miércoles, 29 de julio de 2015

TINTA INVISIBLE, LOS INVISIBLES NÚMERO 12, VOLUMEN 1.


Tinta Invisible, correo de LOS INVISIBLES nº 12 por Grant Morrison, traducido por Frog2000.

-------------------

Grant Morrison.

Aquí concluimos el primer año de Los Invisibles con unas magníficas ilustraciones de Steve Parkhouse que nos llevarán hasta el Apocalipsis. Y ahora, un anuncio de Interés Público:

Para aquellos que no estén familiarizados con el juego, los chavales de Escocia -y posiblemente los de muchos otros lados- suelen jugar a "Best Man Fall" [El mejor Muerto]. Las reglas son tan básicas como violentas: una persona hace el papel de soldado y el resto de jugadores representan a sus oponentes. El soldado tiene permiso para escoger las armas imaginarias que usará en su contra. Luego corre salvajemente hacia sus contrincantes y es asesinado sin piedad por las balas, la metralla o lo que sea. El objetivo del juego es "morir" de la forma más espectacular, teatral o brutalmente realista posible. Cuando el soldado "original" ha sido asesinado uno de los oponentes lo sustituye, mientras el soldado pasa a formar parte del equipo de asesinos y el proceso se repite. Cuando todo el mundo ha tenido la oportunidad de ser asesinado por sus compañeros, se juzga al ganador en base a la interpretación de cada uno. El ganador será el que "haya muerto" más convincentemente. En esto es donde recae la decisión final.

Como de costumbre había tantas buenas cartas que parece un crimen no poder imprimirlas todas.

Tenga la seguridad de que incluso si no recibís una respuesta, sabéis que cada palabra de vuestras cartas se lee y se relee, sellándose amorosamente con Mylar a continuación y siendo sepultadas en recipientes de plomo para que puedan ser leídas y disfrutadas de nuevo en una fecha postrera por los habitantes de pelo encrespado de un mundo futuro de pesadilla. Mientras tanto, aquí tenemos la alocada selección de este mes.

-------------------

Jesse W. Cambell

El huevo. Mercurio. El Agua. El Fuego. La Fusión de Géneros. La Maquinaria. Invisibilidad. ESTÁ CLARO. ¡CLARÍSIMO! Carta Blanca. AZUL, NARANJA... NARANJA, AZUL... LA Llave para cambiar de forma. ¡Carta BLANCA! ¡CARTE BLANCHE! LO ENTIENDO. Estoy con vosotros, hermano y hermana. El cofre sólo alberga lo que creemos que debe estar dentro. ME HE ABIERTO PASO POR EL CORAZÓN NEGRO Y HE COGIDO LA NIEBLA GRIS EN ESPIRAL CON MI MANO IZQUIERDA. ¡ESTOY CONTIGO!

¡LO ENTIENDO!

¡LO ENTIENDO!

-------------------

Grant Morrison.

Me alegra no ser el único, Jesse. Sí, es Blanco, ¿no es cierto?

-------------------

Nina Power.

Tinta Invisible:

Ciertamente, Los Invisibles son el primer cómic que me leo, y me gustaría tener la oportunidad de comentar algunas ideas.

Vivir en un pequeño pueblo en una de las esquinas del suroeste de Inglaterra tiene sus desventajas, admitámoslo, pero también me da la oportunidad de pensar bastante sobre las cosas.

Al parecer hay tantas cosas ocurriendo tan rápidamente... (a menos que los medios de comunicación lo representen deliberadamente de dicha forma...) que hay que tener alma de poeta para quedarte con aquello que a largo plazo pueda valer algo. Quien me aconsejó que me leyese Los Invisibles fue Dave, que está al cargo de la única tienda de cómics que tengo disponible a media hora de coche. Me gustó mucho el primer número. De acuerdo, creía que los cómics sólo eran de super-héroes y peleas, pero realmente la serie de LOS INVISIBLES me ha abierto los ojos. Aunque no sé por qué la gente quiere criticarla de todos modos, tal vez yo no esté ciega ante la creatividad... TODAVÍA. Los primeros ocho números fueron absorbentes y brillantes.

De alguien que sabe muy poco acerca de los cómics, pero que aprecia cualquier cosa con una pizca de inspiración.

-------------------

Grant Morrison.

¿De verdad me merezco tanta amabilidad? Si quieres responderme, hazlo por correo, por favor...

-------------------

James Liu.

Hola, colegas Invisibles:

Los años relampaguean y estoy leyéndome con 32 años el número ocho de Los Invisibles en Aotearoa, y en algún lugar cerca de Newt Gingrich alguien ha firmado una Declaración sobre América y en el cine la agradable pero muy escapista "Forrest Gump" ha barrido en la ceremonia de los Oscar, y me llama mucho la atención qué nivel han alcanzado los comix desde que me hice con el número 124 de Los Cuatro Fantásticos hace 20 años.

En aquel entonces las novedosas ideas de Lee, Kirby y Ditko acerca de que los comix podían retratar a gente normal con superpoderes estaban empezando a desvanecerse, y Roy Thomas, Don McGregor y Jim Starlin comenzaban a estirar los límites del comix con sus cósmicas óperas espaciales.

En la última década, Alan Moore, Grant Morrison, y Neil Gaiman han elevado el comix desde la ficción especulativa hasta la literatura seria (bien por ti, Philip Hallard), y ahora Grant y John Ney Rieber lo están aupando hacia un nuevo escalafón: tan confiado y seguro de sí mismo que no tiene miedo de hacerte reír, así como de buscar a tientas un significado o de levantar el ánimo, o incluso de erizarte los pelos de la nuca. El mensaje de libertad del octavo número, donde se buscaba un destino dentro de los confines de la carne, el hueso y sus necesidades era muy profundo, pero lo que verdaderamente me atrapó fue la forma que utilizó Morrison para transmitirlo: teatro puro con elementos de meta-ficción de Shelley, Byron y De Sade para contribuir a la perfección de la ilusión en lugar de intentar enmascararla hasta la saciedad como el autor hizo en ANIMAL MAN o como suele hacer Barthes. La mortal seriedad vanguardista de los últimos trabajos de Alan Moore se ha convertido en Los Invisibles en confianza en uno mismo, con un enfoque de “si te gusta, bien, y si no también”.

Sí, América se ha encaminado hacia el sumidero, pero maldita sea, su cultura sigue siendo capaz de crear un arte magnífico (lo siento, Inglaterra, pero para nosotros los comix son tan americanos como el pastel de manzana). El trabajo más difícil del cambio social se encuentra en la periferia de las artes, en la ciencia ficción de Orson Scott Card y William Gibson y en comix como Los Invisibles, ya que son medios mejor equipados para transmitir mensajes (me refiero a que ¿cuántas palabras y dibujos caben en un número de 22 páginas?) Mientras el cine, las novelas y el teatro se revuelcan en la fantasía pura o en decadentes protestas veladas, los comix y la ciencia ficción tienen visionarios capaces de forzarme a salir de mi pequeño mundo azul de agradable exilio en Nueva Zelanda y llevarme hacia la bola de nieve de 240 millones de personas que se está hundiendo en el Océano a fabulosa velocidad. Hey, estoy enseñando con todas mis fuerzas y ayudando a nutrir nuestra psicología indígena (maorí) a la infancia, hablando y presionando sobre cuestiones multilaterales y bi-culturales y compartiendo los datos investigados y las actitudes políticas con personas progresistas como los Verdes para intentar que sean elegidos en nuestras elecciones nacionales, pero no me hago ilusiones de que lo que hago aquí tenga efecto alguno sobre el clima mortal de las relaciones entre razas y clases existente en los EE.UU.

La economía en mi forma de expresarme tampoco me permite dar más mi opinión sobre lo que ocurre en mi patria.

Gracias, Grant, Jill Stuart, Julie, Dennis, Daniel y Clem por completar esta obra de arte.

Kia Ora.

-------------------

Grant Morrison.

Pensaba que podría parecer un auténtico sabelotodo si comenzaba esta respuesta diciendo "gracias" en maorí, James, pero mi guía “Lonely Planet” de Nueva Zelanda me ha traicionado y no tiene un "gracias" entre su lista de palabras y frases útiles. Sin embargo, ahora soy capaz de decir "mangarakau", que al parecer significa "un montón de palos". Échame una mano para intentar imaginarnos el desfile de situaciones en que dicha palabra sería más útil que el sencillo y cortés "gracias"...

-------------------

Charles Blackledge y Robert Griffith.

Querido Grant,

Tenemos una duda. ¿Qué es lo que más ha influido en tu obra, el crack o la heroína?

POSTDATA: ¿Es cierto todo lo que se rumorea de Milligan?

-------------------

Grant Morrison.

Respuesta: por lo general, sí.

-------------------

Nerissa Newman.

Tinta Invisible:

Grant, Grant, ese "Things Fall Apart" es mucho más poético que el título de "Splitting Apart" ¿pero no podría alguien haber revisado el hexagrama que indicase el número correcto?

De acuerdo con mi I Ching (edición Bollingen, Wilhelm/Baynes) el hexagrama que solo tiene líneas sólidas en la parte superior e inferior (encerrando así las cuatro líneas quebradas) es el 27: “Las comisuras de la boca (que proporciona el alimento)” y no el 23.

Sin embargo la serie me encanta, especialmente las referencias que sueles hacer, unas veces obvias y otras más oscuras.

Bien, ahora tengo que cambiar la cinta.

-------------------

Grant Morrison.

No eres la única que se ha fijado en el hexagrama erróneo, Nerissa. Estoy seguro de que este embarazoso desliz posiblemente no haya sido culpa mía, así que tendré que echársela al asistente del mago del diseño Rian Hughes, con su arrogante desprecio por la pureza y la santidad de las antiguas tradiciones.

-------------------

Anthony Gallagher.

Grant :

Espero que no te importe demasiado, pero esto será lo más parecido a disfrutar de una charla contigo.

En respuesta a: LOS INVISIBLES #8. Creo que lo más me gusta de tu trabajo es que realmente crees en la mierda que escribes, y a pesar de que es toda una suerte, sigue siendo la misma mierda

-perdona, pero estoy aprendiendo palabras británicas, así que ten paciencia conmigo, hasta ahora mi favorita es "bollocks", porque creo que hay algo muy jodido en ella-

en la que me encanta pensar y leer.

Cuando el esclavo analiza el papel de Kesey en la revolución de los Sesenta (parece que nadie excepto Ann Nocenti se ha preocupado por darle a Neal Cassady sus 15 minutos de fama en los cómics) pude darme cuenta de que era algo que formaba parte de un tema que ya habías tocado de forma habitual, tanto en ANIMAL MAN como en DOOM PATROL, con el "autobús mágico" y las ideas keynesianas (?) sobre la posibilidad de evolucionar en super-humano a través de las drogas; un agente, y tal vez no sólo de la percepción, sino también un pulsador de las escalas evolutivas o de las nuevas dimensiones de la mente. Estoy muy interesado en este tema y me gustaría verte explorándolo más a fondo en el futuro. Una secuencia de estupenda estructura de la que siempre me acuerdo es la del "Kool-Aid Acid Test The Electric" de Ken Kesey, cuando se encuentra en la cima de la montaña en medio de una tormenta eléctrica, vestido con un traje de espandex como si fuese un super-héroe, con su figura iluminada por un rayo. Por citarlo: "Qué grandes héroes. ¡Está en nuestro interior poder convertirnos en super-héroes!" Como un niño de la edad de oro de los héroes y los cómics, Kesey está fuertemente influido por las hechuras del Flash y el Capitán Marvel originales, héroes creados a través de la ciencia o de la transformación "mágica" de algún tipo. ¿Alguna idea sobre la mitología de los héroes o, mejor aún, sobre las drogas actuales como "magia" transformadora de lo antiguo en algo nuevo?

Tal y como yo lo veo, cada vez que me tomo una droga, ya sea café que afecte a mi cuerpo o algo que afecte a mi mente, sencillamente estoy dejando que mi mente y mi cuerpo hagan lo que estaban destinados a hacer, sintonizar con diferentes niveles de experiencia en grados diferentes. Si no hubiésemos sido diseñados para explorar, entonces no tendríamos dicho potencial. Gran frase, por cierto, aquella en la contrastas las revoluciones francesas de los años Sesenta y eso de “desde un montón de cabezas [cortadas] a otro, dentro de doscientos años".

Además he disfrutado mucho con el dibujo de Jill Thompson a lo largo de esta saga (y además las tintas de Dennis le dan un aspecto afilado y agradable), por lo que me gustaría decirla: “hey”. Demonios, creo que este año ella no asistirá a la convención de cómics de Chicago (en su lugar todos nos iremos a Las Vegas) y le he dicho a todo el mundo de KLORDNY que deje de decirte que yo suelo decir "hey" a todas horas.

Primero pensé que el Club de King Mob y De Sade era algún lugar que resultaba vagamente familiar, como el Limelight de NYC o el Leisure Lounge de aquí, en Londres (por decir pretenciosamente algunos nombres), pero luego me acordé que lo había dibujado Jill, y me di cuenta de que es muy probable que sólo sea uno de los lugares habituales por donde sale ella. Creo que es la primera vez que he visto mencionar en un cómic las bebidas inteligentes o esa condenada pulsión maquinal de trip music, ¡bravo! ¡Y esa habitación de chill-out era maravillosamente estupenda! Hacía poco que había empezado con Terrence McKenna, así que me resultó toda una sorpresa ver cómo mencionabas sus nombres y teorías, especialmente esa extraña visión del DMT en el final del Mundo en 2012. Sin embargo, mi pregunta es, ¿cómo podría haber tenido De Sade dicha conversación con los asiduos al club mientras suena esa música tribal-dance a todo volumen a su alrededor?

Me encanta la cabeza de Juan Bautista recibiendo las canciones de Dead or Alive desde los ochenta y la frase inmortal que exclama Fanny: "Lo he acojonado. Obviamente nunca había visto a un transexual antes." Obviamente, ¡LOS INVISIBLES son mucho mejores en cada número!

Una última pregunta, amigo: ¿qué es toda esta mierda sobre OASIS? Me di cuenta de que salían arrastrándose por el anuncio de la página siete –también Portishead. Mmmmm. ¿Puede que las series de Vertigo tengan publicidad diferente en cada una, al tener en cuenta a su público –relativamente- diferente?

Y por último, te pido un favor. Le prometí a un perro de peluche que vive debajo de una mesa de billar del pub de Hendon que escribirías sobre él en una de tus historias. No le vamos a dejar colgado, ¿verdad?

Podría comentarte mucho más, pero las palabras, ya sabes, lo arruinan todo.

Encantado.

-------------------

Grant Morrison.

Curiosamente, Anthony, mis ideas sobre mitología heroica, drogas, evolución y disfraces de Spandex se exploran en profundidad en mi próxima serie, FLEX Mentallo, que es un intento de crear una teoría y práctica post-post-post-moderna sobre lo Superheróico Trascendental. Los Invisibles también continuarán haciendo frente a la oleada más avanzada de la Corriente Evolutiva en todas sus multicoloreadas manifestaciones, por supuesto, por lo que te puedo garantizar mucha más mierda sacada del mismo lugar de donde procedía la primera carga.

En cuanto al perro de peluche me temo que es un tema bastante delicado. Mi trabajo con perros de peluche ha sido cruelmente pasado por alto en el pasado, y me duele volver a abrir esas viejas heridas. ¿Dónde estaban los premios a la mejor interpretación para el conmovedor Sheba, el pastor alemán de DOOM PATROL número 45, por ejemplo? E incluso nadie ha llegado a poder ver nunca mi opus magna sobre animales de peluche titulada GORILLAS A-GO-GO, en donde Rex, el Perro Maravilla, relleno de cocaína y montado sobre ruedas, se deslizaba inconscientemente a lo largo de una historia de traición, psicodelia y amores perdidos.

¿Oasis? Son los Rutles de los noventa, ¿no es cierto? Algo que me parece bien.

Grant.