martes, 26 de junio de 2012

LOS EPISODIOS PERDIDOS, por Warren Ellis

Entrega nº 22 de la columna “Come In Alone” escrita por Warren Ellis. Aparecida el 28 de Abril de 2000 en Comic Book Resources. Traducida por Frog2000.

Tras sufrir una enfermedad bastante grave a comienzos de este mes que me impidió entregar cualquier trabajo durante un tiempo, y cuya cura me hizo estar postrado toda una semana, me parece que he dejado colgada para siempre una obra a medio cocinar. Las opciones que tengo son, o bien realizar su segunda mitad, o joderla terriblemente para siempre, o ponerme a hacer otra cosa. Espero que lo que sigue a continuación sea suficiente. Lo tenía escrito y guardado desde hace años, pero hasta ahora no lo había publicado. Después de recibir buenas noticias hace poco que me recordaron que lo tenía almacenado, lo he retomado hace unos días. Parte de lo que planteaba en este escrito eran algunas ideas basadas en una experiencia auténtica que giran alrededor del lenguaje utilizado por los niños. Ahora mismo todas estas teorías están siendo investigadas impacientemente por los científicos, cuyos primeros descubrimientos parecen empezar a darme la razón. De nuevo, me he adelantado a mi época. Resulta difícil ser un puto genio.

Escribí todo esto también después de revisar la sección de correo de “DRUID”, una serie de cómics que estuve guionizando para Marvel. Fue cancelada en su cuarto número porque sólo estaba vendiendo cerca del 95% por encima de sus compañeros de estantería naturales, la línea Vertigo de DC. “DRUID” estaba protagonizada por Anthony Ludgate, un expatriado inglés que creía ser el último druida verdadero. Ser un druida consistía en aficionarse a cosas como clavar las entrañas de la gente en un roble, agitar un montón los brazos y ser bastante hijo de puta. Me lo pasé maravillosamente escribiendo la serie, y espero que os guste este pequeño trozo de argumento perdido. Lo que sigue es un monólogo de Anthony Ludgate, alguien completamente loco que se encontraba poseído por fuerzas mayores que el Hombre. El lugar donde se encontraba en ese momento era en el sótano de su residencia en la ciudad de Nueva York:

"Fertilidad... ah, ya sabes. Los enlaces existentes entre la fertilidad y el culto a la luna. La luna es un símbolo de fertilidad... Los druidas adoraban al gran roble y por eso lo golpeaban con muérdago, la fruta de los dioses. Tal vez lo hiciesen de forma literal. Si los dioses vinieron desde más allá de la luna, entonces sus "frutos" bien podrían haber sido esperma sagrado. Sin embargo, el culto a la luna es bastante anterior al druidismo. Esta adoración era pura, posiblemente no tenía precedente alguno en las Islas Británicas (aunque no existe ninguna evidencia de que no pudiese estar basada en el Culto A Los Muertos nacido en África), pero su expansión y sofisticación aluden a un cerebro altamente evolucionado. Lo que también podría posiblemente explicar el cómo y el porqué de la mitología griega... una sofisticada expansión de un culto genérico a la luna introducido por otra cultura. ¿Qué otra cultura? La de la Atlántida, tal y como se la conoce popularmente. Platón le puso nombre a esa cultura, aunque el verdadero se ha perdido para siempre. Puede que a través de Creta, su vecino del norte, ocupasen terrenos de la isla Santorini, que seguía en pie. Cuando el volcán de Santorini explotó en el año 1500 antes de Cristo, se llevó ese trozo de tierra consigo. Probablemente también acabaría con una buena parte de Creta, lo que provocó una diáspora. Puede que esa diáspora hacia Grecia acarrease consigo esa adoración "Atlanteana" a la luna, donde sin duda, los refugiados atlantes buscarían refugio. Pero, ¿cómo podría ocurrir una cosa parecida entre África e Inglaterra? Si la Atlántida hubiese sido tan avanzada como nos quieren hacer creer, entonces se podría haber logrado viajando en una excelente nave marítima. De hecho, la navegación a larga distancia había empezado a ser utilizada por Civilizaciones que sabemos que existían quinientos años antes de que se produjesen todos estos hechos. Cuando José de Arimatea partió hacia Europa después de la Crucifixión, no estaba adentrándose en ningún nuevo territorio, porque el druidismo llevaba establecido doscientos años antes de Cristo.

Sin embargo, la Atlántida no era más que el extremo final de una sociedad muy eficiente y compleja. En antiguas cartas de navegación del mar copiadas en el Siglo XVI se muestra la Costa de la Antártida libre de hielo. Se sabe que la Antártida se congeló alrededor del año 4000 antes de Cristo. Cartas del mismo origen nos enseñan un puente terrestre que discurre a lo largo del estrecho de Bering, que no existía en los 30.000 años anteriores. Durante el transcurso de miles de años antes de la Historia con mayúsculas, existieron hombres y mujeres que se sentaban a horcajadas en la tierra e infectaban lugares remotos con patrones de culto que hoy consideramos como genéricos. Tal vez fuese el patrón del Rey Sol el que se inició en el corazón de África, la cuna de la vida en la Tierra. El Rey Sol alcanzaría su apoteosis con Jesucristo (quien fue ligado deliberadamente a la iconografía del dios solar Mitra por el Emperador Constantino).

Esto nos plantea otra pregunta: ¿cómo podría esta raza de Primeros Viajeros haber logrado comunicar sus ideas al resto de humanos?"

"Dos cuestiones: en primer lugar ... ¿alguna vez has escuchado hablar a los niños mientras están solos? Es una experiencia realmente espeluznante. Cuando todavía estaba viviendo en Londres, solía visitar a una mujer que estaba al cargo de tres niños. Uno de ellos acababa de cumplir un año, por lo que todavía no podía hablar de forma comprensible. Otro tenía más o menos dieciocho meses. El tercero tenía casi tres años. Cuando estaban solos, mientras pensaban que nadie más podía oírlos, empezaban a balbucear felizmente lo que podríamos llamar un lenguaje de bebé. Todos se comprendían perfectamente entre ellos. A veces, el más joven podía balbucearme algunas incoherencias. El mayor me traducía lo que estaba diciendo el bebé. Yo me sentía como un alienígena... o tal vez fuesen ellos los alienígenas. Hablaban con confianza en un idioma pre-humano. Sus expresiones eran limitadas, pero definitivamente era un idioma.

En segundo lugar, ha quedado establecido que todas las lenguas del mundo provienen de una docena de sonidos básicos que conforman su raíz. Esta docena de sonidos, ligeramente corrompidos, podrían tener en esencia el mismo significado en todos los idiomas del mundo. También hay que recordar que el lenguaje está determinado por la cultura y las fuerzas sociales, no por una mítica Babel.

Cuando crecemos nos olvidamos de ese lenguaje pre-humano... las rígidas leyes y las fuerzas sociales suprimen el idioma base y lo suplantan por uno más amplio, más vívido, una variante moderna infinitamente corrupta.

Nuestros Primeros Viajeros no estuvieron sometidos a esta re-educación. Hablaban el idioma con el que nacieron como si fuesen computadoras con el software de pre-carga. A medida que viajaban por el mundo, mientras se dirigían hacia el puente de Bering y paseaban por las suaves orillas cubiertas de hierba de la Antártida, se iban comunicando con todos los seres humanos con los que se encontraban."

Toda una tierra de sueños que nos hemos perdido. Cualquiera puede comprobar que cuando intenta construir sus propios sueños, han sido prefigurados ya durante siglos de similares esperanzas. Por supuesto, me parece que este pequeño ritual erróneo de pollos degollados y ropa interior no va a hacer funcionar el truco como corresponde. Más bien lo que voy a conseguir es cagarla. Mi traje está lleno de sangre.

Ven conmigo. Tus entrañas y mi roble tienen una cita ineludible.

INSTRUCCIONES: Leed A HISTORY OF UNDERGROUND COMICS, de Mark James Estren (Ronin Publishing, 1989) escuchad INFECTED, de The The (CBS, 1986) y entrad en la página del dibujante de WHITEOUT, Steve Lieber. De hecho, la novela gráfica recomendada de hoy es WHITEOUT, de Greg Rucka y Steve Lieber (Norma). 

Ahora, lárgaos. 

No hay comentarios: