viernes, 8 de agosto de 2014

PREPARANDO EL MONOCULTIVO, por Warren Ellis

Artículo de "Desde el escritorio", volumen II. Avatar, 2000. Traducido por Frog2000.

-Del Manifiesto Rozz-Tox de Gary Panter, 1980:

"Si tienes un medio mejor, a por él".

Por el momento estamos atrapados en los cómics de 32 páginas en forma de panfleto flexible. 

Los editores y distribuidores siguen (y seguirán) casados con ese formato. Por otra parte, ha llegado el momento de adaptarlo a nuestros propios fines, como un paso más para librarnos de una vez.

Me refiero a que, ¿por qué no nos intentamos desligar de este formato en cuanto podamos?, ¿por qué no? 

Subvirtámoslo. 

Es una vieja lección. Demonios, ya era antigua cuando Gary Panter escribió el Manifiesto Rozz-Tox, una declaración de intenciones para la comunidad de jóvenes historietistas de la época. Usa los medios de comunicación como quieras. ¿Por qué quemar la Bastilla cuando puedes escalarla por la parte de atrás y abrir la puerta principal desde dentro? Ese era el concepto. Toma la cultura mainstream para ti. El punto de vista "Rozz-Tox" nos dio los Simpsons. Matt Groening era contemporáneo de Panter y uno de los defensores del Rozz-Tox. No estoy seguro de si diseñar los escenarios de uno de los Pee-Wee Herman, que es lo que hizo Panter, tiene la misma importancia. Pero aún así se podría calificar como una infección exitosa de la cultura de masas "más sencilla".

(Nunca he visto sus programas de TV, porque no los emiten en Inglaterra, donde las cosas americanas en directo de Pee-Wee tradicionalmente sólo son compradas por los canales de cable americanos, pero siempre he pensado que la interpretación de Pee-Wee sobre [Paul] Reubens parecía gritar la palabra "pedofilia" por todos lados, pero bueno, ya sabes... sea como sea...) 

Los panfletos de 32 páginas son el formato "más sencillo" definitivo. Para ser honesto, para los geeks son una cosa totalmente segura. Todo lo que no se acerque a "lo correcto" en la cultura de los comic books parece provocar desconfianza básica. Algunos de nosotros recordamos los problemas que surgieron cuando se editó "Big Numbers", porque muchos decían que no encajaría en las estanterías de forma apropiada. ("Jodidamente desafortunado" era la respuesta general del distribuidor cuando empezaba a lloriquear sobre el tema.) Por lo tanto, si queremos introducir nuestras ideas en la cultura mainstream de los cómics, vamos a tener que disfrazarnos.

De todas formas ya lo sugería el Rozz-Tox. Y a Matt Groening le funcionó. Da que pensar.

Southend, Londres

1 de Noviembre de 1999

No hay comentarios: