jueves, 1 de mayo de 2014

PASEO POR PLANETARY, por Warren Ellis


PASEO POR PLANETARY, por Warren Ellis
(Incluido originalmente en "Desde el Escritorio de Warren Ellis, Volumen II", Avatar, 2000. Traducida por Frog2000.)

Trieste 

Trieste es un infierno automotriz. Es una ciudad agradable, no me malinterpretes, me siento bastante cómodo en ella. Pero todo el mundo conduce, ya sea limusinas que fustigan el lugar por donde pasan como si estuviesen conducidas por participantes de la Formula 1, o esos jodidos pequeños scooters que lo obstruyen todo. Matteo, el conductor que me han asignado, incluso se llevó por delante una con el lado izquierdo del vehículo el otro día. Nadie pareció molestarse mucho por ello. Creo que Matteo sí que estaba algo molesto por haber dejado que su conductor saliese con vida.

Pero ahora salimos del centro de la ciudad, bajamos hacia el mar (Trieste está en la costa situada más al norte del Mediterráneo. Por la noche miras toda la costa, y cuando se apagan las luces, es cuando se detiene Italia y comienza la vida en Eslovenia). Aquí no tienen playa. En verano toman el sol encima del pavimento que se encuentra al lado del mar, o en las grandes rocas negras que sobresalen aquí y allá en la línea costera. He venido hasta aquí con Lorezno y Matteo, que han organizado este viaje y me han traído frente a la Universidad y la multitud que forma el público, como parte de  un evento sobre cine y multimedia. Lorenzo es un triestino apasionado (algo que contrasta por completo con mi traductora, Elisa, que estaba contando las horas hasta que se pudiese escapar.)

El mar está tranquilo, meciéndose como una colcha de seda que arropase una cama enorme, apacible y plano y pulido. Me parece imposiblemente en calma. El sol desciende y el cielo tiñe el mar de un perfecto color salmón rosado. Es como estar caminando dentro de un cuadro.

Lorezon se detiene y lo observa, y después de un momento dice, "Si tuviese que vivir en algún otro sitio, me moriría".

Y por un minuto, sé muy bien a lo que se refiere.

Oslo

Me traje el buen tiempo conmigo, me dicen. Sólo hace unos pocos días estaban a -20 grados aquí, en Noruega, pero hoy hemos llegado cerca de cero. Camino por el centro de Oslo junto a Iselin Evensen, que es quien traduce Transmetropolitan al noruego, ambos estamos enfermos con una resaca espantosa (el sushi y la charla nos llevó a beber fuertemente hasta las tres de la mañana.)

Nos encontramos de camino hacia la firma para la que he venido, debido al lanzamiento de la segunda reedición de Transmet. En una plaza veo a gente patinando sobre hielo. Hay una fuente que está formada por una amplia superficie rectangular de agua en esa plaza (desde donde estoy se podría escupir sobre el Parlamento Noruego) que se ha congelado en invierno. Así que la gente patina sobre hielo. Incluso hay una torre elevada central desde la que se proyecta luz, por lo que pueden patinar durante la noche. Y veinte yardas más allá han apilado toda la nieve recogida en la plaza en un gran montículo de treinta pies de altura para que la gente pueda jugar sobre y con ella. (Quince minutos después, estoy escalando por la base para hacer una sesión de fotos.)

Es algo que asocio con la vieja Inglaterra, cuando "socialismo" no era una palabrota. A muchos americanos les gustaría vomitar sobre la cultura de Oslo, donde los restaurantes de sushi se llaman "Restaurantes de sushi", y las tiendas que beben comida y vino se llaman "Comida y Vino", ¡Dios mío, prácticamente eso es comunismo! Y los cines, que en Inglaterra se hicieron eco alguna vez de los sueños moribundos del Imperio llamándose "Regal" y "Majesty" y "Classic", aquí se llaman "City Cinema" o algo similar... porque los nombres no importan. ¿Para qué, si hacen bien su trabajo? Así que si la gente quiere patinar sobre las fuentes de agua, ¿qué importa? Ahora no se están usando. 

Me gusta Noruega.

Apuntes sobre el primer número de Planetary

-el Doctor Axel Brass es, por supuesto, un análogo de Doc Savage
-"Edison" es un análogo de Tom Swift, y hay otros aventureros-inventores de la era pulp con historias que (supongo) que John Clute caracterizaría como "Edisonitas"
-"Hark" es el villano oriental del pulp que se ha vuelto bueno y ha evolucionado, o si te gusta más, un Fu Manchu benigno
-"Jimmy", vestido de traje azul, es un análogo de Operator #5, un agente secreto de un Mundo demasiado extraño como para vivir en él
-el hombre vestido de negro que tiene "serios asuntos en Chicago" es un análogo de The Spider
-The Aviator es un análogo de G-8, de "G-8 And His Battle Aces"
-y el hombre con el fular de piel de leopardo es un análogo de Tarzán

Todo esto se discutió bastante en rec.arts.comics.misc antes de que yo ocultara los avisos de correo que me llegaban (ahí se quedaron durante la mayor parte del año. Sólo los leía de forma ocasional, pero las señales que emitían eran horribles.) Espero que lo anterior lo solucione de algún modo. 

Aquellos con un interés más que pasajero en estos viejos personajes deberían darse cuenta de que han existido muchos esfuerzos online para que se vuelvan a reimprimir. Una búsqueda de los mismos en la web podría dar rápidos frutos.

Southen, Londres
12 de Febrero de 1999

No hay comentarios: