lunes, 24 de noviembre de 2014

¡WEREWOLF BY NIGHT!: YO FUI UN HOMBRE LOBO EN UN CÓMIC DE LA MARVEL (3 DE 3)


¡WEREWOLF BY NIGHT!: YO FUI UN HOMBRE LOBO EN UN CÓMIC DE LA MARVEL (3 DE 3.) Por Dan Johnson para Back Issue 15 (2006), traducido por Félix Frog2000. Parte 1, parte 2.

"Marv Wolfman había estado trabajando como editor en Warren y ahí fue donde nos conocimos. Me encantaba el terror, y sigue gustándome, pero no era mi único interés. Fue mi forma de meter el pie y colarme dentro. En Marvel empecé a escribir guiones de historias de terror en blanco y negro para series como Monsters Unleashed, Dracula Lives y Tales of the Zombie. El primer cómic a color que me ofrecieron fue "Man-Wolf" [para Creatures on the Loose] y el segundo fue Werewolf by Night. Werewolf me parecía el encargo más atractivo, por lo que dejé "Man-Wolf", sencillamente porque las dos series eran demasiado similares." 

Moench tenía talento para urdir una buena historia de terror, pero el desarrollo de los personajes y los argumentos sugeridos para la serie habrían funcionado mejor en otros géneros, algo de lo que Marvel se dio cuenta rápidamente. "El terror sólo fue el principio", explica Moench, "cuando empecé a hacer cosas como Master of Kung Fu fue cuando los editores dijeron, "espera un momento, ¡quizá este guionista sea capaz de hacer algo más que terror!" 

Al hablar con Moench y Perlin, se me hace evidente que su asociación estaba construida en base a la admiración y el respeto mutuos, y con la intención de hacer los mejores comic books posibles. "Tuvimos una buena relación de trabajo", recuerda Perlin. "Doug aparecía con el argumento y luego yo lo leía y si tenía alguna idea o sugerencia podía llamarle y comentársela. Doug era alguien muy amistoso. Algunas veces se me ocurría una idea para la historia y él la cogía y la utilizaba. Hay algunos números en los que salgo acreditado como co-guionista." Moench se hace eco de lo dicho por Perlin cuando le preguntamos por su colaboración con él. "Como mínimo Don era un colaborador muy entusiasta y diligente," recuerda Moench. "Quería ser útil, pero no quería asumir mi puesto. Cuando hacía sugerencias era muy cuidadoso y sutil. Por lo general tenía ideas que tenían buen aspecto al ser dibujadas por él. Nunca me presionó, y siempre estaba interesado y excitado por lo que iba a aparecer en la serie."



LA LLEGADA DEL CABALLERO LUNA

La estancia de Moench y Perlin en la serie duró poco, pero trabajando como equipo hicieron que el Hombre Lobo se convirtiese en un personaje notable. En la colección se incluían a menudo a otros habitantes del Universo Marvel, y durante el proceso Moench y Perlin le ofrecieron a la editorial su propio "caballero oscuro": el Caballero Luna. La presentación que hicieron del personaje para la editorial propagó un rumor que ha llegado hasta nuestros días en relación a la famosa portada "rechazada" de Werewolf by Night nº 32 (agosto de 1975). "Lo que ocurrió fue que en esa portada aparecía el interior de un castillo o de una vieja mansión y él [el Hombre Lobo] estaba siendo atacado por todo un grupo de zombies que vestían con uniformes de la policía," dice Perlin acerca de la cubierta. La historia que ha circulado durante décadas ha sido la de que la portada fue considerada como "demasiado terrorífica". En realidad Marvel rechazó la portada por razones diferentes. "En ese número aparecía el Caballero Luna en una o dos páginas, y Marvel lo quería en portada," dice Perlin. "Me gustaría mucho poder decir que dibujé algo tan horrible que Marvel no quiso imprimirlo, pero no es así."

Finalmente el descenso de ventas llevó a la cancelación de Werewolf by Night y el cambio de gustos en cierto número de lectores hizo lo que todas las balas de plata del mundo no pudieron. "Parece que el terror tiene su auge y caída de una forma cíclica," recalca Moench sobre el final de la colección. "Marvel se subió al carro al principio de ciclo con unos cuántos títulos que ofertaron algo diferente del típico superhéroe al uso. Las primeras series atrajeron la atención y crearon un impulso para otras similares, hasta que sencillamente Marvel saturó su propio mercado con demasiados títulos de terror. Tenías todos aquellos títulos en blanco y negro y luego también los cómics a color. Incluso hicieron el de la Momia [Living Mummy]. Al final el sentimiento de que había algo fresco más allá de los superhéroes no duró demasiado. Cuando el terror se convirtió en su propio y monolítico dominio, la novedad se desvaneció. E inevitablemente el interés también menguó."



Aún así, Moench está de acuerdo con que trabajar en Werewolf by Night fue algo especial. "[Cuando la serie se acabó] fue deprimente," dice Moench. "Me lo pasaba muy bien trabajando con Don. Nunca quieres escuchar algo así [que el título se va a terminar], aunque siempre estás dispuesto a moverte hacia algo nuevo. En este caso sentía que Don y yo habíamos estado muy a gusto colaborando en el título de Werewolf by Night, y no estaba seguro de si podríamos encontrar otro sitio donde seguir trabajando juntos. Me desanimé mucho." Moench y Perlin no fueron los únicos a los que les divertía lo que hacían. "Dean Mullaney, que empezó Eclipse Comics y que se convirtió en un amigo cuando empecé a hacer Aztec Ace para él, me dijo que su saga favorita de siempre en los cómics era el Werewolf by Night que habíamos hecho Don Perlin y yo," comenta Moench. "Siempre pensé que eso tenía algo de raro, probablemente porque estaba más acostumbrado a recibir alabanzas por el Caballero Luna y Maestro de Kung Fu. Y para el caso, por Aztec Ace. Pero después tuve que firmar un número de Werewolf by Night en una Convención, y empecé a hojearlo. Nunca lo había leído antes, y apenas podía acordarme de cuando lo escribí. Mi reacción fue: "¡Hey, esto no está tan mal!" En aquella época hice tantas cosas que la mayoría de ellas las tengo difuminadas en la memoria. Pero al volverlas a mirar me doy cuenta de que lo que Don y yo hicimos es bastante sólido y probablemente también haya sido subestimado. Algunos de esos números son genuinos "sleepers".