martes, 9 de diciembre de 2014

EL MUNDO DEL MAÑANA: EL FUTURO CERCANO DEL POP, por Warren Ellis.


EL MUNDO DEL MAÑANA: EL FUTURO CERCANO DEL POP.
(Por Warren Ellis, 2011, traducido por Frog2000.)

Esta es la charla de diez minutos que conseguí pensar en el último minuto para el evento "Mundo del Mañana" de BERG clebrado la pasada noche en Londres. Gracias a BERG y al público que estuvo allí. Lo siento si no es demasiado buena. 

Cuando Jones me comentó si quería hacer esto, me salió con el título de "el futuro cercano del pop". Lo cuál es otra de las razones por las que me encantaría matarlo.

El futuro cercano del pop. ¿Se refiere a la música pop? Debería, porque el Pop Art ya estaba muerto antes de que Rauschenberg empezara a delinear viñetas.

Me encanta la música pop, porque provengo del más profundamente oscuro Siglo XX, donde comprendíamos que la música popular era como una iglesia de tolerancia, porque era la música que triunfaba en las listas de pop. Laurie Anderson podía situarse en el top 40 cerca de New Order, The Exploited, Lene Lovich, The Teardrop Explodes, Iron Maiden, Tom Tom Club y Elvis Costello.

Por supuesto, hoy los singles de éxito sólo son una extensión de los malos programas concurso de la TV, y las listas de álbumes trazan poco menos que los hábitos de compra de la gente que no tiene Internet. Como tu anciana suegra entrando en la tienda WH Smith para comprar la recopilación de Tony Bennett.

¿El futuro cercano? El futuro de cualquier cosa es algo parecido a algún sistema metereológico masivo allá en el horizonte que despliega tormentas por todas partes, imposible predecir dónde golpeará el rayo la próxima vez. Y en 2011 ha sido peor que nunca.

En 1987 el tiempo era más pequeño y transcurría mucho más lento, y cuando golpeaba el rayo, desencadenaba una ola progresiva que tardaba todo un año en extenderse por el mundo. Necesitaba de viajeros internacionales con sus orejas pegadas a la tierra que escucharan el futuro para poder pillar los nuevos sonidos. Lo cuál fue el motivo de que uno de los primeros e importantes productos de acid house estuviese hecho por Genesis P. Orrige. Hoy todo ocurre al mismo tiempo. Y los puntos donde las cosas aterrizan tienen nombres.


Seapunk.


Witch house, ghost drone, drag, dubstep, sublow, eski, grime, jungle, indie dance, rave, acid house, house. Footwork, juke, Chicago juke. Wonky, bassline. Chillout, chillwave, new wave, No Wave, lo-fi, glo-fi. Dreampop, pop hipnagógico, pop barroco, electropop, pop perfecto, indiepop, power pop, pop will eat itself, pop-punk, ska pop, technopop, yacht pop, pop metal, glam metal, Ambient doom metal, regular doom metal, death metal, black metal, metal sinfónico, metal vikingo, metalcore, grindcore –

–el contínuo del hardcore, lo que Kode9 llama “una forma de entender la evolución de la música,” traza una línea tambaleante a través del hardcore techno, el garage, 2step, el funky house, el speed garage-


–Apenas acabo de empezar. Ni siquiera he rozado el jazz. El bueno y viejo jazz. El punk rock original. No ha hecho demasiado desde hace años... el jazz. Jazz, trad jazz, cool jazz, swing, hard bop, free jazz - permíteme volver ahí, porque el jazz de 1940 engendró el jump blues, y el jump blues engendró a su vez el rhythm and blues y a continuación el rock and roll, y luego le donó genes al pop-

–Y ni siquiera me he acercado al músico de jazz Anthony Braxton, que inventa un nuevo tipo de música cada año, con nombres como Echo Echo Mirror House Music, Ghost Trance Music y Falling River Music.

Podrías pensar que algunas de las cosas que he mencionado no son pop. Pero ya sabes, una banda de power metal ganó el Concurso de Eurovisión en 2006, que es más pop que la hostia. Un montón de estas cosas son lo suficientemente populares como para llenar enormes espacios. Todo ello comparte unos pocos genes con la canción pop.

Y el teórico del pop Simon Reynolds ha dicho que Pop Will Eat Itself siempre estuvieron en lo cierto, porque el pop se está comiendo a sí mismo, ahora el pop es casi completamente autorreferencial, y no es que sea poco importante porque estemos viviendo en este extraño período de atemporalidad en el que disponemos de un siglo de música pop en su totalidad y de forma libre, o porque estemos atrapados en un bucle temporal de Retromania.

Pero Amanda Brown, del sello Not Not Fun, dice que esa es la actitud menos moderna que se puede tener respecto al futuro cercano del pop, ya que "No ha habido casi ninguna época en la que el arte no haya tratado enormemente sobre su pasado -ya fuese como reacción al mismo o como recreación, o para destruirlo."

También comentó lo siguiente: "Por supuesto que me inspiro en el pasado, pero no estoy tratando de volver a vivirlo. Los estilos no mueren; la música house no sólo trata sobre la época de sus "Años Dorados". "Su historia aún sigue escribiéndose", lo cuál habla directamente sobre la teoría del continuo del hardcore: sigue rastreando su evolución, mutando el flujo de los genes de la música de baile a través de los últimos veintitantos años. La historia aún sigue escribiéndose. El "continuo" continúa mientras sea la tendencia del propio continuo. 

Y por mucho que yo pueda querer idealizar los oscuros días de donde provengo, hubo un resurgimiento de los años 50 en los años 70, un renacimiento de los años 60 en los años 80, un renacimiento de los 70 en los años 90 y un revival de los 80 este mismo año.

El punk llegó para matar a los hippies, la música indie llegó por culpa de los delitos de los descendientes del punk, el rave  pisoteó los huesos de la miseria guitarrera inbailable. Pero todos ellos negocian con pedazos de sí mismos. El mundo está rodeado por flujos genéticos musicales, flujos de información, tan innumerable como las rutas de vuelo en 1987. Entrecruzándose, comerciando con trozos de sí mismos, engendrando numerosas nuevas fuentes. En ocasiones la sopa genética se pone muy turbia mientras se vierte desde nuestros altavoces.

Que es como decir: todo y nada ha cambiado.

Y también Pop Will Eat Itself, por supuesto, pero la banda Pop Will Eat Itself tocó algo llamado Grebo, que es tanto una música como un corte de pelo de mierda, e intercambió genes con el dance indie y el grunge y el Britpop, y el cantante principal y guitarrista de la banda, Clint Mansell, ahora compone bandas sonoras para películas, incluyendo la de "Réquiem por un sueño".

Que es de lo que estamos hablando. E incluso si hablamos sobre el futuro cercano del pop, casi tendrás que sentarte para poder escuchar las malas noticias. Todo el mundo sabe que el pop está tosiendo sangre y que se le está deteniendo el riego sanguíneo. Existió un sueño sobre el pop, una señal constante del Nuevo Sonido, el ruido que nos avisaba que nos encontrábamos en el futuro. Nick Cohn lo llamó "gloriosas andanadas de ruido incoherente."

¿Qué es lo que ocurrió entonces? Puede que no quieras escucharlo ahora mismo. Incluso supuestos actos innovadores como Lady Gaga producen actos pop completamente inofensivos. Así es como pensamos que suena todo el pop mundial en la actualidad. Pero eso no es algo que ataña a mi hija de dieciséis años. Lo que ocurre con una cultura online en su fase inicial, cuando todo está disponible, es que tienes que conocer algo para poder reclamarlo. Por eso empresas como last.fm y la mayoría de las redes sociales siempre han puesto "descubridores de música" en la parte superior de sus prioridades. Ellos saben que la cultura común se ha fracturado por culpa de internet y los que quedan compran y pagan por escoria. Pero mi hija tiene una camiseta que dice: POR SUPUESTO QUE NO ESTOY EN EL JODIDO FACEBOOK. Ella utiliza las listas de reproducción de YouTube, y también lo que les gusta a sus amigos, e incluso consulta revistas de música y traza su propio camino a través del pop.

Y no necesita saber, ni le preocupa, lo que sus grupos de pop favoritos le deben a los Pixies o a Bowie o a la Velvet Underground. Lo atemporal no significa nada para ella. Esto trata sobre ella, y así es como debería ser. Y el pop, cuando lo relacionas con la destrucción de los medios mainstream, ha terminado por convertirse en underground, y quizá así es como también debería ser. Es underground y surge por todos lados, a la velocidad de la luz.

Está en youtube y en las radios online, en soundcloud y en bandcamp, en las radios piratas y en los archivos de mezclas. Y en ocasiones surge un movimiento pop con la suficiente cantidad de genes saludables como para otorgar velocidad de escape a un par de artistas, y de repente Dizzee Raascal se convierte en una estrella del pop de hoy mismo.

¿El futuro cercano? El Pop llegará a la estación de metro a medianoche para practicar sexo. Un montón de sexo. ¿Y qué hay de todos los géneros que he listado antes? Cada año se generará una lista de géneros parecida. Luego cada seis meses. Luego cada mes. Y luego cada semana. El pop folla, muta y sobrevive. Los nuevos sonidos estarán por todas partes, en demasiados sitios como para que los conozcamos todos. Un millón de gloriosas andanadas de ruido incoherente.

Warren Ellis

1 comentario:

Un Peticionario Desesperado dijo...

Esclarecedor, visionario...¿Porqué lo más elemental se le ocurre a tan poca gente? ¿A que va a resultar que la humanidad no avanza por los esfuerzos colectivos sino por la acción de ''individuos''?. Naturalmente, de individuos como éste e individuas como su hija de 16 años.