lunes, 22 de diciembre de 2014

ABRIENDO EL DOSSIER NEGRO, LA ENTREVISTA CON ALAN MOORE (2 DE 2)


Abriendo el Dossier Negro: la entrevista con Alan Moore (2 de 2).
Por Kurt Amacker para Mania (2007), traducida por Frog2000.

PARTE 1.

--------------------------------

Kurt Amacker: ¿Cuál fue el motivo que os hizo crear un mundo en el que coexiste la literatura británica al completo? Parece como si todo hubiese comenzado con la Época Victoriana y luego se hubiese expandido. No parece que hayas perdido el control, sino más bien como si todo hubiese ido encajando en su lugar a medida que avanzabas hacia adelante en el tiempo. ¿Cuál es vuestra motivación y visión para crear un universo compartido de este tipo, uno que no está encerrado en sí mismo como el Universo Marvel, sino abierto a todo tipo de diferentes creaciones?

AM: Realmente lo que estamos intentando hacer es crear un mundo que sea un poco más grande y que no sólo que esté conformado por la literatura británica. Al igual que hicimos en el almanaque del segundo volumen, estamos incluyendo historias y potenciales personajes y situaciones de todas partes del mundo. Queremos que esto sea lo más completo posible. También hemos rellenado páginas, sobre todo en El Dossier Negro, con muchas de las historias pasadas de la Liga. En la secuela de Fanny Hill que he mencionado antes contamos gran parte de la historia de la versión de la Liga del S. XVIII, el grupo de Gulliver. La obra de Shakespeare habla sobre la formación de la Liga de la Era Isabelina al mando del duque de Milán, Próspero. Así pues, tenemos una continuidad que, de nuevo, discurre desde casi el amanecer de los tiempos y que cubre bastante bien todos los elementos que se nos ocurran sobre la superficie de este planeta, y tal vez haya futuras excursiones de ciencia-ficción hacia otros planetas.

La Liga ha crecido desde sus inicios como concepto más sencillo. Me refiero a que la serie básicamente trataba al principio sobre una Liga de la Justicia focalizada en la Inglaterra Victoriana. Pero cuando nos dimos cuenta de que al hacer que cada personaje fuese una referencia a alguna obra de ficción o de otro tipo, a continuación se nos presentaron un montón de nuevas posibilidades. Tal y como dejamos claro en "Black Dossier", la continuidad superheróica de la mayoría de los editores de cómic estadounidenses forma una pequeña parte de la continuidad mucho mayor de la Liga. El continuo temporal de la Liga representa a la totalidad de la ficción. Cada mundo de ficción y cada personaje de ficción que jamás haya existido coexisten (al menos potencialmente) en alguna parte del mundo de la Liga. Y ese mundo, como ya te puedes imaginar, es casi ilimitado. Tenemos a la ficción volviendo hasta el amanecer de la humanidad, hasta el pasado primigenio más remoto. Y también disponemos de ficciones que se extienden hacia el distante futuro concebible. Ahora, todo eso es un enorme territorio. Creo que Kevin y yo seguiremos jugando en él mientras sigamos interesados e inspirados por el mismo, probablemente durante el resto de nuestras vidas, sin agotar nunca sus posibilidades. A pesar de que todavía nos encontremos en el tercer volumen, ya estamos hablando de futuros proyectos. Y estos podrían literalmente ocurrir en cualquier lugar. Podríamos establecerlos en cualquier lugar que queramos, en cualquier momento, y podrían estar protagonizados por cualquier encarnación de la Liga. Así, en este caso el multiverso es nuestro criadero. Es un concepto fantástico, ya que incluye todos los conceptos de ficción de cualquier lugar. Y significa que si eres lo suficientemente cauteloso con las leyes de derechos de autor, por lo general siempre puedes encontrar una forma de utilizar cualquier concepto o personaje a lo largo de la longitud y el ancho del universo de la Ficción. Por lo que es el continuum de ficción definitivo, ya que parece incluir a todos los demás.


KA: Las cuestiones de los derechos de autor casi parecen aún más remotas cuando se ponen bajo la luz de todo lo que estáis intentando lograr con la Liga, que es como opinar sobre todo el conjunto unificado de la narrativa humana. Eso es algo muy ambicioso por vuestra parte y parece casi trágico que tengamos que reducir todos estos personajes e historias que hemos compartido durante miles de años a un montón de jerga legal, particularmente a la luz de lo que significan para nosotros.

AM: Supongo que la forma en que nos sentimos al respecto, que es particularmente monomaníaca, es que esto es una gran idea (la de derribar las vallas entre una historia y otra), así que casi es una vergüenza que tengamos que molestarnos con tales cosas como las leyes de derechos de autor. Pero eso también forma parte de la diversión. Por ejemplo, hay ciertos personajes que tan sólo se dejan caer por el Dossier Negro, ya que al estar éste ambientado en 1958 (a diferencia de la Época Victoriana) su copyright sigue vigente. Pero sin embargo, como vivimos en una sociedad con tanta información, cuando utilizas a un personaje de ficción todo el mundo se sabrá las trivialidades que existen detrás del mismo, y si no lo saben utilizarán Google para informarse. De esa forma puedes aprovechar e incluir referencias o alusiones de todo tipo, y la gente será capaz de entenderlas. Sabrán de quién estás hablando sin tener que utilizar un nombre o una imagen que tiene marca registrada o derechos de autor. Así que sí que parece que tengamos un rango increíblemente extenso para utilizar. Como he dicho antes, podríamos continuar haciendo esto durante años sin que se nos agoten las posibilidades.

KA: Es una especie de campo de juego ilimitado, ¿no es cierto? Estamos hablando sobre la totalidad de la narrativa humana, y uno casi desea que pudiéseis seguir haciendo estas historias para siempre, porque tenéis un buen montón de territorio que cubrir, ¿verdad?

AM: Bueno, eso es. Hay muchas historias potenciales que narrar. Pero por lo menos ya hemos dejado establecida una base interesante. Y si después de que sigamos adelante la gente quiere venir y unirse a nosotros, sería una grosería por nuestra parte decirles que no pueden hacerlo. Así que sí, para nosotros esto es toda una teoría sobre el campo de la ficción unificado. Es un poco raro, porque a cierto nivel, en realidad no existe subtexto político alguno detrás de la Liga, no hay ninguno subyacente; no estamos intentando transmitir mensaje moral real alguno. La serie trata puramente sobre el maravilloso mundo de la imaginación humana, el mundo de la ficción. Pero en algún otro nivel también podría decirse que aunque puede que parezca menos importante que gran parte de nuestro trabajo habitual, resulta bastante evidente que existe una densa agenda detrás, a través de la que estoy intentando conseguir algo en lo que creo del todo. Los mundos de la imaginación han existido durante casi tanto tiempo como lo que nosotros llevamos aquí como especie. En los tiempos remotos existía un mundo imaginario con lugares ficticios como el Monte Olimpo -o al menos su versión de ficción-, y seres ficticios como los antiguos dioses. Y ese planeta ha ido evolucionando junto al nuestro y ahora se encuentra muy densamente poblado. Y todas nuestras ficciones y todo nuestro arte existen realmente, ya sea para nuestro puro entretenimiento ocioso o porque tienen algún tipo de utilidad. Sospecho que dada la rapidez con la que nuestra especie suele iniciar el proceso de mitificación, sirven para un propósito muy importante. Parece que apenas acabábamos de bajar de los árboles cuando ya empezamos a contar la historia de cómo nos habíamos bajado, embelleciéndola aquí y allá, o contando la historia del gran dios que nos inspiró para que bajásemos.


En realidad, la Naturaleza muy pocas veces hace las cosas por simple diversión o entretenimiento. Casi todo lo que podemos ver en nuestro entorno y en nuestra vida está ahí por alguna clase de propósito de supervivencia, lo que me lleva a sospechar que existe algo en esa interdependencia entre nuestro mundo material y el mundo de ficción que resulta de gran importancia para nosotros y nuestras vidas. Existe algún tipo de retro-alimentación y los arquitectos del mundo físico se han inspirado muy a menudo (la mayoría de las veces) en la ficción. Por coger un ejemplo extremo, el régimen nazi se inspiró en la década de los treinta en las extrañas fantasías artúricas de Heinrich Himmler y en cierta visión de la ficción y su visión romántica del pasado alemán. Al mismo tiempo, la gente como Winston Churchill estaba intentando conseguir que la nación se pusiera en contra de Hitler e intentaba atraer a la gente utilizando una especie de mitología inglesa, lo que probablemente también incluía al Rey Arturo. Si observas a las personas que realmente han dado forma a la mayor parte del mundo, ellos mismos han hecho lo mismo muy a menudo a través de elementos de ficción. Y a veces esas ficciones son increíblemente peligrosas, y otras veces son bastante esclarecedoras. Es una relación interesante, y sospecho que esa relación es probablemente y en última instancia, lo que la Liga de los Hombres Extraordinarios llegará a ser cuando todo esté dicho y hecho, aunque estoy seguro de que tendremos un montón de aventuras bulliciosa y buenas risas durante el camino.

KA: ¿Te importaría hablar o exponer de qué tratará el tercer volumen de La Liga que saldrá en Top Shelf?

AM: El tercer volumen está generado de forma diferente al enfoque bastante radical que hemos tomado para Dossier Negro. Decidimos que, por razones prácticas, nos gustaría que este tercer volumen se estructurara de forma diferente a los dos volúmenes anteriores. Pensamos que para los lectores podría ser más fácil si lo hiciéramos dividido en tres volúmenes independientes de 72 páginas cada uno, aunque conectados por una historia general entre sí, de modo que si hay una larga espera entre cada número, no haya un continuará de por medio. Después de leer un capítulo de este tercer volumen, los lectores se quedarán satisfechos hasta cierto punto. Sentirán que han leído un capítulo importante de la historia que responde a las preguntas que se han planteado, y al mismo tiempo, en gran medida dejamos un par de hilos argumentales colgando que continuarán en el siguiente episodio. Pero la historia general se titulara Century, ya que discurre aproximadamente a lo largo de cien años. La historia comienza en 1910, donde tenemos a una Liga de los Hombres Extraordinarios que está integrada por cinco o seis personajes de la literatura de ese período (un par de rostros conocidos y algunos otros nuevos.) Básicamente, ellos empiezan a actuar debido a unos extraños presentimientos sobre un desastre que está a punto de ocurrir en Londres y que creen que está conectado con la coronación del rey. Estos son los eventos relacionados con La Ópera de Tres Peniques de Bertolt Brecht, así que veremos aparecer a personajes como Mack the Knife y a la Pirata Jenny jugando un papel bastante importante en este primer capítulo. También hay un hilo que trata sobre una conspiración ocultista que, de nuevo, está extraída de la literatura ocultista de la época. De hecho, hay una muy buena escena que transcurre en una especie de club de magos en algún lugar del West End, donde la mayoría de los ocultistas del S. XIX están pasando el rato y discutiendo e intercambiando secretos.


El segundo libro, donde la Liga se ha reducido hasta ser de tan sólo tres o cuatro miembros, está ambientado en 1968, y gira en torno a la psicodelia y al "Swinging London" de la época, y cuenta con una gran variedad de personajes de las películas y la literatura de la época. El Jerry Cornelius de Michael Moorcock hace acto de presencia. También hay un montón de referencias a algunos elementos de culto sacados de las películas, la televisión, la literatura, e incluso del mundo del cómic de la época. Y luego, el tercer y último capítulo del tercer volumen estará ambientado en 2008. Vamos a traernos a la Liga hasta el presente y a, espero, demostrar suficiente flexibilidad con estos personajes, que no sólo estarán perennemente congelados en una especie de país de las maravillas victoriano y podremos observar que también pueden sobrevivir fuera del mismo. Creo que demostraremos que podemos extrapolar a estos personajes hasta el fin de los tiempos si fuese necesario. Básicamente lo que estoy diciendo es que son adaptables. Creo que establecer la historia en la época actual supondrá una buena demostración de lo que estoy diciendo. A lo largo de este tercer volumen creo que es posible que se vea que su trasfondo está relacionado con la decadencia de la cultura. Quiero decir, la primera parte está fechada en 1910 y probablemente esté inmersa en el estilo de uno de los muy bellos movimientos artísticos post-arte-nouveau de la época, lo que hace que tenga una pinta magnífica. La segunda está ambientada en 1968 y probablemente tendrá una portada del estilo de un cartel psicodélico. La tercera será un reflejo de nuestra cultura en el año 2008. Y creo que hay algo en el tono de los libros en sí y en la forma en que están empaquetados que ofrecerá una especie de potente mensaje acerca del largo camino que hemos recorrido desde los días de gloria de la Era Victoriana, con todos aquellos ricos y maravillosos personajes. Sí, hemos recorrido un largo camino, aunque no sea necesariamente en la dirección correcta. Eso formará parte del trasfondo del tercer volumen, pero como de costumbre, también habrá un hilo bastante desmadrado que irá creciendo hasta llegar a un gran clímax devastador en el tercer libro. Y en esta entrega también se puede ver una especie de invasión de franqueza durante el transcurso de la historia. Tal vez porque nos hemos salido de la Época Victoriana, en donde si yo quería utilizar a los personajes o algún improperio o palabrota, podía sustituirla con una línea de asteriscos, que era algo muy del estilo victoriano. En Dossier Negro utilizamos la sexualidad y el lenguaje de forma mucho más franca. Y eso es algo que creo que seguiremos utilizando según la Liga vaya cambiando de décadas hasta llegar a la fecha actual, iremos reflejando la época en la que estemos en cada momento. Y como resultado, parte del material del tercer volumen ha resultado ser bastante salvaje. En realidad, todavía no quiero revelar demasiado, pero algunas de las escenas del segundo libro son muy, muy sombrías, y el tercero es una completa pesadilla. Pero es algo que todavía no he escrito, por lo que debería empezar en algún momento a principios del próximo año.

KA: Creo que todos estamos deseando que llegue.

AM: Kevin y yo estamos muy, muy emocionados. El tercer volumen presentarà a la Liga de una forma diferente, a pesar de que estemos manteniendo el mismo equipo. Con suerte conseguiremos que Ben Dimagmaliw se encargue de nuevo del coloreado y que Todd Klein continúe como rotulista. Estamos seguros de que forman una parte importante de todo el proceso alrededor de la Liga. Sería difícil reemplazarlos.


KA: ¿Tienes algo que decirles a los lectores de Mania antes de acabar?

AM: Espero no divagar demasiado. Estábamos muy enfadados, pero lo que queremos hacer ahora es seguir adelante en este nuevo territorio por el que el trabajo parece estar haciendo que nos adentremos, porque parece interesante y muy, muy prometedor. Como que queremos dejar a la industria del cómic americano detrás nuestro. De todos modos ya se parece un poco a una bestia moribunda por culpa de las extrañas actitudes que tiene con los creadores y porque el recalcitrante negocio de los treinta en el que parecen estar basadas las empresas parece tener la misma ética mafiosa de sus orígenes. En los cómics están ocurriendo algunas cosas muy interesante en este momento, y hacia allí es en la dirección hacia la que parece que se están dirigiendo los editores de libros. Esto creo que se debe, según yo lo entiendo, a que las ventas de los cómics en grapa siguen cayendo en picado y las ventas de los álbumes recopilatorios van en aumento. Esto significa que la forma del cómic -su forma inicial de folleto- probablemente no tenga ya salida, y eso significa que las ventas de los tomos y las novelas gráficas se irán convirtiendo en la norma. Y dado que muchas de las grandes editoriales están moviéndose hacia este campo, resulta difícil ver qué necesidades tendrán los editores de cómic originales. Supongo que durante cierto tiempo seguirá habiendo adictos a los superhéroes que sí que necesiten su dosis. Pero creo que es posible que muy pronto la mayoría de ellos la consigan viendo "Héroes" por televisión. Pero ya veremos. Nos encontramos en una época interesante, y creo que la totalidad del medio de los cómics podría estar moviéndose hacia un nuevo territorio que espero que pueda deshacerse de una gran cantidad de la escoria de sus orígenes. Ciertamente, Kevin y yo tenemos muchas ganas de dejar todo eso atrás y abrir algunos nuevos caminos.