miércoles, 25 de enero de 2017

BRAINPOWERED 2: EL HOMBRE HISTORIA, por Warren Ellis

Ya sabes, tampoco ha pasado tanto tiempo desde que era imposible encontrar novelas gráficas en las librerías. Demonios, no hace tanto que no podías encontrar ninguna en absoluto. En los setenta, la gente se fijaba con envidia en los mercados europeo y japonés, donde las novelas gráficas se serializaban en revistas y se recogían en ediciones permanentes o (principalmente en el mercado japonés) se editaban directamente en forma de tomo.

Una vez, mientras estábamos charlando sobre cómo traernos ese concepto al mercado anglófono, acuñé un término que parece que ha pasado a ser moneda corriente: OGN, de Novela Gráfica Original, en lugar de TPB, de Trade Paperback, el término aceptado generalmente para las recopilaciones de una serie en forma de tomo.


A finales de los setenta, después de algunos ajustes y pruebas, las OGN empezaron a aparecer en el mercado norteamericano. Los tomos como SABRE, DETECTIVES INC y COYOTE eran delgados y de gran tamaño, pero eran obras originales de edición permanente. El Contrato con Dios de Eisner fue la primera novela gráfica que recuerdo que pesara un poco más, a pesar de que en realidad fuese más un tomo de relatos que una novela gráfica.


A mediados de los ochenta, las grandes obras de ficción superheróica de autores como Alan Moore y Frank Miller se convirtieron en los primeros tomos de gran éxito comercial. Y fue suficiente para crear una moda que sirvió como locomotora para el resto. Ese tren puso a la novela gráfica en el mapa. Y entonces alguien decidió que cualquier cosa de cuarenta y ocho páginas y grandes dibujos constituía una novela gráfica. A medida que las monstruosas recopilaciones de los 300 episodios de la serie de fantasía CEREBUS empezaron a captar más público, y MAUS se convertía en la primera novela gráfica seria en ganarse la atención de todo el mundo, cualquiera que fuese a buscar estos títulos a las tiendas era asaltado por un montón de estúpidos cómics realizados por quiero-y-no-puedos con la palabra NOVELA GRÁFICA cincelada en sus escuálidos lomos. Era como descubrir que había unas cosas llamadas DVDs, pasarte por la tienda donde los vendían y afrontar que no había nada más que ediciones sencillas de SANTA BARBARA.


Las novelas gráficas y los recopilatorios terminaron por desaparecer por un tiempo. Sólo unas pocas editoriales siguieron manteniendo una agenda de lanzamientos de tomos, y tendían a ser depresivos y estaban dirigidos a un público coleccionista de autores de culto.


Ha sido estos últimos años cuando el potencial del cambio de paradigma económico ha hecho que la gente empiece a darse cuenta de lo que tiene entre manos.


En gran medida, son los tomos como los que me voy a ocupar en artbomb los que han logrado el cambio. Son tomos de autor que han estado presionando para conseguir que vuelva la la novela gráfica, los recopilatorios de SANDMAN y PREACHER que han vendido tanto como los números de las series. Mi propia TRANSMETROPOLITAN se ha vendido mejor en forma de novela gráfica que como números sueltos, lo que ilustra bastante bien lo que otros y yo llevábamos diciendo desde hacía bastante tiempo: en términos comerciales, así como en términos artísticos, la edición permanente es la mejor apuesta de todas. Muy pronto, el editor con el mejor catálogo se va a convertir en el editor más exitoso, lo cuál supone un cambio radical en un negocio que llevaba décadas basado en un difícil rango de ventas de concretamente una semana (la cantidad de tiempo que un ejemplar se encontraba a la vista antes de ser sustituido y colocado en las cubetas de atrasados.)


Básicamente, las ventas mensuales de cómics llevaban congeladas desde hacía mucho tiempo. Pero lo que ha ido aumentando su volumen de venta un año tras otro ha sido la novela gráfica.


Las tiendas de cómics y las librerías todavía las miran con recelo. En concreto, las librerías se encuentran en plena curva de duro aprendizaje mientras la oposición a la novela gráfica por parte de los editores se ha ido desvaneciendo durante las últimas décadas, porque finalmente han visto las posibilidades comerciales de rescatar los atrasados del catálogo apilados en los archivos.


Y ese es el motivo por el que estamos haciendo artbomb.


TRANSMISIÓN

Durante el último año, los blogs, diarios online o diarios publicados en internet, han sido la nueva ola de los contenidos web. Demonios, incluso Fraction y yo tenemos nuestros propios blogs, diepunyhumans www.mattfraction.com respectivamente.

Pero antes de lanzar diepunyhumans, también estuve diseñando un grupo de blogs para OPi8 Forum, la comunidad online para la nueva cultura oscura y lugar de escritores dependiente de OPi8.com. Dos veces por semana, un interesante grupo de personas sube nuevos contenidos a la sección bautizada como "Transmitir" del foro.

En este momento, el equipo está compuesto por:

La modelo alternativa de Seattle y actriz Josie Nutter, quien recientemente ha estado escribiendo sobre su papel en la película indie TAMMYTOWN.

El autor seminal de cyberpunk y artista alternativo Richard Kadrey, que está publicando la mejor ficción de la red en Infinite Matrix.

El canadiense expatriado en Japón, Jean Snow, quien se ocupa de un asombroso blog fotográfico sobre su vida en Tokio.

El escritor pagano Alistair Pulling, que produce obras maravillosamente pensadas sobre el movimiento de la vieja religión y la psico-geografía rural en Gran Bretaña.

Sabina Ex Machina, la mutante corporal y aspirante a chica-robot, que alterna los documentales fotográficos con otras cosas donde la modificación del cuerpo se acerca al transhumanismo.

El guionista y cineasta Adi Tantimedh, que es capaz de conducir a su público a través del purgatorio con su muestrario sobre cómo se hace una película en la ciudad de Nueva York.

Jonathan Vankin, novelista gráfico y experto teórico de la conspiración, que ha estado ocupándose de un blog complementario sobre su nueva serie VERTIGO POP! TOKIO.

Son blogs generados con el impacto de una recortada. Ve y léelos.

-Warren (2002-2004)

No hay comentarios: