jueves, 6 de marzo de 2014

ENTREVISTA CON GRANT MORRISON EN BARBELITH (5 DE 6)



Entrevista con Grant Morrison en Barbelith, 3 de Diciembre de 2002 (5 de 6). Traducida por Frog2000. Parte 1parte 2parte 3parte 4.
-------------------------------------------------------------------

BY: Quiero decir, sin duda, con tus cosas yo tuve la misma reacción. Cuando Zenith comenzó a aparecer en 2000AD me quedé como, "¡Esto es tan jodidamente bueno. Es absolutamente brillante!" Ya sabes, estaba magníficamente diseñado, el dibujo era fantástico, tenía buenos diálogos, parecía estar planeado de arriba a abajo y me pareció que era algo bastante inusual, porque habías hecho unas cuantas historias de Future Shocks, que era todo lo que conocía tuyo...

GM: Zenith llevaba años pensado, así que estaba listo para liberarlo.

BY: Hasta cierto punto se podría reformular tu idea de que era como un asalto premeditado sobre la industria estadounidense, que al querer escribir para Estados Unidos, lo que hiciste fue una serie sobre un super-héroe británico con un enorme universo completo detrás suyo, y que esa fue la llave que te abrió la entrada al mercado americano, ¿verdad?

GM: Ah, no del todo. Sencillamente me gustaban los super-héroes. No creo que todo estuviese tan planeado. Aunque obviamente, visto en retrospectiva, parece una (risas) estrategia brillante. Pero tan sólo me gustaban mucho los super-héroes, ese era mi rollo, que es lo que la gente encuentra "naive" sobre mí, pero esos son los cómics que más me gusta leer. He intentado leer Love and Rockets y ese tipo de cosas, y también he intentado leer Jimmy Corrigan, pero no me emocionan. No me producen escalofríos.

BY: Jimmy Corrigan creo que es muy estimable, pero nunca me han gustado Love and Rockets; el dibujo sí, pero no sus historias.

GM: Son buenos, pero de nuevo, prefiero los cómics de super-héroes, no sé por qué. Tan sólo presionan ciertos botones, se ocupan de algunas ideas... y cuando son buenos es lo mejor que se puede encontrar en ese formato.


BY: Creo que Inglaterra rechaza a los super-héroes porque le parecen ridículos.

GM: Ya sabes, ese es el motivo de que después de Zenith tuviésemos que dejarlos. Excepto cuando creí que sería divertido traerlos de vuelta, como hice en JLA. Necesitábamos una dosis de super-héroes después de habernos deslizado hacia las gabardinas y los trompicones. Ese tipo de cosas a lo Duran Duran.



BY: Cuando echas un vistazo a la era post-Dark Knight, parece algo realmente inmaduro.

GM: Siempre aparecían chicos que perseguían a asesinos de travestís.

BY: ¡Claro! (Risas.)

GM: Había un título que era magnífico. Era sobre un chaval que era un asesino y que entraba en los bares de travestís donde todos estaban maqueados, y ya sabes, lo dibujaban como un hombre con mucho músculo, ¿y por qué cogieron y le vistieron con medias? Así podías saber que era alguien realmente raro, de parecido muy sospechoso (risas). Era una historieta típica de los ochenta. El hombre era un asesino en serie que puede que cortase los rostros de los transexuales y los usara como sombreros o algo así. Ya sabes, ese tipo de motivaciones estúpidas al estilo de la jodida "El Silencio de los Corderos".


BY: ¡Creo que de quien estás hablando es de Orlando! (El asesino que se pone las caras de otras personas que aparece en The Invisibles.)

GM: (Risas.) Estaba destinado a ser uno de ellos. Uno de esos chicos tarados de las películas de asesinos en serie donde tienes que currarte su modus operandi y cuáles son los libros que tiene escondidos debajo de la cama y que se pasan eones cortándote en pedazos y luego te convierten en su reloj familiar. Era ridículo. (Risas.)

BY: Si. Era ridículo y me alegro de que todo eso llegase a su fin, por culpa de Watchmen, etc, Pero podría haber sido algo que en ese momento resultaba aceptable en Gran Bretaña, porque era como la muerte del super-héroe.

GM: Es que se cachondean mucho de ello. Una vez más, la diferencia entre esa temática y lo que yo mismo hago es que realmente quería que se tomasen en serio a los super-héroes, me parecía muy importante que pudiesen ser tomados en serio. Claro, esas obras son muy buenas, pero yo quería hablarle a la gente directamente, y como he dicho, que todo les resultara entretenido. Crecí con los cómics de Warlock y el Doctor Extraño de Steve Englehart. Ahí hay algo que parece mucho más despreocupado, probablemente tuviesen mejores drogas, en lugar de ese tipo de cosas más laboriosas y de las que me cansé pronto. Después de leer "Strange Days" [Eclipse] estaba muy demasiado cansado (de todo lo demás.)



BY: Yo me encontré con el mismísimo "Strange Days" cuando Forbidden Planet (de Glasgow) abrió sus puertas; estaba en las cubetas de números atrasados. Lo miré y tenía la portada con Paradax, había leído sobre él y quería encontrarlo, pero ese era un ejemplar antiguo. "Strange Days". Y ya sabes, el color... se parece a lo que comentas, ese tipo de flashes psicodélicos y los rosas y amarillos ácidos.

GM: Era brillante. Azul y amarillo..

BY: En medio de toda la mierda gris de Don McGregor te quedabas como, "¡Esto es impresionante!" ¿Qué hace esta increíble entidad en mis manos?

GM: Conocí a Brendan antes de poder ver su trabajo. Acababa de hacerlo. Se me acercó porque le gustaba cómo vestía en aquella época; básicamente empezamos a hablar porque nos gustaron nuestras respectivas poses extravagantes. Y entonces, cuando me leí los cómics de Pete y los suyos, pensé que no habría muchos que pudiesen competir con este arte y belleza puros. Parecerían algo lumpen en comparación,, y de nuevo, seguía existiendo esa pelea a lo Arts Lab contra los chicos de la Escuela de Arte. Oasis contra Blur. Blur terminó ganando al final.

BY: Claro. Supongo que sí. Sin embargo nunca pude soportar a Damon Albarn.

GM: Ellos son los que terminaron como culto a largo plazo.

BY: Tal vez estoy siendo algo injusto, porque en la actualidad he adoptado un poco toda esa idea de que la pretensión no es algo tan malo. Cuando era crío, ¡lo que se pensaba era que "ser pretencioso" era algo realmente negativo!

GM: ¿Creciste en la corte de Luis XIV? (Risas.)

BY: (Risas.) Creo que lo que intentas decir es: "¿Qué hay de malo en ser pretencioso?"

GM: Siempre he estado constantemente a la defensiva, porque se me veía como alguien pretencioso y eso me jodía mucho. No soy pretencioso, sino un cabezota.

BY: Pero todos somos pretenciosos todo el tiempo.

GM: Claro, por supuesto. Lo empecé a ver entonces, en la época de Morrissey. Morrissey me enseñó mucho, porque podías coger todos tus defectos y convertirlos en algo estético para lo que estuvieses haciendo en ese momento, y se me ocurrió esa idea, "Sí, ¿por qué no ser pretencioso?". Yo solía ir a esas convenciones de cómic llevando una levita de terciopelo púrpura y camisas con volantes y pantalones de cuero y la gente me odiaba. John Wagner me odiaba, "Oh, eres tan vanidoso, Grant, no agites tu pañuelo hacia mi, vete de aquí", yo me acercaba a donde estaba él. "¿No te encanta, John?" (risas)...

BY: ¿John Wagner? Es como un sheriff o algo parecido.

GM: Si. Le decía que quería hacerme a la mar. Le hablaba sobre molinetes y cordajes. Ya sabes, simplemente agitaba el pañuelo de encaje. Para mí tan sólo era una pose, había crecido aquí. En el mundo del cómic no agitas un maldito pañuelo de encaje ni pretendes ser Oscar Wilde, en este medio es como un dolor en el culo... Y me pareció muy divertido y liberador. Me hizo meterme en un montón de problemas. Pero de nuevo, ese es el sentido del humor del que no hemos hablado todavía, la gente no cogía el chiste. (Se ríe.) Estoy haciendo un trabajo que me gusta, pero también implica un poco de vulgar auto-promoción, así que... interpretas a este personaje para que la gente te observe.

BY: En lo que a mí respecta, el humor pornográfico de The Filth me parece hilarante, pero creo que para algunas personas es algo de muy mal gusto.

GM: Cada vez que he usado la palabra "violación" en una frase, la gente se vuelve loca. "Búscate una vida. Ve y trabaja en un gabinete de problemas de violación y cállate. ¿Es que realmente no te preocupa que estas palabras tengan algo que ver con gente real?" Cosas como esa. La gente es muy conservadora y se ofende muy fácilmente de una forma que nunca había visto antes, y de nuevo, de una forma que contrasta muy fuertemente con la comunidad de los cómics y con el sentimiento general que había en la década de los noventa, donde la ironía se entendía fácilmente. Ya sabes, Mark Millar y yo la utilizamos para hacer que las entrevistas fuesen más escandalosas y para decir las cosas más ridículas, y todo eso era absorbido y aceptado como el entretenimiento que estaba destinado a ser. Y ahora ya no se puede decir nada. Hablas de Osama Bin Laden y alguien se vuelve loco. Hablas de sexo y alguien se vuelve loco. Planteas cualquier tema tabú y alguien se vuelve loco. Quiero decir, vienes de Glasgow, ya sabes sobre lo que suele hablar la gente, ya conoces los chistes enfermizos que se cuentan en el pub, y eso es lo que me extraña: que no cogen el chiste.



BY: Has mencionado a Bin Laden. En tu web se te ocurrió una buena respuesta humorística, pero también algo serio sobre el 11 de Septiembre. Básicamente hablabas sobre estrategias para ganar. Para conseguir que tus enemigos pidiesen perdón. Sobre hacer amistad con tus enemigos y sobre toda la filosofía que había detrás de eso, y me di cuenta de que no estuvo demasiado tiempo "online".

Kristan: Está en la web.

BY: Archivado, sí. Pero me preguntaba si no habrías tenido algún tipo de presión para que lo quitases, porque ahí tienes a Marvel encajando las torres gemelas en el logotipo de todos sus cómics, y supongo que debiste pensar: "No quiero alejar a mis lectores". 

GM: Si, me llegó mierda desde todas partes, ¡incluso alguien me llamó "arabista"!

BY: (risas)

GM: ¡Y no sé qué es eso! (Risas.)

Kristan: Hubo muchas respuestas negativas, por lo que Grant tuvo que escribir una réplica a las críticas, y por eso, tuvo que filtrar el texto de inmediato a los archivos y poner otro nuevo. Aunque no tuvo que ver con ninguna llamada por parte de Marvel. En realidad se debía a que unas cincuenta personas escribieron cartas a algún medio, y algunos argumentaban fuertemente en contra del texto original y proferían todo tipo de amenazas, "No volveremos a comprar tus cómics de nuevo, los distribuidores no los distribuirán, los vendedores..."

BY: "¡Tomad, arabistas!"

Kristan: Básicamente eso es lo que ocurrió.

GM: Escribí todo eso y sentí como que no podía ponerlo allí de nuevo. Escribí ese enorme artículo sobre por qué DC había cancelado The Authority...

BY: (Risas, ¡en realidad casi nos ahogamos de la risa en ese momento!)

GM: Bin Laden ha descubierto todos estos cómics y le han gustado muchísimo, porque es el único sitio donde puede ver que sus sueños se hacen realidad de forma regular y mensual. Los lugares de mayor interés del mundo occidental son destruidos.

BY: ¿Habrá escuchado hablar de Marvel Boy?

GM: (Risas.) Todo trataba sobre el hombre de la tienda de cómics de Kandahar donde Bin Laden iba a comprarse sus cómics los sábados, que habitualmente eran los de The Authority. Así que Bin Laden decía: "A menos que vuelvan a poner a Mark Millar como guionista, no tendremos más remedio que atacar de nuevo a Occidente"... No pude ponerlo en la web porque pensé que podría ofender a alguien...

BY: Bueno, los mismos americanos han empezado ahora a satirizar y a bromear sobre todo el tema. Es algo bastante asombroso. La otra noche estuve viéndolo (el asalto a las Torres Gemelas) y...

GM: ¡Edición Deluxe! (Risas.)

BY: (Risas.)

Kristan: ¡En DVD!

BY: Si, ¡un DVD con funda de cuero!, ¡te sentirás atemorizado!... pero más bien era casi como, "¡Un Año Alerta!" y todo eso.

Kristan: ¡Y en la semana mala!

BY: (Risas.) Si, ¡ya está empezado! Pero verlo es una locura, porque de nuevo, parece muy difícil que nos lo mostraran, porque es increíblemente real. ¿Te hizo pensar más en cualquiera de los espectáculos que has creado para los cómics? ¿Te hizo pensar más en los atroces atentados de destrucción masiva que tú mismo habías creado en la ficción? ¿O cambió al menos tu percepción sobre ellos?



GM: No demasiado. Ya me había trasladado a los X-Men, por lo que estaba pensando en todo ese rollo pacifista. Porque me había fijado (como observador de tendencias), me había dado cuenta de que toda la tendencia al estilo Authority y el punk de destrucción masiva estaba empezando a relajarse y empecé a pensar, "¿Y qué hay después? Ahora, ¿qué es lo que podría resultar interesante?", y se me ocurrió la idea de un equipo de rescatadores y otras cosas por el estilo. Así que pensaba que la tendencia Authority era cosa del pasado. Se suponía que la destrucción de Genosha sería mi despedida de todo eso. Lo que conseguíamos con esa terrible situación era que se empezaban a desarrollar todo tipo de cambios sociales. Así que de todos modos, esa fue mi forma de pensar en ello. El hecho es que ese número de los X-Men que salió la semana pasada con la imagen del puño apuntando a los edificios es algo muy típico. No sé lo que pensarán los demás. Parece que se están creando todo tipo de cómics raros.

BY: ¿Dónde aparecía, en X-Men? Oh, lo siento, ¿es una respuesta a lo que ocurrió en el 11-S?

GM: Si.

BY: ¿Te sentiste conmovido lo suficiente como para escribir algún comentario sincero? Hubo una gran cantidad de guionistas y de dibujantes de cómic que respondieron a los sucesos.

GM:  No. Algunos de ellos eran realmente buenos. Pensé: "¡Ojalá yo hubiese pensado en eso!" (Risas.) No, sentí que no tenía nada que decir. No estaba allí. Todo lo que podía hacer era ofrecer algún absurdo elogio que demostrase mis habilidades como escritor, algo que no me pareció apropiado.

BY: De algún modo creo que era algo que estaba más allá de poder ser interpretado de alguna forma...

GM: Escribí a mis amigos, "¿estáis bien?", me parecía que era lo más importante que podía hacer en ese momento. Cambiando de tema, ¿qué es Helensburgh?

BY: Es una ciudad fronteriza. Está justo en el límite con las Highlands. Es una ciudad que fue planificada en base a un modelo de ciudad urbana.

GM: Definitivamente no es una ciudad costera, y tampoco...

BY: Tampoco es un lugar de monte, ni es ciudad del todo, pero diría que sí que es costera.

GM: Pero sigue sin... está en la ría (en un estuario), pero no es lo suficiente...

BY: ¡Sigue!

GM: Creo que es diferente a una ciudad costera, tiene una atmósfera diferente. 

BY: Si, es cierto. Supongo. No es como Ayr, el gran pueblo costero del área de Glasgow o algo que se le parezca.

GM: Si, ¡os comunicáis con los vecinos usando bengalas de iluminación! (Risas.)

BY: ¡Si! ¡Con Greenock! (El pueblo que se encuentra en la costa de enfrente.) Claro. Es un lugar interesante. Me he quedado con ganas de volver a hablar sobre tu época en los X-Men, que me parece tu obra más política en lugar de The Filth.

GM: Mm-hmm

BY: La mayoría de la gente espera que The Filth sea tu historia más extraña, la historia rara, ya sabes, la que de verdad incorpora la forma de pensar de Grant. ¿X-Men? Algunas personas la ven como algo con los que pagas la renta...


GM: ¡Como que lo hace! (Risas.). Si la gente supiera... (Risas.) La gente tiene ideas extrañas sobre lo que nos pagan, es terrible. No tienen ni idea.

BY: Si, lo sé. Pero, ya sabes, lo que quiero decir es...

GM: Sé lo que quieres decir. (Risas.) Pero no puedo ayudarte contestándolo aquí. 


BY: Entonces, ¿me recomiendas que no me meta en la industria del cómic?

Kristan: Si.

GM: Es mejor estar en el paro, (risas.) Te lo aseguro.


BY: Pero me apasiona.

GM: Yo saqué algo de provecho con Arkham Asylum.

BY: Sí...

GM: Es la única vez que he visto dinero "de verdad" en los comic books. Tienes que hacer un millón de ellos para poder ganar dinero.

BY: A menudo se oye que Alan Moore está totalmente endeudado y que sólo ha escrito cómics de nuevo para poder pagar esa deuda.

GM: Lo está. Creo que probablemente ahora estará bien, debido a los tratos para películas que ha hecho. La línea ABC fue una respuesta para paliar esa importante deuda que tenía.

BY: Entre nosotros, parte de las cosas que han salido últimamente de Alan Mooe son bastante malas, ¿verdad? Es decir, son algo absolutamente horroroso, ah, bueno, quizá no deberíamos dejar grabado esto...

GM: No, podría comentarte lo que me gusta y lo que no... ¡o si no provocaré extrañas especulaciones! (Risas.)

BY: Cosas como Jack B Quick y todo eso, sólo son mierda, no hay editores, no hay control editorial alguno en esos títulos...

GM: Me gusta Miracleman, V for Vendetta era bueno...

BY: Sí. "Captain Britain" también era bueno.

GM: Esos fueron muy influyentes, puedes ver que todo el mundo sigue tirando de ellos. La última vez que estuve hablando con Mark le dije: "Deberías dejar de sacar gente peleándose bajo la lluvia"...

BY: (Risas.)

GM: Eso, ¡y héroes saliendo de búnkers!

BY: (Risas.)

GM: Ahí están todos esos ejércitos al estilo ochenta, y ahora es cuando han crecido.

BY: Creo que se puede ver muy bien que Mark Millar está fuertemente influenciado por Moore...

GM: Ahh, si. Es su favorito. Creció con él, realmente le encanta su material. 

BY: Lo siento, deberíamos volver sobre el tema de los X-Men, ¿crees que es el título donde se puede encontrar tu voz más política? ¿Es tu manifiesto político?

GM: Más o menos es como tú dices, The Filth trata acerca de un montón de cosas de la vida real, toda la historia va sobre cosas que están en mi cabeza, sin duda, pero es muy estructurado y está bastante ajustado y controlado de una forma que no lo está mi trabajo en los X-Men. X-Men se está haciendo bajo unos plazos de entrega enloquecedores y realmente intensos, y también queremos amplificar su frecuencia de aparición, queremos que sea como "Eastenders" y que aparezca más y más rápidamente y tenga ese ritmo, porque es lo último con lo que quiero jugar ¡con la frecuencia de publicación! Quiero que tenga un ritmo diferente. Muy en plan: "¡Continuará!" Que siempre haya un: "¡Continuará!" Que des la vuelta a la página y que nunca te quedes satisfecho del todo, como si fuese una paja sin fin que nunca te lleva hasta el orgasmo...



BY: ¡Ese es el segundo volumen de los Invisibles!

GM: (Risas.): ¡soy un Maestro de las Artes! Así que las cosas serán por ese estilo, y luego, empezarán a caer un montón de fichas de dominó y el asombro será creciente. Y por eso, debido a la velocidad que ha cogido todo lo que está ocurriendo, estaremos más abiertos a las ideas más locas, podrá pasar de todo, se podrá encontrar de todo en el tebeo. Así que no es algo estructurado, no es que haya pensado algo como: "esta historia trata sobre una bacteria, ¿a qué puede parecerse? Y ese otro mundo será como..." En realidad, en lo que pensé fue en "¿Qué hostias estará haciendo Scott Summers con sus pantalones? ¿Qué es lo siguiente que hará Lobezno?" Así que la historia se convierte en algo mucho más vivo y con giros inusuales porque hay más desesperación que hace que el relato sea más excitante. Porque tengo la mayor audiencia que se puede conseguir. Porque esto siguen siendo los X-Men, aún siguen por aquí. Hay 100,000 personas que siguen por aquí.

BY: ¿Incluso aunque tengan como unos 75 años?

GM: (Risas.) ¡Algunos de ellos recordarán las Guerras de los Boers! (Risas.)

BY: ¡Con treinta, yo soy de los lectores más jóvenes!

GM: Así que es algo genial. Ellos todavía se compran la colección, ¡van dando tumbos en sus sillas de ruedas hasta Forbidden Planet y recogen su cómic! ¡Trompetas para los oídos!

BY: En realidad, ¿supone algún problema cuál sea la edad del público?

GM: Nah, por supuesto que no debería importar, ¡sólo que a cualquiera le gusta decir chorradas sobre los viejos! (Risas.) De repente llegan y todo el mundo empieza a hablar mal de ellos y es como "Vamos, hombre ¡fíjate en mis logros!" (Risas.) Bueno, ¿de qué estábamos hablando? ¿X-Men, política?


BY: ¿Son los X-Men tu trabajo más abiertamente político?

GM: Sí, porque esa es la gran idea que existe detrás de los X-Men. Los X-Men no tratan sobre disfraces. En Spiderman, si le quitas el traje no tienes nada. Tendrías las aventuras de Peter Parker, que serían muy interesantes, pero en los X-Men puedes quitarles el disfraz, cambiar su vestuario y todavía tendrás a los X-Men, ya que están impulsado por el concepto original. Por su historia. Y el concepto es muy simple: tratan sobre nuestros hijos. Ellos están aquí y son diferentes. ¿Cómo lo afrontamos? ¿Qué hacemos con ellos? Ya sabes, es algo que está evolucionando constantemente. Se desarrolla como los prejuicios contra los llamados grupos minoritarios, trata sobre nuestros prejuicios actuales. Para mí, el prejuicio oculto más indignante es el de los adultos contra los niños, que creo que en este momento es de lo más pernicioso. Literalmente es el temor a los niños, por lo que los X-Men hablan sobre ese tipo de cosas y por eso tienen que ser políticos, porque hablan sobre esas cosas que, para mí, están ocurriendo ahora mismo: todo ese debate acerca de los super-humanos y sobre la posibilidad de llegar a ser sobrehumanos que se está llevando a cabo en el New Scientist, en el jodido Daily Express, por no hablar de la revista New Scientist y del último libro de Francis Fukuyama, "Our Posthuman Future" [El fin del hombre: consecuencias de la revolución biotecnológica, Z, 2008.] Ese es el hombre que ha dicho que la Historia está a punto de morir...

BY: ¿Es un imbécil o en realidad no?

GM: Si... ¡probablemente es alguien que acaricie a su perro! (Risas.)

BY: Entonces está bien.

GM: Así que la gente está hablando sobre cosas que una vez fueron potestad de los "freaks" y los raros y los fans de los cómics, por lo que me parece más urgente y pertinente hacer la colección de X-Men con el estilo con la que la estoy haciendo ahora mismo. Mi modelo es HG Wells. Se parece un poco a cuando a finales de los años ochenta y principios de los noventa estuve haciendo esas cosas abiertamente políticas como Red King Rising y la tira de Hitler, o esas cosas que hice en Crisis, sólo que ahora tengo una teoría política diferente. El siguiente grupo de proyectos que estoy haciendo no tienen que ver con nada. No son más que historias sobre cosas, historias muy diferentes a todo lo que había hecho antes, pero ahora mismo estoy sacando toda esta mierda de mi interior y es una buena forma de sacar ideas que podrían influir en las personas, e incluso en los niños de 75 años (risas) ¡Cosas que podrían cambiar su ruta hacia el quiosco! 

BY: (Risas.)


Kristan: Han dicho que todo el mundo apague sus móviles.

BY: ¿Va a empezar ya el grupo?

GM: ¡Es Diamanda Galas!

Grant a Kristan: ¿Cuánto nos queda? ¿Hora y media? ¿A dónde vamos?

BY: Podemos salir ahí fuera, pero quizá haga algo de frío. ¿Sabes que hice un artículo para Cog? ¿Lo has visto?

GM: No.

Kristan: Yo sí que lo tengo.


BY: Conozco a los chicos que hacen Cog. La revista está muy bien producida. Hasta cierto punto, casi comenzó como un fondo de pantalla sobre Glasgow. Un amigo mío ha asumido el cargo de editor y está tratando de dirigirla en una determinada dirección, pero no sé lo que pensarás sobre ella -es inconsistente-. Tiene un montón de buenas fotografías, pero algunos de los artículos son un poco, ya sabes, no son geniales, pero saldrá otro número en Noviembre, creo.

GM: Tan sólo tendría que hablar sobre la forma en que el lado lunático está infectando todo el mainstream, eso es lo que está pasando ahora mismo. Lo hemos visto en Hollywood y lo mismo está ocurriendo por todas partes. Están buscando a los bichos raros.

BY: ¿Estás diciendo que ha llegado una época de rareza de baja fidelidad?

GM: Es que he sentido que los intereses corporativos están excavando cada vez más profundamente, están buscando autenticidad.


Kristan: ¡Creo que deberíamos ir a Stravaigan! (un pub cercano.) 

GM: ¡El interior de lo auténtico!

BY: Intentaré pagar todo esto (té y pasteles).

GM: ¡Adelante!

BY: Lo pagaré con cómics, ¡tengo el número tres de los Invisibles!

GM: (Risas.)

(En Stravaigan.) (Hablando sobre The Invisibles.)

GM: Hay material trascendental por el que me he sentido muy atraído, pero sólo como referencia. Estas experiencias pueden ser bastante útiles, puedes venderlas como un mito para el Siglo 21. Difundirlas como concepto, un agradable concepto unitario, cambiar algunas cosas sobre cómo podemos pensar.

BY: Creo que lo que me resultaba más atractivo era que presentaba una especie de visión moderna de la magia. Quiero decir, nunca me había interesado lo oculto, pero sobre todo cuando era niño me implicaba mucho en las historias. Me encantaba "Mitos y Leyendas" y también estaba muy metido en la cultura pop. Y con Los Invisibles y con cosas como "Mirkin, the Mystic" (una historia en forma de cómic de Milligan y McCarthy que apareció en Paradax no 1. y fue editada por Vortex Comics), se me ocurrió la idea de utilizar la iconografía moderna como símbolos mágicos, ¡y de repente me di cuenta de que lo que había estado haciendo durante todo ese tiempo era... magia!

GM: ¡Si! ¡Ese es el momento en el que te emancipaste! (Risas.)

(Continuará)

No hay comentarios: