viernes, 8 de noviembre de 2019

LA MESA REDONDA DE LOS VIGILANTES (1988): ALAN MOORE, DAVE GIBBONS Y OTROS CHARLAN SOBRE WATCHMEN. PARTE 1 DE 4.

Entrevista grupal en Fantasy Advertiser nº 100, marzo de 1988. Reimpresa en el Comics Interview de David Anthony Kraft nº 65 ese mismo año con el título de "Watchmen Round Table: Moore & Gibbons". Traducción: Frog2000.

La siguiente charla con Alan Moore y Dave Gibbons tuvo lugar para poder dilucidar varios apuntes e ideas sobre WATCHMEN, así como para deshacernos de algunas falacias y falsas conclusiones. El encuentro fue dirigido por Martin Skidmore con la participación de los británicos Fiona Jerome, Steve Whitaker y Peter Hogan, y se pudo ver por primera vez en las páginas de FANTASY ADVERTISER, una excelente publicación centrada en el cómic inglés. Gracias a todos los participantes por hacer que la discusión en torno al cómic esté disponible para un público más amplio.


MARTIN SKIDMORE: Muy bien, empecemos por algún sitio... ¿qué hace que WATCHMEN se distinga de otros...

STEVE WHITAKER: ¿El queso para untar?

MARTIN: ...cómics de superhéroes a la venta?

DAVE GIBBONS: ¿Son preguntas que nos vais a hacer directamente a nosotros o...?

FIONA JEROME: No, en realidad participaremos todos en la charla.

DAVE: Bueno, entonces me tomaré un schnoozle...

STEVE: Lo que me parece que distingue a WATCHMEN de otros cómics es que la serie tiene la misma cohesión que una novela. El clímax no aparece hasta las tres últimas viñetas del número 12 de WATCHMEN. Mientras tanto, transcurren largos y plácidos tramos con algunos momentos emocionantes o... con momentos moderadamente emocionantes (risas.) Si se revisa bajo los términos de Jack Kirby en plan "Wham! Smash! Pow!" todo parece muy tranquilo en comparación. También hay muchas escenas de dolor y sufrimiento, pero...

MARTIN: ...es un sufrimiento más emocional que físico.

ALAN MOORE: A Dave y a mí nos parece una pregunta difícil de responder, y es probable que tú la puedas contestar mejor, pero si tuviese que aportar algo, entonces me gustaría comentar el montaje estructural que Dave y yo hemos aplicado a la serie, y no puedo pensar en muchos ejemplos parecidos, precisamente por ese grado de estratificación.

FIONA: Iba a decir que en cuanto al aspecto visual, no tiráis tanto de un patrón. O ciertamente, no como se suele hacer en el cómic estadounidense.

MARTIN: Doug Moench también lo ha hecho en algunas ocasiones.

FIONA: Si, pero no con el mismo nivel de complejidad, y tampoco suele rellenar tanto la obra con la estructura de sus guiones.

PETER HOGAN: Lo que ocurre es que WATCHMEN da a conocer todo un mundo al lector. De acuerdo, puede que los personajes se basen ​​en los de la Charlton, pero a partir de la primera página ya parecen completamente nuevos. Aún así, son personajes con una historia que parece ir surgiendo a lo largo del transcurso de la obra. Su mundo posee una historia... tiene mucha cohesión.

STEVE: Ahora que hemos empezado a hablar sobre estructura y demás, me interesa bastante vuestra opinión sobre la simetría: en WATCHMEN se da el caso de una verdadera simetría que incide en la forma en que se configuran los personajes.

DAVE: Dos brazos... dos piernas. (Risas.)

MARTIN: Quizá se pueda hablar sobre el paralelismo entre el Comediante y Rorschach...

STEVE: Estaba pensando más en Osterman y Ozymandias.

MARTIN: Es cierto: lo intelectual y lo físico, el caos y la ley...

ALAN: Es difícil precisar qué es simétrico respecto a qué. Me refiero a que para mí, al menos hasta cierto punto, un ejemplo a contrastar igual de bueno podría ser el del Búho Nocturno y Rorschach.

FIONA: ¿Si?

ALAN: El sexto episodio me pareció el más deprimente de toda la serie. Probablemente el séptimo fuese el más inspirador. Así que en la serie hay como una especie de simetría, pero...

MARTIN: Me refería al sentido moral: he mencionado intencionalmente al Dr. Manhattan y Ozymandias como reflejo de la ley y el caos... Oz quería establecer una dictadura benévola, aunque estuviese dirigiéndola entre bambalinas, mientras que el Dr. M habla sobre cómo el azar crea belleza, genera vida, etc. Se puede observar muy bien el contraste, y es el mismo tipo de contraste que se puede encontrar entre el Comediante y Rorschach mencionado antes: el plano moral. Alguien que es capaz de hacer cualquier cosa por el Gobierno en contraposición de alguien que posee una fuerte moralidad, incluso aunque los personajes estén bastante tarados.

ALAN: Creo que es difícil encontrar esas simetrías, porque está claro que si lo revisas desde un punto de vista moral, es probable que se puedan encontrar ciertos paralelismos, pero si lo miras desde otro ángulo, se podría conjeturar un conjunto de respuestas completamente diferente.

FIONA: Se pueden hacer varias categorías. Agrupaciones interminables...

DAVE: Es casi como leer tu horóscopo en el periódico, incluso cuando las predicciones no aciertan, todavía puedes encontrar algo que te venga bien. Como nosotros hemos tenido 12 números disponibles, hemos podido explorar tantas facetas diferentes de los personajes y sus motivaciones que estoy seguro de que podrías encontrar varios patrones, incluso aunque ninguno estuviese específicamente planeado.

STEVE: Pero los patrones son una de las cosas que más me fascinan... lo siento, Peter.

PETER: Solo quería comentar que me parece que uno de los mayores enfrentamientos, justo al final de la obra, es el de Ozymandias y Rorschach. Lo peor de Ozymandias es el reflejo fanático en sus ojos, su plan para la Humanidad...

STEVE: Cuando dice que acaba de salvar a la Humanidad está sugiriendo que ellos son los buenos... pero Rorschach no está de acuerdo.

PETER: Porque Rorschach es un hombre de honor y repite, prácticamente repite la misma frase del primer número: "Sin compromisos".

FIONA: Una de las cosas que más me sorprendieron después de revisar la decisión que toma Ozymandias de "matar a millones de personas para salvar el mundo" es la de que cuando el Dr. Manhattan tele-transporta a la gente lejos de los disturbios que se están produciendo y mata a dos de ellos durante el proceso, asegura que lo ha hecho por un bien mayor, porque de lo contrario habrían muerto muchas más personas, y en su ensayo, Rorschach...

ALAN: Que trata sobre Truman.
FIONA: Sí, sobre Hiroshima, dice: "Me alegra que hayan arrojado las bombas sobre Hiroshima, porque de lo contrario habría muerto mucha más gente".

ALAN: Sí, habrían muerto más personas.

FIONA: Entonces, aunque de alguna manera son diametralmente opuestos, todos realizan la misma declaración, todos han tomado la misma decisión... pero solo Ozymandias la lleva a cabo.

ALAN: Lo de Rorschach fue algo intencionado. Menciona al presidente Truman en la primera página de WATCHMEN, y luego se puede leer un breve escrito en el que termina diciendo: "Creo que el presidente Truman tuvo razón al lanzar la bomba atómica sobre Hiroshima, y ​​eso es todo lo que tengo que decir sobre mis padres". Y entonces, ya sabes... era un pensamiento bastante común, el de que Truman hizo bien al lanzar la bomba. Rorschach está en un punto de su vida en el que al menos todavía cree en Dios...

STEVE: Vive de una forma muy emocional.

FIONA: Y todavía cree que su papá fue ayudante del presidente Truman y... toda una vida de fantasía.

ALAN: Pero al final de la serie, Ozymandias le hace algo horrible a Nueva York... algo que, por extensión, no es mucho más horrible que lo que ocurrió en Hiroshima, otro paralelismo más.

FIONA: Lo único que difiere es el alcance, no el acto, porque ya se había hecho.

STEVE: Pero en el segundo número de WATCHMEN aprendes que... aprendes a odiar de verdad al Comediante. Quiero decir, disparar contra una mujer embarazada es un asesinato tan cruel... y en el n° 11, que le corresponde simétricamente, aprendes a odiar absolutamente a Ozymandias. Es por ese tipo de escenas como en la que aparece sentado en la tumba de sus padres.

DAVE: Es alguien insensible.

STEVE: Una descripción perfecta de lo completamente distante que está de todo, porque realmente cree estar por encima de cualquiera.

DAVE: Sí, pero lanzar una bomba atómica sobre Hiroshima fue o bien algo insensible o bien algo calculado, ¿hay alguna diferencia?

FIONA: Ambas situaciones son insensibles y calculadas.

STEVE: Seguramente, la diferencia es que lo de Hiroshima ocurrió de verdad y en este caso estás haciendo una declaración metafórica al respecto.

DAVE: Sí, y lo que Rorschach no soporta de todo esto es que se esté llevando a cabo en secreto, que una gran parte de Nueva York haya sido aniquilada, por lo que, incluso aunque provoque el Armagedón, quiere dar a conocer la verdad a todo el mundo.

PETER: Lo que ocurre es que Rorschach colabora en el New Frontiersman, y de todos modos le interesan las teorías de la conspiración, pero su diario es su forma de transmitir la verdad.

STEVE: Me gustaría saber por qué Osterman miente... bueno, no es que exactamente mienta, sino que le oculta a Veidt lo que está haciendo Rorschach.

ALAN: Ni se lo menciona.

STEVE: Veidt dice algo como: "¿Qué pasa con Rorschach?" y Osterman le contesta: "Dudo que llegue hasta la Civilización". No le dice: "No te preocupes, lo acabo de reducir a átomos"... parece una especie de asesinato misericordioso.
ALAN: Es casi como un asesinato misericordioso. Cuando estaba escribiendo esa parte en la que Veidt y Osterman se enfrentan al final y mantienen esa conversación, el Dr. Manhattan lo expresa de esa forma porque me imagino que se ha dado cuenta de que, de lo contrario, las cosas podrían ponerse peor para Dan y Laurie: ya cargan con la muerte de toda una ciudad sobre los hombros, y no se lo van a poder contar a nadie durante el resto de sus vidas. Es un pequeño acto de piedad para que se crean que al final Rorschach ha estado vagabundeando hasta morir.

DAVE: Supongo que Veidt también podría haber calculado lo que ocurre... pero en realidad Rorschach no tenía otro destino.

STEVE: Sabe que va a morir.

DAVE: En esa situación era lo único que podía hacer.

STEVE: Sé que en la historia demuestra ampliamente lo psicópata y sociópata que es, pero esto casi lo convierte en el héroe.

ALAN: De alguna forma, intentamos que todos fuesen los héroes. Como definitivamente también lo es Rorschach, en el sentido de que nunca se sale de personaje, aparte de ese momento en que lo ves llorando y grita: "¡Adelante, hazlo!"

STEVE: Lo que más refuerza esa impresión de que también es un héroe es porque, aunque explicáis la mayoría de las motivaciones y la historia vital de Dan y Laurie, al lado de Rorschach parecen estar hechos de cartón.

ALAN: Pero al lado de Rorschach cualquiera podría parecerlo. Incluso nosotros mismos. Porque es un personaje muy intenso... Supongo que hasta cierto punto, Veidt es el héroe de WATCHMEN. No se lo podemos negar. Y a otro nivel diferente, también lo son Dan y Laurie, porque son los únicos personajes humanos.

STEVE: Aparte del resto del elenco humano, del que te deshaces en el número 11.

PETER: Otro detalle sobre el momento en el que el Dr. Manhattan acaba con Rorschach es que el primero ve la muerte de una forma diferente.

ALAN: Siempre se ha sentido aislado de la Humanidad, pero en especial desde el momento en que dejó la Tierra y se trasladó a Marte. Finalmente la abandona por completo. Se puede comprobar en su frase: "Me marcharé y crearé vida humana".

DAVE: Los personajes cuya situación se concreta al final, a saber, Ozymandias, Rorschach y el Dr. Manhattan, saben que iba a suceder algo parecido a lo que tiene lugar finalmente en la escena en la nieve. Así que la escena de la muerte era algo que Osterman y Rorschach sabían que iban a tener que afrontar. Rorschach simplemente dice: "¡Tienes que hacerlo, así que adelante!"

ALAN: Es algo de lo que se da cuenta en el octavo número. "No espero volver. Esta noche hace frío".

STEVE: Y termina el diario.

ALAN: Sí, eso es. Ya sabes, es probable que esto vaya a ser bastante difícil de llevar a cabo. Pero en la historia hay muchas capas, así que será mejor no centrarnos en un solo elemento... Quiero decir, buena suerte y adiós... Continuemos.

STEVE: La idea de hacer una mesa redonda como esta es la de que, como tú también estás participando, podamos deshacernos de algunas falacias que se han dicho sobre WATCHMEN.

ALAN: Me parece genial, lo que ocurre es que cuando se revisa todo el tapiz, es bastante difícil aislar un solo hilo.

MARTIN: Entrando en los aspectos políticos, creo que una de las cosas que más me interesan es lo que has dicho acerca de que el héroe es Ozymandias, que salva el mundo, y por lo que se puede ver en las páginas finales, lo hace discurrir en otra dirección más positiva. Eso sí, lo hace mediante una dictadura benevolente. Igual no lo parece, pero está manipulando y controlando a todo el mundo.

STEVE: Alejandro Magno es su modelo a seguir confeso...

MARTIN: Así que al final logra lo que quería. Pero si se mira de otra forma, el héroe, el que se niega a comprometerse, es Rorschach. Son los dos casos más claros, mucho más que el Dr. Manhattan, por ejemplo. Ahora, por lo que sé de política, para mí todo esto parece bastante contrario a tus propias ideas, Alan.
ALAN: Sí, pero es que sería un escritor bastante pobre si todos los personajes que escribo reflejasen mi política personal.

En realidad, en todos los personajes de WATCHMEN se puede encontrar un poco de mí. Me refiero a que se puede encontrar en el Dr. Manhattan, Rorschach y Veidt... probablemente también -hasta cierto punto-, en Dan y Laurie. Entre todas las cosas que intentaba decir en WATCHMEN, una de ellas era que en este mundo en el que vivimos, con todos sus personajes y dispares ambiciones, probablemente no haya dos personas que quieran lo mismo. De todos modos, el mundo no funciona de esa forma. Si hay una idea central en WATCHMEN es la siguiente: "¿Quién está gobernando el mundo?" Por otra parte, esa solo es mi opinión. Estoy seguro de que otros lectores podrán encontrar tramas que les resultarán más significativas, pero para mí esa es la idea principal: aquí tienes todos estos vastos poderes, y a su manera Rorschach también lo es, al igual que Veidt, que posee un vasto poder financiero. También hay personas comunes y corrientes confundidas, personas que no saben qué demonios está pasando, bueno, lo mismo que nos ocurre a la mayoría de la Humanidad. Ahí tienes a los Nixons y a todo este tipo de gente, pero... ¿Quién está gobernando el mundo? ¿Está realmente el mundo bajo el control de las personas más poderosas, o estas solo forman parte del diseño, al igual que el resto?

DAVE: En referencia a lo que Martin acaba de decir, también tenemos la cuestión de qué es un héroe. Ya sabes, a su manera, las acciones de casi cualquier persona se podrían interpretar como heroicas.

STEVE: Incluso las del Comediante.

DAVE: Los personajes te pueden gustar aunque estés completamente en desacuerdo con su postura.

STEVE: Es posible que la historia del Comediante sea la única que merece la pena contar.

ALAN: El único spin-off posible en el que hemos pensado, y que tal vez lo hagamos dentro de cuatro o cinco años si el estado del copyright lo permite, sería un título centrado en los Minutemen. Pero no habrá una secuela.

STEVE: Se me ha ocurrido una historia situada en el intervalo entre el final de los Minutemen al comienzo de los 50 y la carrera del Comediante, con la interrupción de aquello de Ozymandias...

ALAN: Justicia Encapuchada.

DAVE: Creo que esa es una de las cosas de la serie que suman en lugar de restar. Cuando piensas en la gente que te rodea, suele haber ciertas áreas de sus vidas que conoces un montón, y otras de las que no sabes nada: años y años sobre los que no sabes lo que les sucedió.

En su momento, DC nos sugirió contar la historia del Comediante para poder completar así el mosaico y definir las cosas. Pero si lo hubiésemos hecho, lo que habría provocado es la destrucción de la realidad de la serie y que las cosas se hubiesen diluido. Creo que si te lees la serie detenidamente y eres lo bastante inteligente, puedes completar por ti mismo ese tipo de detalles... lo mismo que ocurre con cualquier obra de arte, cuadro, ilustración o cualquier forma de arte escrita, que de todos modos, dejan mucha libertad a la imaginación.

STEVE: Para dar mayor crédito a la serie, me he interesado particularmente en uno o dos personajes. Es como lo que has dicho antes sobre James M. Cain, Dave: le tengo un cariño similar a Raymond Chandler, un cariño que ha ido progresando hasta el punto de querer leer sus biografías y correspondencia.

ALAN: Quieres otro poco más de él.

STEVE: En el caso de WATCHMEN, todo lo que podemos leer es una serie de eventos en torno a estos personajes que se extienden durante 12 semanas, lo que me parece bastante bien.

DAVE: Hasta ahora no me había dado cuenta.

STEVE: Bueno, como termina el 29 de diciembre, son 12 semanas.

ALAN: Ni siquiera me sorprende.

DAVE: Me parece increíble, porque la historia dicta la duración.

ALAN: Justo antes de acabar su serialización, también dejamos zanjado el tema de las continuaciones y secuelas: cuando me propuse hacer WATCHMEN, e imagino que Dave sintió lo mismo, no queríamos darle al público lo que quería, sino que nos propusimos darle lo que necesitaba... y lo mismo se podría aplicar en el caso de las secuelas, porque puede que el lector quiera que se hagan secuelas bastante malas...

FIONA : ...pero no las necesitan. Las secuelas son la ruina de los cómics.
ALAN: WATCHMEN es una novela. Ahí la tienes, con su comienzo, su nudo y su desenlace... como un todo. Frank Herbert logró convertir Dune en un Perry Rhodan de los años ochenta por culpa de todas esas secuelas. Para empezar, era un libro maravilloso, pero cuando él terminó lo que estaba haciendo, se convirtió en algo ilegible.

DAVE: Cualquiera debería tener muy claro quién está verdaderamente a cargo de cualquier esfuerzo artístico. Obviamente, Alan y yo podríamos ganar una fortuna haciendo WATCHMEN 2 el próximo año. Pero sencillamente, no se me ocurre ninguna razón para hacerlo que no sea la obviamente económica. Minutemen me parece más atractivo, porque sería una época diferente y una historia diferente.

STEVE: Relaciones lesbianas y homosexuales y disfraces en un cómic ambientado en los 40...

TODOS: Hmmmmmm...

PETER: Una de las claves de WATCHMEN es que al menos se menciona la sexualidad de todos los personajes... e incluso el Comediante ha sido padre... Pero, ¿cómo demonios es la sexualidad de Osterman?

MARTIN: Alan, hace años recuerdo que dijiste que la sexualidad conforma una buena parte de un personaje y que al menos deberías tener claro cuál es, aunque no necesariamente deba aparecer en la historia. Pero en el caso de Osterman tampoco se nos proporciona gran cosa.

STEVE: Eso me parece interesante. Supongo que dejasteis deliberadamente al Dr. Manhattan como una pizarra en blanco, es ese tipo de personaje del que piensas: "¿qué demonios va a hacer a continuación?" Nunca se menciona a su madre, pero parece tener relaciones realmente extrañas con las mujeres, es el caso de Laurie y Janey Slater. Estaba convencido de que cuando se fue con Laurie a Marte y la dijo: "Puedo ver el futuro... más o menos, y estoy matando a alguien", le estaba mintiendo sobre lo de no poder decir a quién, y que la razón era que la estaba asesinando a ella. Ella es su último vínculo con la Humanidad, su vínculo emocional con su pasado.

ALAN: Bueno, hasta cierto punto fue algo deliberado: queríamos que la gente pensara algo así, o que igual los asesinados podían ser Dan o Veidt. El único en el que no queríamos que pensara el lector era en Rorschach.

STEVE: Creía que Ozymandias sería demasiado obvio...

MARTIN: La típica confrontación entre superhéroes...

STEVE: Parece que cuando el Dr. Manhattan se "recorporiza" en el último número, se haya alterado sutilmente a sí mismo, porque parece referirse a "Osterman" como si fuese algún otro. Volví a revisar la escena para ver si todavía llevaba el pequeño círculo en la frente o si se había cambiado algo más que el maquillaje de los ojos. Siento como si tuviese que parecer alguien diferente.

FIONA: Bueno, es que no lo es, porque dice: "Si eso no ha matado a Osterman...", como si el anterior Dr. Manhattan fuese de alguna manera Osterman... "Y esta vez no me va a poder matar".

DAVE: Es que no lo mata, eso ocurrió cuando se disolvió.

ALAN: Osterman murió en el 59.

STEVE: Pero su apego emocional a personas como Janey Slater...

DAVE: Sencillamente, está intentado ser alguien normal, a pesar del hecho de que ya no sea un ser humano.

STEVE: Pero su despreocupación deja la puerta abierta a que gente como el Comediante y Ozymandias puedan meterse con él. Pensar en sí mismo como un dios me parece una gran debilidad.

DAVE: Tampoco creo que lo piense.

ALAN: Para pensar en el concepto de "dios" deberías ser un ser humano en el sentido de que cuando eres un dios, la palabra "dios" desaparece.

FIONA: Se parece más al Vigilante [de la Marvel] o a alguien parecido, en el sentido de que se fija solo en lo que le interesa.

ALAN: Solo es el Dr. Manhattan, y es único en el universo y no obedece ninguna regla.

MARTIN: Tengo una idea para una secuela. En el número 12, el proceso que provocó la existencia del Dr. Manhattan parece haberse aplicado también a Bubastis.
ALAN: "Bubastis, el súper gato", "el gato del Dr. Manhattan, Bubastis".

DAVE: Los gatos no tienen suficiente auto-conciencia como para convertirse en...

FIONA: Es un gato genéticamente modificado.

MARTIN: Parece como el Krypto de los 90.

DAVE: ¡Supongo que podríamos haber hecho "La Mosca" y que el Dr. Manhattan regresara con orejas rosas, grandes, largas y puntiagudas!

TODOS: (Risas.)

ALAN: En cuanto al personaje del Dr. Manhattan, cuando se convierte en Dr. Manhattan su personalidad sigue siendo la de Jon Osterman, que experimentó una experiencia muy traumática... pero sigue siendo Osterman..., o casi.

STEVE: Un Jon Osterman con percepciones completamente nuevas.

ALAN: Sí, eso, y todavía tiene muchas necesidades reflexivas y comunes.

STEVE: Al fin y al cabo es alguien con una personalidad propia, ¿no?

FIONA: Pero, ¿crees que su continuo fracaso a la hora de mantener una relación humana lo hace alejarse de seguir intentando afrontar dichos hábitos humanos?

ALAN: Creo que conducir sería demasiado para él. Poco a poco se va aburriendo de ese tipo de cosas.

DAVE: Le parece poco atractivo e insatisfactorio.

FIONA: Nada tan divertido como un puñado de átomos.

ALAN: Para cuando el Dr. Manhattan tenga un millón de años, o mil años, o incluso cien, será casi irreconocible, pero aquí todavía se encuentra en su infancia, y todavía lo ves haciendo ese tipo de cosas... en el número 11 abre una puerta.

MARTIN: En el 12 camina por la piscina hasta donde se encuentra Ozymandias.

ALAN: ¡Cierto! Y no había necesidad alguna. Verás, a veces cierta falta de consistencia parece aportar más realismo. Solo quería que pareciese tan completamente distanciado que nadie pudiese asegurar lo distanciado que está. Si simplemente se hubiese distanciado del todo, habría abandonado la Tierra en 1959 y no habría dejado que el Ejército lo mangoneara.

STEVE: Me llamó mucho la atención que con el Dr. Manhattan utilizases el tiempo serializado de Kurt Vonnegut.

ALAN: "Cuna de Gato"...

DAVE: "Sirenas de Titán"...

STEVE: Más en plan "Sirenas de Titán" y "Matadero cinco": la idea de un hombre que no tiene que afrontar su vida de una forma puntual, tal y como decía Vonnegut. Lo que me sorprende es que Vonnegut sabía que el tiempo serializado era algo que nunca podría funcionar, porque básicamente conduciría a cualquiera a la locura, pero cuando se usa de una forma cómica, satírica y burlona, ​​que es la especialidad de Vonnegut, entonces funciona bastante bien. Seguro que alguien tan jodido como Osterman usaría el tiempo serializado para regresar directamente al útero... por alguna razón, me he imaginado el retrato del Dr. Manhattan como figura materna. ¿Sabes a lo que me refiero al hablar sobre el uso del tiempo serializado como un atributo serio?
PETER: Tengo la sensación de que el Dr. Manhattan suele estar bastante perplejo. Sabe cómo va a ser el futuro...

STEVE: Bueno...

PETER: Bueno, él lo sabe.

STEVE: Lo que conoce bien son sus propias experiencias. Todo lo que sabe es cómo va a ser su propio futuro.

ALAN: ¿Alguien entre los presentes ha tenido alguna vez un sueño lúcido? Si tienes un sueño lúcido y tienes la habilidad suficiente, puedes hacer lo que quieras en dicho sueño. Básicamente eres como el Dr. Manhattan, porque controlas la sustancia de la realidad, pero también te encuentras rodeado de personajes de ensueño. Haces lo que quieres, pero no haces nada para ofenderlos por pura cortesía básica.

DAVE: Quizá una palabra mejor que perplejo sea desconcentrado.

MARTIN: Necesita ideas sólidas sobre lo que tiene que hacer, si alguien le dice: "Ve a Vietnam" o lo que sea...

DAVE: Eso me parece interesante...

MARTIN: No tiene ninguna motivación en absoluto. Necesita que le digan qué hay que hacer.

DAVE: Este es un hombre que ha sido dotado, si es que lo ha sido, con todos esos poderes y habilidades, pero que no es realmente material para una historia de superhéroes pura. No es un personaje demasiado potente, y tampoco tiene una idea clara sobre lo que tiene que hacer.

MARTIN: Es ingenuo y simple.

DAVE: Es muy intelectualmente dependiente.

FIONA: Así es, su padre argumenta: "No vas a ser relojero, sino científico", y él termina por hacerle caso. Es muy manipulable.

ALAN: Cualquier cosa que conlleve una vida tranquila, ese será el punto de vista del Dr. Manhattan.

STEVE: Si lo miras desde un punto de vista filosófico, eso es muy...

ALAN: Zen...

STEVE: Bueno, es el Tao.

ALAN: Está en una especie de posición fija en la que ya no le importa lo demás.

STEVE: Me gustaría pensar de esa forma en el Dr. Manhattan, pero tampoco creo que sea tan profundo... bueno... todavía.

Una de las cosas que he apuntado es una idea sobre los dos grandes momentos filosóficos de WATCHMEN, que tienen lugar al final de los números 6 y 9. Por un lado tenemos la tesis de Rorschach...

ALAN: Toda la humanidad es una mierda.

STEVE: Sí, es un planeta loco, no hay dios y todos tenemos que sobrevivir... La razón para convertirme en Rorschach es que decidí hacer las cosas de esta forma, y esa decisión me da vía libre para hacer cualquier cosa. Es un concepto muy poderoso y contundente, y por eso el sexto número resulta tan deprimente. Ya sabes, te lo estás leyendo y llegas a la última viñeta y no hay nada más, todo es negrura y ooooh, mierda.
MARTIN: Lo que más me gustó fue la escena del psiquiatra al término de la jornada, cuando dice que el test solo son puntos en blanco y negro, que no significan nada. Porque como símbolo del universo solo es una negrura vacía y sin sentido.

STEVE: "Algunas flores bonitas".

DAVE: En cierto sentido, se podría decir que estamos hablando sobre todos los protagonistas de WATCHMEN, todos son como manchas de tinta del test de rorschach.

STEVE: La otra parte filosófica consiste en que el Dr. Manhattan le permite a Laurie convencerlo de que vale la pena volver a preocuparse por la Tierra. Al acabar el número 9 me sorprendí pensando: "No me le creo, no me convence". Pensaba que la estaba mintiendo o que se estaba dejando engañar esta vez, ya sabes, por todo lo relacionado con la termodinámica.

MARTIN: Sabía que tenía que creerla.

FIONA: Tiene una percepción diferente, porque en el número 12 se preocupa por la Vida, luego echa un vistazo al globo terráqueo y dice: "Creo que me iré y crearé algo de vida en otro sitio". Así que la vida en general no le importa demasiado.

ALAN: Le importa en abstracto.

PETER: Bueno, ahí tienes esa frase que le espeta el Comediante en la secuencia de Vietnam... Podrías haber hecho cualquier cosa para evitar que disparase a esa mujer y no lo has hecho. Porque no te importa.

FIONA: Le importa la vida, pero no la vida tal y como nosotros pensamos en ella de forma automática.

DAVE: No le importa la vida de una forma emocional, le importa de forma científica.

ALAN: En ningún momento durante su discusión con Laurie parece que finalmente le importe emocionalmente, aunque ella le parece más interesante de lo que pensaba.

STEVE: Es que no es capaz de involucrarse, mientras que Rorschach...

FIONA: Bueno, tampoco tenemos evidencia de que sea capaz.

(Continuará)

No hay comentarios: