viernes, 20 de septiembre de 2013

DICTADORES AMISTOSOS 20: FERNDINAND MARCOS por Dennis Bernstein, Laura Sydell y Bill Sienkiewicz.

FERDINAND MARCOS
Presidente de Filipinas.

Ferdinand Marcos comenzó su carrera ruidosamente: a los 21 años fue condenado por matar a tiros a Julio Nalundasan, opositor victorioso de su padre en las primeras elecciones nacionales de Filipinas, y entró en prisión. Más tarde fue puesto en libertad por un juez de la Corte Suprema que, al igual que Marcos y su padre, era colaborador de los nazis. A pesar del historial de Marcos como asesino, falso héroe de la Segunda Guerra Mundial y agente nazi, fue elegido Presidente de Filipinas en 1965. 

Con Marcos la deuda nacional de Filipinas creció de 2.000 millones a 30.000 millones de dólares (y la colección de zapatos de su esposa Imelda creció con ella hasta poseer más de 1.000 pares), pero las empresas estadounidenses situadas en Filipinas prosperaron, lo que tal vez explique por qué los Estados Unidos no protestaron cuando Marcos impuso la ley marcial en 1972. 

La Administración Carter diseñó un préstamo del Banco Mundial de 88 millones de dólares para Marcos, y un aumento de la ayuda militar de un 300% y le llamó "el dictador blando". Sin embargo, un informe de Amnistía Internacional de 1976 identificó a 88 torturadores gubernamentales y señaló que a los presuntos subversivos les hacían chocar las cabezas contra las paredes, les incendiaban los genitales y el vello púbico y eran golpeados con palos, puños y botellas y les daban culatazos. 

En 1977 las fuerzas armadas se habían cuadruplicado y más de 60.000 filipinos habían sido detenidos por razones políticas, sin embargo, en 1981 el vicepresidente George Bush elogió a Marcos por su "adhesión a los principios democráticos y al proceso democrático". Marcos fue derrocado en 1986 por los seguidores de Corazón Aquino, viuda de uno de los líderes de la oposición asesinados. Ferdinand e Imelda huyeron a Hawái, donde fueron procesado en 1988 por fraude y evasión fiscal. Marcos falleció en 1989.

No hay comentarios: