viernes, 3 de octubre de 2014

HIRVIENDO EL ESPACIO-TIEMPO: CÓMO FUNCIONA EL TIEMPO EN LA NOVELA GRÁFICA, por Warren Ellis


HIRVIENDO EL ESPACIO-TIEMPO: CÓMO FUNCIONA EL TIEMPO EN LA NOVELA GRÁFICA, por Warren Ellis (2013, traducido por Frog2000.)

Soy amigo de un futurista llamado Jamais Cascio que a principios de 2010 tuvo ocasión de conocer a un eminente científico y escritor. Como suele ocurrir en estos casos, empezaron a hablar sobre El Futuro, describiendo una hipotética situación en donde una Civilización de Tipo III (*) conseguía la tecnología necesaria para poder “hervir el espacio-tiempo”, creando o teniendo acceso de esa forma a un nuevo universo en sí mismo, o quizá incluso siendo capaz de regresar hasta el origen del Universo con el fin de apoderarse del Tiempo para poder vivirlo de nuevo.

Durante varios meses, mis amigos y yo estuvimos gritando por todos lados la frase “HACER HERVIR EL ESPACIO-TIEMPO”.

Una vez Grant Morrison me describió (y eso fue alrededor de 1989) la experiencia que tuvo al descubrir –mientras se encontraba en las garras de un resfriado ontogénico-, que el cómic goza de un completo continuo espacio-temporal que es posible reproducir de nuevo, al cuál se puede tener acceso no lineal y que además se encuentra aislado cronológicamente.

Los cómics son capaces de hacer hervir el espacio-tiempo.

Este es un galimatías metatextual destinado a preparar tu cerebro para lo que viene ahora.

El Tiempo en los cómics es completamente elástico.

Los diálogos pueden ralentizar la experiencia de leer una página. (Una vez Frank Miller dijo -posiblemente en el libro de entrevistas EISNER/ MILLER-, que cuando quiere hacer que el lector lea más despacio es cuando empieza a dejar hablar a los personajes.) Pero tu control del tiempo empieza en las viñetas y el espacio.

Los cómics japoneses se leen muy rápido porque tienen muy pocas viñetas por página, y dichas viñetas generalmente contienen información visual muy escasa. A menudo los cómics occidentales resultan demasiado densos para que los japoneses los disfruten. (Mis supervisores me dijeron algo similar cuando fui contratado para escribir argumentos para series de dibujos japoneses.) Hay una cosa que me encanta del Manga; de vez en cuando te puedes encontrar con una impactante viñeta a sangre en (por ejemplo) la parte de arriba de la página, llenando todo el espacio de izquierda a derecha. El dibujo se sale del borde hasta los márgenes. Y eso crea una sensación de completa quietud, un momento congelado que como lector sientes durante muy poco tiempo.

Hay una escena en el LUTHER ARKWRIGHT de Bryan Talbot en la que el protagonista ralentiza la percepción del tiempo de un grupo de hombres con la intención de asesinarlos de forma más eficiente. El autor estructura cada página con un par de docenas de viñetas, mostrando cómo se va incrementando el movimiento en “staccato”. La secuencia es completamente muda, pero debido a que está formada por tantas viñetas con importante información en cada una de ellas, el lector la experimenta tan pausadamente como los hombres elegidos como blanco en la historia.

He visto cómics donde se ejecutan dos temporalidades diferentes en la misma página. Cómics repetitivos. Páginas que contienen flashbacks sobre tres momentos temporales diferentes transcurriendo hacia el presente y haciendo que éste cobre sentido por completo. Chris Ware hizo una famosa historia corta en cómic para RAW que en la misma página presentaba varios períodos históricos diferentes ubicados en la misma habitación mientras que dejaba que se desarrollase una historia lineal. Kevin Huizenga convirtió un paseo suburbano en la historia de un viaje con varias tramas argumentales, y luego las enlazó todas sin que te sacase de la trama en ningún momento.

La idea es la siguiente: no debemos quedarnos constreñidos por la creencia de que la página transcurre durante un minuto, como en un guión cinematográfico. Puedes hacer correr el tiempo tan rápido que el lector piense que tu cómic se le está inyectando directamente en el globo ocular, o tan lento y pesado que el lector sienta como que has convertido una novela larga y aburrida en algún constructo de información condensada.

---------------------------------------------

(*) Según Nikolái Kardashov, es una civilización capaz de aprovechar toda la potencia disponible de una sola Galaxia.

No hay comentarios: