jueves, 20 de junio de 2013

RUTA 66, NUMERO OCHENTA Y UNO


RUTA 66, NUMERO OCHENTA Y UNO (Febrero, 1993)
AQUI. 

"Land of 1000 dances" representa la primera entrada en las listas pop para Wilson Pickett, y le instaura como el gran vocalista que es: "Wilson podía aullar notas donde otros gritadores sólo aullaban sonido" (Wexler dixit). La cosa ya está definitivamente encaminada y los grandes temas se suceden: si "Ninety-nine and one half" exhibe unas cualidades tórridas a prueba de bomba, "Mustang Sally" (compuesta por uno de sus antiguos compañeros en The Falcons) desarrolla un sugerente ritmo del que no es posible sustraerse, y además su grabación tiene una anécdota: innumerables tomas hicieron falta para conseguir lo que estaban buscando, y cuando por fin se acepta una como buena, al ir a escuchar el resultado la cinta se enreda en la bobina y queda rota en cuarenta o cincuenta pedazos de apenas una pulgada cada uno. Los buenos oficios de Tom Dowd, ingeniero también dispuesto por Wexler, hicieron posible la reconstrucción de la cinta y el paso de "Mustang Sally" al panteón de los clásicos soul."

 "Wicked Pickett" es ardorosamente revisado por José Boix en éste Ruta 66 número ochenta y uno.

No hay comentarios: