martes, 6 de mayo de 2014

LAS POLÍTICAS DE CONTRATACIÓN DE DC Y SUS CONTRACCIONES NERVIOSAS, por Warren Ellis


Las políticas de Contratación de DC y sus Contracciones Nerviosas, por Warren Ellis.
(Incluido originalmente en "Desde el Escritorio de Warren Ellis, Volumen II", Avatar, 2000. Traducido por Frog2000.)

Para un observador de la industria atento, en DC están pasando cosas ligeramente interesantes. Jordan Gorfinkel, el pretendido arquitecto de la saga "No Man´s Land" que ha revampirizado en la actualidad el conjunto de títulos de Batman, ha ampliado contrato. Matt Idelson, uno de los mejores editores de Marvel, ha salido de esta para tomar posesión del cargo de editor de Batman. Heidi McDonald, la editora de cómics Disney, ha saltado del barco hasta la parte relacionada con los dibujos animados de DC, el material de Warner Bros. Y más sorprendente aún: Bob Schreck, antiguamente en Dark Horse y la fuerza conductora existente detrás de Oni Press, ha dejado esta última para unirse a DC como Editor Senior en el área de la empresa que está dedicado al Universo DC, la parte formada directamente por superhéroes. No lo conozco en persona, pero conozco su reputación. Al contarlos, me salen cuatro Editores Senior para el Universo DC: Schreck, Mike Carlin, Dan Raspler y Denny O´Neil. Carlin, O´Neil y Raspler son editores de superhéroes muy tradicionales, (lo más radical que hizo el más joven del grupo, Raspler, fue Hitman, y todo lo demás que ha hecho es mucho más convencional). 

En contraste, Schreck proviene del mundo editorial en el que los creadores también son propietarios (estuvo en Comico antes que en Dark Horse y Oni). Fue su torcida estética la que hizo posible que la antología Dark Horse Presents fuese la lectura más extraña, original y desafiante en años. Y probablemente su contribución no fuese menor ni marginal (tan pronto como se fue, la revista se llenó de cosas más comerciales.) Incluso es probable que actualmente hayan metido a la jodida Buffy. Por lo que recuerdo, fue el editor de Frank Miller durante años, y un antiguo amigo y colega del importante creador y editor propietario de su obra (y chico de póster) Matt Wagner. Y aunque nada de esto descalifica a un hombre a la hora de coger un trabajo o cualquier otra cosa, te deberías preguntar qué tipo de mensaje está mandando la editorial DC al hacerse con sus servicios. Precisamente no es alguien cuya historia indique que se vaya a encargar de obras genéricas. El trabajo por el que ha abogado en el pasado siempre ha sido fuertemente idiosincrásico. Sin embargo, en la actualidad el Universo DC es un lugar muy genérico y tradicional. No creo que una persona como Bob Schreck se pueda esperar que vaya a conseguir entrar sin deshacerse del sentido de la estética que posee de inmediato. Pero obviamente lo han puesto aquí para hacer que el Universo DC sea un sitio más extraño.

En los cómics americanos nos encontramos en un punto que está justo después de la Guerra Fría. DC, por causas ajenas a sí misma, se ha convertido en la superpotencia superviviente. Marvel Comics, como Rusia se ha ido comprimiendo cada vez más hasta llegar a caerse. Como la América del Negocio del Cómic Occidental que es, DC aguarda vigilante, porque es su última posibilidad de tener un verdadero potencial de mercado y realizar un amplio cambio comercial en la industria. Continuaré echándole un ojo con mucho interés.

Southend, Londres.
16 de Marzo de 1999

No hay comentarios: