lunes, 7 de octubre de 2013

COMENTARIOS SOBRE CRUMB 13: BETO HERNANDEZ

Varios autores ofrecen sus impresiones sobre Robert Crumb y su trabajo. Artículo aparecido en Blab nº3 (1988). Traducido por Frog2000. 

1. JAXON

2. KIM DEITCH
3. JOHN THOMPSON
5. JOEL BECK
6. TRINA ROBBINS
7. HARVEY PEKAR
8. ACE BACKWORDS 
9. SAVAGE PENCIL
10. TOM VEITCH
11. SPAIN RODRIGUEZ 
12. JOSH ALAN FRIEDMAN

13. GILBERT HERNANDEZ 

[Para saber más sobre el autor de Palomar, en el blog hay disponibles varias entrevistas con los Bros Hernández. Una de 1988-89 (1º PARTE2º PARTE3º PARTE4º PARTE5º PARTE, 6º PARTE, 7º PARTE, 8º PARTE), otra en el 30º Aniversario de Love & Rockets (PARTE 1PARTE 2PARTE 3, PARTE 4) y muchas más.]

Crumb... bueno, supongo que la primera vez que vi su trabajo era el 70 o el 71. Yo tendría cerca de 13 años y estaba saliendo con un amigo por el zoo de San Diego. Algunos hippies nos detuvieron para vendernos periódicos underground, pósters y algunas otras cosas. Yo me fijé en una copia del Zap número 2 que reposaba encima de un taco de cómics y la portada me atrapó para siempre. Es gracioso, porque estaba bastante tarado con Marvel y DC. Era demasiado joven como para pillar esos cómics "sólo para adultos", así que en su lugar compré una pegatina fosforescente con el signo de la paz a una chica hippie, rubia, con los ojos cruzados, completamente fumada, que seguramente ahora estará muerta. Me picó la curiosidad. Cuando llegué a casa le mencioné mi descubrimiento de Zap a mi hermano mayor, Mario, y él le restó importancia diciendo: "Oh, sí, ese material hippie. Siempre se ve por todos lados." Pero en mi caso era demasiado tarde. "¿Qué había después de esa portada?", solía preguntarme. "Si tan sólo los dibujos interiores son igual de buenos..." 

De todas formas, supongo que a Mario se le cambió el humor en algún momento, porque semanas más tarde llegó a casa con el Zap número cero y el uno. Odio sonar como los demás, pero esa mierda me cambió la vida. Parecía como si el material de Crumb lo hubiese guionizado un niño pequeño y lo hubiese dibujado un historietista de los treinta. Las historias eran graciosas y sucias y aterradoras, ¡por no mencionar que también eran inteligentes! "Duck Yas Yas", del Zap número cero, era y sigue siendo una de las mejores historias que he podido experimentar alguna vez en un comic book. Aunque yo era un joven bobalicón de, oh, 13 o 14 años, entendí bien el significado de "Meatball". El historietista Peter Bagge me dijo que trataba sobre el LSD, pero yo pensaba, y sigo haciéndolo, que además acarreaba un gran significado cósmico: que hablaba sobre ese momento en el que la gente anticipa algún tipo de "recompensa" en su vida. Seguro, todo el mundo quiere su recompensa, pero "ello" (Meatball) alcanza su momento porque simplemente tiene que tenerlo. Y la gente que estaba esperando a que saliera el siguiente Zap, ¡estaban perdiendo el tiempo, tío! ¡Por no hablar de todos los demás! ¡Picasso fue Picasso porque siempre había sido Picasso, tío! ¡No esperes que tú vayas a convertirte en Picasso! O lo eres o no, ¿lo pillas? No puedes esperar serlo. No lo vas a ser, ¡así que hazte cargo de una vez de tu vida, tío! Así que...  hmmmm, de todas formas, volvamos con Crumb. Su segundo número de Hup está entre los mejores cómics que han aparecido en 1987 (si es que no es el mejor cómic de todos), ¡y eso que lleva trabajando desde hace más de 20 años, tío! ¡Yeah! Otros buenos tebeos que aparecieron este ´87 han sido el Weirdo número 20 de Aline Kominsky, el Joe´s Bar de Muñoz y Sampayo, el Neat Stuff número 9 de Peter Bagge, The Cabbie [Taxista] de Martí, "Ernie´s Pook´s Comeek" de Lynda Barry y, ehm... oh, el "American Splendor" de Harvey Pekar. Oh, si, y quizá el episodio "Sketch Paree" de Chester Gould reimpreso en los Dick Tracy Monthly números 12 y 13. Buf, (No sé... Hup, Weirdo, el material de Pekar, ¡hay un montón de cosas que son la leche!)

No hay comentarios: