lunes, 18 de agosto de 2014

PATEANDO ELECTRONES, por Warren Ellis

Artículo de "Desde el escritorio", volumen II. Avatar, 2000. Traducido por Frog2000.

------------------------

Estoy en plenos preparativos para un viaje. Volaré a Islandia para ofrecer una sesión de firmas, dar una charla, y probablemente otras mierdosas sesiones improvisadas por los bares a lo largo y ancho de Reikiavik durante todo el fin de semana. Para ver todo esto con más detalle puedes echar un vistazo en la tienda de cómics "Nexus-VI" de la ciudad de Reikiavik, o pasarte por el fórum de Warren Ellis para consultarme acerca del viaje.

------------------------

En SciFi (la web del Sci-Fi Channel) se emite algo titulado Dystopia. Es una cosa satírica, no demasiado buena, que recuerda vagamente al dibujo de un manga humorístico con un estilo feísta. Casi es un cómic. Pero está animado. Utiliza Macromedia flash, que se ha promocionado como excelente herramienta web para hacer cómics online. Además han incluido efectos especiales y música. En realidad se parece a construir un cómic. Pero está animado y le puedes dar la vuelta a "la página". Y accedes a la siguiente pantalla de arte secuencial donde se muestran los siguientes pasos narrativos de forma animada, aunque dispone de su propia velocidad, no la que tú elijas.

Brevemente me involucré en un conato de webcomic que fue abortado rápidamente. La intención era utilizar flash para adornar un webcomic. Las cosas se desarrollarían de forma parecida a la de los cómics, ofreciendo unas cuántas viñetas por "página", pero con flash se podrían mostrar pequeños elementos animados. Imagina algo un poco más orgánico, estilizado y estéticamente agradable que los "cibercómics" de Marvel, en donde Spider-Man mueve dramáticamente un brazo y se ladea un poco, y eres tú quien consigue que lo haga.


Pero Dystopia y sus compañeros con el cerebro destrozado como Whirlgirl y otros, podrían ser otra cosa. Porque se apropian del formato de los cómics y luego lo esparcen por la red, donde se transforma en algo nuevo. Se convierten en un producto que se disfruta como una historieta, pero con el movimiento de una película de animación y el sonido de un vídeo musical, y todo en cinco minutos, como una ráfaga de DMT directa al lóbulo frontal.

Podríamos imaginar fácilmente una versión de este formato de cómic realizado con el flash para la web, (después de todo, el cómic ya era una especie de forma bastarda), donde cada viñeta que se mostrase dispondría de sus propias animaciones, donde el diálogo jugaría con toda una diferente maraña de sonidos, donde la prosa cedería su lugar al "spoken word", donde la sucesión de viñetas tendría banda sonora y las ilustraciones silenciosas serían ensordecedoras... puede que no fuesen cómics, sino algo directamente derivado de las habilidades y libertades y actitudes de los mismos. Serialízalo y difúndelo a través de la red, y luego edítalo en CD-ROM o DVD, y véndelo como un producto completo. Tal vez revista el suficiente interés.

------------------------
 
Por fin hay planes para publicar uno de mis proyectos "perdidos": City of Silence, titulado originalmente "Silencers", una miniserie de tres números guionizada por mí y dibujada por Gary Erksine. La preparamos a principios de los noventa para Epic Comics. En el momento en el que esa condenada cosa estuvo acabada y programada, Epic se derrumbó y la serie se quedó sin hogar desde entonces. Pero ahora hay nuevos planes para lo que para mí supone un importante precursor creativo de Transmet, una especie de enlace perdido entre esa serie y Lazarus Churchyard. Ya contaré más según evolucionen las cosas.

Southend, Londres
22 de Noviembre de 1999

No hay comentarios: