martes, 22 de septiembre de 2015

TINTA INVISIBLE, LOS INVISIBLES NÚMERO 20, VOLUMEN 1.


Tinta Invisible, correo de LOS INVISIBLES nº 20, por Grant Morrison. Traducido por Frog2000.

En este número tenemos una sola página de correo, pero por una vez es culpa mía. Estamos a dos de enero, tengo la gripe y mi nariz está obstruida. Llego tarde a la fecha de entrega y para serte franco, difícilmente soy capaz de armar tres frases para el correo, y mucho menos sería capaz de teclear las palabras de dos páginas completas. Ya ves, es el Espíritu del Blitz [se refiere al típico estoicismo británico], ¿verdad?

[Finalmente, al montar el número han salido dos páginas de correo, así que ya puede quedarse contento todo el mundo. De nuevo, ¡es el Espíritu del Blitz! -Stuart]

Sé que cualquiera que lea esto lo hará en Marzo, pero Feliz Año Nuevo de todos modos. Si el chiflado gráfico de Tiempo diseñado por Terence McKenna es correcto, y si esa gran inclinación en el eje X significa lo que creo, entonces algo especial va a ocurrir durante este 1996. De hecho será algo que jugará una parte importante en la aceleración de la inexorable colisión de la Especie Humana con el Fin de la Historia, tal y como predijeron Terence y los antiguos Mayas, algo que está programado para suceder durante la mañana del 22 de Diciembre de 2012. Así que por corroborar una de las profecías apocalípticas más convincentemente argumentadas y cariñosamente esperanzadoras que conozco, mantened vuestros ojos bien abiertos para los próximos y sorprendente avances en... ¿qué? ¿nano-tecnología? ¿realidad virtual? ¿exploración de la conciencia? ¿búsqueda de ovnis? O bien podría ser...

---------------

Adam King
Yellow Springs, Ohio

Querido Grant,

me he vuelto loco con lo que escribes desde que me leí Animal Man, y por eso, pensar que pueden cancelarme mis Invisibles me ha enloquecido más aún. Finalmente ahora que tenemos un cómic realista...

Soy como un ermitaño, y en este momento no tengo a nadie para compartirlo. Como tal, sin embargo, estoy y estaré completamente dispuesto a pelearme por ti (y puedes completar ese "por" con todo tipo de preposiciones amorosas) en cualquier momento que lo necesites. No, no, es todo un placer.

Hay alguien que sigue lo que haces.

¿Harás la revolución americana?

Eres rico.

Oye, si te ves obligado a irte hacia el "underground", estáte seguro de que sabremos dónde encontrarte.

Postdata: ven a visitarme alguna vez. Yellow Springs es un lugar muy inusual (por ejemplo, observa el estúpido adjetivo "yellow".) Tengo cuarto de invitados.

---------------

Grant Morrison.

Apuesto a que lo harías.

Yellow Springs, como les gustará saber a otros lectores, ha sido descrito como "el lugar más cercano a la Utopía que existe en los Estados Unidos. Un lugar rebosante de idealistas que saben cómo llevar sus ideales a la práctica".

Si, ¡Y también tenemos Brigadoon, nene!

Obviamente, esta carta ha llegado desde otra dimensión que gira a una velocidad vibratoria ligeramente diferente a la nuestra. ¡Utopía en los Estados Unidos! Ponte de rodillas, Adam, y rézale al Dios Oculto para darle gracias por vivir en un lugar que incluso huela ligeramente a utópico. Espero que tengas varios millones de cuartos para los invitados, porque estamos cansados y enfermos, ¡y vamos a irnos a vivir allí!

En cuanto a tu advertencia en plan "sigil", pareces alguien que realmente me sigue, pero ¿qué otra cosa puedo hacer que recordarte las palabras llenas de confianza de Bob Dylan, un hombre que en su momento tomó drogas, "No sigas líderes, vigila los parquímetros..."? Es algo que, sin duda, sigue siendo tan cierto hoy como siempre lo ha sido.

Me ocuparé de la Revolución Americana, entre otras cosas, en el segundo volumen de Los Invisibles, próximamente a la venta. Suena muy bien, ¿verdad? "Me ocuparé de la Revolución Americana" ¡Por Cristo! ¿Quién es el que decía que los cómics son para niños?

¿Rico con gota provocada por la comida o rico como Richie "Rich"?

Y cuando me vea forzado a volver al "underground" [se puede traducir como "subterráneo"], ridículos topoides entrenados serán mis aliados. ¡Mejor que los habitantes de la superficie tengan cuidado!

----------------------

Jeff Demos,
Nueva York.

Querido Grant,

no sé si conoces mucho a Ray Davies, o si sabes quién es, pero tu mención de "Mr. Fish" ha hecho que busque entre mis viejos discos de los Kinks de inmediato (lo sé, ¿no tengo nada mejor que hacer que entrecruzar oscuras referencias?) y esto es lo que he encontrado: Mr. Fish fue mencionado en una canción en plan dónde-estarán-ahora de su obra "Preservation" [título completo: "The Kinks Are the Village Green Preservation Society"]. En realidad hay algunas personas más a las que se nombra en ese tema, pero sólo he podido reconocer a un par, Mary Quant, y creo que a Christine Keeler, la mujer que se lió con uno de los miembros de la Casa de los Lores, algo con lo que hace unos años harían una película. Algunos otros nombres de la canción: Mr. Chow, Ossie Clark, Jimmy Porter, Arthur Seaton, Joe Lampton... ¿cuáles de ellos te resultan familiares? Por supuesto, no tengo ni idea de quien fue "Mr. Fish" (o de quien es), ni tampoco la mayoría de los otros, excepto que formó parte de los Swingin´ Sixties. Además, la primera parte de la cuarta página se titula "Dandy". Has mencionado a Blur, que también han hecho versiones de Davies. Lo que no sé es cómo se percibe a Davies en Inglaterra (es probable que no sea muy diferente de como se percibe aquí, como uno de los dinosaurios irrelevantes del rock), pero todos los cantantes y compositores de tus hermosas islas siempre lo han considerado como alguien quintaesencialmente inglés. ¿Qué opino yo? ¿Tengo alguna opinión? Parece que tienes bastante afinidad por esa época (Rockers, Mods, dandys en general), cuando Londres era el centro del Universo. ¿Hay algún motivo en particular para ello, aparte del hecho de que fuese una época gloriosa? No sé cuál será tu edad, pero supongo que eres demasiado joven como para haber experimentado esa época por ti mismo, así que igual es nostalgia por una era anterior a que la Civilización "Occidental" se convirtiese en un infierno corporativo. La última época de optimismo, cuando aún creíamos que se podía marcar una diferencia antes de que se instalara para siempre el cinismo terminal. Así de ingenuo suena viéndolo en retrospectiva.

¿The Move?... hacía tiempo que no veía ese nombre.

-----------

Grant Morrison.

Pero qué gran grupo eran, ¿verdad?

La versión de los sesenta (o la Edad de Plata) de Ray Davies lleva mucho tiempo instalada en mi panteón personal de héroes cool/ seminales de los sixties, Jeff, junto a John Lennon, Syd Barrett, Patrick McGoohan, Terry Southern, David Sherwin, Mick Travis, Joe Orton, Alex deLarge, Terence Stamp, Peter Cook y otros cientos más. Lejos de convertir en carbón los huesos de los dinosaurios, la reputación de Davies está disfrutando de algo así como un "revival" por aquí, en el viejo país. Ahora le ven como a uno de los padrinos del "Britpop", la etiqueta mediática para la animada pandilla de 1995 que se inspira en las grandes bandas británicas de los Sesenta y que han editado grandes discos (Oasis, Supergrass, The Boo Radleys, Blur, Menswe@ar, etcétera) Francamente, aún sigo esperando ser oficialmente reconocido como uno de los tíos carnales del Britpop, ya que yo llevaba una chaqueta con solapas quince años antes de que lo hiciese Johnny, el de Menswe@r, y además tocaba una Rickenbacker, vestía con una camiseta Paisley y componía canciones como los Beatles y los Kinks hace años, al igual que todos mis amigos, pero cometimos el error de ser jóvenes a principios de los ochenta, la época más fea, sin gusto y musicalmente vacía de la historia, y que algún día, ahora mismo, será resucitada. Por mucho que me gustaría decir que mi amor por los 60s tiene sus raíces en componentes profundamente espirituales y políticos, la verdad es que las ropas, el estilo de los peinados, la forma de llamarse, los coches y las sillas de burbujas de plástico presionan mi resorte interior que indica "¡SÍ!" Antes de que los hippies lucieran sus atroces conjuntos de barbas y sandalias, hubo una gloriosa época de levitas de pavo real y gafas de abuela, de botas Chelsea y minifaldas, de collares Nehru, chaquetas de gamuza y peinados de tazón, y camisetas con motivos op-art, todo lo cuál sigo poseyendo, al mismo tiempo que sigo vistiéndolo con orgullo. No sé por qué, pero mi termómetro estético personal cifra esa época en particular como el verdadero punto de ebullición del estilo y belleza masculinos y femeninos. (A menos que tengas en cuenta las versiones actuales de dicha apariencia, que parecen más brillantes y sexys.) Como ocurre con los años 20 y el punk de los setenta, los 60 fueron una época no sólo de una enorme energía creativa y espíritu anárquico, sino de fabulosas ropas, bailes frenéticos y galopante abuso de las drogas, y debo admitir con la cabeza gacha que esa es mi idea personal de la Utopía.

Y sí, sé que estoy divagando, pero estoy intentando llenar una página entera, ¡por el amor de Dios! De todas formas... "Mr. Fish" fue una tienda de moda, o "boutique", Jeff, donde se les vendía ropa maravillosa a los Swingin´ londinenses, que luego se hizo vieja y empezaron a venderme a mí como ropa de segunda mano, y así sucesivamente, por los siglos de los siglos...

--------------

Andrew Tuttle

Lo que se siembra se recoge. Mismo lugar, un escalón por encima.

1979-1980: Instituto. ¿Qué material estás leyendo? Michael Moorcock, Robert Shea, Robert Anton Wilson. Siempre he preferido a Jerry Cornelius a Elric (no es que intente ofender a los seguidores de Elric. No creo que nadie de mi grupo de colegas, aparte de yo mismo, sepa lo que es un "Illuminatus".)

1995 (...oh, dios mío, ya son quince años...) Grant Morrison, Los Invisibles, el último número 17. ¿Ya he estado aquí antes? Mismo lugar, un escalón por encima. Gideon Stargrave, asesino dandy, buen trabajo si eres capaz de pillarlo. Quizá haya estado antes en este mismo sitio. Seguro que tiene buen aspecto. La existencia de realidades paralelas es innecesaria, el concepto lo es todo.

King Mob viene con la verdad, el último refugio de los canallas. "Hey, solo soy un guionista. Nada de esto es real, tan sólo es un relato."

El último perímetro de defensa de los Invisibles, el frío apretón de la realidad. "A veces actúo de forma impulsiva, otras digo cosas que podrían ser un poco peligrosas, pero todo es un juego."
Representar papeles, interpretar un papel. ¿Realmente esa "subcultura" no se te parecen a juegos mentales? Los actos aleatorios y desafiantes de un adolescente que decide no volver a crecer... ¿no formarán parte de una vasta conspiración que abarca el multiverso? ¿No lo crees?
La falacia de la lógica lo es por culpa de su dependencia autorreferencial del pensamiento y acción lógicos.

Las palabras de Elfayed suponen una especie de enervante comodidad. "Tío... es una criatura en estado larvario". Lo que era Teología Medieval ahora es Realidad Virtual: una promesa de dividir "quienes" somos de "lo que somos". La mente racional es una herramienta de supervivencia para el cuerpo físico, divídelos y los destruirás.

Tesis, antítesis, síntesis.

----------------

Grant Morrison.

Cornelius se mea en Elric. Lo digo de una forma amable y constructiva, por supuesto. Debemos haber estado leyendo exactamente los mismos libros al mismo tiempo, Andrew. Gracias por la carta, pero estoy demasiado asustado como para responderte.