martes, 17 de septiembre de 2013

DICTADORES AMISTOSOS 14: MANUEL NORIEGA por Dennis Bernstein, Laura Sydell y Bill Sienkiewicz.

GENERAL MANUEL NORIEGA
Comandante en Jefe de la Fuerzas de Defensa de Panamá.

El puesto de mando de Estados Unidos para operaciones secretas en América Latina se encuentra en la Zona del Canal, donde una serie de presidentes que funcionan como mascarón de proa, algunos de ellos respaldados por el General Manuel Noriega, han involucrado a Panamá en las operaciones de inteligencia de Estados Unidos. Noriega se reunió por primera vez con el entonces director de la CIA George Bush en 1976, mientras ganaba 100.000 dólares al año por su trabajo como agente de la CIA. Este puesto persistió incluso después de que las operaciones de narcotráfico por parte de Noriega se revelasen en una investigación de la DEA en 1975. Durante la Era Reagan, Noriega colaboró ​​con Oliver North en las acciones encubiertas contra Nicaragua, mediante la formación de la Contra y al proporcionar un punto de transbordo donde repostaran los vuelos en las operaciones apoyadas por la CIA de tráfico de armas para la Contra y envíos de cocaína hacia los Estados Unidos.

Finalmente, Noriega se negó a participar en las nuevas medidas anti-sandinistas. En 1987 un jurado de Miami lo acusó de contrabando de drogas y la CIA trató de desestabilizar su régimen. Noriega le susurró a Bush que poseía información que podría cambiar el curso de las elecciones de 1988 de Estados Unidos y la CIA dio marcha atrás, pero cuando Noriega "anuló" las elecciones de Panamá en 1989, aludiendo interferencias por parte de la CIA, Bush renovó los intentos de derrocar a su antiguo aliado. Los críticos llamaron "indeciso" a Bush por su fracaso al apoyar un fallido golpe en 1989, pero su respuesta a sus críticos, la invasión de Panamá de diciembre de 1989, les obligó a condenarlo. Noriega se entregó por fin para afrontar los cargos por tráfico de drogas presentados en su contra por Estados Unidos, pero con el pretexto de su detención como traficante de drogas, la invasión subsiguiente provocó más de 1.000 muertes en Panamá e instaló un régimen con estrechos vínculos con las drogas, similar al anterior, además de llevar a cabo una complaciente modificación de los viejos Tratados del Canal de Panamá para satisfacer los propios intereses de EE.UU.

No hay comentarios: