jueves, 5 de marzo de 2015

UNSANE / MELVINS SPLIT 7"


Unsane / Melvins – Amphetamine Reptile Records Cage Match Split 7" 
(Amphetamine Reptile, 2012)

1-Unsane – The Bloat                   
2-Melvins – Alleged

miércoles, 4 de marzo de 2015

LA ENTREVISTA PERDIDA DE WARREN ELLIS, por Mikey Sutton


La entrevista perdida de Warren Ellis
(por Mikey Sutton, 2014. Traducida por Frog2000.)

Las leyendas no nacen, se hacen.

En 1999, el guionista de comic-books Warren Ellis procedió a construirse gradualmente un culto de seguidores, aunque aún no había alcanzado el estrellato de los guionistas. Sus primeras obras para Marvel Comics, especialmente una poética saga de cuatro números para Thor y la oscura belleza de "Ruins" me convencieron de que este era otro inglés iconoclasta disfrazado con el mismo estilo de Alan Moore. Ambos escribían con un filo post-punk, con un estilo literario que revoloteaba por las páginas. Fue en 1999 cuando entrevisté a Ellis, después de haberme intoxicado con el humor mordaz de Transmetropolitan. Eso ocurrió meses antes de que llegasen Planetary y The Authority, series que cambiarían tanto el aspecto como la forma de leer los comic books de superhéroes.

Algunas partes de la entrevista fueron publicadas en el periódico de instituto "The Pioneer" ese mismo año; sin embargo, esta es la primera vez que se puede leer completa en la web en su primera y cruda forma.

Mikey Sutton: ¿Cuál fue el primer cómic que escribiste?

Warren Ellis: Fue para U.K., el serial de Ciencia Ficción “Lazarus Churchyard”, para la revista Blast! Lo primero que hice para Estados Unidos fueron dos números de la serie “Legends of the Dark Knight” de DC.

Sutton: ¿Cuáles son tus influencias literarias?

Ellis: Muchas y variadas, pero por citar unas cuántas al azar: Jack Kerouac, Philip K Dick, Umberto Eco, Tom Wolfe, Dennis Potter, Iain Sinclair, J.G. Ballard, Raymond Chandler.

Sutton: "Ruins" era un brillante y perturbador vistazo al Universo Marvel. ¿Te topaste con algún problema con los editores de Marvel por culpa de su contenido?

Ellis: Asombrosamente no demasiados. Creo que la única escena a la que Marvel realmente opuso resistencia fue a la secuencia del “Anciano Violado por el Barón Mordo sobre las Nieves del Tíbet” que al final, de todas formas, no pude encajar en la serie por culpa del espacio. Me refiero a que les hice sentirse mal, pero en ese momento Marvel marchaba un poco a la deriva, y apenas experimenté problemas a la hora de sacar la serie tal cual la escribí.

Sutton: Tu breve etapa en Thor fue una de las mejores que han aparecido en el título. ¿Por qué lo abandonaste tan rápido?

Ellis: Porque había dicho todo lo que tenía que decir con el personaje. No quería seguir durante más tiempo.

Sutton: ¿Qué ocurrió con el proyecto “End Times”?

Ellis: Después de pasarme un año desarrollándolo, Marvel, bajo las órdenes de una nueva administración, decidió que no podía publicarlo. Así de simple.

Sutton: ¿Crees que la reciente compra de Toy Biz por parte de Marvel ha tenido algún efecto sobre lo que puede ser publicado por esa empresa?

Ellis: Bueno, claramente sí. Cualquier cosa que no sea para niños, y cualquier cosa que no parezca que pueda convertirse en un buen juguete, probablemente no será publicada (excluyo los títulos de Marvel Knights de todo esto). Mira lo que Marvel está preparando para publicar ahora mismo: la línea Marvel Tech. Suena como una línea de juguetes. Parece una línea de juguetes, está formada por todo tipo de personajes robóticos de Marvel. Probablemente será una línea de juguetes. Espero que las cosas se vuelvan más sencillas y que la editorial Marvel pueda comenzar a hacer el tipo de trabajo que sé que quieren hacer, como una línea para lectores adultos y también expandirse hacia otros géneros.

Sutton: ¿Es Spider Jerusalem un homenaje a Hunter S. Thompson?

Ellis: No, no del todo. Thompson fue una de las muchas influencias a la hora de crear a Spider; una de las mayores en su forma primigenia, eso seguro, pero nunca ha sido un homenaje. Spider es el contenedor de muchas personas.

Sutton: ¿Es Transmetropolitan tu predicción decididamente sombría del futuro, o es una visión satírica del mundo actual?

Ellis: Es mi mirada al mundo de hoy utilizando el futuro como una herramienta para explorar el presente. Lo cuál es la intención y el objetivo más antiguo y honorable de la ciencia ficción.

Sutton: ¿Es verdad que vas a dejar de escribir cómics de superhéroes? Si es así, ¿qué circunstancias han provocado dicha decisión?

Ellis: No crecí con los cómics de superhéroes. He tenido que aprender a escribir cómics de superhéroes. Creo que los cómics de superhéroes probablemente sean mejores cuando están creados por jóvenes para jóvenes, como la música pop. Nadie quiere ver a viejos haciendo música pop. Así que en un par de años dejaré el género.

Sutton: ¿Por qué la mayoría de los cómics de ciencia ficción son fracasos comerciales?

Ellis: : Porque la mayoría de los cómics de ciencia ficción están podridos, únicamente son series de superhéroes disfrazadas con una nave espacial o dos, y también porque los cómics de ciencia ficción rara vez alcanzan la claridad visual y la inventiva de la televisión o el cine de ciencia ficción. Si miramos el trabajo de Moebius o el American Flagg de Chaykin rápidamente podremos aprender una lección: que tuvieron éxito porque re-imaginaron lo que hacían otros medios visuales que se habían ocupado antes de la ciencia ficción. Y más importante, se trajeron la inteligencia de la novela de ciencia ficción al medio. No es que los cómics de ciencia ficción estén gafados, sólo que tienden a no ser demasiados buenos.

Sutton: Pareces disfrutar cuando recomiendas nueva música. ¿Qué opinas de los Cranes?

Ellis: Soy fan suyo desde su primer EP. Ella tiene una voz como la de una manada de bebés alienígenas. Mantiene muy bien el tono.

martes, 3 de marzo de 2015

BAD MUTHAS: HERBIE HANCOCK - CHAMELEON (1973)



"Head Hunters supuso un punto de inflexión en la carrera de Herbie Hancock, porque el disco le puso a la vanguardia del jazz fusión. Hancock ya había empujado los límites de la vanguardia con sus propios álbumes y junto a Miles Davis, pero nunca le había dado tanta cancha al groove como lo hizo en "Head Hunters". Inspirándose fuertemente en Sly Stone, Curtis Mayfield y James Brown, Hancock desarrolló ritmos profundamente funky, e incluso descarnados, sobre los que se lanzaba en solitario con los sintetizadores eléctricos, trayéndose dicho instrumento a la vanguardia del jazz. El LP dispone de toda la sensibilidad del mismo, particularmente en la forma en que se desarrollan las largas improvisaciones, pero sus ritmos están firmemente plantados en el funk, el soul y el R&B, ofreciendo tal atractivo para el mercado mayoritario que terminó por convertirlo en el disco de jazz más vendido de todos los tiempos (un récord que sería roto tiempo después). Por supuesto, los puristas del jazz condenaron los experimentos en su momento, pero décadas después de su lanzamiento "Head Hunters" sigue sonando fresco y vital, y su forma de flexionar el género fue enormemente influyente no sólo para el jazz, sino para el funk, el soul y el hip-hop."

-Stephen Thomas Erlewine para AllMusicGuide, traducido por Frog2000 en facebook.

lunes, 2 de marzo de 2015

EL APOCALIPSIS DE ABC, ENTREVISTA CON ALAN MOORE (3 de 3)


Entrevista realizada por Ye Ed para Comic Book Artist nº 25. Traducida por Frog2000. Parte 1, parte 2.

ALAN: Claro, y otra cosas por el estilo. También pensamos en cómo serían las tensiones raciales. Porque como en la ciudad está viviendo un montón de gente que da miedo y que no son humanos, entonces habrá prejuicios contra ellos, porque son de una raza diferente o por lo que sea que parezca lo suficientemente estúpido y poco probable. Me refiero a que si sueles estar acostumbrado a ver a todo tipo de seres fantásticos a tu alrededor durante todo el tiempo, entonces cualquiera que pertenezca a otra raza no debería suponerte ningún problema. Pero me parecía que si quería hacer que Neopolis pareciese una verdadera ciudad, entonces tenía que existir el equivalente a las tensiones raciales en ella. Así que pensé, bueno, una de las cosas que tiene en común un montón de gente en Neopolis, incluso aunque todos ellos tengan poderes diferentes o provengan de planetas diferentes, o lo que sea, es que son orgánicos. Pero también tenemos a un montón de robots viviendo en la ciudad. Así que supuse que ese podría ser el principal punto que podía producir dichas tensiones raciales en Neopolis, que la cultura robot hubiese empezado a estar orgullosa de sí misma, y de forma muy agresiva, como resultado del perjuicio formulado contra ella por parte de la cultura orgánica. Así que se me ocurrieron cosas como la "scrap music" que tocan los "scrappers". Y en lugar de "bitches" [zorras], ellos hablan de "glitches". En lugar de decir "Holmes", hablan sobre "ohms". [Risas.] Es divertido y te permite hablar sobre racismo sin tener que hablar en realidad sobre ello. Así podíamos incluir a un policía racista, que no es la parodia de un racista, porque no tiene problema alguno con los negros, sino que odia las máquinas. Odia a los "clickers", tal y como los llama. Empezamos a darle vueltas, "de acuerdo, así que si tenemos el equivalente entre los negros y los robots, ¿qué hay del resto de grupos étnicos? ¿Qué ocurre, por ejemplo, con los italianos? ¿Y con la Mafia?" Pensamos que, bueno, ¿qué ocurriría si fuesen vampiros? Así que pensamos que habría lobbies que protestarían contra la existencia de una Mafia vampírica, la Cosa Nosferatu. Dirían, "mira, hay un montón de Húngaros-Americanos que trabajan duro y que son completamente honestos y que no se levantan de sus tumbas cada noche para darse un festín con los vivos, y son esos otros los que nos están dando mala fama al resto." Así que tenemos a una familia a la que no le gusta que les llamen vampiros, prefieren pensar en sí mismos como "Húngaros-Americanos con una condición hereditaria de la sangre". Exploramos el origen de esa idea en The 49ers. 


Si hubiese continuado con Top Ten, podríamos haber explorado posibilidades de todo tipo. Se me ocurrió la idea de que entre los robots podría surgir un personaje del estilo de Malcolm X llamado John: 15, que era alguien muy inteligente y apasionado en su lucha por los derechos de los robots. Me di cuenta de que si los robots son el equivalente de los negros, entonces en realidad en Top Ten no había ningún policía negro. (Me refiero a que en realidad sí que hay policías negros, la mezcla racial de Top Ten es bastante buena, pero no teníamos a policías robot.) Ese fue el motivo de que apareciese Joe Pi y su inteligencia artificial, alguien que proviene de un mundo paralelo en el que los robots están al cargo de casi todo. En realidad Joe es mejor que todos los demás policías, y empezamos a meter algunas cosas interesantes como ¿qué es lo que hace que alguien sea humano? Creo que lo hicimos de una forma mucho más interesante que el típico "Oh, soy un cerebro humano atrapado en el cuerpo de un robot, pero no soy verdaderamente humano." Empezamos a formular preguntas muy interesantes, porque la idea principal era la de que el personaje de Joe Pi realmente no quería pensar en sí mismo como un humano, porque no cree que ser humano sea algo particularmente genial. Está mucho más contento siendo una inteligencia artificial superior. Así que eso nos podría proporcionar algunos diálogos bastante interesantes. Esta era la motivación para Top Ten: ¿Qué tipo de crímenes podrían ocurrir en una ciudad repleta de super-seres? ¿Cómo sería su Historia? Es algo que exploramos en The 49ers. Antes de que llegasen los super-humanos, ¿eran todos los habitantes personajes de las tiras? Resulta que sí, que lo eran. Gente como Mary Worth y Happy Hooligan, y otros como ellos fueron los primeros habitantes de Neopolis, antes de que se desarrollaran las historias y comenzaran a aparecer todo tipo de superhéroes redundantes. En cuanto empiezas a pensar en ese mundo te das cuenta de que es muy interesante. Recuerdo la primera página del número uno de Top Ten, donde pensé, "¿cómo presento a la ciudad?" Así que la primera página se desarrollaba dentro de un tren. Teníamos a un personaje que es un nuevo recluta que está viajando hacia la comisaría. Ella viste como la habitual chica punk, pero tiene una gran caja en su regazo. La ves con todos los pasajeros ordinarios dentro del tren, que se detiene en la última estación antes del puente hacia Neopolis. Toda la gente con ropa normal se baja y sube un montón de gente vestida con trajes de superhéroe. Luego se desarrollan algunas conversaciones mundanas entre los pasajeros, entre las madres y sus hijos, pero ahora todas están relacionadas con temas superheróicos. Ya sabes, un niño molestando a su madre con alguna nueva capa prismática que llevan todas las demás niñas en el colegio y otras cosas parecidas. Luego pasas la página y te encuentras en Neopolis, donde hay superhéroes por todas partes. Todas las series de ABC me parecen interesantes, pero en Top Ten creo que estábamos haciendo una interesante reflexión sobre la historia de los superhéroes con algunos pequeños y brillantes problemillas en ella. Las cosas que Gene y Zander dibujaron en los fondos son fantásticas. Puedes mirar esos números una y otra vez y todavía podrás encontrarte algún pequeño detalle hilarante que te habías perdido la primera vez. Gene está dibujando The 49ers, y Zander está haciendo la miniserie de Smax. El título de la serie será Smax, el Bárbaro. Es una historia en la que el tipo truculento, gigantesco, azul y gruñón de Top Ten regresa a la Tierra alternativa de la que proviene, antes de que viniese a Neopolis, y donde vuelve para acudir al funeral de su tío. Smax se lleva a su compañera, Robyn Singer/ Toybox, para que le proporcione apoyo moral. Resulta que proviene de un mundo de fantasía como el del Señor de los Anillos que está infestado de hobbits y que se compone de todas las historias de fantasía presentadas como nunca antes las habías leído. Hay duendes, unicornios, héroes en plena misión. Hace con el género fantástico lo que Neopolis hizo con el género de los superhéroes. Estos personajes de fantasía se apelotonan en una profusión ridícula. En ciertos momentos del día parece como si fuese hora punta, y aparecen todas estas personas que están en mitad de una misión. Básicamente, Smax siempre se ha avergonzado del mundo del que procede. Él es el equivalente a un policía de Nueva York actual que no quiere que nadie sepa que nación en Ozarks. Piensa que su pasado es risiblemente primitivo. Proviene de un mundo en el que no hay electricidad, donde está bien visto casarse con tu hermana, porque todos los demás dioses hicieron lo mismo. Así que él se avergüenza de todo eso. Ese es el motivo de que se marchase. Por eso cambió su nombre. Pero hay otras razones más para que se mudase que exploramos a lo largo de la serie.

CBA: ¿Cuántos números tiene?
ALAN: Cinco números. Zander está haciendo un trabajo fantástico.


CBA: ¿Hay algo más que vaya a salir aparte de todo esto?
ALAN: Creo que eso es todo. Hay otros proyectos en estado indeterminado, de los que realmente no puedo decir mucho al respecto porque quizá no se hagan nunca. Hay algo que voy a hacer con John Coulthart llamado The Soul, pero si terminará saliendo en ABC o no, es algo que no sé. Hay otro proyecto con John Totleben que espero hacer llamado "Pearl of the Deep", pero de nuevo, tampoco estoy seguro de en qué estado se encuentra ahora, o si saldrá o no en ABC.

CBA: ¿Tienes pensada alguna historia más para La Liga de los Hombres Extraordinarios después de la segunda?
ALAN: Si, pero no sé para cuando será. Puede que haya muchas historias más de La Liga. Me refiero a que potencialmente hay historias que se pueden prolongar en el pasado y en el futuro. Se nos han ocurrido un montón de ideas para La Liga, pero las haremos a nuestro propio ritmo y como mejor nos parezca, y vamos a hacerlas tan bien como podamos.

CBA: Pude ver el tráiler de la película de LXG y tengo que decir que lo que más me impresionó fue que me pareció que Mr. Hyde se parecía mucho al diseño de Kevin O´Neill. 
ALAN: También lo noté. Han hecho que se parezca mucho al Hyde de Kevin.

CBA: Y Nemo también tenía buen aspecto.
ALAN: Si, pude ver el tráiler de minuto y medio, y tengo que admitir que realmente no me fascinó demasiado. Estoy seguro de que será una gran película de aventuras pirotécnica que encantará a todo el mundo, pero probablemente yo no iré a verla.

CBA: La película parece bastante diferente de tus guiones, ¿verdad?
ALAN: Oh, absolutamente. Los guiones son tecnología primigenia, algo de lo que todo el mundo depende. Obviamente, a mí me gusta el cine, pero no me gusta tanto como los libros, los cómics, la música o el teatro. Las películas no están entre mis cinco medios favoritos. No es que las critique, sino que simplemente esas son mis preferencias o gustos. Siento que la literatura, escrita o hablada es una tecnología superior a la del cine. Creo que consigue un efecto genuinamente mágico. Y creo que es más humano, capaz de hacer algo mucho mayor que lo que se puede hacer con una película, y esto lo digo conociendo bien el medio del cine. Aquí incluyo trabajos como Ciudadano Kane y Sed de Mal. Incluyo las cosas de Kurosawa. No soy un ignorante del cine o lo desdeño. Pero con la palabra escrita, cualquier escritor tiene exactamente 26 símbolos disponibles. Reordenando esas 26 letras, esas 26 marcas diferentes en papel, dicho escritor puede hacerlo todo. Y con todo me refiero al Ulises de James Joyce, a las obras de Jorge Luis Borges, Shakespeare y a las de los miles de escritores brillantes que realmente han hecho avanzar la condición humana. Todos lo han hecho con esos 26. Para mí, eso es tecnología primigenia. Es lo que nos da la conciencia. Creo que el lenguaje existió antes de la conciencia, al menos según el conocimiento contemporáneo del fenómeno, que dice que el lenguaje se desarrolló antes de la conciencia. Así que para mí esa es la fuente. Lenguaje, literatura, escritura. Esa es la fuente de todo lo demás. Para mí es algo mucho más complejo, una tecnología mucho más capaz.


CBA: Cuando hablamos en Northampton tan sólo cruzamos un par de palabras acerca de la película. Yo hice una suposición y me dijiste, "no, yo lo siento de una forma completamente diferente", algo que no entiendo. Pero después de leer la entrevista, al diseñar todo este número, he acabado dándome de que la escritura y el cine son muy diferentes. Acabo de pasar una época maravillosa haciendo este número, porque en gran medida es como una carta de amor hacia ti, hacia Promethea y hacia la magia de la palabra.
ALAN: Creo que toda la magia proviene del lenguaje. El propio Aleister Crowley decía que la magia es básicamente sólo una enfermedad del lenguaje. Si tienes un idioma, eso hará que la magia sea posible. Hará que la magia sea inevitable. Porque toda tu consciencia sobre el mundo y el universo se transforma en palabras en tu cabeza, y luego, hasta cierto punto eso significa que tu realidad es como una especie de texto. En algún sitio de tu mente es texto. Lo conviertes todo en palabras. Estás mirando una silla y piensas en la palabra "silla". Y mediante la manipulación de las palabras y hasta cierto grado de las imágenes, puedes cambiar la realidad. Pregúntale a cualquier persona que trabaje en publicidad, porque está haciendo una especie de versión de la magia negra de bajo nivel. Pero es cierto, si puedes limitar los pensamientos de la gente con palabras... como George Orwell, que tenia la "neolengua", un tipo de lenguaje despojado de todas las palabras extrañas para que el populacho no pueda ni siquiera pensar en ciertos conceptos. Eso limita lo que las personas son capaces de pensar. Y creo que es algo real. El diario The Sun de aquí, que es bastante estúpido, también es leído ampliamente, y tiene un vocabulario general de alrededor de 100.000 palabras, no muchas más. Pero sin duda ha hecho un montón de esfuerzo para rebajar el pensamiento de la población. Así que por la misma razón, sin duda, mediante el uso de conceptos más altos y lenguaje más rico debe ser posible elevar la conciencia de la población. Es algo que debe funcionar en ambos sentidos. Así que eso es lo que intenta hacer Promethea.


CBA: ¿"En el principio fue la palabra"?
ALAN: Absolutamente.

CBA: ¿Estás planeando retirarte?
ALAN: Bueno, es muy sencillo. Básicamente, estoy cansado de todas esas fechas de entrega y de toda esa responsabilidad. Me he divertido mucho con lo que he hecho en ABC, colaborando con todos estos dibujantes, así como trabajando con Scott. Lo que hemos hecho en ABC ha sido fantástico, pero ha requerido trabajar más que nunca, incluso más que cuando yo estaba en mi veintena y a principios de mis treinta. Sin embargo, mientra tanto he podido disfrutar de una orgullosa suficiencia por haber sido capaz de hacerlo, aunque si sigo durante mucho más tiempo, mi energía comenzará a disminuir. Empezaré a cansarme y la presión me impediría disfrutar del trabajo, algo vital para que se lleve a cabo correctamente. Así que lo que voy a hacer es darle carpetazo lo mejor que pueda durante este noviembre, aunque no es una fecha final absoluta, porque si hay trabajo que no he terminado para entonces, entonces me volcaré sobre ello y lo haré, pero cerraré las series de ABC, o al menos mi trabajo acabará en ellas en ese momento. Existe la posibilidad de que algunas de ellas continúen con otras personas, pero es algo complejo, y aún estamos hablándolo, así que no sé. Todo esto acabará con la continuidad de ABC, algo que nunca nadie había hecho antes con una línea de cómics. Como sabes, porque en Comic Book Artist has hecho el recuento de las historias de la mayoría de ellos, la mayoría de las líneas finalizan a medio camino. O porque ya se ha agotado el dinero, o porque sucede algo y los títulos, todas las sagas narrativas y los personajes, simplemente se quedan en coma. Es algo que no está planeado. Sucede por accidente. Nadie planea poner punto final a una línea de cómics de éxito. Incluso es al revés, lo puedes comprobar porque la mayoría de las grandes compañías de cómics al menos han coqueteado con la idea de un gran apocalipsis que termine con todos sus personajes para siempre. Tenemos Kingdom Come, cualquiera de las historias imaginarias y futuros apocalípticos de los What If? de Marvel, e incluso el Dark Knight de Frank Miller. Son cosas que se guían por el razonamiento de, "Oh, ¿no sería fantástico y daría miedo si ocurriese algún acontecimiento y todos nuestros personajes fuesen llevados hasta un estado apocalíptico, si el mundo se terminase de alguna forma?" Eso siempre ha tenido que ser un What If?, una historia imaginaria, porque nadie quiere arriesgarse a acabar con sus personajes. Pero creo que nosotros podemos hacerlo. Podemos tener nuestro apocalipsis, Mi tipo de apocalipsis, que obviamente estará relacionado con Promethea.


Después de pensarlo, me he dado cuenta de que en Promethea tenía un maravilloso botón de autodestrucción incorporado para la línea ABC desde el principio. La idea es que es la propia Promethea la que trae el Apocalipsis. Eso es para lo que ella se encuentra aquí. Así que puedo explorarlo en los números finales de las series de ABC. Tengo la oportunidad de decirle a la gente lo que quiero decir con "apocalipsis", que no es en absoluto, por ejemplo, lo que los productores de Mad Max querían decir con esa palabra. Es algo diferente. Luego, después de eso, lo que quiero hacer cuando consiga tener ABC bien atado es volcarme en la Liga de los Hombres Extraordinarios, que es lo que permanecerá en el futuro. Estoy contento de dejar que ABC se continúe publicando mientras tanto y sin que se olvide. Sería feliz si deciden seguir publicando todo lo que quieran, no me irritaría o distraería por ello, si hicieran, oh, ya sabes, cosas pequeñas al estilo pulp y otras cosas por el estilo. [Risas.] Kevin y yo somos muy buenos profesionales. Creo que se puede confiar en que haremos un trabajo profesional. Así que esa es la forma en que me siento. Estoy contento de dejar que ABC continúe publicando futuros números de La Liga de los Caballeros Extraordinarios, que aparecerán bajo la forma en que Kevin y yo queramos.

CBA: ¿Celebras este noviembre tu 50º cumpleaños?
ALAN: Sip. Parecía ser tan buena fecha como cualquier otra. A los 50 años quieres empezar a pensar en el juego final un poco. Qué es lo que me gustaría hacer, quitarme de encima todos esos plazos, disponer de la Liga de los Caballeros Extraordinarios para Kevin y para mí, para cuando nos de la gana. Cuando estemos inspirados para continuar haciendo episodios y arcos argumentales de esa serie, para siempre.

CBA: ¿En tu tiempo libre?
ALAN: Sí, exactamente. Como y cuando nos de la gana. Aparte de eso, no quiero hacer cualquier trabajo en el cómic mainstream. Mientras que la Liga podría ser "mainstream" en este momento, quiero aprovechar y llevarla incluso más lejos, hacia el tipo de territorio en el que creo que nos podemos manejar. Por lo que podría conseguir que fuese más underground. Veremos. Puedo conseguir que sea más literaria. Podríamos hacer las dos cosas.

CBA: ¿Vender la Liga para la película fue algo fortuito, fue algo que puso a Kevin en una posición más cómoda?
ALAN: Nos pone a ambos en una posición más cómoda. La Liga se vendió para hacer una película antes de que firmásemos el contrato con Wildstorm. Sigue siendo de nuestra propiedad. Es algo que ha desarrollado piernas, algo que Kevin y yo podemos expandir. Tenemos ideas para la Liga que transcurren hasta la década de los 50, con los personajes de la Generación Beat en ella. Hemos estado pensando en incluir a Dean Moriarty, el personaje maníaco de "En la Carretera" de Jack Kerouac (un personaje que está basado en Neal Cassidy), que resulta ser el bisnieto del profesor James Moriarty, y podríamos tener un conflicto entre él y el doctor Sax, de la novela de Jack Kerouac del mismo nombre, que creo que se suponía que iba a ser una especie de combinación de William Burroughs, Fu Manchu y la Sombra. Así que vamos a contar con el doctor Sax como el bisnieto de Fu Manchú.


CBA: ¡Es ese tipo de obra! [Risas.]
ALAN: Sí, funciona bien. Podemos traernos a personajes de la literatura americana, la televisión estadounidense, la cultura americana de la época y hacer una gran historia en los 50. Tenemos ideas para 1910, para los años 20, los 30, para los años 60, hasta la fecha actual. Bueno, pensemos un poco. Hace dos años, 2003, encotraron el monolito negro en la Luna. Tal vez un año después de eso, la Expedición Bowman hacia Jupiter no ha vuelto todavía. Y en 2002 la sobrepoblación en América había alcanzado tales proporciones aterradoras que todo el mundo estaba comiendo Soylent Green.

CBA:"Soylent Green es gente!" [risas.]
ALAN: ¡Claro! Así que eso es lo que ocurría en 2002. Podemos combinarlo todo para que ocurra en la ficción. Por ejemplo, en Inglaterra, en 2002, nuestra monarquía todavía está intentando recuperarse de la crisis constitucional de 1997 que llevó a un estadounidense con sobrepeso llamado Ralph a alcanzar el trono.

CBA: ¿El Rey Ralph? [risas]
ALAN: Así que ahí tenemos todo este material. Me olvidaba de cuando los Daleks nos invadieron, pero eso probablemente sería alrededor de aquella época. Así que este es el mundo de ficción del que estamos hablando, que se remonta casi hasta los albores del tiempo. Se extiende hacia el futuro, todos esos futuros imaginarios que tenemos. Así que podría hacer historias de La Liga de los Hombres Extraordinarios situadas en el S. XXX.

CBA: Si no hicieses ningún trabajo en el futuro, ¿podrías vivir entonces lo bastante cómodo durante el resto de tu vida?
ALAN: ¡No, no, no! Si no crease ninguna nueva obra no sería capaz de sobrevivir. Estoy llegando a un punto de mi vida donde lo que quiero es menos seguridad, menos certeza. No quiero saber lo que estaré haciendo en un momento determinado del mes, o al menos no lo que voy a hacer después de esto. De noviembre, más o menos. Podría escribir otra novela. Podría escribir un grimorio. Podría perder mucho tiempo volviendo a meterme a dibujar, haciendo algunos dibujos más. Podría querer hacer más performances y editar más CDs. Podría escribir una obra de teatro. Puede ser que quiera hacer escultura. Podría querer hacer un montón de cosas que obviamente no tendrán ningún valor comercial, que no le gusten a la gente. Quiero tener esa libertad. Pero creo que sí, que claro que necesitaré dinero para respaldarlo, como siempre. Pero me imagino que con los royalties de mi trabajo en los cómics, La Broma Asesina, Watchmen, todos los títulos de ABC, La Cosa del Pantano, etc, todas mis cosas que siguen imprimiéndose, todavía me llegarán trozos sustanciales de dinero cada dos o tres meses. Con eso seré capaz de mantenerme de alguna forma que pueda manejar. No estoy seguro, pero creo que eso también forma parte de la diversión.

CBA: ¿Así que realmente le das la bienvenida a lo desconocido?
ALAN: Bueno, si. Siempre me he encontrado mejor abrazando lo desconocido. [Risas.] Puede ser un poco chocante cuando no te lo esperas.

CBA: "La negra oscuridad..." [Risas.]
ALAN: Esas húmedas y frías manos en mitad de la noche. Así que, sí, creo que tenemos que seguir recorriendo el camino, así como charlar sobre ello.
CBA: Bueno, gracias, Alan.

viernes, 27 de febrero de 2015

LECCIONES DE LA JUNGLA PULP, por Jason S. Ridler


Lecciones de la Jungla Pulp
por Jason S. Ridler, 2010. Traducido por Frog2000.

Jason Ridler ha escuchado a un montón de escritores suspirando por cierta magia que existió antaño, cuando se supone que era más fácil construirse una vida con las palabras de uno (es algo que va desplazándose junto con los datos demográficos: los excelentes ochenta, los dinamitadores setenta, los maravillosos sesenta, los espectaculares cincuenta, etc.) Pero la triste realidad es que la escritura siempre ha supuesto un duro trabajo, y aquellos venerables estadistas de otras eras que podían, sin tonterías, ganarse el pan tecleando, lo hacían en unas circunstancias mucho peores que aquellas a las que nos enfrentamos hoy. A veces como recompensa a su palabrería tan sólo consegúian un plato de sopa de una máquina automática. ¿No me crees? Pregúntale a Frank Gruber.

Frank ¿quién?

Frank Gruber fue un currante especializado de la era pulp. Nacido en 1904, tan solo vivió hasta su 65 cumpleaños, pero se ganó la vida en Vimy Ridge escribiendo como una ametralladora. Frank Gruber fue subiendo escalones para intentar hacer dinero con el pulp así como con otras novelas. Creó a tres personajes (Johnny Fletcher, Otis Beagle, Simon Lash), cada uno con su propia serie. Escribió cierto número de novelas y una recopilación de historias cortas y también redactó su propia biografía, The Pulp Jungle (1967), dos años antes de fallecer. Y lo hizo todo a comienzos de la Gran Depresión. No es un mal legado para un escritor al que pocos recuerdan.

La historia de supervivencia de Gruber en el mundo literario durante los veinte y los treinta es angustiosa. Así que creo que podría ser lo bastante instructiva como para darnos cuenta de que la ética de trabajo hercúleo puede mantener vivos tus sueños, incluso aunque financieramente vayas de culo.


HISTORIA DE ORIGEN
Gruber quería ser un escritor como su héroe, Horatio Alger. Mientras que tuvo poca o ninguna educación formal en letras, lo compensó con una ética de trabajo sin piedad. Empezó a escribir en 1922 y consiguió su primera venta en 1925. Tan solo fue para una publicación de una miserable escuela dominical, pero fue un comienzo. Dicho crédito como escritor le consiguió un trabajo a corto plazo en una revista agrícola, pero incluso después de perderlo siguió escribiendo. Entre 1932 y 1934 consiguió otro puñado de ventas. Pero su producción fue terrorífica: “Escribí un gigantesco monto total de ciento setenta y cuatro “relatos”. La cantidad total de palabras ascendieron a seiscientas veinte mil, el equivalente a cerca de ocho libros.”

Recuerda, esto se hacía con una máquina de escribir. Y este recuento no incluye las revisiones. De todos esos trabajos vendió 107. No sólo eran relatos de ficción, sino que también había artículos, poemas, todo lo que cayese en sus manos que se pudiese convertir en dinero. “Nada era demasiado vulgar o barato. Escribí historias para la Escuela Dominical, escribí historias sexuales picantes, escribí historias cortas e incluso una novela.”

Algunas de las historias fueron rechazadas unas veintidós veces antes de que fuesen vendidas. Pero cada historia rechazada era enviada a una nueva revista el mismo día que volvía rechazada. Estudió los mercados y se convirtió en un experto en temas militares y así fue como vendió escritos a los diarios militares. Su éxito escribiendo artículos de ventas le hizo conseguir un trabajo como editor de una revista para vendedores. Pagó sus deudas con sangre y sudor.


SUEÑOS Y PESADILLAS DE NYC
En 1934 Gruber se mudó a Nueva York y vivió la vida desesperada del escritor en la ciudad, yendo hasta las oficinas de los magazines pulp para dejar sus historias y reuniéndose con puñados de escritores. Allí conoció al grupo más importante de escritores del pulp, gente como Walter Gibson, el escritor responsable de La Sombra, Lester Dent, el hombre que estaba detrás de Doc Savage, y a un joven bocazas llamado L. Ron Hubbard. También hizo migas con otros como Steve Fisher, un colega novato cuya amistad le ayudó a sobrevivir durante los años del hambre. Gruber estaba viviendo sus sueños más preciosos durante aquellos años amargos y peligrosos. Jugó al escondite con el propietario de su piso de alquiler hasta que pudo gorronearle el mismo, redujo su presupuesto para alimentos comiendo sopa “de la automática” (una comida hecha a partir de ketchup gratis y galletas crackers disponible en la máquina automática que agitaba en un bol con agua caliente del té para darle sabor), y llevando los manuscritos a pie para ahorrarse el coste del correo.

Gruber estima que anualmente eran necesarias unas ciento noventa y cinco millones de palabras "para llenar el hambriento buche de los pulps." Eso son cerca de dos millones de dólares disponibles por año por las historias. Aproximadamente trescientos escritores de pulps se encontraban en Nueva York, algunos estaban arriba del todo, y también había gente de todo el país y el mundo. Dicho más rápidamente, había un total de entre 1200 y 1300 competidores. Gruber tenía algo de ropa, un Remington, y cuarenta dólares después de pagar una señal por la habitación de hotel. “Y tenía una cosa más... la voluntad necesaria para triunfar.” Voluntad en su trabajo produciendo historias. Durante aquellos primeros dos años, el total ganado al vender sus ciento siete artículos e historias durante un periodo de veintidós meses ascendió hasta la cantidad de 815 dólares, un tercio de los cuáles fueron devorados por los envíos de correo. Sin importar el éxito, sus sueños parecía estar deslizándose por un hambriento pozo sin fondo.


RETORCIENDO LA SUERTE
Pero se terminó convirtiendo en alguien reconocido. En 1934 el editor de la popular revista de espías “Operator 5” lo llamó. Estaba en un aprieto y necesitaba un relato más para el próximo número, que iba a imprimirse a la mañana siguiente. Gruber tenía una única noche para sacarse de la manga una historia de 5000 palabras. Sabía que la suerte cambiaría si era capaz de conseguir el objetivo.

Fue una terrible noche de domingo. Empezó a escribir personajes de aventuras como el Capitán John Veddes y el villanesco espía Leone Montez, pero a medianoche todavía no tenía ningún argumento. Lo mismo ocurrió a las dos de la mañana. A las 3:30 surgió repentinamente un argumento sobre bombarderos que esperaban una señal de radio secreta para poder despachar su carga mortal. La historia giraba en torno a un terrible punto de la historia: Montez no sabía que Veddes era un campeón de salto con pértiga y que podría entrar en su fortaleza secreta de un solo salto. Ya no había tiempo para reescribirlo. A las ocho ya había acabado. Entregó la historia a las nueve. El martes fue a cobrar. El editor agitó el cheque, dijo que era una buena historia y le comentó que quería que escribiese otra para la semana siguiente. “Me puse a ello.”


ABUNDANCIA Y ESCASEZ EN LA CIUDAD DEL OROPEL
Para 1935 Gruber había escrito cincuenta y cinco historias y vendido todas excepto dos. Mientras su carrera florecía, se propuso alcanzar mayores metas, con el objetivo en mente de esos grandes mercados de cinco centavos por palabra como Black Mask (oh, ¡cuánto han cambiado las cosas!). En algunas revistas como Argosy o las de Dell era imposible abrir brecha, pero eso no hizo que Gruber dejase de intentarlo. Luego, en 1936, fue atraído por Hollywood. Los productores estaban interesados en un personaje de una de sus series, la Enciclopedia Humana. Guionistas tan diversos como William Faulkner y Cornell Woolrich habían acudido a Hollywood como si fuese la Tierra Prometida. Pero Gruber pronto se quedó desilusionado según la avaricia le aplastó las esperanzas: “Hace un mes ni siquiera pensaba en Hollywood. Ahora es el más importante de mis pensamientos. No podía trabajar. ¿Qué utilidad tenía escribir historias por cincuenta, sesenta, o incluso cien dólares cuando allí, en California, estaban pagando miles y miles de dólares?"

La espera de los agentes y los apretones de manos dorados paralizaron su capacidad de escribir. Así que mandó Hollywood al infierno: “Yo era un escritor de pulps. Me pagaban un centavo por palabra por mis historias y podia conseguirme una buena vida con ello. Todo lo que tenía que hacer era trabajar como el demonio. Quizá podría convertirme en un buen escritor de pulps y conseguir que mi tarifa fuese un centavo y medio por palabra. E incluso quizá dos centavos.”

Y lo hizo. Su orgullo pudo más que él en alguna ocasión, arruinando algunas relaciones con los editores que adelgazaron sus cuentas. Aprendió a tener una conducta más profesional y se guardó su actitud para las historias, sin buscar confrontaciones que no podía ganar. Era mejor escribir una historia que que nadie pudiese pasar por alto que reclamar a todo el mundo que eras un genio al que nadie podía apreciar. Al hacerlo mejoró su forma de jugar y logró hacer brecha en Black Mask, el Rey de los Pulps, y ayudó a Steve Fisher a hacer lo mismo. Después de eso tuvo mejores y peores momentos, trabajó duro y creó personajes e historias año tras año hasta que falleció, dos años después de escribir sus memorias de la era del pulp.

¿Cuánto ha cambiado y cuánto ha permanecido igual desde la época Gruber? ¿Es como poner vino envejecido en botellas nuevas? Algunas lecciones que he podido ver en la épica historia de supervivencia de Gruber confirman la mayor parte de lo que he podido aprender por mi cuenta, más de ochenta años después de sus días de juventud.

1. Has de conocer el género;
2. Has de conocer a los editores;
3. Salta sobre una oportunidad en cuanto aparezca o mejor aún, prepara una si puedes;
4. Una ética de trabajo dura puede mantenerte vivo cuando otros están desfalleciendo;
5. No creas que eres demasiado bueno como para escribir cierto tipo de historias;
6. De vez en cuando la desesperación puede ser una fuente de inspiración;
7. El orgullo casi siempre precede a la caída;
8. Los pagos por las historias cortas son peores ahora que en los treinta;
9. Los colegas que están en la misma estación que tú son tan fundamentales para tu bienestar como tus amigos y mentores,
10. Establece siempre metas que te obliguen a crecer como escritor.


Ahora, Gruber no escribía Otelo. Su trabajo nunca será alabado por su prosa, y afrontémoslo, la mayor parte de su obra está olvidada por todos excepto por los entusiastas del pulp más acérrimos. Pero eso está bien. Él no se hacía ilusiones de la clase de bestia que era, y trabajó duro para ser el mejor Frank Gruber que podía ser, incluso si eso significaba aguantar las críticas de los poetas de Greenwich Village ("ellos se burlaban de que vendiésemos nuestros almas a Mammon. Bueno, supongo que estábamos intentando vender nuestras almas, pero Mammon no las compraba"), y lo hizo durante y después del colapso de Wall Street. Vivió de forma magra y dura, a veces bajo el radar, pero se mantuvo en sus trece. No importa lo mal que lo pasara, encontró una forma de seguir escribiendo. Cualquier otra cosa por la que se recuerde a Frank Gruber, no olvidemos que será otra lección más de la Jungla del Pulp.


Jason S. Ridler ha publicado más de treinta historias cortas en revistas y antologías tales como Brain Harvest, Not One of Us, Big Pulp, Crossed Genres, Flashquake, Andromeda Spaceways Inflight Magazine, Tesseracts Thirteen y más. Su popular no ficción ha aparecido en Clarkesworld, Dark Scribe y en “Internet Review of Science Fiction”. Antiguo músico de punk rock y jardinero de viejos cementerios, el Sr. Ridler es un graduado del Odyssey Writing Workshop y tiene un doctorado en Estudios Bélicos del Colegio Militar Real de Canadá. Visítalo en su blog, Ridlerville, en facebook y en twitter. Una versión anterior de este trabajo apareció en Fear Zone en 2008. 

jueves, 26 de febrero de 2015

RANCID VAT & ANTISEEN - PORTRAIT OF A REAL AMERICAN HERO / FUNK U SPLIT 7"



Rancid Vat & Antiseen ‎- Portrait Of A Real American Hero / Funk U Split 7"
(Ruff-Nite Records, 1996)

A-Rancid Vat - Portrait Of A Real American Hero (The Brusier Brody Story)
B-Antiseen - Funk U (A Tribute To Terry Funk)

ANTISEEN & RANCID VAT - KILL THE BUSINESS / H.H.H.H. SPLIT 7"



Antiseen / Rancid Vat ‎- Kill The Business / H. H. H. H. Split 7"
(Rave, 1991)

A-Antiseen - Kill The Business
B-Rancid Vat - H. H. H. H.