viernes, 24 de febrero de 2017

BRAINPOWERED 6: LAS NIEBLAS DEL TIEMPO, por Warren Ellis

Lo poco que se puede encontrar disponible de la historia de las novelas gráficas podría sorprenderte un montón. Me refiero a que ni siquiera me hagas empezar a hablar sobre el número de series de grapa perdidas en las nieblas del tiempo que nunca han conocido una edición recopilatoria y que permanecen como recuerdos desvaídos, convirtiéndose en montones de pulpa podrida en la parte trasera de las tiendas de cómics y en las de segunda mano. Pero en el caso de las novelas gráficas es casi peor. Y no me refiero a cosas oscuras realizadas por creadores que nunca han recibido el favor del público.

Hablemos de Alan Moore, uno de los guionistas más importantes y exitosos del medio, con un montón de horribles agujeros en su bibliografía. Casi todos sus comic books han desaparecido, nunca se han llegado a recopilar. Historias de vidas alienígenas, personajes de dibujos animados que se dejan mutilar por dinero, el viaje subjetivo de un hombre detenido al borde de un puente... en su mayoría siguen sin recoopilar, los pocos tomos que existían ya se han agotado.

Y también dos de sus novelas gráficas.

Hace diez o doce años, "Un pequeño asesinato" formaba parte de una corta línea de novelas gráficas auspiciadas por el editor literario Victor Gollancz. En teoría, parecía una buena idea producir novelas gráficas del tipo de lo que hace M. John Harrison y Doris Lessing. En la práctica, a menudo la obra resultante era innecesariamente compleja y bastante inútil por lo general. La joya de la corona fue A SMALL KILLING, de Alan Moore y el ilustrador Oscar Zarate, hasta ese momento conocido principalmente por sus adaptaciones visualmente sorprendentes de las novelas de Shakespeare. (Puede que también se encuentren agotadas. Hace poco me compré un juego en una tienda de saldos para cuando mi hija tenga la edad suficiente para necesitarlas).

Recordándome levemente al THE SINGING DETECTIVE de Dennis Potter, "Un pequeño asesinato" se ocupa de la vida de un ejecutivo publicitario que está siendo perseguido por un niño de ominosa presencia sobrenatural. A medida que su vida adulta se va corroyendo cada vez más, los recuerdos de su propia infancia en Inglaterra empiezan a atormentarlo. Al igual que el detective cantante se convirtió en el detective emocional de su propia vida, también lo hace el ejecutivo publicitario cuando intenta ahondar en los comienzos de su propia marca, las cosas que han definido su existencia. El pequeño asesinato que lo sigue persiguiendo.

Quizá sea más una canción que las grandes sinfonías que solemos esperar de Moore. Pero es una obra muy personal, tremendamente conmovedora, y una piedra angular en el conjunto de su bibliografía. Parece un palimpsesto de su fallido magnum opus "BIG NUMBERS", una reflexión de 500 páginas sobre la vida moderna en una ciudad de las Midlands a través de las temáticas que se llegaron a ver en las ochenta páginas que se publicaron de la obra.

Creo que también tuvo cierto efecto en FROM HELL. Hasta "BIG NUMBERS", la obra de Alan estaba marcado por una super-complejidad argumental, un millón de hilos de guión lanzados al aire enlazados unos con otros. Sin embargo, en From Hell, posterior a "Un pequeño asesinato", el autor comenzó en serio a mostrar algo diferente. Las líneas argumentales que anteriormente se perseguían unas a otras en paralelo, ahora se resolvían por separado. En From Hell Alan se convierte en el guionista que siempre se supone que ha sido, un escritor cuyos argumentos son capaces de dar apoyo a la complejidad emocional."Un pequeño asesinato" es el comienzo de Moore, el escritor maduro.
Antes, a finales de los ochenta y en colaboración con el artista Bill Sienkiewicz, Alan produjo un trabajo titulado BROUGHT TO LIGHT, que formaba parte de un número único mayor del mismo título. La obra, que se podía voltear (en realidad eran dos en una), estaba producida con el apoyo del equipo jurídico estadounidense The Christic Institute, en pleno proceso contra el gobierno de EE.UU. y la CIA por su utilización de las drogas en la guerra sucia. La otra mitad era un ensayo documental de la escritora Joyce Brabner y el artista Tom Yeates donde se detallaban las dificultades del caso. Finalmente algunos de los activistas involucrados sufrieron un atentado con bomba.

¿Cómo se podría definir la mitad correspondiente a Moore y Sienkiewicz? ¿Quizá como Docudrama? El lector termina hablando con un agente de la CIA en un bar en algún lugar desolado. El agente es un águila americana, completamente agotada y trastornada, hasta arriba de coca y con sangre en el pico. El águila nos va relatando la historia secreta de la CIA. Es un absoluto tour de force. Sienkiewicz es capaz de generar algunas imágenes enloquecidas, es como una caricatura política con el toque de Ralph Steadman. Para lograrlo utiliza cualquier cosa que pueda funcionar: fotocopias, salpicaduras, trocitos de metal, cualquier cosa que pueda funcionar. El Águila, completamente perturbado y encocado hasta las cejas, se encorva sobre la barra y vomita la historia secreta del siglo XX americano, un impecable documental de investigación saliendo del pico de un personaje de ficción.

¿Recuerdas las mejores partes de la película JFK? Donald Sutherland lo exponía todo en un largo monólogo, y luego concluía con un suspiro: "Bueno, nunca me imaginé que las cosas serían iguales después de todo esto". BROUGHT TO LIGHT es igual, sólo que más divertido, aterrador y convincente. Te exige que lo leas de una tirada, y es capaz de atraparte con su pasión y compromiso. En los paranóicos noventa habría generado un montón de dinero...

...si es que se hubiese podido encontrar impreso.


-Warren (2002-2004)

1 comentario:

Rondi (Alberto Rguez Carmona) dijo...

No conocía "Brought To Light"; entre otras muchas obras del bardo de Northampton. He buscado por internet y he encontrado una copia de lectura directa (creo que incompleta). Intentaré leer la obra, aunque si no llegó a traducirse al castellano o español latino, me va a costar más de la cuenta. Pero seguro que merece el esfuerzo.

Por otra parte, leí hace unos cuatro años "Un pequeño asesinato" y fue una lectura que me dejó bastante tibio. Tal vez una segunda revisión cambie esa sensación.

Por último, te saludo. Soy el tipo de la novela de Spider-Man. Te escribo mientras escucho a G.G. Allin, a quien he descubierto (entre otros muchos) gracias a tu blog. Si bien el punk rock no es un genero u estilo con el comulgue demasiado (se me hace algo reiterativo) si debo escoger música salvaje, me inclino hacia el metal extremo; estilo por el que siento gran afinidad. Dicho esto, me gustaría poder hablar contigo en privado sobre la novela. O bien me paso a saludar por nuestro punto de reunión habitual o espero poder contactar por mail. Hasta entonces, mis felicitaciones por tu diez años al frente de este blog.

¡Saludos!