lunes, 7 de diciembre de 2015

ALAN MOORE RESPONDE A 75 PREGUNTAS DE SUS FANS (5 DE 6)



PARTE 1PARTE 2PARTE 3, PARTE 4.

--------------



PREGUNTA Nº 50

Querido Sr. Moore. Como sólo se me permite hacerle una pregunta me temo que voy a tener que hacer una enorme... ¿Cree usted que, dada nuestra posición aparentemente única en este mundo, la Humanidad como tal tenemos la obligación de alcanzar algún logro durante nuestra permanencia como especie en el Planeta, y si es así, cree que existe alguna esperanza de que en algún momento en el futuro seamos capaces de llegar a hacerlo?

Muchas gracias, K.

Alan Moore: Aunque no estoy completamente seguro de que exista alguna autoridad o fuerza externa que nos haya preparado para cumplir con nuestro deber y acometer algún logro como especie sapiente, creo que debería ser imperativo que nos comportásemos como si ese fuese el caso. En cuanto a si creo que la especie llegará a alcanzar un objetivo tan trascendente, sea cual sea el mismo, probablemente soy mucho más optimista que aquello diagnosticado por mi ficción durante tanto tiempo podría haber hecho creer sobre mí: por lo que sabemos podríamos ser la única diminuta mota con vida avanzada que existe en todo el Universo; la única parte del Universo que tiene consciencia, la única de todo el Universo que puede mirarse a sí misma y quedarse maravillada. Si ese fuese el caso... deberíamos valorarnos más a nosotros mismos y cuidar más de nosotros mismos y de nuestro entorno. Si es que ese fuese el caso... entonces incluso podríamos decir que ya hemos alcanzado un logro muy importante. Podríamos ser el inicio del sistema nervioso y sensorial del Universo. E incluso aunque nos extinguiésemos el día de mañana, o en cien, o en millones de años, bajo mi punto de vista desde el que observo un sólido y eterno continuo de espacio-tiempo, tampoco podría negarse dicho logro. Hagamos lo que hagamos, o lo que dejemos de alcanzar en el futuro, cada momento consciente de nuestro presente inmediato es una improbabilidad impresionante y milagrosa que muy posiblemente nunca haya sido replicada a lo largo y ancho de todo nuestro cosmos. Hasta donde sé, el oro sólo puede ser creado por la colisión de supernovas. Ese es el motivo por el que en nuestro planeta sólo existe bastante del mismo como para fundirlo en un cubo que tendría como área de la base donde se apoya el equivalente a más o menos el tamaño de una cancha de tenis, y también la razón por la que cualquier anillo de oro tenga una pequeña pero mesurable cantidad de oro extraído de los templos mayas o de los rellenos para dientes de víctimas del Holocausto. Puedes apostar que el oro es tan raro en todo nuestro Universo como lo es en la Tierra. Y sin embargo, los ejemplos de vida inteligente son mucho, mucho, mucho más raros que el oro, y sería estupendo que pensáramos un poco más en nuestra escasez, y por lo tanto en lo valiosos que somos.



PREGUNTA Nº 51

La Liga de los Hombres Extraordinarios me parece una de las deconstrucciones literarias más ambiciosas que se hayan hecho alguna vez en la ficción. Según ha ido evolucionando el concepto de esta "Liga de la Justicia Victoriana" a lo largo de todas sus historias, con el "Dossier Negro" enclavado en la década de los cincuenta y luego con la saga de "Century", donde participaron personajes que se encuentran en dominio público y otros que no, como cierto espía británico y un chico mago... ¿os habéis enfrentado alguna vez con algún obstáculo legal o recibido críticas por parte de los dueños de dichas propiedades?

Alan Moore: La respuesta corta es que no, que nunca hemos tenido que hacer frente a obstáculos legales o recibido crítica alguna por parte de los creadores de cualquiera de las propiedades que mencionas o de sus herederos... No es de extrañar, ya que nos hemos cuidado mucho a la hora de utilizar algún nombre que tenga una marca registrada o algo que se le asemeje, y por si acaso no creo que hayamos hecho algo que no pudiera ponerse bajo la amplia férula de la sátira, lo que ciertamente siempre resulta más permisible. Sin embargo, mientras estábamos trabajando en "Dossier Negro" sufrimos una buena cantidad de interferencias por parte de nuestros editores americanos, al parecer más tímidos y asustadizos, ninguna de las cuales llegó a tener relación alguna con lo que ocurrió a continuación en el mundo real, algo que cualquier vertebrado con la edad mental de más de once años podría haber predicho en cualquier momento. Del mismo modo, en relación a "Century", uno de nuestros debilitados diarios nacionales, con la intención de animar sus ventas y la carrera de su periodista, intentó generar cierta controversia que les habría permitido habilitar un montón de titulares con las palabras "Harry Potter" en ellos, aunque finalmente no ocurrió absolutamente nada, como siempre ha sido el caso cada vez que alguien de los cómics o de los medios de comunicación te comenta que sin duda ocurrirá algo y que atraerás la ira de Dios sobre tu persona y sobre la industria en general. A menudo pienso que una de los motivos principales por los que al medio del cómic le gusta presentar sus visiones sobre la valentía sobrehumana embozadas y vistiendo con una capa es porque en realidad sufren una remarcada carencia de mercancía que vender. Pero gracias por tus observaciones acerca de la deconstrucción en la ficción. Aunque no siempre complacerá a todos, o incluso no lo haga con nadie, no creo que podamos ser criticados por demostrar falta de ambición.



PREGUNTA Nº 52

A veces en mi hijo cobra vida un lado muy oscuro, además de sufrir alguna depresión ocasional, pero creo que es un alma gentil y llena de amor que todavía está oculta. Es alguien muy inteligente pero también es el villano / orco / Troll / dios demonio de los juegos, el que abusa de los matones de su colegio, bosqueja cosas oscuras y devora libros (los tuyos, Dune, G. R. R. Martin, Pratchett, Peter V. Brett.) Somos americanos que vivimos en Francia, ¿algún consejo sobre cómo ser uno mismo en un mundo que te dice que no encajas en él?

Alan Moore: Sin saber cómo es tu hijo, y sin querer presumir de que entiendo los complejos asuntos por los que estará atravesando su mente (ya que a los 14 años lo que más actúa en ella es la química), me gustaría suponer que su deseo (probablemente fugaz) de adoptar un papel oscuro o terrorífico probablemente nazca de un miedo totalmente comprensible. Recuerdo que desde la perspectiva de los catorce años el mundo parecía un lugar lleno de peligros inminentes que, a esa edad, no tenía ni idea de cómo afrontar. Además, todo esto le está ocurriendo en un momento en el estamos empezando a darnos cuenta de que nuestras dulces, naturales y rutinarias personalidades con las que hemos estado viviendo durante los primeros diez años más o menos de nuestra vida sin grandes dificultades existenciales, claramente no van a bastar para poder hacer frente al aterrador y extraño territorio de la adolescencia. Los rasgos que la abuela encontraba tan adorables ni van a ser suficientes para alejar a los agresores ni atraerán a una chica o un chico. De hecho, probablemente será al revés. Esta es una edad en la que luchamos frenéticamente para diseñarnos una identidad que sea viable para nosotros mismos, y tendemos a hacerlo haciéndonos con pequeños retazos prestados de la gente que conocemos, o más a menudo de personajes totalmente ficticios a los que admiramos de alguna forma. No quiero ni pensar en la cantidad de los que en otro caso serían potencialmente bondadosos jóvenes que han crecido con la impresión de que actuar como James Bond es lo que te convierte en alguien irresistible para las mujeres adultas, con el mismo atractivo que tiene James Bond para un niño de doce años. Me imagino que lo que ocurre con tu hijo es que seguramente se está creando un personaje "oscuro" como una forma de armadura para poder proteger a la persona vulnerable que la mayoría de nosotros tenemos debajo de ella. Afortunadamente, a esa edad nos probamos identidades como si fuesen máscaras en una tienda de disfraces, y nos damos cuenta de que por lo general realmente no funcionan, o sin duda no lo hacen para nosotros. Comentas que él ha leído mi obra, así que supongo que quizá haya leído Watchmen y que tal vez encontrase ciertas cualidades en el personaje de Rorschach que seguramente cree que resultan admirables. Aunque escribí dicho personaje para mostrar cómo podría ser la vida interior y social de un vigilante enmascarado obsesionado con hacer justicia, de hecho ya ha habido un par de adultos que me han dicho lo mucho que se identifican con el personaje... lo cual, de nuevo, tan sólo me parece un vano intento de convertirse en la cosa más aterradora del mundo en un mundo que personalmente ellos encuentran aterrador. Eran adultos, y en ninguno de los casos hizo que su fijación terminara en una situación que pudiésemos llamar envidiable para su vida. Por suerte, tu hijo tiene catorce años, una edad en la que ese comportamiento es completamente normal y comprensible. Al igual que lo he hecho yo, te habrás podido dar cuenta de que nadie en su sano juicio quiere tener una cita con Skeletor o con Ernst Stavro Blofeld, y muy probablemente tu hijo terminará adaptándose y moderándose hasta llegar a un punto donde se sienta seguro y feliz consigo mismo, un momento en el que es muy probable que veas que tu hijo tiene mayor confianza en sí mismo y donde resurgirá como persona, aunque sea de una forma modificada y más sofisticada. En cuanto a cómo se puede ser uno mismo en un mundo donde sientes que no encajas, tan sólo puedo aconsejarte que te dejes crecer una barba, hables con un profundo e ininteligible acento regional inglés acerca de cosas que las personas normales y racionales nunca han considerado ni por un segundo, y empieces a adorar a un dios serpiente de mirada espeluznante y con cabeza humana. Te lo digo por mi propia experiencia, tomar una decisión como esa siempre funciona. Y si quieres, también puedes decirle a tu hijo que si realmente quiere asustar a todo el mundo y alejarlos de él, es algo que funciona bastante bien.



PREGUNTA Nº 53

¿Cuál es tu opinión sobre la generación actual? ¿Crees que está mejorando o empeorando?

Alan Moore: Oh, creo que como todas las generaciones es probable que sea mejor y peor que las anteriores al mismo tiempo, y creo que con los años mejorará en general en lugar de empeorar. Dado el aumento masivo de la complejidad del mundo a la que tiene que hacer frente, creo que lo está haciendo bastante bien. Mi única preocupación... y esto ciertamente no es algo que solo le atañe a una generación en concreto... es que muchas personas pueden rehuir dicha complejidad y retroceder hacia algo simple, reconfortante y finalmente paralizante como la nostalgia o la añoranza de una ensimismada infancia sin complicaciones. Encarar el día a día en la actualidad siempre es algo que exige una gran cantidad de fortaleza y valentía. En nuestra época, intentar hacer lo más adecuado es lo que cualquiera de nosotros, de cualquier generación, quiere hacer realmente.

PREGUNTA Nº 54

¿Cuál es el comic book más aterrador que hayas leído nunca?

Alan Moore: Por el enorme impacto que tuvo en mí en el momento en el que me los leí, creo que los cómics más aterradores que he leído nunca son los mejores de la línea de terror de la EC, quedándose muy cerca, en una segunda posición, el trabajo que hizo el genial Archie Goodwin para Creepy y Eerie de la Warren.

PREGUNTA Nº 55

¿Has pensado en hacer algo relacionado con "In the Realms of the Unreal" de Henry Darger? ¿Crees que en tu producción se pueden encontrar algunas influencias de su universo?

Alan Moore: Aunque la obra de Darger me parece fascinante, me temo que no estoy lo suficientemente familiarizado con ella como para centrarme creativamente de una forma seria. Recuerdo comentar que si podríamos incluir a un par de los niños inquietantemente hermafroditas de Darger en la secuencia en 3D de Dossier Negro titulada “Blazing World”, pero lamentablemente es algo que terminamos omitiendo por falta de espacio.



PREGUNTA Nº 56

¿Qué piensas sobre el legado de Watchmen? En particular me gustaría saber lo que opinas sobre el impacto que ha causado en algunos autores que parecen omitir el hecho de que la violencia sirve a un propósito y la utilizan como una licencia para glorificarla a través de su propia obra.

Alan Moore: Como ya he insistido probablemente demasiadas veces, Watchmen es una de las muchas obras sobre las que ya no tengo interés alguno. En cuanto a su legado, en este caso me imagino que habrá ocurrido como tú mismo señalas, y habrá habido autores que han utilizado la naturaleza supuestamente "seria" y "adulta" de Watchmen para justificar el sexo y la violencia bastante adolescentes que aparecen en su propio trabajo. Desde luego, no veo que haya habido demasiada gente que haya intentando igualar o mejorar su innovaciones narrativas, algo que habría sido la única parte de una supuesta herencia generada por la obra que realmente podría haberme interesado.



PREGUNTA Nº 57

En primer lugar, quiero darte las gracias por todas las estupendas obras que nos has ido entregando a lo largo de estos años. Una pregunta esotérica: has mencionado la provocativa teoría de que el espacio-tiempo tiene la forma de una pelota de fútbol en 4D con el Big Bang y el Big Crunch en sus extremos. ¿Te importaría especular un poco acerca de la geometría del idea-espacio? ¿Qué parte de dicha geometría podría estar reservada para los horrores Lovecraftianos? ¿O sólo es otra geometría futbolística que ha terminado al igual que lo ha hecho la onceava temporada de "The Bachelorette", la serie de la ABC?

Alan Moore: Las especulaciones más interesantes y más o menos recientes acerca del idea-espacio y de su geometría se produjeron durante una conversación que mantuve con mi añorado amigo Steve Moore, mi cómplice y luz en el camino, fallecido recientemente. Hablamos sobre las posibles explicaciones teóricas de sistemas adivinatorios como el tarot o el I-Ching, y nos preguntamos si sería posible que alguno de esos sistemas de adivinación nos permitieran acceder a nuestras propias mentes, pero en algún momento en el futuro. Eso me llevó a sugerir que todo el asunto presumiblemente dependería de cuántas dimensiones podíamos afirmar que tiene la conciencia. ¿Ninguna? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres? ¿O cuatro o más, en cuyo caso estaríamos hablando del tiempo como otra distancia dimensional? En cuanto a qué parte de la idea-espacio está reservada para los horrores Lovecraftianos, puedes encontrar una meditación ficticia sobre esa misma temática en los últimos episodios de "Providence", y si mis teorías sobre el espacio-tiempo en forma de sólida cuarta dimensión son correctas, entonces todo habrá terminado ya, de forma simultánea a su arranque. Nosotros y todos los que conocemos llevaríamos muertos varias décadas, y ahora mismo habría gente en el S. XXII sonriendo burlonamente mientras observa fotografías que delatan nuestros ridículos peinados y nuestro primitivo sentido de la moda.



PREGUNTA Nº 58

Si se fuese a adaptar una (y sólo una) de tus obras al cine, ¿cuál sería?

Alan Moore: Como he tratado de explicar hasta la extenuación durante esta última década, el problema que tengo con las adaptaciones cinematográficas de mi trabajo es el mismo que tengo con las adaptaciones en general. La única idea que hay detrás de traspasar algo de un medio a otro para el que no estaba previsto en un principio es hacer más dinero, por lo general a expensas de la integridad de la obra en cuestión, y en realidad eso es algo que no me motiva o por lo que me ponga a trabajar. Ya les hemos explicado a los ansiosos interesados del medio del cine que nunca se hará una adaptación cinematográfica de "Jerusalén". De hecho, el único trabajo cinematográfico con el que estoy a gusto (salvo que sea las siempre encantadoras apariciones en las obras de gente como Andrew Kötting) seguramente sea Jimmy´s End / The Show, que fue escrito con la intención de ser realizado como una obra para el cine, explotando las cosas que sólo se pueden hacer a través de ese medio. Y por si sirve de algo, tengo la misma determinación para que The Show no sea adaptado como cómic o sea novelizado que la que tengo respecto a otros intentos de adaptar mis guiones al cine. Al menos intento ser coherente con mi hosca y poco razonable actitud.



PREGUNTA Nº 59

Sé que no te gustan las adaptaciones cinematográficas de tus obras, pero ¿crees que Watchmen estaba más cerca de lo que querías hacer o crees que se encuentra en el mismo nivel que "La Liga de los Hombres Extraordinarios" y "From Hell"?

Alan Moore: No sólo no apruebo los intentos de adaptar mi trabajo a un medio en el que nunca tuve la intención de que apareciera, sino que además, nunca he visto ninguna de esas películas y más o menos mantengo el mismo desprecio por todas. Diría que la película de Watchmen me pareció particularmente equivocada, que lo único que les parecía importarles de Watchmen fue el despliegue de nuevas técnicas y posibilidades narrativas que habían sido diseñadas como algo propio del medio del cómic y casi imposibles de utilizar en cualquier otro. Ciertamente no fue un intento de revitalizar un género de super-héroes agotado. Todo lo contrario: al igual que ocurría con la serie de Marvelman anterior era una crítica de los super-héroes, y una meditación sobre cómo serían estas figuras si fuesen nefastamente trasplantadas a una ambientación realista, y más importante, a un mundo adulto para el que nunca fueron diseñados. La página inicial de Watchmen, con su increíblemente largo plano que se aleja de algo detallado tirado en un desagüe hasta llegar a un punto de vista por encima de la calle, era una honesta y planificada forma de comenzar con la puesta en escena que no podría ser replicada ni en la literatura ni tampoco en el cine, por eso ideé aquella escena inicial de la obra, y me imagino que esa fue la razón por la que en la versión cinematográfica aparentemente eligieron dejarla fuera.



PREGUNTA Nº 60

¿Qué película de terror "mainstream" crees que es la más erótica?

Alan Moore: Es una pregunta algo comprometida. Si por ejemplo dijese que "Godzilla", entonces (justificadamente) la gente me haría preguntas sobre mi sexualidad durante el resto de mi carrera literaria. En realidad te aseguro que no pienso en las películas de terror como algo particularmente erótico, aunque creo que muchas películas eróticas son horribles.