lunes, 28 de mayo de 2012

¿POR QUÉ ELEGISTE LOS CÓMICS?

Entrega nº 27 de la columna “Come In Alone” escrita por Warren Ellis. Aparecida el 2 de junio de 2000 en Comic Book Resources. Traducida por Frog2000. Nota: el título es una invención, la columna original no disponía de ningún encabezado.

Hace un tiempo colgué una convocatoria abierta en mi tablón de anuncios en la que preguntaba ciertas cosas que parecía que la gente necesitaba saber desesperadamente, y que yo podía prestarme a investigar para mi columna. Ahora mismo lo que más me interesa de toda la información que he podido recoger es lo siguiente:

"¿Por qué los cómics?... En su lugar podrías estar escribiendo novelas. También podrías haber optado por el teatro, el cine, la poesía, así que ¿por qué elegiste los cómics? No me refiero solo a tu caso, sino al del resto de profesionales. ¿Qué hay del “zeitgeist” de los creadores? Al parecer, ahora mismo muchos de ellos tan sólo utilizan los cómics como trampolín para saltar a otros medios de comunicación "más respetables" que, bajo mi punto de vista, forman parte del todo que está asesinando a los cómics. Así que te pregunto: ¿por qué elegiste los cómics? Eso es todo."

"¿Por qué elegiste los cómics?" Una pregunta tan bonita como sencilla. Estas fueron las respuestas que me ofrecieron:

La versión corta: me gusta hacer cómics porque me gustan los cómics. La versión larga: me gusta hacer cómics porque siguen teniendo cierto espíritu rebelde, porque todavía no son una cosa respetable. Me gusta interactuar con buenos dibujantes, me gusta ver cómo mis visiones (aunque a menudo sean mutadas) son desarrolladas de forma visual. Me gustan los cómics porque se pagan mejor que en el campo de la literatura, y en la mayoría de los casos permite un control creativo mayor que en otros "grandes medios" como el cine o la televisión. Me gustan los cómics porque están llenos de potencial sin explotar. No me gusta que los cómics hayan sido excluidos del resto de formas de escritura o del resto de medios de comunicación, para los que también he escrito algunas veces, y estas son las razones por las que me siguen gustando los cómics.

-Steven Grant, es guionista de BADLANDS, X-MAN y la próxima CHYNNA.

¿Por qué elegiste los cómics?

Porque amo los cómics. Amo la sencillez del medio. Me encanta la conexión directa con el lector, me gusta poder dar forma corpórea a mis febriles pensamientos y ponerlos bajo el escrutinio de los demás. Me encanta sostener un cómic y decirle al mundo que yo le he dado existencia a esa cosa. Me encanta el reto de trabajar con palabras y transmitir al dibujante lo que veo en mi mente, y cómo se yuxtaponen palabras e imágenes convirtiéndose en algo más grande que lo que puedan decir esas imágenes o palabras por sí solas. Me encantan los cómics, y también quiero que tú los ames.

-Larry Young, guionista de ASTRONAUTS IN TROUBLE

Bueno, mi respuesta es que siempre me han gustado los cómics. El medio y la forma artística, no los superhéroes. Me pasé la infancia y la adolescencia escribiendo y dibujando cómics. Pero ni por un momento llegué a pensar que yo pudiese llegar a trabajar alguna vez en el medio. Escribí obras de teatro e hice mucho arte dramático en el instituto y la universidad; escribí e interpreté “sketches” cómicos y monólogos y similares. Incluso me las arreglé para guionizar y dibujar un cómic completo de 32 páginas (sin anuncios) como proyecto para mi clase de escritura creativa de la universidad y conseguí un crédito por ello. El cómic fue pasando en forma de fotocopias por toda la escuela como si fuese un Samizdat, situación que se me antojaba tremendamente agradable.

Definitivamente, creo que escribir guiones de cómic no es un trampolín para saltar a "otro medio", eso si tenemos en cuenta que me he pasado los últimos 12 años escribiendo obras de teatro y guiones para radio y televisión en compañías como la BBC, y guiones para varias compañías inglesas y de cine de Hollywood. Ahora estoy empezando a escribir cómics porque finalmente he podido encontrar un momento. Sigo escribiendo guiones y también he empezado a escribir relatos en prosa, pero ha sido ahora cuando he empezado a planear proyectos para el medio del cómic.

Escribir cómics es más difícil que escribir TV, radio, novela o películas, y pagan (al menos) diez veces menos. En muchos sentidos me parece que puede ser bastante satisfactorio, porque es una historia que has creado tú que se edita en papel, nada de esperar a que antes pase por manos de cincuenta personas. Y la filosofía punk rock de los cómics (todo el mundo puede hacerlos si se lo propone) me parece agradablemente democrática.

Tengo la impresión de que la culpa de que exista una gran cantidad de jóvenes valores que quieren guionizar cómics se debe a que sólo leen cómics y no se les ha ocurrido escribir ninguna otra cosa.

El profesional del cómic inteligente se esforzará por escribir otras cosas aparte de cómics, incluso si es una mierdosa novelucha de una franquicia propiedad de una compañía. Pero, ¿qué narices?, de esa forma podrá pagar las facturas.

-Adi Tantimedh, guionista del próximo: JLA: THE AGE OF WONDER

Es una pregunta que siempre me suelen hacer. "¿Cuándo vas a escribir una novela?" Como si fuese inevitable o algo parecido. No tengo planes de escribir nada excepto cómics. Por supuesto, si se me acercase “Hollyweird” con una carga de dinero en efectivo gigantesca, puede que terminase cayendo en la tentación. Pero, ¿qué otro medio le ofrece a un escritor las mismas alegrías que le ofrecen los cómics? Semanas después de escribir la historia puedo verla dibujada. Meses después el producto estará acabado. En un momento dado, soy capaz de escribir una historia y sacarla por completo de mi sistema. O si me da la gana, tomarme una semana o más para hacerla. ¿Para qué pasarme un año escribiendo un guión de teatro? ¿O estar cinco años ocupado con una novela? Estarás de broma, ¿verdad?

¿Y qué pasa con toda esa palabrería de que el resto de medios son mucho más "legítimos" que los cómics? Puede que escribas una novela, se edite en rústica y sea la mayor mierda que se haya editado jamás, o que escribas el peor programa que se haya emitido alguna vez, y comparado con cualquier guionista de cómic, sigas estando mucho mejor visto. ¿Es que alguno de los bobos que escribieron “De repente Susan” son mejores que Stan Lee o que Archie Goodwin? De ninguna jodida forma.

En otros medios tienes que tratar con salas repletas de idiotas donde todos tienen su propia opinión. En el peor de los casos, en los cómics sólo tienes que tratar con un solo imbécil. Yo he tenido suerte y los idiotas han escaseado mucho en mi carrera.

Me encanta este medio y creo que satisface mi deseo de ser escritor. Es capaz de impulsar mi imaginación en direcciones muy salvajes. Una semana puede que escriba una historia de CF y otra de crímenes la siguiente, y (Dios mediante) un western de vez en cuando. Me gusta el ritmo y me gustan los personajes, y me gusta la gente con la que trabajo. Sencillamente no creo que exista nada mejor.

-Chuck Dixon, guionista de MARVEL KNIGHTS, ROBIN, DOOM 2000

¿Por qué elegí los cómics? Dos motivos.

El primero es (y esto se debe aplicar al material que no es del tipo IMPULSO o X-O o EMPIRE, sino más bien el material de superhéroes que he escrito y que pertenece directamente a las empresas): me gusta darle algo a unos personajes que han sido mis amigos y cuyas acciones han formado mi código moral cuando era un niño que estaba asistiendo a doce escuelas diferentes durante diez años sin ningún modelo adulto. Sé que Warren odiará esta respuesta, pero es así de sencillo.

Segundo, y este ha de aplicarse más a la técnica inherente al medio: me encanta que al final aparezca impreso entre el noventa y cinco y el cien por cien de lo que escribo (a menos que estés trabajando para la oficina X). A diferencia del cine y la televisión, en este medio hay menos idiotas entre mi público y yo, y menos posibilidades de que lo que yo escriba aparezca diluido. Por otra parte, aunque esté ligeramente relacionado, hay muy pocos o ningún guión de los que estoy redactando últimamente que me hayan hecho escribir de una forma específica (yo escribo un cómic, me lo aceptan y me pagan por ello). Dejando a un lado el ELSEWORDS 80 PAGE GIANT, todo lo que escribo se va a poner a la vista del público, que es algo que tampoco se puede decir que ocurra demasiado en cualquier otro medio. De hecho, sería capaz de ganar mucho más dinero en otros campos escribiendo material que puede o no puede ser leído alguna vez, y sin embargo no me parece una opción demasiado atractiva.

-Mark Waid, guionista de EMPIRE y JLA

Cuando hablamos de comunicación inmediata de historias, ideas o lo que sea, nada se le puede comparar al medio de los cómics. Si eres capaz de navegar correctamente por las aguas de la industria, el grado de control que finalmente obtienes sobre tu propio trabajo se encontrará a años luz de la mayoría del resto de medios de comunicación. Los cómics también te permiten ser tan prolífico como quieras, un rasgo tremendamente positivo cuando quieres sacarte un montón de historias de tu sistema. Como producto los cómics parecen tan inocuos que pueden llegar a ser subversivos antes de que nadie sepa qué  es lo que te ha golpeado. Eso es lo mejor de todo. Un minuto estás leyendo Archie & JUGHEAD, riéndote como un loco con sus travesuras de instituto... y al siguiente estás viendo una violación anal en PREDICADOR. Es un poder que no debería tomarse tan a la ligera. Y cualquiera que diga que los cómics no son respetables me puede besar el culo.

-Joe Casey, guionista de WILDCATS y X-MEN: CHILDREN OF THE ATOM

¿Y qué hay de mi? Desempolvaré una cita que leí hace quince años de un guionista que se llama Harvey Pekar. Desde entonces ejemplifica muy bien por qué me acerqué yo mismo a este medio:

"Los cómics sólo son palabras y dibujos. Puedes hacerlo todo con palabras y dibujos."

INSTRUCCIONES: Leed THE GEMSTONE FILE de Jim Keith (Illuminet Press, 1992), escuchad "SUPERMODIFIED", de Amon Tobin (Ninja Tune, 2000), y entrad en la excelente página CONSPIRE, donde se revisan Las 70 Mayores Conspiraciones De Todos Los Tiempos. 

La novela gráfica recomendada de hoy es “LAS FALANGES DEL ORDEN NEGRO”, de Pierre Christin y Enki Bilal (Humanoids Publishing, 2000).

No hay comentarios: