viernes, 22 de mayo de 2015

ACTO DE FE, por Alan Moore, Stephen Bissette y Michael T. Zulli


Historia aparecida originalmente en Puma Blues número 20. Guión: Alan Moore, dibujos: Michael T. Zulli y Stephen R. Bissette. Traducción: Félix Frog2000.

---------------------------

Surgida del prolífico andamiaje de editoriales independientes de cómic que se levantó durante los ochenta en Estados Unidos (para derrumbarse en apenas diez años como un castillo de naipes), Puma Blues logró ser acogida en sus inicios por una de las compañías que lideraba el movimiento de la auto-edición, esto es, la celebérrima  Aardvark One International de Dave Sim. El título marcaba diferencias por el significativo motivo de que su dibujante era un novato Michael Zulli, que a pesar de estar dando sus primeros gateos -veloces, eso sí- su arte ya era capaz de embellecer el errático guión de Stephen Murphy hasta el punto de que la colección destacaba entre la miríada de títulos que copaban las estanterías (y estamos hablando de obras de la importancia de Miracleman, Zot, Dreadstar, los títulos de la Epic y algunos de los excelentes tebeos que DC editó algo más tarde para subirse al carro en su sello Piranha Press.) Una disputa de Dave Sim con la distribuidora Diamond terminó con la serie cambiando de manos en su número 18, en este caso a las de los Mirage Studios de Kevin Eastman y Peter Laird, siendo abruptamente cortada tras su número 23 y un pequeño especial con la mitad de páginas numerado como 24 y medio. La trama desvelaba las tribulaciones de sus personajes protagonistas en un mundo (un poco) más degradado que el actual, donde el cambio climático y los desastres ecológicos al estilo Fukushima eran rutina, entrelazándose el fuerte mensaje ecologista con el periplo del protagonista, el agente gubernamental Gavia Immer. Los guiones se volverían más narrativos durante su segundo tramo, procediendo el guionista a eliminar casi por completo los bocadillos y a contar lo que les ocurría a los personajes de la apocalíptica historia a base de cartuchos de texto, un recurso que lejos de clarificar las cosas facilitó que la trama se hiciese más compleja, pero también más farragosa. Aunque la serie nunca llegó a concluir, el año pasado anunciaron que sería remasterizada, finalizada y recopilada en un solo tomo.

Alan Moore se dejó caer por la colección para contar una historia de primavera sexual centrada en uno de los elementos temáticos más desconcertantes de la serie: las rayas mutantes, que fue dibujada al alimón por Zulli y Stephen Bissette. 





jueves, 21 de mayo de 2015

THE LAZY COWGIRLS - RADIO COWGIRL CD



The Lazy Cowgirls - Radio Cowgirl CD
(Sympathy For The Record Industry, 1992)

1-Lose'n Your Mind
2-Meat Shop
3-Carbona Not Glue
4-Know Your Product
5-Slow Down
6-Mr. Screwdriver
7-Goddamn Bottle
8-Bullshit Summer Song
9-Green Acres
10-Heartache
11-You're Gonna Miss Me
12-The Long Goodbye
13-Who Are The Mystery Girls
14-Crazy Arms
15-Intellectual Baby
16-The Wayward Wind
17-This Is Where I Belong
18-Drugs II
19-Repeat After Me

AQUI.

miércoles, 20 de mayo de 2015

TINTA INVISIBLE, LOS INVISIBLES NÚMERO 5, VOLUMEN 1.


Tinta Invisible, por Grant Morrison. El correo del quinto número (del primer volumen) de Los Invisibles. (Traducido por Frog2000.)

-------------------------------

Grant Morrison. 

De nuevo, gracias por el itinerante tropel de cartas y mails. La respuesta a LOS INVISIBLES ha sido tan gratificante como gloriosamente inventiva. Si pudiese imprimir cada una de las misivas lo haría, pero lo único que se me ofrece es este pequeño espacio del final del ejemplar y me veo forzado a pelear con las decisiones al estilo de La Decisión de Sofía [Sophie´s Choice, 1982] que me he visto obligado a tomar. Innecesario deciros que os amo a todos y que todos me excitáis por completo. En particular estoy muy interesado en ver la reacción que provocan este número y los tres siguientes, porque serán algo diferentes de los cuatro primeros capítulos con Dane McGowan. ¿Recuerdas el texto del primer número en el que esbocé un desglose atropellado y parcial de las cosas sobre las que quería que tratara este cómic? ¿Si? Bien, el arco titulado "Arcadia" es uno de los brillos alumbrados bajo dicha "filosofía". El andamiaje teórico de la serie completa de LOS INVISIBLES es revelado en esta saga, pero aún no estoy seguro de si la gente querrá en realidad perseverar a lo largo de laberíntica mierda histórica. Sin embargo ya no hay vuelta atrás, así que los fans del sudor y la violencia deberían resignarse y callarse hasta los números 9, 10, 11, etcétera

Mientras tanto, si toda esta charla te aburre siempre puedes mirar los orgullosos dibujos. En este número veremos la meteórica llegada de Jill Thompson y Dennis Cramer. Espero que la mayoría de vosotros ya estéis familiarizados con el vívido trabajo de Jill en Sandman y Black Orchid, pero probablemente lo que no sepáis es que para mí Jill es como lo fue Dylan para los Beatles en lo que se refiere a la alteración de la conciencia. ¿Es así como funciona la Babilonia de los cómics, o qué es lo que está pasando en realidad? Además, Jill tiene el honor de haber aparecido en más cómics que cualquier otro incluyéndome a mí. Es la Reina de la Noche de P. Craig Russell, ha sido, dependiendo de a quien creas, varios de los personajes de Sandman, y actualmente está apareciendo de forma habitual en este título como Ragged Robin. Con todo esto en el menú, me parece asombroso que tenga tiempo suficiente como para afrontar cualquier cantidad de trabajo, aunque lo haga ¡porque cree que hay que andar por la vida vestida! ¡Y también cree en el poder del baile! ¡Y en el pop! Y Dennis Cramer mide 17 pulgadas y vive en la luna. ¡Las cartas explotan repletas de acción! ¡Vamos allá!

-----------------------------

Stephanie Grant, Australia.

Grant, querido:

zeitgeist*los yeodels de yeoman yeowell*pequeños matones EXistencialistas*ojos de agujero de gusano*bombarderos vírgenes*lazos umbilicales no explicados*el tiempo es fugaz, la locura se cobra su peaje*chupando el hueso del dedo húmedo*un lenguaje verdaderamente vivo*preguntas quintaesenciales*pulcritud psicodélica*Destrucción en Liverpool*no no no (bueno sí) malo*lobotomía sin control del macho calvo*peluca kabuki*J. Delincuente esquemático.*invencible insectoide invisible*cielo de Hamburgo*Gowan... Dane McGowan, doble o nada*padre, el Stu y la tostada sagrada*eunucos*conduciendo el Astra-1 por la llanura*carpe mundem*quemadelibros*Gloria a las tres, O ´Morrison*

-----------------------------

Grant Morrison.

¡Stephanie! ¡Cariño! ¡Artístico correo aéreo antipódico!*mapa secreto de las estrellas*algo... emmm... ¡Siguiente!

-----------------------

Jeff DeMos, New York.

Queridos Invisibles:

mientras estaba leyendo la primera página del segundo número, tuve un flashback de la semana pasada en el que un hombre asesinó a un empleado de la NBC porque su televisión lo estaba espiando. Entonces recordé al tío que atacó a Dan Rather gritando: "¿Cuál es la frecuencia, Kenneth?" ["What´s the frequency, Kenneth?"] Para muchos, la ficción escrita de Grant está duplicando la realidad, las conspiraciones abundan. Hay algo que resulta inefable en las grandes ciudades de la Tierra, una personalidad que les es propia, aparte de la de la colectividad de sus habitantes. Algo que ronda bajo su superficie, que no aparece en los folletos turísticos y que quizá sólo se revele fumándose algo de moho rascado de una pared del metro. (Quizá Grant haya descubierto algunas cosas similares en Katmandú con su hachís afgano.) Especialmente en las ciudades más antiguas, con su capa sobre capa de Civilización, parecida a la estratificación que se produce en el lecho de los ríos. Constantemente arrasamos el pasado para erigir nuestros edificios modernos, pero eso que enterramos aún sigue ahí abajo, ayudando a cimentar una singularidad de la ciudadanía. Historia oculta y olvidada, a veces la redescubrimos inintencionadamente y el alma de la ciudad revela un poco más de sí misma. Londres, probablemente un asentamiento donde los curas druídicos jugaban con cráneos humanos, tiene mucho que revelar si uno sabe bien dónde buscar. Dane ya ha descubierto parte al convertirse en uno de LOS INVISIBLES.

De verdad que creo que se debería considerar pagar a Grant por lo que hace para que pueda seguir elaborando sus historias. Me leeré qué es lo que piensa el resto de los lectores sobre el cómic en la sección de correo, pero su "cuaderno de viaje" está resultando enormemente entretenido.

-------------------

Grant Morrison.

Me encanta escribir artículos sobre viajes, Jeff, pero probablemente prefiera dialogar en la página de correo con vosotros. Sobre este tema de las ciudades, lugares como Katmandú, o por ejemplo Delhi, me parecen muy diferentes de las ciudades occidentales, porque llevan sus almas encima. Los dioses son presencias que viven por todas partes, a pesar del ruido del tráfico y de la polución. Para empezar, las ciudades modernas parecen estar desconectadas de "lo numinoso", tal y como lo llamaba Jung. Esa sensación de asombro y misterio con significado que poseen los objetos en los sueños y en los viajes, pero lo que más me interesa es la forma en la que los dioses, o los arquetipos, o lo que sea como se llamen, rehúsan a ser suprimidos, pudiendo encontrarse en cualquier sitio disfrazados de forma completamente inusual, incluso en las áreas metropolitanas más clamorosas del S. XX. La gente está hambrienta de santidad, y una de las razones de que, por ejemplo, glamuricemos a los asesinos en serie y nos atraigan los lugares donde han tenido lugar asesinatos, es (supongo) porque verdaderamente empoderan y mitologizan el panorama más secular. Pero, hey, podría seguir así todo el día...

Will Brooker (sin dirección)

Tinta Invisible:

El primer número de LOS INVISIBLES fue el equivalente a un disco de Oasis, un viaje gamberro de rock n´roll henchido de arrogancia y ambición. El número dos hacía pensar en todo tipo de diferentes fuentes culturales, como la fantasmal visión del Londres de Eliot o la teoría de Joyce sobre Dublin que dice que si fuese destruida, podría reconstruirse usando "Ulises" como guía, o las dos o tres cosas que Jean Luc Godard sabía sobre París. Como en el número uno, se establecían clichés o (al menos) ideas familiares; todo ese concepto sobre la locura y sobre aquellos que están privados de sus derechos convertidos en verdaderos "videntes" de la sociedad, la literalización del movimiento underground en la red de metro londinense y la teoría de la conspiración basada en las líneas de la ley y los patrones secretos de la arquitectura de las ciudades. El hecho es que todos estos elementos ya habían sido vistos antes hasta que Morrison los ha convertido en algo llamativo al conjurarlos de una forma muy extraña y darles una sensación de maravilla.
Sus habilidades son (y de nuevo parece algo raro y precioso en los cómics de super-héroes) que es capaz de hacerte creer completamente en ese mundo como si fuese algo "real", ganándose tu confianza antes de empujarte hacia lo siniestro. Los tipos duros y los trajes brillantes estallando en una calle genérica de una ciudad hacen que la mayoría de los lectores se burlen y se salgan de lo que está ocurriendo hasta el final, pero el mundo de Morrison y Yeowell dispone de un persuasivo círculo de certezas. La gente medio levanta el brazo para defenderse de los vendedores que se le echan encima para engatusarlos. Hay estaciones de metro en desuso con carteles que datan de antes de la guerra. Las chicas visten con tartán. Cosas sin importancia, pero suficientes como para hacer que confíes en el narrador y sus detalles sobre la vida rutinaria, y suficientes para presentar la pesadilla, cuando esta es presentada, repleta de genuino poderío. Así que cuando la chica te avisa de que "ya llegan", incluso aunque aún no signifique demasiado en ese momento, está invocando el mismo escalofrío que cuando alguien grita "es Lloigor" o "Schichiriron está justo a mi espalda" en Zenith y Kid Eternity, y la irreal ciudad art decó en la que despierta Dane es capaz de atemorizarnos. No resulta tan difícil sorprender a alguien cuando se escriben personajes ya establecidos y con los que se usan historias de largo recorrido de su pasado, pero conseguir dicho efecto en el segundo episodio es un logro casi insuperable de cualquier título Vertigo desde que lo hizo Sandman.

Por lo tanto, la fuerza de LOS INVISIBLES reposa en la confianza puesta por Morrison tanto en los elementos reales como irreales y en sus habilidad para elaborar los enlaces que existen entre ambos, encender los focos sobre Canary Wharf y mostrarnos la extrañeza que siempre estuvo oculta. Y eso, después de todo, es de lo que tratan los cómics, ¿no es cierto?

-------------------------------

Grant Morrison.

Yup. 

-------------------------------



Damon Catt, Inglaterra, Criadero Shrubland 

Queridos Invisibles,

recuerdo la sensación que tuve después de leer mi primer cómic de Doom Patrol de Grant Morrison. Fue casi como si me entrase un apetito insaciable por leer más material suyo. Una sensación que sigue sin disiparse. No hasta que el genio creativo expulsara más cosas y "nos diese lo que buscamos" ahogando a sus creaciones antes de preguntarse por qué había sido tan "ignorado o criticado por los críticos."

DOOM PATROL falló intentando conseguir un gran grupo de lectores porque era algo extraño. Porque a pesar de que me encantase era complejo y a veces directamente estúpido. No enganchó a los lectores porque Grant no seguía las reglas. Las ideas atroces, el lenguaje esotérico y las metáforas visuales estaban diseñadas por Grant con toda seriedad, pero no eran para el lector convencional. Y por eso no se vendió. 
Así que de alguna forma me perturbó mucho ver lo mismo en el primer número de LOS INVISIBLES. Muy británico, de los noventa y tal. Realmente me hizo sentir la frustración que padece la juventud inglesa. 

Entonces lo arruinó con su Harmony House y el dios insecto con las entrañas al aire. Morrison podría haber estado apuntando hacia algo serio con todo esto. Ya sabes, como cuando el joven se ponía de mala leche. Por qué no quemar las escuelas hasta sus cimientos y romper las ventanas de la estación de tren. De quién es la culpa... Pero no, lo que obtenemos es más extrañeza.

Espero el día en el que Grant se aplique seriamente en su narrativa como hace su colega escriba Peter Milligan, que es capaz de deslizar cosas raras en sus argumentos para lanzar ideas y no como un marco sobre el que apuntalar la historia.

En mi humilde opinión, realmente un buen escritor no deja que su punto de vista personal penetre continuamente en su trabajo, sino que decide la dirección hacia la que quiere dirigirse y se pone manos a la obra. Cuando deja que las ideas sobre el caos y el orden se filtren, como ocurre en otras obras de Morrison como "The Mystery Play" [El misterio religioso], por decirlo así, arruina el lienzo.

Me seguiré pillando la serie porque me interesa el trabajo de Grant. Tan sólo espero que su "reluciente tapiz holográfico" no se encamine por la misma línea que otros de sus notorios desastres. 

Sinceramente, te ofrezco una mano amiga en el cielo virgen...

-------------------------------

Grant Morrison.

Te has ganado el premio a la "dirección del mes", Damon, pero creo que no estoy de acuerdo en tu definición y utilización de las palabras "extraño" y "extrañeza", aparte de su significado literal, como ocurre con las técnicas de lavado cerebral y de condicionamiento descritas en los episodios de Harmony House, que han sido utilizadas durante muchos años en el mundo "real". Una pequeña búsqueda del actual estado de las aplicaciones de la radiación por micro-ondas en el campo militar con la intención de controlar la mente revela que ahora mismo se está trabajando para convertir estas técnicas en un arma que sea capaz de producir pensamientos específicos y emociones en los sujetos humanos, y eso es algo que está mucho más avanzado que cualquier cosa que yo haya descrito antes. Además, asumes que la figura "con las entrañas al aire" de Harmony House es un "dios insecto". En realidad la narración no desvela qué o quién es exactamente el Rey Encadenado. Por otra parte, sigo convencido de que estoy hablando sobre algo serio, pero supongo que el tribunal seguirá ajeno a ello.

Y quizá arruine LOS INVISIBLES, ¿y qué?

-------------------------------



Michael Sperling, Londres

Queridos Grant, Stuart y Julie:

Así que de ahí es de donde proviene todo, ¿eh? ¿La radio transmitiendo en mi cerebro? Je... eso es todo un alivio. Me hizo pensar que... ya sabes, creía que sólo era yo...

Pero tengo que preguntároslo, ¿no creéis que podrías haber abarrotado con demasiados misterios los dos primeros números? Me refiero a que todo va demasiado rápido: ¿quiénes son LOS INVISIBLES? ¿Quienes son "los ángeles"? ¿y los cazadores? ¿Qué es esa cosa pegajosa de la pared? ¿Cuándo aparecerá el sexo que se prometió? ¿Quién es o fue Gelt y qué está haciendo exactamente en Harmony House? ¿Por qué han implantado Los Invisibles-Tom el Loco-el alienígena un transmisor en la cabeza de Dane? (¿He preguntado ya por lo del sexo?) ¿Qué demonios tienen que ver los Beatles en todo esto? ¿Y quién es la mujer que le daba a Dane un penique en el metro? ¿No se habrán amontonado dos misterios más de lo normal?

Hey, no te preocupes. Me gusta la confusión. Confío en ti. Sé que al final todo cobrará sentido. Al igual que en Mystery Play y en Doom Patrol y... (Oh, tío). Ah, bien, intentaré encontrar la iluminación de otra manera, me echaré mis problemas sobre la espalda y me los fumaré ¿qué te parece? (¿O es ilegal inhalar la esencia de Morrison?)

Supongo que el dibujo de estos dos primeros números merece especial atención. Es lo mejor que ha hecho Steve Yeowell, no hay elogios suficientes, fluido, cinético y claro, completamente atractivo. Un manual de narrativa concisa y limpia. Calidad para una serie como esta. Por otro lado, la primera portada de Sean Phillips era, ¿cómo decirlo? sexo puro.

Por eso con este tipo de creadores pienso que LOS INVISIBLES se ha convertido claramente en el título puntero de Vertigo actual (no, igual de DC, ¿hay alguna diferencia?) Espero que veamos todo un puñado de dibujantes trabajando en él de un momento a otro. ¿Qué hay sobre Duncan Fegredo, Glyn Dillon o Peter Snejbjerg? Todos ellos héroes de la cuatricomía, seguramente desesperados por alcanzar sus quince segundos de fama, aunque sea a la sombra de Grant el Magnífico.

Por otro lado, "Grant", y hablando de héroes... he empezado a preguntarme si mi fijación con Morrison y Morrissey realmente sólo es una feliz coincidencia... Observa la cita siguiente: "Lo que estoy haciendo ahora es una reacción contra la americanización de la cultura británica". ¿Te suena familiar? ¿Qué hay de esta otra? "La americanización de Inglaterra parece una enfermedad terminal, creo que Inglaterra debería ser Inglesa y los Americanos deberían regresar a su hogar y arruinar su propio país." Digamos que la primera proviene de una reciente entrevista tuya, donde nombrabas a George Formby y admitías que "durante un tiempo creo que pretendía ser ese místico, un personaje al estilo Morrissey..." Respecto a la segunda cita, bueno... creo que puedes suponer qué figura mística y flequilluda la dijo. Y, hey, ¡no resulta tan gracioso! Al igual que este personaje enigmático, "Grant Morrison" también lanza su campaña publicitaria de los Invisibles y supongo que cancelará sus conciertos.

Así que lo siento, Moz, pero sabes que todo esto se ha terminado. Todo era una mentira asquerosa, y sabías que algún día te pillaríamos y que te convertirías en "el ladrón de Grant" en nuestro recuerdo, ¿vale?

Porto mi banda blanca con orgullo.

Postdata: ¿Planeta X? Hay una tienda de cómics en Londres con el mismo nombre, ¿Coincidencia? Supongo que no.

-------------------------------

Grant Morrison.

Extraño que después de tantos años actuando como Morrissey, ahora él haya empezado a parecerse a mí. ¿Has visto la portada de "Select", donde recrea la pose con puños de acero de Big Dave que aparecía en 2000 AD prog 869? ("Big Dave", para el conocimiento de los lectores americanos, es una tira que co-escribí con el guionista de La Cosa del Pantano, Mark Millar, para el título de cómic inglés 2000 AD. Racista, homófobo, sexista, "Big Dave" ha sido descrito de todas esas formas, pero el legendario dibujante de patos Carl Barks lo vio y se carcajeó como un cerdo en el matadero.) Todas tus preguntas deberían ser respondidas a medida que la serie progrese hasta llegar a su conclusión en el número 70, 80 o en el 100. Es una gran historia completa, y se desarrollará de formas que ni siquiera puedo empezar a describir, y lo que parecen ser elementos sin importancia en el primer número, por ejemplo, se desdoblarán a lo largo de arcos de historia más tarde. Sin embargo, "¿quiénes son LOS INVISIBLES?" será la última pregunta en responderse.

Duncan Fegredo está dibujando una historia de seis páginas de King Mob para la próxima fiesta de Vertigo (titulada Absolute Vertigo) y espero convencerlo para que haga algo en la serie regular. En lo que respecta al Vistoso Glyn y a Peter, me encanta lo que hacen, pero aún no hemos hablado de hacer algo en colaboración.

-Grant

martes, 19 de mayo de 2015

JAMES CHANCE ENTREVISTADO EN THE BLOW-UP, 2003 (Parte 1 de 2)


Entrevista traducida por Frog2000.

-----------------

Sobre el tema de de La Nouvelle Vague y el importante concepto de la Originalidad en el Arte, Jean-Luc Godard dijo una vez con su insolencia característica: "No hay nuevas olas, tan sólo un Océano". Una observación tan perspicaz como atrevida teniendo en cuenta que fue enarbolada por alguien tan reverente con el pasado como valiente a la hora de afrontar nuevos retos, por lo que fue criticado y desdeñado abiertamente y sin pudor por sus colegas de la nueva ola que le atribuían el querer llamar ampliamente la atención como alguien “novedoso”.

Puede que los pensamientos del compositor post-punk James Chance sean un poco menos filosóficos cuando habla de la música New Wave. En los albores de los ochenta, contempló despectivamente que "todos los discos de New Wave suenan igual. En su mayoría ocurre que aparentemente [los grupos] no tienen talento alguno y deberían dejarlo."

Como Godard, cuyas películas estuvieron en la vanguardia gracias a su exaltación de una “Lucha de Clases” que provocaba antipatía, Chance y sus colegas de la "No Wave" ofrecieron su propia refutación del laissez faire americano. Más aún, tal vez incluso lo que hacían fuese una reacción a su entorno, creando un sonido frenéticamente combustible y visionario que se vincula sin solución a las calles de Nueva York.

Puede que James Sigfried, tal y como era conocido antes de sus variadas encarnaciones como James Chance & The Contortions, James White & The Blacks, y más recientemente James Chance & the Sardonic Symphonics, fuese el más impulsivo y volátil de todo el lote. Combinando su trasfondo de free jazz con un creciente interés en los ritmos repetitivos del funk, creó una exhaustiva mezcla de sonidos funk y no funk, escupiendo fracturado caos Beefhertiano sobre una base disco pateaculos. Consiguió convertir en un acto artístico el hecho de que fenómenos musicales divergentes entre sí se diesen la mano. Blanco y Negro. Funk y Noise. El arte de la Performance y tocar en Directo. Masculino y femenino.

En sus performances merodeaba por el escenario como un lobo aullante que estaba a punto de perder el control. Llevaba un monstruoso tupé de color rubio en plan "Sandy" y su estilo de baile sobre un pie se acercaba al de Jerry Lewis. Simultáneamente expulsaba un funk lleno de white noise, mitad James Brown, mitad Ornette Coleman. Todo trataba sobre la saturación y la expresión exaltada.

La música disco emergía con el jazz y la libertad del after punk. Como su colega compositor de Nueva York, Rhys Chatham, Chance también tenía querencia por subir las apuestas, celebrando la confrontación física ocasional contra lo que él veía como "clichés arty del Soho completamente displicentes", literalmente arrastrando a la gente a sus pies y agrediéndolos en un intento de conseguir que se rompiese el límite entre "el Entretenedor" y "el Entretenido". Aunque su influencia en los histriónicos, teatrales y confrontacionales grupos como Black Dice, Liars y otros neo-No Wavers ha sido obviamente comentada, se ha dicho menos acerca de que el empuje de Chance no estaba lejos del rigor conceptual de la Performance Pop de David Bowie, y que su escurridizo personaje mutante también puede ser visto como un predecesor de las formas del más accesible y mutable Beck.

Este invierno Tiger Style editará una recopilación que documenta las grabaciones principales de Chance y algunas piezas ultra-raras. Él continúa tocando en Nueva York y espera editar el álbum de su nuevo grupo a finales de este año para realizar un tour por Europa a continuación.



UNA CONVERSACIÓN CON JAMES CHANCE

THE BLOW UP: Hola James, soy Alexis
JAMES CHANCE: Hola. Acabo de escuchar algo sobre Phil Spector.

THE BLOW UP: ¿Qué ha ocurrido? ¿Ha muerto?
JAMES CHANCE: No. Acaba de ser arrestado por asesinato.

THE BLOW UP: ¿A quién ha matado?
JAMES CHANCE: A una mujer. Aún no lo han anunciado. Ha sido asesinada en su casa de Los Angeles. 

THE BLOW UP: Guau, es una locura. 
JAMES CHANCE: Si.

THE BLOW UP: Supongo que serás fan suyo. 
JAMES CHANCE: Bueno, claro. No demasiado, pero ya sabes, ¿cómo se puede no ser fan de Phil Spector?

THE BLOW UP: Claro. He leído que tu primer aprendizaje musical fue impartido por monjas, ¿es cierto?
JAMES CHANCE: Si, es cierto [risas]. Tendría como unos siete años, e iba a un colegio católico y además fui monaguillo. Allí había monjas que daban lecciones de piano y fue algo muy… casi me arruinan la música. Porque era algo totalmente yermo. Todo se orientaba a leer la música, no enseñaban nada sobre el lugar del que ésta surge. Sólo leían las notas.



THE BLOW UP: ¿Te atraía la música cuando eras joven?
JAMES CHANCE: Bueno, si quieres que te diga la verdad, fue más una idea de mis padres. Al principio me llevaron ellos. Luego, más tarde, cuando tenía doce o trece años empecé a tomar lecciones de aquel tío anciano de una tienda de música y me enseñó un poco sobre jazz y me hizo tocar viejos estándares. Y justo en ese momento empecé a escuchar… sería por el ´65, ahí fue cuando me metí en cosas como los Stones y los Yardbirds, los Question Mark & The Mysterians.

THE BLOW UP: ¿Qué te llevó a elegir el saxo?
JAMES CHANCE: Bueno, descubrí el jazz algo tarde. Primero empecé con el piano. Tenía un estilo que era una combinación de [Thelonious] Monk y Cecil Taylor. Y estuve yendo a clases de Conservatorio en Milwaukee, soy de allí, y nadie quería tocar conmigo al piano. Una de las razones por las que me cambié al saxo es porque realmente no estaba demasiado interesado en tocar jazz directamente típico y técnico y lo demás. Así que me figuré que si tocaba el saxo no tendría problema alguno para formar parte de una sección rítmica.

THE BLOW UP: ¿Y luego fue cuando te mudaste a Nueva York?
JAMES CHANCE: Bueno. Estuve acudiendo al Conservatorio durante tres o cuatro años, tenía un pequeño grupo de jazz. Era algo así como el primer grupo de jazz avant-garde de Milwaukee. The James Siegfried Quintet. Brian Lynch, que ha tocado con Art Blakey, Horace Silver y Eddy Palmieri, estaba en la banda. 

THE BLOW UP: ¿Y qué es lo que te hizo irte a Nueva York? ¿Querías ser músico de jazz?
JAMES CHANCE: Si. Fue una combinación de eso y de que quería comprobar yo mismo lo que estaba ocurriendo en Nueva York. Había visto pequeños anuncios en el Village Voice, ya sabes. Había como una pequeña foto de los Ramones y los Heartbreakers y ponía “C.B.G.B.”, y no sabía qué era eso. Pero parecía interesante. Verás, en Milwaukee había una banda de rock llamada Death. Era un grupo que estaba influenciado por los Stooges y la Velvet Underground. Y el cantante se suicidó, y era uno de mis mejores amigos, después de que la banda se disolviese. En 1973 la gente de Mikwaukee no lo entendió en absoluto. Fue una de las razones por las que me mudé a Nueva York en aquella época.



THE BLOW UP: Antes de los Contortions formaste parte de la escena del Free Jazz en los Lofts, ¿no es cierto? 
JAMES CHANCE: Si, un poco, claro. Toqué algunas sesiones. Actué en lugares como el Tin Palace. Y formé un pequeño trío o cuarteto con el que toqué en esos lofts. Pero, eh… realmente no veía que aquello fuese hacia algún sitio. Se puede decir que la escena de jazz no me aceptó.

THE BLOW UP: ¿Conociste a John Lurie en aquella época?
JAMES CHANCE: No lo conocí hasta el ´78. Solía toparse conmigo por la calle. En realidad hice una de esas películas en super-8 con él.

THE BLOW UP: Si, ¿cómo llegasteis a hacerla?
JAMES CHANCE: Bueno, lo que recuerdo es que él vino y llamó a la puerta, apenas lo conocía y me ofreció algo de speed. Y me llevó a su apartamento y me dijo que quería hacer la película. Me parece recordar que en parte era como una parodia de un "talk show" y que yo interpretaba a una estrella del rock. Y en parte también era como La Mujer y el Monstruo [The Creature from the Black Lagoon, 1954] o algo así, [risas]. Algo muy raro. Nunca llegué a verla.

THE BLOW UP: ¿Fue tu primera experiencia fuera del free jazz con los Teenage Jesus and The Jerks?
JAMES CHANCE: Si. Excepto aquella otra ocasión en la que estuve tocando el saxo en un parque. Syl Sylvain vino caminando por la acera y me arrastró para que tocase una pequeña sesión con él. Casi lo había olvidado. Otra vez, mientras estaba tocando en el parque… ¿conoces al batería Charles ´Bobo´ Shaw? Yo era fan de las cosas que había hecho en St. Louis e incluso tocaba una de las canciones de sus discos... pues un día estaba paseando y me escuchó tocar y terminamos haciéndonos amigos y también de algún otro como Luther Thomas. Entre los músicos establecidos fueron de los pocos que me aceptaron. 

THE BLOW UP: ¿Qué tal la época con los Teenage Jesus?
JAMES CHANCE: Bueno, en realidad Lydia (Lunch) vivía conmigo. Y fui uno de los que la animaron a hacer música después de que tocase aquellas pequeñas canciones para mí, la mayoría de ellas eran temas que formarían parte del repertorio de Teenage Jesus. Creo que la mayoría de gente la decía que lo dejase (risas.) Ella había estado escribiendo. La primera vez que la conocí me enseñó una especie de largo poema que había escrito. Era muy joven. Sólo tendría, eh… unos 16 cuando llegó a Nueva York. Al principio hicimos un par de mis canciones y Jody Harris (futuro miembro de los Contortions) también formó parte de la sesión. Éramos Lydia, Jody, el bajista japonés,Wreck, y yo. La mitad de las canciones eran mías y la otra mitad de Lydia. Y ella cantó algunas de las mías. Nunca llegamos a encontrar un batería y por eso no funcionó. No congeniábamos bien.



THE BLOW UP: Por lo que decidiste disolver la formación.
JAMES CHANCE: No, más o menos ella me echó, y ahí fue cuando empecé con los Contortions. Su concepto se había convertido en algo más minimalista según se iba desarrollando. Hasta el punto de que ella no quería tener un saxo en su grupo.

THE BLOW UP: Sobre el tema de la “New Wave”, en 1980 le comentaste a Kurt Loder que, “sólo puedes escuchar a gente que no sabe tocar durante un pequeño rato. En su mayoría ocurre que aparentemente [los grupos] no tienen talento alguno y deberían dejarlo.” Pero parece como si DNA, Lydia y algunos de tus otros colegas artistas se deleitaran con una especie de musicalidad ingenua intencionada.
JAMES CHANCE: Claro. Hay gente que no sabe tocar y que aprende cómo hacerlo. Y luego hay gente que nunca debería haber empezado. Creo que ahora la escena musical es más de ese estilo. Hay un millón de bandas por ahí. Y la mayoría de ellas tienen la fantasía de convertirse en estrellas del rock durante algo así como media hora y no están dispuestos a trabajar para conseguirlo. Es algo que se lo pone realmente difícil a la gente que está intentando convertirse en músicos profesionales.

THE BLOW UP: Me parece muy interesante que digas “músicos profesionales”, porque resulta obvio que tú te empapaste de jazz y lo estuviste tocando durante mucho tiempo, mientras que al principio a gente como Arto Lindsay o Ikue Mori no les gustaba la idea de convertirse en “músicos profesionales”. 
JAMES CHANCE: Bueno, a mí tampoco. Es cierto que yo había estudiado música y que creía que tenía cierta mano para esa disciplina. Me refiero a que nunca fui esmerado en lo referente a la técnica. Ya sabes, podía tocar todo tipo de material diferente pero siempre me salía a mi manera. No podía sentarme y tocar un millón de estilos y sonar como lo haría otro. Y en esa época resultaba liberador tocar con alguna de esas personas que no habían estudiado música porque eran libres y no tenían un montón de las ideas preconcebidas y los prejuicios que tienen muchos de los músicos que han estudiado.

(Continuará)

lunes, 18 de mayo de 2015

ESTAD ATENTOS A LAS PELÍCULAS DE HOLLYWOOD SOBRE ESPELEOLOGÍA EN LA LUNA, por Warren Ellis


Por Warren Ellis para Wired, 2009. Traducido por Frog2000.

------------

2010 está aquí. “El año en el que haremos contacto” si es que te gustan las novelas de ciencia ficción o has visto la película “2010” mientras mirabas el reloj y te preguntabas cuánto tiempo faltaba para que Helen Mirren enseñara los pechos. En consonancia con la posición de Wired como "revista futurista acerca de todos los futuros que estarán en tus calzones en el futuro", te traigo "las predicciones de cosas que sin duda pasarán durante este 2010". Feliz Año Nuevo, y trata de no gritar demasiado alto. Eso podría despertar a los robots carnívoros EATR.

Si ninguna de estas predicciones se convierte en realidad podrás reclamar el reembolso del precio de este número si te lo llevas volando a las oficinas de Wired usando la próxima aplicación para el iPhone de Vuelo Personal.

RobotCub es un proyecto "para estudiar la cognición a través del uso de un robot humanoide del tamaño de un niño de 3.5 años de edad: el iCub." O si se quiere, un robot del tamaño de un chimpancé que está siendo entrenado para pensar como un niño de tres años de edad. Lo cual es, como estoy seguro de que muchos de vosotros ya sabréis, no demasiado diferente a un chimpancé en lo que respecta a su destreza, curiosidad y temperamento. Robot o no, hay serias advertencias a lo largo de la historia contra la manufacturación de simios inteligentes. De hecho será inevitable que vengan equipados con motores carnívoros al estilo EATR. Y no es que esté obsesionado. Tan sólo nervioso.

En Suecia, un proyecto llamado Bioma está incinerando en una planta de energía a miles de conejos muertos como bio-combustible. En 2010, Bioma será exportado a Gran Bretaña y se utilizará al único animal más abundante que el conejo en este país, es decir, los consursantes de reality-shows. Los vertidos tóxicos harán que la planta sea clausurada antes de Navidad.

Se revelará que Peter Sallis ha asesinado a todas las co-estrellas de “Last of the Summer Wine” [1973] y que se los ha comido para conseguir así su fuerza. (Estimado Peter Sallis: es muy, muy importante que te mantengas con vida durante unos meses más para que este chiste funcione.)

Hace unos meses se anunció que tendremos trasplantes de útero en poco menos de dos años. Científicos raelianos están trabajando con un viejo biorreactor de la NASA y una imitación de células madre pluripotentes y han comenzado a construir sus propios vientres de diseño listos para ser transferidos a cultistas que podrán dar a luz a bebés alienígenas. Brian Eno comprará una gran cantidad de vientres raelianos y los coserá quirúrgicamente en una inmensa catedral ventral donde empezará a realizar grabaciones. Y luego lo arruinará todo al producir el próximo álbum de U2 en su interior.

En otra noticia relacionada con la anterior, Lady Gaga comenzará a vestir "vientre de alta costura" encima del escenario. Nadie se dará cuenta durante meses. También, en Rusia los potentados de la Mafia presionarán terriblemente a sus bio-ingenieros esclavos, y para verano sus novias-trofeo estarán sacando a pasear vientres de cuatro patas por el parque. La tendencia desaparecerá cuando las mascotas útero de Moscú sean violentadas en varias ocasiones por las salvajes ardillas asesinas de perros que han evolucionado en aquellos lugares.

Tras el descubrimiento en 2009 de posibles sistemas de túneles sub-lunares, se dará luz verde en Hollywood a la producción de ocho películas sobre espeleología en las cuevas de la Luna. Sólo tres de ellas tendrán a Michael Caine a bordo. Tan sólo Lars von Trier ha comentado que en realidad sí que vive en la Luna.

El comentario de Bruce Sterling sobre "estratos nazis" en su reciente discurso sobre la realidad aumentada (RA) de la empresa Layar se hará rápidamente realidad, ya que el British National Party contratará a un "abogado británico" que impondrá que las cámaras de vigilancia de cualquier ciudad británica incluyan una guía hiper-local sobre la demografía de la zona, y los "oriundos" británicos supuestamente estarán "obligados a aparecer" en ella, por lo que al resto de nosotros nos llamarán simplemente "la otra gente". RA será algo con lo que ver el Mundo de forma personal. Nos permitirá elegir las gafas a través de las que querremos ver la realidad. Un iPhone birlado y una tarjeta de crédito te permitirán comprar estratos de visión de la delincuencia que establecerán donde se encuentra el mayor número de cámaras de circuito cerrado, algo que siempre está relacionado con las regiones donde el grupo demográfico es más rico, facilitando así la depredación en el resto de las zonas. Muy pronto, los ciudadanos de las ciudades digitales estarán escudriñándolo todo a través de sus teléfonos con tecnología RA, sin mirar la ciudad de verdad que tienen enfrente, tan sólo la ciudad que quieren ver.

viernes, 15 de mayo de 2015

EL AMOR NO DURA PARA SIEMPRE, por Alan Moore y Rick Veitch


EL AMOR NO DURA PARA SIEMPRE es una rareza en la trayectoria de Alan Moore principalmente por tres motivos: el primero es que es uno de los poquísimos trabajos que publicó el autor en la editorial neoyorquina Marvel Comics; fue en el número 34 y último del magazine Epic Illustrated. El cómic se publicó en 1986, el mismo año en el que se lanzaba Watchmen.

El segundo motivo es que tanto el dibujante, Rick Veitch, como el guionista conservaron los derechos de autor, pues el tebeo fue publicado ateniéndose a las mismas condiciones que algunos de los otros proyectos aparecidos en la revista, como es el caso de los trabajos de Wendy Pini o Jim Starlin, que también se editarían manteniendo el copyright. Epic Illustrated era una cabecera que la editorial de Spider-man pretendía que rivalizara con la pionera en cómic adulto Heavy Metal, facilitando tanto el mantenimiento de los derechos de las obras cedidas por los creadores como una mayor libertad de movimientos, por lo que durante su corta andadura terminaría convirtiéndose en el buque insignia de la marca experimental EPIC administrada por Archie Goodwin. Por lo tanto, y gracias a dicha política, sigue resultando relativamente fácil hacerse actualmente con la historia de ocho páginas en su idioma original, ya que a diferencia del resto de la producción más dispersa de Alan Moore, "Love doesn´t last forever" aparecería de nuevo en 2009 en "Shiny Beasts", el recopilatorio con obras de Rick Veitch editado al amparo de su propio sello, King Hell. 

El tercer motivo es que mixtifica a un Moore pre-mainstream y al artista que está a punto de alcanzar el estatus de estrella y que por fin puede darse el lujo de escribir con un tono más elevado de lo habitual. Finalmente el artista se estaba despojando del sambenito de creador de historias cortas principalmente para 2000 AD e IPC, cabeceras donde existían ciertas limitaciones a la hora de afrontar sin mordazas temas peliagudos como el sexo, la violencia o la política. Concretamente el sexo ha sido utilizado por el autor en sobradas ocasiones con la soltura suficiente como para exprimirlo hasta alcanzar territorios frecuentemente inexplorados. 

Aunque fallido por culpa un guión que se decanta hacia ese primer Moore amante de los argumentos titubeantes y juguetones de escasa duración, lo que da fuste a la obra es el portentoso dibujo de Rick Veitch y su retrato de un ególatra sexual con la jeta de John Waters, al igual que el aroma que despide uno de esos posibles futuros retro con los que nos suele regalar la ficción más pesimista. Para Alan Moore sería otro de los más fáciles escalones que sortear durante sus pesquisas en pos del cómic perfecto.

En Zona Negativa se puede encontrar una entrevista de Raúl Sastre con Rick Veitch donde el autor ofrece algunas de las claves de su trabajo junto a Alan Moore, nombrando de paso la historieta que ofrezco traducida a continuación:

"Has trabajado con Alan Moore en diversas obras (La Cosa del Pantano, Miracleman, Greyshirt, Supreme,..) ¿Cómo trabajáis juntos? ¿Aportas ideas a las historias? ¿Son sus guiones tan densos como cuentan?

El primer guión que Alan escribió para mí se titulaba “LOVE DOESN’T LAST FOREVER”, una historia de ciencia ficción de ocho páginas que fue publicada en la revista EPIC Magazine. ¡La “primera viñeta” de ese guión ocupaba 8 páginas escritas a máquina a un solo espacio! Hoy en día, los guiones de Alan no son tan complejos como solían ser, pero aún son densos comparados con la tendencia “al mínimo contenido posible”, que es la opción que la mayoría de los guionistas de cómics suelen preferir. Alan y yo solemos comenzar un proyecto por teléfono hablando de cualquier cosa que nos interesa. Crecimos leyendo los mismos cómics americanos y británicos así que a veces tendemos a dejarnos llevar por ataques de nostalgia. Pero, normalmente, de esas conversaciones surge la chispa de una idea que inspira a Alan. Cuando la cosa funciona, comienza a recitar líneas de diálogo y escenas enteras de la nada. Puede que yo le haga una sugerencia o dos, pero, por supuesto, cuando se pone a escribir el guión siempre lleva las ideas más lejos, ¡mucho más lejos de lo que jamás podría haber imaginado! Pero compartir una experiencia creativa con Alan es algo muy divertido. Tengo mucha suerte en ese sentido."










jueves, 14 de mayo de 2015

BAD MUTHAS: THE JIMMY CASTOR BUNCH - IT´S JUST BEGUN (1972)



"Este disco de 1972 estableció el tono con el que Jimmy Castor Bunch alcanzaría el éxito durante los setenta a través de una efectiva y distintiva mezcla de funk, ganchos pop, comentario social y comedia gonzo. "It's Just Begun" también ayudó al grupo a vender millones de copias con el exitoso single crossover de "Troglodyte". Esta jam de funk memorablemente alocado está construido con un infeccioso riff de guitarra fuzz como base, y cuenta con un Castor que detalla las románticas aventuras de un hombre de las cavernas que se encuentra con Bertha Butt, un personaje de cómic que seguirá apareciendo en sus álbumes durante muchos años. El disco incluye una favorita de los b-boys que también da título al álbum, una excursión funk decantada hacia la salsa cuyos breakbeats continuarían siendo utilizados por los DJs hasta bien entrados los ochenta. Más allá de estas dos favoritas, el grupo le pega duro con un flujo incesante de densos grooves funkys mientras Jimmy Castor aborda cualquier tema, desde la moralidad ("You Better Be Good (Or the Devil Gon' Getcha)") hasta la filosofía ("L.T.D.," que significa "life, truth, death"). Con el fin de añadir más variedad, Castor también se anima con "My Brightest Day," una dulce balada acentuada por los instrumentos de viento, y con "I Promise to Remember," una rodaja de doo wop puesto al día que Castor escribió originalmente para Frankie Lymon and the Teenagers. La ambiciosa sensación de disco "sobre todo tipo de cosas para todo el mundo" sobrepasa a veces el producto final: por ejemplo, realmente no existe motivo alguno para que "Creation," el disonante instrumental de orquesta que clausura el álbum, esté realmente ahí. Pero a pesar de estas objeciones "It's Just Begun" es un producto importante e influyente de un grupo tristemente subestimado que merece ser escuchado por cualquiera que esté interesado en las raíces del funk de los setenta."

-Por Donald A. Guarisco para AllMusicGuide, traducido por Frog2000 en facebook.