lunes, 25 de noviembre de 2013

LA RESPUESTA DE ALAN MOORE AL NÚMERO 14 DE KAOS MAGAZINE

La respuesta de Alan Moore al número 14 de KAOS Magazine. Northampton, 31 de diciembre, 2002. Traducción: Frog2000.

Nota: en esta misiva Alan Moore respondía y comentaba los contenidos del número 14 de Kaos Magazine, revista centrada en el ocultismo y la magia editada por Joel Biroco. Originalmente la carta iba a aparecer en el número 15, pero el anterior fue el último, por lo que Biroco la publicó en su web. El número 14 se puede descargar aquí.

Hola Joel,

Aunque creía que ibas a realizar un retorno quizá más majestuoso y distante al terreno de la edición sobre la Magia, he de admitir que la aparición de KAOS, restallando repentinamente y gritando desde su cajón mortuorio mientras sostenía una granada en cada uno de sus putrefactos puños, parece haber captado la atención de todo el mundo. El catorce era una maravilla, toda su divertida y diversa variedad de contenidos se absorbían al instante, y cada elemento excavaba una veta mucho más profunda y rica que los empobrecidos proyectos de recuperación de escoria elaborados hasta el desfallecimiento que a menudo ocupan demasiado espacio en las estanterías de ocultismo contemporáneo. El sinfín de temas interesantes que plantea cada ensayo facilita que la respuesta en profundidad resulte casi imposible, pero por si acaso el lío incoherente de los percutantes ecos de radar expuestos a continuación pudiese tener algún interés, entonces te hago llegar lo siguiente:

Conectar Kaos o La Bestia del Apocalipsis (montada por Babalon y que creo que bien podría ser "Fleegle" o "Bingo", aunque estoy seguro de que la que se elevaba desde el mar era "Snork") [aquí Moore alude a los cuatro componentes de los Banana Splits, falta "Drooper"] al [semidiós] Pan no parece encajar demasiado bien. Y eso aunque el mismísimo Crowley llegase a incluir a Pan en Kether [primer sendero de Sabiduría del Árbol de la Vida, la “Inteligencia Admirable u Oculta”], hasta cierto punto por la coincidencia de que su nombre se pueda traducir del griego por "Todos". Teniendo en cuenta la naturaleza priápica original del dios, parece más natural posicionarlo en Chokmah [la segunda esfera del Árbol de la Vida, la “Inteligencia Iluminadora” o Sabiduría]. En cuanto a la existencia de un paralelismo narrativo específico en la unión sexual entre la Bestia y Babalon, podríamos echar mano de aquel mito en el que Pan violaba a Selene en Arcadia, porque parece disponer de la mayoría de los elementos contenidos en la unión entre Babalon y la Bestiauna fuerza caótica, animal y anterior al ser humano relacionada con Chokmah que se enzarza en un acto sexual con un ser de apariencia lunar y femenina de lo más celestial, tal y como se hace referencia en Binah [la tercera esfera del Árbol de la Vida o el "Entendimiento".] La única diferencia que existe entre ambos relatos es que uno es un mito, y posiblemente un mito de la creación que transcurre en un pasado remoto, mientras que el otro es una visión o profecía de un acto que sucederá en el futuro, porque se insinúa que será al final de los tiempos, durante el Apocalipsis. ¿Podría ser que el simbólico acto sexual entre Kaos y Babalon sea como el antes aludido entre Pan y Selene, pero que en este caso se refleje en el otro extremo del tiempo? Tan sólo es una idea.

Leyendo los fascinantes recuerdos de Satyr en el "Black Lodge" ["Black Lodge of Santa Cruz"], concretamente el párrafo donde aseguraba que se podían apilar sacos de arena psíquicos como defensa contra ataques ocultos, se me ha ocurrido otra idea al azar. El autor describía una visión de las fuerzas monstruosas y demoníacas que habían sido enviadas en su contra, lanzadas contra su campo de fuerza mágico, lo que puede compararse con una escena casi idéntica que aparecía en la película "Forbidden Planet" [Planeta Prohibido, 1956]. Lo que más me llamó la atención de esta semejanza fue que (obviamente) la película mencionada fue un recauchutado de ciencia-ficción de La Tempestad [William Shakespeare, representada por primera vez en 1611], donde el Dr. Praetorius [puede que aquí Alan Moore se equivoque de película, porque este personaje aparece en "The Bride of Frankenstein" (1935)] actuaba como una especie de Próspero tecnológico, mientras que su hija hacía el papel de Miranda y los astronautas en tierra tenían el papel de náufragos, por lo que Robby el Robot suplantaría a Ariel, mientras que el "Monstruo del Id", descrito de forma inmensamente memorable por Satyr, sería un Calibán pirotécnico. Si lo revisamos desde el contexto del "Black Lodge of Santa Cruz" resulta más interesante, porque el eje central de "La Tempestad", que se llama de esa forma por el mismo Prósperocasi con toda seguridad Shakespeare lo describió de esa forma teniendo en cuenta a John Dee, su compañero de la Escuela de la Noche. Próspero (o para el caso, "Praetorius") es un hechicero que ha llegado al final de su carrera, una figura aislada a la que únicamente atiende ya su hija. Es el mismo caso sufrido por Dee durante sus últimos días en Mortlake. Salvados por sus fieles hijos, el Dr. Praetorius y Próspero eran atendidos sólo por sus espíritus, piezas sublimadas de sí mismos como Robby y la "Bestia del Id", Ariel y Calibán. Tal y como aparecía en sus últimas entradas en "The True and Faithful Relation" [1942], también Dee tuvo a sus propios ángeles de su lado, a quienes les pedía que le desvelaran cuál era el significado de la sangre que había encontrado en sus heces. Si bien es cierto que los espíritus de Enoc, tanto los benévolos como los más temibles, fueron la inspiración de Ariel y Calibán en La Tempestad, o la del sirviente robot de "Forbidden Planet" y la de la feroz Bestia del Id, entonces sería plausible que alguien que se hubiese metido en problemas con la Magia Enochiana viese dichas fuerzas hostiles en su contra en términos parecidos.

(De paso, no sé si esto tendrá relevancia o no, pero al menos hasta hace seis o siete años, el emplazamiento llamado "John Dee Cottage" que se encuentra al lado del cementerio de Mortlake, era la dirección editorial de la pequeña publicación sobre ufología y contactos alienígenas titulada Magonia, que parecía haber adoptado un enfoque bastante cuerdo y escéptico sobre el material del que se ocupaban, inclinándose hacia una explicación psicosocial de esas aparentes visitas por parte de las criaturas Aethyrs superiores [Sustancia "etérica"que puede ser o no un ser superior]. De nuevo, esto conecta a Dee con la ciencia ficción que se presentaba en "Forbidden Planet" por una ruta diferente. Si tan sólo se pudiese encontrar alguna referencia en los diarios de Ed Kelly, una situación donde se relatase cierta sensación de ausencia temporal o haber experimentado una sonda anal, puede que hubiésemos descubierto algo que es tremendamente relevante.)

Oh, sí, y ya que estamos sumergiéndonos al azar en el catorceavo número de KAOS, no puedo creer tu pura desfachatez al sugerir que la Palabra del Aeon es Jubalcain [traducido por Tubal Caín, uno de los hijos de Caín, el que se ocupaba de la metalurgia]. Puede que no conozca las reglas relativas a los Magos y su forma de enumerar palabras, pero estoy bastante familiarizado con las reglas del "Scrabble", que establecen claramente que si un vocablo no se puede encontrar en un diccionario, entonces tienes que comenzar de nuevo. Quiero decir... ¡vamos! Ahí tienes "Túbal Caín" ¿por qué no usarla? Te lo diré: porque una 'T' tan sólo vale tres puntos o algo así, pero si incluyes la 'J', conseguirás una ficha de triple puntuación, ¡y entonces te dan treinta puntos! ¡Treinta puntos! Bueno, de todos modos, creo que cometiste un error, así que es mi turno. Yo digo que la Palabra del Aeon es Shazam, la palabra de la transformación. Y puedo probarlo más allá de cualquier asomo de duda, tanto a través de la Gematria como mediante eso otro que es algo así como un acróstico, algo judío, "Notariqon" o lo que sea. Además, creo que te habrás dado cuenta de que puedo colocar la 'Z' en esa misma ficha de triple puntuación como si estuviese después de tu 'J'. Por lo que entonces, jódete, creo que he ganado. Porque soy Logos [la "palabra" meditada, reflexionada o razonada] y si tengo que hacerlo, me pondré el sombrero especial y todo. Si, en realidad tengo un sombrero especial, ¿de acuerdo?

Hablando de otro tema, todo ese material sobre Lilith también me pareció muy revelador, y dio inicio a ciertas reflexiones o pensamientos que sigo sin haber formado del todo. En primer lugar, recuerdo haber escuchado otra interpretación o versión de la historia sobre la "primera mujer de Adán", donde Adán se adentraba en el laboratorio secreto de Jehová, antes de que éste llevase a cabo todo ese trabajo al estilo Frankenstein para que su futura compañera estuviese completamente terminada. Lilith seguía allí plantada, sin piel. Adán veía todas sus flemas, la mierda y las vísceras interiores. Entonces se volvía hacia Dios y le decía: "¿De qué hostias va todo esto? Dijiste que estabas creando un pájaro, pero esto se parece más al tío pelado ese de la primera película de Hellraiser." Y obviamente, Lilithque estaba escuchando toda la conversación, se marchaba echando pestes para fornicar con demonios y dar a luz a monstruos y abominaciones. Supongo que si vas a hablar con una mujer sin piel, será mejor que no te cubras los ojos para no mirarla ni montes ningún escándalo. Quédate mirándola calmada, aunque burlonamente, y coméntale algo en plan: "Tienes algo diferente al resto. Espera, no, no me lo digas". En cuanto a la relación entre Babalon y Lilith, he revisado con cierto interés la documentación relativa a la sospecha por parte del rey Salomón acerca de si su consorte Sheba podría ser Lilith disfrazada. Si hablamos en términos de veracidad histórica, el propio rey es un caso completamente dudoso. ¿Qué tal si pensamos en Salomón y en Sheba como dos personas mitológicas (en lugar de enfrentar los aspectos bíblicos a los históricos)? Bajo esa guisa, Salomón se parece a una especie de semidiós que simboliza la sabiduría, y que lo colocaría cabalísticamente en "Chokmah", incluso si no se le hubiese asignado ya a una esfera como la de la "carta del Rey" en la baraja del Tarot. Por otra parte, se decía que Sheba, su reina, era tan fértil como adepta a la magia. También era de raza negra. Si la consideramos como una figura mitológica (y como "la carta de la Reina" en el Tarot), entonces en la Cábala bien se podría corresponder con Binah. ¿Quizá podrían Salomón y Sheba representar otro nivel fractal de similitud, un avatar menor y casi más parecido al de la pareja Kaos-Babalon?

Oh, y antes de terminar... siento decir que experimenté ciertos recelos al leer (tal y como te prometí) aquel artículo sobre J.K. Rowling (“J.K. Rowling: ¡Quemadla! ¡Quemad a la bruja"). Lo que hace que resulte tan difícil creer lo que expone es la ausencia de cualquier evidencia real.. Las únicas ideas que me sugieren que sería adecuado inmolar a la popular autora de libros para niños son las siguientes:

1. ¿Cómo sabrá tanto la buena de Rowling sobre el Arte del Diablo, a no ser que sea ella misma una bruja gritona que cabalga en la noche junto a su maestro oscuro?

2. En realidad la buena de Rowling se siente mortificada por culpa de un homúnculo malhablado que le ha brotado en el cogote con la forma de la cabeza de Terry Pratchett, por lo cual siempre estará obligada a llevar sombrero para ocultarlo.

3. La buena de Rowling tiene otro pezón oculto en su juvenil antebrazo con el que da de mamar a un familiar que se llama Pyssewicket.

4. Nunca encoge con el agua.

5. ¡Quemadla! ¡Quemad a la bruja!

Como he dicho, no veo muchos argumentos en los que basarnos para quemar a esta chica. Además, aunque alguna vez he asegurado que definitivamente recordaba haber visto una copia de un libro anterior suyo que parecía más sexualmente provocativo y que se llamaba "Harry Potter y Choronzon Se lo Montan", resultó que tan sólo era un sueño. Lo siento.

De todos modos, felicitaciones de nuevo por la revista más chispeante y potente sobre ocultismo desde, eh... "The Golden Hind", "The Equinox" o "Form". Espero con impaciencia el siguiente número 15 y tengo ganas de verte derramar magia como si fuese una nueva ciencia para entierros.

Sigue igual de encantador y misterioso,

tu colega,

Alan Moore

No hay comentarios: