jueves, 13 de marzo de 2014

RUTA 66, NUMERO CIENTO CUATRO

RUTA 66, NUMERO CIENTO CUATRO (Marzo, 1995)
AQUI.

"El momento escogido para grabar "Destroy-Oh-Boy!", su primer elepé, es agosto de 1992, cuando más pica el sol, y el lugar el laboratorio de Crypt, los neoyorkinos Coyote Studios. Veinte temas en nueve horas y la producción de un "hombre de la casa", el infatigable Mike Mariconda. Finalmente se seleccionan catorce temas (incluyéndose la repesca de "Tail crush" y "Let´s dress up the naked truth", ya prensadas en los singles anteriores) en los cuales no vacilan un instante, pasando directamente a cortar el bacalao como, imagínatelo, una especie de Nine Pound Hammer urbanos. No se hacen acreedores a la comparación por componente country ni cerrazón rural, sino por bastos y por su sistemática y abrasiva explotación de la electricidad, por esa incontinencia que parece desbordarse en sus temas y hace pasar un mal trago a la aguja. Una cosa es segura, tienen prisa, y bien claro lo dejan en "Spinnin´ clock".

Igor y Oscar Cubillo examinaban al explosivo grupo con base en Columbus, New Bomb Turks, en este Ruta 66 número ciento cuatro, además de charlar con ellos.

No hay comentarios: