martes, 1 de abril de 2014

EL FIN DE LOS TIEMPOS, por Warren Ellis

Artículo de "Desde el Escritorio de Warren Ellis, Volumen II", Avatar, 2000. Traducido por Frog2000.

Hace poco la Wizard Magazine me ha hecho una larga entrevista que van a publicar como un artículo de cinco páginas en su nº 90, el de enero de 1999. En ella estuvimos charlando a fondo sobre Transmetropolitan. Al hablar con mi interlocutor me di cuenta de que es bastante probable que me estuviese dirigiendo a un público que todavía tenía que intentar leer Transmet. Quizá los evangelistas de Transmet deberían hablarles a los vendedores locales sobre el artículo, porque se podría utilizar como herramienta para vender. La entrevista también incluye material promocional de Planetary y más en particular de The Authority, así como una conversación sobre Hellblazer. En el Wizard nº 90, a la venta en enero de 1999. Me he pasado la mayoría del año haciendo la sesión de fotos para el artículo en el paseo marítimo de Southend. Me las hizo un magnífico fotógrafo que se llama Stephen Ellison, que ha publicado la mayoría de su trabajo en la revista People. Puede que yo no haya sido el mejor de los sujetos que ha retratado hasta ahora (estaba muerto de sueño por las aplastantes fechas de entrega, con aspecto de hambriento, y con una apariencia en general de estar hecho una mierda), pero él es un gran currante.

El otro día he posteado en mi web el primer esbozo de guión completo para el cancelado proyecto que intenté diseñar para Marvel titulado "End Times". Desde entonces me han inundado los emails preguntándome todo tipo de fastidiosas cuestiones como: "¿qué es lo que iba a ocurrir después?" y "¿cómo acababa?". Aunque mi instinto me sugiere que entierre toda esa condenada cosa y que la deje estar, supongo que debería dar algún tipo de explicación sobre cómo se desarrollaron los procesos mentales para diseñar el proyecto, y por qué es bastante probable que Marvel no haya querido publicarlo.

El guión del primer número empezaba con un pedazo de texto que pretendía ser una especie de solicitud promocional.

"Diciembre de 1999, a lo largo y ancho del Mundo, la gente que trabaja en diferentes áreas de investigación llega a la misma conclusión. Los primeros segundos del nuevo milenio tendrán un terrible efecto sobre la humanidad. Va a ocurrir algo malo. Estas personas, tanto juntas como por separado han aislado la causa exacta de todas las interminables posibilidades existentes, y van a intentar detener los sucesos futuros o preparar a los habitantes del planeta para lo que se está acercando... en un mes."

"Es el Fin de los Tiempos"

Va a ocurrir algo malo. Me inspiré en mi ateísmo, en mi odio, y también (curiosamente) en mi por lo general poco presente optimismo.

Los mecanismos del guión trataban sobre la noción de que en la Tierra había ángeles viviendo y reproduciéndose (su origen radicaba en una solicitud que me hizo Bob Harras para una serie.) Retorcí el concepto hasta que dí con una idea que utilicé en la miniserie de Druida, la que escribí hace años, pero no tuve espacio suficiente como para jugar con ella del todo. En combinación con lo que aparecía en esa serie, el concepto central del argumento básico de "El Fin de los Tiempos" era que los ángeles y sus descendientes estaban unidos en una mente gestáltica que ayudaba a anclar la realidad.

Sus continuos pensamientos e intenciones eran los que argamasaban el Mundo. Pero en la última noche del Milenio (al menos, del Milenio más popular) todo llegaba a su fin. Una sociedad tarada de bastardos con conexiones con el Vaticano (de forma muy parecida a como el grupo masónico P-2 parasitó el Papado durante los ochenta) estaban intentando asegurarse de que después de la última noche de 1999 el proceso no pudiese continuar con normalidad, porque, sencillamente, consideraban que todas estas impertinencias sobre ángeles e hijos de ángeles anclando el universo eran heréticas chorradas. Por lo que no deberían seguir existiendo. Durante la última noche de 1999 todos estos ángeles y sus descendientes van a dejar de existir. Lo que implica que o nos bien nos marcharemos con ellos, o bien se nos revelará el verdadero rostro de la realidad, y será demasiado terrible como para afrontarlo.

Nuestro intrépido trío de héroes lo descubrirán a lo largo de la serie, y llegarán hasta un punto en el que terminarán por encontrar una solución.

Todos tendremos que querer existir.

La idea proviene del "consenso de la realidad", de que lo que percibimos es real simplemente porque todos nosotros creemos que es real. Si en el futuro todos nosotros elegimos creer que los gatos son verdes, entonces Dios hará que lo sean.

De repente, en la medianoche de 1999 no habrá ángeles que nos ayuden, no habrá ningún Dios que los haya creado. Tendremos que crearlos nosotros mismos. Tendremos que reinventarlo todo nosotros mismos, a nuestro Mundo, a nuestra realidad, a través de la fuerza de nuestra imaginación. Todo el mundo que vive en el Planeta tendrá que hacerlo, independientemente de si son capaces o no de percibir el giro milenario en ese punto, y muchas culturas no lo harán y por supuesto, un montón de personas dirán que el cambio de milenio no se producirá hasta la última noche de 2000, pero tendrán que ponerse en pie y otorgar la existencia a su mundo a través de la creencia y de la creación. Sin fe. Creyendo. Entendiendo. Imaginando. 

A medianoche nos haremos cargo de ser Dios.

Personalmente creo que es un concepto útil y a tener en cuenta para el nuevo milenio. (Nota para los fans de la continuidad Marvel: lo que podría suponer una especie de traba para el esquema Marvel de las cosas era la simple noción de que esta reimaginación del mundo podría ser imperfecta. Que todos podríamos olvidarnos de alguna gente, olvidar cosas, olvidar eventos. Si la mayoría de las personas no creen que Daredevil sea real, entonces se desvanecerá y es como si nunca hubiese existido. Sería un hecho inviolable (al menos hasta el próximo relanzamiento.) Por lo que "End Times" también funcionaría como un crossover al estilo de las Crisis/ Zero Hour, pero en el Universo Marvel funcionaría como una herramienta con la que atornillar cada serie que se estuviese publicando en ese momento.)

Me han informado de que han aprobado la venta para este 1999 de la figura de acción de Spider Jerusalem (con un disruptor intestinal, un Gato, y un dedo medio alzado), así como la estatua de Spider Jerusalem (en la que vemos al personaje sentado en una taza). Me resulta difícil creerme que esté escribiendo estas palabras. 

"Remember, remember the Fifth of November, The Gunpowder Treason and Plot, I know of no reason Why Gunpowder Treason Should ever be forgot". [Es la rima de Guy Fawkes que también aparece en V de Vendetta de Alan Moore: "Recuerda, recuerda, el Cinco de Noviembre, el complot de la pólvora y la confabulación. No existe motivo para olvidarse de la pólvora y la traición."] Quizá para evitar la captura, la próxima vez deberíamos usar napalm en lugar de pólvora.

Southend, Londres

4 de Noviembre de 1998

No hay comentarios: