martes, 17 de febrero de 2015

BAD MUTHAS: CURTIS MAYFIELD - SUPERFLY MOTION PICTURE SOUNDTRACK (1972)


"La oportunidad que tuvo Curtis Mayfield de orquestar la banda sonora de la película blaxploitation "Super Fly" tuvo como resultado un disco inspirado. Ningún artista de la música popular conocía tan bien, ni tampoco lo había expresado en su música de forma tan natural, los tonos grises inherentes a la vida contemporánea del centro de las ciudades. En su disco de debut en solitario de 1970, "Curtis", el autor había mostrado con vívido colorido que el optimismo de los sesenta (que se adueñaba de los contenidos de las letras sobre los derechos civiles en "Keep On Pushing" y "People Get Ready") había añadido una capa de sutileza a su material; pero en el mismo LP en el que aparecía la positiva "Move On Up", en donde se hacían referencia a los problemas de la comunidad, también había una apocalíptica pieza de funk infernal titulada "Don't Worry) If There's a Hell Below, We're All Going to Go." Para Super Fly, Mayfield evitó sabiamente celebrar los aspectos sobre el suministro de drogas que se encontraban presentes en la película o hacer un uso reflexivo de ellos, y en su lugar usó cada canción para enfocar diferentes aspectos de lo que él veía como una plaga en las calles de América. Además se alejó de moralizar de forma explícita. Simplemente, a través de sus canciones Mayfield contó las cosas tal y como eran (tanto en el caso de los personajes de la película como lo que ocurría en la vida real), la experiencia adquirida por el músico dio como resultado una narración vibrante y mostró su habilidad para meterse en las cabezas de los personajes. "Freddie's Dead," uno de los temas, cuenta la historia de una de las víctimas de la película, un hombre de buen corazón, aunque de voluntad débil, atrapado en la vida de un camello que retrata devastadoramente la indiferencia de los que lo presencian u oyen hablar sobre ello. "Pusherman" utiliza magistralmente la metáfora del narcotraficante como hombre de negocios, con el juego de las drogas, por extensión, tan sólo como otra forma de ganarse la vida de forma arriesgada, mientras que la canción que da título al disco lo iguala con los juegos de azar ("The game he plays he plays for keeps/hustlin' times and ghetto streets/tryin' ta get over"). Irónicamente, el sonido de Super Fly arrolla su sutileza lírica. Con su mezcla de grooves oscuros y profundos, la guitarra wah marca de la casa y la punzante sección de metales, Super Fly comenzó a propagar el incendio de todo un género de la música, la banda sonora del blaxploitation, e influyó a todo el mundo, desde los cantantes de soul hasta los compositores de música para televisión de las décadas siguientes. Junto a "Fiebre del Sábado Noche" y "Never Mind the Bollocks Here's the Sex Pistols" permanece como una de las piedras de toque más intensas de la música pop de los setenta."

Por John Bush para AllMusicGuide, traducido por Frog2000 en facebook.