sábado, 14 de septiembre de 2013

DICTADORES AMISTOSOS 7: ANASTASIO SOMOZA, SR. Y JR. por Dennis Bernstein, Laura Sydell y Bill Sienkiewicz.

ANASTASIO SOMOZA, SR. Y JR.
Presidentes de Nicaragua.

Los Marines invadieron Nicaragua en 1912 y se quedaron para combatir al revolucionario Augusto Sandino hasta 1933, aunque no llegaron a derrotarlo. En su lugar crearon la Guardia Nacional de Nicaragua y colocaron a Anastasio Somoza García en el poder. A continuación, Sandino, que había firmado una tregua y depuesto las armas, fue asesinado por Somoza. En 1935, el General Smedley Butler, que había dirigido a los marines en Nicaragua, dijo: "[Fui] un tipo musculoso de primera que servía a los grandes negocios, a Wall Street y a los bancos. En resumen, un mafioso que trabajaba para el capitalismo... Ayudé a purificar Nicaragua para [una] casa bancaria de nivel internacional". El presidente Franklin Delano Roosevelt lo expresó de otra manera: "Somoza será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta".

La corrupción, la tortura y el asesinato en masa de disidentes continuaron 45 años durante las dos generaciones de Somozas, porque después de que Somoza García fuese asesinado a tiros en las calles en 1956, su hijo Anastasio Somoza Debayle tomó el control del gobierno. Los Somoza saquearon Nicaragua y se convirtieron en millonarios. El Somoza más joven, "el dictador vampiro", ganó 12 millones de dólares al año comprando [literalmente] la sangre de su pueblo a bajo precio y vendiéndola en el extranjero con un 300% de recargo, pero su mayor estafa tuvo lugar en 1972 después de que un terremoto matase e hiriese a cientos de miles de nicaragüenses: Somoza hizo que su Guardia Nacional se apoderase de los treinta millones de dólares en suministros del socorro internacional y los vendió al mejor postor. Casi al final de su reinado bombardeó su propia capital para seguir en el poder, pero fue derrocado en 1979 por un grupo rebelde que se llamaba a sí mismos Sandinistas, en honor del héroe revolucionario que el padre de Somoza junior había asesinado.

No hay comentarios: