lunes, 1 de julio de 2013

PAUL CHADWICK: EL HOMBRE DE PIEDRA (4 DE 5)

Entrevista realizada por Greg Baisden y Dale Crain para The Comics Journal nº 132, noviembre 1989. Traducida por Frog2000. Parte 1parte 2parte 3.

Baisden: ¿Cuando tuvo lugar esa historia? ¿Alrededor del año ´79? 


Chadwick: Si, en octubre de 1979. Me acababa de graduar en el Art Center a principios de septiembre. Para regresar no hice autostop porque hacía bastante frío... Aunque, espera, no es cierto del todo. Volé hasta Seattle y allí estuve viendo a mi familia, y luego hice autostop hasta California. Quizá ocurra algo con la gente que suele recoger a autoestopistas, pero... oh, con todo esto me estoy alejando demasiado de la pregunta principal... No quisiera contaros toda mi vida.

Crain: No, adelante, nos parece bien.

Baisden: Deberías seguir los dictados de tu corazón.

Chadwick: Durante la última parte de mi viaje hice un recorrido muy interesante. Me recogió un Sikh que se dirigía hacia un templo ashram en Oregón y que iba recogiendo a algunos amigos por el camino para acudir a esa especie de reunión de Sikhs. De hecho, compartí una habitación de hotel con algunos de ellos, y en cierto modo casi me ahogo con algo que se parecía a un ejercicio de respiración frenética (en realidad era un ejercicio de meditación que se llamaba "Respiración de Fuego", que consistía en estar sentado en la posición de loto y respirar cada vez más y más fuerte por las aletas de la nariz y... bueno), no sé, de alguna forma me quedé dormido y creo que alguien tuvo como un ataque (risas.) Pero eran gente muy agradable.

Baisden: ¿Te enseñaron ellos esa técnica? ¿La has vuelto a poner en práctica?

Chadwick: Ya sabes, era demasiado tímido como para preguntarles nada. Era un entorno que me resultaba demasiado alienígena. Todos llevaban turbantes oscuros y portaban cuchillos ceremoniales, me contaron cuáles eran sus técnicas para criar a sus hijos. En realidad yo era un observador bastante pasivo. [Risas.]

Baisden: ¿Qué es lo que hizo que te hablasen de esas técnicas?

Chadwick: Oh, supongo que tan sólo estábamos charlando, y lo que se me quedó grabado es que practicaban algo que en realidad resultaba muy agradable, y era que nunca separaban a la madre de su hijo durante los primeros cuarenta días después del nacimiento. Estoy bastante seguro de que es una transición muy agradable desde el útero hacia la vida. De alguna forma es como llevar la técnica "Lamaze" [consistente en aumentar la confianza de la madre en su capacidad para dar a luz] hasta el extremo.

CONTINÚA LA HISTORIA CINEMATOGRÁFICA

Chadwick: De alguna forma regresé [a California], y realmente no recuerdo para qué era mi siguiente "storyboard", pero estuve trabajando para varios equipos no sindicados, y luego Disney me contrató como ilustrador en plantilla y estuve trabajando allí más o menos durante un año, desde finales de los ochenta hasta algún momento del ´81. Estuve haciendo "storyboards" en vivo de algunas cosas, y también estuve pintando dibujos que funcionaban como presentaciones. Por allí solían tener dibujantes que siempre estaban visualizándolo todo de forma artística antes de presentar cualquier cosa, y a continuación era cuando hacían la presentación, y como producían montones de dibujos, me encontré otra vez en un ambiente parecido al que había vivido en Golden Palm, con un montón de jóvenes dibujantes con intereses muy diversos, muchísima pasión y verdadero entusiasmo por su trabajo. Conocí a un montón de trabajadores maravillosos.

Baisden: ¿Trabajaste en alguna película en concreto?

Chadwick: Estuve trabajando en un montón de cosas, pero virtualmente ninguna de ellas se llegó a realizar. Resulta muy extraño pensar en todos los dibujos presentados para proyectos que se encuentran descansando en los archivos de Disney. Durante una buena temporada estuve trabajando en los EPCOT Futureworld Specials, unos documentales que estaban narrados por Isaac Asimov sobre futuros métodos para producir comida, generar energía y viajar por el espacio. Y también estuve trabajando en una película sobre la extracción de oro en Marte titulada "Splashdown or Bust". Pero se desechó dos semanas antes de que empezasen a rodarla.
Baisden: ¿"Splashdown or Bust" ["Amerizaje o Avería"]? Probablemente será mejor que nunca se haya rodado.

Chadwick: Era algo con un espíritu al estilo de "It´s a Mad, Mad, Mad World" ["El mundo está loco, loco, loco", 1964]. Pero para Disney no fue bueno desecharla, porque los tíos que estaban detrás, Neal Israel y Pat Profft, hicieron a continuación "Police Academy" [Loca Academia de Policía, 1984], que generó una montaña de dinero.

Crain: Ugh. Entonces quizá fuese algo positivo.

Chadwick: Una de las cosas que me pasaron en Disney y que estuvieron muy bien fue que la presentación de los especiales de EPCOT se retrasó muchas veces, y como yo había hecho "storyboards" en fieltro que ocupaban paredes enteras para su productor, Tad Stones, para que pudiésemos charlar sobre las ideas que íbamos a llevar finalmente a cabo... bien, como hubo tantos retrasos, finalmente el productor me dijo: "bueno, durante los días que faltan para que empecemos, pinta todos esos "storyboards". Así que empecé a pintar tres o cuatro pequeños dibujos al día, y con eso adquirí el kilometraje necesario como para estar realmente cómodo trabajando en el campo del color, y también para intentar algunas otras cosas, esto y aquello. Fue como si me estuviesen pagando por estar estudiando dibujo ocho horas al día durante todo un mes. Fue maravilloso.

Crain: Es un magnífico entorno de trabajo.

Baisden: Y supongo que sería antes de que empezases a trabajar dibujando portadas para libros.

Chadwick: Si.

Crain: ¿Cuándo empezaste a hacerlas?

Baisden: A principios de los ochenta.

Chadwick: Si, en el ´80 o en el ´81. Realmente estaba empezando. Pero trabajar en Disney me ayudó un montón para conseguir superar algunos importantes obstáculos, porque me metí en un sindicato de dibujantes de "storyboards", y eso significaba que podía trabajar en las películas de los estudios, y después de Disney podría... ya sabes... ¿qué es lo que hice después? ¿Dónde están mis notas? [Las empieza a hojear.]

Baisden: Yo tengo como una especie de listado improvisado.

Chadwick: Oh, ¿en serio?

Baisden: No es cronológico. "Pee Wee´s Big Adventure" [La Gran Aventura de Pee Wee, 1985], "Strange Brew" [Entre Pillos Anda El Juego, 1983], incluso has trabajado en "Racing With the Moon" [Adios a la inocencia, 1984]. Tengo curiosidad por saber cómo... (quizá deberíamos mirar todo esto de forma cronológica...) pero me produce mucha curiosidad saber cómo acabaste trabajando en "The Big Easy" [Querido Detective, 1986]. Parece como si hubiese sido una producción muy importante.

Chadwick: Creo que nadie llegó a conocerla en su momento. Realmente fue antes de que Dennis Quaid se convirtiese en la estrella que es actualmente, y esa película era de... (se me ha olvidado el nombre del director). Era muy bueno. Jim McBride. Aunque lo único que había hecho antes había sido "Breathless" [Vivir sin aliento, 1983], que no había logrado demasiado éxito.

Baisden: Era un vehículo para Richard Gere.

Chadwick: Claro. Supongo que el rodaje de "The Big Easy" no marchó bien del todo, y para ser honestos, tampoco descubrí cuál era exactamente la política de rodaje. Creo que quizá me embarcaron en la película porque estaban preocupados de no tener listo todo el metraje que necesitaban, y como tenían que realizar una secuencia y no la habían planeado del todo, creo que tener allí a un dibujante de "storyboards" era la mejor forma de que McBride se centrase en el rodaje, a pesar de que rodasen las secuencias de un día para otro. Fue un rodaje bastante duro.

Baisden: Así que como la película se estaba retrasando y se estaba pasando del presupuesto, ¿lo que hicieron fue empezar a vigilar al director? ¿Eso es lo que estaba pasando?

Chadwick: Sospecho que sí.
Baisden: Entonces eso nos plantea otra pregunta interesante, aunque podría ser un poco ingenua: todo el mundo piensa en el Director como en el Arquitecto Visual de la Película, junto con el Director de Fotografía, y, sin embargo, llegas tú y haces el "storyboard" de las películas. ¿Cómo se podía engranar tu visión con la del director?

Chadwick: El noventa por ciento del tiempo yo me encontraba en manos del director. Difícilmente podría haber estado allí como médico de reparaciones o algo parecido. No. Creo que sí que sabían lo que querían y que lo tenían planeado todo antes de ponerse a grabar, porque era un rodaje bastante complejo. Como resultado, me tuve que inventar una gran cantidad de cosas para aquella secuencia, pero sólo después de que McBride diese su aprobación, aunque yo me sentía muy cómodo cuando me dejaban hacer algunas cosas.

Baisden: Así que como encargado de los "storyboards" eras quien hacías los apuntes visuales sobre la visión del director.

Chadwick: Correcto, eso es. Aunque por poner un ejemplo, me inventé una larga porción de aquella secuencia.

Baisden: Y entonces llegó "Strange Brew". ¿Fue antes o después de "Pee Wee´s Big Adventure"? [Pausa.] ¿Qué hacías en "Strange Brew"?

Chadwick: En esa estuve trabajando durante mucho tiempo. En realidad, la iba a dirigir Steve DeJarnett, y entonces escribió el primer borrador del guión. Era un tío que había estado trabajando en "Miracle Mile" [70 minutos para morir, 1988], otra en la que yo también había estado trabajando al principio.

Baisden: Y que aún tienen que estrenar [cuando se publicó la entrevista no se había estrenado todavía. Se terminó estrenando en 1988.]

Chadwick: También me parece terrible. Es una película magnífica, y su época, el contexto en el que está hecha, se va a pasar de moda rápidamente. Trataba sobre la ansiedad ante una guerra nuclear. Si no la estrenan en breve parecerá un extraño artefacto de finales de los setenta.

Baisden: ¿Crees que ese tipo de ansiedad ya no existe?

Chadwick: No. ¿No crees que ha disminuido bastante gracias a la "glásnost"? ¿Y también a que Reagan se ha marchado del cargo?

Baisden: Te lo digo de corazón, pero me parece que no, [risas] aunque entiendo lo que dices, que las cosas se han enfriado un poco. Quiero decir, George Bush parece una persona más razonable. [Pausa.] Aunque creo que sé a lo que te refieres.

Chadwick: [Risas, larga pausa.] ¿A que no resulta demasiado difícil visualizar a Reagan siendo intimidado de tal forma que llegue hasta un punto en el que empiece una guerra, en lugar de hacer lo que ha hecho Bush? Me refiero a que Bush se ha estado refrenando hasta que ha visto los resultados de las encuestas [Crain se ríe]. De todas formas es como quedarse a medio camino.

Crain: Creo que con Gorbachov han desaparecido bastantes tensiones.

Chadwick: Quizá no sea esa la sensación que se tiene. Me refiero a que sigue existiendo un enorme y verdadero peligro (de que se produzca un accidente.)

Baisden: En cierto modo yo me esperaba que Bush hiciese alguna chulería de macho frente a Gorbachov, para demostrarle que él es el tío al mando ahora mismo, pero en cierto modo todo el proceso anterior se ha enfriado, aunque... ¿qué puedo decir? Exactamente, ¿qué es lo que tiene que ver todo esto con "Strange Brew"? [Risas.]
Chadwick: De todas formas era Steve a quien habían elegido para dirigir la película en un principio. Pero eran ellos quienes lo decidían todo (realmente era la película de Dave Thomas y Rick Moranis). Fueron ellos los que se inventaron a los personajes de los hermanos MacKenzie. Y en esencia Steve tenía que... el primer guión de Steve era condenadamente salvaje. Era como si un director de la New Wave Francesa hiciese una comedia anárquica con...  [pausa/ sigh/ pausa]. Déjame contar algo sobre las ideas de Steve. Una tenía que ver con forzar la perspectiva de las localizaciones y filmarlo todo a través de un telescopio, no con unas lentes telescópicas, sino a través de un telescopio, así que el resultado sería extrañamente aplanado, aunque puede que uno de los personajes... no estoy seguro de qué efecto podría tener sobre él [risas], pero estoy seguro de que suena bastante fantástico, ¿no es cierto? También quería iluminar una escena con un foco que se encontraba a una milla de distancia, y quería hacer que el foco iluminase a la cámara mientras la escena estaba siendo rodada a través del telescopio, para ver qué efecto podía conseguirse de esa forma. Fue antes de que se hiciese Labyrinth [Dentro del laberinto, 1986]. Steve quería hacer escenas inspiradas en M.C. Escher.

Crain: Pero al filmar a través de un telescopio, ¿no conseguirías la misma profundidad de campo que la distancia que mide un campo de fútbol [americano]?

Chadwick: En realidad, lo que más se vería magnificado sería la luz, porque conseguirías una profundidad de campo muy pequeña.

Crain: ¿En serio?

Baisden: Si, conseguirías que toda la imagen se viese como aplanada.

Chadwick: ¿Dónde estabámos? Esta conversación... [risas.]

Baisden: Estabas hablando sobre ese caballero que quería hacer "Strange Brew", y que aparentemente quería hacer todas esas cosas, ¿verdad?

Chadwick: Bien, finalmente ellos decidieron que participasen dos directores en vez de tres, y Dave y Rick pasaron a dirigirla ellos mismos.

Baisden: Así que Paul, ¿qué es lo que hacías en "Strange Brew"? ¿También te encargabas del "storyboard"?

Chadwick: Si, hice los "storyboards", y durante un tiempo también era como una especie de enlace con la gente de efectos especiales. También me encargué de algunos dibujos para el director artístico, un tío que se llamaba David Snyder, y que realmente tenía mucho talento. Había sido el director artístico de "Blade Runner" [1982], aunque eso no minimiza el papel que tuvo Lawrence Paul, el diseñador de producción por encima de David. Y eso es lo que hice en esa película. [Risas.]

Baisden: Eso es todo en cuanto a esa...

Chadwick: ¡Tengo miles de historias magníficas! ¡Así es Paul Chadwick!
Baisden: ¿Y "Pee Wee´s Big Adventure"?

Chadwick: Virtualmente hice todo el "storyboard" de esa película, terminamos con uno del tamaño de una guía telefónica. Conocí a Tim Burton, el director, en Disney. Cuando estuve allí por primera vez, él se encontraba trabajando en "The Black Cauldron" [Tarón y el Caldero Mágico, 1985], y se había traído consigo todos esos diseños retorcidos y maravillosos que eran demasiado para la Disney. Mis favoritos eran sus ideas para los personajes que nacían en el Caldero, guerreros zombies que habían resucitado después de haber sido arrojados dentro. La idea de Tim era que también habían lanzado animales muertos, bebés y armas junto a los guerreros, emergiendo todos mezclados a continuación en composiciones grotescas. Recuerdo una cosa-caballo con cabezas humanas de las que irradiaban cadenas y que tenía prendidos pequeños bebés con dientes como dagas, con clavos saliéndoles de sus cabezas que parecían mazas de combate. Otra de las ideas de Tim... (es la hora de confesar algo: es una de las que adapté en Concrete). Era un personaje de "The Black Cauldron" que se llamaba "The Horned King" [El Rey Cornudo], y a lo largo de la historia iba enloqueciendo de forma progresiva, y a Tim se le ocurrió la idea de visualizarlo haciendo que sus cuernos fuesen creciendo, ramificándose una y otra vez. Al final, cuando ya estaba completamente perdido, acarreaba una cosa que era del tamaño de una casa sobre la cabeza. Pensé que era una idea demasiado asombrosa como para dejarla pasar, así que ese es el motivo de que en el séptimo número de Concrete las cosas estallaran de esa forma. Pero por supuesto, mi forma única de tratar todo el asunto me salvó de que tan sólo pareciese una simple copia [risas.]

Baisden: ¿Estás familiarizado con la mitología de la que proviene esa idea: el rey ciervo astado que renueva la Tierra al final del invierno?

Chadwick: Sólo vagamente. De oídas. Cuéntamela.

Baisden: Huum. Contártela... bueno.

Chadwick: ¿A qué se le asocia?

Baisden: Básicamente proviene del folklore céltico... del "élfico" o de las historias feéricas, por lo que se podría decir que es una tradición anterior al cristianismo de las Islas Británicas. De acuerdo: tú eres quien ha preguntado. Esta es la versión del Reader´s Digest. El dios cornudo se convierte en Satán en la mitología cristiana por una gran variedad de razones culturales y filosóficas, pero originalmente él era el dios Celta llamado Cernnunos, el dios del año menguante, el fin de año. Supongo que una analogía del mismo podría ser el egipcio Set, hermano de Osiris, némesis y rival de Isis, su hermana. Set es el dios del invierno, la estación muerta, y es más o menos análogo del Hades o Plutón de la tradición greco-romana, en oposición a Osiris, el dios de los cultivos, las fertilizaciones, de la vida, que más o menos es una analogía de Apolo, o el Balder de la tradición Nórdica: básicamente Cristo, el dios resucitado. De acuerdo con sus orígenes en la naturaleza, básicamente de tradición matriarcal, Osiris reinaba durante la primera mitad de año junto con Isis, su hermana (puedes ver bien por qué los Cristianos odian todo esto), que representa al Mundo, a la Madre Tierra, la dadora de vida. Según va progresando el año Set asesina a Osiris, hace suya a Isis, y reglamenta la época de la inactividad, la segunda mitad del año, la que va desde (sin ser demasiado exacto) septiembre a febrero. Así que te das cuenta de por qué los cristianos que se toman la biblia de forma literal lo han convertido en el diablo: representa la esterilidad, aunque es una infertilidad necesaria para la renovación de la tierra, y es algo inherente a la Naturaleza (otra de las razones paternalistas de la cultura judeo-cristiano-teutónica), que trata de dominar a la propia Naturaleza reeducándola. De todas formas, la tradición ritualiza los ritos de primavera, el retorno a la fertilidad y a la vida en el Mundo. Lo que ocurre durante el rito de la fertilidad es que el dios cornudo (que además es esperado como el nuevo rey) persigue a la tierna chica joven (representativa de la Madre Tierra, dadora de vida, y por lo tanto, de forma incidental, la Virgen de los Círculos cristianos), y la fertiliza. Entonces, por supuesto, da a luz a Osiris, demostrando su naturaleza cíclica. Probablemente puedes ver muy bien cómo los cristianos interpolaron y alteraron gran parte de todo esto para su historia de la Navidad. O quizá no. Básicamente es simbología sobre la fertilidad, un rito pagano, y el dios cornudo es el dios del invierno que fertiliza a la madona, a la doncella, avivando de esa forma los fuegos de la primavera y el verano, la vida de la Tierra, la estación del crecimiento y a continuación de la cosecha. Me parece maravilloso que en el séptimo número de la colección hicieses aparecer una imagen con la cornamenta de ciervo y todo ese ritual colocándola en su cabeza como un símbolo.

Chadwick: ¿Podría también formar parte el ciervo irlandés que aparecía en el libro que está leyendo el personaje? Ciertamente, en aquel número también había un montón de tensiones sexuales en segundo plano.

Baisden: Y del modo más adecuado. De hecho, al final (como si fuese una especie de chiste) lo que podemos ver es que [Concrete] ha dejado atrás su pubertad.

Chadwick: Si. Y de algún modo el esposo de Maureen se da cuenta de que le han engañado.

Baisden: Correcto. Supongo que sería algo así como su segunda luna de miel. [Pausa.]

Chadwick: Podría haber aprovechado algún arquetipo jungiano.

Baisden: Deberías haber hecho algo parecido. Porque se convierte en un importante elemento del Ciclo Artúrico, ya sabes: la parte donde Arturo era aparentemente seducido por su hermana Morgana, provocando el nacimiento de Mordred, que básicamente es la representación de la muerte de aquella edad dorada. Es casi como una interpretación cristiana del mito, pero... bueno, lo que sea: resulta interesante la forma en la que la llevaste a cabo, pero supongo que ya hemos hablado lo suficiente de ello. ¿Metiste todos esos elementos en la historia de forma consciente? ¿O realmente no te diste cuenta de todo el simbolismo que había detrás?

Chadwick: Por completo.

Baisden: Estoy seguro, estoy seguro. [Risas.] Así que estuviste trabajando en "Racing With the Moon". Es una película bastante ostentosa.

Chadwick: Comparada con todas esas comedias estúpidas que hice tiene bastante clase. Estuve haciendo los "storyboards" de unas cuántas secuencias de acción. Creo que trabajé en ella durante una semana, y luego todos se marcharon al norte de California para empezar el rodaje.

Baisden: ¿Eso nos nos llevaría hasta esa otra película, "After Midnight" [Cuando despierta la noche, 1989]?

Chadwick: Oh, estuve trabajando en un montón de películas de mala muerte [risas]. Como Johnny Dangerously [Johnny Peligroso, 1984].

Baisden: Oh, ¿en serio? Qué gracioso. Has trabajado con Tim Burton y Michael Keaton.

Chadwick: Bien, yo no diría que he estado trabajando con Michael Keaton...
UN INCISO: PENSAMIENTOS SOBRE EL MURCIÉLAGO

Baisden: Estáis acreditados en la misma película. ¿Quieres comentar algo sobre la actual colaboración de gran presupuesto entre Burton y Keaton?

Chadwick: [Pausa.] Uh-oh. [Risas.]

Crain: Conoces a esos tíos, Paul, tienes que contarnos lo que piensas sobre la película de Batman.

Chadwick: Oh, te refieres a que comente mis prejuicios y suposiciones sobre la misma. Bueno, me doy cuenta de lo lejos que ha llegado Tim desde sus días en Disney. La verdad es que Tim me llamó a mi estudio en Connecticut para preguntarme si me gustaría hacer el "storyboard" de Batman [Crain sonríe.] Era una tarde melancólica. Me volví hacia la página de Concrete que estaba entintando después de decirle que no podía hacerlo. Sobre la película: bueno, como la mayoría de la gente que ha visto parte de la misma, me pregunto cómo pudo él [Keaton] meter la cabeza en ese disfraz. He oído decir que Gotham City es una magnífica pieza de diseño, y que el Batmóvil parece estar diseñado por el Dr. Caligari, así que por lo menos creo que el aspecto del diseño de la película resultará interesante. [Larga pausa.]

Baisden: ¿Y qué sientes tú? ¿Qué le parece la película a Paul Chadwick?

Chadwick: ¿Me preguntas cómo creo que va a ser al final? ¿O lo que me preguntas en realidad es qué posibilidades tiene de triunfar?

Baisden: Michael Keaton...

Chadwick: Definitivamente Michael Keaton es una elección inesperada y... ¿con qué podría compararlo? Todo ha sido tan...

Baisden: ¿Con Warren Beatty interpretando a Dick Tracy? [Risas.]

Chadwick: No es una mala comparación.

Baisden: En realidad no se le ve la nariz, ¿no es cierto?

Chadwick: Bueno, lo más divertido de que hayan elegido a Michael Keaton es que de esa forma se han traído a alguien conocido para que interprete el papel, porque resulta un arquetipo bastante difícil de vender de otra forma. La gente pensará en Beetlejuice [Bitelchús, 1988], y creerán que el actor interpretará a un personaje chiflado similar. Pero estoy dispuesto a ir al cine con la mente abierta y sencillamente a disfrutar de lo que vea en pantalla.

Baisden: ¿Y cómo crees que va a ser?

Chadwick: Será una obra sobre la leyenda de Batman realizada por un director muy excéntrico.

[Anotaciones de Chadwick: desde la entrevista ya he podido ver Batman. Me encontré, como en las anteriores películas de Tim Burton, con un ejercicio que se centraba menos en los personajes y en la historia y más en un desfile encantador de ideas y visualizaciones peculiares. La ininterrumpida aparición de lo extraño me cogió por sorpresa. Es como si te perdieses en un museo y te encontrases en mitad de una mohosa habitación escondida donde todo te parece raro y hay feos artefactos y otras cosas que no puedes identificar metidas en jarras llenas de formaldehído. También me divertí con esa interpretación a lo "a quién le importa si gusto o no" de Keaton, aunque su insignificancia en pantalla añadiese un elemento poco plausible. Pero para lo que son los estándares de las películas gigantes y totalmente controladas, creo que han hecho un buen trabajo.]

Crain: ¿Algo más que decir?

Chadwick: No. [Risas.]

CONCRETE. UNA PELÍCULA.

Baisden: De acuerdo. La siguiente pregunta obvia es sobre la supuesta película de Concrete.

Chadwick: ¿La película de Concrete?

Baisden: Concrete. La película.

Chadwick: Una película de Concrete.

Baisden: "Concrete. Una película."

Chadwick: Creo que hay material para hacer una película, y hemos recibido algunas ofertas. De hecho, la semana pasada estuve hablando con alguien, pero ni siquiera está cerca de ser el susurro en la sombra de algo parecido a un trato [risas.] Por lo que...

Baisden: Pero creo que sí que podemos hablar sobre el tema.

Chadwick: Oh, en teoría sí, claro.
Baisden: Claro. Vayamos con ello. Podemos fantasear un poco... En algún momento has dicho que te querías concentrar en Larry y que Concrete sería como una especie de personaje secundario.

Chadwick: Si, es una forma de enfocarlo. Es algo que me parece muy atractivo: ir revelando lentamente a Concrete, y que Larry sea el personaje con el punto de vista principal. De alguna forma, hice algo similar en los primeros números de la serie. Además, así tienes la ventaja de que Concrete no se ve demasiado, por lo menos al principio, porque la ilusión de un hombre vestido de piedra podría ser bastante difícil de mantener durante mucho tiempo. En realidad mi instinto me dice que adapte la primera etapa de la colección. Es el epítome de muchos de los elementos característicos de la serie: de esa forma podemos centrarnos en la rutina doméstica diaria, en varios de los personajes y sus excentricidades, en la personalidad amable de Concrete frente a la de las personas que le llevan hacia el desastre, momentos de pequeño drama en la parte de la cueva de la mina, y también un poco de sátira gracias a todos los aspectos políticos y de relaciones públicas que aparecen en la historia original. La historia del origen queda demasiado lejos del espíritu de la serie, es una oscura historia de ciencia ficción y supervivencia, dudo mucho que la película deba empezar por esa parte.

Baisden: Una de las cosas más agradables de la primera historia que hiciste para Dark Horse Presents es que tu aproximación era bastante oblicua: los personajes empezaban a leer cartas al resto, y de esa forma se les iba presentando en toda regla.

Chadwick: Claro. Creo que ese es el enfoque que debería tener la película. Quiero decir, la gente suele aceptar a los personajes sin conocerlo todo sobre ellos, al menos en una primera parte, ¡fíjate en Darth Vader!

Crain: Como de alguna forma conoces todo el funcionamiento interno de Hollywood, ¿crees que podrías mantener una especie de control de algún tipo, o un pacto para hacer la película como quisieras, o algo?

Chadwick: Sé cómo funcionan esas cosas, pero también sé que no tengo demasiada influencia [risas.]

Baisden: ¿Pero podrías firmar con alguien en el que creyeses que podrías confiar?

Chadwick: Claro. Puedes hacer ese tipo de cosas sin correr ningún riesgo.

Baisden: Pero tampoco podrías ser demasiado insistente con el guión o con...

Chadwick: Oh, yo mismo me lanzaría como guionista, ¡puedes apostarlo! Y quizá como diseñador de producción. ¿Quién sabe? En este momento parece poco probable, pero la gente que está trabajando conmigo en la actualidad, incluyendo a los productores de la película, piensan que podría arriesgarme e intentarlo.

Crain: ¿Cómo crees que podría llevarse a cabo el personaje de Concrete en una película? Apuesto a que lo has pensado más de una vez.

Chadwick: ¿Has oído hablar de una película realizada por ordenador titulada "The Works"? No creo que todavía la hayan terminado, pero sé que un equipo de Nueva York lleva trabajando en ella desde hace casi una década. Está llena de una especie de personajes que son como insectos mecánicos que parecen bruñidos en bronce y plata. Básicamente ahora son capaces de proyectar cualquier textura sobre una imagen generada por ordenador. Empiezan con lo que se llama animación vectorial, cosas en movimiento que parecen como armaduras brillantes hechas de alambre. Una vez que lo hacen añaden el color, la luz y la textura. Lo ideal sería contratar a un actor para meterlo dentro de un traje grueso cubierto con esas líneas de referencia. Después de grabarlo, se podría realizar la animación vectorial a través de esas guías, y luego se modificaría la textura de cemento y el color. Creo que daría cierta sensación de irrealidad, pero finalmente acabarías aceptándolo, tal y como ocurría con "Roger Rabbit" [¿Quién engañó a Roger Rabbit?, 1988]. También podría hacerse con un traje de goma, pero siempre va a parecerse a un traje hecho de goma. Pero estamos hablando de forma hipotética, así que puedo soñar y gastarme el condenado presupuesto que me dé la gana. En realidad el traje de goma podría estar reforzado con cierto número de cosas: una substancia pintada que se descascarillase según se fuese moviendo el actor, efectos de sonido crepitantes, un pecho endurecido con algo que podría hacer que oscilase como si tuviese un martillo golpeando desde dentro, puños esculpidos en cemento y otras partes corporales más que pudiesen ir insertadas. Como he dicho, creo que la ilusión sería difícil de mantener.

(CONTINUARÁ)

No hay comentarios: