miércoles, 6 de junio de 2012

LOS “INKIES” DEL CÓMIC, por Warren Ellis

Entrega nº 35 de la columna “Come In Alone” escrita por Warren Ellis. Aparecida el 28 de julio de 2000 en Comic Book Resources. Traducida por Frog2000. Nota: el título es una invención, la columna original no disponía de ningún encabezado.

La mayoría de vosotros estaréis familiarizados con el concepto de meme: la idea como virus. A veces pienso en los guionistas como fábricas virales, horriblemente susceptibles a la infección, repugnantemente eficientes cuando se proponen infectarlo todo con sus aplausos conceptuales.

Hace poco he posteado en mi foro lo que viene a continuación:

“Solíamos llamar "Inkies" a los semanarios musicales británicos. Eran unas viejas cosas grandes de tamaño tabloide que parecían periódicos... los llamábamos "inkies" porque nos dejaban los dedos negros con la tinta que desprendían. El NME ha acabado teniendo un montón de pequeñas "optimizaciones" durante los últimos años, y el Melody Maker de los años ochenta fue el hogar de algunos de los mejores artículos sobre cualquier cosa de aquella época. Su contenido se divide muy fácilmente en noticias / entrevistas / comentarios / y otros contenidos editoriales como correos y una página de humor y rumores.

Es una estructura y un sistema muy simples, y se puede conseguir cada semana.

El truco es importar al medio del cómic la misma pasión con la que se hacían los “inkies”. Debemos estar listos, pero no para mostrar las creaciones en portada, sino para sacar a los creadores a la palestra. Tenemos que tratar los cómics no como un hobby, sino como una pieza vital de la cultura, y como una pieza más de la vida y los sueños de la gente, tal y como suele hacer la música.

Si hubiese un equipo de voluntarios trabajando con una visión editorial determinada que sacasen adelante un “inkie” semanal, creo que serían capaces de cambiar la faz de los comentarios sobre cómics de la red por sí solos. Deberían disponer de un atractivo "enfoque ideológico de dominio público" e incluso animar a que se imprimiese el material para que su circulación física por el mundo fuese capaz de hacer efectivos otros cambios.”

En esencia hablo sobre una revista viral. En su forma más pura, un “inkie” online podría estar listo para ser impreso, manteniendo intacta toda la información urdida por sus creadores como un “freeware ideológico” o un material “copyleft”, y lo mismo podría hacerse con El Manifiesto del Viejo Bastardo que posteé no hace mucho en Come In Alone.

Yo he sido infectado con ideas parecidas leyendo las Notas “Viridianas” de Bruce Sterling. Las “notas Viridianas” son la primera manifestación importante del Movimiento “Viridiano”, o del Movimiento de Diseño “Viridiano”, y a todo esto, he de decir que es una organización que en realidad no existe. Dicho de forma rápida, la meta del Movimiento “Viridiano” es intentar hacer que la gestión de las quejas por las emisiones de carbón sean una cosa completamente sexy. Su efecto viral es enorme. Muchos Viridianos utilizan epigramas “Viridianos” en sus emails, vinculándolos a algún archivo o texto Viridiano. Yo llevo utilizando "Quema los e-mails y guarrea el ambiente" desde hace ya mucho tiempo. Y a menos que la electricidad de tu ordenador y tu sistema telefónico deriven de la energía solar o de las nucleares, entonces tu dirección de correo electrónico probablemente sigue quemando más combustibles fósiles, además de hacer que se erupte más carbón en el aire.

Frecuentemente, Sterling ha publicado obras de “freeware” ideológico, incluyendo textos clave “Viridianos” y el excelente reportaje “THE HACKER CRACKDOWN”. Sin esa idea de “freeware” ideológico no podría existir el Movimiento “Viridiano”. Al EFF [Electronic Frontier Foundation] le gusta disponer de su propio meme pegajoso: "A la información le encanta ser libre y gratis", pero lo que realmente quieren decir es "A Internet le gusta la información libre y gratis." Mira el jodido Napster. No sería nada sin el movimiento de información, y si no fuese gratis, nadie utilizaría ese programa.

Los Manifiestos son libres. Son baladas para el ataque. Reportajes convertidos en simples canciones para una sociedad que se encontraba en su primera etapa literaria y que encolaba árboles entre dos tapas como entretenimiento y noticias, así que por lo tanto son información que ahora es gratuita. Esta es tecnología primeriza utilizada para entretener, educar y politizar una cultura.

El “freeware” ideológico no es nada nuevo. Antes solía utilizarse en el activismo.

Poco después de postear este mensaje, alguien aceptó el desafío implícito. Matt Fraction y sus terribles compinches se reunieron alrededor de SAVANT siguiendo exactamente las líneas maestras propuestas por los “inkies”. En esta página se puede ver el resultado [nota, ya no se puede encontrar la información primigenia, aunque sí que quedan entradas de hace algunos años]. Se encuentra a vuestra disposición tanto como sencillo HTML como archivo para Adobe Acrobat. Así que cualquiera, o por lo menos cualquiera que tenga el Adobe Acrobat instalado (y mi PC realmente odia de forma muy jodida el Acrobat) podrá descargarse Savant, imprimirlo, fotocopiarlo y distribuirlo. Y esto apela directamente a algunas de las cosas del Manifiesto del Viejo Bastardo y otras declaraciones mías sobre cómo se podría cambiar la cultura de las tiendas de cómics.

Porque el mejor sitio de todos para distribuir SAVANT es, por supuesto, las tiendas de cómics.

Tan sólo tienes que fotocopiar un puñado de revistas, enseñarlos por ahí y que la gente las coja. Tu tienda de cómics habitual obtendrá un periódico semanal sobre cómics a cambio de nada. A ti te costará una pequeña cantidad y, seamos sinceros, seguro que no lo harás a menos que puedas permitirte esa mínima cantidad, ¿verdad? De hecho, los vendedores de las tiendas podrían aportar dicha cantidad muy fácilmente y correr con todos los gastos (sin impuestos). Eso es promoción. Imprime Savant, suminístralo como algo bueno que pueden leer tus clientes, y pon el sello de tu tienda en cada copia que distribuyas.

El otro uso que tiene este dispositivo es el “marketing”. Llevo planeándolo desde hace bastante tiempo, e incluso les he instado a otros a que lo hagan. A menudo, los “ashcans virtuales" se pueden encontrar en webs de libros como CLOCKWORK ANGELS, o en tiras de presentación como la cortísima que anuncia el webcomic “Finder”. Además se pueden imprimir (me parece bastante remarcable). Recientemente he conseguido que mi webmaster y amigo Chad Michael Ward incluyese en una página web la impresión rápida de Poppy, una serie de historias cortas de relleno que he guionizado para que las dibuje Lea Hernández, con la intención de que se utilicen en su serial “RUMBLE”. Como podréis comprobar, son algo muy, muy simple. No ha habido tiempo de meter flash, porque necesitaba que Chad lo terminase antes de la San Diego Con (y en cualquier caso, tampoco había necesidad de que estuviese demasiado trabajado). Tan sólo se necesitaba un poco de información y la imagen. Cualquier cosa más densa hubiese hecho que la carga de la tira durase más tiempo, y no todo el mundo tiene una conexión rápida. Además, quiero que este virus se propague. RUMBLE GIRLS tiene un perfil marginal, por lo que no creo que la gente replique la información una y otra vez, ni tampoco me parece que vayan a acudir inmediatamente al PREVIEWS para pedir la serie. Así que tuvimos que crear ese “flyer” y  postearlo en un par de sitios con el siguiente comentario: si quieres que esta historia se lea, lo mejor que puedes hacer es imprimir este archivo y enseñárselo a tu tienda habitual diciendo: "fíjate en esto.”

Se trata de activismo de base. Se trata de gente que proporciona herramientas que cambian los cómics y la cultura de las tiendas de cómics. No te estamos diciendo que tengas que utilizarlas. Selecciona y elige tú mismo las que quieres utilizar. Si no te gusta SAVANT, si no te gustan los manifiestos, si no te gusto yo, también me parece bien. Nadie te está obligando a que hagas nada. Sin embargo, te hemos proporcionado herramientas. Y los cómics están cambiando hasta tal punto en este mismo momento que la acción individual podría cambiar el medio entero. Todo lo que tienes que hacer es ponerte a hacerlo.

Entiéndeme: si crees que WIZARD es estúpida y que sus actitudes son venenosas y odias el hecho de que sea el primer punto de vista deforme sobre los cómics que quedará escrito y que terminará por descubrir la mayoría de gente, entonces tú puedes hacer algo al respecto. Puedes distribuir SAVANT o cualquier otra cosa disponible como “freeware” ideológico. Puedes distribuir el Manifiesto del Viejo Bastardo o el New Vanguard de Larry Young, eso si presumes de tener una mente que esté de acuerdo con la subversión y a la que le gusta revolver en la mierda. Y si deseas modificar los hábitos de compra y llevarte el dinero lejos de la vieja y cansada basura de siempre hacia lugares donde se merece y se necesita mucho más, puedes utilizar las herramientas de los creadores de activismo para educar a tus vendedores habituales.

Puedes infectar a la gente con ideas.

Y los cómics tratan sobre todo con ideas.

INSTRUCCIONES: Leed SAVANT, SEQUENTIAL TART, POPIMAGE, y quedáos también con NINTH ART.

No hay comentarios: