viernes, 26 de febrero de 2016

LA NUEVA TECNO-RUPTURA: ASESINANDO EMPRESAS Y UTILIZANDO SUS CADÁVERES, por Warren Ellis

Por Warren Ellis, 20 de marzo de  2015, The Esquire. Traducido por Frog2000.

Déjame hablarte sobre una empresa digital montada por unos conocidos míos que se llama Newspaper Club. Desde hace cinco años ha permitido que la gente conciba sus propios periódicos a través de una interfaz en su web y mediante la utilización de otras empresas que solían imprimir periódicos, aunque ya no lo suelen hacer tanto porque muchas personas consumen sus noticias a través de la red. O como Russell Davies, de Newspaper Club, comentó una vez: "Nos han jodido el negocio y ahora quieren apropiarse de nuestras máquinas."

Esta es una de las características de la actual escena tecnológica, donde la encantadora "ruptura" significa asesinar empresas para luego hacértelo con sus cadáveres.

Puede que lo siguiente no parezca estar demasiado conectado con lo que acabo de decir, pero por favor, ten un poco de paciencia: Google tiene coches que se conducen solos, por lo que al parecer ahora Apple también los quiere. He escuchado un rumor que me parece hilarante: como las mini-furgonetas son tan atractivas, Apple ha empezado a hacer pruebas con una mono-volumen que se conduce sola. Por lo que tendrán que trabajar como bestias hasta conseguir montar su propio Apple Maps o de lo contrario ocurrirá lo siguiente: Google decidirá que no quieren que otros parasiten su negocio de Google Maps y lo utilicen como base para su empresa, y les quitará el acceso... que es lo que probablemente sucederá con Uber, otro dispositivo que requiere acceso prioritario a los mapas de Google. Además, a Google le encantaría regentar un negocio como el de Uber con, claro, coches que se conducen solos. ¿Qué está haciendo Uber entonces? Contratando a ingenieros para que realicen mapeos e intentando construir desesperadamente su propio coche auto-conducido para anticiparse al ataque.

Independientemente de lo que pienses sobre Uber y de su comportamiento empresarial, la lección no debería caer en saco roto: si ahora montas tu negocio basándote en el sistema de otro, con el tiempo ese otro lo acabará notando. Hace apenas una semana la aplicación de streaming Meerkat, que utiliza Twitter para poder retransmitir, sintió pasar una gélida brisa fría a lo largo de sus estancias cuando Twitter compró Periscope, el sistema de la competencia, que sin duda será reestructurado por Twitter tan pronto como le resulte posible. Los negocios digitales también pueden perseguir y asesinar a sus propios parásitos.

¿Y a quién tenemos en medio de todo este embrollo? Al rico y enloquecido Elon Musk, cuya intención es introducir enormes y eficientes baterías eléctricas en las casas de la gente. Podría no ser uno de sus proyectos secundarios más extraños, como por ejemplo lo es el Hyperloop, especialmente desde que Apple está contratando a sus fabricantes de automóviles en el extranjero, por lo que las ventas de sus automóviles y el transporte podrían alcanzar las cifras proyectadas en un principio. Esta actitud encaja perfectamente con el tema de la "ruptura". ¿Sabes que Musk tiene una empresa de paneles solares, verdad? Lo que podría ocurrir me parece bastante intuitivo: o bien SolarCity te permitirá alquilar sus paneles si no tienes problemas de liquidez o bien te podrán hacer un préstamo a treinta años para poder utilizarlos. SolarCity no te cobrará por la instalación o el mantenimiento de su sistema, y tú le pagarás a SolarCity por la energía que genere ese sistema, y por lo tanto, de esa forma estarán amortizando su préstamo. La electricidad como hipoteca. Y ahora, solo tienes que combinar este panorama con una célula de combustible recargable instalada en tu propia casa que probablemente podría alimentar tu hogar durante al menos una semana por su propia cuenta. Bienvenido a la RUPTURA DE LOS SERVICIOS BÁSICOS.

Quizá hayas estado leyendo todo esto y pensando, hmm, no me interesa demasiado la tecnología y la ruptura y todos esos fantasmas y lo que demonios sea de lo que estás hablando… bueno, pues apuesto a que te interesa mucho un futuro donde las subestaciones eléctricas caseras siguen siendo rentables incluso después de que un número crítico de casas de tu zona se queden sin suministro. Si seguimos viviendo en el mercado libre, seguirán siendo rentables incluso para suministrar electricidad a todo tu pueblo. Creo que las más gélidas consecuencias de que las cosas funcionen de esa forma podrían ser del todo imprevistas...

Todavía podemos dormir sin problemas porque Facebook, Google, Apple, Amazon, Microsoft y Elon Musk no quieren hacerse con nuestros negocios. Aún.

¿Sabes lo que pasará en cuanto esos servicios autónomos dirigidos al consumidor den el siguiente paso? Cuando te entreguen lo que has comprado justo en el mismo día en que lo has pedido, y todas estas empresas se introduzcan en las ciudades a la misma velocidad que Amazon, con versiones más completas y rápidas pilotadas por el Shopping Express de Google... Por cierto, Jeff Bezos es propietario de una empresa de diseño de cohetes, así que tal vez haya que empezar a fijarse en ese detalle... oh, y Apple quiere meterse en el negocio del servicio a las empresas, con lo que se ha convertido en rival de Amazon, donde se encuentran almacenados todos los datos de su competidor... y por supuesto, los de la envejecida y adormilada Microsoft.

Contén el aliento. Mantén la compostura. Las cosas se van a poner todavía más extrañas.

No hay comentarios: