lunes, 3 de abril de 2017

BRAINPOWERED 8: NORUEGA, por Warren Ellis

Este verano lo he pasado en Noruega intentando tomarme un descanso mental y buscando un lugar fresco donde escribir. Es la fantasía personal de un pequeño escritor que suelo disfrutar unas pocas veces al año: encontrar un lugar interesante donde escribir, para quedarme aunque sea remotamente empapado del acto de escribir. Por supuesto, sé que es completamente pretencioso, pero el romántico acto ligeramente enloquecido que conlleva me atrae un montón. Como Noel Coward escribiendo Blithe Spirit (Un espíritu Burlón, 1941) en Portmeirion o Hemingway escribiendo en París, todo eso. Incluso algo tan sencillo como alquilar una habitación de hotel con una vista decente en Londres me funciona de forma parecida. Así que me marché a Oslo durante unos días, para ver a un amigo y para pasear en general.

Noruega mantiene una extraña relación con los cómics. Por lo que he podido ver, gran parte del material autóctono se publica en forma de tiras de cómic y como fanzines. De vez en cuando se pueden ver algunas obras históricas bellamente reproducidas en un formato de álbum europeo, pero lo que más se encontraba en los quioscos noruegos (y esos quioscos están repletos de cómics) son grandes recopilaciones de CONAN o de EL FANTASMA QUE CAMINA. Ese tipo de cosas. CONAN lleva siendo popular en este país desde hace años. El antiguo artista de CONAN, John Buscema, se pasó por Noruega hace unos años para asistir a una convención no mucho antes de su muerte. Supuestamente hacía buen tiempo.y algunas muchachas rubias se sentaron en su regazo (conozco a una de ellas).

Durante años, el cómic más popular en este país ha sido (de nuevo) una tira que se ha vendido por toneladas: ERNIE, del dibujante estadounidense Bud Grace. Grace, que no es que fuese tratado exactamente como un dios entre los lectores de su propio país, amaba Noruega, sobre todo porque lo mantenía en funcionamiento. Pude conocerlo en un festival al norte, a finales de los noventa. El hombre de pelo cano y despeinado que había dejado la física nuclear para convertirse en dibujante, bajó del avión en el aeropuerto de Bergen para encontrarse a una multitud de fans que lo esperaban en el recinto de llegadas con un puñado de tomos para que se los firmase. Este año, mi amigo me ha dicho que la publicación de ERNIE se ha suspendido en Noruega. Lo mismo ha ocurrido con mi trabajo. En la actualidad, en Noruega las cosas no marchan demasiado bien en el medio del cómic. Por otro lado, John Buscema ha muerto y nadie está haciendo cómics de CONAN.

-Warren (artículo publicado en algún momento entre 2002-2004.)

No hay comentarios: