viernes, 14 de junio de 2013

ENTREVISTA CON JEFF DAHL (2009)


Entrevista con Jeff Dahl en Veglam (2009-09-14). Traducida por Frog2000.

¡Recuerdo pillarme “Wicked”, el disco que Jeff Dahl lanzó en 1992 a través de Triple X records! Lo estuve escuchando en la tienda de discos (algo que resulta cada vez más difícil, debido a que, tristemente, el mercado de discos se ha colapsado, ¡matando primero a los pequeños negocios!) y me atizó en toda la cara… Esa mezcla de glam y punk rock era exactamente lo que estaba buscando desde hacía tiempo. Los años pasaron y Jeff Dahl grabó muchos más discos y ofreció toneladas de conciertos desde aquellos días… Ahora es 2009 y su pasión por el rock’n'roll y la música en general sigue intacta… Señoras y señores… ¡Mr. Jeff Dahl!

Así que, ¿fuiste un quinceañero adicto al glam cuando ibas al instituto?

Si, aparentemente. Empecé a escuchar  música antes de que empezase el primer punk. A finales de los sesenta y principios de los setenta. Así que esa música supuso una gran influencia. Y como a un montón de los primeros punk rockers, el glam rock de los setenta también fue una enorme influencia para mí. Alice Cooper, Slade, T-Rex, Silverhead, David Bowie, New York Dolls, Lou Reed y, los más importantes, Mott The Hoople. Para mí existe una conexión directa entre el glam de los setenta y el movimiento punk del principio. ¡Así que supongo que eso me hace ser un alumno inexperto del glam! 

Empezaste tu carrera muy joven, en  1976. ¿Ves la música de forma muy diferente a como la veías en aquellos días?

Bueno, eso fue después de que el glam se acabase y de que la música disco se convirtiese en la más popular de la época. Antes de que el punk rock hubiese conseguido algo de atención o popularidad. Así que era algo completamente “underground”. Recuerdo ver a los Ramones y a Patti Smith cuando empezaron a tocar, ¡y quizá sólo habría unas cincuenta personas viéndoles en los conciertos! Así que 1976 fue la época de la música “underground”.

Hemos oído que estás trabajando en nuevos proyectos, ¿puedes hablarnos de ellos?

Estoy acabando de componer la música para un nuevo disco y lo grabaremos en breve. Siempre estoy escribiendo nuevas canciones, así que para mí es algo bastante normal estar componiendo o grabando.  He estado recibiendo un montón de propuestas para hacer un tour o tocar algunos conciertos, pero no tengo planes por ahora. Mi prioridad es grabar el nuevo disco.

Has estado de marcha y también has estado tocando con un montón de personas famosas o legendarias del rock’n'roll, ¿cuáles fueron las que más te impactaron? ¿Quieres compartir con nosotros algunas anécdotas?

He sido muy afortunado de poder conocer, grabar y tocar con algunos de mis músicos favoritos y héroes musicales. Ciertamente, trabajar con Cheetah Chrome está en lo más alto de mi lista. Es el mejor guitarrista con el que haya tocado alguna vez, y realmente es una persona muy divertida. Siempre estaba haciendo un montón de chiste malos y siempre me hacía reír.

Hicimos dos conciertos con Stiv Bators y esa fue la última vez que Stiv & Cheetah tocaron juntos. Así que fue un honor. 
Grabar con Poison Idea fue una experiencia asombrosa, y quizá es la vez que mejor he cantado.

Y todos los conciertos que hice por Europa con Freddy Lynxx son mis experiencias preferidas de todos los momentos que he pasado de gira. Para mí es el guitarrista perfecto con el que tocar, nuestros estilos complementan la música del otro perfectamente. Y es una de las personas más agradables que he conocido nunca. Freddy & yo hicimos un concierto acústico con Nikki Sudden por Europa y resultó ser una gran época. He pasado muy buenos momentos a lo largo de estos años. He viajado y tocado música por toda Europa, Estados Unidos y Japón…

He sido muy afortunado. No sólo como músico, sino como fan. Porque así es como realmente me veo a mí mismo, aún sigo siendo un fan de la buena música.


Has estado viviendo en Hollywood durante doce años. Para ti, ¿cuáles son las peores y mejores cosas de ese lugar?

Lo mejor de todo es la música y los músicos que están allí. Cualquier noche de la semana podías irte a un club y ver a algunas magníficas bandas que ahora se han convertido en legendarias. Básicamente he visto a cualquier banda “cool” que haya tocado en Los Angeles desde 1979 hasta mitad de los ochenta. Lo peor fue ir demasiado lejos con las drogas y ver cómo mis amigos se morían.

Estás considerado como una figura de referencia en el rock’n'roll y una fuente de inspiración para muchas bandas, ¿cómo te sientes respecto a ello?

Es toda una lección de humildad y es algo más que un poco desconcertante. Como ya he dicho, todavía sigo pensando en mí mismo como un "fan". Así que si alguien está influenciado por mí o disfruta de mi música, ya sé lo que se siente, porque yo todavía siento lo mismo acerca de la música que me gusta a mí.

Hace unos años produjiste un disco para The SLASH CITY DAGGERS, ¿crees que seguirás produciendo a más bandas en el futuro?

The Daggers grabaron en mi estudio de Arizona. He producido a un montón de grupos en ese estudio. Pero ahora me he mudado a Hawaii, y tan sólo dispongo de un pequeño estudio casero… así que no sé.

Supongo que si una banda que me gusta se me acercase, bajo las circunstancias adecuadas, podría considerarlo. Me gusta producir y grabar discos, pero tiene que ser con una banda a la que realmente adore. No podría producir algo aburrido sólo para ganar dinero.

Tienes una canción titulada “Junkies Deserve To Die”, ¿la compusiste debido a que pasaste una mala experiencia con músicos que eran yonquis?

En realidad las letras están escritas desde la primera persona, desde un punto de vista personal. Es como yo mismo me sentía cuando empecé a tomar demasiadas drogas. Así que cantaba:


“Déjame contarte todas las veces que he estado a punto de morir”

 o

“Déjame describirte las visiones del Infierno que he visto”…


Ese soy yo hablando sobre mí mismo. Puede que cuando eres un adicto haya un montón de auto-desprecio implicado en tu vida.


En el nuevo zine de Kevin K, “Thunderpop”, comentaste que no te gusta la forma en la que está grabado el sonido de los discos modernos, pero también admites que el Protools y los ordenadores son bastante prácticos. ¿Crees que se puede hacer una producción o sonido de la vieja escuela utilizando la tecnología moderna?

Bueno, así lo espero. Prefiero mucho la cinta analógica para grabar, pero donde yo vivo es la zona más húmeda y lluviosa de América, así que los aparatos de cinta no funcionan de forma apropiada. Ahora estoy aprendiendo a utilizar el protools y principalmente me estoy concentrando en las funciones y aplicaciones más básicas y sencillas.

 Mi plan es usarlo de forma parecida a un equipo de 16 pistas. No estoy interesado en las funciones avanzadas de edición, asignación de tiempos, ajuste automático, o en el midi. Tan sólo quiero microfonear mi guitarra, mi bajo, mi batería y mi voz, o grabarlos directamente. Y no quiero manipular más las cosas. Básicamente quiero usarlo igual que utilizaba mi viejo estudio de cinta. Sencillamente sólo es una tecnología diferente para capturar sonidos. Por otro lado, la calidad del sonido es bastante buena. Protools es limpio, pero precisa exactitud a medida que estás grabando. Al final, los instrumentos y el protools son sólo una herramienta y es cómo elijas usarlo lo que más debería importarteAsí que creo que mantener las cosas siemples siempre es lo mejor.

Mucha gente ha descubierto lo mejor del glam y del punk leyendo tu fanzine Sonic Iguana, ¿algunas vez has pensado resucitar esa fantástica revista?

Me encantaba hacer ese fanzine, pero desafortunadamente en la actualidad es casi imposible vender revistas impresas en las tiendas. Porque muchas de las pequeñas tiendas de discos más “cool” donde se vendía antes han cerrado, y una vez desaparecidas, el coste de la distribución y el envío es mucho, mucho más caro. Así que desde un punto de vista económico no se puede hacer. Me alegro de que tantas personas disfrutaran de esa revista... todavía hay gente que me pide que les envía copias antiguas, pero por ahora están todas agotadas. ¡Supongo que ahora es una pieza de colección! Ja, ja...


Siempre has estado componiendo canciones acústicas, ¿cuál es tu enfoque a la hora de hacer ese tipo de canciones? ¿Qué es lo que te impulsa a componer una canción acústica?

Para mí la música es música… llámala punk, glam, rock n roll, blues, acústica… si es buena, entonces me gustará. Disfruto haciendo música. Escribo canciones. Si alguien quiere etiquetarla como parte de un género concreto… punk, hard rock, lo que sea… entonces me parece bien. No me importa. Tan sólo escribo y grabo canciones. Algo que sí que puedo decir es que una “buena” canción se puede tocar de formas muy diferentes… puedes hacerla como una versión de viejo blues pausado, una versión de rápido punk… una buena canción se puede traducir en un montón de estilos “cool”. Cuando toco en mis conciertos acústicos en solitario canciones como “Goin’ Underground” o “I’m In Love With the GTOs”, lo hago como si fuesen un blues acústico o al estilo folk rock. Resulta divertido hacer cosas un poco diferentes de lo que la gente espera de mí.

En la autobiografía de Kevin K. nos enteramos de que Freddy Lynxx se había escapado del mundo de la música, ¿qué opinas sobre ello? ¿Sabes algo nuevo de él?

No, me temo que no tengo nuevas noticias de Freddy desde hace algún tiempo. Sé que ha tenido problemas de salud y que se ha concentrado en criar a su hijo. Estoy seguro de que sigue amando la música, pero creo que ahora sus prioridades son sus hijos y su familia. Y por supuesto, espero que le vaya bien. También espero que algún día volvamos a hacer buena música juntos de nuevo.

Leí algo sobre esa nueva técnica de batería que improvisaste cuando estuviste trabajando en el disco de los JET BOYS…

Nunca he tocado o trabajado en ningún disco de los Jet Boys. Ese disco ya estaba grabado antes de que yo conociese a Freddy. Pero empecé a tocar música como batería cuando iba al colegio, y entonces el estilo que la banda quería que hiciese era uno parecido al de Ginger Baker o Mitch Mitchell… Básicamente baterías de jazz tocando un montón de material enloquecido al estilo rock. Pero prefiero mucho más a baterías como Jerry Nolan, Charlie Watts, Buddy Miles y Ringo Starr… baterías sencillos. Así es como mi estilo a la batería ha ido evolucionando a lo largo de estos años. Se ha ido volviendo más sencillo.

¿Y qué hay de tu conexión con Francia en la actualidad?

Aún sigo teniendo muchos amigos por toda Europa. A través de mi myspace y el facebook intento seguir en contacto con ellos. Así que sigo conectado con todo el mundo.

Regresaste a tierras que te resultan familiares hace un año. ¿Cómo es tu vida en Hawaii?

Mi esposa y yo crecimos en Hawaii y es donde viven nuestras familias. Queríamos estar más cerca de ellas, y Arizona estaba más repleta de gente. Parecía que era un buen momento para mudarnos a casa. Vivimos aquí, en uno de los pueblos menos habitados de las islas. Es muy tranquilo, el Océano es precioso y todo es muy natural. No hay demasiada escena rockera por aquí, pero hay un par de buenas bandas punk. Así que la vida es diferente, pero me encanta vivirla.


Imagina que tu casa se inundase, ¿qué guitarra salvarías la primera?

Bueno, ¡primero salvaría a mi esposa y a mis gatos! Pero en lo que se refiere a guitarras… probablemente mi  Les Paul, que solía pertenecer a Ron Asheton.

¿Volverás de gira por Europa en un futuro?

Eso espero… aunque no tengo nada planeado… es un largo y caro viaje desde Hawaii. Pero si me hacen la oferta adecuada podría considerarlo. Y si tengo de la oportunidad de tocar de nuevo con Freddy Lynxx o Cheetah Chrome, probablemente lo haré.

No hay comentarios: