jueves, 15 de noviembre de 2012

DEVOLVIENDO "BREED" A LA VIDA JUNTO A JIM STARLIN

Entrevista realizada por TJ Dietsch. Se publicó en 2011 en Comic Book Resources. Traducida por Frog2000.

*** Reediciones Necesarias: Breed

Jim Starlin se trae a la sección “MaySpring” de Comic Book Resources una de las series de las que es propietario y creador, una nueva entrega de su saga titulada "Breed III". Ya sabes lo que eso significa ... ¡es la hora de Breed! O mejor aún, ha llegado la hora de leer las aventuras completamente nuevas del personaje creado por Jim Starlin. Publicado originalmente en 1994 en la actualmente difunta Malibu Comics, después de una primera entrega "Breed" obtuvo una secuela titulada "Breed II" ese mismo año que siguió publicándose a lo largo de 1995. A continuación, y de acuerdo con Jim Starlin, las cosas se quedaron estancadas después de la compra de Malibu por parte de Marvel, que cerró las puertas de la editorial. Durante los dieciséis años transcurridos desde la última entrega, Starlin ha vuelto a trabajar tanto para Marvel como para DC, pero ahora ha llegado el momento de rescatar sus propias creaciones. En la parte superior de la lista se encontraba "Breed", un personaje por el que el guionista y dibujante siente una especial afinidad. Starlin se centra en esta charla para CBR News en los siete números de la nueva miniserie "Breed III", que será editada a partir de mayo por Image Comics, desvelando el motivo de que haya pasado tanto tiempo entre las dos primeras minis y ésta última, qué es lo que significa "Breed" para él y qué es lo que ha aprendido sobre sí mismo como creador a lo largo de todo este tiempo. Pero lo primero que hizo fue explicar exactamente quién es este “Breed” y sobre qué trata la serie del personaje.

"Ray Stoner (el personaje principal) es el resultado de una violación demoníaca", comenta Starlin al CBR. "Su madre consiguió escapar antes de que los demonios la arrastrasen a su mundo de los demonios, por eso su hijo nació en la Tierra y fue criado por un General. Finalmente se dio cuenta de su herencia demoníaca y de que en el mundo se pueden encontrar a su libre albedrío a un montón de criaturas mestizas como él haciendo lo que ellas mismas denominan “las obras para el padre”.
La nueva serie se inicia justo en el momento en el que Ray está encarando el ataque de algunos de sus hermanos mestizos, pero eso tan sólo es la punta del iceberg. La serie también se ocupa del instante en el que Ray se enfrenta a su padre demoníaco, así como a la evolución de una posible relación romántica.

"Lo veremos enfrentándose a su padre. Me parece un hecho natural, lo que todo el mundo estaba esperando", comenta Starlin. "También aparece una chica a la que lleva espiando a través del pozo los doce números anteriores. Finalmente se encuentra con ella. He diseñado la situación laboriosamente para evitar que al lector le asalte cualquier tipo de expectativa figurada. Es una historia de amor, pero al mismo tiempo no lo es. Estas personas se encuentran en una situación incómoda y si alguien como Breed se metiese en tu vida, creo que no te enamorarías locamente de él, más bien sería una situación en plan: “Dios, ¿cómo podría librarme de este tipo?” De esa forma, creo que asistiremos a algunos momentos bastante interesantes. Ella se llama Zoe, es todo lo que te puedo decir. Zoe y su hijo y Ray están todos enlazados en una historia común. La serie empieza con una bonita lucha justo desde el principio, pero a lo largo de la narración se podrán ver algunas otras, aunque me temo que también haré que el lector sea testigo de la historia de amor en paralelo. Además se producirá un final, algo que no se suele ver demasiado en los cómics de este tipo".
Sin embargo, antes de hablar sobre dicho final, Starlin compara las temáticas de "Breed" con otras propiedades bien conocidas repletas de personas inusuales, como los X-Men de Marvel. Al igual que uno de los miembros de dicho grupo, en esta nueva serie también veremos a Breed cuestionándose todo lo que conoce sobre sí mismo.

"En cierto modo, Breed se parece mucho a los X-Men, en el sentido de que en ambas series se tratan temas de gran calado parecidos, como la alienación", explica Starlin. "Mi serie está protagonizada por un tipo sobre el que pesa una herencia que ha ido descubriendo durante las dos series anteriores, pero nunca se ha sentido demasiado cómodo con ella. En muchos sentidos, puede que sea el renegado definitivo. También se ha dado cuenta de que algunas cosas que creía ciertas, en realidad no lo son. Incluso será capaz de descubrir que en su camino existen ciertos secretos [sobre sí mismo] que todavía no había descubierto."

Hablando sobre auto-descubrimientos, Starlin admite que comparte cierta conexión específica con este personaje, una de las razones más importantes para volverse a ocupar de él e intentar terminar la serie después de un paréntesis tan largo.

"Bueno, supongo que Ray Stoner y Breed están más cerca de mi naturaleza que cualquier otro personaje que haya hecho nunca", revela Starlin. "A lo largo de la historia se pueden encontrar algunos elementos disfrazados bastante autobiográficas, siempre he sentido como que quería volver sobre Breed y terminar la historia. Quería volver y dejar finalizadas las cosas. Por fin he tenido la oportunidad de hacerlo".
Starlin señala que al final de la serie de "Breed II", Stoner estaba quemado y se refugiaba en una iglesia donde se quedaba a vivir durante los siguientes 15 años. Sin embargo, durante todo ese tiempo ha ido madurando un poco, al igual que los temas que aparecen en la serie y que también han ido esparciéndose en todos los cómics por los que Starlin se ha hecho tan famoso.

"Creo que ahora el personaje es más un pensador que cuando empezó la serie", comenta Starlin. "Los elementos místicos son menos pronunciados que en la entrega anterior. En muchos sentidos, todo esto se remonta hasta mis cosas más cósmicas. Si te lees las dos series originales te darás cuenta de que muchas de las cosas que creías acerca de Ray Stoner o Breed no son ciertas del todo. Me he divertido mucho llevando la historia por este camino e intentando aclarar las cosas, a pesar de que fuese yo mismo quien arruinó todo desde un principio."

Mientras aclara las cosas, Starlin también comenta por qué ha transcurrido tanto tiempo entre el segundo y el tercer segmento de "Breed". Básicamente fue una combinación de la caída de Malibu, los cambios del mercado y el hecho de que se le presentasen otras oportunidades creativas.

"En la misma época [en la que cerró Malibu], el mercado de terror se derrumbó, y por encima de todo “Breed” es una historia de terror", comenta Starlin. "Desistí de seguir y empecé a hacer algunas cosas con superhéroes, sencillamente me mantuvo lo suficientemente ocupado hasta que finalmente he llegado a un punto en el que Marvel y DC, con todos esos crossovers interminables, han hecho imposible que yo trabaje allí durante más tiempo. Así que decidí volver sobre "Breed".
A partir de ese punto y después de superar algunas eventuales disputas legales, "Breed III" aterriza en Image junto con la reimpresión de las dos anteriores mini-series. El tomo recopilatorio de “Breed I” aparecerá el mismo día que el primer número de "Breed III", y "Breed II" será recopilado en julio. Mientras que el lado comercial de las cosas marcha como la seda, Starlin estuvo revisando y modificando algunas de las páginas completadas hace años.

"He vuelto a revisar bastante el material que hice entonces", dice Starlin. "En el Breed III original incorporé unos fondos generados por ordenador que no le gustaban a nadie. Finalmente decidí volver sobre la obra, así que he estado trabajando en ella durante los últimos seis meses por lo menos, probablemente habrán sido ocho, desde que terminé la serie de “Strange Adventures”. Me dije: “sencillamente quiero hacerlo de esta otra forma, y eso fue todo. También me he tenido que dedicar a finalizar algún trabajo comercial, pero incluso he dejado aparcado alguno de ellos para seguir adelante con Breed."

Después de trabajar de nuevo para DC y Marvel, Starlin aprecia mucho más la libertad que le ofrece un cómic del que es propietario, señalando además que las dos grandes editoriales quieren que sus creadores lo tengan todo atado desde un principio. Starlin aprecia mucho el hecho de poder seguir trabajando en un proyecto donde la historia va tomando forma, algo que ha resultado muy beneficioso para "Breed III."

"Siempre me ha gustado mucho ser capaz de desviarme en direcciones diferentes y encontrar algo que me resulte verdaderamente interesante", dice Starlin. "He cambiado un par de veces la trama, que se ha dirigido en direcciones bastante interesantes. A medida que avanzo en el trabajo no me gusta tener la sensación de que estoy aprisionado por una camisa de fuerza. Me gusta tener bien presentes las cosas durante el proceso y quiero tener algo que decir, pero también me gusta poder decidir en qué dirección puedo o no bifurcarme. En Image los creadores son los propietarios de sus creaciones, así que todos estamos trabajando con nuestros propios bebés. Si a alguien se le ocurre una idea y quiere marchar en una dirección diferente, ese va a ser el padre de la criatura, probablemente no siempre será del gusto de los propios personajes, pero es lo que hace que surjan buenas historias".
Ahora que ha vuelto a trabajar con sus propios personajes, Starlin ha encontrado una fuerte conexión con sus primeros días de trabajo en la industria e incluso ha descubierto un nuevo amor en uno de los pasos del proceso de realización del cómic que incluso le ha llegado a sorprender.

"Cuando empecé a perfilar y dibujar mis primeros cómics para Marvel tan sólo tenía un pedazo de cartón sobre mi regazo", comenta Starlin. "Ahora me paso todo el rato tanto trabajando con el ordenador como encima de la mesa de dibujo. De hecho, me he dado cuenta de que mi parte favorita del trabajo es el coloreado de los fondos. ¿Quién lo hubiese pensado? El negocio ha cambiado tan radicalmente durante todo este tiempo que llevo en él, que casi ni lo reconozco. Es algo así como un regreso a la época en la que me sentaba y hacía La Odisea de la Metamorfosis de “Dreadstar”. Simplemente me sentaba y hacía lo que quería hacer y tiraba adelante con toda la obra".

“Breed III" pondrá punto final a la saga, aunque Starlin señala que eso no le impedirá contar otras historias posteriormente, si es que le acompaña el ánimo. Mientras tanto, tiene el deseo de regresar sobre otro de los cómics del que es el propietario y creador.

"Me gustaría hacer una historia final de “Dreadstar”, revela Starlin. "He estado charlando con algunas personas sobre el tema. También me gustaría escribir una novela con ilustraciones que se irá serializando en una revista que va a editar IDW a finales de año."

Encontrarse absorbido por todo este proceso y haber asumido tal variedad de proyectos es lo que ha mantenido a Starlin interesado ​​y entusiasmado por el medio como creador, algo que no puede decirse de algunas otras asignaciones que le han encargado en el pasado.

"Como aficionado y como artista, si algo no me interesa se me hace terriblemente aburrido hacerlo, y entonces lo único que se consigue es una obra de mierda", comenta Starlin. "Mis historias de Firestorm de complemento para The Flash bien pueden ser la prueba viviente."

No hay comentarios: