miércoles, 15 de julio de 2015

TINTA INVISIBLE, LOS INVISIBLES NÚMERO 10, VOLUMEN 1.


Tinta Invisible, correo de LOS INVISIBLES nº 10, por Grant Morrison, traducido por Frog2000.

Grant Morrison.

Introducido por el incansable Raouul Duke.

En relación a ciertos elementos de la historia de este mes estoy en deuda con "Divine Horsemen" de Maya Deren, "Voodoo y Hoodoo" de Jim Haskins, "Mama Lola", de Karen McCarthy Brown, "The voudoun Gnostic Workbook", de Michael Bertiaux, y mis investigaciones personales en el espeluznante mundo de Les Mysteres.

Y ahora, porque así lo has exigido...

----------------

Sky Woodruff

Querido Grant,

Me quedé enormemente sorprendido cuando mencionaste a Wilheim Reich en una de tus respuestas a una de las cartas del sexto número. Realmente es muy raro encontrarse con alguien que conozca su trabajo, sus teorías y cómo fue tratado por el Gobierno Americano. Y es mucho más raro encontrar a alguien que ha experimentado la terapia orgonica, o incluso algo que esté basado en ella. ¿Te gustó?

He sido consciente de la obra de Reich durante la mayor parte de mi vida. Su cuñado fue Robert Ollendorff, un psicólogo inglés que fundó la Escuela Summerhill. Mis padres se hicieron amigos de Robert cuando él estuvo viviendo en Inglaterra, y se convirtió en mi padrino cuando yo nací. También se hicieron grandes creyentes y seguidores de la obra de Robert y Willie, incluyendo sus teorías sobre educación infantil. Por lo tanto, no sólo soy seguidor de las ideas de ambos psicólogos, sino que de alguna forma soy un producto suyo, y me pone muy contento encontrar a alguien que también conoce su obra, la aprecia, y cree en las ideas de Reich, por lo que me encantó descubrir que tu eres ese tipo de persona. Me da un mayor conocimiento de lo que escribes.

Me encanta el cómic, pero me gustaría saber más cosas acerca de la naturaleza de la conspiración subyacente y más rápidamente. Si no es así, sigue con tu buena labor en la colección.

"Confundir impudicia con libertad siempre ha sido uno de los signos del esclavo." Wilheim Reich, "Escucha, pequeño hombrecito".

----------------

Grant Morrison. 

Me temo que no puedo prometer que vaya a explicar la naturaleza de la conspiración hasta el último número de esta colección, Sky, pero durante las historias del segundo año examinaré un buen número de interpretaciones diferentes de las fuerzas que hay detrás de la conspiración.

Mi terapia Reichiana aún sigue en marcha, y la encuentro tan fascinante como productiva. Las ideas de Reich me parecen eminentemente lúcidas y muy prácticas, y creo que la medicina del S. XXI estará de acuerdo conmigo y le dará el respeto y el reconocimiento que se merece.

--------------

Cody Schell.

Querido Grant,

el año pasado descubrí Doom Patrol, Animal Man y Kid Eternity. Acabo de terminar de leer Invisibles número 6 ¡y me encanta cómo se está desarrollando la historia! Veo que esta nueva serie tiene muchísimo potencial... Espero más con impaciencia, pero mientras tanto te ofreceré mis primeras reflexiones sobre la colección.

Lo primero que me conmocionó fue lo que yo llamo el "equilibrio de géneros" del equipo. Dos chicas, tres chicos... espera, ahí tenemos a Boy, emmm, y a Lord Fanny... Aún así los ropajes de Boy son "aceptablemente" femeninos para los estándares sociales. En contraste con el atuendo de Boy, las ropas de Lord Fanny no son, por lo general, aceptables para la Sociedad. ¡Lord Fanny es el punto intermedio en el "espectro de género de Los Invisibles"! Existen dos paralelismos obvios entre los primeros personajes de Morrison y Lord Fanny: Danny la Calle y Rebis. Rebis era un hermafrodita, Lord Fanny es presumiblemente de género masculino, un travestí. La actitud de la Sociedad respecto a ambos ejemplos se puede ver observando a cada personaje. Rebis es la mezcla homogénea perfecta de masculino y femenino. El hermafroditismo es algo que nos parece alienígena, ¡porque es extraño y no encaja con nuestra idea de lo que es el género! Incluso Rebis refleja este punto de vista a través de su actitud distanciada y alienada. Rebis también era alguien muy individual, muy especial.

Lord Fanny es un hombre, aunque tenga ciertas formas de comportamiento femenino. Encaja en nuestra idea sobre el sexo y no sólo en cómo la sociedad espera que actúe cada sexo. Lord Fanny navega a contracorriente, pero de la forma esperada. ¿Has notado cómo los drag queens a menudo se visten (tal como uno de mis compañeros de trabajo describiría) como putas? Si vieses a una mujer tan maquillada pensarías, "oh, tío..." Lord Fanny, aunque no siga las convenciones de cómo cree un hombre que tiene que vestir una mujer, sigue confinado por las convenciones de género al seguir los pasos de los travestís anteriores y la idea de la Sociedad de lo que es "femenino" (por ejemplo, el maquillaje excesivo significa feminidad y estar sexy, jaja). Espero que Lord Fanny muestre algún rasgo de individualidad y más personalidad que el de ser el habitual drag queen. De acuerdo, así que se pone vestidos, ¡ahora veámoslo como individuo! Como decía, ¡aquí hay mucho potencial!

Para terminar te diré que estoy entusiasmado con lo que he visto hasta ahora en la serie, ¡y también estoy muy entusiasmado con lo que aparecerá a continuación! Además, ¡el potencial que tiene su forma de vestir también me parece genial! ¡Son trajes de abrigo, ceremoniales, identitarios, para disfrazarse, para divertirse! ¡Al igual que lo que se pone King Mob! (Veamos más cosas por el estilo, [su disfraz] fue algo que me pareció un buen detalle.)

Postdata: Te envío una fotografía de mi gato, Mason. Recórtala y añádela a tu colección. El número 26 de Animal Man es uno de mis favoritos. ¡Esta mañana encontré dos parches triangulares de pelo de gato que faltaban de su lado izquierdo! Probablemente fuese por una pelea... nada relacionado con alienígenas, espero....

--------------

Grant Morrison.

Trágicamente, las cartas de este mes me las han enviado por fax, y la fotografía de Mason parece un rectángulo ennegrecido en mi copia. Pero aún así la he pegado junto a mi gato del mes, "Silver", de mi Calendario de la Asociación de Protección de los Gatos.

Se sabrá mucho más sobre Lord Fanny en el próximo arco argumental titulado "Sheman" que empezará en el número 13, Cody.

--------------

Sven Voton Undersmuhl.

Grant Morrison:

Esa mierda del viaje en el tiempo realmente fue un zumbido...

Verdaderamente me llega lo que estás haciendo en Los Invisibles, tío. Te juro por Dios que me encanta la mierda rara, colega. Echo de menos ir a por Doom Patrol cada mes, y siempre he tenido una eterna pregunta procesándose en mi cabeza, ¿por qué el verde?

¿Qué es lo que sabe Willoughby Kipling sobre la cabeza de San Juan Bautista? La querida Fanny es auténticamente molona, y sería una gran cita para irse de fiesta. Me acuerdo cuando me encontraba en Nueva York y me leía el periódico cada mañana, y si yo no aparecía en él, el día se había perdido... nos deprimíamos.

Así que... Grant, ya que King Mob es un asesino y tú lees el tipo de libros que lees, ¿viajaremos hasta Alamut y veremos qué ocurre en dicho lugar? Eso grita Grant Morrison por los cuatro costados... locos fumadores de hierba (que probablemente se parezcan al hombre zigzag) de una despiadada liga de asesinos.

¡El Marqués de Sade mola! Creo que ese número fue salvaje, ¿eh? Los Cyphermen son los "stormtroopers" definitivos... El Castillo de Silling se encuentra demasiado lejos... Finalmente, ya puedo hacerme con otro cómic cada mes. Y lo mejor es que podré echar un vistazo a años de retorcidas aventuras. Eso es lo que ocurrirá, tío.

Espero que el nuevo milenio no sea decepcionante. 1997 está al caer, podría ser la hora del Helter Skelter. Si King Mob fuese real podría tener a Genesis y Paula P-Orridge como amigos, y espero que el Sr. Nadie fuese auténtico mientras sigo deseando que aparezca la miniserie de Flex Mentallo.

Lo siento por todo este caos... odio teclear.

--------------

Grant Morrison.

La serie de Flex Mentallo no debería tardar mucho en aparecer, Sven. El dibujante escocés Frank Quitely ya ha terminado el primer número. Posiblemente sea el dibujo más bonito que haya agraciado mis guiones alguna vez. 

¡Muchas gracias al leal John Ridgway por su hermoso y clásico trabajo en este primer número de Los Invisibles sin juramento alguno en él!

Por mi parte acabo de regresar de Australia, aún con el rojísimo polvo del desierto antipódico pegado en mis partes. Después de un par de semanas de bonitas puestas de sol, adorables islas y magníficas estrellas en el Cielo del Sur, he llegado a casa sin dinero en la cuenta para afrontar el triste fallecimiento de Princess, mi muy adorado gato, y sin una razón demasiado convincente como para no acabar con todo con un mortífero puñado de pastillas.

Pero de nuevo... ¡siempre me quedarán vuestras cartas!