jueves, 7 de noviembre de 2013

UNA BREVE HISTORIA DE BRITANIA, por Alan Moore

Artículo de Alan Moore para Marvel Super Heroes nº 389 (Marvel UK, 1982). Traducido por Frog2000.

El Capitán Britania siempre me ha parecido una buena idea. Oh, ciertamente su carrera ha sufrido numerosos comienzos en falso, traspiés y desastres absolutos, pero mientras tanto también ha existido la impresión perdurable de que el Capitán era un luchador. 

De hecho, el simple concepto de que Bretaña, una nación que previamente sólo era conocida por Vera Lynn y una serie de fascinantes asesinos dementes, produjese su propio superhéroe fue muy emocionante. Tan excitante como para que en 1976 Stan Lee decidiese ahorrarnos cualquier agitación indebida produciendo uno para nosotros. El primer número del Capitán Britania llegó a las estanterías el 13 de octubre. 

Las primeras aventuras del Capitán, impresas en lo que nuestras mentes primitivas conocerían más tarde como "color", estaban dibujadas a lápiz por Herb Trimpe y entintadas por Fred Kida. La explosiva cualidad bidimensional presente en las mejores obras de Trimpe, que funcionaba espléndidamente cuando delineaba los rascacielos de ladrillos de lego de Nueva York, parecía estar un poco fuera de lugar en el entorno de los oscuros páramos británicos completados con menhires.

Chris Claremont, el guionista de la serie en esos primeros tiempos, parecía estar algo constreñido por las decisiones corporativas sobre el personaje. Por ejemplo, el triángulo entre Brian Braddock / Courtney Ross / Jacko Tanner traía ciertas reminiscencias del que se había formado entre Peter Parker / Liz Allen / Flash Thompson en la famosa serie de Spiderman, pero interpretado a la velocidad equivocada. Y en cuanto al propio personaje del Capitán Britania, la impresión general era la de que era una especie de Capitán América enlazado de alguna forma a la historia del origen de Thor. De hecho, Britania se parecía mucho a un superhéroe americano envuelto en la "union jack".

Cuando decidían describir Inglaterra, los guionistas y dibujantes americanos hacían que se pareciese de forma invariable al Chicago actual o que se asemejase todo lo posible a los bonitos suburbios de Bulgaria en algún momento del cambio de Siglo. En ambos ejemplos, los policías vestían como algo salido de las más salvajes pesadillas de Sir Robert Peel y el resto de personajes eran incapaces de pronunciar la más simple de las frases colocando todas las "haches" en el lugar apropiado. Creo que hasta hace poco fueron algunos de los problemas principales que plagaron la serie del Capitán Britania. Otro más era la ausencia crónica de estabilidad en la parte creativa, con equipos de guionistas y dibujantes que se hacían cargo de la serie sucesivamente para no durar más que media docena de números o algo parecido.

Chris Claremont fue el guionista hasta el onceavo número, cuando Gary Friedrich se hizo cargo de la serie. En esos primeros once números nos presentaron a Brian Braddock y su plantel de secundarios: un puñado de villanos de segunda como The Reaver y The Hurricane, el Capitán Britania y sus espectrales protectores Merlin y Roma, un oscuro personaje que se llamaba The Vixen, mencionado un par de veces para caer a continuación en el olvido, y también nos aseguraron que la hermana de Brian, Betsy, poseía poderes psíquicos.
Sin embargo, Gary Friedrich tenía un concepto diferente sobre la dirección que debía tomar la historia. Rápidamente, tomando las riendas de la inacabada historia de Claremont con el "Dr. Synne", se embarcó en una épica reunión con el Capitán América, Nick Furia, Craneo Rojo, el primer ministro James Callaghan y una versión británica de S.H.I.E.L.D. llamada S.T.R.I.K.E. No, lo siento, pero no puedo recordar qué significaban esas sílabas.

Al final de esta trama en particular, la Mansión Braddock, el ancestral hogar del protagonista, era bombardeado hasta ser arrasado por completo, y todo el mundo se olvidaba de los embarazosos poderosos psíquicos de Betsy

Este argumento concluyó en el número 22. En el 23 Frank Giacoia reemplazó a Kida en el entintado, sólo para ser reemplazado a su vez en el siguiente número, en donde las labores de dibujo pasaron a las manos de John Buscema y Tom Palmer. Ese número, el 24, era especial, porque Larry Leiber, el hermano de Stan Lee, empezó a ayudar a Gary Friedrich en los guiones.

Desde el 24 hasta el 31, Kida y Palmer se fueron alternando el entintado, finalizando el extravagante argumento de Cráneo Rojo y empezando la historia de Lord Hawk, que duró hasta el número 31, cuando el equipo creativo cambió repentinamente dando paso a Bob Budiansky, Ron Wilson y el bueno de Fred Kida. Por favor, tenéis que daros cuenta que en este punto, la historia del Capitán Britania había tenido dos guionistas y tres dibujantes. Posiblemente es lo que explica por qué Merlin, que previamente pensábamos que era un anciano mago celta, de repente revelaba que era un viajero del espacio extra-dimensional en el número 35. 

Si nos lo tomamos como lo que se podría considerar como una experiencia muy confusa, el Capitán Britania le permitía a Merlin cambiar su antiguo bastón por un cetro estelar diseñado de forma personalizada. En compensación por no poder volver a saltar hasta la escena del crimen utilizando su bastón como si fuese una pértiga, Merlin le concedía al Capitán la capacidad de vuelo. Quizá demasiado predeciblemente, cuando esa secuencia finalizaba en el número 37, los guiones pasaron a manos de Len Wein, y Pablo Marcos reemplazó a Kida para entintar los lápices de Ron Wilson. Por extraño que parezca, Bob Budiansky estaba ahora al cargo de los argumentos que Len Wein convertía en guiones.

Obviamente todo parecía una situación bastante ridícula. Así que para evitar la confusión, Jim Lawrence se hizo cargo de los guiones de Wein en el siguiente número, el 38. El siguiente, fechado el 6 de julio de 1977, fue el último. Uno está tentando a comentar que "no era de extrañar", pero quizá podría parecer poco amable dadas las circunstancias.
El Capitán Britania estaba contra las cuerdas, pero no lo habían vencido. Durante la semana siguiente, el 13 de julio se pudo ver el título "Super Spiderman and Captain Weekly", el primer ejemplar numerado con el 231 que continuaba "Super Spiderman". En el número 235 Larry Leiber reapareció para hacerse cargo de las tareas argumentales, y durante algo así como dieciséis números fuimos invitados al espectáculo de cómo el Capitán perdía sus últimas trazas de credibilidad en manos de The Highwayman, The Manipulator, Dr. Claw and his Evil Mutants, el Monstruo del Lago Ness, una pandilla de aliens, Hombres Lobo, Vampiros, Slaymaster y por supuesto, la aparición del viejo y amoroso Diablo en persona. Misericordiosamente, el número 247 fue la última vez en la que se usó material original del Capitán Britania para las páginas de Super Spiderman. Los números 248 al 253 presentaban un "team up" entre el Capitán Britania y Spiderman que reimprimía los "Marvel Team Up" 64 y 65, donde Chris Claremont y John Byrne hacían un material "vintage" que era como un soplo de aire fresco en el catálogo de horrores que le había precedido. La última parte de la historia apareció el 14 de diciembre de 1977. Fue la última aparición del Capitán Britania hasta que se editó el primer número de Hulk Comic en marzo de 1979.
Al no tener serie propia, el Capitán Britania aparecía como personaje secundario de la tira del Caballero Negro, escrita por Steve Parkhouse y dibujada en su mayor parte por Paul Neary y John Stokes. Era magnífica. Finalmente el personaje estaba bajo las riendas de un equipo creativo inglés, que utilizó al personaje durante todo un año en una historia repleta de trolls, elfos y hechicería oscura antes de que el Capitán Britania regresara a la Tierra gracias al Rey Arturo el 24 de abril de 1980. Más o menos tuvimos que esperar otros 18 meses antes de enterarnos de que había llegado sano y salvo. 

Cualquier duda que tuviésemos se desvaneció con la aparición del Marvel Super Heroes nº 377 en septiembre de 1981. Nos presentaban nuevo uniforme, nuevo mundo y nuevo equipo creativo con Dave Thorpe a los guiones y ese tío grande de Corby cuyo nombre tengo en la punta de la lengua haciéndose cargo del dibujo. A veces rayando en lo surrealista, el Capitán Britania había adquirido los tonos armónicos de una peculiar excentricidad inglesa que inmediatamente lo distanciaba de sus orígenes fotocopiados al estilo casi americano. 

Casi era perfecto. El único ingrediente que se necesitaba para lanzar al Capitán Britania hasta nuevas alturas del estrellato internacional y triunfos artísticos era alguien como yo.

Conseguí hacerme con los guiones en la última página del episodio correspondiente al MSH 386, y en menos de dos números me las he arreglado para asesinar a todos los personajes principales, incluyendo al propio Capitán. Asumiendo que podamos dar con una forma de sortear este pequeño contratiempo, te aseguro que el colega del de Northampton, Alan Davis, y yo mismo, te ofreceremos nada más y nada menos que el mejor de los entretenimientos con superhéroes patrióticos que pueda existir. Incluso te podrás enterar de qué demonios le sucedió a Betsy Braddock y sus poderes psíquicos. 

No cambies tus hábitos de lectura. Lo mejor aún está por llegar, incluso aunque cualquiera me asegure de que no debería haber dicho algo así.
MÁS CAPITÁN BRITANIA EN DOS ESTUPENDOS ARTÍCULOS PARA LLAUNA, POR MAESE ABL:

1. CAPITÁN BRITANIA+MARVEL UK: ALAN DAVIS
2. CAPITÁN BRITANIA DE ALAN MOORE Y ALAN DAVIS

12 ENTREVISTAS CON ALAN MOORE RECOPILADAS EN LA RED Y EN CASTELLANO

1. ENTREVISTA CONCEDIDA A ARTHUR (Nº 4), TRADUCIDA EN "DE PROFUNDIS"
2. ENTREVISTA CON  KURT AMACKER CENTRADA EN WATCHMEN (Y BEFORE WATCHMEN), TRADUCIDA EN GATO FUCSIA, PARTE 1, PARTE 2
6. EXTENSÍSIMA ENTREVISTA EN CIUDADANO POP 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 Y 8
10. ENTREVISTA PARA WIRED TRADUCIDA EN "QUIÉN VIGILA AL DR. ENDER" 1, 2 Y 3

2 comentarios:

antonio santos dijo...

Hola, viejo lector.
¿Te has puesto en contacto, o visitado, con los responsables de Embryo? Creo que juntos haríais, al menos en lo concerniente a Moore, unas excelentes colaboraciones.
Hace poco recomendaron este espacio al respecto de tu atención sobre Alan M.
Saludos.

frog2000 dijo...

Hola Antonio. Estoy en contacto con Embryo y, aunque no te lo creas, también sigo siendo lector habitual de tus blogs (en plural), pero he estado ocupado con un par de cosas y no he podido atender nada como debería. Si los hados no me fallan, en diciembre debería estar a toda máquina de nuevo. Saludos!!! Y búscame en el facebook, releche! https://www.facebook.com/pages/Frog-2000/161086343949911?ref=hl