lunes, 2 de marzo de 2015

EL APOCALIPSIS DE ABC, ENTREVISTA CON ALAN MOORE (3 de 3)

Entrevista realizada por Ye Ed para Comic Book Artist nº 25. Traducida por Frog2000. Parte 1, parte 2.

ALAN: Claro, y más cosas del estilo. También le dimos una vuelta a cómo serían las tensiones raciales. Porque como en esta ciudad está viviendo un montón de gente que da miedo y que no son humanos, entonces habrá prejuicios en su contra, porque son de una raza diferente o por lo que sea que parezca lo suficientemente estúpido y poco probable. Me refiero a que si sueles estar acostumbrado a ver a todo tipo de seres fantásticos a tu alrededor, entonces cualquiera que pertenezca a otra raza no debería suponer ningún problema. Pero me parecía que si quería lograr que Neopolis pareciese una verdadera ciudad, entonces tenía que existir el equivalente a las tensiones raciales. Así que me dije, bueno, una de las cosas que tiene un montón de gente en común en Neopolis, incluso aunque todos tengan poderes diferentes o provengan de planetas diferentes, o lo que sea, es que son orgánicos. Pero en la ciudad también viven un montón de robots. Así que supuse que ese podría ser el elemento principal que produjese las tensiones raciales en Neopolis, que los robots habían empezado a sentirse orgullosos de su cultura, y de una forma muy agresiva, como resultado del perjuicio en su contra por parte de la cultura orgánica. Así que se me ocurrieron cosas como la "scrap music" que tocan los "scrappers". Y en lugar de "bitches" [zorras], ellos se refieren a las "glitches". En lugar de decir "Holmes", hablan sobre "ohms". [Risas.] Es divertido y te permite hablar sobre racismo sin hablar en realidad del tema. Así podríamos incluir a un policía racista, que no es la parodia de un racista, porque no tiene ningún problema con los negros, sino que odia a las máquinas. Odia a los "clickers", tal y como los llama. Así que empezamos a darle vueltas: "de acuerdo, así que si tenemos el equivalente a los negros en los robots, ¿qué hay del resto de grupos étnicos? ¿Qué ocurre, por ejemplo, con los italianos? ¿Y con la Mafia?" Pensamos que, bueno, ¿qué ocurriría si fuesen vampiros? Así que decidimos incorporar lobbies que protestasen por la existencia de una Mafia vampírica, la Cosa Nosferatu. Dirían: "mira, hay un montón de Húngaros-Americanos que trabajan duro y que son completamente honestos y que no se levantan de sus tumbas cada noche para darse un festín con los vivos. Son esos otros los que nos están dando mala fama al resto." Así que aparece una familia a la que no le gusta que les llamen vampiros, prefieren pensar en sí mismos como "Húngaros-Americanos con una condición hereditaria en la sangre". El origen de la idea lo exploramos en The 49ers
Si hubiese continuado haciendo Top Ten, podríamos haber investigado posibilidades de todo tipo. Se me ocurrió la idea de que entre los robots podría surgir un personaje del estilo de Malcolm X llamado John: 15, que era muy inteligente y apasionado en su lucha por los derechos de los robots. Me di cuenta de que si los robots son el equivalente de los negros, entonces en Top Ten no había ningún policía negro como tal. (Me refiero a que en realidad sí que hay policías negros, la mezcla racial de Top Ten es bastante buena, pero no aparecían policías robot.) Ese fue el motivo de que apareciese Joe Pi y su inteligencia artificial, alguien que proviene de un mundo paralelo en el que los robots están al cargo de casi todo. En realidad Joe es mejor que todos los demás policías, así que empezamos a repasar algunas ideas interesantes como: ¿qué es lo que hace que alguien sea humano? Creo que era mucho más interesante que el habitual: "Oh, soy un cerebro humano atrapado en el cuerpo de un robot, pero no soy verdaderamente humano." Empezamos a formular preguntas mucho más interesantes, porque la idea principal era la de que el personaje de Joe Pi no quiere pensar en sí mismo como un humano, porque no cree que ser humano sea particularmente genial. Está mucho más contento siendo una inteligencia artificial superior, lo que nos podía proporcionar diálogos bastante interesantes. Esta era la inspiración de Top Ten: ¿Qué tipo de crímenes podrían tener lugar en una ciudad repleta de super-seres? ¿Cuál sería la historia de la ciudad? La exploramos en The 49ers. Antes de que llegasen los súper-humanos, ¿eran todos los habitantes personajes protagonistas de las tiras? Resulta que sí, que lo eran. Gente como Mary Worth y Happy Hooligan, y otros parecidos fueron los primeros habitantes de Neopolis, antes de que la historia se siguiera desarrollando y comenzaran a aparecer todo tipo de superhéroes redundantes. En cuanto empiezas a pensar en ese mundo te das cuenta de que es muy interesante. Recuerdo la primera página del número uno de Top Ten, donde pensé:"¿cómo podría presentar la ciudad?" Así que la primera página se desarrollaba dentro de un tren. En él viajaba un personaje que es un nuevo recluta que se dirige hacia la comisaría. Viste como la habitual chica punk, pero lleva una gran caja sobre su regazo. La ves junto a todos los pasajeros ordinarios dentro del tren, que se detiene en la última estación antes del puente hacia Neopolis. Toda la gente vestida con ropa normal se baja y sube un montón de gente vestida con trajes de superhéroe. Luego se producen algunas conversaciones mundanas entre los pasajeros, entre las madres y sus hijos, pero ahora todas están relacionadas con temas superheróicos. Ya sabes, un niño molestando a su madre con alguna nueva capa prismática que llevan todas las demás niñas en el colegio y otras cosas parecidas. Luego pasas la página y te encuentras en Neopolis, donde se pueden ver superhéroes por todas partes. Todas las series de ABC me parecen interesantes, pero en Top Ten estábamos haciendo una interesante reflexión sobre la historia de los superhéroes con algunos pequeños y brillantes problemillas en ella. Las cosas que Gene y Zander dibujaron en los fondos me parecen fantásticas. Puedes mirar esos números una y otra vez y todavía podrás encontrar algún pequeño detalle hilarante que te habías perdido en la primera ocasión. Gene está dibujando The 49ers, y Zander está haciendo la miniserie de Smax. El título de la serie será Smax, el Bárbaro. Es una historia en la que el tipo truculento, gigantesco, azul y gruñón de Top Ten regresa a la Tierra alternativa de la que proviene, donde vivía antes de llegar a Neopolis, y donde vuelve para acudir al funeral de su tío. Smax se lleva a su compañera, Robyn Singer/ Toybox, para que le proporcione apoyo moral. Resulta que proviene de un mundo de fantasía como el del Señor de los Anillos que está infestado de hobbits y que se compone de todas las historias de fantasía presentadas como nunca antes las habías leído. Hay duendes, unicornios, héroes en plena misión. Hace con el género fantástico lo que Neopolis hizo con el género de los superhéroes. Estos personajes de fantasía se apelotonan en una profusión ridícula. En ciertos momentos del día parece como si fuese hora punta, y hacen aparición todas estas personas en mitad de una misión. Básicamente, Smax siempre se ha avergonzado del mundo del que procede. Es el equivalente a un policía de Nueva York actual que no quiere que nadie sepa que nació en Ozarks. Cree que su pasado es risiblemente primitivo. Proviene de un mundo en el que no hay electricidad, donde está bien visto casarse con tu hermana, porque todos los demás dioses hicieron lo mismo. Así que se avergüenza de todo eso. Es el motivo de que se haya marchado. Por eso se cambió el nombre. Pero hay otras razones más para que se mudase que exploraremos a lo largo de la serie.

CBA: ¿Cuántos números va a tener?

ALAN: Cinco números. Zander está haciendo un trabajo fantástico.
CBA: ¿Saldrá algo más aparte?

ALAN: Creo que eso es todo. Hay otros proyectos en estado indeterminado de los que realmente no puedo decir mucho porque quizá nunca se lleguen a hacer. Hay algo que voy a hacer con John Coulthart titulado The Soul, pero no sé si terminará saliendo en ABC, no lo sé. Hay otro proyecto con John Totleben que espero hacer titulado "Pearl of the Deep", pero de nuevo, tampoco estoy seguro de en qué estado se encuentra ahora, o si saldrá o no en ABC.

CBA: ¿Tienes pensada alguna otra historia para La Liga de los Hombres Extraordinarios después de la segunda?

ALAN: Si, pero no sé para cuando. Puede que haya muchas historias más de La Liga. Me refiero a que potencialmente puedo contar historias que se pueden prolongar en el pasado y en el futuro. Se nos han ocurrido un montón de ideas para La Liga, pero las haremos a nuestro ritmo y como mejor nos parezca, y vamos a hacerlas tan bien como podamos.

CBA: Pude ver el tráiler de la película de LXG y he de decir que lo que más me impresionó fue que Mr. Hyde se parecía mucho al diseño de Kevin O´Neill. 

ALAN: También lo noté. Han hecho que se parezca mucho al Hyde de Kevin.

CBA: Y Nemo también tenía buen aspecto.

ALAN: Si, pude ver el tráiler de minuto y medio, y debo admitir que no me fascinó demasiado. Estoy seguro de que será una gran película de aventuras pirotécnica que encantará a todo el mundo, pero probablemente yo no iré a verla.

CBA: La película parece bastante diferente de tus guiones, ¿verdad?

ALAN: Oh, absolutamente. Los guiones son tecnología primigenia, algo de lo que todo el mundo depende. Obviamente, a mí me gusta el cine, pero no me gusta tanto como los libros, los cómics, la música o el teatro. El cine no está entre mis cinco medios favoritos. No es que lo critique, sino que simplemente esas son mis preferencias o gustos. Siento que la literatura, escrita o hablada, es una tecnología superior a la del cine. Creo que es capaz de generar un efecto genuinamente mágico. Y creo que es más humana, idónea para hacer algo mucho mayor que lo que se puede hacer con una película, y esto lo digo conociendo bien el medio del cine. Me refiero a que soy consciente de obras como Ciudadano Kane y Sed de Mal. También incluyo las cosas de Kurosawa. No soy un ignorante del cine ni lo estoy desdeñando. Pero en la palabra escrita, cualquier escritor tiene exactamente 26 símbolos disponibles. Reordenando esas 26 letras, esas 26 marcas diferentes en papel, el escritor lo puede hacer todo. Y con todo me refiero al Ulises de James Joyce, a las obras de Jorge Luis Borges, Shakespeare y a las de los miles de escritores brillantes que han hecho avanzar la condición humana. Todos lo han hecho utilizando esos 26 símbolos. Para mí es tecnología primigenia. Es lo que nos da la conciencia. Creo que el lenguaje existió antes de la conciencia, al menos según el conocimiento contemporáneo del fenómeno, que asegura que el lenguaje se desarrolló antes de la conciencia. Así que para mí esa es la fuente. Lenguaje, literatura, escritura. Esa es la fuente de todo lo demás. Para mí es mucho más complejo, una tecnología más capaz.
CBA: Cuando estuvimos charlando en Northampton tan sólo cruzamos un par de palabras sobre la película. Yo hice una suposición y me dijiste: "no, para mí es completamente diferente", algo que no entendía. Pero después de leer la entrevista, al diseñar este número, he acabado dándome de que la escritura y el cine son muy diferentes. Acabo de pasar una época estupenda haciendo este número, porque en gran medida es como una carta de amor hacia ti, hacia Promethea y hacia la magia de la palabra.

ALAN: Creo que toda la magia proviene del lenguaje. El propio Aleister Crowley decía que la magia es básicamente una enfermedad del lenguaje. Si tienes un idioma, eso hará que la magia sea posible. Hará que la magia sea inevitable. Porque toda tu consciencia sobre el mundo y el universo se transformará en palabras en tu cabeza, y hasta cierto punto significa que tu realidad es como una especie de texto. En algún sitio de tu mente es texto. Lo conviertes todo en palabras. Te fijas en una silla y piensas en la palabra "silla". Mediante la manipulación de las palabras y hasta cierto punto de las imágenes, puedes cambiar la realidad. Pregúntale a cualquier persona que trabaje en publicidad, porque está haciendo una especie de versión de la magia negra de bajo nivel. Pero es cierto, si eres capaz de limitar los pensamientos de la gente con palabras... como George Orwell, que habló de la "neolengua", un tipo de lenguaje despojado de todas las palabras extrañas para que el populacho no pueda ni siquiera pensar en algunos conceptos. Eso limita lo que las personas son capaces de pensar. Y creo que es cierto. El diario The Sun, que es bastante atroz, también es leído por un buen número de personas, y dispone de un vocabulario general de cerca de 100.000 palabras, no muchas más. Pero sin duda ha hecho un montón de esfuerzo por rebajar la forma de pensar de la población. Así que sin duda, por la misma razón el uso de conceptos más altos y lenguaje más rico debería poder elevar la conciencia de la población. Es algo que tiene que funcionar en ambos sentidos. Así que eso es lo que intento en Promethea.
CBA: ¿"En el principio fue la palabra"?

ALAN: Absolutamente.

CBA: ¿Estás planeando retirarte?

ALAN: Bueno, es muy sencillo. Básicamente, estoy cansado de todas esas fechas de entrega y de toda esa responsabilidad. Con ABC, y colaborando con todos estos dibujantes, así como trabajando con Scott, me he divertido un montón. Lo que hemos estado haciendo en ABC ha sido fantástico, pero ha requerido trabajar más que nunca, incluso más que cuando estaba en mi veintena y a principios de mis treinta. Sin embargo, mientra tanto he podido disfrutar de una orgullosa suficiencia por haber sido capaz de hacerlo, aunque si sigo durante más tiempo, mi energía comenzará a disminuir. Empezaré a cansarme y la presión me impediría disfrutar del trabajo, algo vital para que se lleve a cabo correctamente. Así que lo que voy a hacer es darle carpetazo lo mejor que pueda durante este noviembre, aunque no sea una fecha final definitiva, porque si hay trabajo que no he terminado para entonces, entonces me volcaré y lo terminaré, pero cerraré las series de ABC, o al menos mi trabajo acabará en ellas en ese momento. Existe la posibilidad de que algunas continúen con otras personas, pero es un asunto delicado, y aún estamos hablando del tema, así que no sé qué va a pasar. Todo esto acabará con la continuidad de ABC, algo que nunca nadie había hecho antes con una línea de cómics. Como sabes, porque en Comic Book Artist has hecho el recuento de las historias de la mayoría de ellas, la mayoría de las líneas editoriales siempre finalizan a medio camino. O bien porque se ha agotado el dinero, o porque sucede algo y los títulos, todas las sagas narrativas y los personajes, simplemente se quedan en coma. Es algo que nunca se planea. Sucede por accidente. Nadie planea poner punto final a una línea de cómics de éxito. Incluso al revés, lo puedes comprobar porque la mayoría de las grandes compañías de cómics al menos han coqueteado con la idea de un gran apocalipsis que termine con todos sus personajes para siempre. Ahí tienes Kingdom Come, cualquiera de las historias imaginarias y futuros apocalípticos de los What If? de Marvel, e incluso el Dark Knight de Frank Miller. Son cosas que se guían por el razonamiento de: "Oh, ¿no sería fantástico y daría miedo que si el mundo se terminase de alguna forma, todos nuestros personajes fuesen empujados hasta un estado apocalíptico?" Siempre ha tenido que ser un What If?, una historia imaginaria, porque nadie quiere arriesgarse a acabar con sus personajes. Pero supongo que nosotros podemos hacerlo. Podemos desencadenar nuestro apocalipsis, mi tipo de apocalipsis, que obviamente estará relacionado con Promethea.
Después darle una vuelta, me he dado cuenta de que en Promethea tenía un maravilloso botón de autodestrucción incorporado para la línea ABC desde el principio. La idea es la de que la propia Promethea traerá el Apocalipsis. Esa es su labor. Así que voy a poder explorarlo en los números finales de las series de ABC. Tengo la oportunidad de decirle a la gente lo que quiero decir con "apocalipsis", que no es en absoluto, por ejemplo, lo que los productores de Mad Max querían decir con esa palabra. Es diferente. Luego, después de hacerlo, una vez que haya terminado con ABC, me gustaría volcarme en la Liga de los Hombres Extraordinarios, que es la serie que continuará en el futuro. Estoy contento de dejar que ABC se continúe publicando mientras tanto sin que caiga en el olvido. Sería feliz si deciden seguir publicando todo lo que quieran. Creo que si hicieran, oh, ya sabes, cosas pequeñas al estilo pulp y otras por el estilo no me irritaría o distraería por ello. [Risas.] Kevin y yo somos muy buenos profesionales. Creo que se puede confiar en que haremos un trabajo profesional. Así que eso es lo que siento. Estoy contento de dejar que ABC continúe publicando futuros números de La Liga de los Caballeros Extraordinarios, que aparecerán de la forma en que se nos antoje a Kevin y a mí.

CBA: Creo que este noviembre vas a celebrar tu 50º cumpleaños.

ALAN: Sip. Parecía ser tan buena fecha como cualquier otra. A los cincuenta quieres empezar a pensar un poco en la última partida. Qué es lo que me gustaría hacer, quitarme de encima todos esos plazos, disponer de la Liga de los Caballeros Extraordinarios para Kevin y para mí, para hacerla cuando nos de la gana. Para cuando estemos inspirados para continuar haciendo episodios y arcos argumentales de esa serie, para siempre.

CBA: ¿En tu tiempo libre?

ALAN: Sí, exactamente. Cómo y cuándo nos de la gana. Aparte, no quiero hacer cualquier trabajo en el cómic mainstream. Mientras que la Liga podría ser "mainstream" en este momento, quiero aprovechar y empujarla incluso más lejos, hacia el tipo de territorio en el que creo que nos podríamos manejar adecuadamente. Por lo que podría conseguir que fuese más underground. Ya veremos. Puedo conseguir que sea más literaria. Podríamos hacer las dos cosas.

CBA: ¿Vender la Liga para la película fue algo fortuito, fue algo que puso a Kevin en una posición más cómoda?

ALAN: Nos pone a ambos en una posición más cómoda. Vendimos el concepto de La Liga para una película antes de firmar el contrato con Wildstorm. Sigue siendo nuestra propiedad. Es algo que ha terminado por desarrollar piernas, algo que Kevin y yo vamos a poder expandir. Tenemos ideas para la Liga que transcurren hasta la década de los cincuenta, cuando harán aparición algunos personajes de la Generación Beat. Hemos estado pensando en incluir a Dean Moriarty, el personaje maníaco de "En la Carretera" de Jack Kerouac (un personaje basado en Neal Cassidy), que resulta ser el bisnieto del profesor James Moriarty, y puede que el doctor Sax, de la novela de Jack Kerouac del mismo nombre, y él entren en conflicto. Creo que se suponía que Sax iba a ser una especie de combinación de William Burroughs, Fu Manchu y la Sombra. Así que vamos a contar con el doctor Sax como el bisnieto de Fu Manchú.
CBA: ¡Es ese tipo de obra! [Risas.]

ALAN: Sí, funciona muy bien. Podemos utilizar personajes de la literatura americana, la televisión estadounidense, la cultura americana de la época y hacer una gran historia en los 50. Tenemos ideas para 1910, para los años 20, los 30, para los años 60, hasta para la fecha actual. Bueno, pensemos un poco. Hace dos años, 2003, encontraron el monolito negro en la Luna. Tal vez un año después de eso, la Expedición Bowman hacia Júpiter no haya vuelto todavía. Y en 2002 la superpoblación en América había alcanzado tales proporciones aterradoras que todo el mundo estaba comiendo Soylent Green.

CBA:"Soylent Green es gente!" [risas.]

ALAN: ¡Claro! Así que eso es lo que ocurría en 2002. Podemos combinarlo todo para que ocurra en la ficción. Por ejemplo, en Inglaterra, en 2002, nuestra monarquía todavía está intentando recuperarse de la crisis constitucional de 1997 que llevó a un estadounidense con sobrepeso llamado Ralph a alcanzar el trono.

CBA: ¿El Rey Ralph? [risas]

ALAN: Así que tenemos disponible todo ese material. Me olvidaba de cuando los Daleks nos invadieron, porque probablemente fue alrededor de esa época. Así que este es el mundo de ficción del que estamos hablando, que se remonta casi hasta los albores del tiempo. Se extiende hacia el futuro, todos esos futuros imaginarios. Así que podría seguir haciendo historias de La Liga de los Hombres Extraordinarios situadas en el S. XXX.

CBA: Si no hicieses ningún trabajo en el futuro, ¿podrías vivir entonces lo bastante cómodo durante el resto de tu vida?

ALAN: ¡No, no, no! Si no crease ninguna nueva obra no sería capaz de sobrevivir. Estoy llegando a un punto de mi vida donde lo que quiero es menos seguridad, menos certeza. No quiero saber lo que estaré haciendo en un momento determinado del mes, o al menos no lo que voy a hacer después de esto. De más o menos noviembre. Podría escribir otra novela. Podría escribir un grimorio. Podría perder mucho tiempo volviendo a meterme a dibujar, haciendo algunos dibujos más. Podría querer hacer más performances y editar más CDs. Podría escribir una obra de teatro. Puede ser que quiera hacer escultura. Podría querer hacer un montón de cosas que obviamente no tendrán ningún valor comercial, que no le gusten a la gente. Quiero tener esa libertad. Pero creo que sí, que claro que necesitaré dinero para respaldarlo, como siempre. Pero me imagino que con los royalties de mi trabajo en los cómics, La Broma Asesina, Watchmen, todos los títulos de ABC, La Cosa del Pantano, etc, todas mis cosas que se siguen imprimiendo, todavía me llegarán pedazos sustanciales de dinero cada dos o tres meses. Con eso seré capaz de mantenerme de alguna forma que pueda manejar. No estoy seguro, pero creo que también forma parte de la diversión.

CBA: ¿Así que realmente le das la bienvenida a lo desconocido?

ALAN: Bueno, si. Siempre me he encontrado más cómodo abrazando lo desconocido. [Risas.] Cuando no te esperas lo que va a ocurrir puede ser un poco chocante...

CBA: "La negra oscuridad..." [Risas.]

ALAN: Esas húmedas y frías manos en mitad de la noche. Así que, sí, creo que tenemos que seguir recorriendo el camino, así como charlar sobre ello.

CBA: Bueno, gracias, Alan.

3 comentarios:

Juan Ointavén dijo...

Gracias por la traducción, Frog.

frog2000 dijo...

Gracias, en breve aparecerá otra cosa más del sr. Alan Moore por aquí...

Juan Oitavén dijo...

:-D