miércoles, 30 de septiembre de 2015

TINTA INVISIBLE, LOS INVISIBLES NÚMERO 21, VOLUMEN 1.


Tinta Invisible, correo de LOS INVISIBLES nº 21, por Grant Morrison, traducido por Frog2000.

-------------

Tan solo una rápida introducción para daros las gracias a todos los que habéis mandado cartas, y gracias especiales a Jason Hoeischer por permitirme leer el manuscrito de su novela "Chaosmosis", porque me encantó. Tan pronto como elimine la carga de trabajo atrasada que ha ido creciendo durante esta última temporada de miseria y colapso de mi sistema inmunitario, intentaré contestar a la gente que me ha enviado cosas a lo largo de estos últimos meses (¡Hola, Kaoru!)

¡Et maintenant...!

-------------

Sean Medlock

Grant, 

veamos... Moorcock, Zenith, el Prisionero, Tarantino, Orwell, Burgess... ¿me dejo algo?

El número 17 fue una cosa brillante y jugosa. Hiciste que me releyese "The Cornelius Chronicles" [Las Crónicas de Cornelio, Michael Moorcock] para ver si esta vez pillaba el libro. 

Me he dado cuenta de que hace tiempo que has quitado la palabra "joder" del vocabulario de tus personajes. ¿Es un intento de atraer a más público, o en realidad quieres dejar que sea Garth Ennis el que nos de la ración mensual?

Tu enamoramiento con los programas de espías británicos de los sesenta es bonito. Yo estoy igualmente enamorado de las gilipollescas imitaciones americanas de la época. Claro, Bond es bueno, pero no hay nada parecido a ver a Dino Sr. sonriendo y pasándoselo bien durante noventa minutos de intriga, apalizando Beatles y surfeando en una cama de agua. Y, oh, ¡esa Ann-Margret! [Se refiere a la saga de películas de Matt Helm. La primera fue "Matt Helm, agente especial", 1966.]

Por otro lado, mi participación en tu Paja del Día de Gracias fue todo un éxito. No sólo porque tuve lista a tiempo la imagen del sigilo en el mismo momento del orgasmo, sino porque también pude apagar una de las velas de la cena con una pegajosa corrida, levantando sonrisas a lo largo de toda la mesa.

Pero si me lo permites, ahora también te diré lo que hice sincera y honestamente. Traté de hacer todo lo que pude por extender la palabra sobre Los Invisibles (hablando online sobre ellos, comprando copias extra y ofreciéndolas como regalos a los que aún dudaban en leer la serie así como a los convencidos-por-Image), esforzándome yo mismo por convertirme en un Invisible. "Pero ellos no son invisibles, ¿no es verdad?" No, no, no, que esa no es la idea... eso es una simpleza, nene. Vamos, gente, ¡hagamos que se venda la serie! ¡Todo el mundo a emborracharse y a venderla!

----------

Grant Morrison.

¡Hey, Sean! Gracias por difundir la palabra. Estás en mi lista de lo contrario-a-lo-que-es-una-mierda. (¿Y qué sería lo contrario a la mierda? ¿la comida?) 

Diría que no te has olvidado de nada. Las únicas referencias que no has mencionado son las veladas alusiones a Flash Harry y a las colegialas sexys y anárquicas de las películas de la saga "St. Trinian". De nuevo, imagino que dicha serie no será muy conocida en Norteamérica. Las Crónicas de Cornelio siempre merecen una re-lectura. Sólo las conseguí "coger" cuando dejé de preguntarme por qué los personajes morían, resucitaban y cambiaban de sexo y el resto de esa mierda. En cuanto al recuento de la palabra "joder", Garth ya está usando la ración correspondiente en Predicador. No la he quitado conscientemente de la serie, es solo que suelo reservarla para los diálogos de Dane, como sin duda ya habrás notado. 

¡Y Matt Helm! ¡Oh, sí! ¡Claro que sí! Aunque... mira que Ann-Maigret era molona, pero mi voto para chica-top de Matt debería ir a la desafortunada Sharon Tate como la "clásica chica normal que se quita las gafas a mitad de película y se convierte en una bomba sexual" que aparece en "The Wrecking Wreck" [La mansión de los siete placeres, 1968.] Desgraciadamente la familia Manson decidió llevar demasiado lejos la crítica cinematográfica. ¿Has visto la terrible "Return of Matt Helm" con Tony Franciosa interpretando al personaje en una aburridísima aventura idiota y de bajo presupuesto? ¿Y qué te parecen esas trágicas fotografías finales del querido Dino antes de que se reuniera con el Ratpack en el Cielo? Algo borrachuzo... aunque yo... 

Supongo que ahora podría lanzarme a rememorar "Our Man Flint" [Flint, agente secreto (1966)], pero no lo haré (¿Cuál era el maldito apellido de Flint?), aunque diré que James Coburn podría haber interpretado a un magnífico Fantasma Errante. (Una vez mi querido amigo Mark Millar le envió una propuesta a DC para hacer una serie del Fantasma Errante al que describía como un personaje de los sesenta en plan "papaíto cool", con polo de cuello vuelto, medallón, pelo blanco, coche deportivo de color rojo, chica rubia y chucho afgano con las orejas apuntando hacia el cielo. Imagina cómo la cámara lo va enfocando desde arriba mientras él se dirige por la autopista de la Costa del Pacífico hacia San Francisco. Por supuesto, se la rechazaron. Una pena...)

-----------

Anthony Gallagher
Dirección desconocida

Querido Grant: 

mi dicho favorito actual es "¿Cuáles son las probabilidades?", porque mediante un cambio en mi conciencia o en mi forma de ver la vida, me he convertido en algo parecido a un "imán de coincidencias", aunque es más probable que lo que esté haciendo sea facilitar que me sucedan las cosas.

El sábado anterior fui a un club y pasé por todos los convenientes rituales que tanto se parecen a una ceremonia religiosa: vestirme, pagar la excesiva entrada, tomar una copa, rondar por allí para encontrar al mismo camello que siempre está en ese lugar (es una mierda, pero también es un trabajo, supongo) para poder meterme una E. Si tengo otra forma de pillarlo, no suelo ir demasiado por este club, pero por otro lado no es algo que haga muy a menudo o en cualquier situación -el club es tanto una formalidad como un lugar en el que sentirme seguro, rodeado de cientos de otros clubbers afines. Acudo de vez en cuando tanto para estar allí como para buscar algo más profundo y realmente me ha ayudado a solucionar mi vida habitual. En los días posteriores, hablar sobre el tema puede parecerme un poco tonto, lioso, y en gran parte el producto de una mente jodidamente drogada. Pero no lo es. Sé que mi corazón habla por mí, y quiero seguir estando contento hasta que llegue el día que tenga que escuchar y afrontar ese lento suicidio del matadero de 9 a 5 del mundo, especialmente en este Londres donde todo es más difícil y cruel y donde es muy probable que te vengas abajo.

Cuando leí el título del Invisibles número 16 -Londres- realmente creí que hablarías sobre dicho tema, sobre cómo esta ciudad puede aplastarte. Las leyes mezquinas, los sueldos bajos, la completa falta de respeto por el común de los mortales por parte de aquellos que nos gobiernan, ese es el aura del Londres actual, gris y viejo y autoritario, y puedo notar la misma sensación en Sir Miles y el resto de su calaña. Todos estos temas se enlazaron en la "charla de bar" de la pasada noche, sobre cómo -estábamos generalizando, obviamente, pero sigue siendo cierto-, las diferentes culturas expelen auras diferentes, y la inglesa sigue siendo definitivamente opresora, mientras que, por ejemplo, la australiana es mucho más boyante debido a que la cultura que la conforma es más abierta y relajada, y por eso mismo, más positiva. Te garantizo que habrá algunas excepciones a esta regla. También hablamos sobre que bajo dicho condicionante, seguro que existirán determinadas fuerzas que bien podrían ser positivas o negativas, por lo que las acciones que se deriven de ellas podrán ser buenas, y también su opuesto, malvadas, todo ello con diferentes tonalidades, por supuesto. Me encanta la forma en que se manifiestan y se comunican dichas verdades en los Invisibles, como si fuese lo que impulsa a un buen chamán.

Trabajo en una librería, y la semana pasada estuvo aquí Paulo Coelho, el autor de El Alquimista, un libro que le recomendaría a cualquier lector. No se lee como un libro normal, simplemente te sientas y el libro te empieza a hablar sobre la vida del autor y sobre las verdades que ha ido conociendo a lo largo de ella. Y en su vida ha habido mucho movimiento. Tenemos niños y padres y gente que camina por la existencia, no solo "new agers", y para mí, lo más excitante de todo es que todas estas personas estaban unidas por el propio hecho de que eran abiertas y estaban buscando algún significado, y me parece que eso es algo positivo. Al comunicar su sabiduría, Paulo esparce la fortaleza de la bondad. Creo en ella. Puedes ver lo mismo en su público. He pensado en una metáfora a cuenta de todo esto, y esa es que si colocas las fichas de dominó en tu vida de la forma correcta, algo que solo puede ocurrir si lo haces de verdad, entonces las fichas caerán correctamente y dichos enlaces coincidentes te harán conocer personas o situaciones que te darán fuerza y el poder de la bondad. El libro ha sido una de las fichas que han transformado mi vida, y gracias a sus palabras, mi compañero de piso también ha tenido fuerzas suficientes como para cambiar la suya de forma exitosa en tan solo seis días. Creo que Los Invisibles es un dominó enorme y persuasivo que puede ayudar a la gente y también darla fortaleza. ¡Así que tampoco quiero que la cancelen! ¡Leed de nuevo estas palabras, editores de DC! 

Siento cómo estas fichas de dominó caen en su sitio cada jodido mes al leer la colección. Este mes la serie me golpeó mucho más de lo habitual gracias a la página 14, donde Sack intentaba comunicar que su nombre es "Gallagher". Cada vez que estoy "ido", intento hacer algo que leí en el "Ciberia" de Douglas Rushkoff, dejar una señal para que otros me sigan, y ahora me pregunto si todo esto funcionaría también con mi nombre. ¿Podría ser una primera coincidencia? La segunda es cuando estuve en el Ciber-Cafe de la calle Scala, justo al lado de Tottenham Court Road, hace dos meses, entre la lectura de los números 15 y 16, ¡justo a tiempo de ver cómo tú también lo mencionabas!

Entre las tres o cuatro webs en las que me metí, había una que estaba dedicada a los Invisibles (no pude estar mucho tiempo en Legion, pero encontré una web dedicada a la serie de "El Hombre de los Seis Millones de Dólares"). Tercera coincidencia: desde que leí en abril "Chaos Magick", he intentado probar el sigil mágico, con resultados ambiguos, pero creo que podría funcionar. He mezclado los símbolos, pero no utilicé las vocales, solo las consonantes (me di cuenta de que lo hacía mal después de leer la sección de correo), pero he conseguido tener resultados cuantificables.

¿Has leído la última etapa de Animal Man? Explora un montón de otras ideas relacionadas con los memes y los virus culturales, con el conocimiento y la maldad y la bondad, y eso es lo que los Invisibles refuerzan también, un virus cultural que esparce sus ideas a través de los lectores a lo largo y ancho del mundo. También aparece el tema de la comunicación con los alienígenas y los viajes al espacio interior como el que experimentaba Dane. Me encantan esos tíos. No sé si serán malvados, bondadosos o se les podría poner otra etiqueta, ¿la del conocimiento? ¿la verdad?, pero si, creo que tienen mucho potencial, todos sabemos que tiene que haber algo más ahí fuera. Cuando cruzas los límites del espacio interior, las cosas pueden ser aterradoras, y el poder emocional que se consigue es escalofriante. Es como si SINTIERAS las cosas, si no es que las llegas a ver. Sufrí el mismo miedo nervioso cuando vi a Mictlantehcutli en el último número... ahí se notaba el poder, muy fuerte y peligroso. Era mierda muy rara. La lucha contra los aliens de Dane y el mensaje de Tom de desobediencia y rebelión, me parece la mejor forma describirlo todo: el cambio, que es la vida, se mantiene dual, asegurando que nunca hay algo que es únicamente homogéneo, pero alguien que sea consciente de su existencia, y de lo que no es él, provocará dicho conocimiento dual. Una mierda más extraña aún. También me recordaba las palabras de Robert Anton Wilson acerca de "no creerte nada".

Me encantan tus cosas, y creo que si tanto me gusta el cómic tendré que apoyarlo este 23 de noviembre (me pregunto qué es lo que pensará mi novia de todo esto) Haré campaña para ti -lo siento, no he podido resistirme. ¿Cómo lo llevan los de DC?

Postdata: No dejo de querer decirlo, pero siempre se olvida: la "identidad" de King Mob solo podría ser... Grant Morrison, desvelando su héroe interior y viviendo la existencia que él mismo está escribiendo. Te deseo mucha suerte.

Postdata 2: Lo siento, quería hablar también del número 15, pero ha pasado demasiado tiempo y tengo que ir a preparar la cena. Permíteme decir simplemente que Fanny es mucho más que uno de los personajes más especiales, consecuentes y poderosos que he podido experimentar nunca. Su lenguaje es realista. Me pregunto si tus lectores lo entenderán. Oh, y una última cosa: si los aliens hablan con los niños a través de sus juguetes, entonces Mictlanthecutli y Izpapalotl nos hablan a través de los libros... esas piernas peludas de Izpapalotl me recuerdan enormemente a las piernas peludas de "Cat in the Hat", y te juro que el Doctor Seuss podría escribir un libro sobre Mictlantehcutli. ¿Quiere alguien unos huevos verdes con Muerte? [Referencia a "Green Eggs and Ham", libro del Dr. Seuss. En español "Huevos verdes con jamón".]

---------------

Grant Morrison.

Lo mío es fácil, no quiero nada líquido que moquee.

Gracias, Anthony. No creo que nadie me hay descrito antes como una "fuerza del bien". Esa es la cosa más bonita que me ha dicho alguien jamás, y algo que me dará fuerzas para seguir viviendo. Y no hay ni que decirlo, "un dominó enorme y persuasivo" se queda también muy cerca. Por supuesto, "Coincidencia" es una palabra interesante invocada constantemente por la gente para explicar cosas que no le gustan o para las que no están preparadas para entender. Descubrí que si llevas a cabos ciertas intentonas e intentas realizar ciertas cosas en la así llamada esfera "mágica", entonces algunas cosas ocurrirán de forma inevitable. Si eso es una coincidencia, entonces me gustaría sugerir que es la misma que cuando pulsas el interruptor de una habitación y se encienden las luces. Es como las "alucinaciones en masa", cuando varios miles de personas ven un "objeto volador" o a la Virgen María, eso es una "alucinación en masa", pero cuando varios miles de personas ven a una pandilla de chicos persiguiendo una pelota en el campo, eso es la World Cup. Si las alucinaciones en masa, la histeria de masas y la hipnosis masiva existen realmente, tal y como tan a menudo decimos que lo hacen, ¿no sería también razonable suponer que la mayoría de lo que damos por "real", en realidad podría incluirse en la categoría de "alucinaciones en masa"? Considera por un momento la extensa cultura que hay con las drogas estimulantes como el café y el azúcar refinado y su adictivo consumo, y ahora léete la siguiente descripción de los efectos que provoca el abuso de dichos estimulantes:

"...el usuario se siente deprimido, extremadamente ansioso, irritable, hostil, alienado, temeroso, confundido y paranóico..."

Date una vuelta por cualquier ciudad o pueblo y echa un vistazo a la gente que hay a tu alrededor, mira las noticias de la sobremesa, píllate cualquier periódico decente y luego pregúntate si no se podría considerar que aquello a lo que llamamos "realidad" en realidad es una "alucinación masiva" producida por los efectos clínicos del abuso de estimulantes a lo grande.

Tan solo piénsalo.

-Grant