viernes, 22 de julio de 2016

PROVIDENCE: LOVECRAFT, VIOLENCIA SEXUAL Y LA OTREDAD (4 DE 5)

Por CRAIG FISCHER para The Comics Journal, 3 de febrero de 2016. Parte 1parte 2, parte 3. Traducido por Frog2000 en facebook.

La historia afecta directamente tanto a la investigación de Black como a toda la estructura de Providence. El Libro de Hali incluye instrucciones para prolongar la vida humana más allá del período de vida normal a través de cuatro formas diferentes: canibalismo, temperatura, "la reactivación de la carne con pociones y líquidos decantados," y por medio del intercambio de cuerpos, "desalojando un alma para que un nuevo habitante pueda ocupar el recipiente vaciado y enterrando el antiguo cuerpo del nuevo ocupante dentro de la residencia del brujo que ahora se encuentra dentro de dicho nuevo cuerpo." A lo largo de los primeros seis números de Providence, Black se reúne con personajes que bajo la influencia o inspiración del libro de Hali han tratado de engañar a la muerte. En el primer número, el Dr. Alvarez vive soportando temperaturas de congelación para mantenerse con vida, mientras que en los quinto y sexto números, Black conoce al Dr. Hector North, un científico que al igual que ocurría con el Herbert West de Lovecraft, realiza experimentos con sueros y líquidos con el fin de revivir cadáveres. Además, por medio de los encuentros que tiene un despistado Black con algunas de los personajes asociadas al Stella Sapiente, que en el año 1919 ya llevan viviendo desde hace siglos, nos damos cuenta del éxito obtenido con algunos de estos métodos de prolongación de la vida. Sadrac Annesley, el capitán del barco que trajo a América a Etienne Roulet y a su esposa Mathilde, sigue una dieta caníbal, y compara a Black con una ensalada sabrosa:

PROVIDENCE #3: ¡Hola!

PROVIDENCE #3: Annesley incluso sería capaz de comerse al mojigato reformador social Anthony Comstock.

Con igual (aunque previsible) despiste, Black malinterpreta las atenciones de Annesley como si se encontrase en un crucero gay, escribiendo en su diario que "por la forma en la que me miraba parecía que le hubiese gustado engullirme ¿y quién puede decir que me hubiera importado?" Más adelante, en Providence Nº 5, Black le alquila un ático durante poco tiempo a Hekeziah Massey, que se mantiene vivo gracias a un método que no aparece en el libro de Hali: habitando en esas dimensiones no euclidianas esbozadas en “Los Sueños de la Casa de las Brujas” (1932) de Lovecraft.

En Providence 5 y 6, durante la visita a Manchester, New Hampshire y San Anselmo, Black conoce por fin a uno de los miembros originales del Stella Sapiente, Etienne Roulet, que protagoniza actos que nos recuerdan a la temática de violencia sexual de la que hemos tratado al principio del ensayo. Poco después de llegar a la ciudad, Black conoce a una precoz niña de trece años llamada Elspeth Wade, quien finalmente resulta ser Roulet. Lleva perpetuando su vida a lo largo de los siglos introduciéndose en una larga sucesión de cuerpos. Para demostrar su dominio de la técnica del "desalojo del alma", Elspeth / Roulet atrae a Black a su casa, donde habitará el cuerpo de Black, viéndose este obligado a convertirse en una niña de trece años. Luego Roulet (en el cuerpo de Black) violará a Black (que en ese momento habita el cuerpo de Elspeth), y poco después volverá a retornar al cuerpo de Elspeth.
De nuevo hacen aparición elementos comunes con un relato de Lovecraft: "El ser en el umbral" (1933), donde un brujo loco llamado Ephraim Waite intercambia en un principio su cuerpo con el de su hija Asenat, para luego transferir su conciencia al de su marido, Edward Derby. En las viñetas se puede ver que Roulet / Black menciona cómo invadió de forma similar el cuerpo del padre de Elspeth (dejándola morir como un hombre viejo) como parte del método de auto-preservación que lleva practicando con decenas de cuerpos (incluyendo inicialmente el de su propia esposa) a lo largo de casi cuatro siglos. Un poco antes (e inmediatamente después del intercambio), Roulet le dice a un conmocionado Black que la transferencia corporal "es una extraña experiencia, ¿no es cierto? Por fin uno llega a cuestionar incluso la existencia de la identidad como fenómeno auténtico..." Son unas palabras exageradamente irónicas, ya que el método para “el desalojo del alma” de Roulet convierte sus necesidades, deseos e individualidad en privilegios que se encuentran por encima de todos los demás, haciendo palpable exhibición de su egoísmo. Lo primero que acomete Roulet como Black es agitar su pene (dibujado por Burrows de la forma más carnosa y explícita posible) y violar a una niña de trece años.

Al comienzo de este ensayo he sostenido que los casos de violencia sexual en el trabajo de Moore deben leerse teniendo en cuenta el contexto narrativo específico, y esto también resulta bastante adecuado en el caso de la violación de Black / Elspeth. Uno de los propósitos de la escena es que funcione como cierre de un ciclo: los primeros seis números de Providence se han ido estructurando alrededor de los rumores velados acerca del Libro de Hali que Black ha escuchado aquí y allá, y sobre los trozos de información acerca de los métodos de prolongación de la vida que los lectores han podido leer en sus páginas, por lo que parece bastante apropiado que en el mismo número Black pueda leer finalmente el Libro de Hali y enfrentarse a la manifestación más horrible de la ciencia que este promulga. (Resulta difícil predecir lo que ocurrirá en los últimos seis números de Providence: ahora que Black se ha dado cuenta de que la magia Cthulhuiana del Stella Sapiente es real, la dinámica de la serie ha de cambiar con toda seguridad.) Más importante aún, la violación es "el castigo que recibe Black" por su falta de empatía. Es un personaje que juzga e insulta (en su diario privado) de forma inmisericorde a la mayoría de las personas que va conociendo, y se considera un "extraño" sexual e intelectual, incluso aunque se haga pasar constantemente como un hombre recto para evitar las dificultades que un verdadero “extraño” tuvo que afrontar en la sociedad americana de principios del siglo XX. La migración del alma introduce a Black en un cuerpo ajeno, una forma literal de convertirse en el Otro.

Por supuesto, tanto la violación como la interpretación de la ley de Moore y Burrows son bastante complicadas. Tal y como Tania Modleski comentaba sobre el papel de la violencia sexual que se puede encontrar en la obra de Hitchcock, algunas de las representaciones de la violación que dramatizan "los predicamentos y contradicciones de la existencia de las mujeres bajo el patriarcado" son promulgadas y expuestas en ella. Este proceso funciona mejor si lectores / espectadores de una amplia gama de géneros se identifican con la víctima. ¿Pero puede encarnar Black "la existencia de las mujeres bajo el patriarcado" cuando tan sólo tiene forma de mujer de una forma temporal? ¿Podría ser que las desagradables cualidades exhibidas por Black, especialmente en los primeros cinco números de Providence, limiten o difuminen nuestra simpatía por él? ¿Resulta preocupante el uso que hace Moore de la violación con la intención de que Black reciba su merecido castigo? ¿Puede ser una forma de trivializar la violación? ¿Se merece Black algo tan devastador? Su pecado más atroz es haber acabado su relación con Lillian, lo que contribuirá al suicidio posterior de este: ¿”justifica” narrativamente este hecho la violación posterior? ¿Resulta necesario para la historia? La idea más importante en el género de terror es manifestar lo injusta que es la vida, donde los inocentes son violados y asesinados por ninguna razón, ¿por qué debería Black sufrir el dolor y la injusticia arbitraria presentes en el género? La violación de un cuerpo desplazado que aparece en Providence supone una provocación de Moore, un barullo de preguntas que no tienen una fácil respuesta.
Puedo entender que el superviviente de una violación, o alguien que tenga conexión con uno, o incluso un lector sensible, prefiera evitar leer Providence o criticar a Moore por la frecuencia que aparece la violencia sexual en sus guiones. Sin embargo, al igual que Modleski apunta sobre Hitchcock, diría que Moore casi nunca la utiliza simplemente como algo excitante o para llamar la atención, y en Providence se puede ver un ejemplo de lo reflexivamente que suele tratar el tema. La violación de Black / Elspeth conduce el arco narrativo de "los cuatro métodos para prolongar la vida" hasta su consecución y ofrece al lector un momento único de terror. Más importante aún, se las arregla para que Black experimente la vida (y el abuso) como mujer, como uno de los Otros que hasta este momento tanto había menospreciado en su diario. Quizás su experiencia como Elspeth le enseñe a Black a ser más empático con los demás y le empuje a crecer más allá de sus prejuicios viscerales Lovecraftianos.

Este momento de violencia sexual desafía la anterior visión cósmica del mundo que tenía Moore. Una de las obras más profundamente optimistas de Moore es Promethea (1999-2006), la historia de una heroína mística que a mitad de su saga comienza una “búsqueda de la visión” que le revela la estructura cabalística del Universo. El final del viaje de Promethea aparece en el número 23, donde su amiga Barbara Shelley (la anterior Promethea) y ella alcanzan la Divinidad, la esfera superior de la Cábala, y se funden con la Creación, representada en los dibujos de J. H. Williams y Mick Gray como un círculo dorado de luz blanca y radiante. 

En su fuero interno, la "búsqueda de la visión" de Promethea afirma implícitamente dos verdades metafísicas: que el Universo es en esencia un lugar bello y bueno, y que la exploración de este Universo puede conllevar el conocimiento último y la paz. Después de estas revelaciones, Promethea despliega un arco narrativo más tradicional sobre una batalla entre dos Prometheas y el fin del mundo, pero estas temáticas resultan un poco más aburridas: resulta difícil generar suspense cuando sabemos que en un nivel macro-celestial todos hemos sido redimidos.

(Continuará)