domingo, 27 de mayo de 2012

SPAWN Y MARVEL, por Warren Ellis

Entrega nº 51 de la columna “Come In Alone” escrita por Warren Ellis. Aparecida el 22 de diciembre de 2000 en Comic Book Resources. Traducida por Frog2000. Nota: el título es una invención, la columna original no disponía de ningún encabezado.

Ha llegado el momento de convertirme de nuevo en El Grinch con la Intención de Mandaros a Todos a la Mierda y Deciros que os Muráis.

Hace poco Joe Quesada, el dibujante y editor de Marvel, le ha lanzado a Todd McFarlane, dibujante, propietario y agente de Todd McFarlane Productions (TMP), un desafío público para que vuelva a dibujar cómics. Quesada cree que como personalidad de los medios y poseedor de una biografía que lo acredita como uno de los “arquitectos” del “boom” de principios de los noventa, la vuelta de McFarlane al tablero podría ayudar a re-energizar el mercado del cómic a lo grande. Por lo que se apresuró a publicar un sondeo en Comics Newsarama en el que se podía ver que el 49% de los más de mil participantes creían que, y cito literalmente, McFarlane le debía a la industria elaborar algunos nuevos proyectos en forma de cómic.

McFarlane ha rechazado la idea además de la broma añadida por parte de Quesada para endulzar todo este potaje de pagarle el favor con una cifra de 1000 dólares. Pero Joe, el nuevo rostro sonriente de Marvel, no se suele dar tan fácilmente por vencido. Acaba de publicar una carta abierta a McFarlane en un segundo intento para obligarlo a volver al piso de abajo de la fábrica donde se producen los cómics. 

Quesada: "Chicos, nos encontramos en un momento difícil, ¡pero no tenemos por qué seguir de esa forma! Estoy ya harto y muy cansado de toda la negatividad que flota alrededor de toda esta industria, online, en los salones de cómic, ¡me está volviendo loco! Escucho a los fans, y todavía más triste, a los autores, quejarse de forma incesante, ¡Todo es negatividad por aquí, negatividad por allá! ¡Vamos, es tiempo de dejar de pensar así! ¡Dejad de quejaros y mirad hacia el futuro, seguid hacia adelante, echad un vistazo a vuestro alrededor, yo veo un medio tremendamente brillante! Tan sólo estoy intentando simplificar las cosas y conseguir que los aficionados hablen de nuevo. ¡No puedo ni deciros cuántos e-mails he leído últimamente de personas que piensan que en realidad yo debería actuar como si estuviese embutido en un traje! ¡En realidad me hace reír un montón! ¿Nadie recuerda cuando a todo el mundo le parecía bien que la gente se divirtiera mientras trabajaba en el medio...?

Toddster, esta es mi última oferta. Voy a proponerla de la forma más fácil que me sea posible. Lo que te ofrezco es que dibujes un número y yo haré otro. Y sólo porque todo el mundo se piensa que es algo que no va a suceder nunca, hagamos que merezca la pena. Aquí está mi regalo de vacaciones, estoy hablando de... ¡¡¡un cruce entre... SPIDER-MAN y SPAWN!!!"

Espero que muchos de vosotros no hayáis tenido un orgasmo sentados en vuestras sillas. Recuperad el aliento, coged la caja de pañuelos, y podré seguir con la oferta:

"Eso es, tú dibujarás un crossover de Spidey y Spawny para TMP y yo haré la parte final para Marvel. ¡Me parece que deberían ser un par de “one shots” de 48 páginas!... Me he puesto en contacto con un guionista colega para ver si estaba interesado en escribir mi parte final y ha aceptado de inmediato. No sólo estaba impresionado por toda la idea de “Pillarás a Todd de nuevo cogiendo el lápiz”, sino que al día siguiente me envió un correo electrónico con un resumen de la historia porque no podía dejar de pensar en ella. ¡No está mal para un principiante como KEVIN SMITH!"

Kevin Smith es el director de películas “indies” y colega reconocido de Quesada que produjo el relanzamiento de grandes ventas DAREDEVIL (con Quesada y el entintador, diseñador y humano de primera Jimmy Palmiotti). Ahora está trabajando en el relanzamiento del próximo año de GREEN ARROW para DC.

"Oh, todavía hay más, y ahora ya he llegado a la parte más importante del desafío. Recientemente he aceptado formar parte de la Junta Directiva del ACTOR Fund.Actor” es una fundación que quiere “comprometerse con nuestras raíces", una corporación sin ánimo de lucro que se dedica a ayudar a los creadores de cómic de los viejos tiempos en sus necesidades financieras. Porque muchos creadores de la Edad de Oro o de la Edad de Plata estuvieron trabajando para construir las bases de lo que tenemos hoy por un escaso precio por página sin posibilidad de que se les reconociese los derechos sobre sus ideas y sin ningún tipo de pensión, por lo que esta fundación ha sido creada para ayudar a algunos de aquellos viejos artistas que lo necesitan. Yo donaré 10.000 dólares de los ingresos del crossover entre Spider-Man y Spawn, así como la mitad de las páginas, y Kevin (que se parece mucho más a Santa que yo) también se ha comprometido a donar dinero del proyecto. Así que ¿qué más se puede pedir, Toddy Boy? Te ofrezco al trepamuros para que te diviertas un buen rato con él, además de que así llevarás a cabo una acción increíblemente bondadosa."

Obviamente, Quesada sabe que puede ser fácilmente ignorado, porque cierra su petición con esta nota maravillosamente insidiosa:

"Y ahora, todos los fans que estén leyendo esto y que queráis que ocurra, enviad un correo a la página oficial de Todd y seréis escuchados. Queremos que Todd vuelva donde ya estuvo antes."

En una conversación sobre el tema con los chicos de Comics Newsarama, Quesada comentaba: "Kevin me acaba de enviar una sinopsis. Si Todd está de acuerdo, podemos empezar con esto en cuanto nos diga que adelante." "¿Qué por qué hago esto? El jefe me ha dicho que podía hacerlo... Y yo soy el jefe, ¿verdad? Además, hemos estado poniendo muchísima atención últimamente a lo que ocurre a nuestro alrededor, aunque tampoco es que lo necesitemos tanto. Lo que me gustaría ver es a un tío que nos ayude de la misma forma que lo hace Frank [Miller] con su secuela deThe Dark Knight".

Hasta el momento, no ha habido respuesta de Todd McFarlane.

La percepción del público sobre McFarlane en los últimos tiempos es muy negativa. Las cuestionables circunstancias de la salida de Brian Michael Bendis de TMP… una lectura entre líneas haría que algunos pensaran que cuanto más popular se hacía Bendis, menos feliz era TMP. La pérdida inicial de la frívola demanda en el caso de Tony Twist, presumiblemente por la contratación por parte de McFarlane del equipo legal de Fraggle Rock (¿cómo coño se puede perder un caso de esas características? ¿Es que el jurado estaba enganchado al crack?). La compra de una podrida pelota de béisbol por una cantidad obscena de dinero que no hizo mucho por mejorar su reputación. La situación de Neil Gaiman, donde en el mejor de los casos Gaiman ha sido tratado pésimamente por un McFarlane que se tergiversaba a sí mismo como defensor de los derechos sobre una creación, y en el peor de los casos parecía una presunta bolsa de mierda ladrona. Me refiero a que todo esto no se puede ignorar. Si Gaiman tiene razón, entonces podríamos afirmar que McFarlane le estafó su propiedad intelectual y le enseñó a Gaiman el dedo medio cuando el guionista solicitó una compensación. Si no es cierto, entonces indica una falta de comunicación desoladora entre TMP y Gaiman. Gaiman ha sugerido que puede que todo esto acabe en los tribunales. No parece que las declaraciones públicas de McFarlane tengan la intención de llegar a un acuerdo en cuanto a las alegaciones realizadas, y además demuestran una falta de interés general.

No conozco a Todd McFarlane en absoluto, pero siempre le he otorgado mucho tiempo. Recuerdo cuando circulaba una broma en Marvel que aseguraba que Todd sólo se sabía doscientas palabras, y que la mitad de ellas eran "fuck". La mayoría de esas personas ahora están en el paro o han desaparecido. Todd McFarlane podría comprar sus cuerpos para beneficio de la ciencia médica. Mientras siguen vivos. Podría hacerlo cincuenta veces. McFarlane ha demostrado ser uno de los más inteligentes hombres de negocios del medio y un creador sagaz y sin concesiones. ¿Es un tío listo? Claro. Era un guionista principiante que se pudo dar cuenta de que no se podía trabajar haciendo de todo. De hecho, como guionista era una mierda absoluta. Así que contrató a Alan Moore, Neil Gaiman, Dave Sim y Frank Miller para escribir sucesivos números de SPAWN para él. Y el siguiente número de Spawn escrito por McFarlane demostró que sus guiones habían mejorado el 400%.

Aunque ahora mismo... hmm. Brian Bendis estaba suministrando a TMP los mejores guiones de la serie, pero ahora ya no trabaja para ellos. Por alguna razón, Brian Holguin no está funcionando a toda máquina. Greg Capullo lleva por debajo de sus capacidades todo el último año, y Ángel Medina, siempre profesional y competente, no tiene la chulería comercial y la inventiva de un McFarlane o de un Capullo, y tampoco juega en la misma liga que un artista como Alex Maleev. Liam McCormack-Sharp estaba entregando unas ilustraciones de fantasía wagneriana que más o menos eran únicas en los cómics actuales, pero McCormack-Sharp ya no está en la serie. Ashley Wood ofrece unos trazos atmosféricos al estilo del Bill Sienkiewicz de finales de los ochenta, pero es un creador de arte secuencial problemático, derivativo e impreciso. Y justo esta semana, Larry Marder, de TMP, ha enviado una orden de cese de intenciones a la Distribuidora Diamond sobre el nuevo número de la revista Comics International, porque contaba con una portada de Miracleman dibujada por Wood y McFarlane. No sólo los derechos de MIRACLEMAN son un problema en sí mismos (y CI es una publicación de Dez Skinn, el editor original de MIRACLEMAN cuando el personaje se llamaba Marvelman, por lo que posiblemente es alguien que sigue en posesión de un porcentaje de los propios derechos), sino que CI creían tener cierta relación con TMP, después de que recientemente hubiesen celebrado una amistosa conversación telefónica con... Larry Marder. En este punto todavía no he podido ver un comunicado de prensa de TMP en el que expliquen por qué lanzaron una carta legal contra Diamond en vez de telefonear a Dez y decirle que tenían un problema con la utilización de MIRACLEMAN en la portada de CI, sin duda el método que un verdadero ser humano utilizaría para remediar esa situación. Hasta que no podamos ver un comunicado de prensa, no podremos saber las razones de TMP (sin duda perfectamente correctas y comprensibles) para actuar como lo hicieron.

SPAWN se encuentra en el extremo equivocado del Top Ten, con unas ventas estimadas de 65.000 ejemplares. Y al mismo tiempo que esto patea los huevos de cualquier cosa que yo esté guionizando ahora mismo, no es lo que te esperarías de una propiedad que ha dominado las listas de venta durante la mayor parte de la última década, además de haber dado luz a una importante película de éxito, así como a una memorable serie de dibujos animados para TV.

Con todo
, no parece la mejor situación en la que ha estado Todd McFarlane en los últimos años. De alguna forma, el desafío de Joe Quesada ha sido capaz de recalcarlo.

Joe Quesada.

¿Qué intenta Joe Quesada con todo esto? Bueno, tampoco lo sé, así que (de nuevo) confiemos en las evidencias circunstanciales y en la especulación.

De una u otra forma, Joe Quesada promociona los cómics por lo menos una vez a la semana. Está claramente decidido a que parte de su trabajo sea asegurarse de que recibe una gran cantidad de atención de la prensa, más prensa que cualquier otro, porque hasta cierto punto, la prensa que consigue para él también es prensa que está recibiendo la editorial Marvel que dirige. Y la prensa que recibe Marvel, y es lo que se espera, facilitará la subida de ventas de Marvel, por lo tanto significa dinero para Marvel. Y todos sabemos cómo podría utilizar Marvel un poco del dinero que gana. También significa dinero para Joe, no sólo porque una Marvel saludable puede seguir pagándole su salario y complementos, sino también porque Marvel Knights son Joe (y Jimmy Palmiotti), de Event Comics. Me imagino que Stan Lee se conducía como lo hacía por la misma razón. Ese hombre quería ser identificado completamente con Marvel y también ser completamente amado, e hizo de todo menos entrar en las casas de los pueblos indígenas y follarse a las mujeres por la noche para conseguirlo. Para ser honestos, estoy seguro de que también estuvo barajándolo, aunque los nerviosos ayudantes le convenciesen de lo contrario. Por los vetustos anfitriones de Hoggoth! ¡Lo voy a hacer yo mismo! ¡Yo mismo yaceré drásticamente en los lechos de los mejores de mis amados hermanos con la intención de construir una Poderosa Nación Marvel a lo largo y ancho de todo el país, haremos que todas logren extraordinarios y contundentes orgasmos causados por las penetraciones de mi palpitante…!"

De todos modos...

Una persona cínica (y estoy seguro que no conozco a nadie de esas características, ¿y tú?) sería capaz de identificar otra buena razón para que Quesada haga lo que hace. Como nuevo rostro de Marvel necesita proyectar una imagen que sea la más brillante, fresca, innovadora y dinámica que pueda conseguir. Dado el bagaje cultural que Marvel acarrea, no resulta tan fácil. Es como observar a tu padre mientras demuestra que aún puede bailar. ("¡Estaremos de marcha hasta las once de la noche!”) Pero una de las formas más sencillas para lograrlo es aventurarse a hacer cosas nuevas e intentar contrastar con cualquier otra cosa del mercado.

Y ahí tenemos a Todd. Un poco atascado en una empresa de mediana edad, olvidado para siempre el ardor de principios de la década de los noventa. Sin embargo sigue siendo un Nombre Importante, pero metafóricamente se ha quedado a mitad, empujado hacia abajo de las listas por los novedosos y brillantes títulos de Marvel, cada año más distanciado de su carrera inicial como hacedor de cómics. Una persona cínica sería capaz de sugerir que acepte Todd o no, no resulta necesario. De hecho, el efecto puede ser todavía mejor si no se pone de acuerdo. Porque sólo tiene que quedarse cerca para ejercer de contraste. Marvel: joven, brillante y bondadosa. Todd: historia viva del siglo pasado, retrógrada, ya no parece “cool”.

Por supuesto, si McFarlane aceptase el desafío, entonces lo volveremos a ver en Spider-Man, propiedad de Marvel Comics. El personaje y la empresa que él dejó atrás por propia elección. Evidentemente, significaría que Todd vuelve con papá. Al igual que hicieron Rob Liefeld y Jim Lee y Erik Larsen y Whilce Portacio.

Ignoradme. Suelo estropear las cosas porque las miro de una forma demasiado inmisericorde. Divirtámonos. No tenemos ningún calendario que cumplir. Todo el mundo del medio hace todo lo que hace por las razones correctas. Soy un miserable bastardo. Ni siquiera creo que valga de algo si se llega a cumplir ese proyecto de "agitad las cosas", al igual que no creo que la secuela deThe Dark Knight” de Miller vaya a tener el efecto masivo que todo el mundo dice que va a tener.

¿Pero sabes lo que posiblemente sería capaz de marcar la diferencia? Que Todd McFarlane echase un nuevo vistazo a sus títulos y a las otras zonas de su empresa y las transformase en una poderosa casa de ética intachable orientada hacia la comercialidad, lo que demostraría que no tienes por qué ser una vieja sociedad corrupta que quiere hacer un montón de dinero y conseguir un efecto masivo en la cultura. Porque eso es lo más importante que tiene Todd ahora mismo: es el dueño de Spawn. No es una sociedad anónima. No es un montón de trajes que te etiquetan como ideas "activas" o "bibliotecas de explotación creativa". El concepto central de Spawn es idea suya, de una forma limpia y cristalina, y ha construido cosas muy notables a partir de esa base. Así que si todas estas acusaciones sobre sus prácticas en los negocios fuesen ciertas ¿qué le costaría intentar arreglarlas? Si es cierto, ¿cuánta cantidad de su fortuna costaría entregar aquello que tiene que editar, darle la mano a la gente y decir “lo siento”? Y si no es verdad lo que se dice, ¿tan difícil es limpiar y restaurar una reputación?

¿Sabes qué más podría marcar la diferencia? Que las energías de Marvel estuviesen destinadas a conseguir editar un fondo editorial en tomos por completo, que se convirtiese en una realidad a corto plazo en lugar de una promesa a largo plazo, y que reparasen la negación de derechos de reimpresión en el extranjero, y que curasen las otras situaciones que hacen que DC sea una editorial más justa en comparación. Esas son las cosas que marcan la diferencia. Un poco más de acción y un poco menos de charla.

Me parece un buen consejo.

Feliz Navidad por el orto.

No hay comentarios: