Beast es una enloquecida obra de teatro de 1985 con guión de Moore, basada en una idea de Malcolm McLaren y algunos otros. Está basada libremente en la versión de Jean Cocteau de 'La Bella y la Bestia' y en la vida del diseñador de moda Christian Dior.

"Script" original.

Fossil Angels
Estado: Artículo no publicado

Artículo para la revista ya desaparecida de Joel Biroco, KAOS. Iba a aparecer en el Nº 15, pero nunca fue publicado. Con el permiso de Alan Moore, se encuentra disponible aquí.

Future American
Estado: Comic Book no publicado

Se desconoce el título real. Era el título original que tenía Moore para "First American", y puede ser algo que se haya reciclado.

De acuerdo con Kevin O'Neill:

Había otra cosa que se iba a hacer hace muchos años. Titan Books estaba pensando en hacer una antología de historietas y tenían a un montón de gente conectada en torno suyo: estaba Alan, y también le preguntaron a Dave Gibbons, a Mike McMahon, Brian Bolland, Frank Miller, a toda esa gente, y al final todo se fue a pique. Alan y yo íbamos a hacer una especie de serie al estilo de "Fighting American".


Glory
Estado: Serie de cómic no acabada

Probablemente los guiones se encuentren en el gabinete de Rob Liefeld.

Anónimo comenta: Creo que Avatar anunció una miniserie de cuatro números y se llegaron a editar uno o dos, y presumiblemente dos más estén ya escritos.

[Ver también la entrada de Warchild]

Immortal Love
Estado: 7" Single no publicado

Este single iba a ser incluido en la edición Absolute de "The League of Extraordinary Gentlemen: Black Dossier".

En una entrevista con Bill Baker, Moore comenta:

AM: Y también teníamos ese single de vinilo a 45 que se suponía que sería de un grupo de 1950 y que habría sido editado por un sello discográfico americano de los 50s, ambas cosas ficticias, tomadas a partir de algunas otras fuentes. Es parte de lo divertido que es la Liga, ¿sabes? El grupo se llamaba "Eddie Enrico and His Hawaiian Hotshots", que me parece que son mencionados brevemente por Thomas Pynchon en su excelente libro “La Subasta del Lote 49”. Es un single con dos caras. Una de ellas tiene la canción “Immortal Love” y la otra “Home with You”, que es una especie de himno de los 50 para la Liga bajo el formato de una canción pop.

Y además, claro, habríamos tenido algunos pequeños extras más. Iba a ser un volúmen generosamente producido...

BB: Sólo por curiosidad, ¿quién iba a hacer la música?

AM: ¿Quién haría la música? Seríamos Tim Perkins y yo imitando a una banda americana de rock and roll de los 50. Acabo de descubrir en esta tardía etapa de mi vida que, de hecho, soy un impersonator de Elvis. Pero tendrás que esperar y escucharlo por tí mismo, ¿sabes? [Poniendo la voz con un tono como el de Elvis Presley] "Uh huh, thank you very much."

[Sin embargo, creo que DC enfrío el proyecto y lo dejó a un lado debido a motivos legales. En realidad nunca llegó a aparecer. Sin embargo, todavía es posible que esto pueda llegar a verse en un futuro.]

Jerusalem
Estado: Novela no publicada

Una novela ambientada en Northampton que está escribiéndose en la actualidad. Probablemente será publicada por Top Shelf.

KA Laity comenta: Jerusalem es otra novela con un enfoque territorial, centrada en una parte aún más pequeña de Northampton.


John Dee Opera
Estado: Opera no publicada.

Fue escrita originalmente por solicitud de Damon Albarn, que quería hacer algo similar a su espectáculo Monkey y le pidió a Alan si podría escribir algo para ellos. Sugirió una ópera basada en la vida del primer mago de la Corte de la reina Isabel, John Dee. Más tarde Moore se retiró del proyecto, y su trabajo se publicó en Strange Attractor Journal Four en 2011, disponible aquí.

Historia de Juez Dredd
Estado: Historia no publicada

“Pesadilla en la planta dieciocho” era una historia de Juez Dredd escrita por Moore, hecha sólo como muestra de guión para el editor de 2000 AD Alan Grant (que la rechazó). Ni siquiera sé si Moore tenía la intención de acabarla. El guión de la primera parte apareció en "The Extraordinary Works of Alan Moore".


Limbo
Estado: Serie de comic-book no publicada

Destinada a aparecer en Tomorrow Stories, iba a estar dibujada por Shane Oakley. Es poco probable que llegue a aparecer, pero nunca se sabe. Hay algo de información aquí.

Lois Lane
Estado: Serie no publicada

cunning_magee comenta: Uno de los proyectos para DC no mencionados hasta ahora es la miniserie de dos números de Lois Lane que Moore tenía intención de hacer. Recuerdo haberlo visto mencionado en el antiguo fanzine "Amazing Heroes" editado por Fantagraphics. Se echó atrás cuando le dieron a Byrne el visto bueno para que reiniciase la franquicia de Superman, y todas las demás versiones de Supes (y obviamente sus personajes secundarios) fueron dejados de lado.


Lux Brevis
Estado: Serie de cómic no publicada

Destinada a aparecer en la antología de terror editada por Tim Truman y que iba a ser publicada por First Comics, nunca llegó a realizarse. Iba a ser una historia de seis capítulos de ocho páginas cada uno y sería dibujada por John Totleben. Los lápices de la primera entrega aparecieron en Kimota!, y se llegó a escribir el guión del segundo episodio. Es poco probable que aparezca, pero nunca se sabe.

Martian Manhunter
Estado: Serie de cómic no publicada /Capricho

Puede que se llegase tan lejos como para enviar una propuesta formal a DC, pero creo que tan sólo era un capricho.

Marvelman
Estado: Novela Gráfica no publicada

"Además tenemos redactados los argumentos de tres épicas entregas de cuarenta páginas, con Marvelman, V y Pressbutton," comenta Dez Skinn en Warrior número 8. Dichas propuestas se encontrarán enterradas en una caja del sótano de Dez. No puedo ni imaginar en qué consitirían, a menos que fuesen una versión comprimida del Libro Tercero de Miracleman.


The Moon & Serpent Bumper Book of Magic
Estado: Grimorio no publicado

Un libro en tapa dura de 320 páginas sobre la magia co-escrito entre Alan Moore y Steve Moore, y dibujado por varias luminarias del mundo del comic-book, incluyendo a Rick Veitch y Melinda Gebbie. Aún se está escribiendo.

Minutemen
Estado: Serie de Comic Book no publicada

Precuela de Watchmen. Posiblemente llegó a ser una propuesta formal.


Once There Were Daemons
Estado: Serie no finalizada

Comenzada en el fanzine Embryo 5 en Noviembre de 1971 cuando Moore tenía dieciocho años, es totalmente injusto que alguien la haya desenterrado y puesto en la web (aquí). Una vez le comenté a William Christensen, de Avatar Press, que deberían redibujar los episodios y que Antony Johnson podría completarlos, pero tampoco se lo dije muy en serio.

Destaca por incluír una raza alienígena llamada Qys, que más tarde desempeñarían un importante papel en la reactivación del super-héroe británico Marvelman que Moore llevó a cabo en la década de 1980.

Pearl of the Deep
Estado: Serie no publicada

Iba a ser incluida en Tomorrow Stories. Es poco probable que aparezca alguna vez, pero nunca se sabe.

The Soul
Estado: Serie no publicada

Esta era una serie destinada a aparecer en Tomorrow Stories, pero al final estará incluida en "The Moon & Serpent Bumper Book of Magic".

The Spectre
Estado: Serie de comic-book nunca publicada

De acuerdo con Kevin O'Neill en The Comics Journal:

Y antes [de la serie de Bizarro] nosotros [O'Neill y Alan Moore] íbamos a hacer The Spectre, pero nunca la empezamos.


Supreme
Estado: Serie de comic-book no finalizada

Los guiones probablemente se encuentren en el gabinete de Rob Liefeld.

Anónimo comenta: Es probable que sólo se escribiese un guión, aunque no haya sido editado. Probablemente el Tercer Año esté trazado por completo.

(Esto se ha discutido en Lying in the Gutters, aunque no se llegó a una verdadera conclusión.)

Anónimo dice: Se supone que es un “team-up” entre Alan Moore y Alex Ross.

Año 1999: "En una entrevista con Newsarama, Rob Liefeld reveló que recientemente Alan Moore (La Cosa del Pantano, Watchmen, ABC) y Alex Ross (Marvels, Earth X) están desarrollando juntos un proyecto de Supreme para Awesome Entertainment bajo el título de Supreme: WW Infinity".

"Alan Moore y Alex Ross están trabajando en secreto en un proyecto para Awesome que se llamará Supreme: WW Infinity. Moore compartió con nosotros que sería un proyecto limitado debido a que está totalmente ocupado con America's Best Comics, por lo que se puede decir que la mayor parte del crédito se la deberían dar a Ross. Ross ha dicho que estará listo antes del próximo año".

Esto suena como que podría haber existido alguna afiliación superficial con Awesome después de que Alan Moore comenzase a trabajar en la línea ABC.

[Ver también la entrada de Warchild]

Colaboraciones entre Alan Moore y Alex Ross: aquí.

Tommy Tomorrow
Estado: Serie de cómic no publicada /Capricho

Iba a ser dibujada por Dave Gibbons. Creo que sólo llegó a existir como capricho. Una vez Gibbons me comentó en una convención que le gustaba que el personaje llevase pantalones cortos, y eso pudo haber sido lo que les llevó a pensar en hacerlo.

rab62 añade: En algún momento alrededor de 1989 o cerca de esa fecha, les lancé una propuesta a DC para renovar a Tommy Tomorrow, pero no tuvo ningún éxito. Se lo comenté a un tipo llamado Dave Elliott (que entonces estaba en A1, y más recientemente ha trabajado en Radical Comics) y su respuesta fue "¿Sabes por qué Tommy Tomorrow apesta? Porque pasea por el espacio en pantalones cortos." Pensé que en ese momento era una gran respuesta, pero ahora me pregunto si no lo diría como una especie de broma o como una referencia dentro de otra.

Tomorrow Stories
Estado: Varias series no publicadas

Iban a aparecer varias series en la antología, entre ellas: The Soul, Pearl of the Deep, y Limbo (con Shane Oakley).


Top Ten: Season Three
Estado: Serie no publicada

Es posible que se pensara en que algunos otros artistas utilizaran las ideas que tuvo Moore para la serie, aunque nunca se ha comentado hasta dónde habrían profundizado.

Twilight of the Superheroes
Estado: Serie no publicada

Una maxiserie para DC Comics propuesta por Moore que finalmente se filtró en la web. Aquí, traducida al castellano.

Unearthing
Estado: Proyecto fotográfico nunca publicado

Además de la pieza de Iain Sinclair, "London: City of Disappearances" (Hamish Hamilton, Londres, 2006), y la grabación de spoken-word, Unearthing también iba a ser el título de una foto-novela ilustrada en tapa dura al estilo fumetti, junto con el fotógrafo Mitch Jenkins, y al parecer aún puede que sea publicada por Top Shelf en algún momento de un futuro razonablemente cercano.


V for Vendetta
Estado: Novela Gráfica no publicada

"Además, tenemos redactados los argumentos de tres épicas entregas de cuarenta páginas, con Marvelman, V y Pressbutton," Dez Skinn en Warrior número 8.


Warchild
Estado: Novela Gráfica no publicada

Un guión para una novela gráfica inspirada en Tarantino debe estar guardado en el gabinete de Rob Liefeld, y puede que aparezca algún día si alguien se digna a comprarlo.

En una entrevista Rob Liefeld comentaba:

Liefeld sigue hablando de un comic-book llamado Warchild escrito por Moore del que posee los derechos. Está escrito poco después de que Moore viese Pulp Fiction por primera vez y trata del concepto de los caballeros-de-la-tabla-redonda ambientándolo en una ciudad mafiosa al estilo de las de Tarantino.

“Tengo a Moore grabado en cinta hablando durante cuatro horas sobre ello. Es mi posesión más preciada”.

“No habrás vivido nada hasta que hayas oído a Alan describiendo a los héroes (la historia está ambientada en un futuro próximo) y cómo se quedan atrapados en un parque de diversiones en Compton, donde una de las diversiones que les ocurren es un tiroteo.

“Se lo entregué a un par de dibujantes pero me lo devolvieron. Las primeras diez páginas son muy díficiles visualmente, son duras de roer. Así que probablemente lo publiquemos en forma de guión narrativo. No puedo con ello, y la vida es muy corta.”

"Está de pie encima de un edificio, mirando por la ventana desde cierto ángulo, mientras que la persona que está sentada se atusa el pelo mirándose al espejo... y las descripciones de la viñeta... vamos, ¿cómo voy a hacer eso? Podría tomar una fotografía para hacer el “storyboard”, ¿pero cómo voy a hacerlo para todo el guión? Es algo muy difícil."

Anónimo comenta: En otra entrevista,

Michael David Thomas: ¿Cuántos guiones tienes sin publicar de él [Alan Moore]?

Rob Liefeld: Veamos... cuatro Youngbloods más, cuatro Glory más, 4 Warchild (cada uno de 48 páginas) más, tres Supremes más. Unos quince.

Los Warchilds son sustancialmente más gordos. Al menos tengo unos quince. Es un buen material.

Estoy seguro de que las cosas que tengo en el cajón sólo serán apreciadas cuando, con los años, se hayan vuelto más deseables para los fans. Una vez más, esa es una de las razones por las que quería tomarme un tiempo de espera antes de enviar todas estas cosas hacia esa locura que es la industria del cómic. Tienes al impresor tomando un buen pedazo del pastel. Diamond también toma su pedazo y tú no consigues penetrar en el mercado tanto como te gustaría. Antes de seguir con nada más, quería volver a pensar qué estrategia tomaría para realizarlo.


Youngblood
Estado: Serie no finalizada

Probablemente los guiones se encuentren en el gabinete de Rob Liefeld.

Anónimo comenta: El guión del número cuatro se filtró en la web. Creo que los resúmenes de los números 5 a 7 (o algo parecido) también se filtraron, por lo que presumiblemente esos guiones también fuesen escritos.

Hay algunas páginas del Awesome Universe Handbook de Moore que incluyen planes de futuro para Youngblood.

[Ver también la entrada de Warchild]

Yuggoth Cultures
Estado: Libro no publicado

Iba a ser publicado por Creation Books, y está listado con número ISBN en el libreto del CD de Hexentexts. Al parecer, la mayor parte se perdió en la parte trasera de un taxi, y tan sólo quedan fragmentos que sirvieron como base para el proyecto de Avatar Comics del mismo nombre.


Xenon
Estado: Novela que nunca llegó a existir

Es el título de un libro que puede verse en una viñeta dibujada por Todd Kleinen y en la que aparece la Biblioteca del Sueño de Sandman.

-----------------------------------------------------------------------------------

En el blog de Lance Parkin, están listados algunos proyectos más.