lunes, 5 de octubre de 2015

EMERGIENDO DE LA NARRATIVA: ALAN DAVID DOANE ENTREVISTA A ALAN MOORE (1 de 3)

Entrevista para Trouble With Comics, 2004. Traducida por Frog2000.

Prólogo de Christopher Allen.

Llevo leyendo cómics guionizados por Alan Moore desde hace casi treinta años, pero no ha sido hasta hace poco cuando he empezado a pensar que alrededor de los últimos quince de esos años, mi comprensión de Moore y su obra ha salido reforzada inmensamente gracias al hecho de haber conocido a Alan David Doane. No recuerdo que Alan se haya definido nunca como un experto en Moore, pero no hay duda de que para mí "entiende" a Moore de una forma especial, no sólo como un excelente e imaginativo escritor revolucionario, sino como un profesional que dirige su carrera en la industria haciendo uso de la ética, la lealtad o el honor. Poder leer y disfrutar de la obra de Moore es suficiente, pero creo que existe otro nivel más de apreciación cuando uno lo entiende como un hombre de altos estándares tanto personales como profesionales que espera que el resto cumplan también con dichos estándares. En ese sentido no creo que Alan David Doane sea demasiado diferente de él, lo que probablemente podría convertirlo en alguien con el que resultase difícil llevarse bien durante tan largo lapso de tiempo.

La entrevista que puedes leer a continuación no es la más larga de la carrera de Moore, ni tampoco la más jugosa o reveladora, pero creo que destaca como una de las mejores conversaciones en las que ha participado el autor. Se ha dicho que Moore es algo así como alguien fácil de entrevistar porque uno le puede alimentar con algunas preguntas y él seguirá y seguirá hablando, y también aquí podemos ver algo de eso (echa un vistazo a cómo la primera pregunta de Alan termina consiguiendo una respuesta de Moore que responde a varias preguntas más que Alan David tenía preparadas.) Pero gracias a un entusiasmo suficientemente sincero por su obra, Alan es capaz de conseguir una serie de respuestas por parte de Moore muy bien pensadas en torno a su proceso creativo, sus ambiciones, y a lo que él ve como su legado en el tiempo. Después de lo ocurrido en los últimos años tras esta entrevista, en los que el rincón particular de la industria del cómic norteamericana que muchos definen como "mainstream" (es decir, los superhéroes y otros títulos de ciencia ficción y fantasía de género de editoriales americanas como DC y Marvel) se ha ido volviendo más oscuro y cínico, Moore se ha ido distanciando en gran parte del mismo, por lo que muchas entrevistas han intentado hacer que Moore cotillease sobre tal o cual autor o editor. En esta entrevista no hay ninguna actitud parecida, tan sólo una honesta auto-evaluación de un escritor excelente y un repaso de sus logros, también de vez en cuando de sus pesares. Según la conversación se va avivando y el entrevistador hace correctamente su trabajo, cuando le preguntan, Moore incluso se lanza a conectar su obra con un nivel evidentemente más personal. 

¡Que disfrutéis de la entrevista!
Introducción de Alan David Doane.

La siguiente entrevista se llevó a cabo originalmente a principios de 2004, mientras Alan Moore estaba a punto de editar su primera novela en prosa "La Voz del Fuego" en Top Shelf Productions, su editor principal en los Estados Unidos. Aunque mucho ha cambiado a lo largo de la década que ha transcurrido desde que hablé con Moore por teléfono, en mi opinión la entrevista sigue siendo un valioso documento de lo que el guionista piensa sobre su proceso creativo, sobre La Voz del Fuego y From Hell, que yo entonces creía, y sigo creyendo, que representan dos de los mayores logros creativos de Moore hasta el momento.

Pero esto no denigra la producción de Moore de los últimos diez años, de ningún modo. Disfruté con su Lovecraftiana serie policíaca Neonomicon (junto al dibujante Jacen Burrows) mucho más que lo que parecían haberla disfrutado algunos críticos. Me lo pasé estupendamente con la Liga de los Hombres Extraordinarios: Century y con los volúmenes de Nemo que Moore produjo en colaboración con Kevin O'Neill (también publicados por Top Shelf). Pero aún más que con todo esto, estoy absolutamente en ascuas a la espera de la continuación que hará Moore de La Voz del Fuego, su próxima novela en prosa titulada Jerusalén, porque La Voz del Fuego fue capaz de revolverme el cerebro y llevo esperando impacientemente poder volver a experimentar esa peculiar sensación. Queda por ver si Moore puede volver a alcanzar las alucinantes cotas conseguidas con La Voz del Fuego, como el difícil pero tremendamente gratificante primer capítulo, o lo asombrosas que resultan las últimas páginas de la novela, en las que Moore realizó un acto mágico sin usar herramientas que no fuesen su intelecto y el idioma Inglés. Léete el libro y verás cómo no me equivoco. Soy optimista y creo que Jerusalén será un trabajo más entretenido e impresionante, porque parece que el talento poco común de Moore sigue aprendiendo y creciendo a lo largo de toda su carrera.

En mi opinión, esta entrevista también es interesante por los pensamientos e ideas de Moore sobre Miracleman. El mismo día que grabamos la entrevista, Neil Gaiman anunció el futuro de la propiedad, un anuncio que realmente sólo ha llegado a buen término durante este año, cuando Marvel comenzó una ambiciosa reimpresión, hasta ahora bastante satisfactoria, de Miracleman; el logro más alto alcanzado por Moore en el subgénero de los superhéroes. Las nuevas reediciones, acreditando a Moore (a petición suya) como "El guionista original", cuentan con un mejor coloreado y con una reproducción de este trabajo mucho mejor que su gloriosa edición original en blanco y negro en la antología inglesa Warrior.

Los pensamientos de Moore sobre Miracleman siguen siendo importantes, y el propio cómic sigue siendo importante, porque representa un choque entre muchos elementos: los derechos del creador (las cuestiones legales sobre su propiedad nunca se han podido llegar a desenterrar o entender, a pesar del hecho de que bastantes perros dejaron de ladrar tiempo suficiente como para que Marvel pudiese recuperar la obra después de más de dos décadas inédita y en un limbo de disputas legales). Adicionalmente, la serie contiene el trabajo de una media docena o más de los creadores de cómics más importantes de la historia del medio, incluidos los de Alan Moore y Alan Davis, Garry Leach, John Totleben, Neil Gaiman, Mark Buckingham y algunos más. Originalmente Miracleman se editó a color en Estados Unidos por Eclipse Comics durante una salvaje época de cómics independientes que solo se puede apreciar si estuviste allí para poder experimentarla, pero basta con decir que la baja tirada de los últimos números de la serie, además de la polémica provocada por uno o dos de ellos, han hecho que se tasen colecciones completas de la serie publicada por Eclipse (e incluso números individuales o en formato de tomo) con precios que se le escapan a todo el mundo, excepto a los más decididos y forrados de los coleccionistas.

El texto de esta entrevista no estaba disponible online desde el 2004. Si esta es la primera vez que lees el siguiente texto, o si lo estás revisando después de haberlo leído anteriormente, de cualquier manera quiero darte las Gracias. Mi charla de más o menos una hora con Alan Moore fue uno de los mejores momentos de mi vida como escritor sobre cómics, y estoy encantado de poder compartirla con vosotros.
Alan David Doane: ¿Qué te hizo querer escribir una novela del alcance de La Voz del Fuego?

Alan Moore: Tal vez fuese por el hecho de que he vivido en Northampton durante toda mi vida. "Nacido endogámicamente" en Northampton, como decimos por aquí. Siempre he estado bastante fascinado por la ciudad y siempre me ha parecido paradójico que la ciudad disponga de una historia tan extraordinariamente rica que, sin embargo, es casi completamente desconocida. La mayoría de gente en Gran Bretaña conoce Northampton como un lugar de vaga definición que está emplazado en la autopista M-1 entre Londres y Birmingham y, sin embargo, cuando empecé a pensar en escribir un libro sobre la ciudad, comencé a investigar su historia y encontré evidencias suficientes para, por lo menos, convencerme de que (en realidad) Northampton es el centro de todo el cosmos.

Su historia es muy sabrosa. Se extiende hasta la Edad de Piedra, ya sabes, donde entonces en Northampton había cazadores de mamuts, cuando todavía existían los mamuts. Discurre a través de la Edad de Bronce y durante la enorme afluencia de celtas... a lo largo de la Edad de Hierro, durante la invasión romana, y sencillamente parece ser muy importante en muchos aspectos; no sólo como el centro geográfico de Gran Bretaña, algo muy cierto, sino también como lugar central por el mismo hecho de... por ejemplo: los padres de George Washington y los abuelos de Benjamin Franklin, o puede que sea al revés, vivieron en dos pequeños pueblos en Northamptonshire durante la Guerra Civil inglesa. Los padres de Washington estuvieron viviendo [aquí], y los padres de Franklin estuvieron viviendo en un lugar que se llama Ekton. Huyeron de Northampton después de la Guerra Civil británica porque finalizó en Northampton. Probablemente fuese un lugar demasiado ruidoso en el que residir durante el siglo XVII. Por lo que emigraron a América y hasta donde sé... la bandera de Estados Unidos realmente está basada en el oscuro blasón de la aldea de Northamptonshire.

Francis Crick, el hombre que descubrió el ADN, vivía en Northampton, fue a la misma escuela a la que asistí yo, aunque, ya sabes, nos separan varias décadas, y también estuvo asistiendo a la Escuela Dominical del final de mi calle. La mayor parte de la historia de Gran Bretaña... La Guerra de las Rosas terminó en Northampton, y como he dicho también la Guerra Civil británica. La Conspiración de la Pólvora se representó en Northampton. Fue un intento de hacer estallar las casas del Parlamento en 1605, que aún se celebra aquí, porque pensamos que puede que fuese un fracaso pero podría haber sido un buen golpe. A la reina María de Escocia la decapitaron aquí y... tiene mucha historia, no estoy diciendo que tenga un montón de buena historia, pero parece que aquí había algo que parece fundamental para la vida humana y, ciertamente, para la vida inglesa, y posiblemente más allá.

La obra también nació de la convicción de que, sí, Northampton es el centro del cosmos. Lo creo de verdad. Aunque también creo que Northampton no es nada especial. Si simplemente se toma su tiempo y empieza a investigar, cualquiera que viva en cualquier lugar sobre la faz de la Tierra se puede encontrar con un increíble revoltijo de maravillas enterrado justo donde estaba plantado de pie, justo en su propio patio trasero. Creo que durante el siglo XXI, y a lo largo del siglo XX, hemos tendido con demasiada frecuencia a desgastar nuestra existencia cotidiana caminando por las calles o conduciendo por calles de las que no tenemos una verdadera comprensión, incluso aunque las veamos todos los días, y acaban por convertirse en oscuros bloques sin sentido de hormigón, mientras que, si por casualidad te enteras de que tal poeta fue encarcelado dentro de un asilo en esa calle o que tal asesinato ocurrió en esta esquina, o que una fabulosa y legendaria reina está enterrada en esta vecindad, cuando tenemos conocimiento de estas cosas, todas esas pequeñas historias hacen que los lugares en los que vivimos sean mucho más ricos. De repente, ya no estás caminando por calles sin brillo, mundanas y cotidianas, sino por fabulosas avenidas llenas de ideas maravillosas e historias increíbles. Si somos capaces de apreciar plenamente la parte del mundo en la que estamos viviendo, eso te hará vivir una experiencia mucho más enriquecedora, y supongo que es una respuesta demasiado larga y sin coger aliento a la pregunta de por qué escribí La Voz del Fuego.

Alan David Donae: Si, en realidad has respondido a mis cuatro primeras preguntas.

Alan Moore: ¿Oh? [Risas.] ¡Bien hecho!

(Continuará)

No hay comentarios: