lunes, 13 de enero de 2020

ENTREVISTA CON LOS HERMANOS PANDER (DIBUJANTES DE GRENDEL.) PARTE 1 DE 3.

Entrevista de Mark Borax con los hermanos Pander publicada en David Anthony Kraft´s Comics Interview nº 51 (1987). Traducción: Frog2000.

¿Qué número dedicado al espectacular entorno de Comico sería este si no tratásemos de rascar la misteriosa fachada de los dos sinuosos hermanos holandeses, Jacob y Arnold Pander?

Coincidimos con ellos junto a su jefe, el editor Phil LaSorda, en la San Diego Con.

MARK BORAX: Bueno, Phil, como editor, ¿de qué forma te ha sorprendido Comico durante los últimos años desde que os entrevistaron por primera vez?

PHIL LASORDA: Bueno, las intenciones de la editorial tampoco es que hayan cambiado demasiado, y tampoco nuestra forma de aproximarnos al medio. Siempre hemos creído que los cómics eran una forma de arte norteamericana, muy intensa. Queríamos representar a la industria en general, -no solo a la de aquí, sino también la del extranjero-, el aspecto que tienen los cómics en la actualidad, y conseguir el respeto que se han ganado en Europa y Japón, para crear una cierta marca que provocara ese tipo de reacción en plan: "claro, esto no es un cómic, es algo más que un comic book, ¿qué puede ser?". Además, aunque tengas buenos dibujos, si no se ven respaldados por una buena historia, tampoco es que el cómic valga mucho. Tan solo es un catálogo de ilustraciones. 

MARK: En ese caso, ¿sigue Comico en la misma posición que hace unos años?

PHIL: Creo que conceptualmente, desde un punto de vista filosófico, en cuanto nos ponemos con un proyecto lo respaldamos al 150%. Los creadores deciden lo que quieren hacer y nosotros les respondemos: "Claro, vamos a ello." Después de charlar sobre el tema, sigue siendo el bebé del autor. Cuando nos pasan el proyecto, intentamos convertirlo en un éxito y que las cosas le vayan bien al creador. Lo único que le pedimos es que intente hacerlo funcionar para el público, pero es su creación, su bebé. Y si ellos aman su trabajo, quedará reflejado en la obra, en las páginas del cómic, y nos evitaremos la sensación de que parezca un producto con una fórmula detrás. En cuanto a la colaboración de Arnold y Jacob con Matt [Wagner], me parece una combinación que funciona someramente...
MARK: ¿Crees que la máquina corporativa no va a intentar fastidiarlo?

PHIL: Si, pero no estamos en este negocio para dejar que nos pase algo así.

MARK: Bueno, chicos, ¿creéis que Phil no tiene ni idea o que tiene toda la razón? [Risas.]

JACOB PANDER: En realidad, suele azotarnos todas las noches.

MARK: Antes de Grendel, los hermanos Pander erais unos desconocidos, ¿de dónde provenís?

ARNOLD PANDER: Gran parte de mi trasfondo proviene de los cómics y la ilustración, y también de la ilustración para revistas de moda. Es probable que en el caso de muchas de las imágenes en las que hemos estado trabajando en los últimos años nos inspirásemos en el hecho de que teníamos amigos que formaban parte de grupos musicales, de ahí la influencia de la escena musical. Y además está el tema de la moda, porque estábamos al día del tipo de ilustraciones que se estaban haciendo en ese medio, un interés con el que hemos crecido.    

MARK: ¿Y en el caso de Jacob?

JACOB: Me encanta el cine, me gusta saber cómo se ruedan las películas, y también me gusta el diseño. Además debería apuntar que nuestros padres son artistas, (mi padre es un gran dibujante que aprendió el oficio en Holanda), así que crecimos en un ambiente artístico que no solo se recreaba en el arte del comic book, sino que además nos vimos envueltos en una atmósfera de arte clásico. 

MARK: ¿Vuestro padre es oriundo de allí?

JACOB: Si, y nosotros también.

MARK: ¿Cuándo se vino a vivir aquí?

JACOB: Se vino en 1967 o 1968. Yo tenía tres años y Arnold solo uno, así que para él fue hace mucho, mucho tiempo. [Risas.]
JACOB: Mamá es americana, de Portland, Oregón. Estuvo viajando por Europa, y creo que se metió a estudiar en una escuela de Arte. Primero se fue a Nueva York, y luego viajó hasta Europa. 

ARNOLD: Donde se topó con ese galán europeo.

JACOB: Claro. Y luego llegaron los bebés. 

JACOB: Y entonces llegó GRENDEL. [Risas.]

ARNOLD: Si, eso es. Nacimos para hacer GRENDEL.

MARK: ¿Creéis que tener un padre con una tradición artística europea os ha dado una perspectiva diferente a la del dibujante medio americano?

JACOB: En cuanto a nuestro punto de vista, es cierto que nuestra forma de enfocar el arte parece diferente. Es muy difícil generalizar a dicho nivel, y no puedo hablar por otros dibujantes, pero creo que definitivamente, por ello nos hemos sentido atraídos por diferentes tipos de arte de diferentes culturas. No somos holandeses, pero como tenemos familia allí, nos obliga a aprender, no tanto nuestras raíces holandesas como...

ARNOLD: A buscar otras influencias.

JACOB: Claro.

MARK: Me refería a que puede que hayáis crecido bajo unas influencias más artísticas que la de ver fútbol en la televisión.

ARNOLD: Es cierto, eso no era lo común.

JACOB: También hay que tener en cuenta el análisis que hacíamos de cosas como el fútbol o los dibujos animados de los sábados por la mañana. Teníamos como la sensación de que había que analizar esas cosas por sus propios valores artísticos. Por ejemplo, conocimos Star Wars en una época en la que éramos jóvenes e impresionables, y nos inspiró mucho...
ARNOLD: ¿Ya ha pasado tanto tiempo?

JACOB: Si, es raro. Pero ya sabes, cuando la vimos nos caló del todo, empapó lo que sea que hiciésemos. Pero también analizábamos las cosas, es probable que a un nivel subconsciente, desde una perspectiva más allá que la de solo estar viendo otra cosa más de ciencia ficción que molaba. 

ARNOLD: Es cierto, y ahora estamos intentando hacer algo más... ya sabes, después de visitar a nuestra familia europea, intentamos echar un vistazo más amplio a nuestra cultura, y por eso también nos ha empezado a influenciar. En el número 9 de GRENDEL, mezclamos elementos del dibujo de cómic europeo. En América el arte tiene más acción.

JACOB: Es como una forma de conducirse propiamente americana.

ARNOLD: Claro, una forma de conducirse muy americana, aunque estamos intentando aplicarla de formas diferentes.

MARK: ¿En qué sentido se desarrolla GRENDEL de una forma muy americana? ¿De qué manera?

ARNOLD: Bueno, creo que nuestra forma de dibujar es... bueno...

JACOB: No es a un nivel de guión, sino que tiene que ver más con nuestra propia forma de visualizar las cosas. Si echas un vistazo a las películas americanas y a las europeas, se puede ver un estilismo en la ambientación que definitivamente parece diferente. Los filmes europeos son más elegantes, aunque también son más lentos, mientras que las películas americanas, aunque pueden ser muy emotivas y elegantes, su forma de contarse puede ser muy enérgica.

ARNOLD: Tienen más acción.

JACOB: Nos hemos amamantado con esa especie de intensa forma de conducirse. Solo tienes que coger el coche y pasear por una ciudad americana para entrar en ese modo de pensar.

ARNOLD: Claro, aquí hay coches más grandes, autopistas más grandes, y se piensa de una forma mucho más rápida.
JACOB: Y creo que nuestras raíces europeas nos han hecho querer fusionar el estado de ánimo clásico y más elegante con ese tipo de impulsividad.

MARK: Jacob, debido a tu background cinematográfico, y Arnold, por tu querencia por el mundo de la moda...

ARNOLD: Por cierto, solía ir mucho al cine con Jacob. [Risas.]

MARK: Y también él iba vestido.

ARNOLD: Claro, yo le elegía la ropa. [Risas.]

MARK: De acuerdo. Phil, ¿cómo encontraste a estos dos elementos salvajes y enloquecidos? 

PHIL: En realidad, fue Matt Wagner quien vio por primera vez su trabajo expuesto. Simplemente pensé que serían capaces de contar la historia mejor de como lo haría yo mismo.

ARNOLD: Bueno, cuenta tu punto de vista y encajemos todas las piezas.

PHIL: Cuando Matt decidió hacer GRENDEL no quería dibujarlo, solo encargarse de los guiones, y también quería finalizar MAGE y darse un descanso, así que empezó a buscar un equipo de dibujantes para la serie, y de repente, aparecieron estos chavales de la nada. [Risas.]

ARNOLD: Bueno, en realidad fue todo producto de la casualidad. La verdad es que no estábamos en contacto con Comico ni nada parecido... Matt estaba haciendo un tour de MAGE por la Costa Oeste, y vino a Portland, Oregón... hacía un año o algo así yo había visto su GRENDEL en blanco y negro, y aunque parecía atrevido, todavía estaba en una etapa de aprendizaje, y entonces Matt se fijó en los dibujos que hacíamos nosotros. Solíamos llevar dibujos de superhéroes para intentar venderlos. 

MARK: ¿A la tienda de cómics de la zona? 

ARNOLD: Si, solíamos dibujar a Lobezno, a los X-Men, a Longshot y otros parecidos mientras nos dedicábamos a nuestro trabajo de diseño gráfico haciendo logos e ilustraciones, anuncios y ese tipo de material. Pero nos interesaban mucho los comic books y sabíamos muy bien cómo dibujar superhéroes disfrazados. Matt vio los que estaban expuestos en la tienda y dejó una nota en la que nos decía que estaba interesado en nuestro estilo, y que quería saber si nosotros podríamos dibujar sus guiones. Nosotros habíamos llegado a un punto en el que el diseño gráfico estaba en un momento bastante bajo, así que nos quedamos en plan: "Hmm, ¿crees que seríamos capaces de dibujar comic books? Ya lo hicimos cuando estábamos en el instituto, ¿te acuerdas?"

MARK: Así que vuestra entrada en el medio fue rápida...

JACOB: Bueno, es gracioso, porque creo que habíamos conseguido como diez encargos bastante importantes que luego se habían ido al garete, y en esa época nos estábamos alimentando de porciones de pizza. Eso era todo. Pero tampoco queríamos trabajos que nos ocupasen mucho tiempo, queríamos ganarnos la vida dibujando. Así que pensamos: de acuerdo, juntemos estos ásperos dibujos y hagamos algo juntos. Pero creíamos que no íbamos a salirnos con la nuestra.
ARNOLD: Si, nuestro dibujo tenía un aspecto muy raro.

JACOB: Estábamos acostumbrados a que nos rechazaran.

ARNOLD: Es cierto. Y lo malo de eso es que acabas pensando: "Seguro que me lo van a rechazar, porque..."

PHIL: Matt seguía de tour y cuando volvió tuvo que empezar a pensar qué iba a hacer a continuación, aunque me dijo que tenía ciertas ideas. Y que las quería hacer con Comico. Matt mencionó algo sobre estos dos chicos, pero a mí me dejaron anonadado. ¡Su material era muy bueno! La serie era de Matt, y la forma en la que habíamos asentado cinco años antes la editorial, y nuestro trabajo actual, seguía bajo las mismas premisas: los creadores eran los dueños de sus series y tomaban las decisiones sobre el aspecto artístico que les apetecía. Si querían llegar a cierto público, nosotros nos asegurábamos de que lo hiciesen. Así que le enseñamos el material a Matt y le encantó.

JACOB: Ya estábamos a punto de tirarnos por una cornisa cuando sonó el teléfono. [Risas.]

ARNOLD: Y nos dijeron: "Si sois capaces de cumplir los plazos de entrega, entonces el trabajo es vuestro."

JACOB: Nos llevó tiempo acostumbrarnos a todo el proceso. En los primeros dos números intentamos acostumbrarnos a la forma de hacer un cómic, y para los números 6 y 7 ya sabíamos más o menos lo que estábamos haciendo.

MARK: ¿Qué pensáis sobre vuestra etapa hasta ahora?

JACOB: Me gusta mucho. Lo bueno es que desde siempre hemos colaborado como los hermanos Pander, básicamente mezclando nuestros estilos y aplicándolos en las cosas en las que trabajamos, sean películas, dibujos, o lo que sea. [Risas.]

MARK: ¿Cómo soléis colaborar?

JACOB: Cuando hacemos el lápiz, pensamos en el concepto de los guiones y luego nos ponemos con el diseño.

MARK: ¿Así que ambos hacéis los fondos?

JACOB: Si, exacto. Me refiero a que los dos nos sentamos en la misma mesa e intentamos alcanzar la inspiración, o lo que sea.

ARNOLD: Yo soy mejor haciendo figuras humanas, así que suelo centrarme en los personajes...

JACOB: Es su punto fuerte. Su estilo es muy potente, hace unas figuras muy poderosas. [Risas.]

ARNOLD: Me gustan los músculos. Jacob siempre tiene un fuerte sentido del diseño. 

JACOB: Nuestros estilos se integran muy bien. Cuando abocetamos, los elementos físicos y los personajes encajan del todo. Los fondos son más una cuestión de la idea estética general y de cómo queremos abordar el guión, teniendo en cuenta la ambientación. Y luego, cuando nos ponemos a dibujar, nuestros respectivos estilos intentan destacar de alguna manera.

ARNOLD: Pero no discutimos ni nos peleamos por quien hace qué.

JACOB: Claro.

MARK: Así que conocéis los puntos fuertes y las debilidades del otro...

JACOB: Claro. La primera fase es la del diseño: "Se me ha ocurrido una gran idea, ¡hagámosla tal cuál!"

MARK: ¿Y qué ocurre si lo que sugiere uno de los dos no le gusta al otro?

ARNOLD: A veces ha ocurrido.
JACOB: Pero por lo general terminamos por ponernos de acuerdo, Quizá alguno quiera hacer algo especialmente ridículo, y entonces el otro le advierte de que mejor será que no.

ARNOLD: Por ejemplo, en el número 11 la presión de las fechas de entrega hizo que nuestro entintado pareciese muy tirante; en ese momento estábamos trabajando por separado, cada uno en cosas diferentes. Me levanté a medianoche para exponer lo siguiente: la primera mitad era una especie de secuencia conversacional y había que poner en solfa el estado de ánimo que sugería el guión de Matt sobre la metamorfosis que sufría la relación de Brian y Cristine, de modo que me puse a hacer casi la mayoría de las primeras diez páginas. En realidad, Jacob se sorprendió un poco al ver los dibujos. Recuerdo que en el guión indicaba que finalmente la pareja acababa en la cama, pero no sabía cómo acabar esa escena. "Bueno, supongo que deberíamos meterlos directamente en la cama", así que acabamos la secuencia con un beso que parecía el punto final después de haber hecho el amor, y entonces volvías la página, y allí tenías una splash page de la pareja interactuando de una forma asombrosa.

JACOB: La palabra que buscas es "tórrida". 

(Continuará)

No hay comentarios:

ENTREVISTA CON LOS HERMANOS PANDER (DIBUJANTES DE GRENDEL.) PARTE 2 DE 3.

Entrevista de Mark Borax con los hermanos Pander publicada en David Anthony Kraft´s Comics Interview nº 51 (1987). Traducción: Frog2000. ...