miércoles, 7 de marzo de 2018

EL KAPITAL DEL PATO SEGÚN KARL BARX

Artículo de Dwight R. Decker para The Comics Journal nº 65 (1981). Primera ilustración: Don Rosa, resto de ilustraciones: Carl Barks. Traducción: Frog2000.

"Five billion quintuplatillion
umptuplatillion multuplatillion
impossibidillion fantasticatrillion
dollars is worth trying to save!"

-Tío Gilito en "Land Beneath the Ground" [Viaje al Centro de la Tierra] (1956).

Los lectores de las historias clásicas del pato Donald y el Tío Gilito de Carl Bark nunca olvidarán el monumental "depósito de dinero" de este último [Scrooge McDuck en el original], un enorme edificio en forma de cubo lleno casi hasta el techo de dinero. La cantidad exacta que contiene nunca se ha especificado claramente (más abajo intentaremos estimarla, aunque puede parecer un poco exagerada), pero el volumen del relleno del efectivo se ha comentado más de una vez: tres acres cúbicos.
Créelo o no, ese único dato puede ser suficiente para continuar. No hace mucho tuve algo de tiempo libre y una calculadora, y después de hacer números (por no mencionar algunas muy subjetivas suposiciones), se me ocurrió una cifra aproximada que podría proporcionar una estimación aproximada de cuánto cambio podría tener el viejo pato entre sus manos. Soy el primero en admitir que mis conclusiones pueden ser discutibles. Os invito a todos a que verifiquéis mis matemáticas y desafiéis mis postulados. Sin embargo, tened en cuenta que la primera regla a la hora de realizar un ejercicio de esta naturaleza es no tomárselo demasiado en serio.
Un acre es una medida del área de superficie (43.560 pies cuadrados, [de la wikipedia: un acre es una medida de superficie, usada en agricultura en varios países. Según el país y la época, equivale a varias superficies, generalmente entre treinta y sesenta áreas. / Estas medidas son de cuando se escribió el artículo, equivalen a 13.277 metros]), aunque el término "acre cúbico" no tiene sentido, porque fue ideado por Barks para producir un efecto cómico. No obstante, se puede determinar el volumen de un acre cúbico. La raíz cuadrada de 43.560 es aproximadamente 209 (208,71033, para ser exactos). El área de un cuadrado que mide 208,71033 pies de lado sería por lo tanto la de un acre. Proyectado sobre un cubo con esas dimensiones, el resultado sería un acre cúbico, o 9.901.422,14 pies cúbicos. Tres acres cúbicos serían 27.274.267,2 pies cúbicos, un cubo que mide poco más de 301 pies de lado [91,745 metros]. (Las ligeras discrepancias se deben al redondeo por parte de mi calculadora algo limitada. Mi primer impulso fue redondear aún más, pero quitar un solo pie de las dimensiones para hacer una buena y ordenada suma de 300 pies, más tarde tendría como consecuencia una diferencia de casi 2.000 millones de dólares.) Este es el volumen del dinero en sí. Para contenerlo, el edificio debería ser aún más grande para permitir que las paredes tuviesen cierto espesor y una separación de entre ocho a diez pies entre la parte superior del dinero y el techo. Un edificio de estas dimensiones (300 pies de lado es la longitud de un campo de fútbol menos las zonas de los extremos) es muy grande, más grande que lo que Barks dibujó alguna vez, pero no es imposible. El edificio de ensamblaje de vehículos del Centro Espacial Kennedy tiene un volumen de 129 millones de pies cúbicos, casi cinco veces más grande que el depósito de dinero de Gilito.
La cantidad y los tipos de moneda que llenan el contenedor son difíciles de determinar con precisión. Sin embargo, por las ilustraciones de Barks se puede comprobar que lo que constituye la mayor parte del dinero de Gilito son monedas, con algún fajo de billetes ocasional. Con el propósito de simplificar los cálculos, asumí que el depósito estaba lleno uniformemente de cuartos de dólar. Ciertamente también hay centavos, monedas de cinco centavos, de diez centavos, medios dólares y dólares, junto con billetes de banco, pero mi postulado, ciertamente arbitrario, es que el promedio lo conforman monedas de veinticinco centavos. Además, los cuartos se apilan prolijamente y sus dimensiones son fáciles de calcular.
Un cuarto tiene aproximadamente una pulgada de diámetro [0,0254 metros] y 1/16 de pulgada de grosor. Una pulgada cúbica contiene 16 cuartos (o 4 dólares). Un pie cúbico contiene 1.728 pulgadas cúbicas (27.648 cuartos o 6.912 dólares). Dado el volumen de 27.274.267,2 pies cúbicos, el resultado son unos asombroso 754.078.939.545,6 cuartos, o 188.519.734.886,40 dólares. (Me doy cuenta de que es un poco difícil conseguir 40 centavos solo a base de cuartos, pero los pies cúbicos no son exactos. Supongamos que la moneda de diez centavos de Gilito, la Viejo Número Uno, marca la diferencia y se podría decir que son "50 centavos".)
Uf. Más de 188 billones de dólares es un montón de pasta. Sin embargo, hay otro factor que hay que tener en cuenta en los cálculos. Barks escribió y dibujó las historias de Gilito antes de 1965, lo que significa que las monedas que llenan el depósito principalmente son de plata. Debido al valor creciente de las monedas de plata (es decir, el contenido de plata de las monedas valía más que su valor nominal), el Gobierno dejó de acuñarlas en 1965 y las cambió por una aleación de cobre y níquel. Mientras escribo esto, los coleccionistas de monedas con los que he hablado pagan 3,00 dólares por un cuarto de plata anterior a 1965, lo que quiere decir que apoquinan 12 veces su valor nominal. (Sospecho que esta cifra es un poco baja y la tasa actual podría ser un poco más alta.) Por eso, si en teoría la fortuna de Gilito estuviese completamente formada por monedas de plata, esa masa de metal tendría un valor de 2.262.236.818.636,80 dólares.
¿Significa eso que Gilito posee más de 2 billones de dólares? Solo en el sentido de que la plata es preciosa precisamente porque es un metal raro. Si Gilito comenzase a vender sus monedas, engordaría el mercado de la plata mucho antes de que empezase a hacer mella y gasto en su tesoro, y reduciría el precio de las monedas de plata a su valor nominal, si es que eso fuese posible. Mientras tanto, solo para defender su dinero y guardarlo, Gilito sufre ciertos problemas, porque un cuarto pesa alrededor de 1/5 de onza [1 onza equivale a 28,3495 gramos]. Mis imaginarios cálculos demuestran que la masa total de dinero pesa 4.712.993,35 toneladas, y que la masa descansa sobre aproximadamente 90,61 pies cuadrados de espacio. Si hablamos en términos generales, eso son 52 toneladas por pie cuadrado, o 722,5 libras por pulgada cuadrada. En comparación, hay que considerar que las casas están construidas teóricamente para soportar cargas de 40 libras por pulgada cuadrada de suelo. Las salas de reuniones u otras áreas donde se reúnen multitudes tienen una capacidad nominal de 100 libras por pulgada cuadrada, los talleres con maquinaria de 50 a 200, y las fundiciones y los almacenes de 200 a 300. ¿En serio que el depósito de dinero de Gilito admite más de 700? Todo lo que puedo decir es que será mejor que toda esa masa no repose en el segundo piso del edificio, o que Dios tenga misericordia del personal de las oficinas inferiores.
Para el caso, ¿qué pasa con las monedas en la parte inferior de la pila? Un cuarto puede soportar breves altas presiones sin sufrir deformaciones, pero ¿qué hay de 722 libras por pulgada cuadrada de manera constante año tras año? Después de algunos años, las monedas de las capas inferiores podrían no ser reconocibles. Si el dinero no estuviese bien apilado, la situación sería mucho peor (aunque las columnas de cuartos de más de 300 pies de altura pueden ser difíciles de mantener). En las historias se representa claramente el dinero como una masa que se sigue apilando mediante palas o que se vierte directamente en el edificio. Se podría pensar que las monedas son moléculas individuales que forman parte de un líquido muy denso que fluye para adaptarse a la forma de su contenedor. Si los Golfos Apandadores apuntasen un rayo desintegrador contra el depósito causando que el edificio se desvaneciese instantáneamente, la forma cúbica del dinero del interior se colapsaría casi con la misma rapidez. Lo que quedaría sería una colina de dinero más baja con los lados inclinados. Debido a que las paredes no solo mantienen a los Golfos Apandadores lejos de la entrada del dinero, el peso del dinero empuja no solo contra el piso sino también contra las paredes. Mejor que un ingeniero calcule la fuerza de presión que puede suponer, pero al menos, Gilito necesita paredes extremadamente gruesas y probablemente un gigantesco refuerzo externo. Construir un edificio independiente en forma de cubo completamente vacío de este tamaño sin soporte interno es bastante difícil, pero llenarlo de monedas solo complica las cosas.
Por lo tanto, ¿ es el dinero de Tío Gilito un absurdo? Por supuesto que lo es. De acuerdo con el Almanaque Mundial, el valor total de todas las monedas americanas solo suman aproximadamente 11 mil millones. Gilito posee mucho más que esa cifra. Tal vez haya que tener en cuenta la idea de que hasta cierto punto, el valor del dinero es una ficción acordada. En una economía compleja, el intercambio de pollos o kilos de manzanas por bienes y servicios no resulta práctico, por lo que el dinero se inventó como un conveniente medio de intercambio. Un billete de dólar no vale nada, excepto como recibo del valor de producción de un dólar. La riqueza real no está en poseer montones de dinero, sino en ser propietario de granjas, fábricas, tiendas y bienes raíces. Por eso un verdadero millonario tendría dificultades para reunir un millón de dólares en efectivo en cualquier momento: su dinero está invertido. No lo tiene metido en un colchón o amontonado en una papelera. En cambio, lo ha puesto a incrementar dividendos invirtiéndolo en empresas que espera que le hagan ganar aún más dinero.

Sé que Tío Gilito sabe bien de lo que hablo, sabe muy bien lo que vale su dinero. Pero la razón principal por la que lo tiene es para poder nadar en él.

No hay comentarios: