viernes, 19 de diciembre de 2014

COSMIC PSYCHOS - UNPLUGGED/ WHIP ME


Cosmic Psychos - Unplugged / Whip Me CD-EP
(Shagpile, 1996)

1- Me
2-Rain Guage
3-Crazy Woman
4-Lost Cause
5-I'm Up You're Out

AQUI.

jueves, 18 de diciembre de 2014

CÓMO MIRAR EL FUTURO, por Warren Ellis


Como mirar el futuro, por Warren Ellis.
(Septiembre de 2012. Traducido por Frog2000.)

Este es el texto sin revisar del discurso inaugural que ofrecí en Improving Reality [Mejora de la Realidad] el jueves. De nuevo, gracias a Honor y a su panda por ser tan maravillosos y tan generosos al invitarme.

---------------------

La idea de llamar a un evento “Improving Reality” es una de las cosas más grandes surgidas en la Ciencia Ficción. Hace veinte años te habrías quedado solo al contar la historia de que en 2012 la gente viajaría hasta una ciudad centrada en lo tecnológico para charlar sobre cómo se podría mejorar la realidad. Sobre cómo podríamos hacer para ajustar la luminosidad del cielo. ¿Por qué no hacerlo? Será objeto de futuros consensos, pero ahora mismo ya se está hablando sobre ello. Son historias sobre las que todos nos podemos poner de acuerdo. Como aquellas que aparecían en las antiguas historias de Ciencia Ficción acerca de que Venus es “un infierno verde” con una jungla alienígena y que Marte estaba formado por un exótico desierto rojo atravesado por canales.

Por supuesto, en la realidad Venus es una cloaca llena de altas presiones de la que estamos a miles de años luz tecnológicamente hablando de poder caminar sobre su superficie, y en Marte existen todo tipo de cabronadas. Bienvenido al futuro de Ballard, que es al que más rápidamente estamos llegando de forma consensuada, donde el futuro es básicamente banal. Esencialmente esa es la posición más sensata que se está aceptando en este mismo momento.

Un escritor llamado Ventakesh Rao ha usado recientemente el término “normalidad manufacturada” para describirla. La idea de que las cosas están diseñadas para activar una predisposición psicológica que nos haga creer que nos encontramos en un presente continuo, aburrido y estático. La atemporalidad considerada como la característica principal de principios del Siglo XXI. Por supuesto, Venus no es un infierno verde, eso podría hacer que fuese demasiado interesante, ¿no es cierto? Y por supuesto, cosas como Google Glass y Google Gloves tienen el aspecto de ser atrezo de una mala película de ciencia ficción para TV de los 90 y 2000. Y por supuesto, coger un avión para llegar hasta el otro extremo del Planeta no es una experiencia brutalmente diferente de viajar en tren desde Londres hasta Escocia en los años 20, aparte de la radiación y los toqueteos.

Solemos portar iPhones con nosotros, y a poco que seamos conscientes de la Historia bien podrías señalar que este es un dispositivo impresionante que contiene un mapa en directo del Planeta y la biblioteca más grande imaginable, y que también supone un cambio absoluto del paradigma de las comunicaciones e individualidad personales. Y justo a continuación algunos idiotas cogerían y te dirían que parece algo salido de Star Trek Next Generation, y luego otra persona diría que no tiene ni siquiera un aspecto tan cool como el comunicador del Capitán Kirk original y luego otra persona contestaría que no, pero que ya te puedes comprar una cajita para que tenga el mismo aspecto que aquel, y entonces te encontrarías de nuevo manufacturado y a la búsqueda de la normalidad, esa donde nadie gana porque todo el mundo se tumba para hacer jodidamente el vago.

Porque es imposible mejorar la realidad... ¿verdad?

Pero podría sugerirte otra cosa. Las teorías de lo atemporal y de la normalidad manufacturada y de la Historia Cero pueden ser cortocircuitadas.

Echa un vistazo a tu alrededor.

La banalidad ballardiana surge porque no hemos conseguido tener el futuro que nos prometieron, o porque creemos que es demasiado tarde para hacer factible que todo sea lo diferente que nos prometieron que sería.

Esto se debe a que nos fijamos en la fecha actual mirando por un espejo retrovisor. Esto es algo que Marshall McLuhan dijo allá por los años sesenta, cuando el mundo se encontraba en las garras de narrativas futuristas que aparentemente parecían auténticas. Dijo: "Miramos el presente a través de un espejo retrovisor. Marchamos retrocediendo hacia el futuro".

Continuó diciéndolo en 1969, el año del aterrizaje en la Luna: "Debido a la invisibilidad de cualquier medio ambiente durante su período de innovación, el hombre sólo es consciente del medio ambiente que le ha precedido; en otras palabras, se convierte en un entorno plenamente visible sólo cuando ha sido reemplazado por un nuevo entorno; por tanto, en nuestra visión del mundo siempre estamos un paso por detrás. El presente siempre es invisible porque es ambiental y satura todo el campo de atención de forma demasiado abrumadora; por lo tanto, todo el mundo está viviendo un día antes".

Tres años antes, Philip K Dick escribió un libro titulado “Esperando el año pasado” [1966].

Permitidme tratar sobre todo esto con vosotros:

El Monte Olimpo (Olympus Mons) de Marte es muy alto, pero aún así su pendiente desciende tan suavemente que si estás adecuada y correctamente alimentado, su inclinación te permitiría caminar la mayor parte del camino hasta el espacio. Marte tiene una gran e hinchada atmósfera mayor que la nuestra, pero debido a ello apenas hay nada sobre él. Su atmósfera es de 30 pascales de presión, que es lo que conseguimos en un horno de alta presión industrial aquí en la Tierra. Pero podrías llegar caminando hasta el espacio. Imagínatelo. Imagina un mundo donde literalmente se pudiese caminar hasta el espacio.

En realidad, como idea es algo que dice mucho a su favor, en lugar de volver sobre todos aquellos exóticos canales y rojos desiertos. Imagínate por un momento que vives en una cultura marciana en donde esto es algo palpable en la existencia de toda una especie inteligente. Una montaña de la que no se puede ver la parte superior porque es un mundo pequeño y su cumbre se encuentra escondida detrás del horizonte. Imagínate los asentamientos a lo largo de la falda del Monte Olimpo. Imagínate las batallas libradas sobre secciones de esa pendiente. Generaciones y generaciones de exploradores que han ido muriendo a lo largo y ancho de su altura, tecnologías desarrolladas y consumidas que harían posible caminar a poca distancia de poder dar un salto hasta la órbita espacial. La Normalidad Manufacturada podría sugerir que si fuésemos marcianos encontraríamos que todo esto nos parecería completamente aburrido dentro de diez años y que no nos preocuparía una mierda que sencillamente fuésemos capaces de subir caminando hasta el espacio.

Ahora imagina un mundo donde el viaje interestelar hasta otros mundos fuese una antigua curiosidad. Imagínate leyendo las palabras "Vintage Espacial." ¿Podrías incluso considerar formar parte de una cultura que podría haber sido capaz de viajar al espacio y luego pasó de hacerlo?

Si el futuro está muerto, entonces hoy deberíamos evocarlo y aprender a verlo de forma apropiada.

Tampoco se puede ver correctamente el presente a través de un espejo retrovisor. Está junto frente a ti. Está aquí mismo.

En el espacio hay seis personas viviendo ahora mismo. Hay gente haciendo impresiones de prototipos de órganos humanos, y gente estampando tejidos hechos con nanocables que se unirán con la carne y el sistema eléctrico humano.

Hemos fotografiado la sombra de un solo átomo. Tenemos piernas robot que son controladas por ondas cerebrales. Los exploradores han hecho pie en el lugar no sumergido más profundo del mundo, una cueva a más de dos kilómetros bajo Abjasia. La NASA se está preparando para lanzar tres satélites del tamaño de tazas de café que podrán ser controlados con aplicaciones de un teléfono móvil.

Aquí tenéis otro ángulo más de este “Vintage Espacial”: el Voyager 1 se encuentra a 11 mil millones de kilómetros, y tiene una potencia de cálculo de 64Ks y una grabadora de ocho pistas.

En los últimos diez años hemos descubierto dos especies de humano previamente desconocidas. Somos capaces de filmar erupciones sobre la superficie del sol, aterrizajes en Marte e incluso aterrizajes en Titán. ¿Todo esto te parece muy aburrido? Pues todo esto está sucediendo ahora mismo, en este mismo momento. Comprueba la fecha en tu teléfono, ya que esa es la actual y estas cosas están sucediendo ahora mismo. El teléfono móvil más básico es un dispositivo de comunicación que sería capaz de avergonzar a toda la Ciencia Ficción, todas las radios de muñeca y comunicadores manuales. El Capitán Kirk tuvo que ajustar su maldito comunicador y con él ni siquiera podía leer texto o tomar una fotografía que incluyera un buen filtro Polaroid. La Ciencia Ficción no previno el teléfono móvil que iba a llegar. Ciertamente tampoco pudo ver las ventanas de cristal que brillan intensamente y que muchos de nosotros acarreamos, donde hacemos que sucedan cosas asombrosas simplemente apuntando con nuestros propios dedos como si fuésemos jodidos magos.

Que por cierto, es lo que Steve Jobs quiso decir cuando dijo que las iPads eran mágicas. La metáfora central es la magia. Y tal vez la magia parezca una cosa extraña para que ahora y aquí haga acto de presencia, pero la magia y la ficción están profundamente entrelazadas entre sí, y ahora mismo todos vosotros estáis asistiendo a una sesión de espiritismo sobre el futuro. Estamos convocándolo desde el presente. Aquí y en este mismo momento. Está en la habitación con nosotros. Vivimos en el futuro. Vivimos en un estado de Ciencia Ficción donde podemos ver bajo los átomos y alrededor de todo el mundo y más allá de los lagos de metano de Titán.

Usemos el espejo retrovisor para su verdadero propósito. Imagina que yo estuviese sentado a tu lado hace veinticinco años y pudieses escuchar el timbre de un teléfono y yo sacara una barrita hecha de cristal y te dijese para disculparme: lo siento, mi teléfono me acaba de avisar que me ha llegado un nuevo vídeo donde se puede ver una llamarada solar. De inmediato pensarías que me he vuelto loco. Usemos el espejo retrovisor e imaginemos que sólo hace 25 años que hablamos sobre el GPS. Esta es la última generación que se perderá alguna vez en Occidente. Filtros de agua. Biología sintética. Secuenciación genética. El Síndrome Repiratorio Agudo Grave (SARS) fue secuenciado genéticamente menos de 48 horas después de su identificación. Ni siquiera he hablado todavía de la red, el wifi, la banda ancha para móviles, computación en la nube, los cigarrillos electrónicos...

Entendamos que nuestro presente está muy lejos de ser banal. La realidad tal como la conocemos está estallando todos los días con la novedad. No todo es bueno. Estamos en una época extraña y no completamente cómoda en la que vivir. Pero quiero que en esta sala sintáis el futuro como si fuese presente. Quiero que entendáis, antes de empezar aquí este día, que lo que está invisible en esta habitación es la sensación de estar viviendo en el futuro, no en los años que han quedado detrás nuestro.

Ser un futurista que tiene como objetivo mejorar la realidad no significa que tengamos el rostro vuelto continuamente a contracorriente esperando el futuro que está por llegar. Mejorar la realidad es observar claramente dónde se encuentra la misma, y preguntarnos a continuación cómo hacer que sea mejor.

Actuad como si viviéseis en un estado de Ciencia Ficción. Actuad como si pudieses hacer magia y celebrar sesiones de espiritismo con el fin de adivinar el futuro y construir un control que regule la intensidad de brillo del cielo.

Actuad como si vivieses en un lugar donde pudiéseis caminar hasta el espacio si lo deseárais. Pensad a lo grande. Y luego mejoradlo.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

BAD MUTHAS: QUANTUS PRESENTS THE WORLD´S RAREST FUNK 45s (2006)

"Recopilación urdida por Will Holland de la Quantic Soul Orchestra, "The World’s Rarest Funk 45’s" contiene 16 de los cortes más densos y oscuros de funk que probablemente hayas escuchado nunca. El disco documenta temas grabados entre los años 1967 y 1974 que actualmente son casi imposibles de encontrar. Canciones como "The World (Pt. 1)” de Sandi & Matues y el acetato de una sola copia de M&S Band’s "Egg Roll,” "The World’s Rarest Funk 45’s" contiene pequeños actos que fueron registraron para pequeños sellos independientes de forma asidua y que no llegaron a forjar una sonoridad tan fuerte y exitosa como otras grabaciones más conocidas del momento, como las realizadas por James Brown y Kool & the Gang. Buenos ejemplos de lo dicho pueden ser "Something Different" de The Prepositions, un vigoroso instrumental impulsado por un agitado ritmo con reminiscencias de Sly & the Family Stone, y la perversa y tensa versión del tema de Santana "Evil Ways" elaborada por Brothers Seven, repleta de un único humeante órgano completado por una sección de vientos. Holland ha hecho sus deberes, ya que el cuadernillo interior contiene notas informativas así como una calificación de rareza para cada canción. Pero lo que finalmente hace que esta recolección resulte tan convincente no es la singularidad de estos músicos del margen, sino la propia música en sí misma; áspera y sin concesiones, y sí, funky como el infierno."

-Artículo de Matt Bauer para Exclaim, traducido originalmente para facebook por Frog2000.



Quantic ‎– The World's Rarest Funk 45s
(Jazzman, 2006)

1-Larry Ellis & The Black Hammer - Funky Thing (Pt. 1)
2-The Soul Lifters - Hot Funky And Sweaty
3-The Shades Of Black - Mystery Of Black (Pt. 1)
4-Prepositions - Something Different
5-Vern Blair Debate - Ooh Ah Ee
6-Latin Breed - I Turn You On
7-Herman Hitson - Ain’t No Other Way
8-The Brothers Seven - Evil Ways
9-Soul Excitement - Stay Together
10-Gene Anderson - The Loneliest One
11-Tony Bowens & The Soul-Choppers - Boilin' Water
12-The PC's LTD, - Fast Man
13-Sandi And Matues - The World (Pt. 1)
14-The M & S Band - Egg Roll
15-James Polk & The Brothers - Just Plain Funk
16-The ´Great' Deltas - Tra La La

martes, 16 de diciembre de 2014

PAGANS - DEAD END AMERICA ´87 (7")


Pagans - Dead End America '87 (7")
(Treehouse Records, 1987)

A-Dead End America '87 (Live)
B-Secret Agent Man (Live)

AQUI.

lunes, 15 de diciembre de 2014

DOUG MOENCH, UN GUIONISTA EN EL PLANETA DE LOS SIMIOS (2 de 2)


Doug Moench, un Guionista en el Planeta de los Simios.
(Entrevista realizada para Comic Book Marketplace en 1999 por J.C. Vaughn. Traducida por Frog2000 originalmente para su casilla de facebook. Parte 1.)

Doug Moench, un guionista en el Planeta de los Simios (3 de 4).
(Entrevista para Comic Book Marketplace, 1999, por J.C. Vaughn. Traducida por Frog2000.)

------------

En aquel entonces podías hacer un trato con Roy Thomas mientras jugabas como segunda base en el partido de softball de Marvel. Corrías hasta la segunda y puede que Roy hiciese una jugada corta o algo así y te decía, “Hey, Doug, ¿quieres escribir los Inhumanos?”, y le contestabas, “¿Qué es eso?” Y te contestaba, “Una mensual, en color,” y le preguntabas qué dibujante estaba en la serie. Te decía: “George Perez”, o quien fuese, y le decías que de acuerdo. Luego te decía: “De acuerdo, el primer número para la próxima semana”, y así se hacía. No tenías un editor vigilándote como un halcón todo el tiempo. Los guionistas éramos más responsables. Don McGregor era su propio editor. Steve Gerber era su propio editor. Steve Englehart era su propio editor. Len Wein, Marv Wolfman, Roy Thomas… todos escribíamos prácticamente lo que queríamos. 

CBM: ¿No crees que con ese sistema se esperaba mucho más del guionista?

MOENCH: Claro. No sólo el editor no nos decía lo que teníamos que hacer, sino que nosotros no le decíamos lo que estábamos haciendo. ¿A quién le gusta ser un robot zombie? Esa es la razón por la que todo el material que hago ahora está generado por mí. Sigo teniendo que molestarme en escribir una propuesta que se tiene que leer un comité, tiene que ser aprobada, se tienen que firmar los contratos y todo lo demás, pero por lo menos es algo mío. Les ofrezco lo que he ideado y entonces me dan el sí o el no. Cuando en aquella época escribías una serie mensual, [en particular] si tenías que enlazarla con otros títulos y todo ese sinsentido, era bastante raro, pero la serie seguía teniendo algo de peso, y además también solía ser un buen negocio. Bueno, pues ya no lo es.

CBM: ¿Fue ese el proceso de aprobación para una serie como la de los Simios?

MOENCH: Realmente no fue así. Todo tenía que ser enviado a Apjac [Arthur P. Jacobs era el productor de la serie de películas, y Apjac su compañía de producción], y sé que hubo algunos problemas en ciertos números por el dibujo. Siempre eran cosas como, “El personaje no se parece lo suficiente a Charlton Heston”. En las historias originales que hice con Mike Ploog y Tom Sutton nunca tuvimos ningún problema, que yo sepa. Lo único que escuché fue que había grandes seguidores de lo que estábamos haciendo. 


CBM: ¿Aún sigues en contacto con los fans?

MOENCH: Si, es algo que me hace gracia, porque he escrito mucho material. No sé si habrá algún “fan de Doug Moench”, pero he conocido gente que me recuerda sólo por Aztec Ace [la serie Eclipse de los ochenta], o por la serie de Godzilla. O por El Planeta de los Simios o Batman… no parece que exista nadie que conozca toda mi obra. Hay un grupo que parece que me conoce tanto por Maestro del Kung-Fu como por Caballero Luna. Hice una entrevista con un tío que me conocía por mi trabajo en el campo del terror, el material de la Warren, Skywald y los magazines en blanco y negro de Marvel.

CBM: El dibujo de Mike Ploog en “El Planeta de los Simios” estableció un verdadero estándar artístico para la revista. ¿Qué crees que hacía que su trabajo fuese tan bueno?

MOENCH: No sé. Podría teorizar sobre ciertas cosas. Talento innato... él es lo suficientemente mayor como para haber visto a maestros en vez de a simples autores de comic book. Y hasta cierto punto fue entrenado por Will Eisner. No creo que haya mejor profesor en el planeta. Si quisiera que me enseñara alguien, ese sería Will Eisner o Harvey Kurtzman, y probablemente fuese Eisner el que obtendría el visto bueno de los dos. Mike no sólo conoce el medio del comic book tan bien como Kurtzman, sino que creo que dibuja un poquito mejor. No sé lo que hace que Mike sea tan bueno. Sencillamente, algunos tíos son así.


CBM: ¿Se hacían las historias originales en colaboración? En algunos casos no parecía que hubiese demasiada para las adaptaciones de las películas.

MOENCH: Sí, definitivamente sí. Escribí el guión completo paras las adaptaciones, pero generalmente prefiero trabajar con un argumento.

CBM: Ploog es alguien que pasó rápidamente (algunos dirían que corriendo) por el campo de los cómics. ¿Qué crees que tendría que suceder para que alguien como él volviese al medio?


MOENCH: Seguimos en contacto. Hemos hablado sobre hacer algo juntos. Probablemente ya sea la quinta vez que Mike me ha dicho, “me enferma Hollywood, me voy a ir. Hagamos algo juntos.” Esta vez suena como si fuese a convertirse en realidad. Ha tenido algunas experiencias especialmente malas en las dos últimas películas en las que ha trabajado. Incluso ha vendido su casa de California y se va a comprar una en Inglaterra. Creo que ahora mismo está mudándose. Se ha cansado de todo ese sinsentido de Hollywood… Creo que quiere contar historias de nuevo, y espero que pronto hagamos algo juntos.

CBM: Además de Mike Ploog, Tom Sutton trabajó contigo en varias historias, incluyendo la de "Future History Chronicles", donde ilustró una magnífica Ciudad Barco. ¿Qué tal fue la colaboración con Tom?

Moench: ¡Fantástica! Dibujó la historia en esas páginas gigantescas, mientras que otros dibujantes trabajan con hojas un uno y medio más pequeñas [las páginas dibujadas eran más grandes de la mitad de como fueron publicadas], trabajó por dos. Mi mesa no era lo suficientemente grande como para contener las páginas. Podías darte cuenta de muchas cosas con las páginas dibujadas de esa forma, y así se podía incrementar la densidad de las historias. Se conseguía un gran nivel de detalle. Él estaba bastante metido en "El Planeta de los Simios". Se me ocurre pensar que su etapa le dio bastante vidilla para que su carrera renaciese. En ese momento fue todo un salto cuantitativo.

CBM: ¿Existía alguna diferencia en tu forma de escribir un guión si sabías concretamente quién lo iba a dibujar?

Moench: Volviendo sobre tu pregunta acerca de las colaboraciones, diría que al principio le tuve que comentar algunas cosas a Mike Ploog, y después ya no le tuve que decir nada. Puede que le preguntase qué es lo que le gustaría dibujar, y luego acomodaba la historia a sus preferencias, y cuando un tío dibuja lo que le gusta, siempre hace un trabajo mucho mejor, ¿verdad? De ahí es de donde proviene el material de la barca con Gunpowder Julius y Steely Dan [de la historia "Terror in the Planet of the Apes"].

No recuerdo qué era lo que le gustaba exactamente, pero me comentó que le gustaba Davy Crocket, o todo lo relacionado con lo fronterizo, y eso me dio la idea para aquellos personajes. Steely Dan es mi versión de Mike Ploog. Es un gran chico que ruge de risa y es muy extrovertido. Lo magnifiqué un poco. A él le encantó e hizo un trabajo magnífico. Se metió en la historia de lleno, así que finalmente se editó la historia con sus lápices sin entintar.


CBM: ¿Cómo diste con los personajes de "Terror"?

Moench: ¿Sabes de lo que estoy más orgulloso? En las películas usaron nombres latinos, pero no pensaron en el de Brutus. Fue el que usé para mi diabólico líder simio. Pensé que era magnífico. Roy me llamó y me dijo que Marvel se había hecho con los derechos de Planet of the Apes. Le dijo a Gerry Conway que tenía que escribirla, pero él se deshizo del encargo. Sólo dejó escrita una página con notas. Roy me la dio. Eran conceptos muy vagos, pero en la hoja aparecían los nombres de Jason y Alexander, un humano y un simio. Son amigos y se encuentran en problemas. A partir de ahí, hice que fuesen más jóvenes. Quería hacer una alegoría sobre el racismo, algo que creo que aparecía implícito en las películas. Y también me parecía que los chavales no se preocupaban demasiado de ese tema. 

CBM: Hiciste un one-shot con Ed Hannigan llamado "Evolution´s Nightmare".

Moench: Ed terminó convirtiéndose en mi colega. Creo que él estaba en el Bullpen haciendo correciones y otras cosas por el estilo. Quería dibujar su propia historia. En aquella época era mucho más fácil. Sólo tenías que convencer a Roy o a quien fuese para que te diera una oportunidad... No me acuerdo de si Mike Ploog entregó tarde, o si decidieron darle algo de tiempo extra, pero Ed quería probar que también podía dibujar una historia. Y así es como surgió "Evolution´s Nightmare".

CBM: Hay otra de las historias originales titulada "Kingdom on an Island of the Apes" que está dibujada por Rico Rival.

Moench: Con eso volvemos a lo que decía antes. Solía recibir llamadas donde me decían, "¿Puedes hacer una historia de los Simios de un único número?", y me decían que cuando podría tenerla lista. Creo que Inglaterra estaba enloqueciendo con "El Planeta de los Simios". Marvel UK había convertido la serie en semanal, y en algún momento ya estaban publicando material por delante de nosotros.

CBM: Por lo menos en algún punto, el magazine llegó a llamarse "Planet of the Apes" y "Dracula Lives!"

Moench: No podía mantener el ritmo semanal. Me preguntaron si podría hacer material original para Inglaterra que más tarde aparecía en la versión americana. Más tarde ocurrió lo mismo con Maestro de Kung-Fu y Deadly Hands of Kung-Fu. Tampoco duró demasiado... y yo no podía mantener ese ritmo semanal. No recuerdo todas las historias.

CBM: Entonces, ¿no recuerdas todas las historias que has guionizado?

Moench: No. De vez en cuando alguien me ha puesto un tebeo enfrente para que se lo firme y le he dicho: "Podría firmar una página completamente en blanco, pero no firmaré algo que yo no he guionizado", y la persona me ha contestado: "Pero sí que lo has escrito tú", y yo seguía sin creérmelo. Lo abría y allí estaba mi nombre, en los créditos. Luego me lo leía y entonces puede que me volviesen los recuerdos del momento en el que lo escribí. 

CBM: ¿Y te has leído alguno que no te haya traído recuerdos?

Moench: Si, [risas.] Al final rebusco y encuentro una fotocopia con el guión y entonces sí que tengo que admitir que yo la escribí. [Más risas.]

CBM: ¿Recuerdas algún momento favorito de la serie de "El Planeta de los Simios"?

Moench: Estuve en una reunión del ACBA [Academy of Comic Book Arts] en la que Neal Adams era el Presidente y yo el Vice-Presidente. Ploog también estaba allí. Siempre me ha gustado juntarme con ese tío. Es un jinete de rodeo, un caballo salvaje... es un gran tipo. Es más pequeño que yo, pero parece más grande. Tiene una barba enorme. Apareció por la reunión, algo que no hace habitualmente, con las páginas del barco. Después de la reunión, al mirar aquellas páginas pensé que esa fue la mejor época. Supusieron el gran salto para Ploog. Era capaz de hacer de todo, pero se metió realmente en ese relato. Fue algo magnífico.

CBM: Hey, Doug. Gracias por charlar para los lectores de CBM.


Moench: El placer es mío... ha sido divertido.

viernes, 12 de diciembre de 2014

RUTA 66, NÚMERO CIENTO QUINCE


RUTA 66, NÚMERO CIENTO QUINCE (Marzo, 1995)

"Sinuosos, misteriosos, revoltosos, a Manta Ray los ha puesto la madre naturaleza en este mundo de sonidos independientes para que haya de todo. Aunque algunos aprovechen el hecho para hacerse pajas mal hechas a granel, Manta Ray sobreviven a esa absurda situación que es ser underground en este país, con una música que es, ante todo, música. Hay que quererlos, sobre todo mientras algunos de sus coetáneos nacionales comienzan a encaminar sus aspiraciones hacia esquemas puramente pop y rock y otros no mueven un dedo hasta que leen el último número de la gacetilla del club de fans de Sonic Youth, para saber a qué atenerse. A mí Manta Ray no me suenan a nadie conocido, y sobre todo, me gusta lo que hacen sonar. Por supuesto, lo suyo es rock, pero no es un rock fácil ni previsible. Llega mucho más allá. Consigue que los poros de la piel se abran y que las emociones se entrelacen, goteen y se esfumen entre los efluvios de una buena noche. Nada de muros de guitarras mal diseñadas y peor construidas, nada de estribillos a medio hacer, sólo imaginación y feeling. Un debut ejemplar, sí señor."

El primero de Manta Ray editado por Subterfuge, al igual que la mayoría de su discografía, es un álbum estupendo que reivindico desde aquí mismo. Así lo entendió Pere Sandoval en su reseña para este Ruta 66 número ciento quince, donde de paso también atizaba a la crítica musical entendida como simple pose.

jueves, 11 de diciembre de 2014

BAD MUTHAS: DE LA SOUL - 3 FEET HIGH AND RISING (1989)



"El debut más inventivo, confiado y juguetón de la historia del hip-hop. "3 Feet High and Rising" no sólo demostró que los raperos no tenían que hablar sobre la calle para tener éxito, sino que también ampliaba la paleta de materiales sampleados con un caleidoscopio de sonidos y referencias escogidas entre el pop, el soul, la música disco e incluso la música country. Trenzando juegos de palabras y rimas inteligentes y hábiles a través de dos docenas de temas vagamente organizados en torno a un programa concurso, De La Soul rompía fronteras durante todo el LP, moviéndose fácilmente desde la maravillosa "The Magic Number", introductoria de su filosofía, siguiendo con la inteligente y cuidadosa viñeta de la ciudad profunda llamada "Ghetto Thang", hasta contar la libérrima historia acerca del fin de la inocencia llamada "Jenifa Taught Me (Derwin's Revenge)." Los raperos Posdnuos y Trugoy the Dove hablaron de lo que quisieron (incluyendo el olor corporal), con una interpretación al micrófono rápida y suelta al estilo de Biz Markie. Apenas disimulados bajo una capa de humor, sus líricos temas oscilaron entre el verdadero amor ("Eye Know"), el poder destructivo de las drogas ("Say No Go"), la filosofía "Daisy Age" [acrónimo de "da inner sound, y'all"] (en "Tread Water") y el sexo ("Buddy"). Prince Paul (de Stetsasonic) y DJ Pasemaster Mase abrieron el camino hacia el resultado final, con docenas de samples de artistas de la izquierda de todo tipo (incluyendo a Johnny Cash, Mad Lads, Steely Dan, Public Enemy, Hall & Oates y The Turtles.) La pareja no sólo utilizó dichos samples como pequeños riffs o secciones de batería como habían hecho la mayoría de los productores de hip-hop en el pasado, sino que los usaron como fracciones de sonido instantáneas y bromas internas que hicieron que algunos temas sonaran más como las grabaciones de un DJ. Incluso "Potholes on My Lawn", que samplea arpas de boca y partes de yodeling (como coros, nada menos), se convirtió en un gran hit de R&B. Si era fácil creer que la revolución ya había llegado al escuchar el rap y la producción de "It Takes a Nation of Millions to Hold Us Back" de Public Enemy, la "Daisy Age" de De La Soul parecía prometer una nueva era de positivismo en el hip-hop."


Reseña de John Bush para AllMusicGuide. Traducida por Frog2000 para la página de facebook.