miércoles, 25 de julio de 2012

CHICKEN SNAKE: VOODOO BLUES-CHEDELIC



Chicken Snake: Voodoo Blues-chedelic.
Entrevista realizada por Michael Limnios, 2012, (capturada en BLUES GR, traducida por Frog2000)

ChickenSnake fue fundado durante la primavera de 2009 por el legendario músico, productor e ingeniero de sonido Jerry Teel (Honeymoon Killers, Boss Hog, The Chrome Cranks, Knoxville Girls, Little Porkchop, Jerry Teel & The Big City Stompers) y su compañera-compositora y esposa Pauline Owens-Teel (Jerry Teel & The Big City Stompers).

En cuanto consiguieron salir de las embarradas orillas del Mississippi, los Teel regresaron a Nueva York desde Nueva Orleans con más de una “historia para contar”. Cada canción refleja una página de esa ilustre historia. Auténticos relatos sobre la vida, el amor, la angustia, el asesinato y el veneno.

Su primer disco, LUCKY HAND, se grabó en 2010 en NYC y fue editado en Europa a través de BEAST RECORDS (Francia). El disco contaba con Josh Lee Hooker, Nicholas Ray, Danny Hole, Jack Martin y Bob Bert. Su más reciente grabación, TROUBLE ON MY DOORSTEP, se grabó en Brooklyn, NY, durante el pasado verano de 2011. Los Teel, junto con Josh Lee Hooker, Nicholas Ray y Danny Hole han escrito un nuevo capítulo repleto de maldiciones y encantamientos, patas de pollo, Juju, y diablos y santos para tu placer auditivo.

Jerry Teel se mudó de Alabama a NYC con un banjo bajo el brazo en 1980. Poco después empezó su larga carrera tocando con muchas de las bandas del Lower East Side de New York. Jerry fue el propietario durante décadas del estudio de grabación The Funhouse, en la esquina de 4th Street con la Avenida B. En dicho sitio grabó, produjo y fue el ingeniero de sonido de unas cien bandas. The Funhouse se mudó a New Orleans en 2003. Jerry grabó a un puñado de bandas antes de que el Mítico Mississippi se apropiase de su estudio y de su casa en un sacrificio terrible. Ahora, Jerry & Pauline se han asentado en las montañas de Virginia. Mientras que con esto añaden un elemento del resplandor de la luna sobre la selva virgen, Josh, Danny y Nick proveen de la mugre y suciedad de NYC a la olla hirviente asentada en las profundas raíces retorcidas y las ramas quebradas que empujan el mejunje de blues, whisky y pecado hacia las profundidades.

¿Cuándo fue la primera vez que deseasteis involucraros en la música y quiénes fueron vuestros primeros ídolos?

(Jerry): La primera vez que tuve ganas de tocar fue en el Instituto. Mis primeros ídolos fueron The Rolling Stones. Los Stones me llevaron a conocer a Chuck Berry, Bo Diddley, Muddy Waters, Howlin' Wolf. Simplemente partí desde ellos. Más tarde los Cramps harían algo parecido.
(Pauline): La primera vez fue cuando mi marido me preguntó si quería tocar. Siempre me he sentido cómoda siendo sencillamente una aficionada a la música. Pero me gusta crear música y escribir canciones con Jerry. Me lo paso verdaderamente bien. Mi primer ídolo fue Elvis Presley. Mi padre era un gran fan de los Sun Studios, así que crecí con pan de maíz, sopa gumbo y Elvis.

¿Cuál fue el primer concierto al que fuísteis y la primera canción que aprendísteis a tocar?

(J): Mi primer show importante y que me dejó una profunda huella fue el tour de “Exile on Main Street” de los Stones. La primera canción que aprendí a tocar fue "Visions of Johanna" de Dylan, con una guitarra acústica. Con una eléctrica, “Human Fly”, de The Cramps.
(P): El primer concierto al que asistí fue en el salón de mis abuelos. Mi familia se reunía cada mes y se sentaban en esa habitación con violines, banjos, guitarras y botes de conservas rellenos de Wild Turkey. La primera canción que aprendí a tocar con una acústica fue "Have you Ever" del gran Charlie Feathers. (Pero he estado cantando desde el mismo momento en el que nací.)

¿Qué es lo que caracteriza el sonido de Chicken Snake? ¿Cómo describiríais la filosofía musical de Jerry & Pauline?

(J): Para mí, el sonido es jungla Voodoo con gruñidos psicodélicos. Mi filosofía es: piensa profundamente, pero toca bien suelto.
(P): Disonancia que se convierte en armonía, los huesos de un gato negro tamborileando en un tambor, dios y el diablo peleando hasta la muerte. Mi filosofía es que simplemente te lo has de pasar bien, y debes dejar que salga la magia.


Jerry, cuéntame cómo empezó Chicken Snake. ¿Cómo elegiste el nombre y dónde empezó todo?

El nombre es el de una canción de los Big City Stompers y la inspiración para esa canción proviene de una historia que Pauline me contó sobre su infancia en los pantanos de Louisiana. Empezamos la banda cuando estábamos viviendo en NYC. Pauline y yo escribimos algunas canciones y llamamos a nuestros amigos para que tocasen en el disco. Finalmente terminó convirtiéndose en Chicken Snake.

¿Tenéis algún buen recuerdo relacionado con Chicken Snake que queráis compartir con nosotros?

(J): Para mí fue el hecho de conocer a Garth Hudson. Nunca olvidaré cuando tocamos con él y The Sadies en NYC.
(P): Demasiados como para mencionarlos…

¿Cómo describiríais vuestro contacto con la gente cuando estáis sobre el escenario?

(J): Acércate un poco más, pilla el “groove” y pasa un buen rato.
(P): Mira a todo el mundo directamente a los ojos y haz que sientan profundamente lo que estás cantando. Me encanta conectar.

¿Cuál ha sido el peor momento de vuestra carrera con el grupo y cuál el mejor?

(J): El mejor fue cuando toqué con The Gories en el Bowery Ballroom de NYC. El peor es cualquiera en el que no escuchase bien lo que estaba pasando. Eso hace más difícil tocar con el resto de la banda y se supone que eso no debería ocurrir.
(P): Todo ha sido magnífico... Me encanta compartir el escenario con mi marido y nuestros amigos... Creo que tocar con Garth Hudson fue algo maravilloso.

Jerry, ¿Tienes algún recuerdo de tu “tránsito” entre Alabama y NY que quieras contarnos?

La mayor parte del tiempo que estuve viviendo en Alabama estaba ocupado creciendo y aprendiendo lo que se supone que no tenía que aprender. Me sentía como un alienígena. Cuando finalmente me mudé a NYC, sentí que eso es lo que necesitaba hacer para montarme mi vida. Ahora sé que cada lugar en el que he estado viviendo me ha hecho ser quien soy. Después de NYC, la época que pasé en New Orleans tuvo una enorme influencia sobre mi persona y mi música.

¿Tienes alguna historia divertida sobre la que poder hablar de la época de los grupos del Lower East Side  de New York?

Oh tío, la mayor parte del tiempo todo fue muy divertido, aunque no supiese lo que estaba haciendo porque casi siempre estaba en un estado alterado. Me acuerdo de aquella vez que era mi cumpleaños y me caí de la furgoneta y me rompí la mano. Eso fue con Knoxville Girls. El siguiente concierto lo toqué escayolado. Fue algo bastante divertido.

Sobre el estudio de grabación “The Funhouse”… ¿cómo surgió? ¿Recuerdas algo interesante de la época en la que te dedicabas a grabar a grupos?

The Funhouse empezó cuando estaba en The Honeymoon Killers. Alquilé un local para ensayar. Otros grupos del Lower East Side ensayaban también allí para ayudarme a pagar el alquiler. Siempre estaba haciendo grabaciones sencillas, pero cuando empecé a tocar con Chrome Cranks, cerré el espacio de ensayos y empecé a grabar a tiempo completo. Hubo un montón de momentos divertidos y muchas bandas muy “cool”. Para mí, el momento más excitante fue cuando grabé a Patti Smith. Fue una pequeña sesión, un “spoken word” con guitarra ruidosa, pero fue algo muy “cool”.

¿Cuál es la diferencia entre un productor y un músico? ¿Qué es lo que caracterizaba el sonido que se conseguía en The Funhouse studio?

No sé, para mí músico y productor es más o menos lo mismo. Yo lo escucho todo tal y como debería sonar una vez que se añaden instrumentos y efectos. Ciertas canciones tienen un sonido muy distintivo a la hora de transmitir dicho sonido. La atmósfera es muy importante. Nunca me ha gustado que algo suene muy pulido o sobre-producido. Me gusta que suene real.

¿De quién habéis aprendido la mayoría de secretos del blues?

(J): De John Lee Hooker y Howlin' Wolf aprendí que está bien sostener un acorde, siempre y cuando le siente bien a la composición.
(P): La mayoría lo he aprendido de gente como Jessie Mae Hemphill y Bessie Smith.. Sencillamente enrróllate con lo que te gusta y di lo que tengas que decir.


¿Qué significa el BLUES para vosotros y qué es lo que os ofrece?

(J): El blues es auténtico, nada superficial. Es movimiento.
(P): El blues es magia mojo, lágrimas de cocodrilo, y que tu nena se fugue con tu mejor amigo. Me ofrece frases como "Las cosas podrían ser mucho peor."

¿Cuáles son vuestros músicos de blues favoritos, tanto antiguos como actuales? ¿cuál es el último disco que habéis comprado?

(J): Mi favorito de los antiguos podría ser Howlin' Wolf o Mississippi Fred McDowell, y de los nuevos, aunque hayan fallecido, son RL Burnside, Junior Kimbrough y Jessie Mae Hemphill. El último disco que he comprado ha sido "Wolf's at The Door - lost recordings from the spirits for the South".
(P): Mis favoritos pueden ser Little Walter, Jessie Mae Hemphill y Skip James. El último disco que me he comprado fue la reedición de "Feelin' Good ", de Jessie Mae Hemphill.

Jerry, ¿cómo ha ido cambiando el negocio del blues a lo largo de todos estos años desde que tú empezaste en la música?

Bueno, los verdaderos músicos de blues nunca han hecho mucho dinero. Ni tampoco han tenido muchas oportunidades de cambiar su situación.

Algunos estilos musicales pueden ser modas pasajeras, pero el blues siempre está con nosotros, ¿por qué creéis que es así? Pedid un buen deseo sobre el BLUES.

(J): El blues es algo real, es crudo, sucio y trata sobre los sentimientos. Me gustaría que estuviese para siempre.
(P): El blues es importante porque a veces, todo el mundo tiene la oportunidad de “coger” el blues.

¿A qué personalidad del mundo de la música te gustaría conocer? ¿Cómo sería pasar un día con Roky Erickson?

(J): Me encantaría conocer alguna vez a Hubert Sumlin. Parece un buen tío y me encanta su estilo a la guitarra. También me gustaría hablar con Skip James acerca de por qué el diablo pilló a aquella mujer. Podría pasar un día con Roky lavando mi ropa, viendo girar el tambor de la lavadora y comiendo trozos de chocolate. Y tal vez disfrutásemos de una sesión a medianoche de "Night of the Demon” (“La noche del demonio", Jacques Tourneur, 1957)
(P): Me gustaría mucho conocer a Robert Johnson en aquel cruce de caminos y ver cómo conversa con el diablo, y luego ir a bebernos unas “root-beers”. Me gustaría pasar el día con Roky escuchando viejos discos. Charlaríamos sobre alienígenas mientras nos comemos una enorme olla de gumbo casero.

No hay comentarios: